Está en la página 1de 18

Recetario Gratuito

Recetas Saladas
Posibles Salsas: Crema, Estofado, Oliva, Manteca y hierbas, Pesto,
Tuco, Mixta (tuco y salsa blanca), Filetto (tuco y crema).

Budín de Espinaca
_______________________________________________

Recetas Dulces
_______________________________________________
_______________________________________________
Acompañamientos
Acompaña tus comidas con arroz, puré (calabaza,
batata, papa, mixtos), verduras hervidas o al horno,
tortillas, buñuelos.
¿Qué tener en la heladera, en la alacena y el freezer en
momentos de incertidumbre?
Básicamente, debemos priorizar los alimentos no
perecederos. En la alacena tener enlatados, que, si bien
su valor nutricional es mucho menor que la verdura o
fruta fresca o congelada, nos van a salvar en más de una
ocasión. Fideos y arroz, en todas sus formas, son
esenciales. Galletitas, cereales, legumbres.
El freezer yo lo dejaría para guardar carnes vacunas,
pollo, cerdo y pescado. Si tenés lugar y podés guardar
verduras congeladas, muchísimo mejor.
En cuanto a la leche, preferible priorizar la leche en
polvo. Es rendidora y tiene vencimiento super largo. Si
tus hijos son como los míos, que aman comer yogurt,
elegí los de vencimiento más alejado, con esto no queda
otra opción a menos que tengas yogurtera o sepas hacer
yogurt de otra forma (enseñame jajaja).
Tener huevos, siempre son un gran aliado que nos van a
salvar en distintas ocasiones, ya sea para hacer una
receta, como para desayunar (huevos revueltos) o para
una comer en ensalada.
Harinas, sobre todo 0000 y leudante, te van a sacar
siempre de un apuro y te van a permitir tener cosas
ricas, sobre todo para el desayuno y la merienda.
También podés 0comprar harina integral o de avena,
para equilibrar un poco.

Estos días, evitemos ser tan estrictos con la comida, no


es fácil para ninguno de nosotros, pero si le ponemos
onda, y cocinamos con amor, todo se va a hacer más
llevadero. Es importante que comamos frutas, verduras,
y carnes, pero también podemos disfrutar de una rica
torta para el mate de la tarde, o unos pancakes para el
desayuno. Al fin y al cabo, será más sano que comer
galletitas ultra procesadas del supermercado.

Espero que esto te ayude a abrir la cabeza, a probar


cosas nuevas y, sobre todo, dejar que los chicos ingresen
al mundo de la cocina. Es una buena oportunidad para
estrechar la relación padres/hijos, para que aprendan
cosas nuevas, que experimenten, y que conozcan los
ingredientes. Si tu hijo no come verduras, dejalo cocinar
con vos y vas a ver que después de un tiempo las va a
incorporar sin problemas.
Si necesitas hacer alguna consulta, o querés cocinar algo
pero no sabes cómo, o simplemente necesitas hablar
con alguien de cualquier cosa, escribime! Estoy para
ayudarte.
¡Si te gustan estas recetas, compartí la publicación en
tus historias! Así todos pueden pedir el suyo.