Está en la página 1de 26

Unidad 7: Economías Americanas hasta el principio del siglo XX

Acemoglu
Acemoglu se pregunta por qué algunas naciones han logrado el crecimiento
económico mientras que otras no lo han logrado. Su enfoque es que las sociedades poseen
instituciones económicas inclusivas están mejor posicionadas para el crecimiento económico
sostenido. Las instituciones políticas inclusivas tienden a respaldar a instituciones
económicas inclusivas, las cuales distribuyen ampliamente el poder político en la sociedad,
centralizando cierto poder en el Estado para que haya ley y orden, pero restringiéndolo. Las
instituciones políticas extractivas, en cambio, concentran el poder en manos de unos pocos y
no ponen ninguna restricción al ejercicio del poder.
La teoría de Acemoglu plantea que siempre que exista una minoría europea que
detente el poder sobre una mayoría nativa, hay más incentivos a imponer un régimen
unipersonal y tirano. Además, cuanto más insalubre sea una zona, menos propensión a migrar
por parte de los europeos. Cuando hay más europeos, mejora el crecimiento económico
porque implica una restricción sobre lo que se quiere imponer. El tipo de instituciones que se
establezcan en la etapa colonial van a determinar el ingreso a largo plazo.
En América, las colonias españolas eran conquistadas por el Estado español, por lo
que son públicas. En este modelo, los soldados (el input) obligan a la población local a
obtener oro y plata (el output) mediante el método orfebre y de extracción de minerales. En
cambio, las colonias inglesas son privadas, y el Estado solamente cobra algunos impuestos.
Una vez que los agentes privados se asientan en territorio americano y logran que esa colonia
este bajo el mando de la Corona inglesa, hay una licitación para comercializar los recursos.
Dado que para conseguir los recursos para conquistar se recurría a la inversión se puede
hablar de un capitalismo emergente.
Sin embargo, el modelo de conquista español resultaba muy interesante para los
ingleses y quisieron copiarlo en la Virginia Company. Tienen algunos problemas al momento
de realizar esta copia. Por un lado, geográficamente no poseen ni oro ni plata y, por el otro, la
población local era una población rebelde que no es fácilmente sometida (eran nómadas).
Deciden traer a los pobres y presos de Europa para que trabajen bajo coerción, pero no
aceptan trabajar en estas condiciones. Entonces, se cambia el modelo a uno donde se reparten
las tierras entre los pobres de Europa, y cuando produzcan algo lo venderán al mercado con
un precio negociado, y donde parte de las ganancias van para los gobernantes. De esta
manera se maximiza la producción.
Al momento de elegir a qué colonias ir a trabajar, los pobres de Europa tienen las
opciones de las colonias del Caribe -donde existe una élite dominante mala, nativos hostiles y
enfermedades que aumentan la probabilidad de morir- y las colonias Inglesas -donde también
existe una élite dominante mala, pero los nativos son dóciles y trabajadores. Entonces, van a
elegir ir a las colonias con menos riesgos, es decir, las inglesas. Esto hace que aumente la
desigualdad, donde las sociedades más igualitarias van a ser más democráticas. Siempre hay
gente mala, la diferencia es qué límites le pones.
Si la élite dominante no recibe beneficios, bloqueará la industrialización. Argentina
tenía recursos, pero no tenía instituciones inclusivas que acompañen porque, en realidad, no
había tantos europeos. En Estados Unidos sucede lo opuesto, las buenas instituciones
arrastran a las malas.
Sokoloff
Sokoloff busca explicar la relación entre el recurso, la explotación de ese recurso y las
instituciones. Las explicaciones sobre las variaciones de crecimiento se focalizan, en general,
en las instituciones y las diferentes condiciones relevantes para el crecimiento entre las
sociedades, pero esto presenta el problema de explicar de dónde vienen las diferencias entre
las instituciones. Las condiciones iniciales pueden haber profundizado los impactos a lo largo
de los caminos instituciones y desarrollo económico, con una focalización en los ambientes
extremadamente diferentes en los que los europeos establecieron en sus colonias, y como
estas llevaron a sociedades con distintos niveles de desigualdad que persisten en el tiempo e
impactan en las instituciones.
Para ello, toma tres casos de relevancia: las economías propicias para el cultivo de
azúcar, tabaco y café, las economías propicias para la explotación minera, y las economías
propicias para el cultivo de granos. A partir de cada una de estas economías se crean
instituciones que sostengan estas relaciones de producción.

Recursos Mano de Obra Sistema Político Derechos


Resultante
Algodón Esclava Élite dominante Cero
Vacas Hacienda Mala distribución de Pocos
la tierra
Trigo Europea Democracia Varios
Azúcar Esclava Élite dominante Cero
Oro Nativos Élite dominante Cero

¿En qué se diferencia de Acemoglu? En que para Acemoglu, la geografía no tiene


nada que ver, sino que es el tipo de colonización que hayas tenido lo que te determina las
instituciones en un futuro.

Greenspan
Describe como en el siglo XX Estados Unidos se convierte en una sociedad moderna
con un crecimiento auto reforzante. Y que, si bien al principio copia las ideas de la
productividad de Gran Bretaña, eso se invierte cuando se convierten en rivales.

Ladieux y Schiaffino
El crecimiento argentino entre 1870 y 1914 era difícilmente sostenible. Este se
explica fundamentalmente por el incremento en el ratio tierra-trabajo. La dependencia en las
exportaciones basadas en recursos naturales tuvo dos problemas: (1) un rápido crecimiento
poblacional diluyó la abundancia de tierras, la principal ventaja comparativa del país, (2)
Argentina no era un  país rico en términos de capital humano y físico, lo que la volvía más
vulnerable a un shock negativo en las condiciones para el sector exportador.
Argentina tiene mucha inmigración y mucho crecimiento gracias a que la aparición de los
ferrocarriles abarata y facilita la exportación de trigo. Pero…, ¿fue Argentina realmente rica?
Si bien hay altos niveles de PBI per cápita, hay bajos niveles de capital humano, la variable
más importante para un crecimiento a largo plazo. Es decir, Argentina es muy rica pero poco
educada. Mientras que Estados Unidos prepara a sus alumnos para los trabajos que están
surgiendo, la población analfabeta de Argentina es solo comparable con la población negra de
Estados Unidos con la esclavitud recién abolida.
Dado que posee un crecimiento sostenido se intentan paliar las desigualdades.
Empiezan a haber más enrolamientos, pero los niveles de alfabetización siguen bajos. Hay
una mayor oferta-demanda de educación en el interior del país dado que en Buenos Aires los
inmigrantes están más alfabetizados y lo más probable es que sus hijos también estén
alfabetizados, como también puede ser a causa de las diferencias económicas heredadas de la
época colonial. La economía se empieza a reorientar con un interior del país protegido y poco
educado y unas pampas dinámicas y educadas.
La redistribución del ingreso a través del aumento de los impuestos sobre los ricos es
insuficiente para abordar la desigualdad, porque no resuelve el problema del capital humano.
Sería mejor una mayor inversión en educación para ayudar a desarrollar habilidades que
darían dividendos a lo largo de toda la vida y se transmitirán a las generaciones futuras.
¿En qué se diferencia Argentina de Australia y Canadá? Los tres son grandes países
recién insertados en el mercado internacional, con climas templados y bastantes zonas
fértiles, poca población, pero mucha inmigración. La desigualdad de capital humano en
Australia no existió y en Canadá converge gracias a que mucha de su población migra a
Estados Unidos por trabajos bien pagos. En cuanto a herencias demográficas coloniales, tanto
en Australia como en Canadá, las zonas pobres están despobladas y/o se van poblando a
medida que crecen económicamente. Y en relación con las diferencias urbano-rurales, en
Argentina era muy alta (13%) con relación a Australia (4%) y Canadá (2,9%).

Unidad 8: Agonía de la Belle Epoque


Ferguson
Ferguson entiende por hiperinflación como las variaciones interanuales con tasa de
inflación por sobre 1000%.
La moneda de Alemania estaba devaluada, cada vez se necesitaban más francos para
comprar una onza de oro. Como el tipo de cambio aumenta, los precios suben también porque
los insumos que se utilizan para producir son importados.
Ferguson rechaza que la causa de esta hiperinflación hayan sido los altos valores de
las reparaciones de guerra, dado que, si sacamos esta deuda, Alemania sigue en default. Hay
que observar el gasto público, la emisión monetaria, la presión salarial y el mediocre
desempeño de las importaciones. Existe un miedo al desempleo financiado con emisión. El
argumento de que la inflación era inevitable debe gran parte de su resistencia a la idea de que
el equilibrio de ganancias y pérdidas materiales para la economía en su conjunto estaba del
lado de las ganancias.
Hacia 1920, los precios que venían subiendo logran estabilizarse. El problema es el
gasto público en exceso, puesto que se gasta más de lo que se recauda. Las tres soluciones
posibles a este problema son subir los impuestos, tomar más deuda, o emitir más dinero. La
única opción posible para Alemania es la emisión, la cual sirve como forma de licuar la
deuda ya que emitir genera inflación y/o devaluación, lo que permite mantener la tasa de
interés en la economía baja y el tipo de cambio devaluado, lo que incentiva las exportaciones
y aumenta la demanda.
¿Por qué resultó tan difícil reducir el gasto público a un nivel compatible con los
ingresos fiscales? Fue en parte debido a las reparaciones. La única opción abierta para el
banco era utilizar su tasa de descuento con la esperanza de aumentar el atractivo de los bonos
del gobierno para el público y atraer capital extranjero a Alemania.
Para Ferguson, el ciclo es el siguiente:
1. Déficit
2. Emisión
3. Impacto en el tipo de cambio
4. Suba de precios
5. Suben los salarios porque sube el costo de vida
6. Las empresas suben los precios para compensar la suba de salarios
7. Expectativas e incertidumbre
8. La gente busca sacarse los billetes de encima, ya sea consumiendo o
comprando monedas más estables
9. Suben nuevamente los precios porque los bienes que todos empiezan a
consumir son limitados, y a más demanda sube el precio
10. Se espiraliza el proceso

Alesina
Alemania financió el gasto público extraordinario durante la Primera Guerra Mundial
mediante la emisión de deuda. Las reparaciones de guerra impuestas a Alemania por los
Aliados agravaron el problema fiscal, pero no fueron la única causa ni la más importante. La
razón más importante del déficit fue el estancamiento fiscal.
Alesina se pregunta si está bien que Alemania tenga tanta deuda, y plantea que lo
eficiente sería emparejar los impuestos en el tiempo, dado que no es lo mismo pagar todo hoy
que 50% hoy y 50% mañana. Las deudas no se pagan, sino que se refinancian. Las grandes
deudas y beneficios del gobierno pueden utilizarse para redistribuir de manera óptima la
carga de los impuestos
En Alemania, la deuda estaba en moneda nacional no indexada, por lo que puede ser
solucionada por default, inflación, capital levy (impuesto al capital) o por un ajuste regresivo.
Pero cada una de estas medidas perjudicaría a distintos sectores. Si ninguno se impone no se
llega a nada, y la estabilización se ve demorada y se da a partir de una inflación/default
oscuro.
En una situación política inestable, las disputas distributivas sobre cuáles impuestos
aumentar generan estancamientos fiscales que socavan la capacidad del gobierno para
aumentar los ingresos tributarios explícitos. En una situación política estable, una parte
impone a la otra la carga de la deuda.

Rentiers Trabajadores Empresarios


Default 3. no les gusta 1. no les afecta 2. no les gusta
porque les licua la porque dependen de
deuda créditos externos
Inflación 3. no les gusta 2. no la elegirían 1. al ser formadores
porque les licua la porque pierden nivel de precios los
deuda de compra modifican para su
conveniencia, no la
sufren
Capital Levy 2. implicaría cobrar 1-2. el impuesto a 3. la odian porque la
impuestos a los los empresarios hace deberían pagar ellos
empresarios que suban los
precios, bajen los
salarios y haya
desempleo
Ajuste Regresivo 1. no les importa, 3. la odian porque 2. los trabajadores
prefieren que los deberían pagar ellos son sus
pobres paguen la consumidores, deben
deuda tener cuidado

En Alemania, no hay acuerdo, entonces el gobierno emite para pagar la deuda


(inflación). El problema se soluciona con el Banco Central independiente con un objetivo
diferente, un ajuste fiscal y la creación de una nueva moneda supuestamente atada a bienes
inmobiliarios.
Alesina propone una reducción de los gastos públicos para eliminar los déficits, un
compromiso creíble de no ejecutar estos déficits en el futuro, y un impuesto de amplia base
sobre la riqueza para reducir la deuda pública pendiente.

Keynes
Si el tipo de cambio real baja, somos más caros al mundo. De esta manera, se
benefician quienes consumen bienes importados, ayuda con la inflación, fuerza a los
productos nacionales a mejorar, y perjudica a exportadores e industrias domésticas. En
cambio, si el tipo de cambio real sube, somos más baratos al mundo. De esta manera, se
benefician los sectores exportadores y las industrias domésticas, los bienes importados se
vuelven muy caros, la deuda se vuelve más cara, y hay desincentivos a mejorar la eficiencia.
En Gran Bretaña, los precios de las exportaciones estaban muy altos porque el valor
de la esterlina en el extranjero aumentó un 10%, mientras que su poder adquisitivo sobre el
trabajo británico no ha cambiado. Gran Bretaña vuelve al patrón oro porque tiene un
componente de estabilidad económica y de orgullo nacional. Sin embargo, el patrón oro era
altamente perjudicial para la competitividad inglesa; dado que, a falta de una caída del valor
del oro, nada puede restablecer su posición excepto una caída general de todos los precios y
salarios interiores. Las consecuencias de que el precio de las exportaciones sea muy alto bajo
el patrón oro son la tendencia deflacionaria, un costo de vida altísimo y la necesidad de
reducir los salarios nominales.
Sus expertos cometieron dos serios errores: calcularon mal el grado de desajuste de
los valores monetarios que resultaría del restablecimiento de la esterlina a su paridad de
anteguerra con el oro. Si se fija el cambio a una paridad con el oro, deben arriesgarse a una
elevación de los precios oro en el exterior, lo que presenta el riesgo de una gran depresión en
la industria de la exportación. ¿Qué hace el Banco Central frente este déficit comercial? Por
un lado, realiza un embargo sobre los préstamos extranjeros y mantiene una tasa de interés
alta para captar los créditos de Estados Unidos.
Para ser competitivos hay que bajar los precios. Para bajarlos, hay que intensificar el
desempleo hasta que los trabajadores acepten bajar los salarios monetarios. Hay dos aspectos
de la situación que pueden cambiar a favor del gobierno para que la opinión pública permita
continuar una política semejante: aspecto financiero (si baja el valor del oro a nivel
internacional, se haría innecesario cualquier cambio importante en el nivel de salarios) y
aspecto industrial (si baja el costo de vida se pedirán trabajos para aceptar un salario
monetario inferior). La política del Banco de Inglaterra puede funcionar en el largo plazo,
pero es socialmente demasiado costosa.

Unidad 9: La crisis de 1930


Friedman
La crisis más grande de la historia comienza en el martes negro de 1929, originada a
causa del pánico bursátil (el valor de las acciones no es su verdadero valor), que genera un
aumento en el desempleo, en la pobreza, deflación y una caída en el consumo.
Las familias tipo 1 depositan sus ahorros en los bancos. Los bancos, por su parte,
ponen a trabajar esa plata: por un lado, otorgan créditos a las empresas para que financien sus
operaciones, y, por el otro, otorgan créditos a las familias tipo 2, quienes ahorran en acciones,
para que compren aún más acciones con apalancamiento. Si las acciones suben, las familias
tipo 2 son más ricas. Tanto los créditos de las empresas como los de las familias tipo 2 son
devueltos con una tasa de interés, y de ahí sale la ganancia de los bancos.
Todo este esquema funciona bien hasta que las familias tipo 1 comienzan a sentirse
inseguras con que el banco preste toda su plata, por lo que comienzan a retirar sus ahorros de
los bancos. Esto genera una corrida cambiaria. Los bancos no tienen la liquidez para devolver
la plata a todas las familias. Así se produce una contracción en el multiplicador monetario:
hay un colapso del valor de las acciones porque las familias tipo 2 intentan venderlas para
poder pagarle al banco lo antes posible. Las empresas necesitan de esta plata prestada para
pagar sueldos y comprar insumos.
Ahora bien, la especulación del sistema financiero es algo que está siempre, entonces
¿qué causa la Gran Depresión? La pasividad de la Reserva Federal. Esta debería haber
inyectado liquidez para reemplazar a las familias tipo 1, pero no lo hicieron por querer
“enseñar una lección” sobre ser responsables.
Para salir de la crisis, Friedman plantea que controlar la cantidad de dinero no es
suficiente, y que Estados Unidos debe abandonar el patrón oro. ¿Cómo contrarrestar una
corrida cambiaria? Lograr una restricción concertada de pagos por parte de los bancos y
permitir a los bancos solventes que conviertan sus activos con rapidez en efectivo a través de
la disponibilidad del efectivo adicional
Cuando Roosevelt asume la presidencia produce un giro drástico en las medidas
económicas. Propone el New Deal, que no da mucho resultado, pero funciona como
propaganda; abandona el patrón oro por un tipo de cambio fijo. Surge un nuevo problema: el
de la deflación, a causa de la tasa de interés más alta. La deflación sumada a la deuda genera
una crisis más profunda.
No es hasta la Segunda Guerra Mundial que Estados Unidos logra recuperarse de esa
crisis.

Skidelsky: Keynes
Para Keynes, el crac bursátil de 1929 generó una caída de la riqueza (y malas
expectativas) que tiraron la demanda agregada hacia abajo. Por más que caiga la tasa de
interés nominal, es posible que la depresión no permita generar inflación a pesar de que
aumente la cantidad de dinero. En ese contexto, la política monetaria podría resultar
insuficiente.
La causa de la crisis está en la caída de la demanda agregada y en cómo reacciona la
gente cuando sus ingresos se desvanecen (restringen su consumo). Si la tasa de interés bajara,
subiría el consumo y, por tanto, la demanda agregada.

Sin embargo, no bajaron la tasa real de interés. Si la hubiera bajado tampoco hubiera
funcionado. Si la inflación es cero, la tasa real de interés es igual a la tasa nominal, entonces
al bajar la tasa real estoy bajando la nominal, y cuando la real es 0, la nominal también. De
esta manera, nunca logro pleno empleo, es una trampa de la liquidez: pusiste tu tasa en el
mínimo posible, y así y todo no alcanzaste el máximo de tu producción. Solo queda o esperar
o aumentar tu gasto público para conseguir una tasa de interés real negativa con un poco de
inflación.
Para Keynes, bajar las tasas de interés puede ser insuficiente, además de que generar
inflación es complicado y de que la política fiscal es más efectiva en el mediano plazo. La
solución tiene lados que de ninguna manera están desconectados: una caída en la tasa de
interés a largo plazo para traer una nueva gama de proposiciones dentro de la esfera práctica,
y un retorno de confianza al mundo de los negocios para inclinarnos pedir prestado sobre la
base de las expectativas normales del futuro. La recuperación tiene dos problemas:
restablecimiento del volumen de inversión y de la restauración de los precios a un nivel
superior.
Existen tres líneas de enfoque: el restablecimiento de la confianza tanto para el
prestamista como para el prestatario, la construcción de nuevos programas bajo los auspicios
directos del gobierno u otras autoridades públicas, y la reducción de la tasa de interés a largo
plazo.

Romer
La recesión temprana es una forma en que el inicio de la depresión en los Estados
Unidos difiere de otros países. Pero también la gravedad inmediata de la gran depresión en
los EE. UU. Otra característica de la experiencia estadounidense en 1930 fue que la caída
inicial de la producción industrial se concentró más en bienes de consumo y menos en bienes
de inversión que en muchos otros países.
La composición del crecimiento de la producción industrial durante la recuperación
temprana en los Estados Unidos también fue algo diferente de la de muchos otros países. Si
bien varios países comenzaron sus recuperaciones aproximadamente al mismo tiempo, hubo
mucha variación en el momento en que cada economía se recuperó por completo.
Existe un desacuerdo sustancial sobre por qué la curva de oferta agregada de Estados
Unidos se volvió inclinada hacia arriba y sobre si una mayor flexibilidad salarial y de precios
habría evitado que los movimientos de la demanda agregada tuvieran los grandes efectos
reales que tuvieron en la década de 1930. El hecho de que los precios y los salarios no fueran
perfectamente flexibles en las décadas de 1920 y 1930 significa que los movimientos en la
demanda agregada tuvieron efectos reales.
La recesión que comenzó en los Estados Unidos en el verano de 1929 empeoró
repentinamente tras la caída del mercado de valores en octubre de 1929, cuando la
producción industrial disminuyó casi un 10%. El inicio de la gran depresión en los Estados
Unidos tras el colapso del mercado de valores fue liderado por un colapso en el gasto de
consumo interno. La fuente más probable de la caída precipitada del consumo estadounidense
tras el colapso del mercado de valores en 1929 es el colapso mismo. El efecto de esta
incertidumbre fue que los consumidores y productores recortaron inmediatamente sus gastos
en bienes duraderos irreversibles mientras esperaban información adicional sobre el futuro.
Tanto la recesión inicial en los Estados Unidos en el verano de 1929 como la aceleración del
declive a fines de 1929 y 1930 son atribuibles en última instancia al auge y caída del mercado
de valores a fines de la década de 1920.
Si la gran depresión estadounidense fue severa a fines de 1930, en los siguientes dos
años se volvió horrible. Después de recuperarse levemente a principios de 1931, la
producción industrial en los Estados Unidos cayó constantemente desde abril de 1931 hasta
julio de 1932. La fuente de la continua disminución de la producción en los Estados Unidos
fue casi seguramente una serie de pánicos bancarios. El impacto de estas quiebras bancarias
tomó muchas formas: las quiebras bancarias tuvieron un impacto directo en la oferta
monetaria, y también afectaron a la economía de maneras no relacionadas con las tasas de
interés. La crisis bancaria de 1931 y posteriores fue una causa crucial de la profundización y
el sostenimiento de la gran depresión en los Estados Unidos. Pero, ¿qué causó el pánico
financiero y por qué la Reserva Federal hizo tan poco para contenerlos? Ineptitud y miedo.
Después de mediados de 1931, es más difícil argumentar que la Reserva Federal no estaba
limitada por el patrón oro, hay pocas dudas de que la Reserva Federal podría haber hecho
algo para detener las primeras oleadas de pánico a fines de 1930. Factores exclusivamente
estadounidenses son También es importante para explicar por qué Estados Unidos era tan
propenso a los pánicos financieros en primer lugar.
En la primavera de 1932, la Reserva Federal adoptó una política monetaria
notablemente expansiva, en gran medida bajo la amenaza del Congreso. La recuperación de
los EE. UU. de la gran depresión se ha descrito alternativamente como rápida y lenta. Fue
muy rápido en el sentido de que la tasa de crecimiento de la producción real fue muy grande
en los años entre 1933 y 1937, y después de 1938. También fue lenta en el sentido de que la
caída en la producción en los Estados Unidos fue tan severa que real el PBI no volvió a su
nivel anterior a la depresión hasta 1937. Sin embargo, la guerra no fue la fuente principal de
la recuperación estadounidense, se debió principalmente a los enormes aumentos en la oferta
monetaria. La devaluación también trajo consigo una gran afluencia de oro monetario desde
el extranjero, ya que los extranjeros intercambiaron oro por el ahora menos costoso dólar. Los
aumentos en la oferta monetaria generaron la recuperación, lo que sugiere que los
movimientos en la demanda agregada fueron tan importantes para poner fin a la gran
depresión en los EE. UU.

Fisher
Propone una teoría de deflación de la deuda de grandes depresiones. La teoría
económica tiene un equilibrio ideal y un desequilibrio. Las tendencias del desequilibrio
pueden darse por tendencias de crecimiento (constantes), por perturbaciones fortuitas
(inestables), o por tendencias cíclicas (forzadas desde el exterior o autogeneradas -inestables,
pero constantemente repetidas). El equilibrio, aunque estable, está tan delicadamente
equilibrado que sobreviene la inestabilidad. Entonces, bajo el supuesto de que todas las
variables económicas tienden hacia un equilibrio estable, cualquier oscilación libre sobre el
equilibrio debe tender progresivamente a hacerse más pequeña.
Cualquier desviación del equilibrio de cualquier variable económica puede establecer
algún tipo de oscilación, pero ¿cuál tiene la fuerza de causar una depresión? Cualquier
variable juega un papel inferior al sobreendeudamiento y a la deflación.
Cuando comienza la liquidación de la deuda, se desata una venta de emergencia y una
contracción de la moneda, que se refleja en la caída en el nivel de precios. Esto genera
pérdidas, lo que causa que el pesimismo y la pérdida de confianza produzcan acaparamiento
y desaceleración de la circulación, haciendo que haya perturbaciones en las tasas de interés.
Para detener la depresión hay que volver a establecer y mantener el nivel de precios
hasta el nivel promedio en el que los deudores existentes contrajeron las deudas pendientes y
asumieron los acreedores existentes. Las depresiones son curables y prevenibles mediante
deflación y estabilización.
Otras afirmaciones de Fisher Irving son: en todas las grandes crisis económicas hay
dos elementos presentes (sobreendeudamiento y deflación), los bancos centrales pueden
intervenir activamente para evitar la deflación, es posible determinar cuándo una economía
está sobreendeudada, el mismo intento de pagar las deudas puede ser contraproducente en
determinadas circunstancias.

Keynes
Keynes busca brindar una teoría para explicar por qué las expectativas son cruciales
en los procesos económicos. Empieza explicando que las expectativas se forman en base a:
- Tipo y cantidad de los activos de capital
- Gustos y preferencias de los consumidores
- La fuerza de la demanda en el periodo en el que sucede una inversión
- Los cambios del salario a lo largo del periodo

En los mercados de valores, es decir en la práctica, se ha acordado recurrir a una


convención: asumir que el estado de cosas existente continuará indefinidamente, excepto que
existan razones específicas para esperar un cambio. Las inversiones se dan según como les
vayan a las inversiones, no a las empresas. Esta es una convención muy precaria dado que el
elemento de conocimiento real en la valoración de las inversiones por parte de quienes las
poseen o contemplan la posibilidad de adquirirlas ha disminuido seriamente; las fluctuaciones
diarias de los beneficios de las inversiones existentes tienden a tener una influencia
totalmente excesiva en el mercado; la hipótesis de una continuación indefinida del estado de
cosas existentes el mercado se verá sometido a olas de optimismo; los inversionistas y
especuladores profesionales se preocupan principalmente por lo que el mercado valorará la
inversión.
En 1930, Estados Unidos estaba produciendo por debajo de sus capacidades dado su
PBI. Como los costos de producir son más altos que los precios de los bienes, hay despidos.
La economía se gira al ahorro, lo que genera capital inutilizado que aumenta el desempleo.
Ricardo planteaba que los precios y los salarios son flexibles y equilibrarán a la economía por
su cuenta en el largo plazo, pero Keynes plantea que es irrelevante lo que pase en el largo
plazo porque vamos a estar todos muertos. Para Keynes, la mejor manera de salir de la crisis
es expandiendo la economía con un Estado presente. Los cambios en la demanda agregada
crean brechas entre el producto potencial y el real: la aplicación de política monetaria y fiscal
ayudaría a cerrar esas brechas; si baja la demanda, los precios bajarán; si se baja la tasa de
interés, crecen las inversiones y, con la ayuda del Estado, crece la demanda.
La causa fundamental del problema es la falta de nuevas empresas debido a un
mercado insatisfactorio para la inversión de capital. Hay una producción insuficiente de
nuevos bienes de capital debido a una conjunción de varias causas

Kindleberger
La depresión de 1930 fue tan amplia, profunda y larga debido a que el sistema
económico internacional se hizo inestable por la incapacidad británica y la falta de voluntad
norteamericana para asumir la responsabilidad de estabilizarlo.
El líder debe encargarse de:
- Mantener un mercado abierto para los bienes con problemas de exportación por una
determinada crisis económica: Estados Unidos no lo hace, saca la ley Smoot Hawley
arancelaria de proteccionismo, lo que genera una estampida proteccionista
- Proporcionar préstamos a largo plazo anticíclicos, o por lo menos estables: Estados
Unidos en crisis corta el chorro de préstamos, y no hay instituciones que presten
- Estructurar un sistema relativamente estable de tipos de cambio para evitar la guerra
de monedas: Estados Unidos llega a un tipo de cambio de preguerra y no regula
internacionalmente, lo que genera devaluaciones
- Asegurar la coordinación de las políticas macroeconómicas, dado que desde que se
sale del patrón oro no hay coordinación automática de las políticas macroeconómicas
- Actuar como prestamista de última instancia por medio del descuento o de otras
formas, proporcionando liquidez en las crisis financieras

En 1930, como no hay ningún hegemón (Gran Bretaña no estaba capacitada, Estados
Unidos no quería, Francia quiere y no puede), el capitalismo no pudo reaccionar. Los países
quisieron proteger su interés privado, lo que hizo que se perdiera el interés público mundial.
La estabilidad hegemónica no necesita de cooperación, sino de liderazgo (analogía del coche
con dos conductores).
En este periodo de cambio entre el viejo y el nuevo mundo, los países quedan
devastados por la guerra, pero Estados Unidos se llena de oro; hay una tendencia hacia el
aislacionismo (si todo está yendo bien, no conviene meterse en asuntos internacionales);
Europa no devuelve los préstamos que le dio Estados Unidos. Los países pequeños
contribuyeron a la deflación al corar importaciones, y es en ellos donde se ve como Estados
Unidos comienza a reemplazar a Gran Bretaña en el rol de hegemón: las inversiones
estadounidenses crecen mucho más que las inglesas.
Hay posibles salidas a este problema, tres buenas y tres malas. Las buenas son que
Estados Unidos adopte su liderazgo, que Estados Unidos no acepte y sea reemplazado por la
Unión Europea/Japón/Brasil (no importa quien sea el hegemón, solo que haya uno), o que
organismos multilaterales puedan funcionar como coordinadores de este sistema económico.
Las malas son que la lucha por el liderazgo haga que ninguno ejerza el mismo, que el que
puede liderar no quiera y los que quieran no puedan, o que todos los países poderosos tengan
la capacidad de impugnar cualquier proyecto de estabilización de las relaciones
internacionales de estos organismos multilaterales e impidan su funcionamiento.

Unidad 10: El sistema monetario de posguerra


Davidson
El contexto previo a Bretton Woods es al final de la Segunda Guerra Mundial,
periodo en donde la guerra y la reciente Gran Depresión llevaron al mundo al proteccionismo
y a detener el comercio internacional. En el caso de Estados Unidos, la guerra significó
finalmente el último impulso para recuperarse de la crisis de 1930 a causa del gran gasto
público que implicó la guerra. Además, si bien Estados Unidos estuvo activo en la guerra, su
aparato productivo se mantuvo intacto puesto que la guerra no se luchó en su territorio, lo que
convierte a Estados Unidos en el proveedor de bienes para Europa. Como su economía estaba
tan bien y en tan constante crecimiento que optan por el proteccionismo para no arriesgar su
suerte al intervenir en conflictos de terceros. Sin embargo, se aproxima el fin de la guerra, por
lo que debe empezar a pensarse en la nueva estructura económica mundial. Si o si debe ser un
mundo integrado con mucho comercio internacional. La estructura productiva de Europa se
ve dañada por la guerra, por lo que Estados Unidos aparece como proveedor: si sus
exportaciones no aumentan deberán pagar la deuda con más deuda.
Para esta nueva estructura económica mundial, Keynes propone un financiamiento
para reconstruir a Europa, donde se inviertan mil millones de dólares que no serán
considerados como deuda y tendrán una baja tasa de interés. Además, propone la aparición de
una nueva moneda mundial: el bancor. Esta moneda solo serviría para hacer negocios entre
países, donde los saldos positivos pierden valor mientras no se gasten, eliminando así los
saldos improductivos y obligando a los países con superávit a gastarlo para que desaparezca
el déficit. Al bancor se entra, pero no se sale, haría que la economía mundial sea más estable
y no tenga más devaluaciones. Esta propuesta sería perjudicial para Estados Unidos, dado que
es un país con superávit y, bajo el bancor, debería ceder parte de su excedente para
complementar el juego de suma cero. Es por eso por lo que White propone fijar todas las
monedas al dólar, y el dólar fijo al oro. Sería como un patrón oro mentiroso que da
previsibilidad. Además, propone la creación de un fondo que asista a naciones con déficit
(FMI) y la de un fondo financiado por privados que otorgue préstamos a largo plazo para
inversiones en capital e infraestructura. Por último, propone el Plan Marshall, mediante el
cual Estados Unidos vende insumos a Europa. Triunfa la propuesta de White.
El mundo en Bretton Woods. Entre 1945 y 1970 se ve un notable crecimiento
reflejado en la baja inflación, un alto movimiento, volatilidad baja, la coordinación entre
países, y pleno empleo. Los beneficios cooperativos se rompen porque uno se rompe.
Termina Bretton Woods hacia 1971. Las cuentas corrientes: durante los 60s aparecen nuevos
jugadores (Asia) muy competitivos que hacen que el tipo de cambio real y nominal sean
depreciados; parte de los excedentes comerciales (superávit) que tenía Estados Unidos tras la
Segunda Guerra se empiezan a perder (ya no es tan cierto que Estados Unidos tiene superávit
en cuenta corriente). ¿A dónde se fue ese excedente? Parte de ese excedente se reubican en
las economías emergentes y en los países reconstruidos de Europa. Los países europeos y
asiáticos tienen excedentes en dólares y aumentan el atesoramiento de oro. Estados Unidos
vende una onza de oro a precio fijo, dado que todas las monedas están atadas al dólar y el
dólar al oro. De esta manera, Estados Unidos está perdiendo su superávit en cuenta corriente
medido en dólares y los países (Europa y Asia) se llevan las reservas de oro de Estados
Unidos. El dólar empieza a perder mucha confianza hacia los 60, por lo que los países con
superávit en su cuenta corriente y se sacan de encima los dólares (ahorran en oro que cambian
de Estados Unidos). El mundo en Bretton Woods termina por la balanza comercial (Estados
Unidos gasta más de lo que produce: déficit en cuenta corriente: pierde dólares) y por la caída
de las reservas de dólares de la Reserva Federal (a Nixon no le gusta la balanza comercial:
menos le gusta la caída de las reservas de oro a principios de los 60s: el gran golpe de Nixon:
Nixon anuncia un cepo donde la Reserva Federal ya no vende oro). Esto genera un nuevo
mercado de oro donde el valor de la onza de oro es mucho mayor al que pedía la Reserva
Federal. Nixon ha roto con uno de los puntos principales del acuerdo de Bretton Woods, lo
que hace que los demás países devalúen sus monedas respecto del dólar, haciendo que e
mundo se vuelva más caótico y menos cooperativo.
Si se hubiera impuesto el bancor, ¿existiría el shock de Nixon? No. Estados Unidos
fue el primero que se opuso al bancor visualizando sus beneficios a corto plazo. Pero si
hubiera visto a futuro, y anticipaba este suceso, posiblemente le hubiese convenido aceptar el
bancor, dado que con este no pueden existir los excedentes, ni déficits. Entonces, con bancor,
los resultados en cuenta corriente en la administración de Nixon serían 0 (ni excedentes ni
déficit).
Luego de Bretton Woods aparecen nuevos jugadores, hay tipos de cambios flexibles,
y hay una globalización e integración de los países en desarrollo a la economía mundial.

Eichengreen
Para recuperarse, Europa hace uso de la capacidad ociosa (cuando tenés un cierto
párate en tu economía por causas de fuerza mayor, una vez terminado hay cierto margen para
delante aumentar el crecimiento económico) y de la inversión (hay inversión porque hay
reglas de juego claras y porque hay un nivel de actividad desde todos los frentes, y hay
mucha difusión acerca del Plan Marshall y sus efectos). Los países más destruidos durante la
segunda guerra mundial fueron los que más crecieron en la posguerra.
El crecimiento económico en la Europa de la posguerra surge del papel de las
instituciones internacionales (acuerdos cooperativos). Estas instituciones europeas no
funcionaban aisladas del resto del mundo. Por régimen internacional se entiende aquella
normativa y entendimiento que ayudó a moldear las políticas nacionales y a fomentar la
cooperación internacional. Es aquí donde se puede ver el papel del Plan Marshall: Estados
Unidos emergió de la Segunda Guerra Mundial como la potencia económica dominante del
mundo, haciendo que el Plan Marshall sea una fuente de influencia para impulsar la
liberalización y la estabilización Europea, para que se adhieran al nuevo mundo de Bretton
Woods. El Plan Marshall permitía una coordinación más pacífica entre capital y trabajo para
conseguir la estabilidad que ayudó a aumentar la inversión.

Bernanke
Bernanke analiza la relación entre la Reserva Federal de Estados Unidos y la
economía, en el contexto histórico correspondiente. Las responsabilidades del Banco Central
son la estabilidad macroeconómica (para lograr el crecimiento sostenido con inflación baja
mediante la política monetaria) y la estabilidad financiera (busca evitar el pánico de los
bancos como prestamista de última instancia).
Con la Segunda Guerra Mundial aumenta mucho el gasto, por lo que los Estados
empiezan a tomar deuda para financiarse. La política empuja a una tendencia inflacionaria
para licuar la deuda, pero surge un conflicto. La presión a una tasa de interés baja aumenta la
tendencia inflacionaria, lo que termina logrando que la Reserva Federal se independice del
tesoro. Buscan evitarse presiones de corto plazo y permite políticas monetarias centradas en
el equilibrio macroeconómico y financiero para un crecimiento a largo plazo.
Entre 1950 y 1965 se lleva a cabo una política contracíclica de ajustes de la tasa de
interés según el grado de crecimiento de la economía. En 1965 la tasa de inflación no deja de
subir, por lo que se abandona dicha política contracíclica. Después de 15 años de crecimiento
existe una sobreconfianza. El brote inflacionario trae una política monetaria más laxa; con
tasas de interés bajas, crisis de petróleo, guerra de Vietnam que funciona como estímulo
fiscal. Cuanta más inflación, más empleo, dado que los empresarios tienen dinero de sobra a
causa de que los salarios no tengan en cuenta el aumento inflacionario. Al intentar mantener
el empleo bajo con políticas monetarias genera inflación.
En 1979, Volcker asume como presidente de la Reserva Federal, y sube las tasas de
interés. Esto trae algunos problemas en relación con el consumo, la baja inflacionaria y la
suba del desempleo.
Entre 1987 y 2006, Greenspan toma el cargo de chairman, en una economía con una
tasa inflacionaria volátil y un crecimiento estable. Puede existir esta Gran Moderación gracias
a la baja inflación que generó Volcker. Hacia fines de este periodo existen los inventarios just
in time que facilitan la estabilidad financiera, existe una sobreconfianza que hace bajar las
tasas de interés y que se sobrecaliente la economía. Esto hace que explote la burbuja dotcom,
aunque ni esto logra desestabilizar a la economía.
En 2008 hay una nueva crisis financiera, donde aumentan los precios de las casas a
una tasa muy alta mientras que los requisitos para pedir préstamos son mínimos. Como los
precios son cada vez más altos la gente no llega a pagarlos, haciendo que caiga la demanda y
el precio, pero también que el banco hipoteque las casas como pago. Las vulnerabilidades en
la economía y en el sector financiero transformaron una modesta recesión en una crisis
severa. La tasa de interés no fue el motor de la crisis dada la comparación internacional y el
timing.
El sector privado emite mucha deuda y tiene préstamos no pagados, y si bien se
complejiza el sistema financiero, no se complejiza la medición de problemas. Falta liquidez y
los instrumentos financieros exóticos hicieron que se prometa mucho sin tener en cuenta las
consecuencias. En el sector público hay errores de supervisión y regulación de la Reserva
Federal, falta de protección al consumidor y falta de un análisis general de la economía y no
por sectores.

Unidad 11: Europa Planificada


R.W. Davies
Economía rusa antes de la revolución. En 1861 sale el Acta de Emancipación que
establece mano de obra libre, es decir, acaba con la servidumbre. Esto nos muestra el atraso
de la sociedad y de la economía rusa. Sus dos consecuencias principales fueron la
liberalización de la mano de obra que facilitaba la eventual industrialización, y subieron los
costos laborales, específicamente en el campo, lo que fue contractivo para la economía
agrícola. En 1871 las reformas agrarias de Stolypin, donde las grandes tierras fueron
divididas en pequeñas parcelas. Estas dos medidas buscan impulsar la industria y la
agricultura.
Sin embargo, hacia 1914, la economía era agrícola y poco industrial. En esta etapa no
hay excedentes de producción, todo queda para el consumo propio de las familias, y hay
profundas desigualdades económicas. La Primera Guerra Mundial lo agrava dado que manda
campesinos a morir. Esto contradice un poco la teoría de Marx: Marx pensaba que la
revolución se daría en el lugar con la mayor cantidad de obreros, pero para tener obreros
tenés que tener fábricas, y en Rusia solo hay campesinos.
La economía soviética es una economía panificada, en la que no existe la propiedad
privada, los precios están fijos por el Estado (no se rigen por la ley de oferta-demanda) y se
produce en cuotas. Todo está en función del Estado, incluso la innovación, la cual se utiliza
para invertir y desarrollar bienes bélicos. El beneficio de esta clase de economía es 0. Es muy
complejo controlar administrativamente una economía planificada a lo largo del enorme
territorio que conformaba a la Unión Soviética. Las economías planificadas no eran
necesariamente cerradas, existe el Consejo de Ayuda Mutua, donde participan otros países
con economías planificadas.
En 1917 se da la Revolución. El Estado socialista no es una forma de incentivar a la
industrialización, sino que es una alternativa y un sistema superior que viene a reemplazar el
mundo capitalista. Entre 1918 y 1920 se instaura el comunismo de guerra. En este periodo, el
territorio se encuentra fragmentado dado que el poder ejecutivo estaba compuesto por los
bolcheviques, pero al mismo tiempo muchos militares en distintas partes del territorio no
reconocen esa autoridad, por lo que se desata una guerra civil. Las medidas económicas en
este periodo son principalmente la confiscación de granos que producen los campesinos y la
nacionalización total de empresas. Además, aumenta la emisión dado que aumenta el gasto
público al intentar ampliar la burocracia estatal. En principio esto no genera inflación, dado
que los salarios y los precios están fijos por el Estado. Cuando hay un precio máximo con una
emisión monetaria y confiscación detrás (es decir, sin incentivos para producir) surge el
mercado negro. A causa de todo esto, el comunismo de guerra no ayuda a recuperar los
niveles de producción previos a la Primera Guerra Mundial, por lo que deben cambiar a una
estrategia más sustentable en el tiempo.
Entre 1920 y 1930 aparece la Nueva Política Económica (NEP), en la cual conviven
la agricultura privada y las empresas estatales. En 1921 se crea un impuesto a los granos y
hacia 1927/1928 los niveles de producción superan a los de pre-guerra. El comunismo
sobrevive gracias al capitalismo. La NEP traicionaba algunos puntos de la economía
planificada: se deja de requisar y se permite a los campesinos vender su excedente ya sea al
mercado o al Estado, como también se alquilan fábricas bajo la idea de costo beneficio. Se
adopta la NEP porque la situación era insostenible (en guerra con los zaristas, producción
muy baja y mucha actividad en el mercado negro).
Entre 1928 y 1941, bajo el mando de Stalin, se busca la industrialización. Se
promueven políticas de importación de bienes de capital, y hay una gran movilización del
campo a la ciudad. Todo esto se hace mediante la planeación del Primer Plan Quinquenal, en
paralelo a distintas políticas sociales. La política más importante fue la colectivización
forzosa (campos estatales y colectivos donde el trabajador recibe un porcentaje de su
cosecha). Stalin hizo su modelo de crecimiento a través de la movilización de los factores:
hubo un desplazamiento de trabajadores del campo a la ciudad porque en el campo se
necesita menos gente, y una movilización del capital donde se importa maquinaria de los
países industrializados para copiarlas. Este sistema alcanza hasta que se agota la cantidad de
trabajadores, ya que capital y trabajo son complementarios en este sistema. Además, la
estructura de producción planificada va en contra del crecimiento tecnológico dado que no
hay incentivos para producir más o mejor que lo planeado sin necesidad de reducir gastos (el
Estado te provee de los recursos).
Con la Segunda Guerra Mundial la producción se ve destruida dado que muere como
el 20% de la población, sobretodo campesinos. Además, la industria soviética se concentró en
la producción de cosas bélicas y no en la producción de bienes de consumo. Entre 1950 y
1965, se da la recuperación a manos de Nikita Krushev, donde la industria cobra peso y hay
un shock de inversión en la agricultura con la expansión a nuevas tierras. El funcionamiento
de la empresa soviética es el siguiente:
- El gobierno fija las cantidades físicas a producir
- La firma productora elabora un plan de producción por mes y por año
- Los inputs y los outputs reciben precios fijados por las agencias superiores
- El plan físico se traduce a cifras monetarias
- Se hace el cálculo de costos y de las necesidades financieras de la firma

Se presenta el problema de la innovación y los managers, donde la base del crecimiento


es la productividad con un importante rol del Estado y de los managers (alta rotación, metas
de cantidad, no hay limitación de insumos, hay bonos, el peligro de demostrar que sos
bueno).
El modelo de Weitzman muestra que para aumentar la curva de nivel hay que
aumentar en proporciones iguales el capital y el trabajo. Si no se pueden aumentar hay que
encontrar una nueva tecnología que te saque de esa forma de producción.
El problema más grande de esta economía es la planificación de la producción en
términos físicos. El sistema no da cabida al mecanismo de precios-beneficios. Los aumentos
en la producción fueron más cuantitativos que cualitativos. El exceso de gasto militar pesó
mucho sobre la economía.

Allen
Hay un rápido crecimiento: crece el stock de capital, aumenta la tasa de desempleo y
hay una expansión de la superficie cultivable. Cuando se acaba el crecimiento extensivo de
los factores de producción hay que dar un salto intensivo que mejore la forma de producción.
La desaceleración del crecimiento fue el resultado del deterioro de todas las fuentes de
crecimiento.
Las instituciones de Stalin buscan movilizar a los trabajadores desempleados del
campo a la ciudad, donde son provistos de un trabajo gracias al capital invertido en fábricas.
Sin embargo, una vez que se rectificó la deficiencia de capital y se logró el pleno empleo, el
problema económico pasó a ser el de aumentar la producción de los recursos disponibles. Las
instituciones de Stalin demostraron ser contrarias al progreso tecnológico, y la economía se
estancó. ¿Por qué se estanca la Unión Soviética? Decir que fue porque tenían que ver como
producir mejor es simplista. No se estanca solamente por un agotamiento del surplus del
trabajo.
Allen lo explica a partir del modelo de Weitzman. La economía soviética tenía una
elasticidad capital-trabajo baja, inversiones erróneas, agotamiento de los recursos naturales,
inadecuados incentivos a minimizar costos y fallas en la investigación y desarrollo. En 1928,
la Unión Soviética no produce al máximo de sus capacidades, sino que tiene un excedente de
trabajo. Entre 1928 y 1970, la acumulación de capital permite aumentar la producción. Sin
embargo, una vez que el excedente está exhausto, la acumulación de capital deja de generar
crecimiento. De esta manera, se termina el modelo Feldman que establece “metele capital y
todo va a ir bien”.
Los años 60 vieron dos cambios en la política de inversión que fueron muy
perjudiciales: la inversión pasó de la construcción de nuevas instalaciones de fabricación a la
modernización de las antiguas y el agotamiento de los antiguos campos petrolíferos y los
distritos mineros condujo a una reorientación de la inversión de Europa a Siberia. Sin
embargo, la acumulación masiva no condujo a una mayor producción, ya que la inversión se
desperdició en gran medida.
La crisis energética soviética tiene importantes implicaciones para una de las
explicaciones más extendidas del declive soviético: los escasos incentivos para la toma de
decisiones. Las firmas tienen distintos incentivos, como las cuotas de producción que las
obligan a maximizar el producto, pero no el costo; o la importancia superior de la cantidad
sobre la calidad; o los incentivos a producir por debajo de sus capacidades los primeros años
para luego ganar el bono por producir demás.
La innovación jugo un rol importante en la innovación y el desarrollo, aunque estos
están hechos por institutos cuyas innovaciones no cubren las demandas empresariales, sino
que se enfocan en la innovación militar.
El crecimiento soviético se desacelera en las décadas de 1970 a 1980 a causa de la
Guerra Fría.

Unidad 12: Asia y América Latina


Stiglitz
Las economías asiáticas crecieron con igualdad, con un Estado presente y un peso
importante de las inversiones, y son economías que crecieron mucho durante mucho tiempo.
Antes del milagro del este asiático había dos paradigmas del desarrollo dominantes, uno
centrado en los mercados, el otro en el Estado y la planificación. El primero tenía sus raíces
intelectuales en la “mano invisible” de Adam Smith: los mercados conducen siempre a
resultados eficientes. En el extremo opuesto estaban quienes tenían escasa fe en el mercado y
confiaban en que el Estado, a través de la planificación, asegurarse una distribución de los
recursos apropiada para promover el crecimiento económico.
¿Es mejor crecer con o sin igualdad? Kuznets plantea que te conviene crecer con
desigualdad (bajos impuestos) para atraer inversiones, y cuando tu economía se haya
desarrollado pasarte a un modelo más igualitario. Stiglitz demuestra que aquellos países con
más desigualdad son los que menos crecieron. Esto es porque las sociedades más igualitarias
tienen más chances de ser cooperativas y alcanzar un equilibrio bueno, porque las sociedades
más igualitarias invierten más en el capital humano y porque las sociedades desiguales tienen
menos consumo.
Las causas del milagro asiático, para Stiglitz, son el rol activo del Estado a través de
políticas industriales que curan las fallas de mercado: mercados inexistentes (pone bancos e
incentiva la cultura financiera), efectos de derrame tecnológico y comercialización (premio a
quien conquiste nuevos mercados o descubra y comparte nuevas tecnologías), rendimientos a
escala (protege a las empresas en sus primeros años para que se vuelvan competitivas), y
problemas de coordinación (o es el primer jugador e invertir o los obliga a que acuerden
quién será el primero); la cooperación general y competencia (quienes compartan
información serán premiados); la igualdad (sistema de créditos racionado y dirigido); rol de
las exportaciones (inversión en logística); y la importancia del mercado de trabajo (poca
rotación y control entre compañeros).
En suma, el Estado complementa al mercado, no lo sustituye, y si bien comete errores
los admite y aprende de ellos. Los gobiernos del este asiático reconocieron las limitaciones de
los mercados pero limitaron el papel del Estado a: tomar medidas que procuran activamente
asegurar la estabilidad macroeconómica, lograr que los mercado funcionasen con mayor
eficacia, crear mercados allí donde no existían, colaborar con la inversión directa a fin de
asegurar que los recursos se asignan de un modo que contribuyese al crecimiento económico
y la estabilidad, generar un clima apto para la inversión privada y para la estabilidad política.
En vez de reemplazar a los mercados, estos gobiernos los promovieron y utilizaron.

Krugman
Las visiones clásicas del crecimiento económico son las siguientes: generar tasas de
ahorro elevadas (el ahorro implicará, el día de mañana, mayor inversión, y cuanta más
inversión mayor será el crecimiento económico), apoyarse en las ventajas comparativas,
especializarse y exportar (para crecer tenés que integrarte al mundo), rol de la productividad
(lo que importa es la tecnología).
Krugman explica el crecimiento asiático a partir de la teoría del ahorro: no es un
milagro, sino que es una movilización de los trabajadores que hizo aumentar el trabajo, el
capital y el capital humano. Este crecimiento, dice Krugman, eventualmente se va a acabar
porque desconfía de la productividad.
El crecimiento de Asia no era sorprendente controlando por aumento de uso de
factores productivos, igual que el caso soviético.

Rodrik
Rodrik analiza los pilares que dieron inicio al gran crecimiento asiático. Para él, el
crecimiento viene por el lado del capital humano (nivel de conocimiento de los trabajadores).
Rechaza la hipótesis de las exportaciones y los mercados externos porque el crecimiento de la
economía ocurre antes de que crezcan las exportaciones, y este surge sin cambios en los
precios relativos. El boom exportador está explicado por la inversión previa. El capital era
escaso, la productividad marginal era alta, por lo que era esperable que los retornos fueran
altos.
La inversión va muy bien con el capital humano. El Estado elimina las distorsiones
que separan al capital humano y al capital, y soluciona el problema de las
complementariedades. Liberadas las “restricciones”, el producto aumenta progresivamente al
ritmo de la inversión. A medida que el proceso se vuelve más complejo, las importaciones de
maquinarias aumentan.
El crecimiento espectacular de Corea del Sur y Taiwán en la segunda mitad del siglo
XX se explica por una combinación de condiciones socioeconómicas iniciales y acción
estatal en relación con las inversiones.

Ocampo
Empieza planteando los equívocos comunes en la economía: la ortodoxia vs la
heterodoxia; la asociación de auge comercial con libre cambio (no estuvo acompañado por
una política de mercado, que hayan aumentados las exportaciones no tiene nada que ver con
la policía arancelaria); sustitución de importaciones superado en los procesos industriales
dirigidos por el Estado; gran heterogeneidad en los procesos de reforma que entraron dentro
de la idea de “Consenso de Washington”.
Ocampo plantea que para entender el paradigma latinoamericano hay que tener en
cuenta que hay pensarlo en función del contexto internacional para integrar el mercado
mundial; hay que tener en cuenta la diferencia entre liberalismo político (equidad) y
liberalismo económico (libre empresa), donde en Latam, por su matriz altamente desigual, el
liberalismo económico pocas veces coincide con el político; y hay que tener en cuenta la
heterogeneidad interna que se remonta a la época colonial y luego a los patrones de
especialización.
En la primera etapa, los ejes principales son el desarrollo del transporte, el acceso a
los recursos naturales y exportables, y la movilización de la mano de obra. Esto permite
desarrollar un liberalismo proteccionista, con un mercado interno poco integrado y una mano
de obra compuesta tanto por inmigrantes como por los métodos tradicionales (trabajo forzado
y esclavitud).
En la segunda etapa, la industrialización dirigida por el Estado, los ejes son el manejo
de la balanza de pagos, la industrialización como motor del desarrollo, y el Estado como
quien debe intervenir en amplias esferas de la economía. No se produce un quiebre abrupto,
sino que la industrialización y la exportación conviven. Esta etapa funciona más como una
respuesta hacia la crisis de 1930 y no tanto como una formulación teórica. Hay un nuevo
consenso desarrollista mixto (diversificación), donde la teorización de la economía
latinoamericana viene después de la etapa industrializadora. Si todo estaba yendo tan bien,
¿por qué salimos de esta etapa? Porque las industrias latinoamericanas necesitan
importaciones, porque hay críticas por derecha (industrias no competitivas) y por izquierda
(no hay cambios reales), porque está en una crisis de deuda, y porque la ortodoxia de los
organismos multilaterales hace que solo presten con condiciones de ajuste.
En la tercera etapa, la de reformas de mercado, tiene como eje central la liberalización
de las fuerzas de mercado. En esta etapa los aranceles disminuyen, hay disciplina fiscal y hay
integración por ventajas comparativas. Además, la liberalización financiera logra que no haya
más restricciones a la movilidad del capital. Es un momento donde liberalismo político y
económico coinciden. Sin embargo, se genera escaso crecimiento económico y estancamiento
social. Tomemos el caso de Argentina como ejemplo del fracaso: Argentina no tiene patrón
de desarrollo, su crecimiento es bajo y volátil, y posee mucha pobreza que se propagó a sus
instituciones y se volvió estructural.

Comentario de Gerchunoff: sobre Ocampo


Gerchunoff propone una periodización alternativa a la de Ocampo, profundiza
específicamente sobre la heterogeneidad de América Latina a lo largo de esta historia, y
busca explicar una importante omisión en el texto de Ocampo.
Respecto de la periodización, Gerchunoff considera que hay una primera etapa desde
mediados del siglo XIX hasta 1914, cuando se produce una ruptura histórica provocada por la
drástica reducción de los costos de transporte. Este descenso del costo del transporte
favoreció más a los países que exportaban bienes. A partir de 1914 comienza una etapa de
transición, que abarca desde 1914 hasta 1930, donde no hay mayores diferencias en los países
de América Latina. La tercera etapa sería entre 1930 y 1950, donde se orienta el proceso de
industrialización. Es en esta etapa donde se refleja la heterogeneidad del continente: algunos
países estaban mejor preparados para la sustitución de importaciones que otros. La etapa
siguiente es entre 1950 y 1980, donde la industrialización basada en la sustitución de
importaciones continuó, pero con notorias grietas. En algunos países fue la era de las
devaluaciones. Después de esta, coincide plenamente con la etapa de las reformas
neoliberales. Pero, para Gerchunoff, la etapa que falta es la de la globalización este-sur,
donde estaría la incorporación de Asia como el factor más dinámico del mundo capitalista
actual.

Gerchunoff y Llach
Los autores buscan comparar el rendimiento de los países de Latinoamérica durante
las dos globalizaciones más importantes. Empiezan definiendo término de intercambio como
aquella variable que mide la evolución relativa de los precios de las exportaciones e
importaciones de un país, y puede expresar, a la vez, la evolución del precio de los productos
exportados. Si Europa abre su economía, habría más oferta de industria, por lo que el precio
bajaría; además, Europa aumentaría su demanda de materias primas, subiendo su precio, y
haciendo que los términos de intercambio de Latam aumenten.
Los motivos para una globalización comercial son los siguientes: una reducción en los
costos de transporte, una práctica de apertura comercial, y/o un cambio estructural en la
oferta de factores o en la tecnología.
La Primera Globalización fue causada por una reducción drástica de los costos de
transporte, aunque también hubo un cambio estructural en Europa (se industrializan y suben
su demanda de materia prima) que favorece a la globalización gracias a la especialización de
las economías. Sin embargo, en cuanto a políticas comerciales no hubo una apertura
comercial de Latam porque es muy proteccionista. Además, las exportaciones de Latam
subieron más que las europeas porque las fuerzas integradoras tienen más fuerza que las
aislacionistas. ¿Cómo impacta esto sobre los términos de intercambio? Cuando Europa se
especializa, suben los términos de intercambio de Latam, pero cuando Latam se especializa
bajan los términos de intercambio y solo se benefician los que exportan productos pesados
gracias a los ferrocarriles.
La reducción de los costos de transporte beneficia a aquellos sectores de la economía
que exporta la mayor cantidad de producto porque se hace más fácil y barato transportarlo y
exportarlo.
Las lecciones que nos dejó la Primera Globalización es que la desigualdad puede
llevar a coaliciones políticas que anulen los beneficios de la globalización (proteccionistas),
la híperespecialización puede traer problemas al momento en que cambian las condiciones
del comercio internacional (reservas como sostén en ciclos negativos), y conviene invertir en
alterar las ventajas comparativas para mejorar gradualmente la productividad de los países y
fortalecer la movilidad social.
La Segunda Globalización tiene una causa política, que es el impulso integrador y
globalizador de los gobiernos de Latam que hacen bajar los aranceles. Entre 1980 y 1990, los
términos de intercambio no suben para nada dado que el apoyo de Estados Unidos a sus
importaciones hizo que los precios de productos primarios bajen. En los 2000 entran los
gigantes, y Latam se beneficia porque suben los términos de intercambio (China importa
productos manufacturados que a Latam le sale más barato comprar, y China compra materias
primas de Latam).
Si comparamos ambas globalizaciones podemos notar claras diferencias en el riesgo
país. El riesgo país está más alto en la Segunda Globalización porque las tasas de interés son
altas, mientras que en la Primera Globalización las tasas de interés se mantienen bajas por la
circulación de dinero bajo el patrón oro como por los gobiernos no democráticos de Latam.
La globalización de Latam se choca con la de Asia, y mientras que la globalización de
Latam es una liberalización regresiva, la de Asia es una progresiva porque beneficia a la
mayoría de su población (trabajadores no calificados). Entonces, para escapar la volatilidad,
Latam debería invertir las ganancias de la Segunda Globalización en el capital humano.
Observaciones de la Segunda Globalización:
- Hay una peor redistribución del ingreso (la caída en la pobreza no necesariamente
hizo al mundo más igualitario)
- El comercio internacional tiende a aumentar la riqueza agregada, si nos cerramos el
crecimiento económico será peor
- Países ricos crecen con mayor igualdad, lo que trae consecuencias de crecimiento a
largo plazo y repercusiones políticas
- El mundo como un todo está mejor, pero si sacamos a China los números no son tan
auspiciosos (outsourcing, comercio internacional y robotización)
o cuando comienza su crecimiento era un país básicamente pobre, lo que tiene
un impacto significativo a nivel mundial dada su población

Unidad 13: La crisis de 2008


Bernanke
Bernanke describe que las crisis con mercados de deuda, es decir una crisis financiera,
suelen estar asociados a la incapacidad de repago que comienzan con quiebras y nervios
generales en los mercados de capitales. Para minimizar las chances de crisis se deberían
cerrar los mercados, lo que se da cuando los agentes se vuelven rápidamente ahorrativos.
En Estados Unidos, los que se endeudan son la típica familia americana. Como el
precio de las casas está en aumento sostenido, la gente pide créditos para comprar casas
porque el precio de hoy será más barato que el de mañana. El precio creciente de las casas
genera un efecto de riqueza positivo, lo que significa que quien se endeudó ahora es menos
riesgoso. Así, disminuye la tasa de interés de los créditos tomados y aumenta el nivel de
acceso al crédito. Como todo el mundo pide créditos para comprar casas, la base de deudores
aumenta y sube el precio de las casas por el aumento en la demanda. Al subir el precio de las
casas bajan los términos de intercambio, lo que hace que haya una segunda ronda de
expansión del crédito. Cuando los precios bajan sube la tasa de interés porque los individuos
se vuelven más riesgosos. La gente deja de pagar sus deudas porque no tiene dinero, y
empiezan a vender sus activos en un intento de conseguir liquidez. Pero, como todo el mundo
está haciendo lo mismo, los precios se derrumban y se vuelve cíclico. Empiezan los defaults
(no pagar la deuda), y los bancos se ven obligados a quedarse con las casas de aquellos que
no pagan para intentar venderlas y recuperar esa plata que prestaron. Nuevamente, todos los
bancos están haciendo lo mismo con muchas casas, por lo que cae el precio de las casas y
suben los términos de intercambio. De esta manera, los créditos deben ser refinanciados.
El origen del problema es la debilidad del sistema. Los bancos hipotecarios son los
que dieron créditos a los individuos para que se compren una casa. Estos bancos arman
paquetes de préstamos (buenos y malos) y se los venden a los bancos comerciales, y los
bancos comerciales los compran porque las aseguradoras los califican como triple A (no
riesgosos). Sin embargo, eran activos tóxicos. Ahora, los individuos deben plata a los bancos
comerciales, y los bancos comerciales tienen las casas como garantía. Cuando la gente no
paga, los bancos comerciales llevan las casas al mercado para intentar recuperar la plata, pero
aumenta la oferta de casas y baja su precio, haciendo que aumente la tasa de hipotecas y la
cantidad de gente que pierde su casa. Comienza un periodo de deflación donde los bancos
comerciales son cada vez más pobres, lo que los lleva a detener el crédito, haciendo que caiga
el consumo y la producción. Si los bancos tienen problemas, todos los sectores de la
economía empiezan a tener problemas.
Gracias al análisis de Friedman, la Reserva Federal no fue pasiva y actuó en el
momento justo. Salió al rescate de los bancos comerciales, conteniendo notablemente la caída
de la demanda agregada, pero el efecto riqueza negativo es un hecho. Esto hace que la gente
recorte gastos e inversión, y la economía se resiente.
Keynes viene mucho por el lado de la política fiscal, mientras que Friedman viene
más por el lado de la política monetaria. Hacia el 2008, hay un drástico aumento de 4 puntos
en el gasto público de EEUU. Pero en 2010 tienen una baja muy significativo, una vuelta a
los niveles previos a la crisis. En la crisis del 30, como en la crisis del 2008, el gasto público
no fue una variable protagonista en la recuperación. En la medida en que el gasto público iba
cayendo, la economía posterior al 2008 tímidamente comienza a crecer (caída en el gasto con
crecimiento en el PBI). Si la economía creció y no fue a causa del gasto público, ¿que fue? La
variable que lideró la recuperación fue el consumo privado (las familias americanas que, si
bien habían perdido sus casas y sus inversiones, a partir del 2011 comienzan a consumir y
gastar más). Si la gente quiere consumir más, eso implica que se van a vender más productos,
por lo que las fábricas tienen más incentivos a reponer esos productos que se están
vendiendo, entonces, para satisfacer ese nuevo nivel de producción, van a tener que contratar
más empleados (cae el desempleo y crece el empleo). El camino de la recuperación es guiado
por el consumo privado.
Friedman viene más por el lado de aumentar la cantidad de dinero e inyectar liquidez,
imprimir la cantidad de dólares que sean necesarios para volver a una relativa normalidad. La
hoja de activos de la Reserva Federal registra los bienes de los individuos y su evolución en
el tiempo. Entre el 2008 y el 2015, ¿la Reserva Federal es más rica? Hay que ver también el
pasivo. Si solo nos quedamos con el activo posiblemente sí veamos que es más rica. Cada
dólar que imprime la Reserva Federal se registra como un pasivo: una deuda que tiene la
institución con la persona que tenga ese billete. A partir del 2008, la Reserva Federal imprime
muchos billetes para salvar al sistema financiero. Hay dos mecanismos para el control de
deuda de los bancos respecto de la Reserva Federal: uno es anotar cuánto le debe cada banco
a la Reserva Federal, y otro es llamar al banco comercial que adquirió el paquete de
préstamos, decirle que tiene una bomba de tiempo, y le cambia plata a cambio de ese activo
tóxico (salvataje financiero). La Reserva Federal estaría perdiendo plata porque compran algo
a un valor de mercado que no es el real. ¿Qué pasa con los individuos que tenían deuda con
los bancos comerciales? Ahora, implícitamente, esos individuos le deben a la Reserva
Federal. 
No alcanza solo con emitir, tenés que lograr que esa emisión llegue al sector
productivo de la economía (que es lo que no pasa). La plata salva a los bancos, pero el crédito
no se restablece. ¿Quién tiene la culpa? Podría decirse que los bancos por no querer prestar.
En realidad nadie quiere tomar un crédito porque están todos están asustados en esa
economía. Sea cual sea la causa, si el crédito no se restablece, es muy difícil iniciar el camino
de la recuperación. Así y todo, la Reserva Federal continúa su política expansiva.

DA (r) es la demanda agregada antes de la crisis. El hecho de que haya un shock


negativo en la economía genera un efecto riqueza negativo. Entonces, hay un desplazamiento
de la demanda agregada hacia abajo y a la izquierda. Hay una nueva demanda agregada DA
´(r). ¿Qué hay que hacer? Generar una caída en la tasa real de interés. Para generar esa caída,
hay que hacer caer la tasa nominal. Lo bajas hasta que llegas a producción 0. Cuando llegas a
tasa nominal 0, como esta no puede mantenerse así, hay que generar inflación para mantener
la tasa real negativa (trampa de la liquidez). ¿Cómo generar inflación? La Fed continúa su
política expansiva y emitiendo dinero (emisión de dinero - inflación). Esto sería hacer política
monetaria: moverse sobre la curva. Si querés hacer política fiscal, lo que no se hizo, cuando
aumentas el gasto público empujas la demanda agregada hacia arriba y hacia la derecha. La
demanda agregada en 1930 sufrió una caída más severa porque no tuvo la misma
intervención que en 2008. La intervención en el 2008 amortiguó la caída de la demanda
agregada.
No tiene sentido hacer un New Deal en una economía con pleno empleo, sino que
Keynes diría que el gasto público no es una herramienta de crecimiento pero una forma de
romper con la trampa de la liquidez.

Romer
¿Qué podemos aprender de los años 30 que nos ayude a terminar con la peor recesión
desde la Gran Depresión? Aunque la recesión actual es incuestionablemente severa, palidece
en comparación con la Gran Depresión. Sin embargo, hay paralelismos que la convierten en
un punto de comparación útil: 
- Al igual que la Gran Depresión, la recesión actual tuvo su causa fundamental en la
disminución de los precios de los activos y la quiebra o casi quiebra de las
instituciones financieras.
- Otro paralelo es la naturaleza mundial de la depresión
- El presidente Obama comienza su presidencia y su impulso de recuperación con
muchos de los mismos desafíos que Roosevelt enfrentó en 1933
Lecciones:
1. Una pequeña expansión fiscal tiene sólo pequeños efectos
2. La expansión monetaria puede ayudar a sanar una economía incluso cuando los tipos
de interés están cerca de cero
3. Cuidado con reducir el estímulo demasiado pronto.
4. La recuperación financiera y la recuperación real van juntas
5. La política de expansión mundial comparte las cargas y los beneficios de la
recuperación
6. Finalmente terminó: esperanza

Krugman y Wells
Algunas de las hipótesis sobre las causas de la crisis del 2008 son las siguientes:
1. Tasas de interés bajas: después de la recesión del 2001, el Banco Central decidió
mantener las tasas relativamente bajas, y eso generó la burbuja inmobiliaria. Las tasas
de interés son algo global en la economía, no sólo se fijan en el mercado inmobiliario.
Además, la economía estaba en un periodo de deflación, y para reactivarla se
necesitan tasas más bajas (estuvieron bajas hasta el 2004, no fue que estuvieron hasta
el 2008). En Europa las tasas habían bajado menos que en Estados Unidos y la
economía se cayó igual, no era una garantía (en países con políticas monetarias
distintas a la llevada a cabo por la Reserva Federal también sufrieron la burbuja)
2. Exceso de ahorro.
Estados Unidos y China se deben mutuamente, pero si se plantea la relación bilateral
Estados Unidos le debe mucho más a China. Esto es un cambio muy grande respecto a
la primera globalización, porque en la primera globalización, los países más
desarrollados tenían superávit comercial y financiero y esos dólares que les sobraban
los ponían en los países que estaban en desarrollo. A partir del 98, con la crisis que se
da en los países emergentes, esto se invierte muy fuertemente. Países como China,
muy grandes y en crecimiento pero aún emergentes, empiezan a ahorrar un montón
porque están produciendo mucho y tienen sociedades todavía con muy poco nivel de
consumo gracias a su gran población rural. Los países emergentes ponen la plata en
los países desarrollados: influjo muy fuerte de capitales desde China hacia Estados
Unidos, lo que hace que haya más oferta de capital y baje la tasa de interés, generando
un boom en el mercado inmobiliario.
3. Innovaciones financieras de alto riesgo: los paquetes sub prime e innovaciones
financieras eran super riesgosas y fue muy desorganizado.
Los paquetes de préstamos ponían en la primera plana los préstamos buenos, y en
última plana los préstamos subprime casi sin seguros. Las aseguradoras tenían que
advertir sobre qué tan seguro era el paquete, pero no decían que era riesgosos y le
ponían la calificación AAA (no pasa nada, estos préstamos no son riesgosos y te los
van a devolver). Sin embargo, el riesgo se queda en el sistema financiero porque son
los mismos bancos los que se venden paquetes riesgosos entre sí. España no tuvo esta
complejización de paquetes de préstamos e igual sufrió la burbuja financiera. Por lo
que esta hizo todo más inestable, pero no fue una condición necesaria.
4. Programas gubernamentales de “riesgo moral”: habían programas gubernamentales
que impulsan a la gente a comprar casas subsidiando mucho los créditos y dándole
créditos a cualquiera, lo que hace que las casas suben mucho su precio y que quienes
compraron no puedan pagar la hipoteca. Los sectores más conservadores opinan que
esta burbuja fue creada porque el gobierno financió mucho, con préstamos muy
subsidiados, a gente que en realidad no podía pagar esa casa.
Krugman dice que los bancos que reparten créditos son bancos privados, no públicos.
Las instituciones que facilitan la compra de casas desde la política y desde el estado,
no aumentaron la cantidad de préstamos que daban durante la burbuja, sino que ese
aumento vino desde el sector privado. Hay  que darle una responsabilidad a la política
por omisión (veían que pasaba todo esto y nadie hizo nada), pero no se le puede dar la
responsabilidad de ser el autor de la burbuja.

Para Krugman, lo que sucedió es que el boom comenzó con el influjo de capitales
sobretodo de países emergentes, sumado a que la Reserva Federal no reguló estos préstamos
subprime que estaban contribuyendo a la burbuja. Además, estos paquetes de préstamos
inseguros hicieron que la caída sea peor porque, si el préstamo hubiera sido más tradicional
(préstamo bilateral y sin intermediarios ni complejización financiera) los que no pueden
pagar podrían haber renegociado la deuda.
¿Ahora que hacemos? La academia está tomándolo como un problema financiero: los
bancos siempre funcionan por confianza. Los bancos cierran por esta corrida cambiaria y el
Estado sale al rescate de los bancos bajando la tasa de interés y poniendo liquidez en esos
bancos. Este primer eje fue bien tratado en el 2008. Sin embargo, no volves a la normalidad
porque todavía tenés un montón de gente endeudada. Aca hay un problema como el que
Keynes veía en los 30: la gente está ahorrando mucho para poder pagar esa deuda, y cuando
hay mucho ahorro en manos privadas hay menos consumo. Al consumir menos cae el nivel
de actividad, cae el rendimiento industrial y cae la inversión. ¿Qué hacer con los privados con
deudas?
La mayoría de las veces, contamos con los bancos centrales para diseñar la
recuperación económica después de una caída, pero a gravedad de la caída después de la
crisis de la vivienda de 2008 hace que esta respuesta se quede corta. Entonces, el gobierno
puede intervenir para gastar cuando el sector privado no lo hace, pero un gasto excesivo
podría crear preocupaciones sobre la posición fiscal a largo plazo del gobierno de los Estados
Unidos y, por lo tanto, provocar un fuerte aumento de los costos de los préstamos en los
Estados Unidos.
Otra opción que queda implica acciones de los bancos centrales. ¿Qué podría hacer la
Reserva Federal? No puede bajar los tipos de interés a corto plazo de la deuda pública, pero
podría reducir esta prima comprando directamente la deuda pública a largo plazo y/o podría
intentar cambiar las expectativas anunciando sus intenciones de mantener los tipos de interés
a corto plazo bajos durante mucho tiempo.
Hay muchas críticas contra el uso de la política monetaria no convencional:
o la falta de voluntad de seguir la lógica de su propio keynesianismo
o posiciones contradictorias
Entonces, ¿qué recomendaríamos hacer? Todo lo que pueda estimular la economía.
También deberíamos considerar políticas que permitan a los prestatarios reducir la carga de
su deuda. Así como los desequilibrios mundiales desempeñaron un papel importante en la
creación de la gran burbuja inmobiliaria, también tienen un papel importante en el bloqueo de
la recuperación ahora que la burbuja ha estallado. Los Estados Unidos deberían adoptar una
línea mucho más dura con China que hasta ahora. Si los gobiernos no actúan, lo peor puede
estar por venir.

También podría gustarte