Está en la página 1de 1

Sexto Grado FILOSOFIA Luciano E.

González

Una primera definición de la filosofía

Aristóteles, al comienzo del Libro IV de su Metafísica dice que la filosofía (o, más rigurosamente, la ontología
o metafísica) es un saber que se ocupa teoréticamente del ente en tanto ente y de las propiedades que
como tal le son propias
Ente, ente en particular como Napoleón, poliedros, salamandras, el papel, o la suma de 2 + 2 sino entes "en
tanto entes". En efecto, significa, todos los entes, es decir, la totalidad de absolutamente todo lo que hay.
Pero las estrellas, las obras de arte, los objetos de la matemática, los centauros, y aun los entes absurdos
como los triángulos redondos-, todos considerados, no para enfocarlos particular o individualmente, sino
para pensarlos únicamente en lo que tienen de entes, para pensarlos "en cuanto entes".
Es difícil de comprender ente en cuanto entes pero conviene fijar la atención en la diferencia que hay entre
la filosofía y las llamadas "ciencias particulares", como la matemática, por ejemplo. Si nos hemos ocupado de
los "entes matemáticos", y no de los "entes matemáticos", es decir, que el acento puesto en lo que los entes
matemáticos tienen de entes, y no en lo que tienen de matemáticos. Lo que tienen de matemáticos es lo
que constituye la labor propia de la ciencia llamada matemática.
La filosofía trata del ente en tanto ente -no del ente en tanto ente matemático, o histórico, o social, o lo que
fuere. La filosofía se ocupa del ente, pero no en lo que tiene de distintivo o de propio en cada caso -como
esta hoja de papel, o el número 8, o la batalla de San Lorenzo-, sino fijándose en lo que el ente tiene de ente,
y en las propiedades que como tal, es decir, en cuanto ente, le corresponden; atendiendo a sus
características más generales. Así se ha dicho alguna vez, paradójicamente, que el filósofo es un "especialista
en generalidades".
La filosofía se ocupa de la totalidad de los entes -a diferencia de las ciencias, cada una de las cuales trata de
un determinado sector de entes tan sólo. En este sentido no hay ningún saber que tenga radio mayor, un
alcance más totalizador, que aquel que es propio de la filosofía.
Podría decirse que la filosofía es el saber más amplio de todos -ya que, según la definición aristotélica, no
hay nada que no esté a su alcance, pues todo, de una manera u otra, cae bajo su consideración, nada le
escapa, ni siquiera la "nada" misma.

Decimos "la filosofía, la ontología o metafísica". La metafísica, parece constituir el núcleo mismo de
la filosofía; sus otras "partes", gnoseología y ética (vimos la axiología, que está dentro de la ética
vendría a constituir una sección) dependen en definitiva de la metafísica.

Puede distinguirse entre ontología y metafísica; la ontología se ocupa del ente en general y la
metafísica del fundamento del ente o ente supremo; o bien considerar la ontología como
metafísica general, en tanto que la metafísica especial abarca la psicología racional (o antropología
filosófica), la cosmología y la teología racional.

Todas estas divisiones entre diversas disciplinas filosóficas-metafísica, gnoseología, ética, y muchas
otras, como estética, filosofía del derecho, antropología filosófica, epistemología, filosofía de la
historia, filosofía de la religión, etc.- tienen cierto valor propedéutico y pueden serle útiles al que
se inicia en estos estudios; sin embargo, son engañosas, porque en filosofía no hay propiamente
temas o problemas particulares, ya que toda cuestión filosófica supone la totalidad entera de la
filosofía.

También podría gustarte