Está en la página 1de 7

Antecedentes

En la última década, la política de comercio exterior de Colombia se fundamentó en la


profundización de las relaciones comerciales con la Comunidad Andina y en los esfuerzos
para obtener acceso unilateral a ciertos mercados, en especial el de Estados Unidos, a
través de los esquemas ATPA/ATPDEA, y el de la Unión Europea, a través del esquema
SGP.

Debido al creciente desnivel entre exportaciones e importaciones, siendo las segundas


mayoritarias para Colombia, se hace evidente la necesidad de promover importantes
cambios en materia de política comercial, como, por ejemplo, encontrar nuevos mercados
y para esto es importante avanzar sin dilaciones hacia la suscripción de tratados de libre
comercio como el que se decidió negociar con los Estados Unidos. Después de la última
prorrogación del ATPDEA en 2010 que culminó el 15 de febrero de 2011, se visualiza el
TLC con Estados Unidos como una posibilidad para que empresarios realicen inversiones
a largo plazo, que incrementen su capacidad productiva y cuenten con una estabilidad en
el tiempo y en las condiciones favorables para las exportaciones.

Inicio de las negociaciones


• Mediante actas No 69 y 70 del Consejo superior de Comercio Exterior de los días 18 de
marzo y 29 de mayo de 2003, se instruyó al MCIT (Ministerio de Comercio, Industria y
Turismo) comenzar la negociación con EE. UU y se realizó una evaluación del impacto
económico y social del TLC con ese país. 
• En agosto de 2003, el Representante Comercial de estados Unidos, Robert Zoellick, se
reunió en Bogotá con el presidente Uribe donde anunció la disposición del gobierno
norteamericano para iniciar la negociación comercial con Colombia. 
• A partir de 2001 nuestras exportaciones a la CAN mostraron una tendencia decreciente,
pasando de US$2.771 millones a U$1.908 millones en 2003 lo que obligó al Gobierno
nacional a buscar otras alternativas que compensen esta tendencia. 
• A mediados del mes de octubre de 2003, un equipo de alto nivel del Ministerio de
Comercio, Industria y Turismo y de otros Ministerios efectuó una visita a Estados Unidos,
con el fin de clarificar de manera preliminar temas relativos a la negociación, teniendo
como fundamento, el TLC firmado por ese país con Chile. 
• En noviembre de 2003, el representante Comercial de Estados Unidos, anunció
oficialmente la intención de su país de iniciar las negociaciones de un TLC con Colombia,
Ecuador y Perú y dejó abierto el camino para los otros países de la Comunidad Andina de
Naciones.

Alcance del Acuerdo


El TLC es un acuerdo generador de oportunidades para todos los colombianos, sin
excepción, pues contribuye a crear empleo y a mejorar el desempeño de la economía
nacional. Inicialmente beneficia a los sectores exportadores porque podrán vender sus
productos y servicios, en condiciones muy favorables, en el mercado estadounidense.
Pero no sólo a los exportadores, también a todos los demás productores nacionales. 
Los temas que se negociaron fueron los considerados como generales, es decir, acceso a
mercados, en sus dos vertientes (industriales y agrícolas); propiedad intelectual; régimen
de la inversión; compras del Estado; solución de controversias; competencia; comercio
electrónico; servicios; ambiental y laboral.

El sector de servicios es ya el más grande de la economía colombiana. Los servicios de


alto valor agregado son el gran dinamizador de las economías del mundo, la inversión
extranjera se incluye porque hay gran interés en atraerla. También se negoció propiedad
intelectual, tema altamente sensible; y compras del Estado, elemento muy importante para
dinamizar el comercio.

Contenido del Acuerdo


 
El texto del acuerdo quedó plasmado en un preámbulo y 23 capítulos. Los capítulos, por lo
general recogen aspectos que consignan las disciplinas generales acordadas, muchas de
ellas comunes en las negociaciones tanto multilaterales como bilaterales, e incorporan
elementos particulares conseguidos tanto por Colombia como por Estados Unidos en la
negociación.

Cuadro 1: Capítulos del acuerdo Colombia-Estados Unidos

 La presentación del contenido del TLC se hace mediante una clasificación en tres grandes
bloques, que no siguen el orden de los capítulos del acuerdo, pero facilitan la
comprensión:

•En primer lugar se señala la compatibilidad jurídica del TLC con la CAN y luego se
introducen los temas relacionados con los aspectos institucionales del tratado, esto es, la
administración, los compromisos de transparencia y los mecanismos de solución de
controversias.

•En segundo lugar se presentan los aspectos vinculados con el acceso de productos
industriales, agropecuarios y servicios a los mercados de los países firmantes del acuerdo.
Abarca no sólo los temas relacionados con la eliminación de barreras arancelarias y no
arancelarias sino los de normas de origen, procedimientos aduaneros, defensa comercial y
compras públicas.

•En tercer lugar, se describen los temas transversales, que establecen disciplinas a las que
se someten las actividades comerciales de ambos países; incluye las normas de propiedad
intelectual, las de competencia, los asuntos laborales y ambientales, la inversión y el
fortalecimiento de la capacidad comercial.

Aspectos institucionales del tratado

En el propio preámbulo del TLC quedó expresamente señalado que Colombia es miembro
de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), y como tal, a pesar de firmar el TLC, el sigue
rigiéndose por la normatividad andina. Esto quiere decir que las negociaciones que se
realicen bilateralmente deben tener en cuando las sensibilidades de los socios que no
participaron. De igual manera la negociación del TLC debe aplicar el principio de la Nación
Más favorecida y extender a los socios que no negociaron los beneficios que se hayan
ampliado en el tratado. Estos instrumentos tienen el propósito de que los nuevos acuerdos
comerciales sean compatibles con el ordenamiento jurídico de la CAN.

El tratado contiene diversos aspectos institucionales orientados a garantizar que el


proceso de implementación, desarrollo y modificaciones futuras se realicen sin tropiezos.
Para todas las labores de administración del tratado se estableció la Comisión Libre
Comercio, conformada por el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, en representación
de Colombia, y el Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR), en
representación de los Estados Unidos. Le corresponde a la Comisión, entre otras
responsabilidades, supervisar el proceso de implementación del tratado, supervisar su
desarrollo, buscar la solución a las controversias que surjan y supervisar la labor de todos
los comités, consejos y grupos de trabajo creados en el tratado.
Estos aspectos abarcan las declaraciones de tipo político y mecanismos de administración
del Tratado, provisiones para promover la transparencia, mecanismos para recoger
observaciones y mecanismos para solucionar controversias y los artículos que abarcan
son:

•Capítulo 1. Disposiciones Iníciales y Definiciones Iníciales: Su objetivo es establecer una


zona de libre comercio y la definición de conceptos generales y específicos de las partes.
•Capítulo 20. Administración del Acuerdo y Fortalecimiento de Capacidades Comerciales:
Su objetivo es establecer la Comisión de Libre Comercio y el Comité para el
fortalecimiento de las capacidades comerciales.
•Capítulo 21. Solución de Controversias: Tiene como objetivo Crear un mecanismo que se
aplicará a la prevención o la solución de las controversias entre las Partes relativas a la
interpretación o aplicación del Acuerdo.
•Capítulo 23. Disposiciones Finales: Definir anexos, apéndices, enmiendas,
modificaciones, adhesiones como parte integrante del Acuerdo.

Acceso a mercados

Los problemas de acceso a los mercados tienen por objeto eliminar las barreras
arancelarias y no arancelarias al comercio de bienes y servicios, es decir, buscan un
acceso preferencial y un trato nacional en el mercado del otro país. Los capítulos que
tienen este objetivo son:

• Capítulo 2. Trato nacional y acceso al mercado de mercancías: El objetivo es obligar


a las partes contratantes a no tratar a los productos o proveedores de la otra parte
contratante de forma menos favorable que económica.

• Capítulo 6. Higiene y medidas fitosanitarias: El objetivo es proteger la vida o la salud


de las personas, animales o plantas en el territorio de las partes, promover la
implementación del Acuerdo MSF en las partes contratantes y establecer un comité
sanitario y fitosanitario permanente. Problemas de dirección.

• Capítulo 9. Contratación pública: El objetivo es abrir bilateralmente el mercado de


contratación pública mediante listas que definan las empresas estatales incluidas en el
acuerdo.

• Capítulo 10. Inversión: El objetivo es crear un marco legal justo y transparente que
fomente la inversión mediante la creación de un entorno estable y predecible que proteja al
inversor y su inversión sin crear barreras innecesarias.

• Capítulo sobre servicios: El objetivo es eliminar las barreras de entrada que


distorsionan el comercio e imponen un trato discriminatorio a los proveedores de servicios
(Capítulo 11. Comercio transfronterizo de servicios, Capítulo 12. Servicios financieros,
Capítulo 14. Telecomunicaciones).

Agricultura

Algunos logros alcanzados en las negociaciones fueron:

• Arroz: Para el arroz (el producto más sensible), la protección se logró durante 19 años
con un período de deducción de seis años durante el cual el arancel se mantendrá en su
nivel original.
• Pollo: El traspatio de los pollos es considerado uno de los productos más sensibles, por
lo que Colombia logró lograr una flexibilidad que refleja uno de los niveles más altos de
protección en el Tratado. Se introdujo una cláusula de revisión para todo el sistema
durante el noveno año de implementación del acuerdo, se pueden revisar los efectos
reales del sistema y hacer las correcciones necesarias.

• Lácteos: Se logró una tasa de acceso preferencial de 9.000 toneladas de productos


lácteos (principalmente para los quesos con mayor potencial exportador). Las mantequillas
y otros productos lácteos como la leche aromatizada también juegan un papel importante
en la cuota.

• Carne: Se logró un cupo preferencial para exportar 5.000 toneladas de carne industrial y
se negoció una desgravación fiscal inmediata para la carne fina.

• Café: Colombia introdujo una reserva que garantiza la duración del reembolso de café
causado por las exportaciones de café. El TLC preserva la duración de los mecanismos de
control de calidad para las exportaciones de café.

• Flores y plantas: Se logró mejorar la flexibilidad de los procesos de inspección sanitaria


y fitosanitaria, lo que permitió el acceso a nuevos segmentos de mercado como plantas
vivas y ornamentales.

• Frutas y hortalizas: Mejoras en el proceso de análisis sanitario y fitosanitario que


permiten a los exportadores colombianos acceder más rápidamente a los mercados
estadounidenses.

• Oleaginosas: En el caso de las oleaginosas, Colombia llegó a una negociación que


refleja el equilibrio entre la necesidad de proteger la producción nacional para consolidar
ventajas comparativas y acceder rápidamente a los productos.

Industria

Algunos logros alcanzados en las negociaciones fueron:

• Textiles y confecciones: Se logró una mejora en la norma original para la exportación


de sujetadores (preferencia inmediata para quienes cortan y cosen en Colombia). Se
eliminan las tarifas por la ropa del hogar (la desgravación fiscal inmediata abre
oportunidades comerciales). La cifra de acumulación permite acceder en condiciones
favorables de competencia a insumos tan importantes para la industria colombiana como
el denim.

• Cerámica: mejor acceso al mercado estadounidense de productos cerámicos. Esto


permite consolidar el mercado que las empresas colombianas han abierto en productos
como azulejos, fregaderos y otros utensilios de cerámica.

Calzado y cuero: Se pudo incluir ciertos tipos de calzado (zapatos hechos con materias
primas sintéticas) que habían sido exentos de ATPDEA y cuyo producto del Tratado podía
exportarse con arancel cero.

• Combustibles y aceites: TLC consolida el mercado que ha surgido para las


exportaciones de fueloil colombiano. Además, se ha logrado una regla de origen flexible
que permite la incorporación de materias primas de países que no son miembros del
convenio.
• Tabaco y cigarrillos: NAFTA ha logrado una regla de origen flexible para los productos
de tabaco que permite al país consolidar su mercado de cigarrillos en los Estados Unidos
al tiempo que aumenta la producción nacional de tabaco para satisfacer las necesidades
de exportación.

Servicios

Algunos logros obtenidos en las negociaciones fueron:

•Servicios Profesionales: La creación de un grupo de trabajo para servicios profesionales


dentro del TLC ofrece un marco permanente para que los cuerpos profesionales de
Colombia y Estados Unidos realicen trabajos en materia de reconocimiento mutuo y
desarrollo de estándares para licenciamiento. Así como otros asuntos de interés
relacionados con la prestación de servicios profesionales.

Compras Públicas

El objetivo en la negociación de compras públicas fue lograr una apertura bilateral de estas
compras, mediante listas en las que se definen las empresas gubernamentales para las
que aplica el acuerdo. Con el TLC se establecieron disciplinas que eliminan barreras y
permiten a las empresas colombianas el acceso al mercado de compras públicas al nivel
federal y subfederal de los Estados Unidos, cuyo valor se calcula en los US$ 300 mil
millones por año

Reconociendo la importancia del mercado de compras públicas para el desarrollo de la


industria nacional, Colombia estableció una reserva exclusiva para las empresas pyme en
los contratos hasta por US$ 125.000, y posibilidades de establecer programas que apoyen
la subcontratación y la desagregación tecnológica. En empresas de alta contratación,
como Colciencias, DIAN, Coldeportes y el Sena, se estableció un umbral de US$ 250.000;
esto significa que las compras inferiores a ese rango se pueden reservar para empresas
nacionales.

Otros temas de acceso a mercados

Las demás cuestiones de acceso a mercados tienen por objeto establecer las
disposiciones de otras disciplinas directamente relacionadas con los capítulos relacionados
con el acceso a mercados y aplicables al comercio de mercancías, y los capítulos del
Acuerdo que tienen este propósito son:

• Capítulo 4. Reglas de origen: El objetivo es definir las características que deben tener
los productos como beneficiarios de las preferencias.

• Capítulo 5. Procedimientos aduaneros: El objetivo es introducir procedimientos


aduaneros simplificados y rápidos con reglas del juego claras que permitan operaciones
comerciales ágiles y rentables.

• Capítulo 7. Barreras técnicas al comercio: El objetivo es evitar que las normas y


reglamentos técnicos se utilicen como barreras comerciales no arancelarias para
productos industriales y agrícolas.

• Capítulo 8. Defensa Comercial: Su principal objetivo es regular la aplicación de medidas


de salvaguardia en los casos en que la reducción pactada conduzca a un aumento de las
importaciones de un producto y amenace o perjudique gravemente a una industria
nacional.
Temas transversales

Además de los aspectos institucionales y de aquellos orientados a crear las condiciones


para el acceso real a los mercados bajo condiciones preferenciales permanentes, el TLC
incluye varios capítulos que refuerzan las disciplinas y la estabilidad en las reglas de juego
para los empresarios en diferentes campos; se trata de los capítulos de Propiedad
intelectual, Política de Competencia, Inversión, Asuntos laborales y Asuntos ambientales.

Propiedad intelectual

El capítulo comprende las reglas para una protección adecuada y efectiva de los derechos
de propiedad intelectual, con el fin de facilitar el comercio de bienes intangibles. El objetivo
de la propiedad intelectual es incentivar y proteger la creatividad intelectual, la generación
de conocimiento e investigación, así como el desarrollo de las artes y de las letras,
promoviendo los avances científicos y culturales a la vez que mantiene un equilibrio frente
al acceso a la tecnología y a los nuevos conocimientos por parte de los usuarios. La
protección a la propiedad intelectual es un derecho de rango constitucional en Colombia
(artículo 61).

Inversión

El principal objetivo de Colombia en este capítulo fue establecer un marco jurídico justo y
transparente que promueva la inversión a través de la creación de un ambiente estable y
previsible que proteja al inversionista, su inversión y los flujos relacionados, sin crear
obstáculos innecesarios a las inversiones provenientes de los Estados Unidos. También se
propuso en la negociación la protección de los inversionistas colombianos en los Estados
Unidos y el trato no discriminatorio con relación a los inversionistas nacionales de ese
país.

Colombia registró durante los años noventa una reducción importante de la inversión como
porcentaje del PIB. Diferentes autores han estimado que para que la economía pueda
crecer a tasas del 5% anual necesita que la inversión aumente hasta el 25% del PIB. Las
reglas de juego que se establecen en el capítulo de inversión del TLC deben repercutir en
el crecimiento de los flujos de inversión extranjera y en el mayor monto de la inversión
doméstica, para alcanzar e incluso superar ese nivel.

Política de competencia

El objetivo de Colombia en la negociación de Política de competencia fue dotar al tratado


con los mecanismos que permitan salvaguardar un entorno competitivo en la zona de libre
comercio, y propender porque los beneficios de la liberalización comercial no resulten
menoscabados por efecto de prácticas restrictivas a la competencia de los agentes
económicos.

El capítulo señala la autonomía regulatoria en materia de competencia, pero obliga a las


Partes a contar con normas en la materia, con el propósito de proscribir las prácticas no
competitivas y promover la eficiencia y el bienestar del consumidor. Se reconoce la
normativa de la CAN y la existencia de una autoridad andina de competencia como
instrumentos mediante los cuales Colombia puede dar cumplimiento a las obligaciones del
capítulo. Además se establecen mecanismos de cooperación entre las autoridades de
competencia de los dos países tanto en los temas de aplicación de normas como en el de
políticas.

Asuntos laborales
El capítulo de Asuntos laborales del TLC tanto Estados Unidos como Colombia se
comprometen a cumplir su propia legislación laboral y a respetar los derechos
fundamentales de los trabajadores, internacionalmente reconocidos mediante los acuerdos
de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Los derechos fundamentales a que se
hace referencia son el derecho de asociación; el derecho de organizarse y negociar
colectivamente; la prohibición del uso de cualquier forma de trabajo forzoso u obligatorio;
una edad mínima para el empleo de niños, y la prohibición y eliminación de las peores
formas de trabajo infantil; y condiciones aceptables de trabajo respecto a salarios mínimos,
horas de trabajo y seguridad y salud ocupacional.

Asuntos ambientales

El capítulo de Medio Ambiente trata dos elementos principales: la adopción de unas


obligaciones en materia de protección al medio ambiente y la definición de unos elementos
de cooperación entre las partes que faciliten el cumplimiento de esas obligaciones. Tal
como se consagra en el Capítulo, la obligación fundamental, para todos los participantes
en el Tratado, consiste en hacer cumplir su propia legislación nacional en materia
ambiental.

El capítulo establece un balance en la relación entre comercio y medio ambiente, en la


medida que contempla la necesidad de que las firmantes del acuerdo respeten y hagan
cumplir su legislación en materia ambiental, de forma paralela a que fortalecen sus
relaciones de comercio e inversión. En tal sentido, el capítulo resulta fundamental para
certificar que los beneficios derivados de un mayor flujo comercial no traerán efectos
nocivos para nuestro medio ambiente, tales como la explotación indebida de nuestros
recursos naturales.

También podría gustarte