Está en la página 1de 10

Página |1

ANÁLISIS DE LOS PLANES DE ESTUDIOS


DE EDUCACIÓN BÁSICA NIVEL
SECUNDARIA 1993, 2006 y 2011.

Asignatura: FILOSOFÍA Y SOCIOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN


Asesora: Dr. Francisco Camacho Marín
Alumna: Mtra. Natalia Citlali Huizar Corona
Colima, Col. a 11 de Agosto de 2019.
Página |2

INTRODUCCIÓN

Mediante este ensayo se expondrá la reflexión sobre la importancia de conocer, concientizar y

ejercer las categorías que sustentan la filosofía de la educación.

En la práctica docente, suele dejarse de lado las bases que dan el marco del ser y acontecer, de

los valores y de los fines; sumergidos en el día a día, teniendo en mente solo el aprendizaje

esperado, una meta de corto plazo, a donde se suman los esfuerzos bien intencionados, sin

embargo, la relevancia cambia al ponderar desde la perspectiva de un macro esquema, donde

observamos la necesidad de estar conscientes del ser y su acontecer, el alumno y la forma como

vive, se expresa, experimenta, aprende; de vivir y ser un ejemplo de elevados valores sociales y

personales, y que al final de su paso por esta etapa de formación, se consolidará un ser con una

personalidad definida por los valores, conocimientos, habilidades y actitudes que hayamos

desarrollado en él.

El plan de estudios elegido para analizar, es el de Educación Básica Nivel Secundaria. Es de

interés personal, debido a que es el ámbito donde me desempeño como docente.

Este plan de estudios en su versión del 2011 concibe al alumno como una persona que requiere

herramientas personales para enfrentar la vida y resolver los problemas que se le vayan

presentando en cualquier ámbito, por lo que se enfoca en el desarrollo del ser dotado de

capacidades, habilidades, conocimientos y actitudes que lo hacen competente para la vida,

considerando una perspectiva no solo local o nacional, sino que incluye una perspectiva global,

actualizándose respecto a los cambios mundiales. Así mismo, valora al estudiante como un ser

humano dentro de un sistema universal, el cual debe desarrollar un apego a valores individuales,

interpersonales y universales, amar su entorno y sentirse ciudadano del mundo, aprovechando las
Página |3

nuevas tecnologías y contar con una motivación por el aprendizaje continuo. Valora también la

existencia de equidad y busca que acepte y tolere la diversidad, promoviendo la inclusión.

Este plan de estudios sustenta que el estudiante enfrentará retos intelectuales, sociales, afectivos

y físicos, y que se deberá desarrollar en un ambiente respetuoso y colaborativo.

El perfil de egreso del alumno al término de la secundaria se plantea en rasgos deseables que

deben demostrar, los cuales se desarrollan mediante la práctica de los Campos formativos como

son Lenguaje y comunicación, Pensamiento matemático, Exploración y comprensión del mundo

natural y social, y Desarrollo personal y para la convivencia.

Así mismo se reflexionará sobre los presupuestos sociológicos que fundamentan los planes de

estudio referenciados en supralíneas, poniendo de manifiesto que la educación es parte de un

todo, que es la sociedad, debiendo analizarse desde un punto de vista amplio que permita

observar la interrelación con otros aspectos que intervienen en este gran sistema.
Página |4

PRESUPUESTOS FILOSÓFICOS.

La educación básica obligatoria para nivel secundaria, se institucionalizó con la reforma del

artículo 3° Constitucional, el 4 de marzo de 1993, dando origen a un nuevo Plan de estudios.

Éste, organizado como un ciclo con características propias, procuró garantizar a todos el acceso a

la educación. Su propósito era contribuir a elevar la calidad de la formación de los estudiantes

que terminaban primaria, mediante el fortalecimiento de aquellos contenidos que corresponden a

las necesidades básicas de aprendizaje de la población joven del país; integrando conocimientos,

habilidades y valores que permitieran continuar su aprendizaje con un alto grado de

independencia dentro o fuera de la escuela, facilitando su incorporación productiva y flexible al

mundo del trabajo, estimulando la participación activa y reflexiva en organizaciones sociales,

políticas y culturales, y enfocado a los conocimientos cubriendo lo declarado en la Constitución.

Claramente se observa, que en aquella época, la preocupación era generar un esquema, un

contenido y una metodología, que garantizara un conocimiento orientado a habilidades y

capacidades para el desarrollo del trabajo, un modelo filosófico realista, que sin duda limita,

como afirma Nitche (Fernández –Burillo, 1988) el desarrollo personal y lo encamina hacia el

nivel de una conciencia materialista, sin la reflexión de superación y lucha, sino un ente

mecanizado para la fuerza laboral como expone la filosofía marxista.

Así, evoluciona con el plan de estudios de Educación básica de nivel secundaria del 2006. En

este, encontramos diferencias abismales respecto al plan de estudios de 1993 y más encaminado a

los cambios globales como el del 2011.

Durante este periodo, se habló de la necesidad de contar con jóvenes que desarrollaran

herramientas para la vida, refiriéndose a competencias como saber (conocimiento), saber hacer
Página |5

(habilidades) y saber ser (valores y actitudes), basado en una filosofía idealista, donde el alumno

crea a partir de su reflexión y pensamiento, un objeto, ya sea un cuento, un proyecto, una

propuesta, una tarea, etc.

El enfoque del nivel secundaria era independiente de los niveles de preescolar y primaria, un

escalón más, pero sin considerarlo como una tercera parte de una unidad.

Para el perfil de egreso, manejan las mismas competencias que en el 2011, a) competencias para

el aprendizaje permanente, b) competencias para el manejo de la información, c) competencias

para el manejo de situaciones, d) competencias para la convivencia, e) competencias para la vida

en sociedad.

Sin embargo, no integra el desarrollo personal (interior), de la consciencia, el afecto por las

virtudes y el desarrollo como humanidad, que destacan en el plan de estudios del 2011, aplicando

un enfoque naturalista.

En el plan de estudios del 2006, ya se integran aspectos afectivos, pone en el centro al alumno y

desarrolla su práctica considerando sus intereses, integrándolos en las actividades didácticas. Fue

una renovación completa del currículo de 1993, integra, además, a los actores educativos, tanto

en la elaboración del programa como en el desarrollo de la práctica docente.

Otra diferencia significativa, es que, en comparación con el programa de 1993, éste toma en

consideración los cambios biológicos y psicológicos del alumno, se preocupa por la construcción

de identidad y la necesidad de establecer definiciones personales.

PRESUPUESTOS SOCIOLÓGICOS.

Al analizar el plan de estudios de la Educación Básica nivel Secundaria en su versión del año de

1993, encontramos una marcada tendencia a ver la educación y a su institución como

organización conservadora. Su función es reproducir lo establecido, inculcar conductas para


Página |6

preservar el tejido de la sociedad o la vida de grupos y la permanencia de instituciones (Weber,

citado en Cataño 2004). En ese entonces, el objetivo de la Nación era continuar con el

aprendizaje garantizando un alto grado de independencia, dentro o fuera de la escuela; lo que

pone en evidencia las necesidades de un desarrollo socio-económico considerable, dado el

crecimiento de la población.

Sin duda existe una causalidad de la enseñanza, porque resulta obvio que asistir o no a la escuela

crea una diferencia (Luhmann, citado en Ontiveros, 1997) muy significativa en la sociedad,

constituyendo una herramienta para combatir la pobreza, desigualdad, mejorar la salud, contar

con un crecimiento económico sostenido.

Este plan de estudios también facilita la incorporación productiva y flexible al mundo del trabajo;

coadyuvan a la solución de las demandas prácticas de la vida cotidiana y estimulan la

participación activa y reflexiva de las organizaciones sociales y en la vida política y cultural de la

nación. Por lo que se consideró un triunfo para una mayoría a la que estaba negada la posibilidad

de progresar en una sociedad estratificada (Apple, citado en Hernández, 2004).

Por otro lado, el plan de estudios del 2006 busca de todos un compromiso mayor, que

transparente las responsabilidades y los niveles de desempeño en el sistema educativo y reconoce

la amplia dimensión social del proceso educativo.

Destaca el dominio generalizado de las tecnologías de la información y la comunicación, y en

general de las plataformas digitales, como herramientas del pensamiento. Y por otro lado, la

extraña combinación de los procesos de mercantilización y centralización de poder, generando un

fenómeno mundial (Apple, 2013).

A pesar de estos movimientos globalizados, nuestro país construye y consolida una sociedad de

ciudadanos que tienen la oportunidad de gozar sus derechos plenamente.


Página |7

La renovación permanente y acelerada del saber científico y tecnológico, así como el tránsito de

una economía centrada en la producción a otra donde los servicios cobran importancia, hasta

llegar a la economía centrada en el conocimiento, todo esto ha detonado en reformas de fondo en

los sistemas educativos.


Página |8

CONCLUSIÓN

Es verdaderamente importante reconocer y conocer que los modelos filosóficos dan soporte a los

planes y programas de estudio; que nos explican las categorías ontológicas, axiológicas y

teleológicas para comprender el programa en sí, es mucho más sencillo de hecho, la comprensión

una vez que lo analizas desde esta perspectiva, ya que te da un marco específico del quién, cómo

y para qué se realiza, permitiendo identificar plenamente el fin por el que estás trabajando

arduamente con los alumnos y alumnas todos los días del año escolar.

Así mismo, cobra vital importancia identificar cómo se vinculan a través del tiempo los modelos

filosóficos que dan el “color” a la educación que estamos aplicando en el proceso de enseñanza-

aprendizaje, el por qué estamos aquí y ahora trabajando bajo esos modelos y que han sido puntos

de partida para lograr cambios en la educación.

Así también, cobran una relevancia impresionante los presupuestos sociológicos, que nos ayudan

a comprender un sistema más amplio, en el que estamos inmersos, como una parte de la

sociedad.
Página |9

FUENTES DE CONSULTA

1. Santiago Fernández - Burillo. (1988). Curso de Filosofía Elemental. España: Instituto S.

Gili Gaya de L´erida.

2. Secretaría de Educación Pública. (1993). Plan y Programas de Estudio 1993. 28 de julio

de 2019, de Secretaría de Educación Públlica Sitio web:

https://es.slideshare.net/VICMAR871/plan-deestudiossecundaria1993

3. Secretaría de Educación Pública. (2006). Plan de Estudios 2006. 28 de julio de 2019., de

Secretaría de Educación Pública Sitio web:

https://www2.sepdf.gob.mx/info_dgef/archivos/planestudios2006.pdf

4. Secretaría de Educación Pública. (2011). Plan de estudios 2011. 28 de julio de 2019, de

Secretaria de Educación Pública Sitio web:

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/20177/Plan_de_Estudios_2011_f.pdf

5. Solano Alpizar, José. (2002). Educación y Aprendizaje. 28 de julio de 2019, de

Coordinación Educativa y Cultural Centroamericana Sitio web:

http://unpan1.un.org/intradoc/groups/public/documents/icap/unpan031175.pdf

6. Cataño, G.. (2004). Max Weber y la Educación. Agosto 11, 2019, de Sistema de

Información Científica Redalyc Red de Revistas Científicas de América Latina y el

Caribe, España y Portugal Sitio web: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=12213303

7. Hernández, C. (2004). Reseña de "Educar como Dios manda" de Michael W. Apple.

Agosto 11, 2019, de Sistema de Información Científica Redalyc Red de Revistas

Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal Sitio web:

http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=42119111
P á g i n a | 10

8. Apple, M.. (2013). Creando educación democrática en tiempos neoliberales y

neoconservadores. Agosto 11,2019, de Sistema de Información Científica Redalyc Red de

Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal Sitio web:

http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=153129924003