Está en la página 1de 4

CUSTODIA DE MENORES Y VIOLENCIA

INTRAFAMILIAR

CIVIL
Custodia: se refiere al cuidado de los hijos que por ley les corresponde a los
padres. En caso de divorcio el juez tiene la facultad de confiar el cuidado de los
hijos a uno de los padres o al pariente más próximo según le convenga al menor.

Si uno de los padres no está de acuerdo se puede intentar la conciliación ante un


defensor de familia, en caso de que este no exista será competente el comisario de
familia y en caso de tampoco existir este será competente el inspector de policía
del lugar de donde reside el menor.

Requisitos para solicitar la custodia: Solicitud verbal o escrita ante el defensor de


familia aportando pruebas de que el niño no se encuentra en condiciones
adecuadas en poder de quien lo cuida y que el interesado en obtener su custodia
puede hacerlo y garantizar su desarrollo.

Documentos:
o Registro civil de nacimiento de niño
o Dirección de la persona interesada en obtener la custodia
o Relación de los hechos en la medida de los posible por escrito y con
o fechas
o Pruebas documentales y testimoniales sobre la situación del menor
o Copia del acta de conciliación si la fijación de la custodia se dio por
o voluntad de los padres

De tal forma que usted está completamente facultada para pedir la custodia de la
niña ya que ella está sufriendo en cierta forma y de manera continua “violencia
psicológica “por parte de sus padres quienes al mismo tiempo no le están
respetando sus derechos a una vida digna y a tener una buena calidad de vida y al
mismo tiempo es un pésimo ejemplo para el futuro de la menor. Lo mencionado
anteriormente está señalado en la ley 1098 de 2006 Código de la infancia y a
adolescencia art 17, 20 y 23.
Art 17 Derecho a la vida, calidad de vida y un ambiente sano: Los niños, las niñas y los
adolescentes tienen derecho a la vida, a una buena calidad de vida y a un ambiente sano en
condiciones de dignidad y goce de todos sus derechos en forma prevalente.

La calidad de vida es esencial para su desarrollo integral acorde con la dignidad de ser humano.
Este derecho supone la generación de condiciones que les aseguren desde la concepción cuidado,
protección, alimentación nutritiva y equilibrada, acceso a los servicios de salud, educación,
vestuario adecuado, recreación y vivienda segura dotada de servicios públicos esenciales en un
ambiente sano.

Art 20 Derechos de protección: Los niños, las niñas y los adolescentes serán protegidos contra:
1. El abandono físico, emocional y psicoafectivo de sus padres, representantes legales o de las
personas, instituciones y autoridades que tienen la responsabilidad de su cuidado y atención

Art 23 Cuidado y custodia personal: Los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho a que
sus padres en forma permanente y solidaria asuman directa y oportunamente su custodia para su
desarrollo integral. La obligación de cuidado personal se extiende además a quienes convivan con
ellos en los ámbitos familiar, social o institucional, o a sus representantes legales.

Usted puede acudir a que por medio de una conciliación se le otorgue la custodia
de la niña. En esta conciliación puede llegar a un común acuerdo con los padres de
la niña demostrando que con usted ella puede que esté en mejores manos.

Si no se llega a un acuerdo usted puede acudir ante un defensor de familia del


domicilio de la menor para solicitar la custodia de la niña y tiene que tener ciertos
documentos y así mismo demostrar mediante pruebas que la niña no está en
condiciones de vivir con sus padres. Posteriormente se pasa a un proceso de
revisión de la custodia y se dará decisión.

Divorcio: vale la pena recordar que podemos estar frente a un matrimonio civil,
católico o una unión marital de hecho y dependiendo de esto el proceso de
divorcio puede variar.

El trámite de divorcio puede ser de dos clases:


o Por mutuo acuerdo: en el que los esposos a través de una firma de un
acuerdo integral regulan los aspectos relacionados con las obligaciones
entre los conyugues y entre los padres con los hijos ante notario.
o Por la vía del litigio: mediante una demanda de divorcio invocando alguna o
todas las causales anteriormente señaladas.

En caso de que se decida realizar el proceso de divorcio por la vía del litigio, al
momento de presentar la demanda ante el juez debe adjuntar la prueba de la
solitud del divorcio, es decir en este caso puede presentar el certificado que le den
en medicina legal por los golpes y maltratos recibidos. Esto lo señala el art 442
Código de Procedimiento Civil.

Los documentos que se deben tener en cuenta para iniciar el proceso de divorcio
son: (Ley 962 de julio 8 de 2005 art 34 – Decreto 4436 del 2005 “Cesación de
efectos civiles y/o divorcio según se trate de matrimonio religioso o matrimonio
civil”)
o Certificado de matrimonio: este se proporciona de manera gratuita por el
registro civil de la ciudad donde se celebró el matrimonio.
o Certificado de nacimiento de los hijos que también es otorgado de forma
gratuita por el registro civil
o Copia certificada de acuerdo de capitulaciones (en caso de que las haya)
o Escrito en el cual manifiesta la pareja que es su voluntad libre y espontánea
tramitar la cesación de los efectos civiles del matrimonio católico o divorcio
si es matrimonio civil, debe hacerse diligencia notarial de reconocimiento de
contenido y firma.
o En el caso de la existencia de hijos menores de edad en el matrimonio,
debe elaborarse un acuerdo por parte de los padres acerca de cómo van a
cumplir con las obligaciones legales para con sus hijos menores que
abarque los siguientes aspectos: Vivienda, alimentación educación,
vestuario, salud, recreación, a cargo de cuál de los dos padres queda el
cuidado personal y custodia de los hijos, y como va hacer el régimen de
visitas para el padre que no va a convivir con los hijos, fijación de una cuota
mensual con la que han de contribuir los padres para el cumplimiento de las
obligaciones enunciadas, divididas en un cincuenta (50%) por ciento para
cada uno de los padres. Este acuerdo debe tener diligencia notarial de
contenido y firma de ambos padres.
o Poder especial conferido al abogado que los va a representar, en el cual
pueden consignar que lo facultan expresamente para firmar la
correspondiente escritura de cesación de efectos civiles o de divorcio según
sea el caso.

PENAL

En nuestro ordenamiento penal colombiano, está tipificado como delito la violencia


intrafamiliar.
Violencia intrafamiliar: Art 229 Código Penal: “El que maltrate física o psicológicamente a cualquier
miembro de su núcleo familiar, incurrirá siempre que la conducta no constituya delito sancionado
con pena mayor en prisión de 4 a 8 años.
La pena se aumentara de la mitad a las tres cuartas partes cuando la conducta recaiga sobre un
menor, una mujer o una persona mayor de 65 años. “

En este caso lo primero que hay que hacer es realizar la respectiva denuncia por
maltrato familiar, en caso de que sea un familiar deberá llevar un documento que
la acredite como pariente de la víctima.

Esta denuncia se interpone en una comisaria de familia, en una inspección de


policía o en una Unidad de Reacción Inmediata (URI) en donde le pedirán
declaración detallada de los hechos, es importante que en esta declaración se de
en la medida de lo posible nombres completos, identificaciones, rasgos físicos,
etc., del agresor para poder iniciar el respectivo proceso y así mismo en caso de
ser necesario en estos centros cuentan con el personal de psicología necesario
para atender los eventos en que sea pertinente hacer uso de él.

En este caso la atención que recibe la victima después de haberse realizado la


denuncia es que es conducida hasta un centro asistencial, también es acompañada
por un policía hasta un lugar seguro para que se registren sus pertencias y ser
asesorada para la preservación de los actos de violencia.
Esperamos que la respuesta haya sido de su utilidad y satisfacción, si genera
alguna otra duda al respecto, puede volver a solicitar asesoría en el Consultorio
Jurídico Virtual de la Universidad Santo Tomás.