Está en la página 1de 8

ESPECIAL

Comentarios a las medidas


de
d protección para los menores
dispuestas por el Decreto
Legislativo Nº 1297

Roxana SOTOMARINO CÁCERES*

A través de un crítico análisis de las principales instituciones previstas en el Decreto


Legislativo N° 1297, la autora nos explica las variaciones que han surgido sobre la con-

RESUMEN
cepción de familia de cara a la protección del menor. En ese sentido, critica las formu-
laciones de familia original y extensa dadas por el Poder Ejecutivo. Adicionalmente, se
pronuncia sobre las instituciones de acogimiento familiar, sobre la adopción y los poderes
que recaen sobre la Administración Pública en el tema de protección al menor en cuanto
al nivel de injerencia que la ley in comento les otorga.

I. Preliminares

El 30 de diciembre del año pasado fue publi-


cado, en El Peruano, el Decreto Legislativo
N° 1297, destinado a regular la protección
de niñas, niños y adolescentes sin cuidados
parentales o en riesgo de perderlos. La nor-
MARCO NORMATIVO mativa dictada en función de las facultades
delegadas mediante Ley N° 30506, en sus
• Código Civil: passim.
considerandos, destaca que entre las causas
• Ley para la protección de niñas, niños y adolescen-
tes sin cuidados parentales o en riesgo de perderlos,
de la inseguridad ciudadana se halla la des-
Decreto Legislativo N° 1297 (30/12/20016): passim. protección familiar durante la niñez y ado-
lescencia. La delegación se concedió para
PALABRAS CLAVE: Niño / Adolescente / Desprotec- legislar, entre otras materias, en seguridad
ción familiar / Familia / Adopción / Acogimiento familiar ciudadana y por ello, se ha procurado esta-
blecer este vínculo. Pero, el decreto legis-
Recibido: 09/01/2017 lativo bajo comentario, abarca un trata-
Aprobado: 30/01/2017
miento dado por el Código Civil, el Código
de los Niños y Adolescentes como por leyes

* Abogada por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y doctora en Derecho por la misma casa de estudios. Pro-
fesora ordinaria en la PUCP.

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 45 • MARZO 2017 • ISSN 2305-3259 • pp. 23-30 23
especiales que creemos, de ser modificado, deber de colaboración; de las actuaciones
merecía mayor debate y análisis. que corresponde realizar ante situaciones de
riesgo o desprotección familiar; del proce-
Se ha optado por la “descodificación” de dimiento judicial de declaración de despro-
la respuesta jurídica en forma que conside- tección familiar (antes declaración judicial
ramos apresurada. El Decreto Legislativo del estado de abandono1); de las cuestiones
N° 1297, adolece además, de fallas de téc- de competencia; de los recursos impugnato-
nica legislativa generando conflictos con los rios y agotamiento de la vía administrativa;
tratados y con otras leyes. Por lo pronto, hay de las medidas de protección declarada la
que dejar de lado la perspectiva positivista desprotección familiar; del acogimiento de
por la que solo el cambio normativo, logrará hecho; de las disposiciones complementa-
la protección integral de niñas, niños y ado- rias finales (que regulan aplicación de la dis-
lescentes y el control de una de las causas posición en el tiempo, el plazo de reglamen-
de la delincuencia. Se requiere personal idó- tación y otras que no son tan finales como el
neo o de calidad profesional y humana, apti- acogimiento de hecho, la subvención econó-
tud psicológica, honestidad, independencia mica del acogimiento familiar, etc.). Cuenta
e imparcialidad, en número suficiente como además, con disposiciones complementarias
la asignación de recursos económicos y tec- transitorias, modificatorias y derogatorias.
nológicos para impulsar un sistema de pro- En este apretado resumen, solo nos ocupare-
tección efectiva de la población. Es tam- mos de sus aspectos más saltantes.
bién esencial que se propicie la transparencia
en los procedimientos y que se genere una
actitud de servicio que muchas veces, no ha II. Análisis del Decreto Legislativo
estado presente en los ministerios en los últi- N° 1297
mos años.
Conforme al artículo 1 de la Constitu-
No cabe duda de las buenas intenciones de ción, son el fin supremo de la sociedad y
los integrantes de la actual gestión; pero, del Estado, la defensa de la persona humana
este tema requiere más que esto. Aunque el y el respeto de su dignidad. En esta línea,
Decreto Legislativo Nº 1297 no recurre a tér- el Decreto Legislativo N° 1297 tiene por
minos rimbombantes o efectistas ni se “ata” objeto brindar protección integral a las niñas,
al señalar qué direcciones asumirán determi- niños y adolescentes, sin cuidados parenta-
nadas funciones, no muestra respuestas sus- les o en riesgo de perderlos a fin de garan-
tantivas ni adjetivas adecuadas. tizar el pleno ejercicio de sus derechos; se
pretende priorizar su derecho a vivir, cre-
El dispositivo que entrará en vigencia a par- cer y desarrollarse en el seno de su familia.
tir del día siguiente de la publicación de En este sentido, la propuesta es al menos en
su reglamento (según la primera disposi- el ámbito formal, de protección integral y
ción complementaria final), contiene nueve de reconocimiento del principio de interés
Títulos que se ocupan de aspectos genera- superior del niño tal y como consta en los
les como de las definiciones; de los sujetos distintos tratados internacionales sobre dere-
que intervienen en los procedimientos y del chos del niño y adopción entre otros. Pero,

1 En cuanto a las adopciones de menores en estado de abandono puede consultarse: SOTOMARINO CÁCERES, Roxana.
“La adopción de niños y adolescentes y los recientes lineamientos de evaluación integral”. En: Gaceta Civil & Procesal
Civil. N° 34, Gaceta Jurídica, Lima, mayo de 2016, p. 25 y ss.

24 pp. 23-30 • ISSN 2305-3259 • MARZO 2017 • Nº 45 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
ESPECIAL | RECIENTES MODIFICACIONES: DESPROTECCIÓN FAMILIAR

conviene controlar que en la práctica, no se


produzca la intervención vertical y arbitraria Comentario relevante
te
del Estado (cuando por ejemplo, se imponga de la autora
el acogimiento familiar subvencionando por
el Estado sin conceder realmente al niño o A través del Decreto Legislativo
niña, un hogar definitivo en caso de aban- Nº 1297 se crea una noción de fami-
dono o desprotección familiar). lia de “origen” que no tiene antece-
En los artículos 1, 2 y 3 de la ley se utili- dentes en el Derecho nacional y com-
zan distintos términos y conceptos. A tra- parado especializado. Esta es, según
vés del decreto se crea una noción de fami- el artículo 3, inciso a), la conformada
lia de “origen” que no tiene antecedentes en por la madre, el padre o uno de ellos,
el Derecho nacional y comparado especiali- los hermanos, hermanas incluyén-
zado. Esta es según el artículo 3, inciso a) de dose al tutor o tutora. El solo hecho
la ley, la conformada por la madre, el padre o de ser tutor o tutora no significa que
uno de ellos, los hermanos, hermanas inclu-
esta persona se torne un miembro
yéndose al tutor o tutora. El solo hecho de
“de origen” de la familia del tutelado.
ser tutor o tutora no significa que esta per-
sona se torne un miembro “de origen” de la
familia del tutelado.
artículo 3, en relación a la “comunidad como
Por otro lado, al parecer, la ley olvidó con- familia”. Pero vivir bajo una forma colectiva
siderar como familia a los abuelos, los tíos, no necesariamente crea identidad, vínculos,
primos hasta el cuarto grado de consangui- responsabilidades de tipo familiar y en gene-
nidad y segundo de afinidad de acuerdo a lo ral, el respeto al interés superior del niño,
que señala el Código Civil. Obviamente, no niña y adolescente. Muchas veces, hemos
dejaron de ser familia “de origen”. Solo que observado costumbres patriarcales que han
no queda claro qué es lo que se ha pretendido relegado el acceso a la educación para las
con este término. No solo se “descodifica” la mujeres Claro que esto se analizará en fun-
respuesta jurídica, sino que ella la “descons- ción del tipo de regla cultural y el “sentido
truye” en aras de una intervención estatal de pertenencia”. Se menciona en el artículo
que no puede ser invasiva, pues de lo contra- 3 inciso b) de la Ley, que forman parte de
rio, atentaría contra la Constitución, los tra- la familia “extensa” los familiares del niño,
tados y las leyes. niña o adolescente con los que no convi-
ven o hace vida en común. Las nociones de
El tratamiento del Derecho nacional y com- familia (nuclear y extensa) a que se refiere la
parado en el ámbito normativo, dogmá- doctrina del Derecho nacional y comparado
tico y jurisprudencial parece no haber sido enunciada por el maestro Cornejo Chávez
tomado en consideración. Serían “familia de entre otros, no parecen encajar en esta pro-
origen” las personas con las que teniendo o puesta caótica. En todo caso, no se debió
no vínculo de parentesco, conviven o hacen entrar a definir la familia, sino a analizar, por
vida en común. Vivir un mes con una persona último, la calidad del vínculo con las perso-
puede suponer satisfacer este requisito y ello nas que habitan o no con los niños, niñas o
no crearía un vínculo. Es entonces esencial, adolescentes. De tal deficiencia surgen con-
la calidad del vínculo creado entre el niño, secuencias, pues en el inciso g) del artículo 3
y adolescente y la persona con la que vive. se relaciona el importante principio de inte-
Parecería que se ha pretendido aludir a la rés superior del niño, con el apoyo a la fami-
figura que se trata en el inciso c) del mismo lia de origen como medida de protección

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 45 • MARZO 2017 • ISSN 2305-3259 • pp. 23-30 25
prioritaria. El solo hecho de convivir o en la Ley, no muestran claridad. Un niño
“hacer vida en común” no representa cali- recién nacido abandonado en medio del
dad de vínculo, presencia de modelos paren- campo puede sobrevivir a la inclemencia del
tales adecuados, cumplimiento de responsa- tiempo. El abandono no revistió “gravedad”.
bilidades entre otros requerimientos para el Entonces, se deja al niño con la familia “de
desarrollo armónico y pleno de un niño, niña origen”. Casos como el indicado, han deter-
o adolescente. Además, se ha concedido a minado la “reinserción familiar” hasta termi-
la familia de “origen” “derechos” que pue- nar con la muerte del niño. Ingresamos a un
den generar conflictos, pues obviamente un amplio espectro de opciones y eso, es lo que
padre puede amar o decir o creer que ama a no debería darse cuando se trata de decidir
un hijo o hija; pero, lo deja al cuidado de un sobre la protección a niños, niñas y adoles-
familiar y regresa a buscarlo luego de años centes. Es el interés superior del niño aquello
de no aportar ni económica ni emocional- que se protege prioritariamente. No el de los
mente a su desarrollo. Esta es una historia padres y otros adultos integrantes de la fami-
común en estos casos. Es inadmisible alu- lia salvo y solo si, por la calidad del vínculo,
dir a derechos sin especificar obligaciones el interés de la familia nuclear favorece al
correlativas de la familia. Por último, quien niño, niña y adolescente. Se ha perdido de
goza de mayor protección es el niño, niña, vista el objetivo central del sistema.
adolescente.
Al definirse en el artículo 3, inciso h), qué se
En los artículos 1, 2 y 3 del Decreto Legis- entiende por medidas de protección, se con-
lativo Nº 1297 se subraya que este dispo- funden los aspectos procesales con los sus-
sitivo se dirige a niños, niñas y adolescen- tantivos. Es verdad que en términos gene-
tes sin cuidados parentales o en riesgo de rales, se ha introducido también la idea de
perderlos. Luego se introduce la noción de que por ejemplo, la adopción es una medida
“desprotección familiar” como situación que de protección. Solo que habría que discrimi-
se produce de hecho a causa del incumpli- nar. En el contexto inicial de la normativa,
miento o del imposible o inadecuado desem- las medidas de protección han sido inicial-
peño de los deberes de cuidado y protección mente reguladas como “actuaciones o deci-
por parte de los responsables del cuidado de siones” derivadas de la constatación de que
los niños, niñas y adolescentes y que afecta hay riesgo o desprotección. Pero no abarcan
gravemente su desarrollo integral siendo de ni pueden abarcar solo el acogimiento fami-
carácter provisional. El “riesgo de despro- liar, residencial o la adopción.
tección familiar” es la situación en la que La normativa precisa que las medidas de
se encuentra una niña, niño o adolescente protección pueden ser de carácter provi-
donde el ejercicio de sus derechos es ame- sional o permanente según el inciso h) del
nazado o afectado, ya sea por circunstan- artículo 3 del Decreto Legislativo que ana-
cias personales, familiares o sociales, que lizamos. Pero luego se señala que lo per-
perjudican su desarrollo integral sin revestir manente puede no ser definitivo. Las medi-
gravedad, y no son o no pueden ser atendi- das de protección provisionales son según el
dos por su familia; en este caso, la interven- artículo 59 de la ley, el acogimiento familiar
ción o actuación estatal supondría adoptar y el residencial. Los artículos 117 y 118 de
las medidas necesarias para prevenir la des- la ley precisan que declarada judicialmente
protección familiar sin que se justifique en la desprotección familiar (se entiende para
ningún caso (y así lo señala la normativa), la extinguir la patria potestad o la tutela), se
separación de estas personas de su “familia puede resolver con carácter permanente más
de origen”. Conceptos de vital importancia no definitivo, como medida de protección,

26 pp. 23-30 • ISSN 2305-3259 • MARZO 2017 • Nº 45 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
ESPECIAL | RECIENTES MODIFICACIONES: DESPROTECCIÓN FAMILIAR

el acogimiento familiar y el residencial; se


puede resolver también con carácter defi- Comentario relevante
te
nitivo la adopción, previa declaración de de la autora
adoptabilidad. Pero, reiteramos la duda
sobre si conviene al interés del niño dejarlo El solo hecho de convivir o “hacer
de manera permanente bajo acogimiento vida en común” no representa cali-
familiar el cual no genera vínculos filiato- dad de vínculo, presencia de mode-
rios. Creemos que esto no favorece al interés
los parentales adecuados, cumpli-
superior del niño.
miento de responsabilidades entre
Según el artículo 4 literal h) del Decreto otros requerimientos para el desarro-
Legislativo Nº 1297, las medidas de pro- llo armónico y pleno de un niño, niña
tección se adoptan siguiendo lineamientos o adolescente.
derivados del interés superior del niño, niña
o adolescente. Las temporales se toman en
base a lo indicado en los artículos 58 a 64 la Ley. Intervienen también con funciones
de la Ley, como son el llamado principio de específicas, el Ministerio de Justicia y Dere-
individualización y normalización o integra- chos Humanos, el Ministerio Público, el
ción social; como enfoque de desarrollo y Poder Judicial y Policía Nacional.
preparación para la vida adulta; principio de
aplicación preferente de las medidas de pro- Respecto del Poder Judicial se le asigna con
tección de acogimiento familiar frente a la carácter preferencial, la función de resolver
residencial. sobre la desprotección familiar. Pero, según
el artículo 11.2 b), la actuación en caso de
El acogimiento familiar es el que se otorga riesgo y desprotección supuestamente la rea-
a cargo de una familia “extensa” o terceros lizará la autoridad competente que al pare-
mientras que la segunda por una institución. cer será la administrativa según los artículos
Para ser familia acogedora los requisitos son 11.1, 11.2 inciso b, 17 y siguientes. El tema
pocos frente a los casi siempre difíciles pedi- no queda claro no obstante su importancia.
dos de informes y certificaciones de ido- De conformidad con el artículo 17 de la Ley,
neidad para la adopción. No se entiende la toda persona natural o jurídica tiene el deber
razón por la que el legislador ha propiciado de comunicar inmediatamente a la autoridad
esta suerte de acogimiento familiar que competente, la presunta situación de riesgo
puede tornarse en adopción. Si se trataba de o desprotección familiar en que se pudiera
proteger definitivamente a los niños, niñas y hallar un niño, niño o adolescente; ellos mis-
adolescentes se les debe dar una familia con mos, los niños, niñas y adolescentes, pueden
vínculos jurídicos a través de la filiación. comunicar tal situación sin que se les exija
“requisito alguno”.
Hay un desorden en el uso de la termino-
logía sobre la declaración de desprotección Habría una actuación administrativa y una
familiar que supone la actuación adminis- judicial ante el riesgo de desprotección fami-
trativa de la “autoridad competente”. Existe liar y la desprotección familiar propiamente
la situación de riesgo y la de desprotección dicha que será analizado por la “autoridad
familiar. Al parecer, las Demuna pueden competente”. La desprotección familiar pro-
intervenir en caso de riesgo y/o el Ministe- visional que sería en sede administrativa,
rio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables según los artículos 51 y 52 de la ley, genera-
en riesgo de desprotección familiar y en des- ría la “asunción automática de la tutela esta-
protección familiar según el artículo 11 de tal” con suspensión de la patria potestad o

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 45 • MARZO 2017 • ISSN 2305-3259 • pp. 23-30 27
de la tutela que sería ratificada por la autori- gozan de presunción de inocencia; ello apa-
dad judicial según el artículo 52 de la Ley sin rece en la Constitución. Pero, en el Derecho
informe fiscal. Este sería un acto administra- comparado no se ha optado por garantizar
tivo del Ministerio de la Mujer y Poblacio- los derechos de la familia en todo contexto
nes Vulnerables. sino solo cuando ellos coinciden con los del
niño. Por lo menos, que la defensa se brinde
La lectura integral de la ley revela que al cuando la familia carezca de recursos y exis-
Poder Judicial compete según el artículo tan indicios de que ello favorecerá el único
11.5) y demás de la ley, el “control de la lega- interés superior que merece tutela: el del
lidad”; la declaración judicial que ratifique la niño, niña y adolescente.
desprotección familiar (de carácter provisio-
nal) entendiéndose sistemáticamente, que la Según el artículo 125 de la ley, para adoptar
declaración se da para los fines de suspen- se requiere tener entre 25 y 62 años de edad
der la patria potestad como la tutela y, según para adoptar a niños sin cuidados parenta-
el caso, extinguir la patria potestad y tutela; les una vez declarada la adoptabilidad y la
para pronunciarse sobre la adoptabilidad si extinción de la patria potestad o tutela. Para
lo recomienda la autoridad competente; y ser familia acogedora basta ser mayor de
para que se declare la adopción de la fami- edad. Creemos que debería darse una dife-
lia acogedora en forma excepcional cuando rencia de edad entre adoptante y adoptado
así lo recomiende la autoridad competente. analizándose la madurez del adoptante. Hay
La autoridad competente termina con un personas de 60 o 70 años con mayor inma-
enorme poder. Si según el artículo 120 de la durez que una de 20 años. Si bien, en los
ley, el acogimiento familiar no crea vínculos distintos Códigos de Niños y Adolescen-
de filiación entre la familia acogedora, el tes se ha venido incluyendo un requisito de
niño o la niña o adolescente, cabe preguntar edad, solo se menciona que se puede adop-
qué se pretende con reforzar el acogimiento tar desde los 25 años sin fijar un límite. El
familiar. Se puede entender la medida si se listado de requisitos para las familias adop-
trata de la familia extensa del niño, niña o tantes, solía y suele ser sumamente extenso.
adolescente pero no si se trata de extraños. En ocasiones, hasta se pedía acondicionar
Al Ministerio de Justicia y Derechos Huma- una habitación para el niño o niña pese a
nos se le exige, en el numeral 11.3 de la ley, que la designación tardaba años. Lo cierto es
que designe un defensor o defensor público que las familias acogedoras que reciben un
distinto al que representa los intereses de la niño en forma temporal incluso con una sub-
niña, niño o adolescente, cuando la fami- vención económica, pueden terminar siendo
lia de origen solicite la defensa legal gra- padres adoptivos declarados por el juez, si
tuita. Pero, la normativa no precisa si se así lo recomienda la autoridad competente
puede negar tal defensa y no cabe distinguir de acuerdo al artículo 100, inciso b) de esta
en donde la ley no distingue. ¿Será obliga- ley. Este tema, merece ser analizado en pro-
torio entonces, asignar abogado gratuito a fundidad. Se ha regulado el “acogimiento de
una “familia de origen” que por ejemplo, hecho” en los artículos 148 a 153 de la ley, lo
reclama que no se dicte en su contra, la que supone formalizar la protección de quien
declaración judicial de desprotección fami- con vínculo familiar o sin él, sin contar con
liar cuando hay pruebas de que ellos pusie- título jurídico ni obligación legal, asume de
ron a la venta en internet, imágenes porno- manera voluntaria, continua y transitoria las
gráficas de sus hijos? Claro que todos tienen obligaciones de cuidado y protección de una
derecho a la defensa, acceso a la justicia, niña, niño o adolescente.

28 pp. 23-30 • ISSN 2305-3259 • MARZO 2017 • Nº 45 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
ESPECIAL | RECIENTES MODIFICACIONES: DESPROTECCIÓN FAMILIAR

El artículo 62 del Decreto Legislativo


Nº 1297 precisa que la medida de protec- Comentario relevante
te
ción provisional (en sede administrativa) de la autora
para niñas o niños menores de tres (3) años
de edad será el de acogimiento familiar. Es Para ser familia acogedora los requi-
verdad que esta medida de protección pro- sitos son pocos frente a los casi
visional de desprotección familiar tiene un siempre difíciles pedidos de infor-
plazo máximo de 18 meses prorrogable por mes y certificaciones de idoneidad
6 meses más en función del interés supe-
para la adopción. No se entiende la
rior del niño o niña según el artículo 63 del
razón por la que el legislador ha pro-
decreto. Pero, con poco personal o poco
interés para practicar la revisión, la medida piciado esta suerte de acogimiento
puede extenderse en el tiempo. Se precisa familiar que puede tornarse en adop-
en el citado artículo 63, que luego se puede ción. Si se trataba de proteger defi-
promover la reintegración familiar y retorno nitivamente a los niños, niñas y ado-
del niño, niña o adolescente a su familia, se lescentes se les debe dar una familia
puede promover la declaración judicial de con vínculos jurídicos a través de la
desprotección y la adopción de una medida filiación.
de protección de carácter permanente. Son
medidas de protección de carácter perma-
nente (como continua) pero no definitiva, y aprobación o modificación de la medida
tanto el acogimiento familiar como el resi- recomendada. De acuerdo al caso, declarará
dencial; es una medida de protección sustan- la adoptabilidad. El tema es que en forma
tiva y definitiva, la adopción. Esto aparece excepcional y cuando lo recomiende la auto-
en los artículos 117 y 118 de la ley. ridad competente, se podrá declarar la adop-
Mediante los artículos 97 y siguientes se ción de la familia acogedora. En el artículo
101 de la ley se aluden a principios para la
regula el procedimiento judicial de decla-
determinación de la medida de protección
ración de desprotección familiar con inter-
todo lo cual, simplemente proviene del prin-
vención del Ministerio Público el que debe
cipio de interés superior. La resolución o
emitir un dictamen fiscal dentro de tres días
sentencia (no podría emitirse otra clase de
hábiles sobre la solicitud del estado de des-
resolución por la trascendencia del tema y
protección familiar; con este dictamen la
por representar el fin del procedimiento), es
autoridad judicial debe resolver en el plazo
apelable en un plazo máximo de cinco días
de tres (3) días hábiles regulándose la posi-
hábiles de notificada. Se regula además la
bilidad de que se planteen observaciones y
adopción pero la misma no ha sido forta-
subsanaciones. El artículo 100 de la ley se
lecida ante el acogimiento familiar lo que
refiere a la “Resolución que declara la des-
resulta incomprensible, pues mediante esta
protección familiar” para contemplar en
última figura no se garantiza una familia
él, situaciones contradictorias como es la
definitiva para el niño, niña o adolescente.
de rechazar tal declaración. Hubiera sido
Además, hay amplia demanda de familias
mejor mencionar que el artículo se ocupa que quieren adoptar. Entonces, no se observa
de la “Resolución judicial sobre la despro- la racionalidad de reforzar el acogimiento.
tección familiar” que puede suponer aco-
gerla o rechazarla. La resolución que debe Antes de emitir decisión sobre la situación
ser una sentencia, involucra la pérdida de de riesgo o desprotección familiar, la auto-
la patria potestad o la extinción de la tutela ridad competente se deberá escuchar, en su

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 45 • MARZO 2017 • ISSN 2305-3259 • pp. 23-30 29
propio lenguaje, la opinión de la niña, niño de protección provisionales como son las
o adolescente en una diligencia especial. de acogimiento familiar y residencial. La
En dicha oportunidad se tendrá en consi- autoridad competente, ante un hecho inmi-
deración su madurez y desarrollo, garanti- nente de afectación de estas personas, puede
zando la intimidad, seguridad, la ausencia mediante resolución declarar excepcional-
de coacción y el uso de métodos acordes a mente la desprotección familiar provisional
su edad, dejando constancia de ello en las y dictar la medida de protección con cali-
resoluciones. Para ello, previamente el niño, dad de urgente. En cuanto a las adopciones,
niña o adolescente deberá recibir la informa- la Ley prescribe que el procedimiento admi-
ción y asesoramiento necesario que le per- nistrativo comprende cuatro fases: evalua-
mita el ejercicio de este derecho en un len- ción, designación integración familiar y pos-
guaje comprensible, en formatos accesibles adopción. El plazo para la impugnación de la
y adaptados a sus circunstancias. resolución administrativa se ha extendido de
un día a cinco. Se contempla el control de los
Como se ha indicado, intervienen en los centros de atención residencial.
procedimientos de riesgo de desprotec-
ción y situación de desprotección familiar, Conclusión
los gobiernos locales (Demuna), Ministe-
rio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ojalá todo esto se produzca eficientemente.
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Se derogará y modificarán artículos del
Ministerio Público, Poder Judicial, Policía Código Civil y del Código de los Niños y
Nacional del Perú. Son partes del procedi- Adolescentes. Se derogarán la Ley Nº 26981-
miento por riesgo o desprotección familiar la de Procedimiento Administrativo de Adop-
niña, niño y adolescente, la madre, el padre, ción de Menores de Edad Declarados Judi-
tutora, tutor, el representante del Ministe- cialmente en Abandono, Ley Nº 30162 - de
rio Público y el tercero con legítimo interés Acogimiento Familiar; y la Ley Nº 29174-
incorporado al procedimiento. La ley pres- General de Centros de Atención Residencial
cribe que el procedimiento por riesgo de des- de Niñas, Niños y Adolescentes.
protección comprende etapas como la eva-
luación, implementación del plan de trabajo  Referencia bibliográfica
individual, y seguimiento. El de desprotec-
• SOTOMARINO CÁCERES, Roxana. “La
ción familiar comprende la evaluación de la adopción de niños y adolescentes y los recien-
situación socio familiar del niño, niña y ado- tes lineamientos de evaluación integral”. En:
lescente, la implementación del plan de tra- Gaceta Civil & Procesal Civil. N° 34, Gaceta
bajo individual, y seguimiento a las medidas Jurídica, Lima, mayo de 2016.

30 pp. 23-30 • ISSN 2305-3259 • MARZO 2017 • Nº 45 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL

También podría gustarte