Está en la página 1de 2

SÍNTESIS A PARTIR DEL TEXTO “GLOBALIZACIÓN: EL PROCESO REAL Y

FINANCIERO” Autor: Beethoven Herrera Valencia

La mirada respecto de la globalización que hace el profesor Herrera Valencia (2005), enmarcada

en el análisis a través de las ciencias económicas, inicia con una aproximación histórica que llega

hasta los años finales del siglo XV, cuando Europa con sus navegantes y comerciantes llega a

tierras de América y África, alcanzando también al medio y lejano Oriente, y consolidando una

extensa red mundial de comercio que alcanzó un 80% del mundo en el siglo XIX (Herrera

Valencia 2004), pero que no ha sido el único intento de globalización.

La dominación Europea lejos de tener un solo Estado posicionado y vanguardista, que

hegemónicamente controlara el mundo, tuvo periodos de cambio en el sujeto de dicha

dominación, desde España e Inglaterra hasta Holanda y Alemania, pasando incluso por Portugal,

se han alternado por periodos la posición de potencia mundial. Lo que si se puede afirmar es que

tal hegemonía europea resultó ser el trampolín que elevó al viejo continente a la obtención de

recursos casi ilimitados con los que ha sostenido su supremacía incluso hasta nuestros días.

Entra también a explicar Herrera Valencia (2005), que a partir del siglo XIX (y tras la revolución

industrial), el proceso de aparición de la Economía – mundo, supuso un gran cambio que integró

al capital humano y al productivo; produciendo para el primero una gran movilización de

personas alrededor del orbe y para el segundo, una reubicación geográfica de los flujos de capital

que se habían concentrado inicialmente en Europa y que arrojaron como resultado primario una

división internacional del trabajo, que obligó a su vez a una nueva repartición del mundo y del

poder que sobre éste habían ejercido las potencias. Al mismo tiempo que surge el concepto de

Estado de Bienestar como respuesta a las múltiples crisis en las que se habían sumido los países

defensores del liberalismo.


Resultado de lo anterior aparece también en escena un Estado relativamente joven, como la

Unión Americana, que basó la fuerza de su economía naciente en el campo agrícola e industrial,

lo que lo convierte en un dinamizador de la economía de finales del siglo XIX y comienzos del

XX. Posteriormente aparece las grandes guerras mundiales y en mitad de ellas la gran depresión

del 29, que marcó un cambio en el paradigma económico del mundo. Las guerras y la crisis

económica asentaron la tesis de que el mercado por sí solo no podía regular la economía del

mundo, por el contrario, necesitaba de la presencia de un Estado fuerte, que regulara los

desequilibrios presentes en cada uno de los países. Aun así, el Estado Benefactor tampoco

mostró ser la solución a los problemas planteados por la economía; no tardó mucho tiempo para

que los Estados que habían acogido este modelo de bienestar se quebraran, en razón a los

enormes gastos y al gran endeudamiento necesario para su funcionamiento.

A partir de la década de los 50, el mundo se dividió entonces en dos polos: los países productores

de materias primas y los países productores de manufacturas. Con la llegada de los años 80 y 90,

la división materia prima versus manufacturas fue sustituida por la de los países de centro y los

de la periferia en materia de progreso técnico y tecnológico, que junto al manejo de las

telecomunicaciones y las información han producido la mas reciente de las globalizaciones, que

incluye también las relaciones comerciales entre empresas transnacionales y el comercio de

servicios, superando de este modo el concepto de economía nacional para suscribirse al de

economía a gran escala, lo que caracteriza al actual proceso de globalización como agresivo, ya

que llega hasta aspectos más internos de las economías nacionales, influyendo a través de las

nuevas tecnologías sobre los valores mismos de las personas, sus creencias, sus costumbres y

hasta su identidad.

ELABORADO POR: YAIR PEÑA MESA ASIGNATURA: NEOLIBERALISMO Y GLOBALIZACIÓN.

DOCENTE: SANTIAGO PATARROYO.

También podría gustarte