Está en la página 1de 2

Título: BREVE HISTORIA ECONÓMICA DEL ECUADOR.

Autor: Alberto Acosta.


Capítulo: La herencia de la colonia y de las guerras independentistas.
En 1830 el Ecuador se constituyó como República independiente, a partir de lo
que había sido lo que se conoce como el antiguo Reino de Quito, y luego la
Real Audiencia de Quito. En la época bolivariana, aún antes de la formación de
las repúblicas, los grupos independentistas tuvieron su primer nexo con la
economía mundial a través de los créditos contratados en el exterior para la
compra de armamentos, indispensables para enfrentar la guerra contra el
poder colonial español.
Con la independencia política del Ecuador, accedió al poder una alianza
sociopolítica conformada por la oligarquía terrateniente e importadora, con el
respaldo de los restos del militarismo gran colombiano y del clero, que
instrumentalizaron en su beneficio gran parte del aparto colonial heredado.
El tema regional fue una característica básica de la economía de esos primeros
años de la República. Así en la Sierra centro-norte, nucleada alrededor de
Quito, se sustentó en el régimen hacendario y aglutinó la mayoría de la
población. La Costa, especialmente la zona de Guayaquil, encontró su eje en el
latifundio de plantación vinculado al comercio exterior, como una clara
reducción de la pequeña propiedad agrícola.
Comentario:
En base a la historia, hemos perdido la identidad de pueblo Ecuatoriano, por el
retiro de las tradiciones nativas y la inserción de culturas colonizadoras, lo cual
fue aprovechado para dejar un desbalance económico en la sociedad a favor
de los colonizadores, hechos que en la actualidad son practicados en sus
fundamentos por los gobiernos actuales, convirtiendo la existencia de recursos
naturales en arcas para abarcar una riqueza, que si bien no es la forma
correcta de emerger al desarrollo, correspondería a toda la población su
equitativa distribución.
Todo ello aseguraba condiciones de producción con alta rentabilidad a la clase
terrateniente. Estos diversos ejes de la cuestión territorial y étnica, explican
todavía en gran medida el actual orden social fragmentado y polarizado,
carente de una verdadera identidad nacional. Explica también la ausencia de
un estado democrático y de un proyecto que rescate y sume constructivamente
todas las diferencias regionales mencionadas, que, en suma, potencia al país
desde su diversidad.
¿La economía y la riqueza de nuestra República es repartida equitativamente?
¿Para el progreso de una nación, es necesario la división de clases por su
etnia o su ente social?
Bibliografía:
 Acosta Alberto. (2012). Breve historia Económica del Ecuador. Quito,
Ecuador. Corporación Editorial Nacional.

Nombre: Pablo David Armas Arroba.


Curso: Análisis Socioeconómico y Político del Ecuador.
Paralelo: B1.
Fecha: 16 de Abril del 2019.

También podría gustarte