Está en la página 1de 45

LA RESPUESTA

DEL ESPEJO

LA SOLUCION DEFINITIVA A LOS


PROBLEMAS DE AUTOESTIMA

TIMOTHY KELLER
La Respuesta del Espejo
© Timothy Keller, 2012 (reimpreso una vez)
Todos los derechos reservados. Salvo que lo permita la Ley
de derechos de autor, ninguna parte de esta publicación puede
reproducirse de ninguna forma ni por ningún medio sin el
permiso previo del editor.
Publicado por 10Publishing, una división de 10ofThose Limited
ISBN:
9781906173418
eISBN
9781906173654
Las citas de las Escrituras están tomadas de LA SANTA
BIBLIA, NUEVA
INTERNATIONAL VERSION®, NIV® Copyright © 1973,
1978, 1984,
2011 por Biblica, Inc. ™
Nueva versión King James. Copyright © 1982 de Thomas
Nelson, Inc.
Usado con permiso. Todos los derechos reservados en todo el
mundo.
Diseño y composición tipográfica por: Diane
Bainbridge Impreso en el Reino Unido.
10Publishing, una división de
10ofthose.com Unit 19 Common Bank
Industrial Estate, Ackhurst Road, Chorley,
PR7 1NH, Inglaterra.
Correo electrónico: info@10ofthose.com
Sitio web: www.10ofthose.com
' Tim Keller sabe que la libertad personal solo se encuentra en
verse a uno mismo desde el punto de vista de la persona y obra
del Señor Jesucristo. Lea y experimente esa libertad usted
mismo '.
VIAJE DE PAUL DAVID
Presidente de Paul Tripp Ministries
' En este pequeño libro útil, el Dr. Keller pinta un cuadro
convincente de una persona verdaderamente humilde
Evangelio que está tan ocupado con su Señor que se
libera de la constante necesidad de pensar en sí mismo.
Nos desafió: oramos para que tú también lo seas '.
CHRISTOPHER Y CAROLYN ASH
El curso de formación Cornhill, Londres
" Una excelente pieza pequeña. Este es un libro
verdaderamente liberador para cualquiera que alguna
vez se haya preocupado por lo que los demás piensen
de ellos o se hayan visto envueltos en un conflicto.
Encontrarás una explicación de tu vida y luego
emprenderás el camino hacia la libertad.
TIM CHESTER
Autor y director del Instituto Porterbrook
Contenido

La la Respuesta del Espejo

1
La condición natural del ego humano

2
La visión transformada del yo

3
Cómo conseguir esa visión transformada de
uno mismo
La Respuesta del
Espejo

¿Cuáles son las marcas de un corazón que ha sido


cambiado radicalmente por la gracia de Dios? Si
confiamos en Cristo, ¿cómo debería ser nuestro
corazón? No se trata simplemente de un
comportamiento moralmente virtuoso. Es muy posible
hacer todo tipo de cosas moralmente virtuosas cuando
nuestro corazón está lleno de miedo, orgullo o deseo de
poder. Estamos hablando de corazones que han sido
cambiados, de raíz, por la gracia de Dios, y cómo se ve
eso en la vida real.

Nos centraremos en una sección de la primera carta


de Pablo a los Corintios: 1 Corintios 3:21 - 4: 7.

Entonces, ¡no más jactancia sobre los hombres!


Todas las cosas son tuyas, ya sea Pablo, Apolos,
Cefas, el mundo, la vida, la muerte, el presente o
el futuro; todas son tuyas, y tú eres de Cristo, y
Cristo es de Dios. Entonces, los hombres deben
considerarnos como siervos de Cristo y como
aquellos a quienes se han confiado las cosas
secretas de Dios. Ahora se requiere que aquellos a
quienes se les ha otorgado una confianza
demuestren fidelidad. Me importa muy poco si soy
juzgado por usted o por cualquier tribunal
humano; de hecho, ni siquiera me juzgo a mí
mismo. Mi conciencia está limpia, pero eso no me
hace inocente. El Señor es quien me juzga. Por
tanto, no juzguéis nada antes del tiempo señalado;
espera hasta el El Señor viene. Él sacará a la luz
lo que está escondido en las tinieblas y expondrá
los motivos del corazón de los hombres. En ese
momento cada uno recibirá su alabanza de Dios.
Ahora bien, hermanos, me he aplicado estas cosas
a mí y a Apolos para beneficio de ustedes, para
que puedan aprender de nosotros el significado
del dicho: "No vayan más allá de lo que está
escrito". Entonces no se enorgullecerá de un
hombre frente a otro. Porque, ¿quién te hace
diferente de los demás? ¿Qué tienes que no
recibiste? Y si lo recibió, ¿por qué se jacta como si
no lo hubiera recibido ? 1 Corintios 3:21 - 4: 7
La iglesia de Corinto estaba llena de división.
Originalmente lo había plantado Paul. Pero, como
vemos en las referencias a Apolos y Cefas, otros
evangelistas habían llegado a Corinto más tarde. Como
resultado, diferentes personas tenían conexiones con
diferentes ministros prominentes. Entonces, una
persona fue guiada y discipulada por Pablo, otra fue
guiada y nombrada en el liderazgo por Apolos (otro
gran maestro) y así sucesivamente. En lugar de que
todos estén felices de tener una relación con Paul o con
Apolos, estas relaciones son ahora la base del juego de
poder. Han surgido partidos y las divisiones están
destrozando la iglesia. Una persona argumenta que
debería ser el líder porque fue discipulado por Pablo,
elSan Pablo. Y otro afirma tener una relación particular
con algún otro ministro prominente. Y así.

En este pasaje, Pablo muestra que la causa


fundamental de la división es el orgullo y la jactancia .
Esa es la razón por la que no podemos llevarnos bien, la
razón por la que no hay paz en el mundo y la razón por
la que no podemos vivir en paz unos con otros. Echar
un vistazo. El versículo 21 comienza con "no más
jactancia"; el capítulo 4: 7 dice '¿por qué te jactas ...?'; y
observe especialmente el versículo 6 donde les insta a
no 'enorgullecerse de un hombre frente a otro'.

"Sin orgullo, sin jactancia", dice Paul. Así que


buscamos el rasgo de la humildad. Y eso significa que
nos adentramos en el interesante tema de la autoestima.

Hasta el siglo XX, las culturas tradicionales (y esto


sigue siendo cierto en la mayoría de las culturas del
mundo) siempre creyeron que una visión demasiado
elevada de uno mismo era la causa fundamental de todo
el mal en el mundo. ¿Cuál es la razón de la mayor parte
de la delincuencia y la violencia en el mundo? ¿Por qué
se abusa de la gente? ¿Por qué la gente es cruel? ¿Por
qué la gente hace las cosas malas que hace?
Tradicionalmente, la respuesta era arrogancia , la
palabra griega que significa orgullo o una visión
demasiado alta de uno mismo. Tradicionalmente, esa
era la razón por la que la gente se portaba mal.

Pero, en nuestra cultura occidental moderna, hemos


desarrollado un consenso cultural totalmente opuesto.
La base de la educación contemporánea, la forma en
que tratamos a los presos encarcelados, el fundamento
de la mayoría de la legislación moderna y el punto de
partida para el asesoramiento moderno es exactamente
lo opuesto al consenso tradicional. Nuestra creencia
hoy en día, y está profundamente arraigada en todo, es
que las personas se portan mal por falta de autoestima y
porque tienen una visión demasiado baja de sí mismas.
Por ejemplo, la razón por la que los maridos golpean a
sus esposas y la razón por la que las personas son
criminales es porque tienen una visión demasiado baja
de sí mismos. La gente solía pensar que era porque
tenían una visión demasiado alta de sí mismos y tenían
demasiada autoestima. Ahora lo decimos porque
tenemos muy poca autoestima.

Hace unos años, apareció un artículo en la revista


New York Times de la psicóloga Lauren Slater titulado
"El problema de la autoestima". No fue un artículo
innovador o un rayo de la nada. Simplemente estaba
comenzando a informar sobre lo que los expertos han
sabido durante años. Lo significativo que dice es que no
hay evidencia de que la baja autoestima sea un gran
problema en la sociedad. Cita tres estudios actuales
sobre el tema de la autoestima, todos los cuales llegan a
esta conclusión y afirma que 'las personas con alta
autoestima representan una mayor amenaza para
quienes las rodean que las personas con baja autoestima
y sentirse mal consigo mismo no es la fuente de los
problemas sociales más grandes y costosos de nuestro
país ”. 1

Sería divertido explicar cómo funciona y por qué


funciona, etc. Pero, por ahora, digamos que tiene razón
cuando dice que nos llevará años y años aceptar esto.
Está tan profundamente arraigado en nuestra psique que
la falta de autoestima es la razón por la que existe la
adicción a las drogas, la razón por la que hay delitos,
golpes a la esposa, etc. Slater dice que esta perspectiva
tardará una eternidad en cambiar.

Verá, lo que pasa con la 'teoría de la mala conducta


de la baja autoestima' es que es muy atractiva. No es
necesario realizar juicios morales para abordar los
problemas de la sociedad. Todo lo que tienes que hacer
es apoyar a las personas y fortalecerlas. En las culturas
tradicionales, la forma en que se enfrentaba a estos
problemas era reprimir a las personas, condenarlas y
llamarlas malas.

Lo intrigante de este pasaje de 1 Corintios es que nos


da un enfoque de la autoestima, un enfoque del yo y
una forma de vernos a nosotros mismos que es
absolutamente diferente de las culturas contemporáneas
tradicionales y modernas / posmodernas. Totalmente
diferente.

Las tres cosas que Pablo nos muestra aquí son:

1. La condición natural del ego humano.


2. El sentido de sí mismo transformado (que Pablo
había descubierto y que puede realizarse a través del
evangelio).
3. Cómo conseguir ese sentido de sí mismo
transformado.

1
La condición natural del ego
humano

En el versículo 6, Pablo insta a los corintios a no tener


más orgullo de una persona que de otra. Nada nuevo,
podemos pensar. Por supuesto que el orgullo es
inapropiado. Pero debemos darnos cuenta de que la
palabra que Pablo usa aquí para orgullo no es la palabra
arrogancia normal para orgullo, sino fisioõ . Es una
palabra inusual. Paul lo usa aquí y otras cinco veces en
este libro en particular y una vez en
Colosenses 2. No lo encontrará en ningún otro lugar de
la Biblia ya que solo lo usa Pablo. Muchos
comentaristas ahora se dan cuenta de que es un tema
especial de Pablo.

Al usar esta palabra en particular, Pablo está tratando


de enseñarles a estos corintios algo sobre el ego
humano. Esta palabra que se usa aquí para orgullo
significa literalmente estar demasiado inflado,
hinchado, distendido más allá de su tamaño adecuado.
Está relacionado con la palabra "fuelle". Es muy
evocador. Me recuerda una imagen bastante dolorosa
de un órgano del cuerpo humano, un órgano que está
distendido debido a que se ha bombeado tanto aire.
Tanto aire, que está demasiado inflado y listo para
estallar. Está hinchado, inflamado y extendido más allá
de su tamaño adecuado. Y esa, dice Paul, es la
condición del ego humano natural.
Debido a que es una metáfora tan evocadora e
interesante, creo que se supone que debemos
reflexionar sobre la imagen y sobre lo que Paul está
tratando de decir. Quizás pueda decirlo de esta manera:
creo que la imagen sugiere cuatro cosas sobre la
condición natural del ego humano: que está vacío,
doloroso, ocupado y frágil.

Primero, vacío . La imagen apunta al hecho de


que hay un vacío en el centro del ego humano. El
ego que está hinchado y sobreinflado no tiene nada
en su centro. Esta vacio.

En su libro Sickness Unto Death , Søren Kierkegaard


dice, es el estado normal del corazón humano tratar de
construir su identidad alrededor de algo además de
Dios. 2El orgullo espiritual es la ilusión de que somos
competentes para dirigir nuestras propias vidas, lograr
nuestro propio sentido de autoestima y encontrar un
propósito lo suficientemente grande como para darnos
sentido a la vida sin Dios. Søren Kierkegaard dice que
el ego humano normal se basa en algo además de Dios.
Busca algo que le dé un sentido de valía, un sentido de
especialidad y un sentido de propósito y se basa en eso.
Y, por supuesto, como se nos recuerda a menudo, si
intenta poner algo en el medio del lugar que
originalmente fue hecho para Dios, será demasiado
pequeño. Va a sonar ahí dentro. Entonces, lo primero
sobre el ego humano es que está vacío.

Y, en segundo lugar, también es doloroso . Un ego


distendido y sobreinflado es doloroso.

¿Alguna vez ha pensado en el hecho de que no nota su


cuerpo hasta que algo anda mal en él? Cuando
caminamos, generalmente no pensamos en lo
fantásticos que se sienten nuestros dedos de los pies. O
cuán brillantemente están funcionando nuestros codos
hoy. Solo pensaríamos así si anteriormente hubiera
habido algún problema con ellos. Esto se debe a que las
partes de nuestro cuerpo solo llaman la atención sobre
sí mismas si algo anda mal con ellas.

El ego a menudo duele. Eso es porque tiene algo


increíblemente mal. Algo increíblemente mal con eso.
Siempre está llamando la atención sobre sí mismo, lo
hace todos los días. Siempre nos hace pensar en cómo
nos vemos y cómo nos tratan. La gente a veces dice que
sus sentimientos están heridos. ¡Pero nuestros
sentimientos no pueden ser heridos! Es el ego lo que
duele: mi sentido de mí mismo, mi identidad. ¡Nuestros
sentimientos están bien! Es mi ego el que duele.

Caminar no me lastima los dedos de los pies a menos


que ya haya algo mal en ellos. Mi ego no dolería a
menos que hubiera algo terriblemente mal en él.
Piénsalo. Es muy difícil pasar un día entero sin
sentirnos desairados o ignorados o sin sentirnos
estúpidos o desanimados. Eso es porque hay algo mal
en mi ego. Hay algo mal con mi identidad. Hay algo
mal en mi sentido del yo. Nunca es feliz. Siempre está
llamando la atención sobre sí mismo.

Entonces, en primer lugar, está vacío. En segundo


lugar, debido a que es como un estómago hinchado que
se distiende, también es doloroso. Y, en tercer lugar, el
ego está increíblemente ocupado ; en otras palabras,
siempre está llamando la atención sobre sí mismo. Está
increíblemente ocupado tratando de llenar el vacío. Y
está increíblemente ocupado haciendo dos cosas en
particular: comparar y jactarse. Puedes verlos a ambos
en el pasaje. En primer lugar, observe en el versículo 6
que no hay un punto final después de la palabra orgullo.
Pablo no dice 'Entonces no te enorgullecerás'. No, él
dice 'Entonces no te enorgullecerás de un hombre frente
a otro'. Esa es la esencia misma de lo que significa tener
un ego humano normal. La forma en que el ego humano
normal intenta llenar su vacío y lidiar con su malestar
es comparándose con otras personas. Todo el tiempo.

En su famoso capítulo sobre el orgullo por el mero


cristianismo , CS Lewis señala que el orgullo es
competitivo por naturaleza. Es la competitividad lo que
está en el corazón del orgullo.

El orgullo no obtiene placer de tener algo, solo de


tener más que la otra persona. Decimos que la gente
está orgullosa de ser rica, inteligente o atractiva, pero
no es así. Están orgullosos de ser más ricos, más
inteligentes o más guapos que los demás. Si todos los
demás se hicieran igualmente ricos, inteligentes o
guapos, no habría nada de qué enorgullecerse. 3

En otras palabras, solo estamos orgullosos de ser más


exitosos, más inteligentes o más guapos que la otra
persona, y cuando estamos en presencia de alguien que
es más exitoso, inteligente y guapo que nosotros,
perdemos todo placer en lo que tuvimos. Eso es porque
realmente no nos gustó. Estamos orgullosos de ello.
Como dice Lewis, el orgullo es el placer de tener más
que la otra persona. El orgullo es el placer de ser más
que la próxima persona. Lust puede conducir a un
hombre a dormir con una mujer hermosa - pero al
menos la lujuria le hace desear su. El orgullo lleva a un
hombre a dormir con una mujer hermosa solo para
demostrar que puede hacerlo y para demostrar que
puede hacerlo por encima de los demás. El orgullo
destruye la capacidad de disfrutar de ella.

Cuando estaba en la escuela, mi madre me decía


cosas como: 'Sabes, cariño, deberías unirte al club de
ajedrez'. Yo diría: 'Mamá, odio el ajedrez'. 'Sí, lo sé',
decía, 'pero quedará muy bien en tu solicitud de ingreso
a la universidad'. Lo intentaría de nuevo. ¿No alimentan
a las personas sin hogar y hambrientas del centro todos
los sábados por la mañana? ¿Por qué no te ofreces
como voluntario para eso? «Mamá», decía, «odio ese
tipo de cosas». Obtendría la misma respuesta: 'Lo sé,
cariño, pero quedaría muy bien en tu solicitud de
ingreso a la universidad'. Entonces, en la escuela, hice
todo tipo de cosas que no tenía ningún interés en hacer
por ellos mismos. Simplemente estaba armando un
currículum. Eso es lo que nuestros egos hacen todo el
tiempo. Hacer trabajos que no nos agradan, hacer dietas
que no nos agradan. Hacer todo tipo de cosas, no por el
placer de hacerlas, sino porque estamos intentando
armar un currículum vítae impresionante. Al
compararnos con otras personas y tratar de hacernos ver
mejor que los demás, nos jactamos. Tratar de
recomendarnos a nosotros mismos, intentar crear un
currículum de autoestima porque estamos desesperados
por llenar nuestra sensación de insuficiencia y vacío. El
ego está tan ocupado. Tan ocupado todo el tiempo.

Y por último, además de vacío, doloroso y ocupado,


el ego es frágil . Esto se debe a que cualquier cosa que
esté demasiado inflada está en peligro inminente de
desinflarse, como un globo demasiado inflado.

Si estamos inflados por el aire y no llenos de algo


sólido, entonces estar demasiado inflados o desinflados
se reduce a lo mismo. Un complejo de superioridad y
un complejo de inferioridad son básicamente lo mismo.
Ambos son resultados de estar inflados en exceso. La
persona con el complejo de superioridad está
sobreinflada y en peligro de desinflarse; la persona con
complejo de inferioridad ya está desinflada. Alguien
con un complejo de inferioridad te dirá que se odia a sí
mismo y se dirá a sí mismo que se odia a sí mismo.
Están desinflados. Estar desinflado significa que
anteriormente estaba inflado. Desinflado o en peligro
inminente de desinflado: todo es lo mismo. Y hace que
el ego sea frágil.

Vacío, doloroso, ajetreado y, por tanto, frágil.


Déjame darte un ejemplo perfecto de esto. No estoy
tratando de levantarla por ser peor que otras personas
en absoluto. De hecho, muestra una tremenda
conciencia de sí misma y yo la admiro mucho. Pero, si
quieres un ejemplo perfecto de lo que estoy hablando,
aquí tienes un extracto de una entrevista con Madonna
en la revista Vogue de hace algún tiempo donde ella
habla de su carrera.

Esto es lo que ella dice:


“ Mi impulso en la vida proviene del miedo a ser
mediocre. Eso siempre me empuja. Dejo atrás un
hechizo y me descubro a mí mismo como un ser humano
especial, pero luego siento que sigo siendo mediocre y
poco interesante a menos que haga otra cosa. Porque
aunque me he convertido en alguien, todavía tengo que
demostrar que soy alguien. Mi lucha nunca ha
terminado y supongo que nunca lo hará '.
Les diré una cosa: Madonna se conoce a sí misma
mejor de lo que la mayoría de nosotros nos conocemos
a nosotros mismos. Cada vez que logra algo, este es el
tipo de pensamientos que tiene: 'Ahora tengo el
veredicto de que soy alguien. Pero al día siguiente, me
doy cuenta de que, a menos que continúe, no lo soy. Mi
ego no se puede satisfacer. Mi sentido de mí mismo, mi
deseo de autoestima, mi necesidad de estar seguro de
que soy alguien, no se cumple. Sigo pensando que lo he
ganado por lo que la gente ha dicho sobre mí y lo que
han escrito las revistas y los periódicos. Pero al día
siguiente, tengo que ir a buscar a otro lado. ¿Por qué?
Porque mi ego es insaciable. Es un agujero negro. No
importa cuánto le eche, el armario está vacío. Sigo
poniendo todo tipo de cosas en él todas las mañanas,
alimentándolo, y la noche siguiente está desnudo. Me
he convertido en alguien, pero todavía necesito
convertirme en alguien '. Podríamos sentirnos tentados
a pensar que es neurótica. No, ella se conoce a sí
misma. Ella está por delante de la mayoría de nosotros.

Ese es el estado normal del yo humano. Es de lo que


Pablo les está hablando a los corintios. Todas estas
personas que se pelean por él y afirman tener una
relación especial con él están mostrando un enorme
orgullo. No pueden disfrutar del hecho de que conocen
a Pablo. Tienen que usar su relación con él para
competir entre sí en la iglesia.

Pablo quiere que sepan la diferencia que hace el


evangelio y cómo el evangelio ha transformado las
cosas para él. Mire los versículos 3 y 4. Les muestra
cómo el evangelio ha transformado su sentido de
autoestima, su autoestima y su identidad. Su ego opera
ahora de una manera completamente diferente.

2
La visión transformada del yo

Mira lo que dice. En los versículos 1 y 2, les recuerda


que es un ministro y que tiene un trabajo que hacer.
Pero luego les dice que, con respecto a ese papel, le
importa muy poco si es juzgado por ellos o por
cualquier tribunal humano (vv. 3, 4). La palabra
traducida como "juez" aquí tiene el mismo significado
que la palabra "veredicto". Es lo que Madonna anhela:
ese veredicto esquivo o sello de aprobación. Pablo no
busca en los corintios, ni en ningún tribunal humano, el
veredicto de que él es alguien.

Así que Pablo les está diciendo a los corintios que no


le importa lo que piensen de él. No le importa lo que
piensen los demás de él. De hecho, su identidad no debe
nada a lo que dice la gente. Es como si estuviera
diciendo: 'No me importa lo que pienses. No me
importa lo que piensen los demás. La autoestima de
Paul, su autoestima, su identidad no está ligada de
ninguna manera a su veredicto y su evaluación de él.

Es posible que la identidad de Paul no esté ligada a la


opinión de otras personas sobre él, pero ¿cómo
llegamos al punto en que no estamos controlados por lo
que la gente piensa de nosotros? ¿Cómo crees que
llegamos allí? La mayoría de la gente diría que es muy
obvio. Prácticamente todos los consejeros que conozco
dirían que no debería importar lo que otras personas
piensen de nosotros. Nos dicen que no debemos vivir
de acuerdo con lo que dicen otras personas. No debería
ser su estándares que cuentan. No debería importar lo
que piensen de nosotros. Lo único que debería
preocuparme es lo que pienso de mí. No se trata de los
estándares de otras personas. Solo debería importarme
cuáles creo que deberían ser mis estándares. Debo
elegir mis propios estándares. Así que el consejo de los
consejeros es 'Decide quién quieres ser y luego sé'
porque solo importa lo que piensas de ti mismo.

Si alguien tiene un problema de baja autoestima,


nosotros, en nuestro mundo moderno, parece que solo
tenemos una forma de afrontarlo. Eso es remediarlo con
alta autoestima. Le decimos a alguien que necesita ver
que es una gran persona, necesita ver lo maravilloso que
es. Les decimos que miren todas las grandes cosas que
han logrado. Les decimos que solo deben dejar de
preocuparse por lo que la gente dice de ellos. Les
decimos que necesitan establecer sus propios
estándares y cumplirlos, y luego hacer su propia
evaluación de sí mismos.

El enfoque de Paul no podría ser más diferente. Le


importa muy poco si es juzgado por los corintios o por
cualquier tribunal humano. Y luego da un paso más: ni
siquiera se juzgará a sí mismo. Es como si dijera: 'No
me importa lo que pienses, pero no me importa lo que
piense. Tengo una opinión muy baja de tu opinión
sobre mí, pero tengo una opinión muy baja de mi
opinión sobre mí. El hecho de que tenga la conciencia
tranquila no importa. Mire atentamente lo que dice en
el versículo 4. "Mi conciencia está tranquila, pero eso
no me hace inocente". Su conciencia puede estar
tranquila, pero sabe que incluso si la tiene, eso no
significa necesariamente que sea inocente. Hitler pudo
haber tenido la conciencia tranquila, pero eso no
significa que fuera inocente.

¿Qué les diría Pablo a los que le dicen que establezca


sus propias normas? Diría que es una trampa. Una
trampa en la que no caerá. Verá, es una trampa decir
que no debemos preocuparnos por los estándares de los
demás, simplemente establecer los nuestros. Eso no es
una respuesta. Aumentar nuestra autoestima viviendo
según nuestros propios estándares o los de otra persona
suena como una gran solución. Pero no cumple. No
puede cumplir. No puedo estar a la altura de los
estándares de mis padres, y eso me hace sentir terrible.
No puedo estar a la altura de tus estándares, y eso me
hace sentir terrible. No puedo estar a la altura de los
estándares de la sociedad, y eso me hace sentir terrible.
No puedo estar a la altura de los estándares de otras
sociedades, eso me hace sentir terrible. ¿Quizás la
solución sea establecer mis propios estándares? Pero
tampoco puedo quedarme con ellos, y eso me hace
sentir terrible, a menos que establezcaestándares bajos .
¿Son los estándares bajos una solución? De ningún
modo. Eso me hace sentir terrible porque me doy
cuenta de que soy el tipo de persona que tiene
estándares bajos. Tratar de aumentar nuestra autoestima
tratando de estar a la altura de nuestros propios
estándares o de los de otra persona es una trampa. No
es una respuesta.

Así que Pablo no busca en los corintios su identidad.


No acude a ellos en busca del veredicto de que es un
"alguien". No obtiene ese sentido de identidad de ellos.
Pero tampoco lo obtiene de sí mismo. Sabe que tratar
de encontrar la autoestima cumpliendo un cierto
conjunto de normas es una trampa. Ahora empezamos a
descubrir dónde encuentra Paul ese sentido de sí
mismo, ese sentido de identidad. ¡Tenga cuidado! En
este punto, se sale de nuestro mapa. Se adentra en un
territorio del que no sabemos nada.

Paul era un hombre de increíble estatura. Creo que


sería difícil no estar de acuerdo con la opinión de que él
es uno de los seis o siete líderes más influyentes en la
historia de la raza humana. Una de las personas más
influyentes de la historia. Tenía un lastre enorme, una
influencia tremenda, una confianza increíble. Avanzó y
nada lo perturbó. Y, sin embargo, en 1 Timoteo, él dice
"Jesucristo vino al mundo para salvar a los pecadores,
de los cuales yo soy el primero" (1 Timoteo 1:15). No
era el jefe, pero soy el jefe. O 'soy el peor'. Esto está
fuera de nuestros mapas. No estamos acostumbrados a
que alguien que tiene una confianza increíble ofrezca
voluntariamente la opinión de que es una de las peores
personas. No estamos acostumbrados a alguien que sea
totalmente honesto y totalmente consciente de todo tipo
de defectos morales, pero que tenga un equilibrio y una
confianza increíbles.

No podemos hacer eso. ¿Sabes por qué? Porque nos


estamos juzgando a nosotros mismos. Pero Paul no hará
eso. Cuando dice que no permite que los corintios lo
juzguen ni se juzgará a sí mismo, está diciendo que
conoce sus pecados, pero no los relaciona con él ni con
su identidad. Sus pecados y su identidad no están
conectados. Se niega a jugar ese juego. No ve un
pecado y deja que destruya su sentido de identidad. No
hará una conexión. Tampoco ve un logro y se felicita a
sí mismo. Él ve todo tipo de pecados en sí mismo, y
también todo tipo de logros, pero se niega a conectarlos
con él o con su identidad. Entonces, aunque él se sabe
el mayor de los pecadores, ese hecho no le impedirá
hacer las cosas que está llamado a hacer.

No podríamos ser más diferentes de Paul. Si me


considero una mala persona, no tengo ninguna
confianza. Si pienso en mí mismo como un pecador,
como alguien que está lleno de orgullo, alguien lleno de
lujuria, ira y codicia y todas las cosas de las que Pablo
dice que está lleno, no tengo confianza. No, porque nos
estamos juzgando a nosotros mismos. Establecemos
nuestros estándares y luego nos condenamos a nosotros
mismos. El ego nunca estará satisfecho de esa manera.
¡Nunca!

Paul está diciendo algo asombroso. "No me importa


lo que pienses y no me importa lo que yo piense". Nos
está llevando a un nuevo territorio del que no sabemos
nada. Su ego no está inflado, está lleno. Él está
hablando de humildad, aunque detesto usar la palabra
'humildad' porque no se parece en nada a nuestra idea
de humildad. Pablo está diciendo que ha llegado a un
punto en el que su ego no llama más la atención sobre
sí mismo que cualquier otra parte de su cuerpo. Ha
llegado al punto en el que ya no piensa en sí mismo.
Cuando hace algo malo o bueno, ya no lo conecta
consigo mismo.

CS Lewis en Mere Christianity hace una brillante


observación sobre la humildad del evangelio al final de
su capítulo sobre el orgullo. Si conociéramos a una
persona verdaderamente humilde, dice Lewis, nunca
dejaríamos de conocerla pensando que es humilde. No
siempre nos dirían que son un don nadie (porque una
persona que sigue diciendo que es un don nadie es en
realidad una persona obsesionada con sí mismo). Lo
que recordaríamos al conocer a una persona
verdaderamente humilde en el evangelio es cuánto
parecía estar totalmente interesado en nosotros. Debido
a que la esencia de la humildad del evangelio no es
pensar más en mí ni pensar menos en mí mismo, es
pensar menos en mí mismo.

La humildad del Evangelio no es la necesidad de


pensar en mí mismo. No necesito conectar las cosas
conmigo mismo. Es el final de pensamientos como,
'Estoy en esta habitación con estas personas, ¿eso me
hace ver bien? ¿Quiero estar aquí? ' La verdadera
humildad del evangelio significa que dejo de conectar
cada experiencia, cada conversación, conmigo mismo.
De hecho, dejo de pensar en mí. La Respuesta del
Espejo. El bendito descanso que solo trae el olvido de
uno mismo.

La verdadera humildad del evangelio significa un ego


que no se envanece sino que se llena. Esto es
totalmente único. ¿Estamos hablando de una alta
autoestima? No. Entonces, ¿es baja autoestima?
Ciertamente no. No se trata de autoestima. Paul
simplemente se niega a jugar ese juego. Él dice: 'No me
importa tu opinión, pero no me importa mucho mi
opinión', y ese es el secreto.

Una persona verdaderamente humilde en el evangelio


no es una persona que se odia a sí misma o una persona
que se ama a sí misma, sino una persona humilde en el
evangelio. La persona verdaderamente humilde
evangélica es una persona que se olvida de sí misma,
cuyo ego es como los dedos de sus pies. Simplemente
funciona. No llama la atención sobre sí mismo. Los
dedos de los pies simplemente funcionan; el ego
simplemente funciona. Ninguno llama la atención sobre
sí mismo.
Aquí hay una pequeña prueba. La persona que se
olvida de sí misma nunca se sentiría particularmente
herida por la crítica. No los devastaría, no los
mantendría despiertos hasta tarde, no los molestaría.
¿Por qué? Porque una persona devastada por las críticas
está valorando demasiado lo que piensan los demás, las
opiniones de los demás. El mundo le dice a la persona
de piel delgada y devastada por las críticas que la
enfrente diciendo: '¿A quién le importa lo que¿pensar?
Yo se lo que pienso. ¿A quién le importa lo que piense
la chusma? No me molesta. Las personas o están
devastadas por las críticas, o no están devastadas por
las críticas porque no las escuchan. No lo escucharán ni
aprenderán de él porque no les importa. Saben quiénes
son y qué piensan. En otras palabras, nuestra única
solución para la baja autoestima es el orgullo. Pero esa
no es la solución. Tanto la baja autoestima como el
orgullo son molestias horribles para nuestro propio
futuro y para todos los que nos rodean.

La persona que se olvida de sí misma es todo lo


contrario. Cuando alguien cuyo ego no está inflado sino
lleno recibe críticas, no lo devasta. Lo escuchan y lo
ven como una oportunidad para cambiar. ¿Suena
idealista? Cuanto más entendemos el evangelio, más
queremos cambiar. Amigos, ¿no les gustaría ser una
persona que no necesita honor ni le teme? ¿Alguien que
no anhela el reconocimiento y, por otro lado, no le tiene
miedo? ¿No quieres ser el tipo de persona que, cuando
se ve en un espejo o reflejada en el escaparate de una
tienda, no admira lo que ve pero tampoco se
avergüenza? ¿No te gustaría ser el tipo de persona que,
en su vida imaginaria, no se sienta a fantasear con pegar
jonrones de autoestima? ¿Soñar despierto con éxitos
que les da ventaja sobre los demás? O tal vez tiende a
castigarse y a sentirse atormentado por los
arrepentimientos. ¿No le gustaría librarse de ellos? ¿No
le gustaría ser el patinador que gana la plata y, sin
embargo, está emocionado por esos tres saltos triples
que hizo el ganador de la medalla de oro? ¿Amarlo
como amas un amanecer? ¿Solo amar el hecho de que
se hizo? Para que no importe si fue su éxito o el tuyo.
No me importa si lo hicieron ellos o tú. Estás tan feliz
de que lo hayan hecho como si lo hubieras hecho tú
mismo, porque estás tan feliz de verlo. y sin embargo,
¿está emocionado por esos tres saltos triples que hizo el
ganador de la medalla de oro? ¿Amarlo como amas un
amanecer? ¿Solo amar el hecho de que se hizo? Para
que no importe si fue su éxito o el tuyo. No me importa
si lo hicieron ellos o tú. Estás tan feliz de que lo hayan
hecho como si lo hubieras hecho tú mismo, porque
estás tan feliz de verlo. y sin embargo, ¿está
emocionado por esos tres saltos triples que hizo el
ganador de la medalla de oro? ¿Amarlo como amas un
amanecer? ¿Solo amar el hecho de que se hizo? Para
que no importe si fue su éxito o el tuyo. No me importa
si lo hicieron ellos o tú. Estás tan feliz de que lo hayan
hecho como si lo hubieras hecho tú mismo, porque
estás tan feliz de verlo.

Probablemente dirá que no conoce a nadie así. Pero


esta es la posibilidad para ti y para mí si seguimos hacia
donde se dirige Paul. Puedo empezar a disfrutar de
cosas que no se tratan de mí. Mi trabajo no se trata de
mí, mi patinaje no se trata de mí, mi romance no se
trata de mí, mis citas no se tratan de mí. De hecho,
puedo disfrutar de las cosas por lo que son. No son solo
para mi currículum. No son solo para verse bien en mi
solicitud de empleo o universidad. No son solo una
forma de llenar el vacío. ¿No querrías eso? Esto está
fuera de nuestro mapa. Esto es la humildad del
evangelio, el bendito olvido de uno mismo. No pensar
más en mí mismo como en las culturas modernas, ni
menos en mí mismo como en las culturas tradicionales.
Simplemente pensando menos en mí.

3
Cómo obtener esa vista
transformada
De sí mismo

¿Cómo consiguió Pablo este bendito olvido de sí


mismo? Él nos lo dice, pero tenemos que mirar con
cuidado. Primero dice: 'No me importa lo que pienses;
pero no me importa lo que piense. En otras palabras, él
no busca en ellos el veredicto ni se mira a sí mismo
para el veredicto. Luego dice 'Mi conciencia está
limpia, pero eso no me hace inocente'. La palabra
traducida como "inocente" proviene de la palabra
"justificar". La palabra para 'justificar' es la misma que
usa en Romanos y Gálatas. Aquí Pablo está diciendo
que incluso si su conciencia está limpia, eso no lo
justifica .

Lo que Paul está buscando, lo que Madonna está


buscando, lo que todos estamos buscando, es lo
últimoveredicto de que somos importantes y valiosos.
Buscamos ese veredicto final todos los días en todas las
situaciones y personas que nos rodean. Y eso significa
que todos los días estamos en juicio. Todos los días,
nos volvemos a poner en un tribunal. Pero, ¿se dan
cuenta de cómo Pablo dice que no le importa lo que
piensen los corintios de él o lo que piense cualquier
corte humano? Es extraño que esté hablando de
tribunales; después de todo, los corintios no son un
tribunal. Está hablando metafóricamente, creo. Y está
diciendo que el problema con la autoestima, ya sea alta
o baja, es que, todos los días, estamos en la sala del
tribunal. Todos los días, estamos en juicio. Esa es la
forma en que funciona la identidad de todos. En la sala
del tribunal está la acusación y la defensa. Y todo lo
que hacemos es proporcionar pruebas para la acusación
o pruebas para la defensa. Algunos días sentimos que
estamos ganando la prueba y otros días sentimos que la
estamos perdiendo. Pero Pablo dice que ha encontrado
el secreto. El juicio ha terminado para él. Está fuera de
la sala del tribunal. Se fue. Está terminado. Porque
elveredicto final está en.

Ahora, ¿cómo podría ser eso? Paul lo pone de manera


muy simple. Sabe que no pueden justificarlo. Sabe que
no puede justificarse a sí mismo. ¿Y qué dice? Dice que
es el Señor quien lo juzga. Es sólo su opinión lo que
cuenta.

¿Te das cuenta de que solo en el evangelio de


Jesucristo obtienes el veredicto antes de la actuación?
El ateo podría decir que obtienen su propia imagen de
ser una buena persona. Es una buena persona y espera
que eventualmente obtenga un veredicto que confirme
que es una buena persona. El desempeño conduce al
veredicto. Para el budista también, la actuación conduce
al veredicto. Si eres musulmán, la actuación conduce al
veredicto. Todo esto significa que todos los días estás
en la sala del tribunal, todos los días estás en juicio. Ese
es el problema. Pero Pablo está diciendo que en el
cristianismo, el veredicto conduce al desempeño. No es
la actuación lo que conduce al veredicto. En el
cristianismo, en el momento en que creemos, Dios dice:
'Este es mi hijo amado en quien tengo complacencia'.
4O tomemos Romanos 8: 1 que dice 'Por tanto, ahora no
hay condenación para los que están en Cristo Jesús'. En
el cristianismo, en el momento en que creemos, Dios
nos imputa la actuación perfecta de Cristo como si
fuera nuestra, y nos adopta en su familia. En otras
palabras,
Dios puede decirnos como dijo una vez a Cristo: 'Tú
eres mi Hijo, a quien amo; contigo estoy muy
complacido. 5

Verá, el veredicto está listo. Y ahora actúo sobre la


base del veredicto. Debido a que Él me ama y me
acepta, no tengo que hacer cosas solo para mejorar mi
currículum. No tengo que hacer nada para quedar bien.
Puedo hacer cosas por el placer de hacerlas. Puedo
ayudar a la gente a ayudar a la gente, no para sentirme
mejor conmigo mismo, no para llenar el vacío.

Con cualquier otra forma de identidad y cualquier


otra "insignia" o galardón que podamos otorgarnos,
siempre se trata de un veredicto proveniente de la
actuación. Podríamos encontrar seguridad en
etiquetarnos a nosotros mismos como una buena
persona, una persona libre, una persona religiosa, una
persona moral. Sea lo que sea, siempre es lo mismo: la
actuación conduce al veredicto. Pero el veredicto nunca
llega. Madonna lo dijo y debería saberlo. Madonna ha
hecho cosas que tú y yo nunca vamos a hacer, y todavía
no es suficiente. Madonna tiene un montón de talento,
tiene tremendas agallas. Pero incluso Madonna, a pesar
de todo lo que ha hecho, dice que todavía no ha
encontrado el veredicto definitivo que está buscando.
La actuación nunca recibe el veredicto final.

Pero en el cristianismo, el veredicto puede darte la


actuación.

Sí, el veredicto puede darte la actuación. ¿Como puede


ser? Aquí está la respuesta de Paul: él está fuera de la
sala del tribunal, está fuera del juicio. ¿Cómo? Porque
Jesucristo fue en su lugar a juicio. Jesús entró en la sala
del tribunal. Estaba en juicio. Fue un juicio injusto en
un tribunal canguro, pero no se quejó. Como el cordero
ante los trasquiladores, se quedó callado. Fue golpeado,
golpeado, ejecutado. ¿Por qué? Como nuestro sustituto.
Él tomó la condena que merecemos; Se enfrentó a la
prueba que debe ser nuestra para que no tengamos que
enfrentar más pruebas. Así que simplemente necesito
pedirle a Dios que me acepte por lo que el Señor Jesús
ha hecho. Entonces, la única persona cuya opinión
cuenta me mira y me encuentra más valioso que todas
las joyas de la tierra.

¿Cómo podemos preocuparnos por ser rechazados


ahora? ¿Cómo podemos preocuparnos por ser
ignorados ahora? ¿Cómo podemos preocuparnos tanto
por cómo nos vemos en el espejo?

Permítanme decirles una palabra a aquellos para


quienes todo esto es nuevo. Es posible que desee haber
creído esto. Esto es lo que diría: algunas personas
nunca han entendido la diferencia entre la identidad
cristiana y cualquier otro tipo de identidad. Se llamarían
cristianos, consideran que su comportamiento está en el
extremo superior de la escala, van a la iglesia y esperan
que algún día Dios los lleve a casa. Permítanme decir
que la verdadera identidad cristiana opera de manera
totalmente diferente a cualquier otro tipo de identidad.
El olvido de uno mismo lo saca de la sala del tribunal.
El juicio ha terminado. El veredicto está aquí. Quizás
eso sea nuevo. Seguir mirando. Sigue cavando. Sigue
haciendo preguntas.

Hay mucho por descubrir. He cubierto mucho terreno


en poco espacio. Hay muchas piezas del rompecabezas
para armar. ¿Por qué tuvo que morir Jesús? ¿Por qué
resucitó de entre los muertos? ¿Era realmente el Hijo de
Dios? Siga mirando hasta que comprenda la imagen
completa.

Pero tal vez estés en una posición diferente: crees en


el evangelio; tal vez lo hayas hecho durante años. Pero
... y es un gran 'pero' ... todos los días te encuentras
siendo absorbido por la sala del tribunal. No sientes que
estás viviendo como dice Paul. Estás siendo absorbido
nuevamente. Todo lo que puedo decirte es que tenemos
que revivir el evangelio cada vez que oramos. Tenemos
que revivirlo cada vez que vamos a la iglesia. Tenemos
que revivir el evangelio en el acto y preguntarnos qué
estamos haciendo en la sala del tribunal. No deberíamos
estar ahí. Se levanta la sesión.

Como Paul, podemos decir: 'No me importa lo que


pienses. Ni siquiera me importa lo que piense. Solo me
importa lo que piense el Señor '. Y él ha dicho: 'Por lo
tanto, ahora no hay condenación para los que están en
Cristo Jesús', y 'Tú eres mi hijo amado en quien tengo
complacencia'. 6 Vive fuera de eso.
Pensamientos y preguntas para
Reflexión

• Si eres nuevo en el cristianismo, ¿por qué no


lees el Evangelio de Marcos y le pides a Dios que te
muestre la verdad acerca de Jesús, particularmente su
muerte en la cruz? Si conoces a algún cristiano, quizás
puedas pedirle que te hable al respecto.

• Puede usar las palabras del Salmo 139 en


oración. Pídale a Dios que le muestre su corazón.
Pídale que le muestre los lugares en los que busca la
autoestima y las formas en que trata de encontrar su
sentido de identidad.
Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y
conoce mis pensamientos ansiosos.

Mira si hay alguna forma ofensiva en mí y guíame


el camino eterno.

Salmo 139: 23,24

• ¿Podrías explicarle a alguien más cómo el


evangelio puede (y debería) transformar nuestro sentido
de identidad? ¿Cuánto experimentas ese sentido de
identidad transformado?

• ¿De qué manera te ha animado o desafiado la


Palabra de Dios? Ore por ello.

• Ore para que Dios le dé lo que necesita para


que pueda desarrollar la verdadera humildad del
evangelio y la libertad del olvido de sí mismo.
Notas finales

1 Lauren Slater, El problema de la autoestima , The


New York
Revista Times , 03 de febrero de 2002
2 Søren Kierkegaard, Sickness Unto Death , Nueva
York: Penguin,
1989
3 C.S. Lewis, Mere Christianity , San Francisco:
HarperSanFrancisco, 2001
4 Ver Mateo 3:17
5 San Marcos 1:11
6 Romanos 8: 1 y vea Marcos 1:11

Libros de Timothy Keller

Ministerios de la Misericordia: El llamado de Jericó


Road
La razón de Dios: la
creencia en una era de
escepticismo

El Dios pródigo:
Recuperando el corazón de la fe cristiana Dioses
falsificados: las promesas vacías de dinero, sexo y
poder, y la única esperanza que importa Evangelio en
la vida:
Gracia lo cambia todo Guía de estudio del plan de
estudios con DVD

Justicia generosa:
Cómo la gracia de Dios nos hace justos

Cruz del rey:


La historia del mundo en la vida de Jesucristo El
significado del matrimonio: afrontar las
complejidades del compromiso con la
Sabiduría de dios
Todos estos títulos, y otros con contribuciones de Timothy Keller,
están disponibles en www.10ofthose.com
10Publishing es la editorial de 10ofThose. Tiene el
compromiso de producir recursos cristianos de calidad
que sean bíblicos y accesibles.

www.10ofthose.com es nuestro brazo minorista en


línea que vende miles de libros de calidad a precios
reducidos. También damos servicio a muchos puestos
de libros de iglesias y podemos ayudar a su iglesia a
instalar un puesto de libros. Se aceptan compras
individuales y al por mayor.Para obtener información,
comuníquese con: sales@10ofthose.com o visite
nuestro sitio web: www.10ofthose.com