Está en la página 1de 57

Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

PLAN DIOCESANO DE PASTORAL


2017-2027

Marco Doctrinal
LA PERSONA
CENTRO DEL PROYECTO SALVADOR DE DIOS
Creo Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios lo creó, macho y
hembra los creo. (Gen 1,27)…Y resultó el hombre un ser viviente. (Gen 2,7b)

I) LA PERSONA

1. La persona es fruto de la decisión libre del Padre Creador, que desde la


eternidad decidió amorosamente crear a los seres humanos plasmando en ellos
su imagen y semejanza. Al crear al ser humano los hizo hombre y mujer. Por
consiguiente, “todo hombre y toda mujer por más insignificante que parezcan,
tienen en sí una nobleza inviolable que ellos mismos y los demás deben respetar y
hacer respetar sin condiciones” (Puebla 317) La complementariedad del hombre y
la mujer pertenece a su ser mismo de creatura hecha por Dios. La vocación
primera de todo ser humano es realizarse en plenitud como tal: alcanzar la vida
verdadera conforme a su dignidad de imagen y semejanza de su Creador. Por lo
tanto, el ser humano, en cuanto a su existencia es don de Dios, en cuanto a su
grandeza es imagen y semejanza de Dios y, en cuanto a su realidad, a diferencia
de todos los seres creados, lo caracteriza la condición de ser único e irrepetible.
Y cuando por desobediencia el hombre pierde la amistad con Dios, es decir
su grandeza y dignidad, Dios no lo abandona al poder de la muerte, consecuencia
del pecado, sino manifiesta su ternura y compasión, al punto de enviar a su propio
y único Hijo Jesucristo, para recrearlo y redimirlo. Este acontecimiento redentor
obrado por el Hijo Único de Dios, bajo la acción del Espíritu Santo, pone en
evidencia el valor incomparable de cada persona humana, 1 y constituye el
evangelio del amor de Dios al hombre, el evangelio de la dignidad de la persona, y
el evangelio de la vida, uno y único evangelio, 2 proclamado por Jesucristo mismo

1
GS 22
2
EV 2

1
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

cuando afirma: “Yo he venido para que ustedes tengan vida y la tengan en
abundancia”.3
Agraciada con el don de su vida, cada persona a su vez se convierte en un
precioso don:
1.1 Para Dios mismo
Creándolo por amor gratuito, Dios Creador se ha donado al ser humano en
su imagen y semejanza buscando entrar en comunión con él. Por eso el ser
humano, en respuesta gratuita de amor, se da a sí mismo como ofrenda a su
Creador.
En el don de su Único Hijo, el Padre nos ha hecho hijos suyos derramando
su Espíritu en nuestros corazones. Amado sin medida, el ser humano se entrega
con amor filial, lleno de gozo, al Padre de Nuestro Señor Jesucristo y movido por
el Espíritu clama: “Abba”.4
1.2 Para la humanidad

De la experiencia de donación de otros seres humanos, proviene el


nacimiento y crecimiento de toda persona, amada por sus padres, hermanos y
vecinos. Reaccionando con amor a esa donación hecha por otros a su favor, la
persona aprende a donarse a las demás personas con amor.
Renacida por la fe y el bautismo, la persona recibe el don de la Comunidad
Eclesial que con cuidado cariñoso la acompañará hasta llegar a la Casa del Padre.
Esto será así en la medida en que la persona se done a sí misma a la comunidad
eclesial.
1.3 Para la creación
Favorecida también por el amor del Creador que le ha regalado toda la
creación, la persona asume con gratitud la responsabilidad de donarse ella misma
al recibir de Dios el encargo de “…henchid la tierra y sometedla”, lo cual se
concretiza en el compromiso por defender, promover, respetar y amar la vida en
sus múltiples manifestaciones.5 La creación entera, casa común de los hijos de
Dios, espera su plena manifestación alabando a su Creador con la voz de los hijos
que glorifican con corazón limpio al Padre en Cristo por el Espíritu.
La persona es una, irrepetible y única. La persona, por el don recíproco de
la vida en la permanente unidad de estos tres planos: en relación con Dios, con los
demás y con la creación, avanza en la consecución de la plenitud de la vida.
a) 2. a) Imagen de Dios
3
Jn 10,10b
4
Gal 4,6
5
EV 42; LS 216

2
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

En la semejanza de Dios radica la dignidad de la persona humana; de ahí


viene que toda persona tiene la capacidad de conocer la verdad y actuar de
acuerdo a ella haciendo el bien. Su realización como persona la va logrando en la
medida en que libremente haga el bien. La imagen de Dios en cada ser humano
radica fundamentalmente en su libertad.6

b) Vida de Hijo

3. Para gozar de la libertad de los hijos de Dios, nos liberó Cristo haciéndose
esclavo de todos.7 “Jesucristo ha restaurado la dignidad original que los hombres
habían recibido al ser creados por Dios a su imagen” y “en Jesucristo llegamos a
ser hijos de Dios” (Puebla 331-332) En Cristo, muerto y resucitado que actúa por
medio de su Espíritu, podemos alcanzar la vida plena como seres humanos e hijos
de Dios.
La persona en un tiempo y en un espacio determinado
4. No siendo fruto de azar ni de fuerzas deterministas, sino del amor gratuito
de Dios, la persona vive en un espacio y tiempo determinado que determina su
espacio histórico y cultural que son una realidad integrante de la persona. Su
historia personal se vincula con la historia de los demás. Con estas personas
concretas con las cuales convive, como porción viva de ese pueblo, que ha creado
una cultura propia, el ser humano se cultiva como persona en relación con su
origen: el amor trinitario; en relación con los demás seres humanos cercanos y
lejanos: su familia humana; en relación con la naturaleza: la casa común que
comparte con todos.
En los pueblos originarios en Huehuetenango es viva y operante la milenaria
cosmovisión maya que tiene su propia y rica manera de regirse a partir de su
calendario. Dada la importancia de la significación y connotaciones que tiene este
calendario maya en la vida de la persona y de los pueblos de raíz maya debe ser
tema de un profundo diálogo intercultural para que siendo conocido y valorado por
todos continúe siendo fuente de vida para los pueblos mayas y dé su aporte a la
vida de los otros pueblos.

c) La Persona llamada a la plena realización

5. La vida humana que en Cristo es ya vida eterna, va avanzando hacia su


plenitud en la comunión eterna con el Misterio Trinitario, mediante realizaciones
históricas del Reino de Dios, con el rostro cultural de cada pueblo.

6
Cf. P 321-322
7
Cf. Gál 5,1

3
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

El ser humano es su vida misma. Creado y redimido por la decisión


amorosa y misericordiosa Dios, Uno y Trino, el ser humano está llamado a ir
alcanzando mejores niveles de vida como persona en el ejercicio cada vez más
claro de su libertad. “Confirmamos que nuestra vida es sagrada, tiene mucho
valor, es regalo de Dios y que merece también cuidado respeto y amor”. 8

d) La persona humana un ser trascendente

6. La persona humana es un ser trascendente. Su Creador deja al hombre “en


manos de su propia decisión para que así busque espontáneamente a su Creador
y, adhiriéndose libremente a Él, alcance la plena y bienaventurada perfección”,
pero el hombre “abusó de su libertad, levantándose contra Dios y pretendiendo
alcanzar su propio fin al margen de Dios”, y liberado por Cristo del pecado, el
hombre “tiende a su fin con la libre elección del bien”. 9
La persona humana “en la comunión de amor que es Dios, en la que las
tres Personas divinas se aman recíprocamente y son el Único Dios, está llamada a
descubrir el origen y la meta de su existencia y de la historia”. 10
Su plena y eterna realización como persona el ser humano la descubre en
el misterio del Verbo Encarnado: está llamado a alcanzar la estatura de Cristo. 11

I) LA PERSONA EN LA COMUNIDAD

7. La Santísima Trinidad es origen, modelo y fin de toda comunidad humana.


“Los discípulos de Jesús están llamados a vivir en comunión con el Padre, y con
su Hijo muerto y resucitado, en “la comunión del Espíritu Santo”, “un pueblo
reunido por la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo” llamado en Cristo a
ser signo e instrumento de la íntima unión con Dios y de la unidad de todo el
género humano”.12Por tanto ser persona a imagen y semejanza de Dios comporta
existir en relación al otro yo, como Dios mismo es comunión del Padre del Hijo y
del Espíritu Santo.
La persona “por su íntima naturaleza es un ser social”. 13 El ser humano se
construye a sí mismo con los demás y para los demás en el ejercicio cada vez
más auténtico de su libertad. Toda comunidad humana tiene la misión de
acompañar a la persona desde su concepción para que ella se done a la

8
CEG, 500 Años Sembrando el Evangelio, 1992, pág. 49.
9
Cfr. GS 12 y 17
10
DSI 34
11
GS 22; Col 3,4
12
A 155
13
GS 12

4
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

comunidad fomentando la vivencia de la donación recíproca en modo continuo y


permanente.

a) La persona y la familia

8. Toda persona vive en sociedad, Dios no ha querido crear al hombre para


vivir en solitario. Creándolo desde el principio hombre y mujer los constituye en
sociedad. Esta sociedad de hombre y mujer, es la expresión primera de la
comunión de personas humanas.14
Al respecto de la vida en sociedad, la institución familiar es la célula primera
y vital de la misma, y es Iglesia doméstica, primera comunidad evangelizadora. 15
Aun en medio de su diversidad rural, campesina, migrante, urbana, indígena o
ladina, entre otras, es siempre fermento y signo del amor divino, y por tanto debe
estar siempre abierta al plan de Dios. 16 Por ello de muchas maneras la Iglesia
invita a la familia a tomar su lugar en el corazón de Cristo y transformarse más y
más en ambiente privilegiado de Evangelización, de respeto a la vida y de amor
comunitario.17
La familia, santuario de la vida y escuela del más rico humanismo es
transmisora prioritaria de la cultura y fuente insustituible de la fe para los
discípulos de Cristo.18
b) La persona en la comunidad

9. La comunidad constituye la vida de las personas que conviven entre sí y se


van realizando en comunión con los demás. “El cristiano vive en comunidad bajo
la acción del Espíritu Santo, principio invisible de unidad y comunión, como
también de la unidad y variedad de estados de vida, ministerios y carismas”. 19
Organización
“Que todos sean uno, como tú, Padre, estás en mí y yo en ti; que también
ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste” (Juan
17,21) Así procuraron vivir los primeros cristianos en Jerusalén. (Cfr. Hech 4,32-35
En nuestra Iglesia Diocesana queremos volver a descubrir al Señor Resucitado
que hoy vive en su Iglesia y la hace signo de la unión de todos los hombres entre
sí y de éstos con Dios. (LG 1)
14
GS 12
15
SD 64
16
SD 210
17
Puebla, discurso inaugural, 5
18
P 589
19
P 638

5
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

Formación
Como personas somos imagen y semejanza de Dios y nos ha dado inteligencia
para aprender y comprender las verdades de la vida y de Dios. Esto es lo que los
Apóstoles enseñaron de Jesús a la gente, ya que se mantenían constantes en la
enseñanza de las Apóstoles, en la fracción del pan y en las oraciones. (Cfr. Hech
2,42)
Comunidad auténtica
Jesús, al inicio de su ministerio, elige a los doce para vivir con él. (Mc 3,14) Hoy
también el encuentro de los discípulos con Jesús en la intimidad es indispensable
para alimentar la vida comunitaria y la actividad misionera.
Sentido de Pertenencia
10. La comunidad nace de la respuesta de cada persona desde la fe en Cristo,
que le anima a salir al encuentro de los demás con el fin de construir el Reino de
Dios entre nosotros. La vida y la fe se comparten. En la vivencia comunitaria la
persona se siente realizada y responsable con las personas con un sentido de ser
parte activa de la vida comunitaria. 20 “Una dimensión constitutiva del
acontecimiento cristiano es la pertenencia a una comunidad concreta, en la que
podamos vivir una experiencia de discipulado y comunión con los sucesores de los
Apóstoles y con el Papa”. (DA 156)
Este sentido de pertenencia conscientemente asumido y practicado
responsablemente en la participación activa en los grupos intermedios, espacios
organizados en todos los campos de la vida: social, político, económico, cultural y
religioso para facilitar la participación de toda persona, es fundamental para la
realización de la toda persona y de los pueblos.
Proyección
11. El fruto necesario de toda verdadera comunidad cristiana será siempre el
trabajar por el bien de todos (Cfr. 1 Juan 5,1-3) en los diferentes ambientes donde
la persona se realiza; es decir, en al campo político, social, cultural, económico y
religioso. Son acciones concretas que se realizan a favor de la vida de todo el
hombre y de todas las comunidades huehuetecas, buscando incidir eficazmente
en la realidad.
c) Comunidad y cultura

12. “Nace la cultura con el mandato inicial de Dios a los seres humanos: crecer
y multiplicarse, llenar la tierra y someterla. En esa forma la cultura es cultivo y
expresión de todo lo humano en relación amorosa con la naturaleza y en la
dimensión comunitaria de los pueblos”.21
20
Hch 2,44 ss
21
SD 228

6
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

Cultura: es el “modo particular como en un pueblo, los hombres cultivan su


relación con la naturaleza, entre sí mismos y con Dios de modo que puedan llegar
a un nivel verdadero y plenamente humano”. 22
La persona nace, crece y se realiza en un pueblo que ha creado una cultura
propia que, a su vez se enriquece con el aporte de sus miembros. La persona
humana por su cultura, es decir por el cultivo de los valores y de los bienes
naturales alcanza su verdadera y plena realización humana, por consiguiente vida
humana, naturaleza, y cultura se hayan unidas estrechísimamente. 23
d) La persona y comunidad sociopolítica

13. El hombre y la mujer, seres sociales, construyen su destino a través de una


serie de agrupaciones particulares que requieren, para su perfeccionamiento y
como condición necesaria para su desarrollo una sociedad más vasta, de carácter
universal, la sociedad política. Toda actividad particular debe colocarse en esta
sociedad amplia, y adquiere con ello la dimensión del bien común. 24
“La persona humana es el fundamento y el fin de la convivencia política. La
comunidad política, realidad connatural a los hombres existe para, obtener un fin
de otra manera inalcanzable: el crecimiento más pleno de cada uno de sus
miembros, llamados a colaborar establemente para realizar el bien común, bajo el
impulso de su natural inclinación hacia la verdad y el bien”. 25
“La mejor manera de llegar a una política auténtica humana, es fomentar el
sentido interior de la justicia, de la benevolencia y del servicio al bien común y
robustecer las convicciones fundamentales en lo que toca a la naturaleza
verdadera de la comunidad política y los fines, recto ejercicio y límites de los
poderes públicos”.26
Los pueblos que conforman este departamento de Huehuetenango como
comunidad sociopolítica, dada la variada riqueza cultural que poseen, deben
fortalecer la mentalidad y práctica de la interculturalidad entendida
“como un proceso de comunicación e interacción entre personas y grupos con
identidades culturales específicas, donde no se permite que las ideas y acciones
de una persona o grupo cultural esté por encima del otro, favoreciendo en todo
momento el diálogo, la concertación y con ello, la integración y convivencia
enriquecida entre culturas. Las relaciones interculturales se basan en el respeto a
la diversidad y el enriquecimiento mutuo. Sin embargo, no es un proceso exento
de conflictos, estos pueden resolverse mediante el respeto, la generación de
contextos de horizontalidad para la comunicación, el diálogo y la escucha mutua,

22
P 386
23
GS 53
24
OA 24
25
DSI 384
26
GC 73

7
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

el acceso equitativo y oportuno a la información pertinente, la búsqueda de la


concertación y la sinergia.27”
II) LA PERSONA Y LA CREACIÓN

La persona
14. “La persona, creada por Dios, amada y salvada por Jesucristo, se realiza
entretejiendo múltiples relaciones de amor, de justicia y de solidaridad con las
demás personas, mientras va desarrollando su multiforme actividad en el
mundo”.28
La madre tierra
“La tierra, así como el territorio, para la cultura maya, no es primariamente
fuente de producción, de explotación de ganancias, de economía de mercado,
sino ante todo es vida de Dios y vida de sus hijos. Es lugar sagrado espacio de
nuestra vida y donde vivimos. Es nuestra Madre que nos da la vida”. 29 Esta misma
concepción de la tierra la expresa el Papa Francisco en Laudato Si 146.
a) La creación don de Dios para la vida

15. Dios que creó el universo como espacio para la vida y la convivencia de
todos sus hijos nos lo dejó como signo de su bondad y de su belleza. La creación
es manifestación del amor providente de Dios; nos ha sido entregada para que la
cuidemos y la transformemos en fuente de vida digna para todos. La creación es
una muestra grande de su amor hacia los que habitamos este mundo, por tanto es
una creación para el servicio, desarrollo y realización plena del ser humano. 30
Por eso, “Los bienes y riquezas del mundo, por su origen y naturaleza,
según voluntad del Creador, son para servir efectivamente a la utilidad y provecho
de todos y cada uno de los hombres y los pueblos”, 31 y no solo para una minoría
de personas, sino para el bien común de todas las personas que la habitan.
“El derecho a la propiedad privada no es un derecho absoluto sino
condicional y limitado por un principio más amplio y universal: Dios ha creado
todas las cosas para el uso y beneficio de todos los seres humanos, sin distinción
alguna.32
b) La persona colaboradora en la obra de la creación

27
(https:wikipedia.org./wiki/ interculturalidad#Bibliograf. C3Ada)
28
DSI 35
29
CEG, 500 años sembrando el evangelio, pág. 44
30
A 125
31
P 492
32
CEG, El clamor por la Tierra, 1988, 1737; GS 69

8
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

16. La naturaleza es el lugar de existencia, del encuentro con Dios, con los
hermanos y con toda la creación. Como personas tenemos la responsabilidad de
contemplarla, cuidarla y utilizarla, respetando siempre el orden que le dio el
Creador. Y éste orden ha sido dado por Dios de acuerdo a un fin determinado que
contribuye la armonía del ser humano. Debemos tomar más conciencia “de la
naturaleza como una herencia gratuita que recibimos para proteger, como espacio
precioso de la convivencia humana y como responsabilidad cuidadosa del señorío
del hombre para bien de todos” (DA 471)
La mejor forma de respetar la naturaleza es promover una ecología humana
abierta a la trascendencia que respete la persona y la familia, los ambientes y las
ciudades, según la indicación de san Pablo de recapitular todas las cosas en
Cristo y de alabar con Él al Padre.33
c) La persona y el trabajo

17. El libro del Génesis dice al respecto que “El Señor Dios tomó al hombre y lo
colocó en el jardín del Edén para que lo guardara y lo cultivara”. El trabajo como
participación de la tarea creadora de Dios y como servicio a los hermanos y
hermanas constituye una dimensión fundamental de la existencia del hombre en la
tierra; por el trabajo el hombre y la mujer se realizan a sí mismos como seres
humanos. El trabajo, unido a la oración sirve no solo al progreso terreno sino a la
santificación personal y a la construcción del Reino de Dios. 34
d) La persona y el desarrollo

18. Desarrollo es “el paso para cada uno y para todos de condiciones de vida
menos humanas a condiciones más humanas.” La persona humana tiende por
naturaleza a su propio desarrollo.35
El desarrollo no se reduce al simple crecimiento económico, sino debe ser
integral. El desarrollo debe abarcar además de un progreso material, uno
espiritual, porque el hombre es uno en cuerpo y alma, nacido del amor creador de
Dios y destinado a vivir eternamente.36
Por su inserción en el Cristo vivo, el hombre tiene el camino abierto hacia
un progreso nuevo, hacia un humanismo trascendental que le da su mayor
plenitud, tal es la finalidad suprema del desarrollo personal. 37

33
Cfr. 1Cor 3, 21-23; A 126

34
A 120-121
35
PP 20; GS 68
36
PP 14; GS 76
37
PP 16

9
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

e) La persona, ciencia y tecnología

19. La técnica se inserta en el mandato de cultivar y custodiar la tierra, que Dios


ha confiado al hombre y se orienta a reforzar esa alianza entre ser humano y
medio ambiente que debe reflejar el amor creador de Dios. 38
La libertad humana es ella misma solo cuando responde a esa atracción de
la técnica con decisiones que son fruto de la responsabilidad moral (cf. GS 70).
“Por la libertad, proyectada sobre el mundo material de la naturaleza y de la
técnica, el hombre, siempre en comunidad de esfuerzos múltiples, logra la inicial
realización de su dignidad: someter ese mundo a través del trabajo y de la
sabiduría; y humanizarlo de acuerdo con el designio del Creador”. 39“La ciencia y la
técnica son recursos preciosos cuando son puestos al servicio del hombre y
promueven su desarrollo integral en beneficio de todos; sin embargo, por sí solas
no pueden indicar el sentido de la existencia y del progreso humano. La ciencia y
la técnica están ordenadas al hombre que les ha dado origen y crecimiento; tienen
por tanto en la persona y sus valores morales la indicación de su finalidad y la
conciencia de sus límites”.40
f) La persona y la economía

20. El hombre creado a imagen de Dios, mediante su trabajo participa en la


obra de su Creador y según sus propias posibilidades continua, en cierto sentido,
desarrollándola y completándola. El hombre tiene que imitar a Dios tanto
trabajando como descansando, ya que Dios ha querido presentarle la obra
creadora bajo la forma del trabajo y del reposo. 41
La dignidad de la persona humana y su vocación integral se han de
respetar y promover en la vida económica y social, ya que el hombre, autor de
toda la vida económica y social, es su centro y su fin. 42
A todos y a cada uno de los seres humanos les compete un derecho
primario y fundamental absolutamente inviolable de usar solidariamente los bienes
y riquezas del mundo, en la medida de lo necesario, para una realización digna de
la persona humana.43Para optar por nuevos estilos de vida marcados por la
sobriedad, la templanza, la autodisciplina, tanto a nivel personal como social, es
necesario abandonar la lógica del mercado afectada grandemente por la oferta y

38
GS 69
39
P 322
40
CEC 2293
41
Cfr. LE 25
42
Cfr. DSI 331
43
P 492

10
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

la demanda, que llama a una economía del mercado, con el círculo vicioso del
consumismo bárbaro.44
III) LA PERSONA Y EL REINO DE DIOS

21. “El tiempo se ha cumplido, el Reino de Dios está cerca, conviértanse y


crean en la Buena Nueva” Así anuncia Jesús la buena noticia del Reino de Dios;
comunión de los seres humanos con Dios, Padre de todos, y comunión de ellos
entre sí, como hermanos. Es el espacio en el que acontece la salvación prometida.
a) Jesús presencia del Reino de Dios

22. En su plan salvífico, Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen
al conocimiento de la verdad plena en Jesús. Jesús mismo es el Reino, porque de
algún modo lo manifestó en su vida pública, a través de su predicación y hechos.
“Cristo es el corazón mismo de esta reunión de los hombres como familia de Dios.
Los convoca en torno a él por su palabra, por sus señales que manifiesta el Reino
de Dios, por el envío de sus discípulos. Sobre todo, él realizará la venida de su
Reino por medio del gran misterio de su pascua: su pasión, muerte en la cruz y su
resurrección, “Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí”. 45 A
esta unión con Cristo, están llamadas y atraídas todas las personas sin importar
su lengua, condición social, creencias religiosas y expresiones culturales.
La entrada al reino, se realiza mediante la fe en Jesús, sellada en el
bautismo y atestiguada en el seguimiento de su propuesta evangélica para
compartir su manera de vivir y su resurrección.46
b) La persona y los valores del Reino de Dios

23. A la propuesta del Reino de Dios, que es vida plena, se responde por la fe y
la conversión: compromiso a vivir los valores que Jesús vivió: la verdad y la vida,
la santidad y la gracia, el amor, la justicia y la paz. La práctica constante de estos
valores va construyendo esa comunión de vida con el Padre Dios y esa comunión
de los hombres entre sí: Reino de Dios que es camino a la salvación que se inicia
en el aquí y ahora y llegará a su plenitud en la vida eterna.
Por tanto, la concreción de los valores vividos por Jesús, está a la base de
la propia identidad cristiana, llamada a transformar la vida personal, comunitaria,
social, política, cultural y religiosa.
c) La persona discípula misionera del Reino de Dios
24. Jesús llama a la persona a entrar en la dinámica del Reino de Dios con la
respuesta libre y responsable a la llamada: “Subió a la montaña, fue llamando a

44
DSI 486
45
Jn 1232; CEC 542
46
SD 5

11
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

los que él quiso y se fueron con él. Eligió a doce a quienes llamó apósteles para
que estuvieran con él y para enviarlos a predicar”. 47Por eso “al llamar a los suyos
para que lo sigan les da un encargo muy preciso: anunciar el Evangelio del Reino
a todas las naciones, todo discípulo es misionero. Jesús los hace partícipes de su
misión. Al mismo tiempo, los vincula con él como amigos y hermanos”. 48
María modelo de discípulo misionero
25. Nuestra Iglesia Diocesana, congregada de entre todos los pueblos
huehuetecos, es consciente de la presencia maternal y cercanía cariñosa de
María, la Madre del Señor; presencia y cercanía testimoniada por comunidades
cristianas y Parroquias que se ven nacidas de una advocación mariana.
Ahora que esta Iglesia diocesana quiere hacer un avance de calidad en su
condición de discípula misionera para que el poder liberador del Evangelio actúe
eficazmente en la historia humana (cfr. DP 294) “se vuelve a María para que el
Evangelio se haga más carne, más corazón” (DP 303) de los pueblos
huehuetecos.
María es modelo de la Iglesia en cada comunidad cristiana, que como tal, está
llamada a ser toda de Cristo y con El, toda servidora de los hombres (Cfr. DP 294)
para que todo el hombre y todos los hombres tengan vida en abundancia.
“María se nos manifiesta vacía de sí misma y poniendo toda su confianza en la
misericordia del Padre”, “mujer de fe plenamente evangelizada llega a ser perfecta
discípula y evangelizadora y así es modelo de todo discípulo misionero “por su
testimonio de oración, de escucha de la Palabra dejándose penetrar por su
dinamismo y con pronta y fiel disponibilidad al servicio del Reino hasta la cruz.
(Cfr. DP 297. DS 15)
La auténtica devoción a la Madre de Jesús lleva al discípulo misionero a que
María cumpla en él “su servicio de abrirlo al Evangelio e invitarlo a su obediencia
“haced lo que Él os diga” (Jn 3,5)” (DP 300)

V) LA IGLESIA DIOCESANA Y MISIÓN


26. La Iglesia Diocesana, congregada por el Espíritu Santo de entre todos los
pueblos huehuetecos, vive y camina con ellos para anunciarles el Evangelio, la
buena noticia de vida plena en libertad para todos los seres humanos. El mandato
del Señor de anunciar el evangelio a toda creatura va acompañado del poder de
hacer acciones que significan la liberación del Maligno y de todo aquello que
disminuye la vida humana.49

47
Mc 3, 13-15
48
A 144
49
Mc 16, 15-18

12
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

Los cristianos católicos huehuetecos, como discípulos de Jesucristo y como


misioneros queremos y debemos proclamar el Evangelio que es Cristo mismo. 50
Porque “conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier
persona; haberlo encontrado nosotros, es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida,
y darlo a conocer con nuestra palabra y obras es nuestro gozo”. 51
El discípulo misionero ha de ser un hombre o una mujer que hace visible el
amor misericordioso del Padre especialmente a los pobres y pecadores. 52
En el rostro doliente y glorioso de Cristo podemos ver con la mirada de la fe
el rostro humillado de tantos hombres y mujeres de nuestros pueblos y, al mismo
tiempo, su vocación a la libertad de los hijos de Dios, a la plena realización de su
dignidad personal y a la fraternidad entre todos. 53
La Iglesia necesita una fuerte conmoción que le impida instalarse en la
comodidad, el estancamiento y en la tibieza, al margen del sufrimiento de los
pobres en los pueblos huehuetecos. 54 Está urgida hoy a ser una Iglesia que sale
de sí misma y va al encuentro de los seres humanos evangelizándolos en las
situaciones concretas que viven.
Desde la fe bíblico-cristiana que descubre la absoluta identidad entre el
Dios Creador y el Dios Redentor-Liberador, como también no separa la creación
del hombre y la mujer de la creación de la tierra y del cosmos (Cf. Rom 8,18ss:
Comentario de la Biblia de nuestro pueblo), la Iglesia contempla a la humanidad y
a la creación inseparablemente unidas en la tensión que el Espíritu del Resucitado
ha injertado en ellas hacia la consecución de la esperanza de la plenitud de la vida
en la libertad.
“La humanidad aguarda ansiosamente que se revelen los hijos de Dios”, y
“La humanidad entera está gimiendo con dolores de parto”. 55
Dentro de esa humanidad expectante los pueblos huehuetecos y la
Comunidad Eclesial viven y caminan poseyendo las primicias del espíritu y gimen
por dentro esperando la condición de hijos adoptivos, el rescate de nuestro
cuerpo.
Solidaria con los pueblos huehuetecos en sus sufrimientos y expectación, la
Iglesia Diocesana anuncia el Evangelio, dando testimonio de su firme esperanza:
“Vi un cielo nuevo y una tierra nueva…Y vi a la ciudad santa la Nueva Jerusalén;
ésta es la morada de Dios con los hombres: él habitará en medio de ellos, ellos

50
A 29
51
A 32
52
A 147
53
A 31
54
A 362
55
Rm 8, 19.22

13
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

serán su pueblo y él será Dios con ellos”. 56 También denuncia todo aquello en los
diferentes campos de la vida, en una sociedad destruye o disminuye la vida de las
personas.

a) La inculturación

27. La Iglesia ha exhortado a evangelizar las culturas desde el Concilio


Vaticano II, pero específicamente en la Evangelii Nuntiandi el beato Pablo VI hace
un llamado a enfrentar la tarea de la evangelización de la cultura y de las
culturas.57
La inculturación es el instrumento para que el Evangelio se encarne en las
culturas huehuetecas, reconociendo que en ellas ya están las “semillas del Verbo”,
verdades de Dios que ya están presentes en la vida y en el caminar de los pueblos
huehuetecos, antes de la venida del Evangelio. “La inculturación del Evangelio es
un proceso que supone reconocimiento de los valores evangélicos que se han
mantenido más o menos puros en la actual cultura y el reconocimiento de nuevos
valores que coinciden con el mensaje de Cristo”. 58 Todo esto será posible si
logramos entender y comprender la vida de las personas en todas sus
dimensiones. “La Iglesia encarna el Evangelio en las diversas culturas y al mismo
tiempo introduce a los pueblos con sus culturas en su misma comunidad;
transmite a las mismas personas sus propios valores, asumiendo lo que hay de
bueno en ellas y renovándolas desde dentro”.59
La venida del Espíritu Santo en pentecostés, pone de manifiesto la
universalidad del mandato evangelizador; pretende llegar a toda cultura.
Manifiesta también la diversidad cultural de los fieles, cuando oían hablar a los
apóstoles cada uno en su propia lengua. 60
La Iglesia, en su esfuerzo de inculturación, está llamada a lograr la
penetración por el Evangelio de los valores y criterios que inspiran cada cultura, la
conversión de los hombres que viven según esos valores y el cambio que, para
ser más plenamente humanas requieren las estructuras en que aquellos viven y se
expresan.61
Lo que no se asume no se redime. La Iglesia para cumplir fielmente su
misión ha de seguir el ejemplo de Jesús, que al encarnarse asumió la realidad
humana hasta sus últimas consecuencias. Por eso “la misión se enfrenta al reto de
respetar la necesidad de todos los pueblos, de partir de sus propias raíces y de
56
Ap 21, 1-5
57
Cfr. EN 20
58
SD 230
59
RM 52
60
Cfr. Hch 2, 1-1
61
Cfr. P 395

14
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

salvaguardar los valores de las respectivas culturas. Se trata de conocer y


respetar otras tradiciones y sistemas filosóficos, y reconocer a cada pueblo y
cultura el derecho de hacerse ayudar por su propia tradición en la inteligencia del
misterio de Dios y en la acogida del Evangelio de Jesús, que es luz para las
culturas y fuerza transformadora de las mismas” (Mensaje del Papa Francisco
para la Jornada Mundial de las Misiones 2,015).
b) La Iglesia Autóctona: Kerigmática, Profética y Samaritana.

28. Queremos que nuestra Iglesia sienta las exigencias de la inculturación, de


la inserción vital en la realidad histórica de nuestros pueblos. 62 Por tanto nuestra
Iglesia Particular está llamada a encarnar, integrar y re expresar la fe en cada una
de las culturas huehuetecas.63
La acción de Dios, a través de su Espíritu se da permanentemente en el
interior de todas las culturas. En Huehuetenango formamos diez grupos culturales,
que como un don de Dios somos capaces de asumir el Evangelio de Cristo desde
nuestra cultura, idioma, modo de pensar y sentir para lograr nuestra propia
salvación y liberación integral. Se debe prestar especial atención a la cultura de
los pueblos originarios que hacen historia en Huehuetenango, aunque cada uno
sea minoría en relación a la población total. (Cfr. Laudato Si 146) Por la fuerza del
Espíritu podemos fortalecer nuestra identidad y confiar siempre en nuestro futuro
con mucha esperanza.
El fruto más preciado de la inculturación es la formación de comunidades
cristianas locales enraizadas en sus propias tradiciones históricas, culturales y
religiosas, es decir esa Iglesia autóctona, que vive la unidad, santidad, catolicidad
y apostolicidad de la Iglesia universal, desde la diversidad propia que ha recibido
de los pueblos que la conforman.
Kerigmática
La Iglesia que recibe la misión de Jesús de anunciar e instaurar el Reino en
todos los pueblos, proclama claramente que en Jesucristo Hijo de Dios hecho
hombre, muerto y resucitado, se ofrece la salvación a todos los hombres como
don de la gracia y de la misericordia de Dios. 64 Este anuncio permanente del
Evangelio debe hacerse de manera que eficazmente lleve a la persona a la opción
por Jesucristo y su Iglesia después del encuentro personal con El; solo así nace y
crece la comunidad de discípulos misioneros: Iglesia en permanente misión.
Profética
“El pueblo de Dios, es enviado a servir al crecimiento del Reino en los
demás pueblos, se le envía como pueblo profético que anuncia el Evangelio o
62
CEG, 500 años sembrando el Evangelio, pág. 41
63
CEG, Inculturación del Evangelio, pág. 25
64
P 351

15
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

discierne las voces del Señor en la historia. Anuncia dónde se manifiesta la


presencia del Espíritu. Denuncia dónde opera el misterio de iniquidad”. 65
Samaritana
El anuncio e instauración del Reino en los pueblos y la denuncia profética
del mal serán creíbles solamente si la Iglesia actúa fiel a la memoria de Jesucristo
en su predilección a los pobres y marginados de su tiempo, por eso la Iglesia hoy
está llamada a ser la samaritana de los pueblos, teniendo la solidaridad como
actitud permanente de encuentro hermandad y servicio, que ha de manifestarse
en opciones y gestos visibles a favor de los sectores más vulnerables de los
pueblos. Una Iglesia pobre que hace historia con los pobres.
Toda Iglesia local para cumplir su misión debe propiciar suficientes
ministerios, tanto ordenados y ministerios laicales. Necesaria será también la
presencia y acción de quienes hacen opción por Jesucristo siguiendo en
radicalidad los consejos evangélicos y así dan testimonio del Reino de Dios en el
caminar de los pueblos huehuetecos. Urge que los ministerios laicales actúen
en las realidades temporales para la consagración del mismo mundo a Dios y la
construcción de comunidades cristianas proyectadas a toda la realidad. (Cfr.
Objetivo Cuarto Plan Diocesano)66
Para avanzar en la construcción de esta Iglesia Autóctona: Kerigmática, Profética
y Samaritana es indispensable en todos los llamados a hacerla actitudes
verdaderas de conversión pastoral en mentalidad, en las estructuras pastorales y
la acción tal como lo ha decidido la Iglesia Latinoamericana. (Cfr. Documento
Aparecida)

65
P 267
66
EA 44

16
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

MARCO DE LA
REALIDAD
29. La realidad de los pueblos que integran nuestra Diócesis de
Huehuetenango, con sus luces y sombras, es desafiante, al mismo tiempo que
nos interpela en nuestra identidad de discípulos misioneros para saber discernir
los signos de los tiempos a la luz del Evangelio.

Esta perspectiva nos mueve a participar, junto a otros hombres y mujeres de


buena voluntad, en la construcción de una nueva sociedad fundada en los
valores de la verdad, la justicia, la paz y la solidaridad, “el cuidado de la casa
común” y el desarrollo integral de toda persona, especialmente de los más
empobrecidos. El mundo, como afirmaba el beato Pablo VI “hay que salvarlo
desde dentro”; por tanto, no hemos de verlo como algo malo y despreciable,
sino como el espacio donde se realiza la misión encomendada por Jesucristo a
su Iglesia a favor de la vida y de los valores del Reino que dignifican a
nuestros pueblos.

Insertos en el mundo, con sus valores y antivalores, angustias y esperanzas,


“mientras sufrimos y nos alegramos, permanecemos en el amor de Cristo
viendo nuestro mundo, tratamos de discernir sus caminos con la gozosa
esperanza y la indecible gratitud de creer en Jesucristo... que es el Camino, la
Verdad y la Vida”67. La realidad que presentamos, como parte importante de
nuestro Plan Pastoral, se sitúa en la perspectiva trazada por el Papa
Benedicto XVI en el Discurso Inaugural en Aparecida cuando dijo: “Si no
conocemos a Dios en Cristo y con Cristo, toda la realidad se convierte en un
enigma indescifrable; no hay camino y, al no haber camino, no hay vida ni
verdad”68.

Nos interesa la realidad socio-eclesial en cuanto desafía la tarea misionera de


nuestra diócesis. Es decir, la realidad extra-eclesial configura el contexto en el
que estamos llamados a realizar la misión encomendada por Jesús a su Iglesia,
y la realidad intra-eclesial constituye una llamada permanente a la conversión
pastoral.

67
Documento de aparecida No. 22
68
BENEDICTO XVI, discurso inaugural de la V conferencia, Aparecida No. 3

17
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

Este Marco de Realidad intenta ser una radiografía de las dinámicas


económicas, políticas, culturales, sociales y religiosas que recorren en el tiempo
actual al territorio de Huehuetenango. Esto significa que lo que vivimos en el
presente, tiene raíces en el pasado y conlleva implícita la idea de que si no
actuamos en el hoy, el futuro será muy parecido al contexto actual.
Reafirmamos el propósito de contribuir al conocimiento de Huehuetenango y
de abrir espacios de reflexión y acción para que juntos pensemos cómo seguir
avanzando hacia un mejor futuro.

Presentamos algunos datos de la realidad, que ayudan a situarnos, con ojos


de fe, en el contexto humano en el que estamos llamados a realizar el proyecto
misionero de Jesús en esta nueva etapa de la Evangelización, marcada por la
alegría del Evangelio que llena el corazón y la vida entera de los que se
encuentran con Jesús69.

I REALIDAD SOCIAL
a) Población
30. Se estima que la población huehueteca ha sobrepasado el millón de
habitantes (1,150,480 en el año 201170), el 50.13% son mujeres y el 30% son
jóvenes71. Es un departamento predominantemente indígena (63.8%).
Huehuetenango es el segundo departamento más poblado del país,
superado solamente por el departamento de Guatemala72. La mayor cantidad
de habitantes está en Barillas, le sigue la cabecera departamental, luego
Chiantla. Las estadísticas indican que cerca de un 75% de la población habita
en el área rural.

La población va en constante aumento. Una de las causas es que


Huehuetenango supera la media nacional con respecto al embarazo en
adolescentes (19.3%73). La tasa nacional de fecundidad es de 114 por mil
mujeres entre los 14 y los 19 años de edad, en tanto que Huehuetenango
asciende a 122 por mil mujeres, en ese mismo rango de edad. En promedio, se
calcula la cantidad de 4.1 hijos por mujer.74 Y cuando las mujeres comienzan
a tener hijos en su adolescencia, es muy probable que aumente el número de
hijos que tengan a lo largo de su vida, por lo que este comportamiento puede
elevar aún más las tasas de crecimiento natural en el departamento.
b) Educación
31. La institución rectora de la educación pública en el departamento de

69
PAPA FRANCISCO, Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, roma 24 de noviembre de 2013, No. 1
70
Encuesta Nacional de condiciones de vida – ENCOVI-2011
71
Información demográfica 2010, en www.ine.gob.gt
72
ENCOVI 2007, op cit.
73
Política Nacional de juventud 2012-2020, presidencia de la república, SEGEPLAN-CONJUVE, en
http://conjuve.gob.gt
74
V encuesta nacional de salud materno infantil, INE-MSPAS, 2009.

18
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

Huehuetenango es el Ministerio de Educación (MINEDUC) que atiende el nivel


primario, secundario, diversificado, alfabetización y las modalidades de
educación extra escolar. La Universidad de San Carlos (USAC), es la
responsable de la educación superior pública, que a través del Centro
Universitario de Nor Occidente (CUNOROC) y sus seccionales municipales,
imparte 6 carreras. Adicionalmente, existen 7 universidades privadas,
ofreciendo diversas carreras, principalmente en fin de semana.

Con respecto a los distintos niveles educativos, Huehuetenango es uno de los


departamentos con la menor cobertura a nivel nacional (44.4%), solamente
superado por Quiché (42.1%) y Alta Verapaz (40.9%)75. El índice de
analfabetismo en el departamento, en personas mayores de 15 años, es del
35.1%76. La cobertura educativa para el nivel pre-primario es del 42.2%, para
el nivel primario el 87.4%, ciclo básico 40.5%, diversificado 22.2%77 y el nivel
Superior Universitario de 1%. Es notorio que tiende a reducirse la brecha entre
mujeres y varones en el acceso a la educación.

Como causas de la situación educativa deficiente en el departamento, se


encuentran la ruralidad y la pobreza de la mayoría de los habitantes. Esto
sumado a la propuesta de una Reforma Educativa, en el marco de los Acuerdos
de Paz, que no logra concretarse. El sistema educativo es obsoleto, de poca
calidad y sin la cobertura adecuada. En la mayoría de los casos se desarrolla
una educación bancaria, centrada en contenidos, que informa y no forma ni
transforma; a lo que se unen deficiencias en la infraestructura y falta de
recursos. Los maestros son mal remunerados y poco estimulados para su
trabajo. Los programas educativos están desfasados de la realidad.

c) Salud
32. En este aspecto, se constatan grandes deficiencias en el departamento.
Un sistema hospitalario, carente de recursos y de personal especializado para
atender a la población. No hay una clara y eficiente política de salud. Las
medicinas son muy costosas, el negocio de las farmacéuticas y de los grandes
proveedores de medicinas y recursos hospitalarios han venido lucrando con la
necesidad de un pueblo enfermo. Quienes están afiliados al Instituto
Guatemalteco de Seguridad Social, IGSS, no reciben la atención a tiempo y
muchas veces no reciben la medicina que necesitan. Aunque no todos los
trabajadores están en las planillas, el número de afiliados al IGSS es bastante
alto y la mayoría no recibe los servicios por los que está pagando puntualmente.

Los mayores problemas en salud están relacionados con las mujeres jóvenes
y su sexualidad. El embarazo en adolescentes en el departamento, supera la
75
Desigualdad en la cobertura educativa en Guatemala, DIGEDUCA, 2012
76
Op cit, ENCOVI 2011
77
República de Guatemala, compendio estadísctico de educación 2013, INE 2015

19
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

media nacional (19.3). Del total de muertes maternas que se da a nivel nacional,
el 26% corresponde a Huehuetenango78 . Por otra parte, ocupamos el tercer
lugar a nivel nacional en desnutrición infantil (55%)79. Solamente el 68% de la
población tiene abastecimiento adecuado de agua80.

Las causas de esta situación son: la situación de pobreza, un incipiente


desarrollo económico, la desatención gubernamental, la inseguridad
alimentaria, la poca cobertura de los servicios de salud; además los fondos
para la salud han sido malversados y han sido fuente de enriquecimiento ilícito
para políticos sin escrúpulos.

d) Inseguridad y violencia
33. En el año 2010, en Huehuetenango se reportaron 177 homicidios. Del
año 1996 (Firma de la Paz) al año 2010, hubo un incremento del 555.56% en
homicidios en el departamento81, presentando el mayor incremento a nivel
nacional. Además, Huehuetenango ocupa el séptimo lugar, a nivel nacional, en
delitos contra la propiedad, y es el departamento que presenta el mayor
incremento en los últimos años82. En casos de violencia intrafamiliar,
Huehuetenango ocupa el tercer lugar a nivel nacional83.

Nueve de los treinta y tres municipios de H uehuetenango poseen frontera con


M é x i c o y esta ubicación geográfica la hace propicia para el paso de
migrantes, el contrabando y el narcotráfico. El territorio es utilizado para el
depósito y traslado de cocaína y en menor proporción, la producción agrícola
de amapola y mariguana. Esta actividad ha originado el surgimiento de
pequeños carteles del crimen organizado que, ante la ausencia y debilidad de
las fuerzas de seguridad, actúan libremente y provocan una serie de delitos
conexos84.

También es importante mencionar los linchamientos. Desde la firma de los


Acuerdos de Paz, hasta septiembre del año 2014, en Huehuetenango habían
sido linchadas 82 personas. En el año 2014 se superó la cifra de linchamientos
del año anterior (2013)85.

Además, está el fenómeno de las pandillas juveniles, comúnmente conocidas


como “maras”, quienes han dejado de ser simples grupos de jóvenes que

78
Op cit, SEGEPLAN-CONJUVE
79
Indicadores de salud en Guatemala, 2013
80
ENCOVI 2011, op cit
81
Violencia en Guatemala, panorama de la violencia delincuencial en la post guerra y factores de riesgo en
estudio de victimización. Oficina de derechos humanos del arzobispado de Guatemala, 2012
82
Op cit.
83
Op cit.
84
Edelberto Torres Escobar (2007) Aproximación a la inseguridad en Huehuetenango. CEDFOG. Pag. 6
85
Prensa libre, en http://www.prensalibre.com/huehuetenango/huehuetenango-turba-linchados-repunte

20
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

cometían delitos menores para convertirse en grupos del crimen organizado


para extorsionar y asesinar. En Huehuetenango, para el año 2009, la Policía
Nacional Civil había identificado a 35 maras.

La Mara Salva trucha (MS) y la pandilla Barrio 18 (18) protagonizan el


escenario de pandillas hoy día en Huehuetenango. Aunque todavía se habla de
otras pandillas tales como los Breakeros (BKS), los Wifers (WF), los Rockeros,
los Cholos y los Latin Kings, las pandillas MS y el Barrio 18 aglutinan la gran
mayoría de los pandilleros. De acuerdo con un estudio realizado por USAID86,
el 95% de los pandilleros pertenecen a las pandillas MS y 18. Según el mismo
estudio, la Mara Salvatrucha es la más grande, con aproximadamente el 80%
del total de pandilleros en el país y en el departamento de Huehuetenango,
mientras que el Barrio 18 cuenta por un 15% del total de pandilleros. No
obstante, algunos informantes consultados ponen en duda la validez de estas
cifras, ya que sostienen que el Barrio 18, sigue siendo la pandilla más grande
en el país, sin indicar un porcentaje de la distribución entre las diferentes
pandillas existentes87.

Como causas de esta situación de violencia, podemos mencionar: la


pobreza generalizada de la población; la desigualdad y exclusión en la
distribución de los recursos económicos, políticos y sociales; el legado
histórico de violencia y su consecuente aceptación en la dinámica cotidiana
normal; una cultura de violencia que se manifiesta desde el mismo Estado y la
forma en la que éste se relaciona con la población: abuso de poder, y al mismo
tiempo, ausencia o debilidad extrema en su función específica; el autoritarismo
como constante en las formas de relacionamiento social; la impunidad
generalizada, con un sistema de justicia oficial débil o inexistente; una
incontenible proliferación de armas de fuego; falta de información sobre los
efectos de la violencia, y en particular, desconocimiento de la historia y de las
raíces violentas que marcan la sociedad; una acentuada cultura de silencio,
producto de la ineficiencia del sistema de justicia y también herencia del
conflicto armado recientemente vivido; desintegración familiar, machismo,
pérdida del sentido de la vida y valorización del dinero como absoluto.

d) Redes Sociales
34. Las redes sociales están cobrando gran importancia en la sociedad
huehueteca actual, reflejando la necesidad del ser humano de expresión y
reconocimiento. Sin embargo, a las ventajas asociadas a estas redes, se
suman también varias desventajas, especialmente con los jóvenes,
tornándose adictivas, consumiendo mucho tiempo, descuidando otras tareas,
evadiendo la comunicación directa, entre otras.

86
USAID, Central America and México gang assessment
87
Cf. Nicholas Phillips (2014), Carsi in Guatemala: progress, Failure, and uncertainty en
http://www.minex.gob.gt/MDAA/data/MDAA

21
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

A nivel nacional, después de la ciudad de Guatemala, Quetzaltenango y


Huehuetenango reportan más usuarios de las redes sociales electrónicas88.
Según Owloo, una herramienta que analiza y mide la cantidad de personas
activas en Facebook, Twitter e Instagram, hasta febrero del año 2016, en
Huehuetenango había un total de 74,000 usuarios de redes sociales. El
56.76% corresponde a los hombres y el 43.24% a las mujeres. El 41.89% de
los usuarios están comprendidos entre las edades de 18 a 24 años89.

II REALIDAD ECONÓMICA
35. La vida material de las personas depende primordialmente de su acceso
a medios de producción, a fuentes de trabajo y de ingreso. Al igual que en el
resto del país, los cambios en las formas de vida en Huehuetenango han
determinado, entre otras cosas, que las personas dependan cada vez más del
dinero para satisfacer sus necesidades básicas. Así, aunque según datos
oficiales la mayoría de la población huehueteca se ocupa en la agricultura, la
población ha buscado fuentes de ingreso monetario adicionales, lo cual logran
por diversos medios como lo son la migración interna, a México y a Estados
Unidos, la albañilería, el comercio, etc.

a) Pobreza
36. De la población huehueteca un 71.3% vive bajo la línea de pobreza y un
22% es considerado dentro de la categoría de pobreza extrema90. La carencia
de ingresos, es hasta ahora, el indicador más obvio para medir la pobreza.
Pero también se sabe que los hogares ubicados bajo la línea de pobreza
suelen tener otras desventajas relativas para dar respuestas a su situación,
haciéndolos más vulnerables a las adversidades de la subsistencia diaria. El
departamento de Huehuetenango ocupa el tercer lugar, luego de Quiché y
Alta Verapaz, en cuanto a mayor presencia de pobreza total y extrema91.

En primer lugar, una de las más grandes causas de la pobreza en el mundo es


la distribución desigual de la riqueza. Guatemala no es la excepción. Los grupos
indígenas han sido tradicionalmente excluidos de la realidad social, económica
y política a causa de la geografía del país. Ellos tienen acceso muy limitado
a infraestructura y los servicios básicos, como carreteras y mercados.
Igualmente, las causas de la pobreza están relacionadas principalmente con
la falta de acceso a recursos como la tierra, el agua, la educación o las
oportunidades de empleo. La distribución del ingreso y la propiedad de la tierra
son extremadamente desiguales.

88
http://www.dca.gob.gt/index.php/nacional/item/31904-usuarios-de-redes-son-cada-d%C3%ADa- m
%C3%A1s
89
https://www.owloo.com/facebook-stats/cities/country/guatemala
90
INE
91
Huehuetenango. Informe departamental de Desarrollo Humano.

22
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

b) Empleo
37. El departamento tiene una capacidad muy limitada para generar nuevas
oportunidades de empleo. El tejido productivo es muy corto y su desarrollo
se ha estancado. Se estima que la densidad empresarial de
Huehuetenango es de 5 empresas formales por cada 1,000 habitantes, una de
las más bajas a nivel nacional92. Por esta razón, las opciones de acceso al
empleo se limitan a la informalidad, a la agricultura o a la migración.

En el departamento son pocas las fuentes de empleo estable y remunerado a


un nivel que permita sostener decorosamente a una familia, cubriendo la
canasta básica. La mayoría de empleos se ubican principalmente en la
cabecera departamental y, en menor grado, en las cabeceras municipales y
algunas aldeas densamente pobladas. En la ciudad de Huehuetenango se
concentra lo principal del comercio y los servicios del departamento, aunque
ya las cabeceras de municipios como Barillas, Cuilco, La Democracia y San
Pedro Soloma, evidencian un crecimiento urbano considerable. Pero en todas
estas zonas urbanas es notorio el comercio informal, lo cual apunta a la falta de
empleo formal y estable.

En la mayoría de municipios, los empleos que ofrecen el gobierno municipal,


las delegaciones del gobierno central y uno que otro proyecto de desarrollo, son
prácticamente los únicos para personas con algún grado de estudios y
profesionalización. Para trabajadores menos calificados, las actividades a su
alcance son el transporte, el comercio informal y la construcción, principalmente.

Las causas de esta situación son: educación deficiente, falta de formación


pertinente para el trabajo, ineficiencia de los servicios de salud, entre otras,
que son un serio obstáculo para el desarrollo humano. Además, se carece de
una estrategia de desarrollo productivo y competitivo para la apertura de nuevas
fuentes de trabajo.

c) vivienda
38. La vida de las personas también está cambiando mucho en cuanto a
sus viviendas y patrones de consumo. La migración de huehuetecos a los
Estados Unidos, y las remesas que envían, están posibilitando la
construcción de viviendas hechas de materiales comerciales y duraderos, como
son el block y el cemento. Esto no sólo cambia patrones de uso del espacio
familiar –casas con más habitaciones, por ejemplo, y cocina separada– sino
que las nuevas viviendas aparecen como símbolos de prestigio social, de
modernidad y de desarrollo. Sin embargo, solo el 43.8% de los huehuetecos
tienen una vivienda construida con materiales adecuados93.

92
Plan departamental de juventud en Huehuetenango 2012-2015, programa juventud 2011
93
ENCOVI 2011, Op Cit

23
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

Las causas de la vivienda inadecuada, siempre apuntan a la pobreza, bajos


ingresos familiares, el desempleo, la falta de acceso a financiamiento,
desastres naturales y políticas gubernamentales ineficaces.

d) tierra
39. La mayoría de la población vive y depende de la actividad agrícola. Ello
hace de la tierra un factor de primer orden para el desarrollo social y el logro de
una vida digna; sin embargo, se da una concentración de la tierra fértil en pocas
manos, lo cual limita el acceso a quienes desean trabajarla, motivando una
serie de conflictos. Recientemente, en los departamentos del nororiente y
noroccidente del país, empiezan a levantarse las voces de protesta de las
poblaciones locales que se oponen a la instalación de empresas
transnacionales vinculadas a la explotación de los recursos naturales
renovables y no renovables como el oro, el petróleo y el agua.

En el departamento, se han realizado varias consultas comunitarias,


especialmente en relación al tema de la minería. El proceso de las consultas
comunitarias constituye una de las formas de resistencia de los pueblos
indígenas en cuanto a la defensa del territorio. Desde el año 2006, en el
departamento de Huehuetenango se han realizado consultas en 28 de los
33 municipios convirtiéndose en el departamento con el más alto índice de
consultas94.

Por otra parte, las hidroeléctricas han ha provocado conflictos serios en la


zona norte de Huehuetenango, con sus planes que impactan en las regiones y
en la vida de las comunidades que habitan las áreas de dichos proyectos.

La conflictividad agraria tiene varias causas. Está la indefinición de una


estrategia de desarrollo rural conducida, impulsada y financiada desde el
Estado, dejando la responsabilidad del financiamiento y de las iniciativas de
inversión en manos privadas prácticamente sin regulación, sometida a las
reglas de un mercado que tiene grandes fallas y en el cual las ganancias de la
inversión no son socializadas. Además, está la pobreza y la precariedad
institucional, de origen estructural, en las áreas más vulnerables del país,
centro de expansión de nuevas dinámicas económicas, lo cual deja a estas
comunidades a merced de prácticas empresariales agresivas que actúan con
impunidad, ignorando en muchos casos la opinión de quienes habitan el área de
influencia donde se instala el proyecto.

e) Migración
40. La migración es la principal válvula de escape para muchos, pero
también la principal perspectiva de futuro en un contexto en el que las formas de

94
Cf http://acoguate.blogspot.com/2010/03/huehuetecos-declaran-su-territorio.html

24
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

vida cambian sin que se desarrollen medios formales, estables y accesibles


para costearlas. En este sentido, la migración al Norte financia y alienta los
cambios. Los datos oficiales estiman que unos 108,000 huehuetecos han
emigrado a Estados Unidos, e indican que el 24% del total de la población
indígena guatemalteca con familiares en el extranjero, se ubica en
Huehuetenango95. Estos números, sin embargo, se deben tomar con reservas,
pues se trata de emigración indocumentada. Al hablar con la gente en los
municipios y en la cabecera, rara vez encontramos personas sin algún familiar
en Estados Unidos.

Para el año 2015, a Huehuetenango ingresaron 4,525 millones de


quetzales96por remesas, monto superior a cualquier otra fuente de ingreso en el
departamento. Es importante notar que los ingresos por remesas se reparten de
manera más uniforme entre numerosas familias, teniendo un impacto notorio
en las formas de vida principalmente de la población indígena y rural, más
marginada del acceso a otras fuentes de ingreso.

Como efecto inesperado de la migración, muchos jóvenes en la actualidad


experimentan estilos de vida rentistas, pues el sustento familiar llega por
correo o se recoge en el banco más cercano; muchos de ellos ya no cultivan
la tierra, estudian a medias y no tienen perspectiva clara por delante.

Si bien la migración genera pérdidas humanas, desintegración familiar, entre


otros; también es indudable que aporta considerablemente en muchos aspectos,
siendo el económico el más visible. El dinero de las remesas alimenta familias,
está transformando el paisaje humano al posibilitar la construcción de
viviendas, inversión en servicios de transporte y comunicaciones y extensión
del comercio en dimensiones hace poco inconcebibles. La migración a
Estados Unidos también está posibilitando aprendizajes culturales y políticos,
así como capitalización empresarial.
En Huehuetenango, la migración es generada principalmente por el anhelo de
tener un futuro mejor para la familia y futuras generaciones, para que no pasen
el mismo sufrimiento causado por la falta de oportunidades en el país.

f) Medio ambiente
41. Huehuetenango es un departamento con vocación forestal y minera.
Pero no existen políticas de explotación de los recursos forestales de manera
racional y en beneficio de las comunidades; mientras los e Pac “reforestan,”
empresas particulares que escapan a cualquier reglamentación, continúan
depredando los bosques, y Huehuetenango exporta leña a otros departamentos

95
OIM, en www.iom.int/es/regions/guatemala
96
Cálculos elaborados en base a la información encontrada en la página web del Banco de Guatemala en
www.banguat.gob.gt

25
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

del país. Los recursos mineros son actualmente objeto de debate y movilización,
pues tampoco se cuenta con políticas que permitan una explotación consultada,
consensuada y de beneficio para las poblaciones en cuyos territorios se
encuentran los yacimientos.

En muchas cabeceras municipales y en la cabecera departamental, es


deficiente e insuficiente el servicio de agua potable, las aguas servidas son
vaciadas en los ríos y el mismo Hospital Nacional en la cabecera
departamental, deposita los desechos hospitalarios al aire libre y sin tratamiento
alguno. La contaminación por ruido alcanza niveles más allá de los permitidos
por la ley, sin que autoridad alguna haga nada al respecto.

En cuanto a la explotación de recursos naturales sin plan ni regulación, es


común ver la tala de árboles; extracción de arena y piedra para construcción
justo en las orillas de las carreteras, favoreciendo así su transporte, pero
poniendo en riesgo la infraestructura pública y a veces alcanza dimensiones
que transforman el paisaje.

Por otra parte, la creciente urbanización y consumo de bienes


manufacturados empaquetados, particularmente la comida chatarra y las
bebidas procesadas, ocasiona la contaminación ambiental. La basura prolifera
hasta en los rincones más apartados del departamento, especialmente los
plásticos de todo tipo. El problema es serio y de carácter crónico, pues sin
educación cívica y ambiental, no hay servicio de recolección de basura que
resulte efectivo. Además, el problema se erige como nueva amenaza a la
salud pública y al medio ambiente, sin que sea objeto de debate y búsqueda
de soluciones.

Huehuetenango es un departamento que empieza a ser tomado en cuenta


solo por las riquezas naturales que posee y que interesan a los sectores
económicamente poderosos de este país; los cuales aliados y con el apoyo de
compañías transnacionales están dispuestos a explotar estas riquezas, llevando
a cabo un plan de infraestructura que favorezca su explotación, sin respetar
la pequeña propiedad privada de las familias. Se sabe de las concesiones que
los gobiernos han hecho para la exploración y explotación minera; de la
construcción de hidroeléctricas, que en Huehuetenango se tienen proyectadas
dieciséis; entre ellas la que ya ha sido impugnada, que es la de Chapaltelaj,
Municipio de Jacaltenango, con una lucha de más de dos años para evitar su
realización, como ésta, las demás carecen de la debida consulta a las
poblaciones que van a ser afectadas. Sin tomar en cuenta el resultado de las
consultas comunitarias de buena fe, realizadas en el departamento, que en su
totalidad han rechazado estos proyectos.

El Gobierno central ha reprimido a los líderes comunitarios por defender el

26
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

agua que vitaliza los territorios, son maestros, campesinos, trabajadores y


comerciantes, cada uno de ellos líderes de sus comunidades, organizaciones y
gremios. Ocho de ellos, originarios de los municipios de Barillas y Santa
Eulalia, se convirtieron en presos políticos, quienes fueron criminalizados y
perseguidos por representar a las comunidades mestizas y maya q’anjob’al de
sus municipios97.

g) Producción agrícola y pecuaria


42. El café es un producto clave, puesto que Huehuetenango produce
alrededor del 14% del café nacional, con una producción promedio por
manzana mayor que el promedio nacional: 15.7 qq oro frente a 13.3 qq oro a
nivel nacional. Un estimado realizado por un investigador de CEDFOG98 indica
que, en teoría, ingresarían al departamento alrededor de unos 500 millones de
quetzales por ventas de café.

Huehuetenango también es un productor importante de maíz y frijol a nivel


nacional. Los registros oficiales indican que el departamento produce el 26%
del maíz amarillo a nivel nacional. Por otra parte, el departamento produce
tan solo el 1% del maíz blanco producido a nivel nacional, una cantidad casi
insignificante99. Es importante notar que el maíz amarillo es una variedad
autóctona de alto nivel alimenticio. Estos datos apuntan a que en el
departamento aún se conservan y siembran semillas originarias de la región
mesoamericana, cuestión que podría verse afectada en un futuro próximo por
dos factores, principalmente: el mayor ingreso de maíz procedente de Estados
Unidos, en el marco de la liberalización del Tratado de Libre Comercio, y el
muy anunciado aumento de precios del grano debido a una creciente
demanda en el mercado mundial como insumo para la producción de
combustibles.

El departamento produce frijol negro en cantidad, la mayoría del cual se


destina al autoconsumo, aportando tan solo el 9% de la producción en el
mercado nacional35100. Pero varios otros productos agrícolas se cultivan en
Huehuetenango, entre ellos la papa, la caña de azúcar y el cardamomo. La
producción más fuerte de papa está en Chiantla y en Todos Santos
Cuchumatán, seguidos por productores de San Juan Ixcoy. En la actualidad, el
cultivo de trigo ha disminuido notoriamente, se continúa cultivando en
municipios como San Mateo Ixtatán, Aguacatán y San Rafael La Independencia.
El cultivo del cardamomo es significativo principalmente en Barillas y, en
menor grado, en San Mateo Ixtatán.

97
https://cmiguate.org/serenata-a-los-presos-politicos-de-huehuetenango/
98
Edgar Ruano Najarro, Los grandes ejes económicos y el poder en Huehuetenango, informe inédito de
investigación
99
CEDFOG
100
CEDFOG

27
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

Aguacatán ha sido tradicionalmente un importante productor de cebolla y ajo,


aunque por diversos motivos, entre los cuales se encuentra la competencia de
ajo procedente de China, este cultivo se ha venido abajo en años recientes.
Como un fenómeno relativamente reciente, en varios municipios se cultivan
verduras para el mercado, siendo el brócoli el de mayor cuantía, producido
principalmente en los municipios de Chiantla y Todos Santos Cuchumatán.

La producción pecuaria es principalmente de aves y ganado porcino, que son


especialmente para autoconsumo. El ganado ovino se produce
mayoritariamente en Chiantla, San Juan Ixcoy, Todos Santos Cuchumatán y
Concepción Huista. El ganado bovino se produce principalmente en Barillas,
Huehuetenango, Nentón, Malacatancito y Santa Ana Huista. La producción
apícola se da principalmente en los municipios de Cuilco, San Pedro Necta, La
Libertad, La Democracia, San Antonio Huista y Jacaltenango.

h) Otros ingresos y actividades económicas


43. El comercio, la construcción y los servicios de transporte, son
actividades económicas de dimensión considerable en el departamento, lo cual
es evidente a simple vista. La banca también se ha expandido notoriamente en
el departamento, de manera acentuada en la cabecera, pero con presencia
significativa en Barillas, Soloma y La Democracia, con presencia de BANRURAL
en casi todas las cabeceras.

Por otra parte, en Huehuetenango existe el conocimiento sobre actividades


ilícitas altamente lucrativas. El contrabando, el tráfico de personas, el
narcotráfico y cultivo de estupefacientes, la trata de blancas, probablemente
sean las principales. La economía ilícita permea notoriamente la vida
económica y política del departamento, corrompe a las autoridades y es
responsable de altos índices de violencia.

Además del narcotráfico, que como en el resto de las regiones afectadas,


opera a través de varios grupos, también conforman la estructura de poder
empresarios hoteleros, de la construcción e incluso bandas que se dedican al
tráfico de personas y armas.

Hay un nuevo empresariado que está emergiendo en el departamento.


Gasolineras, hoteles lujosos de grandes dimensiones en la cabecera
departamental y en algunos municipios, flotillas de microbuses nuevos para
transporte también en los municipios, proliferación de viviendas y vehículos de
lujo, así como ventas de armas, son algunos indicadores de esta transición
social.

Cuando vemos los índices de desarrollo humano del país y del departamento,

28
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

constatamos que en Huehuetenango persisten la pobreza y la extrema


pobreza, que florece la economía informal de subsistencia y que los
trabajadores huehuetecos del campo y de la ciudad se siguen viendo en la
necesidad de emigrar para ganarse el sustento. Las causas de esta situación
son principalmente dos: la desigualdad en la distribución de la riqueza y en el
acceso a medios de producción y mercados.

III REALIDAD POLÍTICA


44. La vida política del país y, por consiguiente, del departamento de
Huehuetenango, está marcada por la presencia de una política partidista sin
moral, ajena al bien común, electorera, marcada por el clientelismo, el
caciquismo y el transfuguismo que en su demagogia se vuelve una ofensa
a la dignidad de los pobres, junto a promesas no cumplidas. Esto va
generando en la población impotencia, fatalismo y un conformismo perezoso y
pasivo101. Los partidos políticos deben recuperar su función de ser mediadores
entre la sociedad y el Estado; estos partidos muchas veces manipulan el sentir
popular, no fomentan la formación y la participación ciudadana. Es evidente,
además, la carencia de un liderazgo local que vele por las necesidades de la
población e impulse proyectos que apunten a un desarrollo que sea humano,
integral, solidario y sostenible102.

a) los poderes locales


45. La estructura de poder103 en Huehuetenango está atravesada
transversalmente por grupos económicos que, dedicados a actividades tanto
lícitas como ilícitas, se relacionan con el quehacer político de manera directa,
ya sea mediante cuantiosos contratos por obras o mediante financiamiento a
cambio de libertad de actuación en el territorio39.

Por su parte, los medios de comunicación están muy vinculados a la política y


también son un grupo fuerte de poder, capaz de trabajar incansablemente en
fabricar una pésima imagen de algún actor político.

b) partidos políticos
46. La política partidista en el departamento funciona como plataforma para
el impulso de los candidatos, bastante conocidos por la población por su
participación activa, ya sea en medios de comunicación, en el mundo
empresarial o en la política. Como ocurre en otras áreas, los candidatos no
dudan en cambiar de partido en función de unos intereses específicos o de una
101
Cf. CEG, MENSAJE DE FEBRERO 2015
102
El poder puede ser entendido como una relación social consolidada, como una estructura, en la que los
individuos son como alones de juego, que tienen que soportar un destino. Poder consolidado se convierte
en dominio.
103
Mirador electoral 2011. Documento #5 los municipios: Huehuetenango. Panorama general, los poderes
locales, los medios locales de comunicación, análisis de los medios.

29
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

mejor oferta.

En la mayoría de municipios existe descontento e insatisfacción con la


administración edil, pero el malestar rara vez se traduce en propuestas unitarias
o de frente amplio de oposición política.

En otro orden de ideas, la fragmentación partidaria y la consecuente dispersión


de la oferta electoral, son factores que contribuyen a que un candidato –
especialmente uno con ventaja como lo puede ser un alcalde en funciones–
pueda ganar las elecciones con un bajo porcentaje de votos. El número de
candidatos a alcalde oscila entre 5 y 12 en la mayoría de municipios.

Un rasgo adicional de la contienda electoral, especialmente en el nivel local, es


la poca participación de mujeres en las planillas. En Huehuetenango también
es notoria la poca participación de comités cívicos. Aunque algunos aducen que
requiere muchos recursos organizar un comité, probablemente operan también
factores como la facilidad con que se negocia la ficha con algún partido para
inscribir un candidato, el hecho de quedar desvinculados del nivel nacional
al ser una propuesta exclusivamente local, y el esfuerzo organizativo que
requiere.

En un departamento con una población mayoritariamente indígena, llama la


atención que los alcaldes de sus municipios también son mayoritariamente
indígenas, hecho impensable hace unos 20 años. Sin embargo, este hecho
por sí solo no garantiza que estos funcionarios reivindiquen cuestiones
sustantivas de los pueblos indígenas. Su ejercicio del poder ha sido tradicional,
igual al de cualquier alcalde ladino.

Generalmente, los alcaldes se convierten en pequeños caciques que quieren


perpetuar sus privilegios y prebendas, y garantizarse el manejo de fondos; y no
suelen trabajar de la mano con los Consejos de Desarrollo Municipales –
COMUDES– ni con los Consejos de Desarrollo Comunitario, COCODES.

Con respecto a los diputados, la escogencia de los candidatos suele


responder a intereses particulares y no de efectiva representación de su
localidad. Además, influye en la posibilidad de ser candidato el dar aportes
económicos al partido que los postula. Hay un proceso de deslegitimación de
estos funcionarios, por su incapacidad, la corrupción, el nepotismo y el no
ser, realmente, los representantes de las demandas de los huehuetecos.

c) Movimientos sociales
47. Un rasgo de Huehuetenango que llama la atención de quien llega de
afuera y empieza a adentrarse en su realidad, es que existen movimientos

30
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

sociales nutridos desde las propias raíces sociales y políticas, vigorosos,


dinámicos y que se extienden crecientemente en el departamento. Estos
movimientos resaltan también porque son casi desconocidos en otras partes
del país, empezando por la capital.

Probablemente, el movimiento social huehueteco con mayor arraigo, novedoso,


potencialmente más ejemplar y el menos conocido, sea el movimiento en contra
de la minería de metales a cielo abierto. En los procesos de concientización en
torno a la temática se funden planteamientos del movimiento Maya –como por
ejemplo el concepto de Madre Tierra, central a la cosmovisión–que se
encarnan y toman fuerza a nivel de base, encuentran sus raíces y aterrizan.

Así también existen movimientos sociales del magisterio, estudiantiles, de


mujeres, culturales, entre otros. Son esfuerzos con visión y propuesta
organizativa y política regionales, trascendiendo el localismo. Además, son
iniciativas autóctonas, que no han sido inspiradas ni impulsadas por
organizaciones o fuerzas nacionales, ni por proyectos de la cooperación
internacional, lo cual no significa que no tengan vínculos organizativos o
políticos más allá de sus regiones. Sin embargo, es necesario señalar que
algunos de estos movimientos solo buscan intereses particulares y no los de la
población a la que dicen representar.

d) Corrupción
48. En Guatemala, la corrupción es un problema estructural y se ha convertido
en un freno al desarrollo, que conduce a una menor eficiencia de las
instituciones públicas y privadas, y constituye un obstáculo al incremento de la
calidad de vida de su población. La corrupción se manifiesta en todos los
ámbitos, pero sobre todo en los funcionarios públicos. Los alcaldes y
diputados siempre son acusados de corrupción y varios de ellos tienen
antejuicios actualmente. También se da la compra y venta de plazas en varios
ministerios, el desabastecimiento de los centros de salud y hospitales, etc. La
corrupción es un problema endémico, pero tal situación podría mejorar si los
ciudadanos asumen un papel de fiscalización ante las instituciones públicas.

e) Operadores de justicia
49. Pese a las medidas tomadas por el Estado para extender e
institucionalizar su presencia en el departamento en materia de seguridad y
justicia, la misma es débil e insuficiente. El trabajo de la mayoría de
operadores de justicia se caracteriza por las mismas limitaciones que tiene a
nivel nacional: falta de capacidad de investigación, corrupción, abusos,
desconocimiento y falta de respeto por el medio socio-cultural, etc. En el caso
de Huehuetenango, estos problemas se complican y potencian en el contexto
de diversidad cultural y de poblaciones acostumbradas a resolver conflictos y
administrar justicia propia, especialmente en el caso de delitos menores.

31
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

La expulsión de la PNC, en la mayoría de casos, se ha dado en situaciones


en que sectores de la población consideraron que estaban cometiendo abusos
–extorsiones, mordidas—o bien dejaban libres a delincuentes que merecían ser
encarcelados. En las comunidades del área rural, los operadores de seguridad
y de justicia no han podido o no han sabido ganarse la confianza de la
población. Hay presencia del Organismo Judicial, a través de Juzgados de
Paz, en casi todos los municipios del departamento, a excepción de Petatán,
por ser nuevo municipio104

f) Urbanismo
50. En la mayoría de cabeceras municipales se viene dando un crecimiento
urbano caótico, sin plan ni regulación, y es también extendida la apreciación
entre los habitantes urbanos, de que los alcaldes no prestan suficiente atención
ni invierten en la solución de estos problemas. Así, encontramos que es frecuente
el desencuentro de apreciaciones y prioridades entre los habitantes urbanos y
los rurales. Al tomar en cuenta que en muchos municipios de mayoritaria
población Maya, la minoría ladina tiende a residir en la cabecera municipal, las
tensiones urbano-rural con frecuencia aparecen también como tensión ladino-
indígena. A esto habría que agregar que en muchos municipios, han surgido
aldeas densamente pobladas donde emergen intereses políticos que compiten
con los de la cabecera.
La cultura urbana tiene más acceso a los medios de comunicación, a la
ciencia y la técnica; sin embargo, también es donde hay menos fraternidad y
encuentro personal, mayor individualismo e indiferencia y un creciente
anonimato.

g) Participación ciudadana
51. La participación ciudadana organizada en el departamento de
Huehuetenango se ve reflejada en: Cocodes, Comudes, Codedes, grupos de
mujeres, movimientos sociales y otros. Sin embargo, la participación
ciudadana es desarticulada. Es en el sistema electoral donde ha habido una
buena participación de los huehuetecos, sobre todo, en las 3 últimas elecciones
generales. Huehuetenango es el segundo departamento, a nivel nacional, con
mayor número de ciudadanos empadronados, solo por debajo del
departamento de Guatemala105. Por otra parte, la mujer rural e indígena
empieza a incursionar más en los espacios públicos, el número de mujeres
empadronadas ha ido en aumento.
Algunas causas de las situaciones señaladas en el aspecto político tienen
relación con una expectativa generalizada frente al gobierno municipal
enfocada en si hacen o no hacen obras, pero no se les entiende como
servidores públicos que ejercen poderes delegados por la población, ante
quien están obligados a rendir cuentas. Difícilmente esta situación podría ser de
otra manera, dado que es un estado de cosas característico de la historia
104
http://www.oj.gob.gt/directorioglobal/index.html
105
TSE, en www.tse.org.gt

32
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

republicana del país y que conviene a muchos, pues es uno de los rasgos que
permite la apropiación de lo público con fines privados. No hay construcción
de ciudadanía desde el Estado ni demanda de ciudadanía por parte de la
población.

g) EL RENAP
52. A lo largo de los años en Guatemala se ha empleado un método que en
esta época es considerado obsoleto para tener el control demográfico de la
población, por esto el Registro Nacional de las Personas (RENAP), se creó
para llevar de forma más eficiente los datos estadísticos de los habitantes de
Guatemala, sustituyendo las máquinas de escribir por computadoras.

Aunque el departamento de Huehuetenango fue declarado libre de subregistro


en el mes de julio del año 2015106, aún persisten problemas como el irrespeto a
los nombres ancestrales, llegando incluso a pedir que se cambien de nombre
para extenderles el Documento de Identificación Personal, especialmente en el
área norte del departamento107. En general, el RENAP tiene muchas
deficiencias.

IV. REALIDAD CULTURAL


53. La población huehueteca está integrada por diez culturas: Awakateka,
Chalchiteca, K’ich , Chuj, Popti’, Akateka, Q’anjobal, mam, Tektiteka y m estiza.
El 63.8% de la población es indígena. Un buena parte de esta población Maya
habita en municipios y comunidades étnicamente homogéneos, lo cual significa
que tienen poca convivencia con otras comunidades lingüísticas y con
vecinos ladinos. También ha significado la preservación de los idiomas y
costumbres, rasgo que en la actualidad está cambiando debido a factores como
la migración a los Estados Unidos, la mayor penetración del sistema escolar
estatal y el desarrollo de vías de comunicación y medios de transporte, por
ejemplo.

Los líderes y activistas se identifican como Mayas; sin embargo, entre la


mayoría de la población indígena pareciera seguir privando la identidad
territorial y lingüística: Eulalense (de Santa Eulalia) y Q´anjob´al; Jacalteco y
Popti; Mam de Colotenango, Todos Santos, y otros. Hablando el mismo
idioma, hay rivalidades entre pueblos vecinos. Por otra parte, idiomas que se
entienden entre sí en la actualidad se distinguen como comunidades lingüísticas
diferenciadas, como es el caso del Q´anjob´al y el Akateco, o bien del
Awakateco y el Chalchiteco. Estas distinciones pueden ser apreciadas como
reconocimiento oficializado por la Academia de Lenguas Mayas, ALMG, pero
también como creciente fragmentación y particularismo.
106
WWW.PRESNSALIBRE, el renap declara libre registro a Huehuetenango.
107
https://comunitariapress.wordpress.com2013/el registro nacional de personas renap viola el derecho de
identidad de pobladores q’anjobales de san juan Ixcoy

33
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

A pesar del bajo costo de los productos “paca” y los impactos de la


globalización, los pueblos huehuetecos han conservado su identidad, idiomas,
producción, el uso de vestimenta típica y el disfrute de su música.
Las nuevas generaciones de jóvenes, por su parte, empiezan a experimentar
estilos de vida cada vez más distintos a los de sus padres, abriendo brechas
generacionales que desde hace décadas han sido características en las
sociedades occidentalizadas y económicamente desarrolladas. Estas brechas
crecientes están provocando desencuentros generacionales que expresan con
frecuencia los mayores, tales como la condena del uso de cierto tipo de ropa,
cortes de pelo y aretes en los varones jóvenes, por ejemplo, por considerarlos
culturalmente ajenos e incluso como indicadores de pandillerismo.

v) REALIDAD RELIGIOSA
a) Diversificación religiosa
54. En Huehuetenango hay presencia de tres grandes grupos religiosos:
maya, cristiana católica y cristiana evangélica. Además, desde hace algunos
años, se han dado algunos sismas en la Iglesia Católica. En tiempos de los
sacerdotes Maryknoll, en Huehuetenango aparece la Renovación Carismática
Católica, que provocó confrontación. Por esta razón, decidieron constituirse en
un grupo separado y paralelo a la Iglesia. Al estar fuera de la Iglesia, fueron
atendidos por la Iglesia Católica Apostólica Siro-Ortodoxa de Antioquía,
Arquidiócesis de Centroamérica (ICASOAC), quienes cuentan actualmente con
12 parroquias en el departamento de Huehuetenango, con su respectivo
párroco, ubicadas en: Santa Cruz, Barillas; Santa Eulalia; San Miguel Acatán;
Jacaltenango, San Mateo Ixtatán; Nucá, Barillas; Cuilco; Nentón; San Pedro
Necta; San Pedro, Soloma; San José Quixabaj, Santa Eulalia; Colotenango. Por
otra parte, Andrés Girón fundó algunas parroquias en municipios de
Huehuetenango.

También ha ido avanzando el neo-pentecostalismo. Como consecuencia, el


indiferentismo religioso va creciendo en aquellos que han probado muchas
corrientes y no encuentran lo que buscan y se quedan sin nada. La
diversificación religiosa viene a constituir un elemento de fragmentación social.
Si bien este es un factor presente en muchas sociedades contemporáneas, el
efecto disociador se siente con fuerza en sociedades como la nuestra en que el
concepto, el sentimiento y la práctica de la ciudadanía son débiles y no
constituyen una base sólida para la construcción y difusión de visiones comunes
sobre la sociedad y el futuro.

En los últimos 20 años en el departamento, al igual que en el resto del país, se


ha dado un aumento importante de la presencia de iglesias evangélicas, “hay
más templos evangélicos en una sola comunidad que escuelas”. Este
fenómeno está generando la lucha por el liderazgo comunitario e incide en el
fraccionamiento del tejido social.

34
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

b) Iglesia católica diocesana


55. Luces
La Iglesia Católica Diocesana tiene una estructura organizativa con presencia en
todo el departamento: 1106 comunidades, 207 regiones, 30 parroquias y 4
decanatos (año 2015). La gran mayoría delas comunidades posee
infraestructura física, como mínimo, su templo.

El personal con que se cuenta para este año (2015) consiste en: 28 sacerdotes
ordenados, personal técnico-administrativo remunerado, consagradas
(Discípulas del Buen Pastor) y un gran número de voluntarios vitalicios y
temporales. Hay presencia, crecimiento y formación académica de mujeres
consagradas diocesanas (7 consagradas y 16 en formación para este año
2015).

Se han trabajado cinco aspectos fundamentales: formación, administración,


deliberación, coordinación y ejecución pastoral. Ya se tiene tradición de planear
y programar la pastoral en forma orgánica. Ha existido una mayor apertura en
el área rural, que es donde existe la mayor población católica.

Se poseen algunos medios de comunicación propios: dos


frecuencias FM de la Diócesis.

Tenemos la presencia de agentes de pastoral a tiempo completo que están


a nivel parroquial y diocesano, un centro de formación pastoral y los proyectos
pastorales que se tienen en los programas.

El esfuerzo por inculturar el Evangelio ha estado presente en la Diócesis de


acuerdo a la realidad el momento. En los últimos años tenemos el resultado de
estos esfuerzos en las comunidades organizadas, en los agentes de pastoral
formados, en los servicios pastorales establecidos y en la búsqueda constante
de una vida plena para todos.

Sombras
Es evidente la religiosidad de los pueblos que integran nuestra Diócesis. La
mayoría cree en Dios y se llaman católicos. Sin embargo, esta religiosidad no
siempre expresa una concepción utilitarista de la religión y se deja infiltrar de
formas de espiritismo y sincretismo religioso. La religiosidad popular no siempre
ha sido acompañada y evangelizada, no se ha generado la alegría ni el
sentido de pertenencia a la Iglesia, ni ha contribuido al rescate de los valores de
la cultura.

35
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

Además, nuestro catolicismo, en algunos casos, muestra una separación entre


fe y vida. Se piensa que la fe no tiene que llegar a las situaciones concretas de
la vida cotidiana. Muchas veces la fe se maneja como algo privado e intimista,
sin repercusiones en la vida social. Los agentes de pastoral y comunidades no
han logrado entender la dimensión socio-política de la fe. Se han reducido al
campo religioso-litúrgico e intra-eclesial.

Se han impuesto creencias y prácticas que nada tienen que ver con la doctrina
de la Iglesia ni con el Evangelio, tales como el acudir a espiritistas o
adivinadores para buscar el éxito en sus negocios o resolver problemas de
relaciones interpersonales. Se tiene una imagen utilitarista de Dios.

Además, hay católicos que son ritualistas, donde la efectividad se pone


simplemente en el rito, dándole un valor mágico, lo que hace ver también los
actos de culto desligados de toda conversión y compromiso de vida. La
recepción de los sacramentos constituye momentos de fiesta, de algarabía y
una oportunidad para que la familia comparta con los amigos. El bautismo se
ha hecho parte de la cultura de la población, y el curso pre-bautismal aparece
como una carga y no como una gozosa preparación. La cantidad de personas
casadas por la Iglesia, tiende a disminuir108.

Proliferan las sectas de diversas denominaciones, son en número


considerable los católicos que pasan a engrosar sus filas. Por otra parte, ha
aparecido un paralelismo doctrinal, estructural y ritual que promueve ICERGUA-
ISOAC-ICASOAC109. Esta realidad está desafiando nuestra coherencia de vida
en la vivencia del Evangelio y nuestro compromiso con la evangelización.

Se mantiene en general el uso del idioma castellano en la Iglesia, porque es el


medio más viable. Hay que tomar en cuenta escuchar a la gente desde su
realidad y escucharles. Se mantiene el uso del idioma español en las
instancias eclesiales. Y es necesario ser conscientes que cada grupo cultural
llegue a utilizar sus propias lenguas. Todavía no se ha logrado traducir la Biblia
a los idiomas huehuetecos, ni se producen materiales pastorales y misioneros
en idiomas mayas. Como sacerdotes, no se ha logrado que aprendamos el
idioma del lugar en donde vivimos o celebramos.

Se constata un relativo cansancio, saturación y desproporción de tareas de los


párrocos 110 ; y aún es débil la coordinación de esfuerzos pastorales y misioneros
de los religiosos y religiosas con las demás instancias diocesanas. Como
sacerdotes ladinos, no hay interés en aprender una nueva lengua.

108
La cantidad de parejas casadas por la Iglesia católica, del año 1998 al 2013 es de 1757, lo que equivale a
3514 personas. Si comparamos estas cifras con el dato poblacional, representa solamente el 0.3%
109
Iglesia católica Siro-Ortodoxa de Antioquía. Ver en http://www.icergua.org/latam
110
Ver instrumento 12 de la evaluación del plan diocesano 2003-2010

36
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

Se carece de atención específica de la Iglesia diocesana hacia las nuevas


generaciones y nuevos académicos. De distintas maneras se ha manifestado
que falta atender también, como Diócesis a la niñez, juventud, la familia, lo
urbano y lo vocacional.
En nuestra acción pastoral no se le ha puesto atención a los sectores
profesionales. Es vacía la mentalidad de no abrirse a movimientos de
apostolado.

La mayor parte de la formación pastoral ha usado la estrategia de “impartir


temas”, en vez de hacer competente al sujeto creyente, según su edad y
relaciones (socio-culturales, económicas y ecológicas). Hace falta hacer
competente al cristiano católico para que sea capaz de afrontar la creciente
pluralidad religiosa y cultural dada por la globalización, la migración y el
impacto delos medios de comunicación.

Por último, el tiempo utilizado para las evaluaciones de los planes pastorales
diocesanos ha sido muy prolongado y los resultados no siempre han sido los
esperados.

37
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

MARCO
OPERACIONAL
PRIORIDADES PASTORALES

56. 1.- UNA EVANGELIZACIÓN QUE FAVOREZCA EL ENCUENTRO


PERSONAL Y COMUNITARIO CON JESUCRISTO Y FORTALEZCA LA
IDENTIDAD CULTURAL DE LOS PUEBLOS.

a.       En cada cultura existen las semillas del Verbo.


b.      La evangelización es tarea y misión fundamental de la Iglesia.
c.       Hay que atender la diversidad de situaciones y contextos d.      Muchos
católicos en Huehuetenango no están evangelizados

57. 2.- UNA ESPIRITUALIDAD DE COMUNIÓN CON DIOS, CON LOS


DEMÁS Y CON LA CREACIÓN.

a. Estamos llamados a la santidad, somos hijos en el Hijo, hermanos unos con


otros y responsables de cuidar la vida en la creación.
b. Queremos vivir el espíritu de colegialidad y corresponsabilidad

58. 3.- EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA PERSONA Y DE LOS


PUEBLOS HUEHUETECOS

a) Hay una pobreza generalizada y estructural que impide que la mayoría de


la población pueda tener una vida plena.
b) Las personas pasen de condiciones menos humanas a condiciones más
humanas de vida.
c) La promoción humana es parte integrante de la evangelización
d) La promoción de la justicia y el uso universal de los bienes están en el
corazón del Evangelio

59. 4.- LAS Y LOS JÓVENES DEL ÁREA URBANA Y RURAL

38
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

a. La mayoría de la población es joven.


b. Son la riqueza y la esperanza de la sociedad y de la diócesis
c. Queremos promoverles integralmente desde su propia realidad en esta
etapa decisiva de la vida
d. Es una etapa en la que están expuestos a influencias negativas y
positivas en su vida

60. LA FAMILIA

a. Es santuario de la vida, escuela de humanismo, célula de la sociedad, cuna


de la fe e iglesia doméstica.
b. Hay una crisis en el modelo y vivencia de la familia cristiana.
c. El alto índice de desintegración familiar por causas internas y externas.
d. Se hace necesaria una mayor atención a los niños y a los adolescentes.
e. Desde la familia se puede afrontar el machismo y la discriminación.
f. La familia está siendo rebasada por los avances científicos y tecnológicos.

61. 6.- EL CUIDADO Y CULTIVO DE LA CREACIÓN


a. Constatamos el deterioro del medio ambiente, debido a la explotación
irracional de los recursos naturales
b. La comunión con lo creado es fuente de vida plena
c. Somos administradores de los bienes creados.
d. Huehuetenango es rico en bienes naturales
e. Las culturas conservan una cosmovisión milenaria

Objetivo del plan Diocesano 2016-2025


62. Promover discípulos misioneros, mediante un proceso evangelizador
desde la realidad, para que con la fuerza del Espíritu Santo, las personas y
comunidades sean levadura de vida plena en los pueblos huehuetecos.

CRITERIOS DE ACCIÓN
63. Fortalecer la opción personal y comunitaria por Jesucristo y por la
Iglesia
a) Favoreciendo el conocimiento de la Sagrada Escritura y de la doctrina
de la fe de la Iglesia para conocer y a mar a Jesucristo.
b) Propiciando la experiencia de encuentro con Jesucristo vivo y con la
iglesia para la conversión personal y social.

39
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

c) Cultivando cotidianamente la gozosa experiencia-testimonio de ser hijos


de Dios y hermanos entre nosotros.
d) Formando la conciencia cristiana integral en las personas y
comunidades.
e) Cuidando que toda práctica religiosa católica fortalezca la identidad
cristiana y eclesial
64. Actualizar el proceso evangelizador en la diócesis
a) Creando un método de evangelización propio que responda a la realidad
de los pueblos huehuetecos.
b) Analizando constantemente la realidad
c) Discerniendo los signos de los tiempos bajo la acción del Espíritu Santo
d) Desarrollando procesualmente experiencias evangelizadoras según la
realidad de los destinatarios.
e) Priorizando el uso de los medios de comunicación social al servicio de la
evangelización
f) Iluminando con el evangelio las relaciones interculturales.
65. Fortalecer la dimensión social y ecológica de la fe
a) Enseñando la dimensión social de la fe
b) Fortaleciendo el compromiso sociopolítico de los cristianos
c) Atendiendo preferencialmente a los más vulnerables
d) Promoviendo y favoreciendo las condiciones para vida digna de todas
las personas en la sociedad huehueteca
e) Promoviendo el cuidado y uso responsable de los bienes de la creación
66. Vivir toda acción pastoral desde la espiritualidad de comunión en la
comunidad, la región, la parroquia, el decanato y la diócesis.
a) Promoviendo el protagonismo de la comunidad cristiana católica en la
sociedad huehueteca.
b) Fomentando la espiritualidad cristiana católica en pluralidad religiosa y
en la diversidad cultural de Huehuetenango
c) Haciendo de la fe base y el vínculo de la unidad en la práctica de
interculturalidad.

40
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

PROGRAMAS PASTORALES
PROGRAMA DE EVANGELIZACIÓN

INTRODUCCIÓN
La evangelización en estas tierras de Huehuetenango ya tiene años de historia.
Ha sido y es llevar a la práctica el mandato misionero de Jesucristo “Vayan y
hagan discípulos a todas las gentes…” Por una parte se ha logrado experiencia,
frutos buenos, mucha gente ha transformado su vida; por otra, se han tenido
problemas, debilidades y errores al hacerlo. Aún no hemos llegado a la meta, y
con el nuevo plan de pastoral diocesano, queremos avanzar y dar paso de calidad
con la ayuda de Dios, con el carisma y disponibilidad de muchos agentes
evangelizadores.

67.- CONTEXTUALIZACIÓN Y DOCTRINA:


El problema principal es: ¿Qué hacer ante un analfabetismo religioso en nuestra
diócesis? Para dar respuesta a la pregunta, el apóstol Pablo nos ayuda: ¿cómo
invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Cómo creerán en aquel a quien no
han oído? ¿Cómo oirán sin que se les predique? Y ¿cómo predicarán si no son
enviados? (Rom 10,14-15).
El programa de evangelización consiste en salir y despertar esperanza sobre todo
en los ambientes más difíciles, a compartir el Evangelio con testimonio de vida
creíble y con lenguaje de misericordia; y si la persona reacciona, le gusta, le
encanta el encuentro con Cristo, entonces se le da un acompañamiento, se le
forma y se le propone a ser discípulo misionero activo de Jesucristo, como la
Samaritana que dijo: «Vengan a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que he
hecho (Jn 4,29)
Este programa va a trabajar fuertemente para que la persona opte por la
transformación de su ser, mediante la fuerza del Evangelio.

68.- Objetivo:
Facilitar el conocimiento y la opción personal por Jesucristo, mediante el
anuncio actualizado del Evangelio, desde la realidad, asumiendo las semillas
del Verbo, para que el discípulo misionero alcance una nueva manera de ser,
de juzgar y de convivir.

41
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

69.- Líneas de acción


1. Crear un método de evangelización propio que responda a la realidad de
los pueblos huehuetecos.
2. Recopilar y documentar experiencias comunitarias de las Semillas del
Verbo y la cosmovisión milenaria de los Pueblos.
3. Atender integralmente a la familia.
4. Atender a la persona de 0 a 7 años de edad, dando acompañamiento y
formación a los padres de familia.
5. Trabajar la línea apologética positiva desde nuestra realidad cultural
(DA229)
6. Ofrecer una experiencia de evangelización a profesionales indígenas,
ladinos.

70.- ORGANIZACIÓN Y FUNCION


70.1 A nivel comunitario:
Que los evangelizadores se organicen de acuerdo a las necesidades, tareas que
realicen: recopilar, atención a la familia, acompañar a la persona de 0-7 años.
Los evangelizadores se organicen en directiva comunitaria.
Donde hay dos o más culturas procurar su representación en la directiva.
El presidente y secretario participan a nivel regional en la organización.
70.2 Sus funciones:
1. Su tarea principal es atender o acompañar integralmente a la familia.
2. Formarse para acompañar a los padres de familia para que ellos puedan
atender a los 0 a 7 años de edad.
3. Promover a las comunidades según sus necesidades y realidad cultural
para que se desarrollen y vivan su propio carisma y vocación para servir a
la iglesia y la sociedad.
4. Facilitar o colaborar para que se recopile y documente experiencias
comunitarias de las Semillas del Verbo y la cosmovisión milenaria de la
comunidad.
5. Formarse en la línea apologética positiva desde nuestra realidad cultural
(DA229)

ORGANIZACIÓN REGIONAL Y SU FUNCION (depende de la organización de las


comunidades.)

42
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

ORGANIZACIÓN PARROQUIAL Y SU FUNCION (depende de la organización


regional)
ORGANIZACIÓN DECANAL Y SU FUNCION (depende de la organización de las
parroquias)
70.3 ORGANIZACIÓN DIOCESANA Y SU FUNCION
1) Comisión diocesana sea integrada por representantes de las 10 culturas
existentes en Huehuetenango.
2) Su función es ver, supervisar y evaluar las tareas propias del programa
según decisión de la asamblea diocesana
3) Que se forma un equipo diocesano temporal para:
3.1 Elaborar contenido de formación a los agentes (familia, apología…)
3.2 Elaborar instrumento para recopilar, documentar e interpretar
experiencias comunitarias de las Semillas del Verbo en cada cultura.
3.3 Elaborar material para una experiencia de evangelización a
profesionales indígenas, ladinos.
3.4 Elaborar instrumento de trabajo para lograr un método propio para
evangelizar

PROGRAMA DE CATEQUESIS.
71. Introducción.
Hoy en la realidad en que vivimos se nota un desafío para la misión y
evangelización de la Iglesia, especialmente para la catequesis. Es por ello, se
necesita profundizar la identidad y la misión de la catequesis a la luz de una
reflexión catequética actual en la Diócesis de Huehuetenango.
Como programa de catequesis, presentamos el Ser y el Qué hacer, líneas de
acción y la organización para el Nuevo Plan pastoral diocesano.

72. Contextualización.
La catequesis ha sido siempre considerada por la Iglesia como una de sus tareas
primordiales, ya que Cristo resucitado, antes de volver al Padre, dio a los
Apóstoles esta última consigna: hacer discípulos a todas las gentes enseñándoles
a observar todo lo que él había mandado (Mt 28, 19s) (Cf. Exhortación Apostólica
de Juan Pablo II. CATECHESI TRADENDAE pg 3). Iluminados con esta
exhortación: la Catequesis a lo largo de la historia de la Diócesis de
Huehuetenango, ha jugado un papel muy importante para la formación de los
fieles. Y que en este tiempo de transición de la Diócesis para la realización del
nuevo Plan de pastoral, en algunas parroquias se ha notado y percibido una
catequesis que tiende a ser desintegrada, desencarnada y con una pedagogía
poco eficiente, tanto en los niños, los jóvenes, y en los mismos catequistas.

43
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

En vías de una búsqueda para una catequesis adaptada a la realidad actual, como
programa, vemos la necesidad de:
- Seguir la enseñanza y la acción de Jesús encomendada a la Iglesia…
- Seguir la transmisión del misterio de la Palabra viva, fiel a Dios y a la vez
fiel al hombre.
- Una catequesis integral, sistemática, elemental, completa y procesual.
- Una catequesis que ayude a crecer en valores humanos y cristianos en la
vida personal y comunitaria.
- Una metodología atractiva y atrayente.
- Una formación adecuada para los catequistas.

SER:
- La catequesis es la enseñanza y acción de Jesús encomendada a la
Iglesia. “Jesús al ver a toda esa muchedumbre, subió al monte. Allí se
sentó y sus discípulos se le acercaron. Comenzó a hablar y les
enseñaba…” (Cf. Mt 5, 1-2).
1. La catequesis es la tradición de los Apóstoles que fueron fieles a la
enseñanza de Jesús y la compartían con la comunidad (Cf. Hch 2, 42).

2. En cuanto a la transmisión de este misterio, la catequesis es palabra viva,


fiel a Dios y a la vez fiel al hombre (Sínodo de los Obispos, la catequesis en
nuestro tiempo. Pg 11).

3. La catequesis es la reflexión vital sobre el Misterio Pascual de Cristo


(Pastoral catequética, Luis Vallejo, 1986. Editorial Colombia. Pg. 127.)

4. La catequesis es palabra, memoria y testimonio (Ibid., Sínodo de los


Obispos pg 12-16).

5. Las características de la catequesis son: integral, sistemática, elemental,


completa, procesual.

QUÉ HACER:
1. La catequesis ayuda a crecer en valores humanos y cristianos en la vida
personal y comunitaria.

2. La catequesis ayude a formar y hacer auténticos discípulos-misioneros


comprometidos para responder a lo que acusa Aparecida: “que hay un alto
porcentaje de católicos sin consciencia de su misión de ser sal y fermento
en el mundo…” (Cf. DA 286). Para no caer en actitudes de movimientos con
tendencia neo pentecostalista, apologética y sacramentalistas. “Esto
constituye un gran desafío que cuestiona a fondo la manera cómo estamos
educando en la fe y cómo estamos alimentando la vivencia cristiana. Un
desafío que debemos afrontar con decisión, con valentía y creatividad…
(Ibíd. 287).

44
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

3. La catequesis como acción de la Iglesia conduce hacia la comunión con


Cristo, hacia una madurez y crecimiento de fe cristiana.

4. La catequesis debe ser un espacio de reflexión que lleve al compromiso


para transformar la realidad humana.
5. La catequesis es un instrumento de inculturación, es decir, desarrolla y al
mismo tiempo, ilumina desde dentro las formas de vida de aquellos a
quienes se dirige.

6. La verdadera encarnación de la fe por medio de la catequesis supone no


solo el proceso de dar sino el de recibir (Sínodo de los obispos pág. 9).

73. Objetivo: Formar auténticos discípulos misioneros, mediante el aprendizaje


y la práctica del estilo de vida enseñado por Jesucristo y transmitido por la Iglesia,
para llegar a ser cristianos conscientes y comprometidos en todas las dimensiones
de la realidad.

74. LÍNEAS DE ACCIÓN:


1. Consolidar la catequesis general por edades (niños 8 a 14 años, adultos y
adultos mayores).
2. Integrar y favorecer la vinculación entre catequesis general y pre-
sacramental.
3. Favorecer una catequesis kerigmática y garantizar la exposición esencial de
la fe.
4. Que el proceso de la catequesis sea integral e integrador.
5. La necesidad de trabajar con la ayuda de otras ciencias.
6. Formar y capacitar a los catequistas.
7. Utilizar los medios de comunicación y recursos tecnológicos al servicio de la
catequesis.

Optar por un método catequético orientado hacia la vida en plenitud (humano-


cósmico-divino). Taller, reflexión, visita, compromiso.

75. Organización:
1. Catequesis de niños.
2. Catequesis de adultos
3. Catequesis de adultos mayores.
4. Catequesis pre-sacramentales.

Comisión diocesana: dos de cada decanato.


Comisión decanal: presidente de catequesis de cada una de las parroquias.
Directiva parroquial.
Directiva regional.
Directiva comunitaria o representantes.

45
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

ASAMBLEAS
Asamblea diocesana de catequesis.
Asamblea decanal de catequesis.
Asamblea parroquial de catequesis.
Asamblea regional de catequesis
PROGRAMA DIOCESANO DE PASTORAL SOCIAL
76. INTRODUCCIÓN
El principio fundamental de la acción social es la dignidad humana, por lo que su
accionar debe estar encaminada a su promoción y defensa, por tal razón debemos
garantizar el bienestar personal y comunitario de la persona y personas.

77. CONTEXTUALIZACIÓN: REALIDAD Y DOCTRINA


Toda acción social implica una doctrina donde la caridad promueve y anima desde
adentro. La caridad y la verdad nos plantean un compromiso inédito y creativo,
ciertamente muy vasto y complejo. El que está animado de una verdadera caridad
es ingenioso para descubrir las causas de la miseria, para encontrar medio de
combatirla y vencerla con intrepidez.
Hoy en día ignorar que el hombre posee una naturaleza herida, inclinada al mal,
da lugar a graves errores en el dominio de la educación, de la política, de la acción
social y de las costumbres CIV 34. Oponerse ciegamente a la globalización sería
otra actitud errónea, preconcebida, que acabaría por ignorar un proceso que tiene
también aspectos positivos, con el riesgo de perder una gran ocasión para
aprovechar múltiples oportunidades de desarrollo que ofrece.
La iglesia estando al servicio de Dios está al servicio del mundo en términos de
amor y verdad CIV11. Sin Dios o se niega el desarrollo o se le deja únicamente en
manos del hombre que se dé a la presunción de la auto salvación y termina por
promover un desarrollo deshumanizado CIV 14. El auténtico desarrollo, debe ser
integral, es decir, debe promover a todos los hombres y a todo el hombre CIV17.
La sociedad cada vez más globalizada nos hace cercanos, pero no más
hermanos; la razón por sí sola es capaz de aceptar la igualdad entre los hombres
y de establecer una convivencia cívica entre ellos, pero no consigue fundar la
hermandad CIV19
El testimonio de la caridad de Cristo mediante obras de justicia, paz y desarrollo
forma parte de la evangelización, porque a Jesucristo, que nos ama, le interesa
todo el hombre. Sobre estas importantes enseñanzas se funda el aspecto
misionero de la doctrina social de la Iglesia, como un elemento esencial de
evangelización. Es anuncio y testimonio de la fe. Es instrumento y fuente
imprescindible para educarse en ella. CIV15

46
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

El objeto primario de la Enseñanza Social de la Iglesia es la dignidad persona


humana, imagen de Dios, y la tutela de sus derechos inalienables; por tanto su
finalidad es siempre la promoción integral de la persona humana.
El Evangelio es un elemento fundamental del desarrollo porque, en él, Cristo, en la
misma revelación del misterio del Padre y de su amor, manifiesta plenamente el
hombre al propio hombre. Con las enseñanzas de su Señor, la Iglesia escruta los
signos de los tiempos, los interpreta y ofrece al mundo lo que ella posee como
propio: una visión global del hombre y de la humanidad.
La Pastoral Social es tarea fundamental y permanente de toda la Iglesia dentro del
proceso de evangelización integral; la cual es responsabilidad de: obispos,
sacerdotes, religiosos (as) y primordialmente de los Laicos que encuentran en este
quehacer social su campo específico de acción pastoral, siendo “hombres de
Iglesia en el corazón del mundo y hombres del mundo en el corazón de la Iglesia”.
Huehuetenango, tierra bendecida por Dios, cuenta con una gran riqueza; sus
pueblos cada día crecen en su sentido de dignidad, de solidaridad, de comunidad,
de laboriosidad; cada vez se va teniendo mayor conciencia histórica, cultural,
mayor promoción de los derechos humanos, de la participación ciudadana y de la
búsqueda del bien común.

78. OBJETIVO
Desencadenar procesos de promoción humana y auténtica liberación,
mediante el anuncio del Evangelio de la vida y la enseñanza de la doctrina
social de la Iglesia, para que se consolide el compromiso social integral y se
favorezca la vida plena de los pueblos huehuetecos

79. LÍNEAS DE ACCIÓN


1- Enseñar y divulgar la doctrina social de la Iglesia 111
2- Que el proceso de capacitación para actores sociales esté orientado a
situaciones prácticas sean coyunturales o estructurales.
3- Consolidar el compromiso cristiano integral para lograr católicos que ejerzan
su liderazgo en todos los campos de la vida.
4- Descubrir y aprovechar las capacidades de personas que apoyen las
iniciativas de la pastoral social en cada nivel de la estructura diocesana.
5- Unir y acompañar las acciones de otros actores sociales que busquen el bien
común.
6- Velar por el respeto a los derechos individuales y colectivos.

111
Agentes, comunidad cristiana católica y comunidad en general; pueblo. (valiéndonos de los mcs)

47
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

7- Los procesos desencadenados112 deben ser inductivos; y el programa facilitará


la asesoría adecuada113.
8- Crear espacios114 que atiendan eficazmente a los más necesitados y
excluidos, que funcionen coordinadamente en toda la estructura diocesana.

80. DESCRIPCIÓN DE LA ORGANIZACIÓN COMO FUNCIONARÍA.


1- ORGANIZACIÓN
a. Nivel Diocesano
i. La Asamblea
ii. La comisión
iii. Equipo Asesor
iv. Equipo Técnico
b. Nivel Decanal
i. La Asamblea
ii. La comisión
iii. Asesor decanal del programa
c. Nivel Parroquial
i. La Asamblea
ii. La comisión parroquial
iii. Equipo asesor parroquial
iv. Equipo multiplicador parroquial
d. Nivel Regional
i. La asamblea115
ii. La comisión regional
e. Nivel Comunitario
i. Asamblea comunitaria general
ii. Comisión comunitaria

112
La metodología para echar andar estos procesos: el que busca encuentra, el que toca se le abre; al que
llama se le responde… es toda una asistencia permanente en todas las acciones que así ameriten.
113
Método puede ser: reflexión, acción, reflexión; o bien ver juzgar y actuar: donde se tengan los criterios de
juicio. Ahí se forma la conciencia cristiana con criterios claros que pueden semejarse a los de gobierno,
ong’s, e incluso pueden diferir. Pero nosotros debemos ocuparnos no solo de doctrina sino también de
criterio: marca o dirige, acción.
114
Asistencia, preventiva, promoción
115
Las asambleas regionales de programas se harán de forma conjunta para constituir una asamblea regional
general.

48
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

PROPUESTA DEL PROGRAMA DE LITURGIA


81. INTRODUCCIÓN
Se ha contextualizado el programa de liturgia para que sus acciones se orienten
hacia una actualización y mejor vivencia de la experiencia celebrativa de las
comunidades, desde la fe y la práctica tradicional de los pueblos.
A pesar de que no se agota la reflexión sobre la ministerialidad de las
comunidades para atender sus distintas necesidades, se propone el siguiente
objetivo, líneas de acción y la estructura organizativa del programa de liturgia en la
Diócesis de Huehuetenango.

82. CONTEXTUALIZACION
Los pueblos huehuetecos viven y celebran la fe, en un contexto cada vez más
plural en lo religioso y cultural.
A pesar de que vive antivalores y prácticas en contra de la vida, sigue celebrando
la vida: en situaciones del nacimiento de un niño, migración (economía).
Se constata que la niñez y la juventud son propensos al fenómeno del secularismo
dado el alto nivel de escolaridad en el nivel primario, que en Huehuetenango
alcanza casi el 100%, con un sistema educativo que es ajeno a la identidad de los
pueblos; el acceso al contenido de los medios de comunicación, que no son del
todo positivos y ponen en riesgo la identidad religiosa y socaban o destruyen el
valor de la familia en su integralidad según la naturaleza y la fe.
Hay sectores de la población huehueteca en quienes la influencia egoísta de la
ciencia y del dinero les hace tener una visión errónea de la Fe en Dios y de los
valores tradicionales que favorecen la vida, la familia y la comunidad.
Ante esta realidad de la Diócesis de Huehuetenango quiere responder con el
proyecto de vida y misión 2,060“Hacia una vida plena”.
Para su aplicación, establece el programa de liturgia con el siguiente objetivo y
líneas de acción:

49
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

83. Objetivo: Impulsar la celebración festiva de la fe, mediante un proceso


litúrgico inculturada para expresar como discípulos misioneros la comunión
con Dios, con los hermanos y la creación en los pueblos huehuetecos.

84. LINEAS DE ACCION


1. Toda acción litúrgica debe estar centrada en la vivencia del ministerio
pascual.
2. Toda acción litúrgica debe ser evangelizadora ante los desafíos del
contexto actual.
3. La liturgia tome en cuenta las manifestaciones de la piedad popular y de las
prácticas religiosas propias de los pueblos para continuar el proceso de
encarnación del evangelio.
4. Toda acción litúrgica ha de ser vivencia y expresión comunitaria.
5. Toda acción litúrgica debe asumir elementos culturales de los pueblos
huehuetecos.
6. Los ministerios del programa de liturgia enfocaran sus servicios, atendiendo
a los distintos destinatarios, preferencialmente a los niños, jóvenes y
familia.

85. Organización
El programa se organiza en tres ministerios: Animadores de la Fe, Canto y Música,
Oración.
Se estructura en comisiones en los cinco niveles organizativos de la diócesis de la
siguiente manera:
a) Comisión diocesana
b) Comisión decanal
c) Comisión parroquial
d) Comisión regional
e) Comisión comunitaria.

50
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

La comisión diocesana está coordinada por el responsable diocesano del


programa. Las comisiones a nivel decanal, parroquial, regional y comunitario se
organizan en directivas quienes son los encargados de la coordinación litúrgica.
Otros servicios litúrgicos tales como lectores, monitores, acólitos, incensadores,
colectores, mujeres, congregaciones, hermandades, cofradías, entre otros; no son
agentes del programa de liturgia, sino espacios de participación litúrgica de los
miembros de la comunidad y su formación y organización es responsabilidad de
cada parroquia.

PASTORAL JUVENIL
86. Presentación General
La pastoral juvenil en la diócesis de Huehuetenango, ha asumido en cada uno de
los planes de pastoral una expresión que corresponde a la urgente necesidad de
acompañar en el camino de fe a los jóvenes huehuetecos en su realidad y
contexto histórico concreto.
La pastoral juvenil en la Diócesis de Huehuetenango, ha asumido en cada uno de
los planes de pastoral la expresión que corresponde a la urgente necesidad de
acompañar a los jóvenes huehuetecos en su camino de fe desde su realidad y
contexto histórico concreto.
Por lo mismo, en la última etapa pastoral de la diócesis, la educación en la fe,
como camino y experiencia de profundización del misterio de Jesucristo, lo que ha
constituido el más grande desafío, ya que la Iglesia diocesana realiza una opción
de dar continuidad a un proceso que se enmarca en la formación integral como
objetivo de nuestra pastoral.
En la última etapa pastoral de la Diócesis, la educación en la fe como camino y
experiencia de profundización en el misterio de Jesucristo; ha sido el más grande
desafío, ya que la Iglesia diocesana hace una opción de dar continuidad a un
proceso que enmarca en la formación integral como objetivo de nuestra pastoral.
Somos conscientes de los inminentes cambios culturales que, de una manera
especial, repercuten e influyen en la vida de los jóvenes. Hoy por hoy, el mundo
juvenil se ha transformado, la realidad social y el contexto en que ellos se
desenvuelven, es mucho más complejo y particular, las maneras diversas de
influirlos y convertirlos en objeto final de los afanes de la cultura postmoderna en
que vivimos, son desafiantes para la misión de la Iglesia; sin embargo, con el paso
de los años, las comunidades cristianas han ido tomando una mayor consciencia y
convicción respecto de la importancia de atender y ofrecer un espacio propio de
educación en la fe de los jóvenes.

51
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

Somos conscientes de los cambios culturales, que repercuten e influyen en la vida


de los jóvenes. Hoy, el mundo juvenil se ha transformado; la realidad social y el
contexto en que ellos se desenvuelven, es mucho más complicado. La manera
diversa de influirlos y convertirlos en objeto final de los afanes de la cultura
postmoderna en que vivimos, son desafiantes para la misión de la Iglesia; pero
con el paso de los años, las comunidades cristianas han tomado mayor conciencia
y convicción respecto de la importancia de atender y ofrecer un espacio propio de
educación en la fe de los jóvenes.
Sin embargo, somos conscientes que tal servicio ha de irse consolidando en
fidelidad a la Iglesia diocesana, para dar continuidad y se pueda corresponder a la
desafiante y urgente necesidad de enriquecer, desde la base, lo que es fruto del
esfuerzo pastoral, de manera que no se considere el servicio a la juventud
huehueteca, pensando que partimos de cero.
Dicho servicio ha de irse consolidando en fidelidad a la iglesia diocesana al dar
continuidad a la desafiante necesidad de enriquecer desde la base lo que es el
fruto del esfuerzo pastoral. Puesto que el servicio a la juventud huehueteca, no se
parte de cero.
Para la Iglesia diocesana, por lo tanto, el desafío del acompañamiento del mundo
juvenil, marca un particular horizonte el proyecto diocesano de pastoral 2060, en el
cual se definen los objetivos del acompañamiento, a partir de la formación humana
y cristiana, considerando como aspecto fundamental la realidad cultural, de tal
manera que pueda realizarse, en el contexto de la vida y la realidad de los
jóvenes, el encuentro personal con Jesucristo vivo, de tal manera que la vida
plena sea una realidad en la juventud huehueteca, y se asuma en los jóvenes el
protagonismo trasformador, desde la vivencia de su fe, en todas las realidades
existenciales e históricas.
Uno de los grandes desafíos que la iglesia diocesana tiene, es el
acompañamiento de los jóvenes; lo cual aparece marcadamente en el proyecto de
vida y misión 2060. Dicho proyecto define los objetivos de acompañamiento,
partiendo de la formación humana y cristiana. Teniendo como aspecto
fundamental la realidad cultural, ya que es el contexto de la vida y la realidad de
los jóvenes en el que debe darse el encuentro personal con Jesucristo vivo. Es a
partir de ahí que se hará realidad la vida plena en la juventud huehueteca. Siendo
protagonistas en la transformación de todas las realidades existenciales e
históricas.
87. Contexto histórico:
La historia de la atención pastoral de los jóvenes en la diócesis de
Huehuetenango, se describe a partir de los siguientes aspectos:

52
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

- A finales de la década de los 80’s, se organizó la Pastoral Juvenil, como


una respuesta pastoral organizada y planificada a la realidad de la juventud
huehueteca.
En el inicio del año ochenta, se organizó la Pastoral Juvenil como una propuesta
pastoral, organizada y planificada de acuerdo a la realidad de la juventud
huehueteca.
- Como respuesta a la realidad constatada, en el Plan Pastoral Diocesano
2003-2010, se presentó una reestructuración de la pastoral y la Diócesis de
Huehuetenango hizo una apuesta decidida por un proceso de educación en
la fe.
El año 2003 al 2010 con el nuevo plan diocesano de pastoral, como propuesta a
la realidad; se presentó una reestructuración de la pastoral y la diócesis de
Huehuetenango hizo una apuesta decidida por un proceso de maduración en la fe.
- El programa de catequesis inició un itinerario sistemático y permanente, por
edades, abarcando a la juventud. En este contexto, surgió el proyecto “Tras
las huellas de Jesús” quedando pendiente la elaboración del cuarto
catecismo, para dinamizar la formación y la vida de los jóvenes; para
ayudarlos a vivir con mayor coherencia y compromiso el seguimiento de
Jesús, la necesaria opción por los valores del Reino y el discernimiento de
la presencia y la acción del Espíritu, presente en el mundo de hoy.

- Actualmente, la organización juvenil diocesana está presente en todos los


niveles, correspondiendo a la dinámica pastoral y organizativa de las
parroquias y decanatos. A nivel diocesano, a partir del 2013, se organizó la
comisión diocesana para favorecer la comunión y participación de los
jóvenes organizados en el quehacer pastoral.
Un acercamiento a la realidad del joven huehueteco:
El rostro del joven huehueteco, es amplio, diverso y complejo. Constatamos en la
realidad del joven huehueteco la realidad de un país pluricultural, multiétnico y
multilingüe. A pesar de esta riqueza cultural, muchos jóvenes han perdido el
sentido de pertenencia y valoración de su propia identidad, influenciados por una
realidad globalizada y una cultura materialista. En ellos se puede constatar
valores, esperanzas, fortalezas; como también, miedos y desafíos.
Hoy los jóvenes corresponden, ya no solamente a un rango determinado de edad.
Poseen valores, se esfuerzan y trabajan, y se caracterizan por un amplio deseo de
proyectarse, pero al mismo tiempo se enfrentan a una realidad que los interpela y
limita. La sociedad que empuja a la irreligiosidad, rechazo de la fe, de la jerarquía
y la doctrina.

53
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

Vemos con preocupación a tantos jóvenes que han perdido el sentido de la vida,
intencionalmente o indirectamente. Las drogas, alcoholismo, prostitución, la
pornografía, entre otros, son realidades que acompañan el mundo juvenil. Es muy
presente en el contexto juvenil realidades de injusticia, miseria, intolerancia,
desintegración familiar y desamor. La irresponsabilidad en las prácticas sexuales,
tiene como consecuencia el que muchos de los jóvenes se enfrenten a
responsabilidades a las que no están preparados para responder, y lo más
lamentable el incremento de situaciones de enfermedades incurables como el
SIDA y otras de trasmisión sexual; así como embarazos no deseados y la práctica
del aborto, que dejan grandes efectos y secuelas en las jóvenes y en sus familias.
Muchos de los grupos criminales y otras manifestaciones de grupos
delincuenciales y violentos, están integrados por jóvenes.
En el mundo juvenil la subjetividad, el materialismo, el bienestar, la ley del mínimo
esfuerzo, la búsqueda del placer en sus múltiples expresiones, la falta de
compromiso a largo plazo, constituyen una constante. El gusto por la integración a
grupos de personas para favorecer el sentido de pertenencia, muchas veces en la
búsqueda de poner de manifiesto lo que se es para su expresión y conocimiento,
sin embargo sin trascendencia y sustento.
Se constata un rechazo a la vida cristiana concebida desde los aspectos de
reflexión teórica en el plano doctrinal, dogmático y reflexivo, no así en cuanto a la
vivencia y práctica de la fe por medio de la caridad y la solidaridad (altruismo).
Muchos jóvenes manifiestan indiferencia a la participación social y distante del
mundo adulto y a las figuras de autoridad. Hay en el mundo juvenil una distancia
entre los ideales del mundo adulto y del mundo joven fruto de una sociedad adulto
céntrica que excluye la participación de los jóvenes y su protagonismo.
Sin embargo, a pesar de todo este contexto de la realidad, es en la etapa juvenil
en donde se presenta y se pone de manifiesto de muchas maneras la pregunta
acerca del sentido de la vida, y la búsqueda de la felicidad a partir del deseo de
concretizar un proyecto personal y comunitario de vida en la historia personal de
los jóvenes.
Finalmente, el deporte, el arte, la música, la diversión-distracción, el mundo de la
tecnología, constituyen los aspectos que hoy absorben el tiempo y la vida de los
jóvenes y, como podemos constatar, van determinando e influyendo en sus
decisiones, y ponen de manifiesto el gran desafío, ya que constituye el ambiente
concreto en el que se desenvuelven.
La vida plena anunciada por Jesucristo:
A estos jóvenes proponemos el encuentro con Jesucristo vivo, punto de referencia
de la vida, Señor y meta de toda aspiración y búsqueda de verdadera felicidad.

54
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

La Buena Nueva, es la persona viva de Cristo, único capaz de definir la


personalidad de todo joven, si como tal, en modo personal y en el plano de la
experiencia de fe eclesial-comunitaria, hace experiencia viva de Él. Es Jesucristo
quien revela al hombre la verdad sobre sí y el proyecto de Dios sobre el hombre.
Porque es el inicio y la meta de toda auténtica pregunta sobre la vida: Yo soy el
Camino, la Verdad, y la Vida (Jn 14, 6).
Jesucristo no elimina la búsqueda de libertad y no limita la expectativa de vida
plena presente en cada ser humano, Él mismo afirma: he venido para que tengan
vida y la tengan en abundancia (Jn 10,10).
De tal manera que, en el camino de maduración en la fe, consideramos que
constituye, el dinamismo central de todo esfuerzo de acompañamiento a los
jóvenes. Basados en la realidad, podemos darnos cuenta que muchas situaciones
que tenemos en nuestras comunidades se debe a la poca oportunidad del
crecimiento en su madurez humana y cristiana. Sobre todo en la posibilidad de
poderlo conocer y encontrar en el testimonio vivo de la Iglesia, de tal manera que
descubra el sentido de su vida, más allá del placer, dinero, tecnología, que
constituye la oferta del mundo actual.
Por el otro lado, es necesario un compromiso claro por la formación en la
conciencia del bien y del mal, porque Jesucristo es el modelo perfecto de hombre.
Es el sentido de la vida, y es en quien toda persona puede ser feliz, en la dinámica
diversa de la propuesta actual que esclaviza al dinero, al placer y al poder
(GS22).
88. Objetivo:
Promover en la juventud el encuentro personal y comunitario con Jesucristo,
desde su propia realidad, mediante un proceso formativo integral y el
acompañamiento en experiencias evangelizadoras para que sean discípulos
misioneros.
89. Líneas de acción:
1. Promover en el joven un encuentro personal con Jesucristo vivo.
2. Acompañar a los jóvenes en el camino de vida, para que clarifiquen su
proyecto personal de vida y vocacional.
3. Ir en búsqueda de los jóvenes.
4. Vivir en comunidad e incidir en ella como verdaderos y auténticos discípulos
misioneros.
5. Vivir en comunidad e intervenir eficazmente para la transformación de la
sociedad.

55
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

6. Descubriendo en Jesucristo la fuente que le da sentido y felicidad en la


vida.
7. Desarrollar un proceso de formación integral y una organización eficaz en
todos los niveles de la estructura organizativa diocesana.
90. Propuesta de organización:
La pastoral juvenil se organiza:
1. Comisión diocesana: coordinada por el responsable diocesano del
programa y sacerdotes representantes integrantes del programa.
2. Comisión decanal: se organizan con sus respectivas directivas.
3. Comisión parroquial: se organizan con sus respectivas directivas.
4. Comisión regional: se organizan con sus respectivas directivas.
5. Comunidades juveniles y su organización en directivas.
Se contará con comisiones, que serán definidos en sus funciones más adelante:

Vocaciones
Formación integral
Animación y promoción pastoral
Comunicaciones

56
Propuesta del Plan Diocesano Diócesis de Huehuetenango

BIBLIOGRAFÍA GENERAL
DOCUMENTOS DEL MAGISTERIO
1. CEG, 500 Años Sembrando el Evangelio, Guatemala 1992.
2. CEG, El Clamorpor la Tierra, Guatemala 1988.
3. CELAM, Documento de Aparecida (A), Aparecida 2007.
4. CELAM, Documento de Medellín (M), Medellín 1968.
5. CELAM, Documento de Puebla (P), Puebla 1979.
6. CELAM, Documento de Santo Domingo (D), santo Domingo 1992.
7. DESCLÉE, La Biblia de Jerusalén, España 1998.
8. JUAN PABLO II, LaboremExercens (LE), Roma 1981.
9. PABLO VI, OctogesimaAdveniens (OA), Vaticano 1971.
10. PABLO VI, PopulorumProgressio (PP), Roma 2005.
11. PABLO VI; EvangeliiNuntiandi (EN), Roma 1975.
12. PONTIFICIO CONSEJO “JUSTICIA Y PAZ”, Compendio Doctrina Social de
la Iglesia (DSI), Vaticano 2005.
13. SCHOKEL, L. A., La Biblia de Nuestro Pueblo, Bilbao 2011.
14. VATICANO II, Constitución Dogmática Lumen Gentium (LG), Roma 1964.
15. VATICANO II, Constitución Pastoral Gaudium et Spes (GS), Roma 1965.

57

También podría gustarte