Está en la página 1de 24

MARCO LEGAL Y JURISPRUDENCIAL DEL PROCESO LABORAL DE

UNICA INSTANCIA.

AUTORES:

FLOREZ RODRIGUEZ ANA GABRIELA

PINTO VALERA MARIA CAMILA

VEGA JUNIELES IVER KILIAM

MARTINEZ CASTRO JEFFERSON ANDRÉS

LÓPEZ LASTRA ALEJANDRO

UNIVERSIDAD POPULAR DEL CESAR

FACULTAD DE CIENCIAS POLITICAS Y SOCIALES

PROGRAMA DE DERECHO

VALLEDUPAR

2020/02
CONTENIDO.

RESUMEN. 1

INTRODUCCION. . 2

CAPITULO I

 PROBLEMA DE INVESTIGACION. 4
 PREGUNTA PROBLEMA. 6

OBJETIVOS .

 GENERAL.
 ESPECIFICOS.

JUSTIFICACION. 7

CAPITULO II

 MARCO TEORICO.
 MARCO HISTORICO. 8
 ANTECEDENTES INVESTIGATIVOS. 11
 BASES TEORICAS. 13
 MARCO LEGAL Y JURISPRUDENCIAL. 15
 MARCO CONCEPTUAL. 19

CAPITULO III

 METODOLOGIA
 ENFOQUE DE LA IMVESTIGACION. 21
 DISEÑO DE LA INVESTIGACION.
 METODO DE LA INVESTIGACION.

CONCLUSIONES 22

BIBLIOGRAFIA 23
RESUMEN.

En el presente trabajo de investigación se pretende exponer todo lo relacionado


con los procesos laborares de única instancia los cuales son de competencia
de los consultorios jurídicos en Colombia, y así mismo pretendemos abordar
una problemática jurídica de la cual se ya se ha venido discutido en ciertos
escenarios académico, dicha problemática consiste en determinar y si nuestro
ordenamiento jurídico y nuestro sistema judicial dan cabida, en las demandas
laborales de única instancia, a la violación del derecho fundamental del debido
proceso y asimismo del principio de la doble instancia. Igualmente se pretende
desarrollar los objetivos planteados dentro de la investigación. Para hacer una
referenciación que sirva de soporte a la presente investigación se procederá a
componer dos elementos de suma importancia para la misma, por un lado, se
hará el abordaje de un “marco legal” y, por otro, un “marco jurisprudencial” que
reconocidas como fuentes formales e integrantes del derecho conformaran el
cuerpo normativo de este trabajo. Y por último lugar, se realizará un informe
detallado en el cual se presentarán los resultados de esta investigación de
manera que se pueda examinar y distinguir los parámetros por los cuales se
rigen las demandas laborales de única instancia y, a su vez, determinar si
existe una violación flagrante al derecho fundamental del debido proceso y al
principio de la doble instancia por parte de nuestro sistema judicial colombiano.
También se evaluará la posibilidad de plantear soluciones destinadas a que
nuestro sistema judicial pueda garantizar una mejor prestación de justicia ya
que las partes, ya sean empleados o empleadores, no estén obligadas a
soportal las fallas de un sistema judicial imperfecto.

1
INTRODUCCION

El presente proyecto de investigación busca evaluar la figura dela única


instancia en los procesos laborales en Colombia, con la finalidad de determinar
si el trámite que se exige para estos procesos constituye una violación flagrante
a la garantía procesal y constitucional del debido proceso y la doble instancia.

Para el desarrollo de esta investigación es necesario considerar la efectividad


de los derechos fundamentales en el contexto de la implementación de la teoría
general del derecho llamada neo constitucionalismo, la cual se introdujo en
Colombia desde la expedición de la constitución política de 1991 y que se ha
consolidado a partir del trabajo jurisprudencial de la corte constitucional,
representando un cambio verdaderamente sustancial en el sistema de fuentes
del derecho ya que se mira una gran acogida al fenómeno de la
constitucionalizarían del derecho en donde todos los ámbitos que rodean al
hombre en la sociedad colombiana se ven en la necesidad de cimentase bajo
los preceptos constitucionales. Por esta razón el derecho procesal debe
sujetarse en todos sus aspectos, conceptos instituciones y figuras a las
disposiciones constitucionales y además reiterando sinérgicamente en los
derechos fundamentales como una articulación imprescindible para las
actuaciones del ser humano en sociedad.

Para contextualizar el neo constitucionalismo es relevante que, en este, el juez


interprete de manera abierta la constitución con el propósito de asegurar la
tutela efectiva de los derechos y, por esta razón, resulta extraña la figura de la
única instancia dentro del ordenamiento jurídico ya que esta figura no tiene
fundamento cuando en el marco del nuevo derecho, que cada vez tiende a la
protección y prevalencia de los derechos del individuo.

De este modo, habiendo transcurrido 29 años desde la convocatoria a una


Asamblea Nacional Constituyente, la Carta Política antes que negar, afirma la
validez y la vigencia de las disposiciones contenidas en los códigos y leyes, y
estos a su vez, expresa o tácitamente, se refieren a los postulados axiológicos

2
y principialisticos de aquella, sin perjuicio de ser, por regla general, el desarrollo
normativo de la Constitución. Ante este panorama, el CGP armonizó sus
contenidos con los preceptos de la Constitución de 1991. Es así como la
garantía del debido proceso y la doble instancia son derechos protegidos en la
Constitución y en la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

3
CAPITULO I

PROBLEMA DE INVESTIGACION.

1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA.

El artículo 31 de la Constitución Política de 1991 estableció el principio de la


doble instancia como una garantía procesal en la que “toda sentencia judicial
podrá ser apelada o consultada, salvo las excepciones que consagre la ley”. En
coherencia con este artículo, se advierte la configuración de una regla general
y de una excepción: como regla general se observa que, contra todas las
sentencias proferidas por los jueces y magistrados del país, es procedente el
recurso de apelación en aras de garantizar la materialización del principio de la
doble instancia; como excepción, el legislador colombiano tiene la reserva legal
de implantar en determinados procesos la única instancia.

Según el Artículo 12 del Código Procesal del Trabajo, en materia laboral existe
un factor objetivo que determina la competencia en razón de la cuantía. Así, los
jueces de pequeñas causas conocen de procesos ordinarios laborales de única
instancia cuyo valor de la cuantía no supere los 20 salarios minimos

Esta normativa puede estar vulnerando el principio del debido proceso


consagrado en el artículo 29 y el 31 de la Constitución Política de 1991 debido
a que no da tregua ya que no le permite al trabajador contar con las garantías
judiciales comunes a todos los procesos esto se debe a la imposibilidad de
apelar y materializar el derecho a la doble instancia.

5
1.1. PREGUNTA PROBLEMA.

¿Existe una vulneración al derecho fundamental del debido proceso y al


principio de la doble instancia en las demandas laborales de única instancia en
el sistema judicial colombiano?

1.1. OBJETIVOS.

1.1.1. OBJETIVO GENERAL.

 Determinar si existe una vulneración al derecho fundamental de la


doble instancia en las demandas laborales de única instancia.

1.1.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS.

 Revisar la jurisprudencia y el ordenamiento jurídico nacional a


efectos de recopilar las diferentes disposiciones normativas
relacionadas con el proceso laboral de única instancia.
 Explicar la finalidad e importancia de los procesos laborales de única
instancia.
 Indicar la estructura del proceso laboral de única instancia desde el
momento en comienza, con la presentación de la demanda, hasta el
momento en que se finaliza, con el dictamen del fallo o sentencia.
 Evaluar si existen medidas, e iniciativas tendientes a que el aparato
judicial del estado pueda garantizar una mejor prestación de justicia.

6
1.2. JUSTIFICACION.

En esta investigación busca revisar las legislaciones existentes y los


pronunciamientos de las cortes sobre los procesos laborales de única instancia.
Lo anterior se establece con el fin de evaluar si las garantías pro ominen
consignadas a partir de la constitución de 1991, brindan al trabajador el soporte
necesario para contradecir efectivamente los hechos que le sean adversos
dentro de un proceso de única instancia.

La competencia en las controversias jurídicas de naturaleza laboral se


determina y clasifican según el valor de las cuantías de las pretensiones
precisamente, se desglosa el tipo de proceso objeto de la presente
investigación, como es el Proceso Ordinario Laboral de Única Instancia, el cual
se desenvuelve en un solo período, en el que se celebran todos los actos
procesales y se decide la controversia, no dando lugar a impugnaciones o
recursos que permitan la revisión de la actuación procesal.

Debido a la importancia y necesidad, cada vez más apremiante, de hacer


efectiva la justicia social y económica de los hombres que trabajan y que
contribuyen al progreso de la humanidad. El Derecho Laboral, al servicio de los
trabajadores, se halla impuesto de motivos, fundamentos y peculiaridades que
precisan de su cumplimiento, de manera que los empleadores se vean
compelidos a guardar sus normas. Sin embargo, el Derecho Laboral, por sí
solo, no está facultado para hacerse coercible en forma autónoma, instrumental
y funcional: requiere de un derecho procesal, mediante el cual, las
controversias que afloren de la violación o de la mala aplicación o
interpretación defectuosa de las normas laborales, puedan ser resueltas por un
órgano imparcial, investido de autoridad emanada del poder público, como la
jurisdicción especializada del trabajo

7
CAPITULO II

MARCO TEORICO.

2. MARCO HISTORICO.

A continuación, nos permitimos realizar un recuento histórico de aquellos


momentos claves que dieron origen a una legislación laboral propiamente dicha
en Colombia. Para ello nos remitimos a una reseña histórica realizada por
(Cierra, E. & Palacio, C. 2012). estudiantes de la facultad de derecho de la
EAFIT1, a manera de exponer una la evolución del derecho procesal laboral
colombiano, pasando por varios momentos determinantes en la construcción
de su historia y así proceder a estudiar y a analizarlo con la legislación vigente
en la materia.

Es importante tener en cuenta que antes del año 1950, no existía aún el Código
Sustantivo del Trabajo sino que las controversias jurídicas en materia laboral
eran resueltas por el código civil , ya que son las primeras leyes que se
preocuparon por el contrato de trabajo, más allá de lo establecido en el Código
Civil, que era el que regulaba la materia en esos momentos, pues este tipo de
contrato era considerado como un arrendamiento de mano de obra o de
personas, por esta razón se ve la necesidad de incluir a la legislación civil en lo
laboral, como primer antecedente del derecho procesal laboral. 1

 El primer antecedente histórico del derecho procesal laboral en


Colombia es la Ley 57 de 1915 sobre accidentes de trabajo, promulgada
durante el gobierno del presidente José Vicente Concha (1914-1918), en
el curso de la hegemonía conservadora, que se desarrolló en el país
entre los años 1904 y 1930.
 Cinco años después, el 4 de octubre de 1920, durante el gobierno de
Marco Fidel Suarez (1918-1921), se promulgó la Ley 21 de 1920 acerca
de la conciliación en los conflictos colectivos de trabajo, como solución a

1
Cierra, E. & Palacio, C. (2012). Derecho Procesal Laboral Colombiano: Una
Mirada Desde Su Historia Y Evolución. (tesis de pregrado). Universidad
EAFIT, Medellín, Colombia. 8
la gran crisis que vivía el país en un momento en el que atravesaba problemas
económicos, las empresas no tenían como pagarles a sus empleados, y el
Estado tampoco tenía como pagarles a los jueces, maestros, ejercito, ni policía,
lo que de alguna forma aumentó el descontento de la clase trabajadora y se
desataron graves problemas sindicales, huelgas y motines.

Fue esa crisis y unos problemas existentes entre el parlamento y el gobierno, lo


que llevaron al ex presidente a renunciar el 9 de noviembre de 1921, con el fin
de que se solucionaran las diferencias existentes y fuera posible la aprobación
por parte de Colombia, del tratado “Thompson Urrutia” con Estados Unidos,
que se firmó con el objetivo de solucionar el conflicto que se ocasionó por el
apoyo que le brindó Estados Unidos a Panamá para separarse de Colombia.

 En el periodo presidencial siguiente, durante el gobierno de Eduardo


Santos Montejo (1928-1942), por medio del Acto Legislativo 1 del 19 de
septiembre de 1940, se reforma la Constitución, con el fin de crear la
jurisdicción del trabajo y separarla de la jurisdicción civil que era la que
hasta ese momento conocía de los 32 conflictos entre trabajadores y
empleadores.

Durante este mismo gobierno, que fue conocido como “la Gran Pausa”, por
diferenciarse enormemente del anterior, que se había caracterizado por el gran
número de reformas legislativas, se creó el Ministerio de Trabajo.

 Cuatro años después de crearse la jurisdicción del trabajo y durante el


segundo gobierno de Alfonso López Pumarejo (1942-1945),
encontrándose el país en Estado de Sitio, decretado por Darío
Echandía, Ministro de Relaciones Exteriores, quien asumió la
presidencia durante el intento del golpe de estado encabezado en Pasto
por el Coronel Diógenes Gil, el ejecutivo dictó el 30 de septiembre el
Decreto 2350 de 1944, el cual en su parte procesal, regulaba el tema de
la jurisdicción especial del trabajo.

3
cierra, E. & Palacio, C. (2012)
9
 En el año 1945, estando el Congreso reunido en sesiones
extraordinarias, el ejecutivo presentó el Decreto 2350 de 1944 para que
fuera adoptado como norma permanente. El legislativo dicta el 19 de
febrero, la Ley 6 de 1945, por medio de la cual se acoge el Decreto con
algunas modificaciones y faculta al presidente de la República para crear
las leyes de procedimiento Laboral. El presidente en vez de hacer uso
de la facultad otorgada por el Congreso, encargó a Adán Arriaga
Andrade y Juan Francisco Mujica de redactar el proyecto de Código
Procesal del Trabajo, el cual una vez fue presentado al Congreso, fue
rechazado.

 En 1948, encontrándose el país nuevamente en estado de sitio, esta vez


por el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, el ejecutivo, presidido por
Mariano Ospina Pérez (1946-1950), dictó el 24 de junio, el Decreto Ley
2158, mediante el cual se crea un verdadero Código Procesal Laboral, el
cual enmarca en su capítulo XIV por primera vez y taxativamente “la
única instancia” y toda su procedencia, lo que es un antes y un después
en materia legislativa ya que anteriormente las acciones laborares solo
se desarrollaban bajo los lineamientos de la legislación civil. 3

3
Cierra, E. & Palacio, C. (2012)
10
2.1. ANTECEDESTES INVESTIGATIVOS

El proceso laboral de única instancia ha sido considerado como el instrumento


primigenio en cuanto a la protección certera y eficiente de los derechos de los
trabajadores, refiriéndonos en términos de tiempo, por revestir unas cualidades
que le permiten al juez aclarar la situación jurídica del trabajador dentro de un
plazo relativamente corto basándose en los principios procesales de la
“eficiencia” y la “celeridad”.

Pero existe una controversia respecto a las garantías procesales que, en


términos generales, les son comunes a la mayoría de los procesos. Dicha
problemática se relaciona con “los medios de impugnación” y derechos
fundamentales tales como “el debido proceso” y el de “la doble instancia”.

Por esta razón nos remitiremos a diversos estudios que se han realizado sobre
dicha problemática y, así mismo, analizar las diversas posturas académicas y
científicas con el fin de generar un criterio que nos permita comprobar si en los
procesos laborales de única instancia existe una situación que a las anteriores
garantías legales y constitucionales mencionadas.

Un artículo científico realizado y publicado por Jiménez, M.C. & Yáñez, D.A.
(2017) en la “Revista Prolegómenos - Derechos y Valores” nos da luz sobre los
procesos de única instancia regidos por el Código General del Proceso (CGP)
en materia civil y determinó lo siguiente: “desde la entrada en vigencia de la
Constitución Política de 1991, se fundamenta en la aplicación de principios
como garantía de una Carta de derechos en la que las leyes −para encontrar
su validez material− deben adecuarse a los contenidos constitucionales,
evidenciándose que ninguna providencia judicial, por sencilla −caso fácil− que
sea su resolución, debe dejar de ser revisada en una segunda instancia.

4
Jiménez, M.C. & Yáñez, D.A. (2017). Los procesos de única instancia en el Código
General del Proceso: la garantía constitucional del debido proceso y la doble
instancia. Revista Prolegómenos Derechos y Valores. 11
Un estudio realizado por Berrocal Duran, J y Reales Vega, R (2018) afirman
que tal como se plantea en la Sentencia T-389/06 de la Corte Constitucional
quien ha dicho que: La jurisprudencia constitucional ha expresado que aun
cuando no es un auténtico recurso, la consulta, es un grado jurisdiccional que
habilita al superior jerárquico para revisar la legalidad de algunas providencias,
por mandato de la ley y sin que medie impugnación por parte del sujeto
procesal que se considere agraviado. Además ha precisado “que aun cuando la
consulta tiene un vínculo especial con el debido proceso y el derecho de
defensa, este no es de carácter necesario e inescindible, por lo cual su
ausencia no acarrea indefectiblemente la vulneración de tales derechos, como
tampoco vulnera la Carta el señalamiento de diversos requisitos de
procedibilidad y las distintas finalidades con las cuales haya sido instituida la
consulta, siempre y cuando respondan a supuestos de hecho disímiles y
puedan ser justificados objetivamente. (p.1) 5

De igual manera se ha expresado la Corte Constitucional en la Sentencia C-


424/15, quien ha dicho que: La consulta es una figura que busca garantizar los
derechos de la parte vencida en pleito, en este caso, la más débil de la relación
contractual, razón por la cual, en el caso laboral se centra en la defensa de los
derechos ciertos e indiscutibles del trabajador; (ii) así mismo es una expresión
de la doble instancia sin que este atada a los principios que la rigen, ya que
procura garantizar efectivamente los derechos de las partes en el proceso.

Una investigación realizada por Gómez Restrepo A. (2015) presenta uno de los
efectos negativos y positivos del grado de jurisdicción denominado consulta y
realiza el siguiente esquema:

POSITIVO NEGATIVO
El grado jurisdiccional de consulta, es el juez El pronunciamiento de la Corte
quien deberá conceder de oficio su Constitución referente al grado
aplicación, pues tiene como prioridad jurisdiccional de consulta, presentada
proteger tanto los derechos individuales fue muy puntual, dado que, lo que
como los constitucionales, porque al buscaba era darle un nuevo impulso y
momento de ser revisada, se modifica, un impulso efectivo de su aplicación en
adiciona o afirma, este beneficio positivo lo los procesos laborales de única
trajo el pronunciamiento para que se diera instancia, pero consigo trajo una
el mismo trámite que a los procesos de congestión judicial mucho mayor que
primera instancia. esta reinando en la jurisdicción laboral.

7
GOMEZ LARA, Cipriano. Teoría general del proceso- México: Harla,1990.
8
RODRIGUEZ CAMARGO, Gregorio. Curso de Derecho Procesal Laboral. 12 ed.
Bogotá: Ediciones Librerías del Profesional. 2001.

13
2.2- BASES TEORICAS.

Una vez encaminado el proyecto investigativo y llegado a este acápite


denominado bases teóricas es necesario precisar y conceptualizar los
conceptos más mencionados en este trabajo.

 Jurisdicción laboral.

Existen diferentes posturas relacionadas con este concepto, entre ellas


tenemos la siguiente, jurisdicción se entiende como una función soberana del
estado, realizada a través de una serie de actos que están destinados a la
solución de un litigio o controversia, mediante la aplicación de una ley general a
ese caso en concreto para solucionarlo o dirimirlo.(Gómez Lara 1990) 7.

 Proceso laboral de única instancia.

Un proceso laboral de única instancia es aquel que se tramita ante un juez de


pequeñas causas laborales. Este proceso debe agotarse en una única
audiencia, en la cual se da la contestación de la demanda (que puede ser de
forma verbal o escrita), el debate probatorio y la sentencia; todo en una misma
audiencia (Rodríguez Camargo 2001)8.

 Principio de eficiencia y celeridad.

La corte constitucional a la Eficiencia como “un principio que tiene como


destinatario a los propios organismos responsables de la prestación del servicio
público de la seguridad social -el Estado y los particulares-. Ella es reiterada
por el artículo 209 de la Carta como principio rector de la gestión administrativa.
Implica así mismo la realización del control de resultados del servicio”. Y, por
otro lado, tenemos al principio de celeridad en materia laboral el cual se refiere
a la necesidad de que, dadas las cuestiones ventiladas dentro de un proceso
tales como el sostenimiento de los
litigantes (despido, desempleo, pensiones, etc.), todas las actuaciones
procesales se deben llevar a cabo con prontitud y rapidez. 9

 Derechos fundamentales del debido proceso y la doble instancia.

El debido proceso es un derecho fundamental de inmediato cumplimiento


consagrado en el artículo 29 de la Constitución Política de Colombia: “El debido
proceso se aplicará a toda clase de actuaciones judiciales y administrativas.
Nadie podrá ser juzgado sino conforme a leyes preexistentes al acto que se le
imputa, ante juez o tribunal competente y con observancia de la plenitud de las
formas propias de cada juicio”.

La doble instancia se manifiesta dentro de un proceso bajo las formas de la


impugnación de la cual se deducen las dos instancias. Para que ese derecho a
impugnar las decisiones de los jueces sea efectivo, se tendrá que contradecir
adecuadamente los autos actor de aquellos, ya sean autos interlocutorios o
sentencias, a través del recurso de apelación para que se materialice la
suscitada doble instancia.10

 Apelación.

Por apelación se entiende el recurso ante el superior para que revise la


providencia del inferior y corrija sus errores; sólo cabe respecto de los autos
interlocutorios, pero no contra todos, solo cuando la ley indica taxativamente
cuáles son apelables.11

 Grado de jurisdicción denominado consulta.

grado jurisdiccional” que habilita al superior jerárquico para revisar la legalidad


de algunas providencias, por mandato de la ley y sin que medie impugnación
por parte del sujeto procesal que se considere agraviado. Por tal razón, el juez
que conoce de la consulta cuenta con amplia competencia para examinar la
actuación, no estando sujeto, por tanto, a límites como el de la non reformatio
in pejus

9
SENTENCIA No. T-116/93 Corte Constitucional de Colombia.
10
PRIETO, Eugenio y QUINTERO Beatriz. Teoría General del Derecho Procesal. 4 ed.
Bogotá: Editorial Temis S.A. 2008.
11
DEVIS, Echandía. Teoría General del Proceso.3 ed. Bogotá: Editorial Temis 2007.
14
2.2. MARCO LEGAL Y JURISPRUDENCIAL.

A continuación, presentaremos el correspondiente acervo normativo


concerniente a los procesos laborales de única instancia. Así de esta manera
podremos dimensionar si la legislación que se encuentra en la actualidad viola
los derechos fundamentales del debido proceso y la doble instancia.

2.2.1. Marco Legal.

 Como fuente sustancial tenemos primeramente al Decreto ley 3743 de


1950 por el cual se expide el Código Sustantivo del Trabajo (CST) el
cual regula todas las relaciones de derecho individual del trabajo de
carácter particular, y las de derecho colectivo del Trabajo, oficiales y
particulares.

 Como fuente procedimental encontramos al Decreto Ley 2158 DE 1948


por el cual se expide el Código de Procedimiento Laboral y de la
Seguridad Social (CPTS) con las respectivas modificaciones
introducidas por la Ley 712 de 2001, cuya aplicación estriba en que los
asuntos de competencia de la jurisdicción ordinaria en sus
especialidades laboral y seguridad social se rijan bajo las disposiciones
del mencionado CPTS.

2.2.2. Marco Jurisprudencial.

 Sentencia C-040/02: principio de la doble instancia y debido proceso-


relación/principio de la doble instancia - No es absoluto.
La consagración de la doble instancia tiene un vínculo estrecho con el
debido proceso y el derecho de defensa, ya que busca la protección de
los derechos de quienes acuden al aparato estatal en busca de justicia.
Sin embargo, la posibilidad de apelar una sentencia adversa no hace
parte del contenido esencial del debido proceso ni del derecho de
defensa en todos los campos, pues la propia Constitución, en su artículo
31, establece que el Legislador podrá consagrar excepciones al principio
general, según el cual toda sentencia es apelable o consultable. El
principio de la doble instancia no reviste un carácter absoluto, pues no
hace parte del núcleo esencial del derecho al debido proceso, ya que la
procedencia de la apelación puede ser determinada por el legislador de
acuerdo con la naturaleza del proceso y la providencia, y la calidad o el
monto del agravio referido a la respectiva parte. 11

12
DECRETO LEY 3743 de 1950 art. 1° Código sustantivo del trabajo-
13
SENTENCIA N° C-040/02 Corte Constitucional de Colombia.
15
La corte constitucional mantiene su postura sobre el hecho de que la
legislación vigente no es violatoria en ningún caso de las garantías
fundamentales del debido proceso y la doble instancia, esto lo afirma
basándose en el mismo artículo 31 de la constitución política del 91, el
cual establece como regla general que todos las actuaciones y procesos
judiciales son susceptibles de impugnarse y elevarlas a segunda
instancia, pero el mismo articulo resalta que el legislador en su labor
reviste de autoridad para designar los casos en los cuales no procede la
doble instancia, entre ellos los procesos laborales de única instancia y
los otros que la ley nomine como tales, si bien analógicamente es una
regla que se aplica de manera general a todos los procesos judiciales,
igualmente trae consigo una excepción la cual reviste de completa
legalidad y constitucionalidad.

Con relación a esto han sido varios los intentos de cambiar este articulo y
establecer la doble instancia como una garantía común a todos los procesos
judiciales, pero la corte no cede.

 Sentencia No. C-005/96. Por otro lado, tenemos la siguiente sentencia


en la cual se visualiza un escenario en el cual el acciónate logró que se
declarase la inconstitucionalidad del artículo 6, inciso 2º, de la Ley 14 de
1988 que refería.

“Artículo 6.- Reparto en el Consejo de Estado. El Consejo de Estado


tramitará y decidirá todos los procesos electorales de su competencia a
través de la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo.
 
Contra las sentencias de la Sección Quinta no procederá ningún recurso
ante la Sala Plena de lo Contencioso Administrativo.”

En su criterio, cuando el aparte demandado del artículo 6º de la Ley 14


de 1988 señala que contra las sentencias proferidas en asuntos
electorales por la Sección Quinta no procede ningún recurso, se violan
los incisos 2º y 3º del artículo 136 y el numeral 1º del 237 de la Carta, al
atribuirle indirectamente a tal Sección el estatus de Tribunal Supremo.

La corte fallo en su favor debido lo cual trajo como consecuencia que la


sección quinta aceptara las impugnaciones que se realicen en su sala. 14

Esta sentencia si bien no es de naturaleza laboral, trae consigo una


eventualidad que permite visualizar la posibilidad de cambiar las disposiciones
legales contenidas en el código de procedimiento laboral para que en los

16

14
sentencia No. C-005/96. Corte Constitucional de Colombia.
procesos con valor de cuantía por de bajo de los 20 s MLMV dejen de ser de
única instancia y contra ellos proceda la correspondiente impugnación
garantizando el derecho a la doble instancia.

Por otro lado, la corte suprema de justicia mantiene su postura sobre el hecho
de que el ordenamiento jurídico colombiano cuenta con las herramientas
necesarias para que aun sin que proceda el recurso de apelación contra los
fallos de única instancia, los trabajadores gocen de la protección jurídica
suficiente como para no necesitar una doble instancia. con relación a esto
tenemos el siguiente pronunciamiento el cual nos ilustra sobre otras
circunstancias diferentes a la doble instancia que permiten la protección
efectiva de los derechos del trabajador en los procesos de única instancia.

Entre estas figuras alternativas a la doble instancia tenemos aquel poder que
otorga la ley a los jueces laborales de pequeñas causas fallar en “EXTRA O
ULTRA PETITTA”.

 Sentencia C-662/98 SENTENCIA LABORAL EXTRA O ULTRA


PETITA-Juez competente.

Dentro de la potestad integradora de esta Corte para revisar la totalidad de la


preceptiva legal demandada, conforme a la jurisprudencia de la Corporación, la
Sala estima que la misma no contradice el ordenamiento superior, salvo en la
expresión "de primera instancia", como así se declarará en la parte resolutiva
del presente fallo. En consecuencia, los jueces laborales de única instancia en
adelante están facultados para emitir fallos con alcances extra o ultra petita,
potestad que se ejerce en forma discrecional, con sujeción a las condiciones
exigidas, esto es, que los hechos en que se sustenta el fallo con esos alcances
se hayan debatido dentro del proceso con la plenitud de las formas legales y
que los mismos estén debidamente probados.15

Dentro de estas alternativas también encontramos la figura del “Grado de


jurisdicción denominado consulta” y la corte se pronuncia sobre está haciendo
un contraste con la “Apelación” de la siguiente manera:

 Sentencia C-968/03 Apelación y consulta en materia laboral.    

En términos generales se ha dicho que el recurso de apelación forma parte de


la garantía general y universal de impugnación que se reconoce a quienes han
intervenido o están legitimados para intervenir en la causa para obtener la
tutela de un interés jurídico propio, con el fin de que el juez de grado superior
-ad quem- estudie la cuestión decidida y corrija los defectos, vicios o errores
jurídicos del procedimiento o de la sentencia en que hubiere podido incurrir el
a-quo.

15
sentencia C-662/98 Corte Constitucional de Colombia.
17
La apelación siempre se entiende interpuesta en lo desfavorable al recurrente ,
quien, a través de este medio de impugnación, delimita el ámbito sobre el cual
puede resolver el superior, (tantum devolutum quantum apelllatum), quien se
encuentra con una mayor restricción, además, cuando se trata del caso de
apelante único, pues no podrá desmejorar su situación. Además, el recurso
debe ser sustentado por quien padece un perjuicio o invoca un agravio, ya que
de lo contrario el juez tendría que declararlo desierto por falta de interés para
recurrir.

 Sentencia No. C-214/94 DEBIDO PROCESO-Naturaleza


 
El derecho al debido proceso tiene la función de defender y preservar el
valor de la justicia reconocida en el preámbulo de la Carta Fundamental,
como una garantía de la convivencia social de los integrantes de la
comunidad nacional. El derecho al debido proceso se desagrega en una
serie de principios particularmente dirigidos a tutelar la intervención plena y
eficaz del sujeto procesal y a protegerlo de la eventual conducta abusiva
que pueda asumir la autoridad que conoce y resuelve sobre la situación
jurídica sometida a su decisión. En tal virtud, y como garantía de respeto a
dichos principios, el proceso se institucionaliza y normatiza, mediante
estatutos escritos que contienen mandatos reguladores de la conducta de
las autoridades administrativas o judiciales, encaminados a asegurar el
ejercicio regular de sus competencias

16
sentencia C-968/03 Corte Constitucional de Colombia.
18
2.3. MARCO COMCEPTUAL.

El proceso laboral de única instancia reviste de unas cualidades y


eventualidades las cuales procederemos a abordar con el fin de proveer un
claro esquema de aplicabilidad, el como opera y todas las características
propias de su mecánica estructural de modo que permita desarrollar idoneidad
al momento de ejercer acciones judiciales a fines.

¿Cuál es el objeto del proceso laboral de única instancia?

La finalidad del proceso laboral de única instancia es bridar al trabajador la


solución efectiva y pronta de las controversias surgidas de su contrato de
trabajo, para ello la legislación a definido que los trabajadores que tengan
dichos conflictos con sus empleadores, podrán acceder a la administración de
justicia ante el juez laboral de pequeñas causas para que este resuelva su
situación jurídica de manera eficaz y pronta basándose en el principio de
celeridad, ya que esta es la primicia del proceso laboral de única instancia, la
celeridad. Obtener un fallo ya sea favorable o desfavorable en la menor
cantidad de tiempo posible, es decir, en una sola instancia.

¿Cuáles son las etapas procesales en el proceso laboral de única


instancia?

En el proceso laboral de única instancia las etapas procesales son las


siguientes, según lo ilustra la sala laboral de la Corte suprema de justicia en
sentencia AL2763-2017 con radicación 76686 del 3 de mayo de 2017:

 Presentación de la demanda (verbal o escrita) y su contestación.


 La conciliación.
 Decisión sobre excepciones previas.
 Saneamiento y la fijación del litigio.
 Decreto y práctica de pruebas.
 Emisión de la sentencia que le ponga fin al proceso. 15

El Juez procurará realizar todas las actuaciones correspondientes para


resolver, practicar pruebas y poner fin al proceso mediante sentencia en una
única instancia.

¿Existe formas de controvertir fallos en única instancia totalmente


adversos?

El ordenamiento jurídico no permite que en los procesos laborales de única


instancia proceda el recurso de apelación para controvertir una sentencia
completamente desfavorable, aquí sucede una situación muy particular
respecto de los casos en los que el fallo es completamente desfavorable, existe

17
sentencia AL2763-2017, Corte constitucional de Colombia. 19
una figura que permite que un juez superior retome la competencia del proceso
una vez este haya finalizado, a través del grado de jurisdicción denominado
consulta, esta figura jurídica permite que un juez superior jerárquico revise la
sentencia proferida en única instancia a efectos de evaluar si la diligencia y el
fallo fueron proferidos en derecho y en caso tal de que no fuere así el superior
jerárquico podrá resolver sobre las pretensiones que le fueron negadas al
trabajador, es decir de 10 pretensiones alegadas al proceso todas fueron
adversas pero luego de operar la consulta, el superior jerárquico tiene la
posibilidad de conceder las pretensiones que fueron negadas en única
instancia, pero esto solo será así en los eventos en que se hayan desconocido
las pretensiones plenamente fundamentadas.es decir cuando el trabajador es
victima de un mala administración de justicia.

20
CAPITULO 3.

METODOLOGIA.

3. Enfoque De La Investigación.

El enfoque que utilizamos para desarrollar esta investigación es de carácter


cualitativo, esto corresponde a que nuestra investigación fue realizada
basándose en documentos bibliográficos, como tesis, monografías, libros,
ensayos y sentencias, este ejercicio de búsqueda de información nos permitió
formar los criterios y juicios de valores idóneos para satisfacer los objetivos del
presente proyecto de investigación.

3.1. Diseño De La Investigación.

Este proyecto cuenta con un diseño de investigación de tipo descriptivo, en el


cual relatamos todo lo atinente al proceso laboral de única instancia según las
disposiciones legales vigentes en Colombia, la jurisprudencia y las diferentes
fuentes bibliográficas que le dieron soporte y fundamento al eje central de esta
investigación.

3.2. Método De La Investigación.

El método que utilizamos para poder desarrollar esta propuesta investigativa


fue la recolección de textos tales como libros, ensayos, tesis, jurisprudencia de
la corte constitucional y los diferentes textos legales sobre el derecho laboral.

21
CONCLUSIÓN.

Este proyecto de investigación fue realizado con el fin de aportar a la


comunidad académica todo lo atinente al proceso laboral de única instancia,
desde su estructura y finalidad hasta las controvertidas opiniones de la
comunidad jurista en Colombia, de esta manera pudimos evidenciar que si bien
es procedimiento que opera satisfactoriamente bajo los principios de eficacia y
celeridad, trae consigo cualidades que dependiendo de la situación particular
en concreto, puede resultar un proceso, a luces de muchos, injusto
configurando la imagen de una administración de justicia imperfecta.

Mediante el desarrollo de esta investigación pudimos aclar vacíos y lagunas de


conocimientos como abogados en formación inscritos a la facultad de derecho
de la universidad popular del cesar y de este modo si bien al inicio estábamos
convencidos de que el proceso laboral de única instancia era una figura jurídico
judicial imperfecta, de acuerdo a los pronunciamientos de la corte, logramos
adoptar una postura neutra sobre si se vulneran o no derechos fundamentales
como el del debido proceso y como el de la doble instancia.

Cabe resaltar que la corte constitucional realiza una majestuosa labor como
máximo guardián de la carta magna, pero esto no resta merito a quienes han
tratado de promover iniciativas legislativas tendientes a la modificación del
sistema judicial en cuanto a la creencia de que en Colombia tenemos una
justicia imperfecta y es que como lo vimos en el marco jurisprudencial, atacar la
norma constitucional para que se modifique la excepción de que el legislador
designe en cuales procesos opera la doble instancia y en cuales no, resulta
contraproducente ya que a nuestro parecer por el simple hecho de estar en la
carta política suma para incorporarse como un precepto constitucional, seria
mejor idea atacar la normativa legal, en la cual se constituye las reglas de
juego para los procesos laborales de única instancia.

22
BIBLIOGRAFIA.

 Cierra, E. & Palacio, C. (2012). Derecho Procesal Laboral Colombiano:


Una Mirada Desde Su Historia Y Evolución. (tesis de
pregrado). Universidad EAFIT, Medellín, Colombia.
 Jiménez, M.C. & Yáñez, D.A. (2017). Los procesos de única instancia
en el Código General del Proceso: la garantía constitucional del
debido proceso y la doble instancia. Revista Prolegómenos Derechos
y Valores.
 Berrocal Duran, J y Reales Vega, R (2018) La Corte Constitucional
colombiana y el proceso laboral de única instancia. Justicia Juris, 14
(1), 9-15.
 Gómez Restrepo A. (2015). La Carga Dinámica De La Prueba En El
Procedimiento Laboral Colombiano (especialización). Universidad de
Medellín, Colombia.
 GOMEZ LARA, Cipriano. Teoría general del proceso- México:
Harla,1990.
 RODRIGUEZ CAMARGO, Gregorio. Curso de Derecho Procesal
Laboral. 12 ed. Bogotá: Ediciones Librerías del Profesional. 2001.
 Sentencia No. T-116/93 Corte Constitucional de Colombia.

 PRIETO, Eugenio y QUINTERO Beatriz. Teoría General del Derecho


Procesal. 4 ed. Bogotá: Editorial Temis S.A. 2008.

 DEVIS, Echandía. Teoría General del Proceso.3 ed. Bogotá: Editorial


Temis 2007.
 Decreto LEY 3743 de 1950 art. 1° Código sustantivo del trabajo-
 Sentencia N° C-040/02 Corte Constitucional de Colombia.
 Sentencia No. C-005/96. Corte Constitucional de Colombia.
 Sentencia C-662/98 Corte Constitucional de Colombia.
 Sentencia C-968/03 Corte Constitucional de Colombia.

23