Está en la página 1de 6

Escrito sobre: Video Creación de ambientes de aprendizaje y su relación con las preguntas

generadoras

Trabajo en Cipa. Guía número dos

Sandra Milena Ortiz Gómez

María Alejandra Henao Rodríguez

Natalia Andrea Agudelo Galvis

10 A

Tutor

Mónica María Gañan Zamora

Universidad del Quindío

Facultad de Educación

Programa de Licenciatura en Pedagogía Infantil

Ambientes de aprendizaje, desarrollo de la conducta social y convivencia

Armenia

2019
Escrito

En la actualidad los ambientes de aprendizaje toman bastante relevancia en el campo


educativo, pues en ellos se propician y despliegan condiciones adecuadas y convenientes para la
adquisición de un sinnúmero de valores, desarrollo humano y competencias específicas de gran
utilidad para la vida. Donde los aspectos cognitivo, socio-afectivo y físico-creativo hacen del
individuo un ser integral, deseable para la sociedad, por ello estos ambientes los promueven y
potencian en gran magnitud.

Por todo lo anterior es necesario tener en cuenta y poner en práctica una serie de
condiciones, las cuales se requieren en la consecución de ambientes de aprendizaje y su buen
funcionamiento, por lo que la organización del espacio en el ambiente, empieza con la
disposición del mobiliario que divide el área total del aula en zonas más pequeñas. Estas
condiciones son las siguientes:

 Espacio central del aula: Espacio que el profesor diseña de tal forma en que los
niños obtengan experiencias placenteras.
 Espacio del aula y conducta: Cuando la mala conducta resulta inesperadamente, los
profesores suelen recitar normas y reorientar, si por lo contrario la conducta
estimulada por el ambiente es la deseada, los profesores reaccionan de forma
positiva, respaldando actividades de aprendizaje.
 Lugares para la actividad: Los docentes deben organizar el mobiliario del aula
dejando espacios para las actividades de los estudiantes. Existen dos tipos de
unidades:
-Unidades potenciales: Consiste en un espacio vacío enmarcado por fronteras
visibles o tangibles.
-Unidades de actividad: son espacios planificados capaces de presentar una
considerable flexibilidad en el ambiente, pueden ser empleadas en forma aislada por
pequeños grupos y resultan muy adecuadas para actividades de interés social.
 Espacios para el movimiento: Es un espacio determinado que posee límites visibles
que contienen las actividades de los niños. Existen dos tipos de espacios:
-Espacio circundante: Es el espacio que los niños utilizan para trabajar y a la vez
moverse, puede ser una mesa.
-Zonas de paso: Es un espacio desplegado, visible, ancho y vacío que parece
conducir a algún lugar, que dispone de algo interesante para el niño.
 Espacio muerto: Son espacios grandes y despejados cerca del centro del ambiente,
en él no hay senderos que conduzcan a fuera, por lo tanto los niños permanecen allí,
estos espacios se hallan desprovistos de materiales por lo tanto ayudan al niño a la
socialización y moverse libremente por el lugar.

Igualmente los edificios escolares tienen unas características y unos criterios que deben
cumplir para el aprovechamiento de sus dependencias, éstas son:

Espacios comunes y sus materiales

 Galerías y pasillos: La función básica del pasillo es la de ofrecer información visual,


donde se colocan paneles de documentación e información, donde se exponen
trabajos infantiles, también debe ofrecer espacio de juego, acción y expresión de los
niños.
 Comedor: Espacio que se debe cuidar de forma esmerada, pues del primer contacto
que se establezca con la alimentación y la comida va a determinarse una relación a
los largo de la vida, además en este lugar se establecerán relaciones de amistad y
manipulación de diversos objetos.
 Cocina: Es de especial carga afectiva para los niños, pues es uno de los espacios que
más les recuerda a su propia casa, además es el sitio que las familias le prestan un
mayor interés.
 Sala de usos múltiples: Es un espacio común, tal como una sala de juego, un taller
de plastilina u otro de motricidad, donde se favorecen las relaciones entre distintos
grupos y donde los niños pueden ampliar sus posibilidades de acción fuera del aula.
 Sala de equipo: Es un lugar que debe ser concebido para satisfacer las distintas
necesidades de los adultos que trabajan en el centro, para relajarse y descansar, como
también para archivar los materiales que van elaborando, como las programaciones.
 Zonas de servicio: Debe ser accesible solo a los adultos y disponer de elementos
tales como: lavandería y almacén de limpieza, vestuario y servicios para adultos, sala
de recursos, taller de elaboración y reparación de materiales y botiquín.

Distribución de espacios en el aula

 Zonas de juego y actividad en el aula: Son las zonas que pueden existir en el aula y
son:

-Servicios higiénicos: El baño y zona de agua, este es de bastante relevancia en el

espacio infantil, pues en él se llevan a cabo procesos significativos de gran valor

educativo como lo son los hábitos de higiene personal, por lo tanto este ambiente debe

cálido, hogareño y con personalidad propia.

-Dormitorios: Deben ser espacios aislados al máximo de zonas ruidosas o juego,

espacio que necesita de buena ventilación, con cortinas o persianas que permitan

oscurecerla.

- Biberonería: Situado en la sala de lactantes y caminadores para poder calentar

Papillas y biberones.

En consecuencia, se resalta el papel del docente como responsable en asumir los retos y
compromisos que se le han otorgado en su quehacer pedagógico, como figura central en la
creación de ambientes afectivos, pertinentes para el proceso de enseñanza-aprendizaje, donde la
organización del espacio es un factor importante, y es el docente quien debe diseñar espacios
dentro del aula buscando siempre que los estudiantes vivencien experiencias intencionadas,
gratificantes, placenteras y de disfrute, como también hacer sentir a sus estudiantes que son
individuos únicos, con diferentes manera de aprender y talentos que él debe ayudar a encontrar,
igualmente mantener la motivación para aprender cada día, ampliando la creatividad,
fortaleciendo la confianza y elevando la autoestima, todo ello enmarcado en el respeto particular
de aprender.
Igualmente cuando se requiera el educador debe de ejercer su rol como mediador para la
resolución de conflictos, reorientando y resaltando el cumplimiento de normas y reglas en el
aula, que conlleven a un aprendizaje en valores, convivencia, inclusión y respeto, como también
si se presentan conductas favorables, él es quien debe fortalecer, motivar y reforzar a los
estudiantes a seguir practicándolas, sirviendo como apoyo a las actividades cognitivas, socio-
afectivas y físico-creativas en su proceso educativo.

Es por ello que la mayor preocupación que debe tener el educador a la hora de crear
ambientes de aprendizajes, es procurar espacios adecuados para las diferentes actividades de los
niños, teniendo en cuenta los intereses, necesidades y contexto donde ellos se desenvuelven,
como también factores en el material a utilizar, que sea manipulable, seguro, confortable y
adecuado para las edades de los estudiantes. Favoreciendo de tal manera los ambientes
haciéndolos propicios para el aprendizaje.

Ahora bien teniendo en cuenta las condiciones que se requieren para la promoción de
ambientes de aprendizaje anteriormente mencionadas, se resalta que éstas favorecen el desarrollo
de la conducta social y la convivencia, puesto que la organización del espacio en el aula diseñada
con la intención de favorecer algún aprendizaje, permite que los estudiantes interactúen, se
relacionen y formen lazos de amistad, de trabajo en equipo, actuando con respeto, tolerancia,
aceptación y compañerismo, de igual manera si se presentan conductas no deseables como
rechazo o egoísmos, se puede utilizar el diálogo como herramienta pacífica para la buena
convivencia. De igual manera cada espacio en el aula y en la Institución educativa lleva a que los
estudiantes estén en un contacto permanente que les ayuda a desarrollar su conducta social y
convivencia con los demás.

Seguidamente los ambientes de respeto, de democracia y de trabajo colaborativo en el aula


inciden favorablemente en el adecuado desarrollo de la conducta social y la convivencia, puesto
en ellos los estudiantes vivencian y practican experiencias de compartir, respetar, de escuchar y
ser escuchados, de cooperar por un bien común, formándose en valores ciudadanos y
garantizando así una mejora en la sociedad actual, dejando relegados el individualismo, la
exclusión, el irrespeto, etc., que son en estos tiempos la sombra que oscurece el futuro del país,
lejos de ser un lugar pacífico, tolerante y preocupado por sus habitantes.
Referencias

May, L. (2014). Creación de ambientes de aprendizaje. YouTube. Recuperado de URL


https://www.youtube.com/watch?v=-eNZH0SNXyI

También podría gustarte