Está en la página 1de 2

Barranquilla, 18 de noviembre de 2020

Señora
Laura Ardila
Editora La Silla Vacía

Estimada Sra. Ardila

Reciba un respetuoso saludo,

He leído con atención la nota titulada “El entramado de la contratación de Álex Char”, en la
cual se menciona mi nombre y algunas de mis empresas. Le escribo esta carta para darle
claridad frente a dichas menciones y hacer una invitación, de la manera más respetuosa, a
que considere mi versión y, en consecuencia, su nota pueda ser precisada.

Quiero contarle que, en efecto, soy amigo del señor Alex Char y que lo conozco en el marco
de mi vida social en Barranquilla. También, debo expresarle de manera categórica que no
he realizado aportes económicos ni de otra índole a la campaña política del señor Char, y
que las fotografías que aparecen en el artículo corresponden a fotos de un medio de
comunicación regional, que cubría un evento social en la ciudad y no uno de carácter
proselitista.

Adicionalmente debo precisar que, a través de Consortium Infraestructura, sostengo


relaciones societarias con la empresa portuguesa Mota Engil, que cuenta con más de 70
años de experiencia y es reconocida mundialmente por su liderazgo en el sector de la
infraestructura. Es necesario enfatizar en que, en ninguno de los procesos en los que
participamos en conjunto con esta firma, se presentó un solo inconveniente en la entrega
de las obras que nos fueron contratadas y que hoy son reconocidas por propios y visitantes
como algunas de las más trascendentales para el desarrollo de la ciudad.

No es cierta la insinuación según la cual Consortium y Mota Engil, quienes participaron


juntos en algunas licitaciones, no tienen experiencia en el sector. Como usted sabe, para la
participación en estos procesos es usual la conformación de consorcios que se constituyen
por un periodo de tiempo establecido y muy cercano al inicio del proceso.

También, quiero ser enfático en decirle que nunca alguien de la Alcaldía de Barranquilla o
alguna otra persona nos pidió algún tipo de coima para ganar dichos contratos.

Respecto del episodio asociado a lo sucedido hace unos años en la junta directiva de la
Cámara de Comercio de Barranquilla, hecho que se expone en el artículo, es importante
que sepa que todas las actuaciones que en su momento se produjeron, fueron investigadas,
y están totalmente clarificadas y resueltas. No hay un solo fallo que condene mi proceder
al frente esta institución tan querida por los atlanticenses.
Por otra parte, es preciso para mi mencionar que soy un empresario que hace parte de una
familia que tiene más de 118 años en la región, haciendo presencia y siendo aporte en el
desarrollo de la ciudad de Barranquilla, generando más de 2.700 empleos directos e
indirectos en los sectores de la moda, la construcción y la infraestructura. Todas mis
inversiones están debidamente regladas, reportadas y auditadas por las autoridades de los
países en donde tengo negocios. Como muchos empresarios, mi propósito es ser un motor
de desarrollo para las decenas de familias que dependen de las empresas de lidero.

Estoy dispuesto siempre a resolver las preguntas que provengan de los medios de
comunicación. Estaré disponible para que podamos profundizar cualquier aspecto y
contarle los planes que tenemos en materia de inversión en distintos sectores de la
economía.

Cordialmente,

Samuel D. Tcherassi S.

Empresario