Está en la página 1de 4

RESUMEN DEL LIBRO EL ARTE DE SOPLAR LAS BRASAS

AUTOR.-LEONARDO WOLK

CAPITULO I

EL ARTE DE SOPLA LAS BRASAS

QUE ES EL COACHING?

El coaching es una herramienta que ayuda y guía a las personas, para ayudarlos a llegar a
sus objetivos, sueños, para reconectarse consigo mismos. El coaching es un proceso de
aprendizaje donde el coachee es la persona que tiene toda la intención de poder cambiara
algo en su vida profesional o personal. El coach es el facilitador que apoya y acompaña al
coachee a llegar a sus objetivos. Dentro de lo que es el coaching se encuentran distintos
tipos por ejemplo el Coach ontológico que se interesa por el modo particular de ser de las
personas, el coaching transformacional que se realiza por medio de la trasformación de la
persona al cambiar su perspectiva de ver las cosas.

El coaching es un proceso de aprendizaje bien definido, con inicio y un fin, estableciendo


metas claras y diseñando acciones para alcanzar los resultados deseados. El coaching puede
realizarse en ámbitos personales, empresariales los cuales pueden ser de manera personal el
coach y el coachee (cliente) o grupal, esta última puede ser más enriquecedora al ser más
dinámica e interactiva al hablar de temas que involucran a todos los integrantes del grupo,
los cuales se pueden sentir identificados por algún tema que se trate dentro del grupo.

A medida que vamos adentrándonos en la sesión del coaching el coach tiene que tener la
habilidad y capacidad de observar, comunicar, tener empatía, llegar a establecer un vínculo
de confidencialidad, para que de esa manera el coachee tenga la seguridad y despierte en
si la capacidad de poder entrar en una etapa de querer cambiar, de tener un cambio de
visión de ver su entorno y una autocrítica personal.

El éxito de las sesiones de coaching se da a partir de que el coachee asuma la


responsabilidad de querer cambiar y transformar su perspectiva como observador, y
pueda ver sus problemas o limitaciones de otro punto de vista y pueda generar acciones
que lo lleven a los resultados deseados. Definimos a la acción de ser un coaching como un
“Soplador de brasas” como concepto de coaching el cual nos dice que es un proceso que
nos permite despertar lo mejor de sí mismos, mediante el proceso de coaching el coach
indaga, busca, dentro del coachee y hace que el mismo entre en una etapa de reflexión
interna donde encuentre las respuestas, que despierte las aptitudes, talentos, que se
encontraban dormidas las respuestas a sus problemas o dificultades, ayudarlo a adoptar una
perspectiva diferente , buscar caminos diferentes más eficaces de los cuales va haciendo
para alcanzar el objetivo deseado.

El coach hace distintos papeles dentro de las sesiones es multifacético, se ve como un


investigador que busca las respuestas a partir de las pistas que va expresando el coachee,
pero no juzga al coachee en ningún sentido. Se ve como un líder apoyando y orientando al
coachee, buscando potencias sus capacidades y recursos para afrontar sus
emprendimientos o sueños que tiene estancados por miedo a fallar.

“COACHING

El arte de Soplar Brasas”

Introducción

Leonardo Wolk nos introduce en el mundo del coaching desde una miradaprofunda, sistemática y
netamente personal. Propone una presentación de ladisciplina con una brillante riqueza didáctica
ya que considera que hay muchoescrito del coaching pero que en muchos casos la información
resulta serambigua y poco precisa, por eso, él adopta un enfoque más minucioso,concreto y
sistemático, apuntando a un lector al que considera desprovisto decualquier información acerca
de qué es, cómo funciona y para qué sirve elcoaching.

Capítulo 1: coaching como el arte de soplar brasas

Este capítulo refiere a una primera aproximación sobre el coaching. Apuntará a definir su campo
de intervención, la distinción con otras disciplinasasí como también al concepto y rol de
coach.Definir al coaching resulta un desafío ya que hay mucha ignorancia al respecto,faltas éticas
de parte de los profesionales, como falta también de un criterio encomún. Habitualmente es
confundido el proceso de coaching como una suertede psicoterapia y si bien el coaching opera con
la palabra y en algún sentidoposee una función terapéutica, no es una psicoterapia y sus objetivos
primarioscomo su metodología difieren. Al coaching lo define como un proceso de aprendizaje,
como una invitación alcambio, por el cual se abren posibilidades de acción. En este proceso,
explica,hay distintas variantes, entre ellas la ontológica que apunta al Ser y latransformacional,
que se realiza por medio de la transformación de la personagracias a la posibilidad de poder
cambiar su propia perspectiva.Para un proceso eficaz de coaching es vital poseer una adecuada
capacidadconversacional que permita el autoconocimiento de los involucrados delproceso de
coaching y que favorezca la capacidad de aprender a aprender queposea el coachee. Esto
apuntará a impactar en las creencias del coachee perode un modo autoreflexivo ya que jamás se
debe indicar qué hacer, sino que seapunta a adoptar un cambio de perspectiva y,
simultáneamente, un cambio enla visión sobre el entorno del coachee y sobre uno mismo.En el
coaching se da una vinculación entre el coach y el coachee.Dicho vínculo resulta ser íntimo y
confidencial, dirigido a superar metas queparten del coachee (y no del coach) y
enriquecedor.Claramente, el proceso entonces resultará interactivo y dinámico debido a queel
proceso será siempre único porque la combinación del coachee, sus metas,competencias,
habilidades y creencias también resultará única.La clave, define Wolk, de un proceso de coaching
exitoso será aquel quepermita al coachee asumir la responsabilidad y poder, transformar
superspectiva como observador y diseñar e implementar nuevas acciones. A lo largo de este
capítulo inicial Wolk referirá a su rol de coach como de tresformas

:1. Como un soplador de brasas

2. Facilitador del aprendizaje

3. Un provocador

4. Detective pero no juez

Capitulo 1 El arte de soplar brazas

Coaching, más que un entrenamiento, es entendido como una disciplina, un arte, un


procedimiento,una técnica y, también, un estilo de liderazgo, gerenciamiento y conducción.
Personalmente loentiendo como un proceso de aprendizaje.-Ontológico, porque hace al sentido
del ser-Transformacional, o existencial, porque postula que nada ocurrirá sin transformación
personalEn el coaching se da una vinculación entre el coach y el coachee. Dicho vínculo resulta ser
íntimo yconfidencial, dirigido a superar metas que parten del coachee.Para un proceso eficaz de
coaching es vital poseer una adecuada capacidad conversacional quepermita el autoconocimiento
de los involucrados del proceso de coaching y que favorezca lacapacidad de aprender a aprender
que posea el coachee.Un proceso de coaching exitoso será aquel que permita al coachee asumir la
responsabilidad ypoder, transformar su perspectiva como observador y diseñar e implementar
nuevas acciones.

Un coach es un “Soplador de brasas”, porque permite al coachee “despertar lo mejor de sí


mismo”;

Un coach es un“facilitador delaprendizaje” ya que no enseña herramientas, no brinda solucionesni


impone ejercicios, el coach ayuda a que el coachee aprenda a adoptar una perspectiva
distinta,posicionarse como un observador diferente, y aprender a buscar caminos distintos y tal
vez máseficaces, para alcanzar la meta.
Un coach es un“provocador” ya que promueve el autorreflexión del coachee llevándolo
acuestionarse su propia forma de ser y de las organizaciones.

Un coach es un detective, ya que debe ayudar a buscar respuestas a partir de las pistas que
puedenaparecer en el proceso de coaching, pero no juez, ya que no debe juzgar al coachee en
ningúnsentido.

Y por último un coach es un líder, quien orienta al coachee, buscar potenciar sus capacidades
yrecursos y, en algún sentido, le permite afrontar sus emprendimientos.Por lo que un coach debe
ser multifacético, ya que dependiendo de lo que requiera el coachee y lasituación podrá adoptar
distintas caras y funciones.Habitualmente es confundido el proceso de coaching como una suerte
de psicoterapia y si bien elcoaching opera con la palabra y en algún sentido posee una función
terapéutica, no es unapsicoterapia y sus objetivos primarios como su metodología difieren ya que
el “coaching no es un diván corporativo”.

También podría gustarte