Está en la página 1de 3

“Víctimas de la educación.

La ética y el uso de animales


en la educación superior (Ortiz, 2016)”

Aportes en contra de la utilización de los animales para


ámbitos científicos

A lo largo de la historia la utilización de los animales en los ámbitos


científicos ha traído consigo la muerte de muchísimas especies de
ejemplares lo que ha ocasionado la perdida de numerosas especies que
cumplen un papel en el mundo natural. Por lo que se tiene que replantear
este tipo de utilización de animales en la industria científica, cosmética etc.

Por lo que nos planteamos la siguiente premisa. Los animales son seres
sintientes y sufren igual que nosotros, y el objetivo ideal sería llegar a un
reemplazo total de su uso en investigación. Pero ¿es esto realmente
realizable a corto o medio plazo?

Aquí podríamos justificar que debería ser a corto plazo porque la


globalización ha traído consigo la expansión tecnológica donde se ha
desarrollado herramientas como lo son los simuladores donde se puede
poner en marcha los datos que ya se ha realizado con la utilización de los
animales y así dejar el sacrificio de muchas especies endémica de una
territorio.

Por otra parte podemos afirmar desde el punto de vista ético que los
animales no son sujetos, pero sí objetos morales, por lo cual la
responsabilidad de no ocasionar daños innecesarios recae en el ser
humano. Por carecer de autonomía, los animales no pueden ser objeto de
experimentos y por tanto, no se puede validar el hecho de haya maltrato
físico, dolor en los animales utilizados en la investigación. Asi como lo
afirma prieto conde "No hay alternativas a la experimentación con animales,
ya que solo se podría hablar de alternativas si ellas reemplazaran por algo
de valor equivalente, mientras que no hay nada tan inútil, engañoso y
dañino como la experimentación con animales".
La experimentación con animales ha triado consigo daños irreparables en
los ejemplares tales como: daños, neuronal, daños oculares, daños
estructurales etc. Como humanos estamos en la responsabilidad de velar
por el cuidado y la protección de nuestros animales que son de gran
importancia para nuestro ecosistema.

Otro ejemplo de que los animales no han funcionado en la curación de


enfermedades de ser humano ha sido en la lucha contra el cáncer. La
investigación con animales no surte efecto en la lucha contra el cáncer. En
realidad, está desviando los recursos de una investigación eficaz y de la
solución más obvia: la prevención. Según los institutos la lucha contra el
Cáncer, un 80% de todos los cánceres son evitables. La observación clínica
y los estudios epidemiológicos demuestran que las principales causas del
cáncer son las dietas con mucha grasa, el tabaco, la contaminación
ambiental y otros factores del modo de vida. Por lo que debemos de parar
con la investigación con animales. Porque ellos no son buenos modelos del
cáncer humano por varias razones fundamentales. Los animales y los seres
humanos no sufren las mismas enfermedades. La investigación con
animales se enfoca en la inducción artificial de los síntomas del cáncer
humano para intentar luego curar esos síntomas. Las drogas
experimentales y los tratamientos identificados como eficaces en los
modelos animales no funcionarán necesariamente en los seres humanos.

Evidentemente, para lograr el progreso médico, necesitamos probar otra ví-


a. La medicina ya no puede basarse en la medicina veterinaria. Es
fraudulento y peligroso aplicar datos de una especie a otra. Hay ejemplos
sin fin de las diferencias entre los seres humanos y otros animales. Un claro
ejemplo es La morfina es un sedante para los seres humanos pero una
estimulante para los gatos.

Como conclusión final. no debemos utilizar animales para el beneficio de los


seres humanos, más bien debemos de inclinarnos en la utilización de la
tecnología para tratar de encontrar la cura a las enfermedades que
padecemos los seres humanos. Muchas instituciones la han empezado a
utilizar y esto ha traído gratificantes resultados para la ciencia.

También podría gustarte