Está en la página 1de 3

Caso VIH y confidencialidad de la información.

PD visita el Centro Médico con su futuro esposo, FH, para realizarse exámenes

prematrimoniales y asegurarse que ninguno de los dos sufría una enfermedad de

transmisión sexual. En el momento de la consulta conjunta PD y FH no convivían

pero sí mantenían relaciones sexuales con protección. FH acompaña a PD a

pedido de ella, preocupada por la posibilidad de que su novio sufriera alguna ETS,

ya que era originario de un país con niveles especialmente elevados de ETS.

El médico estaba al corriente del propósito del examen y de la preocupación de

PD. Sin embargo, no le informa a ninguno de los dos que, sin el consentimiento de

cada uno de ellos, la ley le prohibía revelar a uno de ellos cualquier dato

relacionado con VIH o SIDA acerca del otro. No se discute acerca de la forma de

tratar los resultados de los exámenes. PD pensaba que tendría los resultados de

FH y que él, a su vez, tendría los suyos, pero en ningún momento se habla del

tema específicamente. Tanto PD como FH responden preguntas indiscretas sobre

su conducta sexual en presencia del otro.

También en presencia del otro, se les sustrae sangre a ambos durante la consulta

médica, y luego se retiran. El médico les solicita que regresen en

aproximadamente una semana, cuando los exámenes patológicos estarían

prontos.

Una semana más tarde el médico recibe el informe de PD, con resultados

negativos tanto para Hepatitis B como para VIH. Al siguiente día recibe el de FH,

con resultados positivos para ambas enfermedades. Entre una y dos semanas
después de la consulta médica inicial, PD regresa al Centro Médico. La

recepcionista le entrega una copia de su informe patológico. PD solicita también

una copia del informe de FH, pero se le informa que este era confidencial y que

era imposible suministrárselo. La recepcionista no le menciona que, si FH daba su

consentimiento, el informe podía ser retirado por PD.

El médico informa telefónicamente a FH acerca de sus resultados positivos, pero

no da la misma información a PD acerca de su novio. Asimismo, el médico no

toma ninguna medida para asegurarse de que FH le informe a PD sobre sus

resultados, y tampoco intenta que FH dé su consentimiento para que la clínica o él

mismo le revelen la información a PD.

Preguntas:

¿Cuál crees que debería ser el comportamiento profesional correcto del Médico y

personal sanitario en general al estar en posesión de este tipo de información y

por qué?

¿Qué riesgo corre PD si no se revela la información de FH y que riesgos corre FH

si se revela su información?

¿Es justificable los riesgos que corre PD en favor de la confidencialidad de la

información de FH? ¿Por qué?

¿Qué modelo ético estaría a favor de revelar los datos de FH y cuál estaría en

contra? ¿Por qué?


Menciona al menos 3 artículos de la DUBDH que están involucrados en este caso

y explica brevemente por qué.

También podría gustarte