Está en la página 1de 7

Beneficios inesperados del café y el té

Terreno común
Aparte del agua corriente, el café y el té son las
bebidas que más se disfrutan en todo el mundo.
Ambos tienen cosas que pueden ayudar a su salud y
son una excusa para reunirse con un amigo, lo que
también puede ser bueno para usted.
Conceptos básicos del café
Los frijoles crecen en árboles en flor que se
encuentran en más de 50 países de todo el mundo,
incluido Estados Unidos (Hawái). Se tuestan y muelen,
luego se hierven, se escurren, se cuecen al vapor o se
remojan para hacer café, dependiendo de dónde viva
y cómo le guste.
Conceptos básicos del té
Más de dos tercios de la población mundial beben
esta bebida, que se elabora con la hoja de un arbusto
llamado Camellia sinensis. Por lo general, sumerge las
hojas en agua hirviendo durante unos minutos y luego
sirve el té caliente o sobre hielo.
Verde, Oolong, Negro: ¿Cuál es la diferencia?
Los fabricantes de té secan y trituran las hojas para
sacar sus aceites, luego pueden exponerlas al aire por
un tiempo, dependiendo del tipo de té que quieran
hacer. Esto se llama "fermentación": es una reacción
química que afecta el sabor de las hojas y las vuelve
marrones.
Cuanto más tiempo estén expuestos, más cafeína
tendrán. El té verde utiliza hojas que no se han
fermentado en absoluto, por lo que casi no tiene
cafeína. Oolong usa hojas que han sido fermentadas
por un tiempo, mientras que las hojas de té negro son
las que fermentan por más tiempo.
Radicales libres
Estos químicos pueden dañar sus células y provocar
enfermedades y dolencias. Su cuerpo los produce
cuando convierte ciertos alimentos en energía y
cuando la luz solar llega a su piel. También puede
obtenerlos de las cosas que come y bebe. El té y el
café ayudan a su cuerpo a combatir los radicales libres
con sus propios químicos llamados antioxidantes.
Diabetes tipo 2
Tanto el té como el café están relacionados con una
menor probabilidad de contraer esta afección, que
afecta la forma en que su cuerpo usa el azúcar en la
sangre (glucosa) como combustible. El café tiene
muchos antioxidantes que ayudan a mantener el nivel
de azúcar en la sangre más bajo y más estable, el
principal desafío de la diabetes. Y los antioxidantes
del té pueden ayudar a su cuerpo a procesar el azúcar
en la sangre.
Enfermedad de Parkinson
El café y el té pueden ayudar contra esta enfermedad
grave, que ataca las células nerviosas de su cerebro y
le dificulta moverse. Algunos estudios sugieren que la
cafeína puede aliviar los primeros síntomas de la
enfermedad de Parkinson, mientras que otros
muestran que beber café y té podría ayudar a
proteger su cerebro de esta enfermedad en primer
lugar.
Cardiopatía
Los médicos alguna vez pensaron que las personas
con esto deberían reducir el consumo de té y café,
debido a la cafeína, pero ahora parece que pueden
protegerte de ella. En un estudio, las personas que
bebían de 3 a 5 tazas de café al día tenían menos
probabilidades de tener una acumulación de calcio en
los vasos que llevan sangre al músculo cardíaco. Eso
podría significar una menor probabilidad de
enfermedad cardíaca.
Enfermedad del hígado
Este es otro órgano que probablemente se beneficie
de su taza de café matutino. Beber 3 o más tazas de
café al día puede reducir sus probabilidades de tener
una enfermedad hepática crónica, cirrosis y cáncer de
hígado, y puede ser una medicina alternativa para las
personas que tienen esos problemas. El café tiene
más de 100 compuestos químicos diferentes, y los
científicos están tratando de averiguar qué hacen y
cómo podrían trabajar juntos para ayudar a su hígado.
Carrera
Esto sucede cuando se corta la sangre de un área
determinada de su cerebro, y una taza de café o té al
día podría reducir sus posibilidades de tener uno. Esto
puede deberse a que el café puede aliviar la
inflamación y ayudar a controlar los niveles de azúcar
en sangre. Y beber té negro está relacionado con una
presión arterial más baja, lo que puede hacer que sea
menos probable que sufra un derrame cerebral.
Cáncer
El café y el té verde pueden ayudar a prevenir el
cáncer de mama y de próstata, mientras que todos los
tipos de té pueden protegerla contra los tipos de
cáncer que afectan los ovarios y el estómago. Los
investigadores creen que los antioxidantes en el té,
incluidos los llamados polifenoles, deben agradecer
esto.
Enfermedad de Alzheimer
Este trastorno ataca las células nerviosas (neuronas)
de su cerebro; puede causar pérdida de memoria y
cambios en los patrones de pensamiento y
comportamiento. El café tiene antioxidantes que
pueden ayudar a proteger las neuronas, y el té verde
tiene algunos que pueden ayudar a prevenir los
grupos de proteínas que se cree que causan la
enfermedad.
Cálculos biliares
Estos son pequeños trozos de colesterol endurecido y
otras sustancias que se forman en la vesícula biliar, un
pequeño órgano con forma de pera cerca del
abdomen que ayuda con la digestión. A veces, pueden
causar dolores graves y problemas de salud si no se
tratan. Pero el café puede reducir sus probabilidades
de contraerlos porque ayuda a mover el líquido a
través de la vesícula biliar y hace que sea menos
probable que el colesterol se cristalice en cálculos
biliares.
Pérdida de peso
Si bebe bebidas bajas en calorías como café y té en
lugar de azucaradas, es posible que le resulte más
fácil perder peso. Pueden darle un estímulo
satisfactorio casi sin calorías. Por supuesto, eso no
funciona si agrega un montón de azúcar y crema, así
que quédese con la infusión básica.
No se exceda
A pesar de los beneficios para la salud del café y el té,
demasiada cafeína puede causarle ansiedad o
irritación. y dificultar el sueño. También puede hacer
que sea menos capaz de retener el calcio, lo que
puede provocar fracturas óseas (el calcio mantiene los
huesos fuertes). Hable con su médico si tiene
preguntas sobre cuánto es demasiado para usted.