Está en la página 1de 3

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA INTERIOR JUSTICIA Y PAZ


UNIVERSIDAD EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
PROGRAMA POLICIAS OSTENSIVAS “INVESTIGACION PENAL”

LA VICTIMA

Facilitador:
Com. Gral. (Msc) José A Cáceres

Integrante:
Graterol Carlos
C.I. V- 19.489.321

Anaco,17 de noviembre 2020


Dentro del Derecho Penal Venezolano se reconocen los derechos de las
personas que son víctima de un hecho punible, la protección y reparación del
daño causado, como uno de los objetivos del proceso penal.

El Código Orgánico Procesal Penal: reconoce de manera expresa una


pluralidad de derechos, que se traducen en la posibilidad de acometer diversas
actuaciones judiciales que son de su potestativa realización dentro del proceso,
en atención, precisamente, a su posición de víctima con interés directo, actual y
legítimo, que le dotan de cualidad procesal durante el trámite del proceso,
otorgándole, así, el derecho de acceder a los órganos de administración de
justicia penal de manera gratuita, expedita, sin dilaciones indebidas o
formalismos inútiles.

En este orden de ideas, se debo mencionar

que el Código Orgánico Procesal Penal, establece la persecución de los


funcionarios o funcionarias que no procesen sus denuncias de forma oportuna
y diligente, y que de cualquier forma afecten su derecho de acceso a la justicia,
como garantía de este derecho.

También dispone, la protección de la víctima y la reparación del daño al que


tenga derecho, garantizándolo el estado, por una parte, mediante la actuación
del Ministerio Público quien está obligado a velar por dichos intereses en todas
las fases del proceso penal y Por su parte, los Jueces garantizarán la vigencia
de sus derechos y el respecto, protección y reparación durante el proceso.

Asimismo, la policía y los demás organismos auxiliares deberán otorgarle un


trato acorde con su condición de afectado, facilitando al máximo su
participación en los trámites en que deba intervenir.

considera victima a todo aquel afectado, agraviado o perjudicado en su


integridad física, moral o patrimonial, y, en general en sus derechos, sea
persona natural o jurídica, por un delito, y puede ser directa o indirecta.

En tal sentido, el Código Orgánico Procesal penal considera víctima:

• A la persona directamente ofendida por el delito.

• Al cónyuge o lo persona con quien haga vida marital por más de dos años,
hijo o padre adoptivo, parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o
segundo de afinidad y al heredero, en los delitos cuyo resultado sea
la muerte del ofendido.

• A los socios, accionistas o miembros, respecto de los delitos que afecten a


una persona jurídica, cometidos por quienes la dirigen, administran o controlan.

• A las asociaciones, fundamentales y otros entes, en los delitos que afectan


intereses colectivos o difusos, siempre que el objeto de la agrupación se
vincule directamente con esos intereses y se hayan constituido con anterioridad
a la perpetración del delito.
De igual manera, como se menciona up supra, se establece en la referida
norma sustantiva, en lo que respecta a la víctima una pluralidad de derechos,
que son de su potestativa realización dentro del proceso.

Es así, como el Artículo 122 del señalado Código, consagra como formas de
actuación de aquella, las siguientes:

• Presentar querella e intervenir en el proceso conforme a lo establecido en el


presente Código.

• Ser informada de los avances y resultados del proceso cuando lo solicite.

• Delegar de manera expresa en el Ministerio Público su representación, o ser


representada por este en caso de inasistencia al juicio.

• Solicitar medidas de protección frente a probables atentados en contra suya o


de su familia.

• Adherirse a la acusación de él o de la Fiscal o formular una acusación


particular propia contra el imputado o imputada en los delitos de acción pública;
o una acusación privada en los delitos dependientes de instancia de parte.

• Ejercer las acciones civiles con el objeto de reclamar la responsabilidad


civil proveniente del hecho punible.

• Ser notificada de la resolución de él o la Fiscal que ordena el archivo de los


recaudos.

• Impugnar el sobreseimiento o la sentencia absolutoria.

Es de observar, que las facultades de la víctima, le permiten perseguir


personalmente sus intereses en el proceso y a su vez estar al pendiente de
posibles abstenciones de la fiscalía que pudieran propender a la impunidad.

La víctima tiene la facultad de hacer justicia a través de los distintos


instrumentos que le otorga la ley para que se establezca el delito y se castigue
al culpable.

Sin embargo, el Código Orgánico Procesal Penal no es absolutamente liberal


en el tratamiento de las facultades de la víctima, pues en varios aspectos sujeta
la actuación procesal de aquélla a la actuación del Ministerio Público cuando
actúa por oficio al tener conocimiento de la perpetración de cualquier hecho
punible.