Está en la página 1de 35

Las estructuras en la ingeniería electricista

Alfredo Rifaldi

La esencia de lo que se construye, es la estructura; esta idea aparece claramente en un edificio, y


la trasladamos a las construcciones de la ingeniería electricista:

 líneas eléctricas, cuyas torres y soportes son estructuras que pueden ser más o menos complejas.
 Soportes de equipos y barras de estaciones eléctricas
 Soportes de barras en instalaciones, y tableros eléctricos
 Bandejas portacables y sus elementos de soporte
 Elementos de instalaciones (máquinas, equipos, etc.) que requieren bases, soportes, etc.

Todo lo que construye el hombre, todo lo que debe permanecer de pie, está ligado a una
estructura.

Aunque el cálculo de estos componentes frecuentemente no es estrictamente trabajo de


ingenieros electricistas, es buena formación conocer como se desarrollan; esto permite encarar
cálculos simples, y presentar adecuadamente al calculista los datos de casos más complejos.

Los problemas estructurales que proponen los ingenieros electricistas son ligeramente distintos
de los habituales para ingenieros en construcciones.

Quizás es útil tomar algún libro de estructuras y desarrollar comentarios paralelos que distinguen
construcciones requeridas por las obras eléctricas de las estructuras habituales para los
ingenieros en construcciones.

El libro "Estructuras - Introducción - Ing. Jorge Bernal edición del autor - Juan B. Justo 66
Resistencia (3500) Chaco - República Argentina" muestra explicaciones muy sencillas y
claras, y pareció excelente para, tomarlo por guía y sobre él desarrollar el tema y responder al
título que se propone para este apunte: "Las estructuras en la ingeniería electricista".

En el prólogo de su obra el ing. Bernal entre otros conceptos destaca la importancia de enseñar
los fenómenos en forma conceptual, y haciendo uso de una matemática sencilla para justificar
teóricamente los antecedentes reales. Quizás aquí esté el secreto del por qué esta obra impacta
tanto.

1 - Introducción

Nos dedicaremos a estructuras cuya finalidad no es crear espacios cubiertos; son en general
estructuras de soporte (líneas eléctricas, equipos eléctricos), pero de todos modos deben resultar
armoniosas, livianas, y económicas, virtudes que se exigen hoy a cualquier obra.

Una construcción es la materialización de una idea, donde conjugan variedad de formas y


materiales, para obtener la prestación requerida con mínimos costos, desafío permanente del
proyectista.

Las construcciones de nuestro interés están sólo formadas por elementos estructurales, y se han
desarrollado en el siglo XX, en paralelo con el surgimiento de los materiales que revolucionaron
la industria de la construcción y el desarrollo de la electrotecnia.

Concepto de estructura:

La estructura es la manera de conseguir la máxima resistencia con el mínimo material, mediante


la utilización más apropiada de las formas y los materiales. Conseguir lo máximo mediante lo
mínimo. La estructura no consiste en hacer algo más fuerte agregando masa y volumen, sino
utilizando menos materiales de la manera más apropiada consiguiendo así la resistencia
necesaria.

Observando la naturaleza se ve que cumple estas condiciones, y la similitud con los temas de
nuestro interés la encontramos en los árboles, con prestaciones que asombran.

Las soluciones de la naturaleza son generalmente más ecológicas y económicas en el consumo


de materiales que las hasta ahora desarrolladas por el hombre. Ecológicas porque no deterioran
el medio ambiente, y económicas porque siempre utilizan el mínimo material.

Cualquier obra de ingeniería es una agresión al estado natural. Los primeros rubros de la
construcción, limpieza del terreno (tala de todas las plantas), excavación (quiebre del suelo),
terraplenamiento (modificación de cotas)…

Esto llama a la reflexión: palas, picos, motosierras, son las primeras herramientas que ingresan a
la obra; para la naturaleza son armas de destrucción…

Es parte del diseño evitar el daño, y aceptar las condiciones que impone el lugar y la geografía
del terreno; la accesibilidad a la obra, y las características fisicoquímicas del terreno, y otras
condiciones pueden tener mucho peso en la definición de las estructuras a emplear.

Las variables del diseño estructural son muchas, y la posibilidad de errores es elevada, debiendo
llegarse a un único diseño definitivo.

Las variables se presentan en los materiales a utilizar, la disponibilidad de mano de obra, de


equipos de construcción, las formas de los elementos estructurales, la combinación mas
adecuada de los mismos, y las fuerzas que actúan sobre la obra durante toda su vida, y también
mientras se hace la construcción.

También debe atenderse a las necesidades de transporte de las estructuras, desde la fábrica hasta
la obra, en lo referido a los tamaños y pesos involucrados, y cómo comprometen a los equipos de
montaje necesarios, así como los requerimientos de mano de obra especializada (y en esto
influye también la ubicación física de la obra).

Pensemos en las cargas que se presentan, la forma de la estructura, los materiales de la


estructura, y evaluemos las alternativas posibles; de todas ellas debe elegirse la mejor.

La intuición de equilibrio y estabilidad que aun poseen los profanos, es un conjunto de


conocimientos desordenados; éstos, sistematizados y ordenados, unidos al conocimiento de los
materiales disponibles, y la manera como se generan y canalizan las fuerzas, ayudan a un buen
diseño.

El "diseño estructural" es la etapa previa al "cálculo estructural". Para el primero no se requieren


excesivos y profundos conocimientos matemáticos.

El trabajo pasa por las siguientes etapas que constituyen el proceso que finaliza en la
construcción:

 anteproyecto estructural
 predimensionado
 proyecto definitivo
 cálculo y verificación
 planos de detalle
 ejecución
 pruebas y puesta en servicio industrial

Veamos algunas formas


La Figura 1 muestra croquis de disposición de líneas de simple terna y doble terna, de tensiones
medias y altas (13.2 hasta 132 kV y más)

La Figura 2 muestra croquis de líneas de simple terna de alta tensión y estructuras terminales de
soporte de barras, de estaciones eléctricas.

La Figura 3 corresponde a soportes arriendados, de líneas de muy alta tensión (500 kV o más)

La Figura 4 muestra soportes de barras, de aparatos, o de seccionadores, soportes que se


encuentran en las estaciones eléctricas; obsérvense los aisladores soporte

La Figura 5 muestra soportes de barras, que sostienen las tres fases


La Figura 6 muestra soportes de barras, de alta tensión y de media tensión (estos últimos pueden
estar contenidos en tableros eléctricos).

La Figura 7 muestra soportes de bandejas portacables; una columna entre piso y techo sostiene
los soportes de bandejas a un lado o a ambos lados de la columna; otra forma de sostener las
bandejas es desde el techo mediante tensores.

Estas figuras muestran diseños en su esencia; la adopción de los que se prefieren lleva a
estructuras que se calculan buscando optimizar la solución

El cálculo no crea formas, únicamente las revisa y analiza si resultan estables. El diseño precede
al cálculo, inicia por esbozos, croquis preliminares, borradores que establecen las pautas de
diseño. El cálculo ajusta las medidas, establece si los materiales elegidos y dimensiones son
correctos.

Al respecto, y para subrayar estos conceptos citamos a Torroja que en su libro "Razón y ser de
las estructuras", dice: "Las teorías rara vez dan más de una comprobación de la bondad o del
desacierto de las formas y proporciones que se imaginan para la obra. Estas han de surgir
primero de un fondo intuitivo de los fenómenos, que ha quedado como un pozo íntimo de
estudios y experiencias a lo largo de la vida profesional. El cálculo no es más que una
herramienta para prever si las formas y dimensiones de la construcción, simplemente imaginada
o ya realizada, son aptas para soportar las cargas a que ha de estar sometida. No es más que una
técnica operatoria que permite el paso de unas concepciones abstractas de los fenómenos
resistentes a los resultados numéricos y concretos de cada caso o grupo especial de ellos. Todo
proyectista que descuide el conocimiento de sus principios, está expuesto a graves fracasos."

El cálculo puede transformarse en rutinario, puede mecanizarse (así de simple, entran datos,
salen resultados). El diseño por el contrario jamás es rutina, exige reflexión y creatividad, y por
sobre todas las cosas se necesita pensar.
Y el caso es que en las universidades hay tanto que aprender que rara vez queda tiempo para
pensar…

2 - Las cargas

La concepción y el desarrollo de una estructura se debe hacer con el conocimiento y sensibilidad


de los efectos que producen las variadas cargas y fuerzas que actúan sobre esas futuras
construcciones.

El equívoco en la valoración real de las fuerzas posee un alto costo: el derrumbe, el colapso, las
deformaciones, que ocurren cuando la estimación es en defecto (inferior a las fuerzas que
actuarán en el transcurso de los años sobre la obra construida).

Lo opuesto, mucho más generalizado, es cuando se construyen obras con exagerados


coeficientes de seguridad, y aparecen construcciones pesadas, desagradables y antieconómicas.

Un buen estudio de cargas es aquel donde los valores determinados en gabinete en la etapa de
cálculo coinciden con los que se presentan en la realidad. Y dicho estudio deberá considerar la
evolución futura de la obra, atento a las posibles necesidades de ampliación, implícitas en
muchos casos.

Entre quien proyecta y quien construye, debe existir una buena comunicación y un fuerte
compromiso de no variar los materiales, calidades y tamaños en la etapa de construcción. Dado
que los momentos de proyecto y construcción no son simultáneos, la comunicación es clave (y la
complementación entre ambas tareas; como en toda obra, importa definir claramente – en los
documentos del proyecto – las instrucciones de montaje y los requerimientos de inspección).

La tarea de determinar las cargas es compleja por la variedad. Una sola como ejemplo de
caprichoso comportamiento, el viento.

Lograr una cifra exacta de la magnitud de la presión que ejerce el viento en un instante dado de
toda la vida útil de la construcción es imposible.

Las cargas variables con el tiempo (viento, sobrecargas, impactos, nieve, etc.) se obtienen de
normas y códigos que las establecen en cada país y región, y responden a datos y experiencias
recogidas en el lugar durante largos períodos.

Cargas permanentes, son más fáciles de determinar; pero se pueden ejecutar construcciones
livianas o pesadas, e inútilmente pesadas.

Los cuerpos rígidos transmiten fuerzas; pero los fluidos (gases o líquidos) transmiten presiones,
fuerzas distribuidas sobre superficies de cuerpos rígidos que los contienen.

Los errores en selección de materiales y tamaños pueden ser causas de mayores pesos; no dar
importancia al "diseño de las cargas", crea estructuras pesadas, poco esbeltas, y antieconómicas.

Otro factor es el cambio de destino de la estructura, que puede someterla a cargas distintas de las
de proyecto; para esto es muy importante la documentación de proyecto clara y concisa, y su
conservación.

Cargas y fuerzas son sinónimos. Fuerza es toda acción que tiende a modificar el estado de reposo
de un cuerpo. El reposo es un estado de equilibrio, modificarlo significa pasar a otro estado, el
de movimiento.

Lo que buscamos en el cuerpo, en nuestras obras, es el equilibrio, la estabilidad.


Observemos un poste (soporte de línea) hincado en el suelo, la Figura 8 muestra las fuerzas
actuantes:

 E puede representar la acción del viento


 R es la reacción del suelo, si falla por insuficiencia la columna se tuerce y cae
 P es el peso propio que tiende a hundir la columna
 T es la reacción que equilibra la acción de hundir, incluye el roce del suelo en la parte enterrada

También observamos momentos:

 E produce un momento de vuelco


 R produce el momento de reacción del terreno

Para definir correctamente estos momentos es necesario lograr entender alrededor de qué punto
gira la estructura.

Las fuerzas pueden ser concentradas (puntuales, idealmente aplicadas en pequeñas superficies) o
distribuidas (linealmente o superficialmente).

En la Figura 9 se observan los componentes típicos de un soporte de línea. Analizando cada


componente se entienden los efectos de las fuerzas que actúan.

La base transforma la carga puntual de la columna en una carga superficial. El ejemplo muestra
cómo cada elemento de la estructura además de resistir la carga, cambia algunas características;
por ejemplo la carga de la columna sobre la base se transforma en carga de la base sobre el
suelo.

Frecuentemente los grandes temporales vuelcan los árboles, que con sus raíces arrancan el suelo;
se ha producido colapso de la base, ver figura 9a.
Las cargas se clasifican por su duración, algunas son instantáneas (el impacto de un vehículo),
otras eternas (como el peso propio), se las clasifica en accidentales: de impacto; a veces es más
conveniente proteger la estructura de impactos (choque de vehículos) que pretender que los
soporte, o no considerar estas cargas (ejemplo: un ataque terrorista).

Fuerzas características de las instalaciones eléctricas son las originadas en esfuerzos


electrodinámicos, que tienen la particularidad de ser oscilatorias.

El viento es la carga accidental más difícil de predecir, se conocen registros de vientos pero se
presentan situaciones difíciles de prever. Estas situaciones frecuentemente son puntuales y puede
ser preferible una rotura puntual al sobredimensionamiento de toda la obra.

Cargas de construcción: los operarios, a veces (por ignorancia), y los equipos de montaje (no
considerados en el proyecto, "olvidados" o ignorados por el proyectista descuidado), producen
cargas accidentales de alto riesgo, y el buen proyectista debe preverlas.

Cargas variables o sobrecargas, por ejemplo debidas al hielo cuando corresponde o las
originadas por fallas eléctricas durante la operación, y la realidad sísmica de la zona; y, también,
se deben tener en cuenta las frecuencias naturales de oscilación que presentan las piezas rígidas
(y traen sorpresas desagradables), ante equipos conectados que vibran (motores,
transformadores).

Cargas permanentes, peso propio.

3 - Continuidad y estructuras

El elemento estructural único, aislado, no existe; siempre tiene algo que sostener, puntos donde
apoyarse, y transmitir fuerzas. Los elementos que componen las construcciones de nuestro
interés son:

 columnas
 vigas
 fundaciones

Estos elementos están relacionados entre sí en la estructura. El hombre construye elementos,


piezas, partes, y las estructuras son continuas cuando están constituidas por una sola pieza,
discontinuas cuando se arman con piezas separadas.

Las estructuras sin continuidad son las más comunes, isostáticas; la deformación de un elemento
no es transmitida a los otros, en las uniones no hay rigidez, son articulaciones; véase la Figura 10
que muestra la deformación del soporte.

Las estructuras con continuidad (especialmente de hierro, acero, soldadas) pueden ser
hiperestáticas; en ellas la deformación de una parte se transmite a las otras. La Figura 12 muestra
la deformación de un pórtico articulado en la base.
La elástica muestra cómo la deformación de la viga se transmite a las columnas; no hay
articulación en este caso, entre vigas y columnas.

En las construcciones de hormigón no es fácil distinguir si son isostáticas o hiperestáticas; esto


se descubre observando pequeñas fisuras que ayudan a adivinar la elástica y por lo tanto a
clasificar correctamente la estructura.

Las estructuras de hormigón que en la zona de unión entre elementos tienen continuidad de los
hierros de armadura son hiperestáticas; mientras que, cuando los hierros no son continuos,
aparecen fisuras en el hormigón, y las estructuras son isostáticas (articuladas).

Hay diferencias entre ambos tipos: las isostáticas son más fáciles de calcular, sólo es necesario
cumplir las leyes más simples: los nodos no transmiten momentos.

El cálculo de estructuras hiperestáticas debe considerar las deformaciones, que dependen del
tamaño de los elementos.

Las estructuras hiperestáticas son más económicas, más livianas, menos deformables, más
complejas.

La menor deformabilidad es una desventaja cuando algún vínculo (por ejemplo el suelo) se
deforma y deja de actuar como previsto.

Por ejemplo una viga continua con 3 apoyos que es hiperestática (ver Figura 13); si uno de los
apoyos se hunde, desaparece, se transforma en una viga con dos apoyos de doble longitud, y
puede fácilmente alcanzar cargas de colapso.

LAS VIGAS

Las vigas que encontramos en las construcciones eléctricas a veces son conductores (barras). La
viga maciza tiene poca resistencia a la flexión; se usan vigas tubulares, con forma redonda
(aerodinámica razonable) y así se logran esfuerzos aceptables.

Se debe prestar atención a las dilataciones (o contracciones) longitudinales, originadas en los


cambios de temperatura, pues pueden implicar esfuerzos adicionales en los aisladores soporte (y
morsetería adecuada), además de montaje delicado, y especial cuidado en los replanteos en obra.
Y, también, a la transmisión de vibraciones, dada la posibilidad de fatiga.

Si se desea llegar a luces muy grandes se puede intentar estudiar reticulados con algunas posibles
ventajas que son balanceadas por una gran mano de obra especializada (soldaduras de aluminio).

La viga redonda, con vientos suaves da origen a los torbellinos de Von Karman que causan
vibraciones y fatiga, y exigen precauciones que los amortigüen.

El aumento de diámetro, aumenta el empuje (fuerza) horizontal del viento, siendo este otro
problema más allá de cierto límite.

Para una sección dada el aumento de diámetro reduce el espesor y puede producirse deformación
por abolladura de la viga.

VIGAS MACIZAS DE ACERO

Pueden ser:

 tubulares
 perfiles doble T, U, L (laminados), C (chapa doblada)
VIGAS DE HORMIGON

Son macizas, y no puede verse su interior; la figura 14, en sus dos partes muestra un importante
detalle constructivo: obsérvese, según donde esté aplicada la fuerza y según sea el momento
flector, donde se encuentra la armadura de la viga.

Se destaca que la simetría de las piezas puede confundir a quienes realizan el montaje, y se logre
por error una estructura que colapsará fácilmente. Nuevamente se destaca la importancia de la
documentación de proyecto y sus instrucciones.

VIGAS RETICULADAS

Pueden ser con cordones paralelos o no. véase la figura 15

COLUMNAS

La conformación es para recibir, soportar, cargas en su baricentro, si las cargas son descentradas,
se presentan esfuerzos de flexocompresión, solicitación que es preferible evitar.

COLUMNAS DE HORMIGON

La columna de hormigón armado se compone de hormigón, armadura longitudinal (que soporta


parte de la carga vertical), y los estribos que mantienen confinado al hormigón frente a cargas de
compresión que tienden a expandirlo.

Vale la analogía de pensar cuanto resiste un envase de hojalata lleno de arena: la hojalata
contiene la arena y permite que esta soporte grandes cargas.

Las columnas cargadas por el viento están sometidas a flexocompresión.

COLUMNAS DE MADERA

Columnas simples y compuestas, estas últimas de gran momento de inercia en una dirección,
como se ve en la figura 16.

COLUMNAS DE ACERO

Caños de diámetro y espesor adecuados, caños de chapa conformada, perfiles soldados,


columnas reticuladas.

FUNDACIONES

Tienen la finalidad de transmitir las cargas totales al suelo. Se deben diseñar en función del tipo
de terreno. No puede existir un buen diseño de fundaciones si previamente no hubo un estudio de
suelo.

Este estudio debe apuntar no sólo a los aspectos de resistencia mecánica, sino también a sus
características fisicoquímicas, por lo referido a la posible corrosión de los materiales.

FUNDACIONES DIRECTAS

Bases en contacto con el suelo sin ayuda de otros elementos como los pilotes. Aisladas,
troncopiramidales, paralelas, plateas, con zapatas.

FUNDACIONES INDIRECTAS
Con pilotes o pilotines, los pilotes se unen en el cabezal

FUNDACIONES CON VIGAS

Que las relacionan cuando no es admisible el movimiento relativo

4 - Estática

La estática nos brinda las herramientas para la determinación de las reacciones. No se ocupa del
origen y generación de las fuerzas.

A la estática debemos entregarle las cargas actuantes de manera precisa, y mediante ella
calcularlas resultantes y reacciones. De nada sirve que se realice un prolijo cálculo estático de las
reacciones de una estructura, si nos equivocamos en el estudio y análisis de generación de las
fuerzas actuantes.

Estática es el estudio de las condiciones que deben cumplir las fuerzas que actúan sobre un
sistema para que este permanezca en estado de equilibrio.

La estática sólo estudia el equilibrio de las fuerzas exteriores (las acciones y las reacciones) y no
le interesa qué sucede dentro de la estructura. Es una ciencia que hace abstracción de la materia
que constituye el sólido cuyo equilibrio se estudia lo considera rígido e ilimitadamente
resistente.

En etapa de diseño el proyectista tiene el poder y la decisión de orientar las fuerzas a su antojo.
Si esta distribución de fuerzas a través de los elementos estructurales es arbitraria y caprichosa
obtendremos solicitaciones impropias por doquier, siendo que mediante un meditado y racional
análisis lograremos estructuras limpias de efectos contraproducentes y dañinos.

Vigas y columnas se han idealizado con una línea, pero tienen dimensiones reales, y
características geométricas que se indican o calculan:

 Superficie.
 Baricentro: donde se suponen aplicadas todas las fuerzas, y por él pasa la línea que las idealiza.
 Momento de inercia: respecto de un eje; sea y la distancia al eje de cada elemento de superficie
dF, la integral es el valor buscado: ò y2. dF = J
 Módulo resistente: se obtiene del momento de inercia dividido por la distancia al eje del
elemento de superficie dF más alejado W = J / y
 Radio de giro: es la distancia i en la que se debe considerar concentrada toda la superficie F para
obtener el momento de inercia: F . i2 = J

5 - Equilibrio

El equilibrio puede ser estable, indiferente o inestable; puede ser interesante observar estas
situaciones en una columna.

Estable: recibe carga y la soporta sin mostrar deformaciones.

Indiferente: se deforma y mantiene con la nueva configuración: a más carga más deformación, y
se llega a:

Inestable, cuando colapsa.

Para encarar el tema de los coeficientes de seguridad, debemos responder a una pregunta: ¿por
qué? Y para responderla comencemos a ver las etapas secuenciales de una obra.
 Proyecto conceptual.
 Elección de materiales y tensiones de trabajo
 Diseño estructural
 Ajuste del proyecto conceptual y diseño estructural
 Estudio de las cargas
 Cálculo de las solicitaciones
 Dimensionamiento de secciones
 Planillas y planos constructivos
 Suministros de materiales
 Inicio de la obra
 Dirección, control, inspección, durante la ejecución y hasta la finalización y puesta en servicio.

Cualquier tarea tiene intrínseca la posibilidad de error. Estos errores pueden estar del lado de la
seguridad o inseguridad, estos últimos son los que preocupan.

Veamos paso a paso:

Estudio de cargas, si bien las normas fijan valores y consideraciones, es finalmente el


proyectista quien determina las cargas con las que se harán los cálculos.

Resistencia de trabajo, las normas fijan valores, los laboratorios han hecho ensayos, pero
aparecen condiciones locales: también aquí el buen criterio del proyectista debe estar presente.

Los datos estadísticos muestran que el 35% de las fallas de estructuras deben atribuirse al
proyecto y el 30% a la ejecución: esto debe mover a la reflexión a quienes están en estas tareas.

Proceso de construcción, errores de replanteo, materiales defectuosos, cargas durante la


construcción, roturas de elementos estructurales, estudios de suelos defectuosos, fundaciones
inadecuadas.

El ejemplo de rotura de elementos estructurales se da en un edificio


donde en general para las instalaciones eléctricas, sanitarias, aire
acondicionado o gas, se cometen errores en su ubicación que son
subsanados mediante rotura de distintos elementos resistentes, sean
estos de hormigón o de mampostería. Estas roturas debilitan las
secciones y pueden provocar acumulación de tensiones y crear
situaciones peligrosas.

Todas estas inseguridades generan la necesidad de emplear un coeficiente de mayoración,


seguridad (otros dicen de ignorancia), cuya determinación es difícil: resulta un factor subjetivo.

Así, dos mesas pueden encontrarse en equilibrio; obsérvese la figura 16a, el coeficiente de
seguridad de la segunda es mayor que el de la primera (más esbelta): a medida que aumentamos
el coeficiente de seguridad nos alejamos paulatinamente de las conformaciones y aspectos
acordes con la estética, y de la armonía del conjunto.

Estados de servicio y de uso. A medida que las fuerzas aumentan, la respuesta de la estructura
pasa por distintas fases:

Estado elástico, después de la carga, recupera su estado inicial.

Estado elástico - plástico, no se recupera, quedan deformaciones permanentes, en el hormigón


se observan fisuras.

Estado límite de servicio, sin colapsar pero las deformaciones son tales que sale de servicio: en
el hormigón aparecen grietas.
Estado límite de uso, colapsa, se produce la rotura.

Los estados que se aceptan para elementos estructurales son los dos primeros.

El coeficiente de seguridad se aplica de tres maneras:

 intrínseco
 de las tensiones
 de las cargas

Cuando se hicieron las grandes construcciones de la antigüedad los elementos estructurales


tenían enormes pesos, debían soportarse a sí mismos;este es el concepto de coeficiente de
seguridad intrínseco.

El coeficiente de seguridad de las tensiones, fue un concepto clásico usado en las construcciones.

Coef-de-seguridad-de-las-tensiones = tensión-de-rotura / tensión-admisible

Mas recientemente se ha usado otro criterio: se trabaja con tensiones de rotura o límite. Son las
cargas las que se modifican: la carga de cálculo es la utilizada para el dimensionamiento, la de
servicio es la real actuante.

Coef-de-seguridad-de-las-cargas = carga-de-cálculo / carga-de-servicio

Con estos conceptos se utilizan coeficientes de seguridad menores cuando las roturas se
anuncian anticipadamente (caso de vigas), y mayores cuando el colapso es instantáneo, sin
previo aviso (caso de columnas).

El vínculo entre columnas y vigas, y entre estas y las fundaciones, puede ser de distintos grados
de libertad: (0) empotramiento, (1) apoyo fijo, (2) apoyo móvil.

Estos vínculos son necesarios para asegurar la estabilidad del sistema.

6 - Resistencia de materiales

Galileo en el siglo XVI planteó cuestiones referentes a resistencia y rotura de vigas. La aparición
del acero en la construcción comenzó en el siglo XIX.

La variedad de materiales disponibles es amplísima, pero los materiales que reúnen


características apropiadas, que se ajustan a requerimientos de resistencia, de durabilidad, de
costos, y de elaboración, son muy pocos:

 la madera
 el acero
 el hormigón (hormigón armado)

Otro material excelente desde el punto de vista estructural es el aluminio, pero es costoso en
comparación con los tres nombrados.

A `los materiales indicados no les hemos pedido ninguna característica eléctrica particular: los
materiales conductores son:

 cobre
 aluminio (irremplazable si, además de la función estructural, debe tener la de conductor de la
electricidad: el caso de los conductos de barras)
Los materiales aislantes:

 porcelana (en otros casos vidrio Pyrex)


 materiales sintéticos (con características aislantes)

Los perfiles doble T con su elevado momento de inercia (respecto de la sección cuadrada)
permiten flechas reducidas (cargas elevadas).

Las uniones del hierro sufrieron una evolución, roblonadas y sucesivamente soldadas.

Los materiales poseen un período elástico y un período plástico de diferentes amplitudes, según
las fuerzas que se aplican.

La resistencia de materiales estudia la relación entre los esfuerzos y las deformaciones: aparecen
rotaciones en los apoyos, flechas en las vigas, alargamiento en piezas sometidas a tracción.

Dimensionar la estructura es compatibilizar los siguientes aspectos:

 deformaciones de elementos estructurales


 cargas externas
 resistencia admisible de materiales

En los componentes cargados se presentan:

 tensiones de tracción'
 tensiones de compresión
 tensiones de corte
 tensiones de torsión

La ley de Hooke establece proporcionalidad entre tensiones y deformaciones: se define el


módulo de elasticidad E

E = Sigma / Epsilon

E=s/e

Sigma = epsilon * E = Fuerza / Area

s = e . E = F(fuerza) / S(área)

Esta ley se mantiene válida hasta el límite de proporcionalidad. Para el acero aparece una tensión
de fluencia (escurrimiento) y una tensión última (de rotura).

La fluencia es característica de los materiales dúctiles, en los que se presenta un proceso de


plastificación.

En cambio los materiales frágiles, presentan una rotura instantánea, no se presentan


deformaciones plásticas (porcelana, cerámica, vidrio).

Él módulo de elasticidad es la tensión ficticia necesaria para duplicar la longitud de la pieza


(hacer el alargamiento e = Epsilon = longitud).

El producto del módulo de elasticidad (material) por el momento de inercia (forma), se


denomina rigidez flexional. Rigidez a la flexión (para viga simplemente apoyada), la flecha es:
Flecha = (5 / 384) * q * long^4 / (E * J)

f = (5/384) . q . l4 / (E . J)

Rigidez longitudinal es el producto del módulo de elasticidad por la superficie (cantidad).


Deformación longitudinal:

Delta-long = T * long / (S * E)

d l = (T . l) / (S . E)

Tensión de rotura es la máxima (límite) que puede resistir el material.

Tensión admisible, es la recomendada por los reglamentos, asegura estabilidad y deformaciones


pequeñas.

Coeficiente de seguridad = tensión de rotura / tensión admisible

Margen de seguridad = tensión de rotura - tensión admisible

Tensiones en planos oblicuos, véase la figura 17

Supongamos conocer la tensión producida por la fuerza de tracción P de una barra de sección S,

SigmaP = P / S

sP=P/S

Esta tensión corresponde a un corte normal de la barra, si hacemos un corte oblicuo, y


descomponemos la fuerza de tracción en la dirección del corte T (tangencial) y la normal N, al
determinar las tensiones transversal y normal obtenemos.

SigmaN = SigmaP * (cos(alfa))^2

s N = s P . cos2 a

SigmaT = SigmaP * cos(alfa) * sen(alfa) = SigmaP * sen(alfa * 2) / 2

s T = s P . cos a . sen a = s P . sen 2a / 2

Circulo de Mohr muestra las relaciones entre estas distintas tensiones, véase la figura 18 y figura
18a.

7 - Solicitaciones

Tracción - tiende a separar (alargamiento)

Compresión - tiende a acercar (acercamientos)

Pandeo - actúa la compresión, y se produce inestabilidad si los elementos son muy esbeltos.

Flexión (pura) - en una misma sección en parte hay tracción y en parte compresión (se producen
giros).

Flexión plana - hay tracción, compresión, y corte (en los apoyos).


Corte puro - sólo tensiones tangenciales

Flexo compresión - combinación, se presenta en columnas cuando no hay simetría de la carga.

Flexión - tracción, se presenta raramente.

Torsión - giros transversales.

En una viga con una dada carga se presentan esfuerzos de corte, normales y momentos flectores.
Si las cargas son normales al eje de la viga solo hay esfuerzos de corte y momentos flectores, los
esfuerzos tienen las relaciones que se muestran en la figura 19.

8 - Esfuerzos internos

En las vigas cuando actúa la flexión, los esfuerzos, solicitaciones, se presentan combinados: en
las vigas se pueden representar líneas isostáticas de tracción y de compresión, véase la figura
19a.

Para ver estos esfuerzos internos, se imagina un cubo dentro del cuerpo y se observan las
tensiones buscando la posición (girándolo) que muestra solo tracción y compresión.

En las vigas reticuladas los esfuerzos son obligados a dirigirse en las direcciones de las barras de
los cordones y diagonales del reticulado, sólo se observa tracción o compresión.

En el diseño de reticulados las barras se disponen en figuras triangulares, que no se deforman: en


construcciones especiales la barra en tracción puede ser un cable, pueden aparecer dos cables
cruzados para lograr un cuadrilátero indeformable, obsérvese la figura 20.

En una viga sometida a flexión se observa una parte en tracción, una parte en compresión: si se
representa la tensión en todos los puntos se obtiene un volumen de tensiones, mostrado en figura
21.

Las tensiones tienen un límite: cuando se entra en zona plástica las tensiones ya no pueden
aumentar, y los volúmenes cambian de forma, véase la parte inferior de la figura 21.

Se presentan grandes deformaciones aunque no la rotura.

En vigas de hormigón armado, se ubica el eje neutro y se observan las tensiones, si se aumenta la
carga el eje neutro se desplaza, la tensión en el hormigón aumenta más, obsérvese la figura 22.

Para controlar este aumento se puede dar forma de T a la viga, figura 23, aumentando la sección
comprimida de hormigón y conteniendo el desplazamiento del eje neutro, que marca el límite de
las fisuras (zona traccionada).

9 - Pandeo

En una columna sometida a compresión la rotura puede sobrevenir por:

 Colapso del material: se aplasta y se rompe.


 Colapso de la forma: cambia la forma, se curva y aparece un momento flector: cuando éste
aumenta sin causa, se produce el colapso.

La longitud de pandeo, se aprecia observando la elástica deformada, véase la figura 24; si hay
articulación en ambos extremos se define el factor Sk = 1, para otras condiciones se tienen otros
factores.
 
Sk

Doble empotramiento 0.5

Empotramiento y articulación 0.7

Doble articulación 1

Empotramiento y libre 2

La compresión es:

P = S * Sigma-adm

P = S . s adm

Y esta fórmula no sirve para el pandeo.

El pandeo fue estudiado y resuelto por Euler en 1774, y su aplicación se presentó un siglo más
tarde, cuando los materiales, acero en particular, permitieron alcanzar los límites de esbeltez.

Critico = PI^2 * E * J / Sk^2

Crítico = (p 2 . E . J) / Sk2

Sigma critico = PI^2 * E * i^2 / Sk^2

s c = (p 2 . E . i2) / Sk2

Siendo i el radio de giro

i = raíz(J / S)

i = Ö (J / S)

Sigma critico = PI^2 * E / Gamma^2

s c = (p 2 . E) / g 2

Siendo "g " (Gamma) el grado de esbeltez

Gamma = Sk / I

g = Sk / i

La carga es de colapso, la carga se reduce con un coeficiente de seguridad (m entre 2.5 y 3).
Carga crítica es la que produce el pandeo y el posible colapso de la columna.
La carga de pandeo debe actuar sin producir inestabilidad ni roturas.

Carga de pandeo = Carga critica / mu

Carga de pandeo = Carga critica / m

Sigma de pandeo = Sigma critico / mu

Sigma de pandeo = Sigma critico / m

El valor de m (mu) se determina en base a g (Gamma).

El método explicado es conocido como método de Euler; otro método llamado Omega define un
coeficiente de esbeltez, omega que se determina a partir de g ; y con W (de Gamma, y con
omega) la tensión de pandeo.

Sigma de pandeo = Sigma adm / omega

s pand = s adm / W

Comparando resulta

Omega = mu * Sigma adm / Sigma critico = Sigma adm / Sigma de pandeo

W = m . s adm / s c = s adm / s pand

Otro método utiliza fórmulas directas que relacionan g con s pand (Gamma con Sigma de
pandeo).

Estos conceptos muestran que como en las vigas, la forma también es importante en las
columnas.

El pandeo además de poderse presentar en los elementos estructurales completos como las
columnas, se puede presentar en partes del elemento estructural.

Puede haber pandeo del elemento (viga) o de partes, pandeo en los extremos de una viga, pandeo
en el alma de una viga, pandeo del ala comprimida de un perfil doble T, véase la figura 24a,
pandeo de barras (comprimidas) de un reticulado, de cáscaras comprimidas.

10 - Deformaciones

Se han estudiado las consecuencias de las cargas sobre la base de las tensiones, pero hay otro
aspecto de importancia, las deformaciones, y ambas consideraciones se complementan

 deformaciones imperceptibles (no se notan)


 deformaciones perceptibles (se notan a simple vista)
 deformaciones límites (la deformación hace inadecuada a la estructura)

No existe ningún proceso matemático que determine la deformación "permitida" de una viga.
Hasta donde es conveniente que se deforme, únicamente lo puede establecer el calculista. Porque
dependerá de los elementos que sostiene la viga y de los aspectos estéticos del conjunto
estructural.

Las deformaciones tienen mucha importancia con las condiciones de borde: obsérvese la figura
25 que muestra una viga apoyada, y una empotrada de ambos lados. Las deformaciones
muestran dos aspectos, flecha y giro: la figura 26 muestra las consecuencias de aplicar una
fuerza en una viga en voladizo.

Las deformaciones disminuyen a medida que logramos mayor continuidad entre los elementos.

Una estructura hiperestática, posee menores desplazamientos que una estructura isostática.

Cuando se realizan los cálculos se deben hacer ambas verificaciones.

Cuando se adoptan límites a las deformaciones se debe ser sensato; las vigas de un edificio
deben deformarse poco por un sinnúmero de razones, entre las cuales:

 sensaciones de molestias (cargas variables causan movimientos que generan inseguridad o


desagrado)
 fisuras (especialmente en hormigón)
 cuestiones estéticas

Los reglamentos fijan en las flechas límites de 1 / 300, o menos aun.

Este criterio, trasladado a las barras eléctricas de una estación, sobre las cuales nadie camina,
pone en evidencia cierta falta de criterio…

Deformación de los suelos

No debe olvidarse que el suelo es parte de la estructura, y su importancia es máxima: si falla el


suelo, falla la estructura.

El suelo se considera un medio elástico continuo; al actuar la carga en él se crea un bulbo de


presiones, como muestra la figura 27.

La influencia de las cargas puede llegar a una profundidad del triple de las dimensiones de la
zapata.

La arena es incompresible e indeformable, frente a las cargas, ya que sus partículas están en
contacto entre sí. Las arcillas, sin embargo, son suelos que pueden presentar grandes
deformaciones.

Se debe analizar los posibles efectos de estas deformaciones, para tenerlos en cuenta en el diseño
de la obra, y en las características de las fundaciones: véase la figura 28.

Los suelos de características no uniformes traen consecuencias de asentamientos diferenciales,


que producen giro de la construcción, como muestra la figura 29.

Deformación de vigas

Analicemos una viga en voladizo.

La viga por la carga se deforma por la carga, y asume cierta curvatura.

En efecto, cuando una viga en voladizo se carga, su extremo desciende en el valor f de la flecha,
y se produce un giro alfa respecto de la posición primitiva, véase la figura 30

Los valores dependen de la curvatura de la elástica, analizamos el elemento de viga:

rho = (E * J) / H
r = (E . J) / H

Se determina el giro de cada trozo elemental, véase la figura 31, es:

dalfa = (M / (E * J)) * dx

da = [ M / (E . J)] . dx

El angulo girado en el extremo de la viga es proporcional a la superficie del diagrama de


momentos, se puede determinar el giro total.

Y se determina la flecha, véase la figura 32, resulta:

df = x * dalfa

df = x . da

El descenso del extremo del voladizo es el momento estático (momento de la superficie) del
diagrama de momentos respecto del extremo.

Estas mismas consideraciones para las distintas combinaciones de cargas y combinaciones de


borde, y permiten obtener flechas y giros en cualquier punto.

11 - Problemas de aplicación

Advertencia: los problemas que siguen están resueltos como una primera aproximación, útil para
identificar características de la construcción que se propone, y relacionar las fórmulas básicas, no
deben ser tomados como soluciones constructivas validas…

Pensemos en el código Hammurabi, que dice: "Si un constructor ha edificado una casa para otra
persona y la construcción no ha resultado sólida, y la casa que construyó se cae causando la
muerte del propietario, ese constructor debe ser ejecutado…"; por fortuna este código ya no está
vigente, es de 1700 años antes de Cristo, del imperio Babilónico…

De todos modos debemos tener claro cuándo estamos en los límites de nuestros conocimientos, y
recurrir a aquellos cuya profesión los ha formado en los campos próximos (una de las ventajas
de la experiencia de trabajar en ingeniería, es que implica un recurrir permanente a lo
multidisciplinario).

Veamos ahora los problemas propuestos, los cálculos se hacen dentro del ambiente WprpCalc,
con los programas que tiene el mismo nombre que el archivo de resultados mostrado.
Vigas de Concreto Reforzadas

QuakeWrap™ es un material económico y eficiente para reforzar vigas de madera, acero, y de concreto
para flexión y/o cortante. Entre las ventajas de QuakeWrap™ podemos mencionar que:

 Incrementa la resistencia a flexión tanto en la región de momento positivo como negativo.


 Incrementa la resistencia a cortante.
 Incrementa la rigidez a nivel de cargas del servicio.
 Reduce el ancho grietas, lo cual incrementa la durabilidad del concreto y resistencia a la
corrosión del refuerzo.
 No hay reducción apreciable en la altura libre de entrepisos.
 Mas económico que los métodos convencionales para reforzar o reparar vigas.

Debido a que la capacidad del momento de una sección esta en función del par interno resultante de
fuerzas de tensión y compresión, QuakeWrap™ puede ser aplicado a la cara de la tensión de la viga para
aumentar la fuerza de tensión. En la mayoría de los casos, la losa de piso tiene suficiente resistencia a la
compresión y no requiere de refuerzo adicional. Sin embargo, de ser requerido, QuakeWrap ™ también
puede instalarse en la cara de compresión de la viga. En algunos de los estudios pioneros realizados por
los directores de QuakeWrap, Inc, a finales de la década de los 80., fue demostrado claramente que los
epóxicos incorrectos pueden dar lugar a que el refuerzo FRP agregue muy poca resistencia la viga. Estos
estudios formaron las bases de varios años adicionales de investigación y desarrollo que dieron como
resultado la creación de los epóxicos QuakeBond™.
Pruebas en vigas de concreto reforzadas con QuakeWrap™ han demostrado que cuando se utilizan los
epóxicos apropiados, no ocurrirá la falla por desprendimiento en la interface entre el concreto y la tela
FRP. Similar al diseño de miembros a flexión de concreto reforzado, uno puede proporcionar el diseño
del refuerzo FRP de tal manera que el refuerzo de acero longitudinal a tensión alcance la fluencia antes
que el concreto en la zona de compresión alcance su resistencia. Esto es particularmente importante ya
que la fluencia del acero puede proporcionar la ductilidad necesaria que carece el refuerzo FRP.

El comportamiento carga-deformación de una viga típica se muestra aquí; la línea gris muestra la
respuesta predicha de una viga similar sin refuerzo. La línea verde ilustra la respuesta real medida en
laboratorio de la viga reforzada con QuakeWrap™ y la línea roja es el comportamiento predicho basado
en el modelo analítico que fue desarrollado y presentado en el journal de ASCE. Como puede observarse,
nuestro modelo analítico predice con precisión el comportamiento de la viga reforzada con FRP. Otras
vigas similares también fueron probadas como parte de este estudio bajo supervisión de los directores de
QuakeWrap, Inc. y los resultados están también disponibles en ASCE y otros journals.

RESISTENCIA DE MATERIALES

Tracción simple y compresión simple


Este Módulo V reproduce los contenidos del Módulo V de la publicación ESTRUCTURAS EN
ARQUITECTURA - Primer Nivel cuyo autor es el Ingeniero José Luis Gómez - ISBN 987 - 98330 -
0-7

Consideremos una barra prismática cargada en su extremo tal


como indica la figura MV-1. Bajo la acción de esta carga la barra
se alarga una cierta cantidad ΔL.
Cuando la carga disminuye, el alargamiento de la barra también
disminuye, y el extremo cargado vuelve hacia arriba. Si al retirar
la carga el cuerpo recupera su forma primitiva, se dice que el
mismo es perfectamente elástico.
Si, por el contrario, al descargarlo la deformación no desaparece
por completo, se trata de un cuerpo parcialmente elástico.

LEY DE HOOKE

Experimentos realizados, sometiendo a extensión barras prismáticas, han hecho ver que entre ciertos
límites el alargamiento de la barra es proporcional a la fuerza extensora (Hooke, 1678).
Como la fuerza P se distribuye uniformemente en toda el área A de la sección de la barra, la fuerza por
unidad de superficie será: = P/A, se denomina Tensión y se expresa corrientemente en kg/cm2 o en
t/cm2.
A su vez, el cociente entre el alargamiento y la longitud inicial constituye el alargamiento por unidad de
longitud:
= L/L

DIAGRAMA TENSIÓN-DEFORMACIÓN DEL ACERO

En la figura MV-2 se representa el diagrama típico de acero común y el del acero de dureza natural
(ADN).
Si llevamos sobre el eje horizontal los alargamientos y sobre la ordenada las tensiones, se observa que en
ambos aceros hay una zona donde las deformaciones son proporcionales a las tensiones. La Ley de Hooke
expresa esta proporcionalidad de la siguiente manera:
=Ex
El coeficiente de proporcionalidad E es una constante elástica del material llamada Módulo de
Elasticidad y se expresa en kg/cm2 o en t/cm2. Cuando se produce alargamiento de la barra sin aumentar
la tensión, decimos que el material entra en fluencia, y la tensión correspondiente a este período se
denomina tensión de fluencia. Posteriormente el material recupera su resistencia, sin cumplir la Ley de
Hooke, pasando por el punto de máxima tensión y llegando finalmente a la rotura, para una deformación
del orden del 20%.

VER EJERCICIOS                      Ejercicio 18                   Ejercicio 19

TENSIÓN ADMISIBLE
Para tensiones inferiores al límite de proporcionalidad, el material puede considerarse perfectamente
elástico; por encima de este límite, parte de la deformación se conserva al descargar la barra. Es decir se
presentan deformaciones permanentes. Para que la estructura esté siempre en condiciones elásticas y no
exista la posibilidad de deformaciones permanentes, la tensión de trabajo o tensión admisible debe
adoptarse por debajo del límite de proporcionalidad. Se toma como tensión admisible del material, la
tensión de fluencia dividida por un coeficiente de seguridad.
Por ejemplo en el caso del acero de dureza natural ADN 420, tomando un coeficiente de seguridad =
1,75, la tensión admisible será:

adm = fluencia ÷ 1.75 = 4200(kg/cm2) ÷ 1.75 = 2400 kg/cm2

El módulo de elasticidad de estos aceros es E = 2100000 kg/cm2

Para el caso de estructuras conformadas por perfiles laminados o tubos estructurales, la tensión de
fluencia es de 2400 kg/cm2, y el coeficiente de seguridad es 1.6

adm = fluencia ÷ 1.6 = 1500 kg/cm2

Ensayos a compresión simple de la madera

Para comprender el comportamiento mecánico de la madera


es preciso tener presente la constitución anatómica de la
misma
Debe considerarse un material anisótropo formado por un
haz de tubos huecos que siguen aproximadamente la
dirección longitudinal del tronco (fibras) con una estructura
especialmente diseñada para resistir tensiones en esa
dirección (paralela a las fibras). La capacidad resistente en
sentido perpendicular a ellas es mucho menor.
Esto nos obliga a considerar propiedades mecánicas
Ensayo de compresión paralelo a la fibra
El objetivo de este ensayo es la determinación de la resistencia y rigidez a compresión paralelo a la fibra
de la madera de un lote considerado homogéneo.
La resistencia a la compresión paralela a la fibra(fc0) está dada por la máxima tensión de compresión que
puede actuar en un cuerpo de prueba con sección transversal cuadrada de 5cm de lado y 15cm de altura, y
está dada por la siguiente expresión

donde
Fc0máx = máxima fuerza de compresión aplicada durante el ensayo
A = área inicial de la sección comprimida
fc0 = resistencia a la compresión paralelo a la fibra
El valor característico de resistencia a compresión paralelo a la fibra deberá ser de-terminado con las
expresiones que nos provee la estadística. (ver conceptos de estadísticas en el Módulo VI)
La rigidez de la madera en la dirección paralelo a la fibra debe ser determinada por su modulo de
elasticidad, obtenido en el tramo lineal del diagrama tensión-deformación especifica, como lo indica la
figura MV-5.

El modulo de elasticidad debe ser determinado por la inclinación de la recta secante a la curva tensión-
deformación definida por los puntos ( = 10%; =10%) y ( = 50%; = 50%), correspondientes
respectivamente al 10% y 50% de la resistencia a compresión paralela a las fibras, medida en el ensayo.

donde
10% y 50% son las tensiones de compresión correspondientes a 10% y 50% de la resistencia fc0
10% y 50% son las deformaciones específicas medidas en el cuerpo de prueba, correspondientes a las
tensiones 10% y 50%.
Mediante la realización de varios ensayos (mínimo 6), y usando las fórmulas que facilita la estadística, se
obtiene lo que se denomina tensión o resistencia característica, de un determinado tipo de madera,
usando la nomenclatura de la norma brasileña para madera.
fc0k donde
f tensión

c compresión

0 (cero) paralelo a las fibras

k característica
La definición de tensión característica será: la tensión inferior que no puede ser alcanzada por solamente
el 5% de las probetas que constituyen el lote ensayado.
La tensión característica es una tensión de rotura, obtenida por el ensayo de probetas como la indicada en
la figura 60, libre de defectos, y con una humedad del 12%. Por lo tanto para obtener la tensión de diseño
(también llamada resistencia de cálculo), además del coeficiente de seguridad, se deben aplicar
coeficientes de modificación, para acercar dicha tensión de diseño al comportamiento real del material de
la estructura.

fd = kmod  x  fc0k  ÷  w donde


fd tensión de cálculo
kmod coeficiente de modificación
w coeficiente de seguridad

El coeficiente de modificación kmod es un coeficiente de corrección que afecta a los valores de cálculo de
las propiedades de la madera, en función de la clase de carga de la estructura, de la humedad admitida por
la madera (humedad de equilibrio), y de la enorme posibilidad de empleo de madera de segunda
categoría.

El coeficiente de modificación kmod está formado por el producto de tres coeficientes parciales de
modificación.

kmod = kmod 1  x  kmod 2  x  kmod 3 donde

Tiene en cuenta el tipo de carga y el tipo de material empleado


Se obtiene de la Tabla kmod1
Tiene en cuenta porcentajes de humedad y tipo de material empleado
Se obtiene de Tabla kmod2
Tiene en cuenta la categoría de la madera
Se obtiene de Tabla kmod3

La condición de madera de primera categoría solamente puede ser admitida si todas las piezas
estructurales están exentas de defectos.

El coeficiente de seguridad tiene el objetivo de cubrir la incertidumbre que existe en la determinación de


las acciones, fundamentalmente de las cargas variables (viento, nieve, sismo), y la incertidumbre sobre la
resistencia del material que se está utilizando, en comparación con el de las probetas.

Si se denomina 1 = 1.3 al coeficiente que cubre las incertidumbres por las acciones y 2 = 1.4
al coeficiente que cubre las incertidumbres por el material

w = 1.3 x 1.4 = 1.82


Nota importante

Para el cálculo de las deformaciones de un material es necesario conocer su rigidez por el valor medio del
módulo de elasticidad, determinado sobre la base del comportamiento elástico-lineal.
En el caso de la madera, el módulo de elasticidad paralelo a las fibras debe ser tomado como lo que se
llama valor efectivo.

Ec0ef = kmod 1 x  kmod 2 x  kmod 3 x  Ec0m

El módulo de elasticidad perpendicular a las fibras

Ec90ef =  Ec0ef ÷ 20

VER EJERCICIOS Ejercicio 20 Ejercicio 21


Ejercicio 22 Ejercicio 23
Ejercicio 24 Ejercicio 25

CARACTERIZACIÓN SIMPLIFICADA DE LA RESISTENCIA DE LA MADERA ASERRADA


Se permite la caracterización simplificada de las resistencias de las maderas de especies
que se usan en la construcción de estructuras, a partir de los ensayos de compresión
paralela a las fibras. Las relaciones adoptadas para los valores característicos de las
resistencias son las siguientes:
ft0k = 1.3 fc0k ft0k = resistencia característica a tracción paralelo a las fibras
ftMk = ft0k ftMk = resistencia característica a flexión
fc90k = resistencia característica a compresión perpendicular a
fc90k = 0.25 fc0k
las fibras
fv0k = 0.15 fc0k (para coníferas)
fv0k = resistencia característica a corte paralelo a las fibras
fv0k = 0.12 fc0k (para frondosas)
El 0 (cero) y el 90 (noventa) están representando el ángulo que forma la dirección de la carga con la
dirección de las fibras.

FLEXIÓN

Viga simplemente apoyada de material homogéneo y sección rectangular

Consideremos la viga que ilustra la figura MV-6.


Al deformarse, es obvio que las fibras superiores se comprimen y que las inferiores se traccionan. Estos
acortamientos (o alargamientos) de las fibras longitudinales, disminuyen desde los bordes hacia el interior
de la viga. Y como las variaciones de longitud cambian de signo de un borde al otro, evidentemente habrá
un plano de fibras longitudinales que no sufrirá deformación alguna. Es el plano neutro, cuya intersección
con el plano medio (plano de dibujo) constituye la línea neutra n-n’.
Partimos de la hipótesis de Bernouille, corroborada por numerosos ensayos, que dice que: las secciones
de la viga tales como (P1-q1) y (P2-q2), las cuales antes de la deformación son planas y perpendiculares al
eje de la viga, giran, como consecuencia de dicha deformación, manteniéndose planas, hasta quedar
perpendiculares a las fibras longitudinales deformadas. De allí se deduce muy fácilmente que los
alargamientos y los acortamientos aumentan con la distancia al eje neutro, siendo máximos en los bordes.
Para poner de manifiesto la magnitud relativa de estas deformaciones bastaría dibujar por n2 la recta P’2-
q’2 paralela a P1-q1, resultando así definida la zona coloreada la cual constituye, a cierta escala, el
diagrama de deformaciones de las diferentes fibras de la viga, y que muestra inmediatamente que las
deformaciones son directamente proporcionales a la distancia y entre la fibra y el eje neutro.
En el ejemplo de la figura MV-7 la fibra cd tiene, después de la deformación, una longitud ce > cd. La
diferencia (ce – cd = de) constituye el alargamiento total del segmento cd. A su vez, el cociente entre este
alargamiento y la longitud inicial, constituye el alargamiento por unidad de longitud o alargamiento
unitario, designado con la letra , siendo = de / cd.
Conocido el alargamiento (o acortamiento) unitario es posible conocer la tensión a que está sometida una
fibra cualquiera, de acuerdo con la Ley de Hooke, =Ex . Como podemos apreciar, la tensión
máxima de compresión en una sección cualquiera de la viga está en el borde superior, y la tensión
máxima de tracción en el borde inferior. Una viga estará bien dimensionada si las tensiones extremas no
superan a las admisibles del material del que está construida la viga.

DIMENSIONADO A FLEXIÓN DE SECCIONES DE MATERIAL HOMOGÉNEO

Analizamos primeramente una sección rectangular y luego generalizaremos a secciones de forma


cualquiera.
Conocidas las solicitaciones en las secciones de una pieza estructural, procedemos a dimensionar la
sección transversal.

Dimensionar cualquier
pieza estructural
significa encontrar las
dimensiones de la
sección estudiada, de
En la viga de la figura MV-8 analizamos la sección central,
que es donde el esfuerzo de corte cambia de signo, por lo
tanto el momento flector es máximo.
Realizamos un corte en el centro y separamos la parte que
está a al izquierda de la sección. Esta parte de la viga debe
estar en equilibrio por la acción de las fuerzas exteriores y
las que le transmite la parte derecha de la viga, mediante el
trabajo a compresión y tracción de las fibras paralelas al eje
de la viga (figura MV-9).

C = resultante (fuerza de
compresión) de todas las fibras
comprimidas;
T = resultante (fuerza de
tracción) de todas las fibras
traccionadas;
z = brazo de palanca de la cupla
resistente;
C  x  z = T  x  z = momento
resistente
Mf = C  x   z (1)
          
       o sea (tensión media  x  superficie) (a)

De la figura MV-10b se deduce


reemplazando en (1)

donde

la cual es una característica geométrica de la sección que se denomina módulo resistente a flexión.
La ecuación (2) sirve solamente para el cálculo de la tensión de las fibras extremas. Si deseamos saber el
valor de la tensión y que la flexión origina en una fibra cualquiera distante y del eje neutro (figura MV-
10c), podemos escribir por simple relación de triángulos:

despejando y, y teniendo en cuenta la ecuación (2)


La expresión b x d3 ÷ 12 es el momento de inercia de la sección respecto de su eje baricéntrico, y es otra
característica geométrica de la sección Jx (4)       

luego, y reemplazando, 

esta ecuación para una fibra del borde de la sección resulta

por (2)

Veamos el comportamiento de una misma sección rectangular de material homogéneo según distintas
disposiciones, en las figuras MV-11, a y b.
Las cargas de cada viga de las figuras MV-11a y MV-11b son iguales. Pero las deformaciones no son
iguales, sino que dependen de la disposición del material de cada una. De ahí surge una conclusión
importante: la rigidez de una pieza que trabaja a flexión no depende de la cantidad de material que tiene
su sección transversal, sino de la manera en cómo el material está dispuesto a lo ancho y a lo alto de
dicha sección. Conviene, desde luego, que el material esté lo más alejado posible del plano neutro, ya que
la capacidad de una viga a flexión, independientemente del material de que está hecha, crece mucho más
si se aumenta la altura que si se aumenta el ancho. Convienen, pues, vigas de poco ancho y bastante
altura, siempre, por supuesto, que factores funcionales o arquitectónicos no se opongan a ello. La
característica de la sección resistente, que expresa esta distinta capacidad de resistir deformaciones por
flexión, es el momento de inercia, el cual, para la sección rectangular vale J = b x d3 ÷ 12, donde:

J = es el símbolo, que en lo sucesivo, emplearemos para designar el


momento de inercia de la sección de la viga;
b = es la dimensión de la sección en dirección paralela al eje neutro;
d = es la dimensión de la sección en dirección perpendicular al eje
neutro.

Comparemos el momento de inercia de una misma sección, en dos posiciones


diferentes. En las figuras que se observan el momento de inercia valdría, en cada caso:
J = Jx = 10  x  303 ÷ 12 = 22500cm4
J = Jx = 30  x  103 ÷ 12 = 2500cm4
El segundo valor es mucho menor
que el primero.

TENSIONES DE CORTE ORIGINADAS POR LA FLEXIÓN


Tomemos el mismo ejemplo que utilizamos en oportunidad de estudiar las solicitaciones de una pieza
estructural (figura MV-12).

Estudiaremos ahora el efecto de las fuerzas cortantes verticales que obran en cada sección de la viga y
que designaremos con la letra Q.

Si dividimos el esfuerzo de corte Q por el área de la sección de la viga que


debe resistir este esfuerzo de corte, resultaría una tensión de corte media:

Decimos tensión mediaporque en realidad, las tensiones de corte, si bien resultan uniformes
en el ancho de la sección resistente, varían a lo largo de la altura de dicha sección,
siendo su valor máximo en el plano neutro desde donde disminuyen hacia los borden
según una ley parabólica.
Evidentemente  máximo es mayor que  medio y se puede demostrar
fácilmente que es máximo en el eje neutro y vale:

y como en una sección rectangular de material homogéneo z = 2/3 d,  se deduce que

reemplazando en la expresión que nos da la tensión de corte máxima:

El valor de la tensión de corte máxima encontrada deberá ser menor que la tensión de corte admisible del
material con que se dimensionó la sección de la pieza.

máxima  ≤   admisible

Ejercicio 26
VER EJERCICIOS

SECCIONES NO RECTANGULARES
Durante el proceso de diseño de secciones de material homogéneo sometidas a flexión, es frecuente que la
forma rectangular no sea la única a adoptar para satisfacer las solicitaciones.
Para dimensionar una sección no rectangular se aplican las fórmulas (2) y (5)
En estas fórmulas aparecen las características de la sección llamadas W (módulo resistente) y J (momento
de inercia), de modo tal que es necesario conocer o determinar estos valores.
En caso de utilizar perfiles normalizados de acero, se pueden hallar los valores de J y W en las tablas
correspondientes. Los perfiles normalizados más frecuentemente utilizados como barras sometidas a
flexión simple son los doble T, los C y los tubos de sección cuadrada o rectangular, debido a la simetría
de las secciones correspondientes. Realizaremos ahora

Secciones no rectangulares no tabuladas


En ocasiones, cuando las solicitaciones superan los valores que admiten las secciones normalizadas, se
puede recurrir a la combinación de varias secciones de características geométricas conocidas. La
verificación de tensiones máximas se realiza mediante la aplicación de las fórmulas ya desarrolladas, pero
previamente se deberá establecer el valor de J de la sección combinada. Para ello se utiliza una fórmula
de momento de inercia que expresó Steiner, y que dice: 
Jconjunto = ∑Ji + ∑ (Ai x di2)
Donde di es la distancia entre el baricentro del perfil considerado y el baricentro del conjunto. Para
hallar el baricentro de la sección combinada puede aplicarse el Teorema de Varignon.

OBJETIVO:

Capacitar al estudiante para que investigue el efecto de las fuerzas aplicadas sobre los cuerpos, y
determine el comportamiento de estos bajo la aplicación de dichas fuerzas, incluyendo en ese
comportamiento la deformación y distribución de los esfuerzos, lo mismo que las fallas en los
distintos puntos del cuerpo.
OBJETIVOS

_ Lograr que el estudiante asimile y se apropie de un conjunto de conceptos,

Conocimientos, métodos y técnicas indispensables en el avance de su carrera

y su ejercicio profesional. 

_ Proporcionar los conocimientos que el estudiante necesita sobre las fuerzas

que actúan en un cuerpo, para determinar las fuerzas internas

en cualquier punto. 

_ Enseñar el estado de tensiones y deformaciones en un pinto, su nomenclatura

y sus transformaciones por rotación de ejes. 

_ Con los conocimientos sobre la teoría de la flexión, determinar la curva

elástica de las vigas o las deflexiones y pendientes en puntos particulares de

ellas.

_ Encontrar criterios para incluir o descartar la influencia de la cizalladura. 

_ Introducir al estudiante en el método de solución de estructuras

hiperestáticas, principalmente en vigas.

 _ Desarrollar la teoría elemental de membranas y distinguir estas superficies en

las conchas.

 _ Estudiar los criterios y teorías de falla para diferentes materiales y realizar una

introducción al análisis del comportamiento inelástico de ellos bajo los

diferentes tipos de solicitación.

 _ Con los conocimientos anteriores, diseñar algunos miembros estructurales o

de máquinas sometidas a cargas conocidas .