Está en la página 1de 20

1

Análisis de barreras y beneficios generados con la aplicación de la responsabilidad social


empresarial en sectores industriales de Sucre, Colombia

Andrés Charry Bolaños


Sandra Milena Crespo Meza
Wendy Tatiana Gaviria Sánchez

Fundación Universitaria del Área Andina


Especialización en Alta Gerencia
Modalidad Virtual
Istmina - Choco
2020
Tabla de Contenido
2

1. Introducción 3
2. Planteamiento del problema 7
3. Justificación 9
4. Objetivos 11
4.1 Objetivo General 11
4.2 Objetivos Específicos 11
5. Marco de antecedentes 12
6. Marco conceptual 15
7. Referencias 17

Análisis de barreras y beneficios generados con la aplicación de la responsabilidad


social empresarial en sectores industriales de Sucre, Colombia
3

Analysis of barriers and benefits generated by the application of corporate social responsibility
in industrial sectors in Sucre, Colombia

Sandra Milena Crespo-Meza1*, Andrés Charry-Bolaños2, y Wendy Gaviria-Sánchez3

1. Introducción
Con el desarrollo del concepto de Economía Circular (CE), se persiguen diversos
objetivos que están anidados al desarrollo sostenible (SD), entre los cuales se observan: reciclaje,
eficiencia en el uso de los recursos, reducción de residuos, aprovechamiento del agua,
minimización de emisiones y diseños más verdes (Morseletto, 2020). Por lo cual, este resultado,
sin duda orienta a las organizaciones hacía el cuidado ambiental. No obstante, desde la mirada
del Triple Botton Line (TBL) introducido por John Elkington en 1994 (Amos O. &
Uniamikogbo, 2016), las organizaciones no solo deben enfocarse al cuidado del ambiente y la
obtención de beneficios económicos, sino, considerar adicionalmente el factor social, siendo este
una de las tres dimensiones de la sostenibilidad (D’Eusanio et al., 2018; Kloepffer, 2008); las
tres dimensiones que hacen parte del TBL son la económica, social y ambiental.

Esta situación no es ajena para las empresas del departamento de Sucre, debido a que, las
actividades que se realizan en el marco de los sectores asociados al turismo y la minera,
conllevan a repercusiones ambientales y sociales que han sido foco de problemáticas a lo largo
de diversos estudios prospectivos y sectoriales como el Plan Regional de Competitividad –PRSC
Sucre (Ministerio de Comercio Industria y Turismo & Cámara de Comercio, 2009), el Plan
Estratégico Departamental de Ciencia, Tecnología e Innovación – PEDCTI 2013 (Red Nacional
de Agencias de Desarrollo Local, 2013), el Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Innovación
del Sector Agropecuario – PECTIA 2017-2027 (Colciencias et al., 2016), el Plan Prospectivo
Estratégico 2027, “Sucre Florece con Liderazgo Caribe” (Departamento Nacional de Planeación-
DNP, 2012) y el Plan de Desarrollo Departamental - PDD 2016-2019 “Sucre progresa en paz”
(Gobernación de Sucre, 2016).

1
Administrador de Empresas. Universidad INCCA de Colombia. Correo: sandracrespo2404@gmail.com
2
Administrador en Salud Ocupacional. Universidad Minuto de Dios. Correo: and21_rko@hotmail.com
3
Administrador Policial. Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander. Correo:
wtgaviria@outlook.es
4

Por esta razón, las empresas dedicadas a estas actividades deben adquirir un gran
compromiso con el cuidado del ambiente en la organización de sus procesos y generación de
ganancias económicas. Lo cual apunta a dos de las dimensiones de la sostenibilidad. No
obstante, deben también procurar incorporar esquemas sociales, ya sea a través de sus políticas
de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) con base en la aplicación voluntaria de la norma
ISO 26000 u otros esquemas estratégicos que permitan lograr la inclusión de temas como: horas
laborales, remuneración, equidad laboral, riesgo ocupacional, entre otros, para poder cumplir así
con todas las dimensiones y poder ser partícipes en el proceso de satisfacer las necesidades
actuales de los clientes sin comprometer a las generaciones futuras (D’Eusanio et al., 2018;
WCED, 1987). A este respecto, con la inclusión de los términos de sostenibilidad en este tipo de
empresas y el TBL, se da un paso hacia el enfoque de la RSE considerando las dimensiones
económicas, sociales y ambientales, incluyendo los intereses de todos los colaboradores
(clientes, empleados, inversionistas, gobierno, ambiente, entre otros).

Con la aplicación de la RSE se pueden generar grandes beneficios, así como barreras para
su aplicación. Esta barreras pueden ser vistas desde las políticas gubernamentales, el interés de
los diferentes stakeholders y shareholders, los principios propios de la RSE, entre otros (Zhang et
al., 2019). Para el caso de las industrias mineras las cuales generan grandes impactos al ambiente
en los procesos de extracción de los minerales, Morales Méndez & Rodríguez (2016) definen
que las barreras asociadas a la aplicación de la RSE en búsqueda de la viabilidad y sostenibilidad
de la actividad, se orientan hacia la falta de conocimientos sobre el tema y la falta de aliados para
la cooperación y realización de las acciones pertinentes.

Por su parte, Healy, Stephens, & Malin (2019) determinan que existen organizaciones
mineras que emplean a la RSE como una manera de evasión de las responsabilidades reales
causadas por el impacto negativo que se generan al ambiente y a la sociedad. Lo cual, causa una
imagen negativa de la RSE, como un enfoque fallido en las organizaciones y la orienta hacia su
no aplicación. Esto, se asocia de igual modo, a la falta de interés por parte de los altos rangos de
la empresa para la aplicación de medidas transparentes que mitiguen o compensen los efectos
negativos generados por este tipo de actividad (Coumans, 2019; Segerstedt & Abrahamsson,
2019).
5

Por otra parte, las organizaciones en su transición u orientación hacia la aplicación de la


RSE, incluyen los intereses de todos sus colaboradores, lo que implica un gran flujo de
información y la necesidad del uso de sistemas de información como herramientas que facilitan
la adopción de estas prácticas (de Camargo Fiorini & Jabbour, 2017). Es así entonces, que la
tecnología y los sistemas de información, son clave para el desarrollo de la RSE y la
sostenibilidad en las organizaciones (Wang et al., 2015). Por lo cual, la falta de comunicación y
conexión en tiempo real, siguiere una barrera que dificulta este logro; este tipo de barreras es
notable en las organizaciones turísticas debido a los altos costos que representa el desarrollo y
aplicación de este tipo de sistemas, generando una escasa la interacción y flujo de datos para la
obtención de la propuesta de valor y, en consecuencia, una disminución de la competitividad y
rentabilidad de las organizaciones dedicadas al turismo (Tiago et al., 2020).

Si bien es cierto que existen barreras, con la aplicación de la RSE se generan un gran
número de beneficios. Específicamente para el sector minero, la aplicación de la RSE provee un
posicionamiento positivo de la imagen corporativa que genera valor para las partes interesadas
(Morales Méndez & Rodríguez, 2016). Otros autores como Larrán, Andrades, & Herrera (2018),
exponen que, “la responsabilidad social de las empresas abarca las expectativas ecológicas,
jurídicas, éticas y discrecionales que la sociedad tiene de las organizaciones en un momento
determinado", por lo cual, su aplicación en el sector minero es completamente viable y
representa grandes oportunidades de sobresalir en el mercado. Finalmente, Coumans (2019)
revela que la implementación de la RSE para el sector extractivo genera mejoras en la ventaja
competitiva y aumenta su capacidad para gestionar los riesgos sociales y ambientales.

Para el caso del turismo y su relación con los residuos sólidos generados por la actividad,
se hace evidente la falta de inversión en las políticas de RSE, las cuales pueden generar un marco
estratégico para la eliminación de prácticas insostenibles en el sector turístico (Fuldauer et al.,
2019). Por lo cual, la RSE se considera como una estrategia que involucra a todas las partes
interesadas de la organización para la realización de actividades sociales y ambientales que
permitan un beneficio, ya sea por altruismo o por estrategia corporativa.
6

Así bien, esta investigación se pretende consolidar los beneficios y barreras más
relevantes en la aplicación de los esquemas de la RSE en las organizaciones pertenecientes a los
sectores mineros y de turismo del departamento de Sucre, definiendo un marco base para el
proceso de toma de decisiones para la aplicación de la RSE.

2. Planteamiento del problema


Los actuales entornos empresariales traen consigo constantes cambios que se evidencian
en los altos niveles de competencia entre las organizaciones por monopolizar un segmento
significativo del mercado (Garbanzo-Vargas, 2015), para lo cual, deben implementar
mecanismos y diseñar estrategias para lograrlo. Sumado a esto, los distintos grupos de interés
7

ejercen una importante influencia y exigen de las entidades compromiso con las problemáticas
sociales y ambientales existentes (Sarmiento del Valle, 2011). Esto sugiere que los clientes, los
cuales hacen parte de los grupos de interés, generen un gran impacto en cuanto a adopción de la
responsabilidad social corporativa de las organizaciones, que incluso, se refleja en dos puntos de
vista: i. que los clientes están dispuestos a pagar más por productos de cadenas sostenibles, y ii.
que los clientes son más propensos a adquirir productos de cadenas de suministro sostenibles
(Gong et al., 2019). En ambos puntos, el cliente crea una demanda asociada a productos y
servicios más ecológicos, generando nuevas oportunidades de mercados para las cadenas.

Sin embargo, la aplicación de la RSE presenta diversas barreras que pueden opacar los
beneficios que se obtienen con su aplicación. Generalmente, como acto voluntario y mediado a
través de la implementación de la Norma ISO 26000, las políticas de RSE dependen de la
disposición de la visión estratégica y su sentido de pertenencia con la sociedad y el ambiente. En
este sentido la aplicación de la RSE puede considerarse como altruista o estratégica, siendo la
primera cuando nace de la voluntad de retribuir a la sociedad, debido a las externalidades
negativas que se generan en la organización. Por otra parte, es estratégica, cuando se busca un
beneficio o ventaja en el mercado (Yuen & Lim, 2016).

Ahora bien, históricamente el departamento de Sucre ha fundamentado su economía en la


producción agropecuaria, aunque este sector ha perdido importancia dentro del total del Producto
Interno Bruto (PIB) (Cámara de Comercio Sincelejo, 2018); dentro de los sectores que más
aportan al PIB departamental se encuentra la producción primaria con un 13,7% y la actividad
industrial con una equivalencia del 7,5% (Mincomercio, 2020). En este marco económico, las
actividades mineras toman gran relevancia en el campo industrial, gracias a que el departamento
cuenta con uno de los distritos mineros del país (Distrito Calamarí - Sucre) (Rodríguez-Vergara
et al., 2018), el cual presenta grandes riquezas en piedra caliza. Por otra parte, Sucre es también
conocido por las actividades turísticas, gracias a su potencial turístico de sol y playa. A pesar de
ello, las actividades asociadas a estos sectores generan diversos problemas ambientales y sociales
que afectan directamente al desarrollo del departamento.
8

Específicamente, en las subregiones de los Montes de María y Golfo de Morrosquillo


perteneciente a Sucre (Aguilera, 2007), se generan actividades mineras y turísticas que producen
impactos ambientales negativos en términos de emisiones de gases de efecto invernadero y
contaminación de los recursos hídricos, adicional al impacto social que se evidencia debido a las
condiciones de bienestar de las personas dedicadas a las explotaciones ilegales de piedra caliza
(Rodríguez-Vergara et al., 2018).

Por otra parte, el nivel de competitividad del departamento es muy bajo, ocupando la
posición número 23 nivel nacional en términos de competitividad (Consejo Privado de
Competitividad, 2019). Lo cual se refleja en el desarrollo de las organizaciones que sustentan los
sectores empresariales y la falta de aplicación de estrategias organizaciones eficientes, entre
ellas, políticas de RSE sólidas, que en gran medida de sustenta en la falta de indicadores claros
de medición (Correa, 2007).

Esta situación se genera en gran medida debido a barreras como la falta de recursos
(humanos, cognoscitivos y financieros) (Morales Méndez & Rodríguez, 2016; Rhee et al., 2018;
Yuen & Lim, 2016), entre otras muchas, que hacen preciso identificarlas para poder abordarlas y
evitar que tengan repercusión en las organizaciones. Asimismo, es necesario determinar todos los
beneficios que se pueden alcanzar con la aplicación de la RSE, de tal manera que sirva como
punto base de toma de decisiones. Por lo cual, se propone la siguiente pregunta de investigación:
¿Cuáles son las principales barreras y beneficios que presenta la aplicación de la
Responsabilidad Social Empresarial de acuerdo con el tipo de empresa o sector económico en el
departamento de Sucre?

3. Justificación
El tema de la RSE ha tomado fuerza, convirtiéndose en un proceso de gran relevancia en
las organizaciones a pesar de no considerar todas las interacciones de las tres dimensiones de la
sostenibilidad (Lozano & Huisingh, 2011; Polanco, Ramírez, & Orozco, 2016). Sin embargo,
9

diversas organizaciones y pymes han considerado la aplicación de esquemas de RSE con base a
los diferentes beneficios que aporta tanto a la sociedad, como a ellos mismos.

La RSE se constituye como una base para alcanzar ventajas competitivas de forma que se
genere valor compartido; esto quiere decir, beneficios para la sociedad que le añadan valor a la
organización. Entonces, se hace necesario que las empresas en el departamento de Sucre
sistematicen sus acciones y establezcan compromisos que generen impacto social a la cadena de
valor.

En tal sentido, la apropiación con los problemas de la sociedad se pueden abordar desde
las acciones y actividades que hacen parte de la aplicación eficiente de las políticas de RSE,
como una forma de retribución estrechamente relacionada con el entorno en todos los niveles,
que incluye a todos sus stakeholders y forma parte importante en el proceso de planeación
estratégica en los negocios que la ejecutan (Alea-García, 2007).

Además, se debe considerar que la falta o débil implementación de una RSE conlleva a
que las organizaciones asuman riegos que pueden traducirse en pérdida de beneficios para las
partes interesadas (Govindan et al., 2021). Por otra parte, la RSE también puede ser utilizada
como una estrategia corporativa para enmascarar diversos impactos negativos fuertes, con
políticas de contención o minimización débiles o poco efectivas (Healy et al., 2019; Segerstedt
& Abrahamsson, 2019). Esto hace referencia a que algunas organizaciones implanten políticas
que generan resultados que desplazan la mirada hacia supuestos beneficios, evitando que se
concentren en los verdaderos problemas ambientales y sociales que se generan. Lo que impacta
de manera directa en la credibilidad y confianza de la aplicación de la RSE (Larrán et al., 2018).

De igual forma, la aplicación de la RSE también genera grandes ventajas que se ajustan al
objetivo que pretenda la organización; si el objetivo que se pretende es la adquisición o
ampliación del mercado, entonces la RSE favorece la imagen corporativa, aumenta la confianza
de los consumidores, crea nuevas demandas y mejora las ventajas competitivas (Creixans-Tenas
et al., 2019). Si su finalidad es ser responsables, éticos, transparentes y buscar el beneficio para
la organización en general, entonces con la RSE se logra una mejora del rendimiento operativo y
económico, mejoramiento de las relaciones de las partes interesadas, generación de inclusión
10

laboral y otros aspectos que impactarán al crecimiento económico de la empresa. Asimismo, se


obtienen aspectos relevantes en función del cuidado del ambiente (Sudbury-Riley & Kohlbacher,
2016).

Ante este marco, es necesario analizar cuidadosamente todas las barreras y los beneficios
que se pueden identificar conforme a procesos ya existentes para poder hacer una síntesis que
oriente a las organizaciones turísticas y mineras de Sucre a una toma de decisión eficiente en
cuanto a su estrategia corporativa. Por lo cual, con este trabajo se propone la realización de un
proceso de gran relevancia que puede impactar a los sectores mencionados de manera social,
económica y ambiental.

4. Objetivos
4.1 Objetivo General

Analizar las principales barreras y beneficios que se generan debido a la implantación de


las políticas de Responsabilidad Social Empresarial en los principales sectores económicos del
departamento de Sucre, Colombia.
11

4.2 Objetivos Específicos

 Caracterizar los sectores empresariales que generan un mayor aporte al desarrollo


económico del departamento de Sucre.
 Identificar las principales barreras que dificultan la aplicación de la RSE en el contexto
empresarial de Sucre.
 Identificar los beneficios que presentan las principales empresas de Sucre, mediante la
adopción de la RSE considerando el impacto social y ambiental generado por las
actividades.

5. Marco de antecedentes

La RSE surge en torno al quehacer empresarial, pero teniendo en cuenta la cantidad de


ámbitos conceptuales que rodean el término, se ha indagado desde distintas corrientes de
pensamiento político, económico, social y filosófico. Es importante reconocer que el concepto ha
tomado importancia y ha evolucionado constantemente en la misma medida que la globalización
de la economía, la conciencia en temas ambientales y los avances en tecnología. En este orden,
12

se entiende que la RSE es aplicable a cualquier tipo de organización, como lo son del sector
turístico y minero.

En el sector turístico, (Wells et al., 2016) desarrollaron una investigación titulada “An
exploration of CSR development in heritage tourism”, en la cual se explora el modelo de
consolidación de la RSE, teniendo en cuenta los puntos de vista de los empleados y de igual
forma de los visitantes en una entidad turística patrimonial.

Los objetivos de la investigación parten de examinar en qué medida el modelo refleja las
propiedades de la RSE en el contexto turístico; determinar, si es posible, la etapa de desarrollo de
la organización en la ejecución del modelo; finalmente evaluar si el modelo proporciona
estrategias viables para fomentar el desarrollo de la RSE en la entidad. Esto brinda a las
organizaciones turísticas un ejemplo de cómo el modelo puede profundizar en la comprensión de
su situación en materia de RSE y cómo auditar las prácticas actuales de RSE. Los resultados del
estudio incluyen recomendaciones sobre cómo adaptar el modelo de (Maon et al., 2010) para
beneficiar a las organizaciones turísticas que implementan iniciativas de RSE.

La RSE, en la industria hotelera ha tomado gran importancia básicamente por su


influencia en la satisfacción de los clientes. Al respecto, son muy pocos los estudios que indagan
la relación entre las dimensiones de la RSE (económica, filantrópica, jurídica y ética) y la
satisfacción del cliente en el sector.

Frente a esto, (Mohammed & Rashid, 2018) en su investigación denominada “A


conceptual model of corporate social responsibility dimensions, brand image, and customer
satisfaction in Malaysian hotel industry”, diseñaron un modelo conceptual para explicar la
relación existente entre las dimensiones de la RSE, la imagen de marca y la satisfacción del
cliente. De acuerdo con el modelo establecido, las dimensiones de la RSE pueden influir
positivamente en la satisfacción del cliente, y la imagen de marca puede mediar en la relación.

Por otra parte, en el marco del sector minero, (Morales Méndez & Rodríguez, 2016)
llevaron a cabo la investigación tipo analítico con enfoque cuantitativo titulada “A profile of
corporate social responsibility for mining companies present in the Santurban Moorland,
Santander, Colombia”, la cual define un perfil de RSE basado en las prácticas y procesos
utilizados por las empresas del sector minero. La población objeto de estudio estuvo compuesta
13

por las organizaciones mineras con presencia en el Páramo de Santurban, activas a diciembre de
2013 según la Cámara de Comercio de Bucaramanga, y que contaban con más de 10 empleados.

Los resultados permitieron la evaluación de los puntos fuertes del sector, así como los
aspectos que se deben mejorar para alcanzar niveles óptimos de RSE en las empresas. Partiendo
de ello, las debilidades encontradas involucran la falta de prácticas de contratación transparentes;
ausencia de programas para empleados que son madres con hijos pequeños y carencia de
herramientas para identificar las necesidades de las comunidades más cercanas. Es importante
destacar que se implementan estrategias de inversión social pero no se realiza seguimiento de los
impactos de su aplicación en la región. Además, no tienen definido un proceso para identificar,
seleccionar, contratar y evaluar a sus proveedores.

Entre las fortalezas encontradas en las empresas mineras del Páramo de Santurban se
resaltan las políticas de RSE y la actitud positiva hacia la implementación de este tipo de
programas. Asimismo, existen políticas y acuerdos de equidad de género y antidiscriminación
que traspasan las fronteras de la ley.

Desde otra perspectiva, (Narula et al., 2017) realizaron la investigación “A sustainable


livelihood framework to implement CSR project in coal mining sector” cuyo propósito consiste
en documentar los desafíos sociales de la minería e indagar cómo las empresas del sector del
carbón pueden trabajar de manera sistemática para lograr el mejoramiento de las comunidades
afectadas por la actividad.

El estudio ha reseñado la literatura desde tres ámbitos: La RSE y la minería, la minería y


los medios de vida y el desarrollo de aptitudes, tratando de hacer confluir la bibliografía y
establecer un vínculo entre la RSE, el desarrollo de aptitudes y las oportunidades de subsistencia.
Asimismo, se registra un caso real de planificación y ejecución de actividades de creación de
capacidad en las minas de carbón de Muriadih, en el estado de Jharkhand (India), y se brindan
lecciones tanto para las empresas como para los encargados de formular las políticas.
14

6. Marco conceptual

Los conceptos que giran en torno a la RSE no son únicos, su estudio es variado y como
tal una constante fuente de discusión, el término generalmente se enfoca en la perspectiva de las
empresas por incorporar el respeto hacia los valores éticos, la comunidad en general, las personas
y el medio ambiente. La RSE desde el enfoque organizacional se entiende como un compromiso
que propicia rentabilidad, genera una imagen positiva y reconocimiento (Mohammed & Rashid,
2018). Para muchos es considerada una política, otros consideran es su deber ser, el cual genera
informes de sostenibilidad para dar cumplimiento a los acuerdos adquiridos mediante diálogo y
15

acuerdos con los stakeholders quienes evalúan la gestión organizacional (Carroll, 1983;
Freeman & McVea, 2005).

Ahora bien, asumiendo el impacto que generan las actividades empresariales sobre los
recursos naturales, impulsado por el aumento en los niveles de desarrollo, el crecimiento
acelerado de la población y la obligación moral de beneficiar a toda la población mundial. Esto,
exige el desarrollo de nuevas capacidades y actividades que regulen las acciones de las empresas.
Así, las que propicien dichas de capacidades y se enfoquen en el nuevo modelo dispondrán de
ventajas competitivas (Porter & Linde, 1995; Shrivastava, 1995).

En este sentido, sostenibilidad de acuerdo con la (World Commission on Environment


and Development, 1988) involucra el satisfacer las necesidades presentes sin comprometer la
capacidad de las generaciones futuras, integrando aspectos en el ámbito social, ambiental y
económico. En este sentido, todo se ejecuta mediante la triple línea de fondo o “Triple Bottom
Line”, desarrollado por (Elkington, 1994), que considera y equilibra de manera simultánea las
cuestiones económicas, ambientales y sociales desde un punto de vista microeconómico.

La sostenibilidad económica se atribuye a los costos de producción o fabricación


incurridos en la actividad económica que se ejecuta (Elkington, 1994; García-López, 2015;
Gimenez et al., 2012). Por su parte, la sostenibilidad ambiental hace referencia a los recursos y a
la huella que dejan las organizaciones producto de sus operaciones, por ello se relaciona
estrechamente con la minimización de desechos, la eficiencia energética, la reducción de las
emisiones, la disminución del consumo de materiales tóxicos, entre otros (Gimenez et al., 2012).
Finalmente la sostenibilidad social encamina sus esfuerzos hacia las comunidades internas
(empleados) y externas (Pullman et al., 2009), ofreciendo oportunidades igualitarias, impulsando
la pluralidad, la relación dentro y fuera de la comunidad, garantizan la calidad de vida y
promueven los procesos democráticos y estructuras de gobierno responsables (Amos O. &
Uniamikogbo, 2016; Gimenez et al., 2012).

A este respecto, (Freeman & McVea, 2005) establece que los stakeholders son aquellos
individuos u organizaciones afectados directamente por las actividades de una empresa, por tanto
la administración debe formular y llevar a cabo estrategias y tomar las decisiones que los
satisfagan.
16

Atendiendo a ello, son múltiples las organizaciones que han diseñado iniciativas que
promuevan y fomenten comportamientos socialmente responsables, los cuales pretenden
uniformidad en los principios y acciones para medir el grado de RSE, de forma tal que la
actividad de las empresas en dicho ámbito se reconozca en los ambientes más cercanos del
negocio y a nivel internacional.

En el siglo XXI, el concepto de RSE evoluciona aceleradamente y ofrece respuestas a


muchas problemáticas del entorno actual en actividades de cualquier índole, en un mundo mucho
más globalizado, consiente y exigente frente a las políticas sociales. Por tanto, todos estos
conceptos enfatizan en el interés de actores políticos, económicos y sociales por la comunidad,
así en las últimas décadas la necesidad de RSE se cimenta a partir de las problemáticas
ambientales y sociales, la continua presión ejercida por los grupos de interés y la filantropía
empresarial.

7. Referencias
Aguilera, M. M. (2007). La economía del Departamento de Sucre : ganadería y sector público. Las
Economías Departamentales Del Caribe Continental Colombiano. Capítulo 7. La Economía Del
Departamento de Sucre : Ganadería y Sector Público. Pág.:490-613, January 2008.
http://repositorio.banrep.gov.co/handle/20.500.12134/1954

Alea-García, A. (2007). Responsabilidad social empresarial. Su contribución al desarrollo sostenible.


Publicado En Revista Futuros, V(17), 1–9. http://www.revistafuturos.info

Amos O., A., & Uniamikogbo, E. (2016). Sustainability and Triple Bottom Line: an Overview of Two
Interrelated Concepts. Igbinedion University Journal of Accounting, 2(January), 88–126.

Cámara de Comercio Sincelejo. (2018). Informe Económico Sucre 2017 (Issue 5).
17

Carroll, A. B. (1983). CSR. Will industry respond to cutbacks in social program funding? Vital Speeches
of the Day, 49(19), 604–608.
https://www.researchgate.net/publication/331413180_CSR_Will_Industry_Respond_to_Cutbacks_i
n_Social_Program_Funding

Colciencias, Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, & Corpoica. (2016). Plan Estratégico de
Ciencia, Tecnología e Innovación del Sector Agropecuario Colombiano -PECTIA 2017-2027.

Consejo Privado de Competitividad. (2019). Índice Departamental de Competitividad. Índice


Departamental de Competitividad - Consejo Privado de Competitividad.

Correa, J. (2007). Evolución Histórica de los conceptos de RSE y balance social. Revista Semestre
Económico, 10(20), 87–102.

Coumans, C. (2019). Minding the “governance gaps”: Re-thinking conceptualizations of host state “weak
governance” and re-focussing on home state governance to prevent and remedy harm by
multinational mining companies and their subsidiaries. Extractive Industries and Society, 6(3), 675–
687. https://doi.org/10.1016/j.exis.2019.06.003

Creixans-Tenas, J., Coenders, G., & Arimany-Serrat, N. (2019). Corporate social responsibility and
financial profile of Spanish private hospitals. Heliyon, 5(10), e02623.
https://doi.org/10.1016/j.heliyon.2019.e02623

D’Eusanio, M., Serreli, M., Zamagni, A., & Petti, L. (2018). Assessment of social dimension of a jar of
honey: A methodological outline. Journal of Cleaner Production, 199, 503–517.
https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2018.07.157

de Camargo Fiorini, P., & Jabbour, C. J. C. (2017). Information systems and sustainable supply chain
management towards a more sustainable society: Where we are and where we are going.
International Journal of Information Management, 37(4), 241–249.
https://doi.org/10.1016/j.ijinfomgt.2016.12.004

Departamento Nacional de Planeación-DNP. (2012). Plan Prospectivo Estratégico 2027 Sucre Florece
Con Liderazgo Caribe.

Elkington, J. (1994). Towards the sustainable corporation: Win-win-win business strategies for
sustainable development. Corporate Environmental Responsibility, June, 109–119.
https://journals.sagepub.com/doi/abs/10.2307/41165746?journalCode=cmra

Freeman, R. E. E., & McVea, J. (2005). A Stakeholder Approach to Strategic Management. SSRN
Electronic Journal, March 2018. https://doi.org/10.2139/ssrn.263511

Fuldauer, L. I., Ives, M. C., Adshead, D., Thacker, S., & Hall, J. W. (2019). Participatory planning of the
future of waste management in small island developing states to deliver on the Sustainable
Development Goals. Journal of Cleaner Production, 223, 147–162.
https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2019.02.269

Garbanzo-Vargas, G. M. (2015). Organizational Development and Change Processes in Educational


Institutions, a Challenge for The Management of Education. Educación, 40(01), 67–87.
https://www.redalyc.org/jatsRepo/440/44043204005/html/index.html

García-López, M. J. (2015). La Cuenta del Triple Resultado o Triple Bottom Line. Revista de
18

Contabilidad y Dirección, 20, 65–77. https://accid.org/wp-


content/uploads/2018/11/LA_CUENTA_DEL_TRIPLE_RESULTADO.pdf

Gimenez, C., Sierra, V., & Rodon, J. (2012). Sustainable operations: Their impact on the triple bottom
line. International Journal of Production Economics, 140(1), 149–159.
https://doi.org/10.1016/j.ijpe.2012.01.035

Gobernacion de Sucre. (2016). Plan de desarrollo departamental 2016-2019 “Sucre Progresa en Paz.”

Gong, M., Gao, Y., Koh, L., Sutcliffe, C., & Cullen, J. (2019). The role of customer awareness in
promoting firm sustainability and sustainable supply chain management. International Journal of
Production Economics, 217(January), 88–96. https://doi.org/10.1016/j.ijpe.2019.01.033

Govindan, K., Kilic, M., Uyar, A., & Karaman, A. S. (2021). Drivers and value-relevance of CSR
performance in the logistics sector: A cross-country firm-level investigation. International Journal
of Production Economics, 231(November 2019), 107835. https://doi.org/10.1016/j.ijpe.2020.107835

Healy, N., Stephens, J. C., & Malin, S. A. (2019). Embodied energy injustices: Unveiling and politicizing
the transboundary harms of fossil fuel extractivism and fossil fuel supply chains. Energy Research
and Social Science, 48(October 2018), 219–234. https://doi.org/10.1016/j.erss.2018.09.016

Kloepffer, W. (2008). Life cycle sustainability assessment of products. The International Journal of Life
Cycle Assessment, 13(2), 89.

Larrán, M., Andrades, J., & Herrera, J. (2018). An examination of attitudes and perceptions of Spanish
business and accounting students toward corporate social responsibility and sustainability themes.
Revista de Contabilidad-Spanish Accounting Review, 21(2), 196–205.
https://doi.org/10.1016/j.rcsar.2018.02.001

Lozano, R., & Huisingh, D. (2011). Inter-linking issues and dimensions in sustainability reporting.
Journal of Cleaner Production, 19(2–3), 99–107. https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2010.01.004

Maon, F., Lindgreen, A., & Swaen, V. (2010). Organizational stages and cultural phases: A critical
review and a consolidative model of corporate social responsibility development. International
Journal of Management Reviews, 12(1), 20–38. https://doi.org/10.1111/j.1468-2370.2009.00278.x

Mincomercio. (2020). Información : Perfiles Económicos Departamentales.


https://www.mincit.gov.co/getattachment/de055b12-9d7b-4673-8cdd-97cf488dbd54/Sucre.aspx

Ministerio de Comercio Industria y Turismo, & Cámara de Comercio. (2009). Plan Regional de
Competitividad del Departamento de Sucre.

Mohammed, A., & Rashid, B. (2018). A conceptual model of corporate social responsibility dimensions,
brand image, and customer satisfaction in Malaysian hotel industry. Kasetsart Journal of Social
Sciences, 39(2), 358–364. https://doi.org/10.1016/j.kjss.2018.04.001

Morales Méndez, J. D., & Rodríguez, R. S. (2016). A profile of corporate social responsibility for mining
companies present in the Santurban Moorland, Santander, Colombia. Global Ecology and
Conservation, 6, 25–35. https://doi.org/10.1016/j.gecco.2015.12.005

Morseletto, P. (2020). Targets for a circular economy. Resources, Conservation and Recycling,
153(October 2018), 104553. https://doi.org/10.1016/j.resconrec.2019.104553
19

Narula, S. A., Magray, M. A., & Desore, A. (2017). A sustainable livelihood framework to implement
CSR project in coal mining sector. Journal of Sustainable Mining, 16(3), 83–93.
https://doi.org/10.1016/j.jsm.2017.10.001

Polanco, J., Ramírez, F., & Orozco, M. (2016). Incidencia de estándares internacionales en la
sostenibilidad corporativa: una perspectiva de la alta dirección. Estudios Gerenciales, 32(139), 181–
192. https://doi.org/10.1016/j.estger.2016.05.002

Porter, M. E., & Linde, C. van der. (1995). Toward a new conception of the environment-competitiveness
relationship. Economic Costs and Consequences of Environmental Regulation, 9(4), 413–434.
https://pubs.aeaweb.org/doi/pdfplus/10.1257/jep.9.4.97

Pullman, M. E., Maloni, M. J., & Carter, C. R. (2009). Food for thought: Social versus environmental
sustainability practices and performance outcomes. Journal of Supply Chain Management, 45(4),
38–54. https://doi.org/10.1111/j.1745-493X.2009.03175.x

Red Nacional de Agencias de Desarrollo Local. (2013). Plan Estratégico Departamental de Ciencia,
Tecnología e Innovación de Sucre. Sucre innova, Sucre se transforma.

Rhee, S., Nyanza, E. C., Condon, M., Fisher, J., Maduka, T., & Benshaul-Tolonen, A. (2018).
Understanding environmental, health and economic activity interactions following transition of
ownership in gold mining areas in Tanzania: A case of private to public. Land Use Policy, 79(July),
650–658. https://doi.org/10.1016/j.landusepol.2018.09.009

Rodríguez-Vergara, C., Ortega-Mendoza, G., Madera-Bravo, J., & Cruz-Contreras, M. (2018). Evaluation
of the Carbon Footprint in the Production of Aggregate Materials for Construction in the
Municipality of Toluviejo – Colombia. 16 Th LACCEI International Multi-Conference for
Engineering, Education, and Technology: “Innovation in Education and Inclusion”, 19-21 July
2018, Lima, Peru, 1–11. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.18687/LACCEI2018.1.1.18

Sarmiento del Valle, S. (2011). La responsabilidad social empresarial: gestión estratégica para la
supervivencia de las empresas. Dimensión Empresarial, 9(2), 6–15.

Segerstedt, E., & Abrahamsson, L. (2019). Diversity of livelihoods and social sustainability in established
mining communities. Extractive Industries and Society, 6(2), 610–619.
https://doi.org/10.1016/j.exis.2019.03.008

Shrivastava, P. (1995). Environmental technologies and competitive advantage. Business Ethics and
Strategy, Volumes I and II, 16, 317–334. https://doi.org/10.4324/9781315261102-20

Sudbury-Riley, L., & Kohlbacher, F. (2016). Ethically minded consumer behavior: Scale review,
development, and validation. Journal of Business Research, 69(8), 2697–2710.
https://doi.org/10.1016/j.jbusres.2015.11.005

Tiago, F., Gil, A., Stemberger, S., & Borges-Tiago, T. (2020). Digital sustainability communication in
tourism. Journal of Innovation and Knowledge. https://doi.org/10.1016/j.jik.2019.12.002

Wang, Y., Chen, Y., & Benitez-Amado, J. (2015). How information technology influences environmental
performance: Empirical evidence from China. International Journal of Information Management,
35(2), 160–170. https://doi.org/10.1016/J.IJINFOMGT.2014.11.005

WCED, U. N. (1987). Our common future—The Brundtland report. Report of the World Commission on
20

Environment and Development.

Wells, V. K., Gregory Smith, D., Taheri, B., Manika, D., & McCowlen, C. (2016). An exploration of
CSR development in heritage tourism. Annals of Tourism Research, 58, 1–17.
https://doi.org/10.1016/j.annals.2016.01.007

World Commission on Environment and Development. (1988). The Brundtland Report: “Our Common
Future” (Vol. 4, Issue 1). Oxford University. https://doi.org/10.1080/07488008808408783

Yuen, K. F., & Lim, J. M. (2016). Barriers to the Implementation of Strategic Corporate Social
Responsibility in Shipping. Asian Journal of Shipping and Logistics, 32(1), 49–57.
https://doi.org/10.1016/j.ajsl.2016.03.006

Zhang, Q., Oo, B. L., Teck, B., & Lim, H. (2019). Drivers , motivations , and barriers to the
implementation of corporate social responsibility practices by construction enterprises : A review.
Journal of Cleaner Production, 210, 563–584. https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2018.11.050