Está en la página 1de 17

EUGENIO FERNÁNDEZ CARLIER

Magistrado Ponente

AP4691-2019
Radicación Nº 56330
Aprobado mediante Acta Nº 290

Bogotá, D. C., treinta (30) de octubre dos mil


diecinueve (2019).

ASUNTO

Decide la Sala el recurso de apelación interpuesto por


la defensa contra el auto que denegó la conexidad procesal
dentro de la actuación adelantada en contra de ALCIDES
ELÍAS PIMIENTO ROSADO por los delitos de Prevaricato
por acción y Prevaricato por omisión.

HECHOS

Según se refiere en el escrito de acusación dentro del


radicado 1101600092201500241, ALCIDES ELÍAS
PIMIENTA ROSADO, en su condición de Fiscal Primero
1
Con este radicado se dio inicio a la presente actuación y luego se unificaron varias acusaciones como
se explicará en los antecedentes procesales
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

Seccional de Fonseca, Guajira, el 24 de septiembre de 2013


profirió orden de archivo dentro de la indagación bajo el
No.-442796001083200880257 adelantada por la conducta
delictiva de tentativa de homicidio siendo víctima Martha
Lucia Gómez González.

Dicha decisión presuntamente fue proferida


contrariando el orden jurídico como quiera que se contaba
con la plena identidad de Mercy Luz Osorio Ramos, autora
del hecho, y existían elementos de prueba suficientes para
endilgarle responsabilidad en el ilícito debiendo continuar
con la investigación; además que, conforme al artículo 79
de la Ley 906 de 2004 y la jurisprudencia de esta
Corporación, no se configuraban los eventos para que
archivara la investigación sino que debió recurrir a la
solicitud de audiencia de preclusión ante el juez
competente.

De la misma forma se le atribuye haber omitido sus


deberes dentro de esa misma indagación al no haber
dispuesto las actividades investigativas para recaudar los
suficientes elementos de convicción entre el mes de agosto
de 2011 cuando asumió el cargo de Fiscal Primero
Seccional de Rioacha y el momento en que profirió la orden
de archivo.

ACTUACION PROCESAL

2
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

1.- El 16 de mayo de 2016, ante el Juzgado 5º Penal


Municipal con Función de Control de Garantías de esta
capital, se llevó a cabo la formulación de imputación en
contra de PIMIENTA ROSADO, por los delitos de
prevaricato por acción y prevaricato por omisión, conforme
a la descripción fáctica antecedente.

2.- El 24 de junio de 2016, el Fiscal 67 Delegado ante


el Tribunal Superior presentó escrito de acusación ante la
Sala Penal del Tribunal Superior de Riohacha contra
ALCIDES ELÍAS PIMIENTA ROSADO en los mismos
términos de la imputación.

3.- Mediante proveído de 22 de noviembre de 2016 2, el


A quo decretó la conexidad del presente proceso con el
radicado 11001-60-0092-2015-0067-00 al cual, a su vez, se
habían unido las acusaciones identificadas con número
11001-60-00092-2015-0069 y 11001-60-0092-2015-0071,
conforme lo había dispuesto el mismo Tribunal en proveído
de 11 de agosto de 20163.

4.- Luego de varios aplazamientos, el 14 de marzo de


2017 se formuló la acusación por la totalidad de los delitos
que fueron materia de la conexidad procesal antes
señalada, más los contenidas en sendos escritos de
acusación con radicado 11001-60-00092-2015-0016,
2
Fls. 128 a 138 cuaderno anexo con radicado 1100160000922015006700
3
Fls 57 a 65 cuaderno ib.
3
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

11001-60-00092-2015-0067, 11001-60-00092-2015-0068,
11001-60-00092-2015-0070, 11001-60-00092-2015-0072,
cuya unificación procesal fue dispuesta en la misma
audiencia de acusación.4

5.- Iniciada la vista preparatoria, luego de la


presentación de las respectivas solicitudes de pruebas a
incorporarse en el juicio oral, en sesión del 13 de junio de
20195, el defensor impetró la declaratoria de la conexidad
procesal del presente radicado 110016000922015002400
con el número 1100160009220150001100, que se
encuentra ad portas del juicio oral, aduciendo la causal
prevista en el numeral 4º del artículo 51 de la Ley 906 de
2004.

DECISION RECURRIDA

En proveído de 31 de julio de 2019, el Tribunal denegó


la solicitud de conexidad elevada por el defensor, conforme
a los siguientes argumentos:

(i).- La existencia de «evidencia atendible» sobre la


homogeneidad del actuar del acusado, al haberse decretado
con anterioridad la conexidad procesal de otras actuaciones
en cada uno de los asuntos cuya unificación se pretende,
no implica adoptar dicha figura jurídica en esta
oportunidad porque en un solo proceso se haría difícil la
4
Fls 93 a 96 cuaderno principal #1 y cuaderno anexo con los escritos de acusación.
5
Fl. 109 cuaderno principal #2
4
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

incorporación de las pruebas y «con desarrollo parsimonioso» en


desmedro de la economía procesal pretendida con la
conexidad.
(ii).- Dada la diferencia de los estadios procesales en
los que se encuentran las actuaciones, una, la 2015-0011 a
la espera del inicio de la audiencia de juicio oral, y la otra,
2015-0024, culminando la audiencia preparatoria, no es
posible decretar la conexidad porque implicaría retrotraer la
primera actuación en detrimento del principio de
preclusividad de los actos, además que la segunda
actuación «se convertirá en una excusa para suspender su proceso
mientras los términos de prescripción siguen su curso»

(iii).- El parágrafo del artículo 51 de la ley 906 de 2004

señala que la defensa podrá solicitar la conexidad procesal


en la audiencia preparatoria, siendo este el límite para
elevar dicha solicitud, por tanto, en el presente caso dicha
oportunidad «ya caducó», porque el proceso que se pretende
conexar se encuentra para la audiencia de juicio oral.

(iv).- Según lo manifestado por la fiscalía, si bien se


unificaron algunos escritos de acusación en este proceso,
ello obedeció a que existían circunstancias que permitían
predicar la homogeneidad en el comportamiento
«principalmente por los formatos utilizados por el fiscal Pimienta
Rosado para archivar las diligencias que se la acusa de prevaricadora
quedando en una sola radicación la acusación exponiendo los mismos

argumentos para archivar», situación que no resulta predicable

«con los hechos jurídicamente relevantes de la otra acusación».

5
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

(v).- No existe «comunidad probatoria (…) porque según los


escritos de acusación (sic) que se pretenden conexar (…) los
elementos materiales probatorios y evidencia física relacionados no se
corresponden de manera exacta (…)».
EL RECURSO

La defensa expuso que en la decisión negativa a la


solicitud de conexidad de los radicados 2015-0011 y 2015-
0024, el Tribunal incurrió en los siguientes desaciertos:

1.- La ley y la jurisprudencia no contemplan que el


límite para decretar la conexidad sea la audiencia
preparatoria, tanto así que el mismo parágrafo del artículo
51 del C. de P.P: faculta a la defensa para que presente la
solicitud en dicha audiencia; y fue precisamente en ese
momento procesal que se elevó la petición; por tanto, no le
asiste razón a la Sala Penal del Tribunal, para negar dicha
pretensión porque se impetró en forma oportuna.

Además, en este momento «se están equiparando los


momentos procesales» pues el proceso identificado con el

número 2015-0011 se encuentra ya para juicio oral, al igual


que la presente actuación donde se está concluyendo la
audiencia preparatoria y por tanto «están en igual condición».

De la misma forma, acota que si con anterioridad se


dispuso la unificación de otros procesos, nada impide que
pueda hacerse en este momento porque no existe un límite
sobre el número de procesos que puedan conexarse.

6
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

2.- Se pretende la conexidad porque se trata de «unos


mismos delitos que son prevaricatos por acción y por omisión que

tutelan los mismos bienes jurídicos», endilgados al mismo Fiscal

Primero Seccional de Fonseca, Guajira, con un mismo


«modus operandi (…) las mismas órdenes de archivo donde no se
cumplieron los mismos requisitos objetivos para emitirlas» , luego sí

existe homogeneidad «en ambas carpetas tanto en la terminada


con 000111 como en la terminada en 00024».

Destaca que el Tribunal al haber ordenado la


conexidad en esas «carpetas» tiene reconocida la existencia
de una homogeneidad en el actuar del procesado y sin
embargo no explica por qué en este caso se carece de ese
elemento.

3.- Con la pretendida conexidad se garantiza el


principio de economía procesal porque en este asunto «se
hicieron estipulaciones probatorias que corresponden a 21 hechos,
luego esos hechos no van a ser objeto de debate probatorio para

incorporar en ambas investigaciones».

Además, en ambos procesos «las pruebas tanto de la


fiscalía como la defensa son las mismas, (…) luego por lo tanto no
puede decirse que hay un cúmulo de trabajo, antes, por el contrario,
va a ser más dispendioso traer a los mismos testigos, dos veces.»

Apunta que no le asiste interés en dilatar el proceso


como lo advierte la Sala en el auto recurrido, pues lo que se
busca es la definición oportuna de la situación jurídica del
procesado, por lo que la evacuación de las pruebas en un
solo tramite podría determinar si hay responsabilidad o no

7
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

del procesado, luego debe prosperar la conexidad en este


caso.

Finaliza solicitando la revocatoria de la decisión para


que en su lugar se decrete «la conexidad de las carpetas (sic)
terminadas en 201500011 y 201500024».
NO RECURRENTES

1.- La fiscalía

Reiteró los planteamientos para oponerse a la petición


de conexidad, en cuanto que si se niega no violaría ninguna
garantía fundamental pues la regla general es la unidad
procesal según la cual, «por cada hecho punible debe adelantarse
una investigación y en el caso de la punibilidad existe la figura de la
acumulación jurídica de penas, en caso de resultar dos condenas

distintas».

Cita la decisión del Sala del 29 de agosto de 2012,


para destacar el correcto entendimiento de la conexidad
procesal, cita que corresponde a la misma que efectuó del
Tribunal6, para señalar lo desaconsejable que resulta
precisamente esa conexidad.

Denota que contrario a lo manifestado por la defensa,


no existe identidad fáctica en tales procesos, porque “se trata
de hechos distintos en épocas distintas, en procesos distintos, con
radicados distintos, no hay identidad fáctica».

6
CSJ, 29 ago. 2012, rad. 39105
8
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

Apunta que en el radicado 00011 ya se va a dar inicio


a la audiencia del juicio oral, «es más, ya existe audiencia
programada mientras que en el 00024 apenas se definieron las

pruebas de modo que resulta inoportuna la solicitud».

De este modo, al no evidenciarse la vulneración de


garantías solicita se confirme la decisión.

2.- El Ministerio Público

Se mostró de acuerdo con la solicitud del defensor


para que se decrete la conexidad, considerando que las
razones del Tribunal referente a que el difícil manejo del
expediente no desvirtúa la causal alegada por el defensor
que corresponde a la prevista en el numeral 4º del artículo
51 y que fue desconocida por el Tribunal.

En su parecer, se cumplen con los elementos de dicha


causal, aludiendo a que se trata del mismo autor, existe
homogeneidad en la conducta y su comisión en tiempo
razonable cuando se desempeñó como fiscal seccional en
Fonseca, Guajira, incluso que existen órdenes de archivo en
el mismo mes, aludiendo finalmente a que las respectivas
teorías del caso de la fiscalía y la defensa tienen el mismo
fundamento en los procesos donde se solicita la conexidad.

CONSIDERACIONES

9
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

1.- De conformidad con lo dispuesto en el artículo 32


numeral 3º de la Ley 906 de 2004, concierne a esta Sala
decidir el presente recurso de apelación como quiera que
está dirigido contra una decisión proferida en primera
instancia por la Sala Penal del Tribunal Superior del
Distrito Judicial de Riohacha.

2.- La Sala anticipa que confirmará la decisión del A


quo de negar la conexidad de los procesos adelantados bajo
los radicados 110160009220150024 y
110160009220150011 ante el Tribunal Superior de
Riohacha en contra del ex fiscal ALCIDES ELÍAS
PIMIENTA ROSADO por los delitos de prevaricato por
acción y prevaricato por omisión, dada la extemporaneidad
de la petición y la falta de acreditación de la causal
invocada.

En efecto, el artículo 51 del Código de Procedimiento


Penal, señala que el Juez de Conocimiento podrá decretar
la conexidad previa solicitud de alguna de las partes,
siempre que sea presentada oportunamente durante la
audiencia de acusación (Fiscalía) o preparatoria (defensa o
victima); y con la debida acreditación de alguna de las
causales previstas con ese propósito.

Así, el parágrafo del artículo 51 del C. de P.P.


expresamente autoriza a la defensa para que en la
audiencia preparatoria solicite al juez de conocimiento que
decrete la conexidad procesal, facultad que igualmente se
extiende a la víctima conforme a la sentencia C-471 de
2016, por las mismas causales allí contempladas.
10
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

Para la Corte no hay duda que la solicitud de la


defensa resulta extemporánea porque que la conexidad sólo
es posible cuando las actuaciones que se pretenden unificar
no han superado la vista preparatoria si la solicitud
proviene de la defensa; y como en el presente proceso, el
radicado 11016000922015-00011 se encuentra para el
juicio oral según se indicó en el auto recurrido y no fue
objeto de discusión por las partes, la petición se torna
inoportuna.

La razón de ser de esta limitación temporal estriba en


que, si la finalidad de la conexidad es adelantar un solo
juzgamiento, lo lógico es que la audiencia preparatoria sea
el límite para impetrar y decidir la unificación procesal,
dado que el objeto de dicha audiencia, como es sabido, es la
de definir cualquier debate en torno a las pruebas que han
de presentarse en el debate público oral de modo que
ningún beneficio tendría traspasar ese momento procesal y
arribar al juicio con otro proceso donde existen disímiles
probanzas que en su momento no fueron decididas
conjuntamente.

Esta interpretación resulta además consonante con la


garantía que tiene el acusado «a un debido proceso público sin
dilaciones injustificadas; a presentar pruebas y a controvertir las que

se alleguen en su contra; a impugnar la sentencia condenatoria 7», de

modo que el acto de juzgamiento debe desarrollarse en forma


continua, sin interrupciones, practicando las pruebas

7
cfr. artículo 29 Constitución Nacional
11
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

ordenadas previamente en la audiencia preparatoria,


evitando cualquier debate que interfiera con esa finalidad y
desvíe la atención en el desarrollo del juicio.

De otra parte, si bien la defensa plantea que en este


momento ya se encuentran las dos actuaciones «en igual
condición» para dar inicio al juicio oral, con mayor razón no

resulta útil ni aconsejable la pretendida unificación


procesal si ya fueron decretadas las pruebas
independientemente para cada actuación, sin que además
la defensa acreditara que se trataran de similares medios de
convicción, contrario a lo indicado por el Tribunal cuando
advirtió que no existe identidad de las probanzas en tales
procesos.

Adicionalmente la defensa, más allá de afirmar que se


trataban de idénticos reatos de prevaricato por acción y por
omisión, atribuidos al mismo acusado ALCIDES ELÍAS
PIMIENTA ROSADO durante su desempeño como Fiscal
Primero Seccional de Riohacha, no acreditó que existiera
homogeneidad en los plurales ilícitos por los que se le
investiga, ni de qué modo la prueba de uno u otro proceso
tuviera incidencia en esas actuaciones o en la decisión final
que deba adoptarse una vez agotado el juicio oral.

De otro lado, aunque el A quo decretó la conexidad de


varios escritos de acusación dentro de la presente actuación
a solicitud del mismo defensor, ello obedeció a la existencia
de elementos que permitían inferir que estaban
«estrechamente ligadas por la identidad de los delitos por los que se
12
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

acusa, los asuntos tramitados por el Fiscal acusado [que] se refieren


al delito de homicidio y porte de armas de fuego en conexidad ya
además aparece una relación razonable del lugar y fechas en que se
produjeron la decisión (sic), pue estas salieron a la vida jurídica el 23

de julio y el 27 de septiembre de 2012», como así lo expuso el

Tribunal en el auto de 22 de noviembre de 2016.

En el auto recurrido, el A quo estimó que en las


actuaciones cuya unificación impetró el defensor no
aparecen elementos comunes que justifiquen acceder a su
pretensión, aserto que no fue desvirtuado por el recurrente,
quien únicamente aludió a que se trataba de un mismo
autor, similares delitos e iguales bienes protegidos sin que
ello sea suficiente para tener acreditada la conexidad
procesal impetrada.

Cabe precisar, sin perjuicio de lo anterior, que no le


asiste razón al Tribunal cuando deniega la conexidad por lo
difícil que se haría la incorporación de las pruebas y haría
«parsimonioso» el desarrollo del proceso, pues ello no es un
criterio válido cuando se cumplen las exigencias legales.

Sobre este aspecto, la Corte ha dicho que:

« (…)[N]inguna norma habilita al funcionario judicial para


negar la conexidad si la parte hace la solicitud oportunamente y
demuestra cubiertas a satisfacción las exigencias legales.

No puede ser, en este sentido, el criterio subjetivo o


tópicos de conveniencia los que gobiernen una decisión que
debe operar eminentemente objetiva, como así se establece en la
ley.

Para este efecto, es dable destacar que lo facultativo se


remite a la solicitud de la parte interesada, como cuando el
13
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

artículo 51de la Ley 906 de 2004, advierte al inicio que el fiscal


“podrá” solicitarla al juez de conocimiento, y en su parágrafo
ofrece igual posibilidad, ya en la audiencia preparatoria, al
defensor, pero similar facultad no le es entregada al juez.

Apenas, en la norma siguiente, artículo 52, se regula la


competencia que debe regir en casos de conexidad.

Por ello, resulta ajeno a la función del juez exigir


requisitos distintos a los que la ley, en el artículo 51 del Código
de Procedimiento Penal, de consuno con las prohibiciones del
artículo 53, establece para decretar la unión de procesos en fase
enjuiciatoria.

Mucho menos, cabe agregar, si dichas exigencias remiten


a la interpretación eminentemente subjetiva, cuando no
claramente especulativa, de los Magistrados, referida a la
supuesta complejidad del asunto, la posibilidad de dilación o el
efecto nocivo que presuntamente puede recibir la no aforada».
(CSJ, AP5252-2017, Rad. 50774)

4.- Así las cosas, al no ser oportuna la conexidad


solicitada ni configurarse la causal 4ª alegada por el
defensor, se confirmará la decisión que denegó la
unificación de los radicados 110016000922015-00011 y
110016000922015-00024.

5.- Cuestión final

Dado el término transcurrido desde la presentación del


escrito de acusación sin que aún se haya dado inicio al
juicio oral, por los recurrentes aplazamientos y maniobras
del acusado y su entonces defensor, se requiere al Tribunal
A quo para que ejerza los poderes disciplinarios y adopte las
medidas correccionales que sean del caso para imprimirle
celeridad a este asunto y evitar que se presenten
situaciones contrarias a la eficaz y oportuna Administración
de Justicia.

14
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

De otra parte, el Magistrado sustanciador deberá


ejercer la debida vigilancia de las actuaciones de la
Secretaría y abstenerse de adoptar decisiones que resultan
inútiles como fue el auto de 22 de agosto de 2019 8 ( casi 1
mes después de otorgada la alzada) en el que dispuso
ordenar la expedición de copias para surtirse el presente
recurso, toda vez que al haberse concedido en el efecto
devolutivo correspondía sólo el trámite secretarial de tomar
las copias y remitirlo a la mayor brevedad y no como
ocurrió en que este caso que arribó a la Corte el 1º de
octubre9, esto es, 2 meses después de concedido el recurso
vertical.

En mérito de lo expuesto, la Sala de Casación Penal de


la Corte Suprema de Justicia,

RESUELVE

PRIMERO: CONFIRMAR íntegramente el auto objeto


impugnación.

SEGUNDO: Contra esta decisión no procede recurso


alguno.

TERCERO: Devuélvasele la actuación para que


continúe el trámite correspondiente con la mayor celeridad.

8
Fl. 24 cuaderno principal 2
9
Fl. 1 cuaderno de la Corte
15
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

Comuníquese y cúmplase,

EYDER PATIÑO CABRERA


Presidente

JOSÉ FRANCISCO ACUÑA VIZCAYA

EUGENIO FERNÁNDEZ CARLIER

LUIS ANTONIO HERNÁNDEZ BARBOSA

JAIME HUMBERTO MORENO ACERO

PATRICIA SALAZAR CUÉLLAR

16
Radicado 56330
Segunda instancia
Alcides Elías Pimienta Rosado

NUBIA YOLANDA NOVA GARCÍA


Secretaria

17

También podría gustarte