Está en la página 1de 126

Sinopsis

Nunca he querido una niña.


Así es como la mayoría de los raperos caen.
Persiguen faldas y se distraen. Se vuelven descuidados.
Negligentes.
No tengo tiempo para eso.
Tengo un imperio que construir: mi propia línea de ropa, vodka,
sello discográfico y más inversiones de las que puedo contar.
Sin mencionar mis dos álbumes exitosos que me han lanzado,
DeMarcus Elba, a la realeza del Hip Hop.
Pero todo eso cambia cuando la veo...
Ayana.
Siento que estoy bajo un hechizo.
No entiendo cómo ejerce tanto poder sobre mí.
Me siento poseído por sus encantos. Estoy obsesionado con su
belleza.
Nunca había visto algo que quisiera tanto. No. No la quiero. La
Necesito.
Si no la tengo, no podré funcionar.
No podré continuar.
Me conozco y sé esto: si ella no me pertenece, entonces no
podré dejar de obsesionarme con ella.
Mi mente estará atormentada con pensamientos sobre ella
mientras mi imperio se derrumba a mi alrededor.
Mientras lo pierdo todo.
Mientras me convierto en un hombre vacío porque ella no está
allí para llenarme.
Hacerla mía es todo lo que importa.
Y nada me impedirá tomar lo que quiero.

¡Un AA romance con un amor ultra insta-loco-OTT! Prepárese


para DeMarcus Elba, un héroe alfa posesivo que se disculpa por
su obsesión con su nuevo amor. Insta-love en su máxima
expresión en una lectura SEGURA sin trampas y con un HEA
súper dulce garantizado. ¡Disfrutar!
Dedicatoria
Este es para Michelle M.

Un nuevo amigo que me dio la idea de escribir este libro.


Contenido
Capítulo 1
Capítulo 2
Capítulo 3
Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 6
Capítulo 7
Capítulo 8
Capítulo 9
Capítulo 10
Epilogo
Epilogo
Epilogo
Capítulo 1
Ayana
"¡Todavía no puedo creer que estés trabajando con No-Bility!"
Madison dice con una mirada de puro asombro en su rostro. Nos
estamos congelando en la fila afuera del club, todo porque mi
mejor amiga se niega a pagar el cheque del abrigo.

"No estoy trabajando para él", le respondí a través de mis


dientes. Es finales de marzo en Atlanta, pero se siente más como
enero. Especialmente en un vestido pequeño. "Mi jefe está
trabajando para él. Solo estoy allí para tomar café ".

"Oh, por favor", dice Madison con un giro de sus ojos. "No seas
tan autocrítico. Tienes veinticuatro años y trabajas con el CEO
de MREX. Todavía estoy trabajando en la misma cafetería que
estuve en la escuela secundaria, y todavía no soy ni la asistente
del gerente ".

Una sonrisa golpea mis labios como siempre ocurre cuando


escucho el nombre de mi compañía. MREX, o expertos en
relaciones con los medios, — es la compañía de relaciones
públicas más grande del estado y yo trabajo allí. Comencé con
una pasantía, pero el CEO Cathy Winters vio algo en mí y me
contrató a tiempo completo. Trabajamos con algunos de los
talentos locales — actores famosos, músicos, escritores y ahora,
No-Bility. Pues lo hacen. Puedo ir a buscar su café.
"¿Realmente crees que estaríamos esperando afuera en este
clima helado si estuviera trabajando para No-Bility? ¡Estaríamos
en la lista de invitados! "

"Espera hasta que vea tu trasero con ese apretado vestido


blanco", dice con una sonrisa mientras mira hacia atrás en mi
trasero redondo. "Seguro que estaremos en la lista de invitados
la próxima vez".

"Cállate", le digo con una sonrisa mientras mis mejillas se


calientan. "Eso no va a suceder. Este tipo puede atrapar a
cualquier chica del planeta ".

El portero comienza a dejar entrar a la gente y seguimos


adelante, con la esperanza de escapar de este frío helado. La
música suena a través de la puerta abierta, pero ahora todo lo
que quiero hacer es meterme en un baño caliente. Parece que
estos escalofríos en mi piel marrón nunca desaparecerán.

La limusina blanca más grande que he visto llega al club y un


zumbido llena el aire a nuestro alrededor. No puedo evitar sentir
una oleada de adrenalina sabiendo que probablemente No-
Bility esté dentro. Intento ponerme de puntillas para ver, pero no
puedo ver nada sobre los excitados cuerpos que me rodean.
Siempre he sido pequeña, pero nunca me importó hasta ahora.

"¡Es él!" Madison dice con un grito ahogado cuando se abre la


puerta. Bueno, creo que se abre. Realmente no puedo ver con
la camisa brillante de este tipo grande en el camino. Pero aún
así, No-Bility. Me sale un nuevo lote de piel de gallina que me
hormiguea los brazos.

No-Bility, también conocido como DeMarcus Elba, es mi artista


favorito. Rapero, compositor, productor, ejecutivo discográfico,
actor, empresario — este tipo lo hace todo. Se estrelló en la
industria discográfica hace cuatro años con su récord de éxito
histórico, Rank Dignity, y luego se consolidó como uno de los
mejores raperos de todos los tiempos después de que su
segundo disco, Fealty in Ruins, rompiera demasiados récords
para contar.

También es una bestia en la sala de juntas, conquistando


industrias como el despiadado emperador que es mientras
construye su imperio imparable. Una próspera línea de moda, su
propia marca de vodka, y ahora está lanzando un sello
discográfico. Ha contratado a mi empresa para que lo ayude a
lanzarlo.

Hay una gran conmoción por un minuto y mi cara se presiona


contra la grasa de la espalda de un chico. Ew.

"¡No puedo creer eso!" Madison dice con las mejillas sonrojadas
una vez que termina. "¡Yo lo vi! ¡Yo lo vi! ¿Lo viste?"

A menos que ella se refiera al tipo grande frente a mí, entonces


no. Sacudo la cabeza cuando la decepción se acerca.
No-Bility anunció hace dos horas en su página de Twitter que
estaría aquí esta noche y Madison y yo nos fuimos tan pronto
como pudimos. La alineación parece que está alrededor de la
cuadra ahora. Parece que todos en Atlanta están aquí para
verlo, y yo estaba muy cerca. Ahora, probablemente
desaparecerá en la sección VIP toda la noche para estar
rodeado de un millón de chicas más calientes que yo, y no lo
veré.

Madison todavía se está desmayando y montando a lo alto. Le


forzó una sonrisa a pesar de que estoy locamente celosa.

Debido a que No-Bility no solo tiene talento más allá de las


palabras, también es increíblemente hermoso. Quiero decir,
renunciar a los helados, para siempre, es una maravilla. Es un
hombre negro grande, fuerte y musculoso con la personalidad
alfa a juego.

No sé cuántas horas he visto su foto en la portada de mi CD


desgastado, pero probablemente esté en los cientos. Tiene una
piel suave, dorada y oscura que hará que tus dedos se arruguen
y ojos marrones que te harán abrir el refrigerador para meter la
cabeza sobrecalentada. En la portada de Rank Dignity, tenía un
elegante desvanecimiento bajo con giros. Se ha ido ahora,
reemplazado por un corte de zumbido. Vergonzosamente, he
pasado horas tratando de decidir cuál me gusta más. Pero, es
como tratar de decidir qué niño es tu favorito. Sí, algunos días te
inclinas hacia uno y luego hacia el otro, pero en última
instancia, es una elección imposible.

Es el hombre más sexy del mundo, estoy segura.


Su voz es tan profunda y gutural que es mejor que la escuches
en tu habitación cerrada porque tu mano comenzará a
moverse hacia el sur por sí sola. He oído que cada actriz y
cantante de Hollywood ha intentado obtener su número.

Pero de alguna manera, él todavía está soltero.

Soy una niña (y una virgen en eso), pero lo entiendo. Un tipo


como él no puede ser atado románticamente. Nunca se
establecería con una mujer. No está en grandes hombres como
ese. Toman muchos corazones, pero nunca dan los suyos.

"No puedo creer que aún no hayamos entrado", dice Madison


con un gemido. "Pensé que me veía sexy con este vestido. ¿No
me veo sexy con este vestido? "

"Te ves sexy con ese vestido", le digo y ella suspira. "Pero la mitad
de Atlanta está aquí para este tipo. ¡No dejan entrar a nadie! "

Justo cuando termino de hablar, el gorila gigante de aspecto


ruso abre la puerta y nos deja entrar a una docena de nosotros.
Madison entra, pero luego pone una gran pata delante de mi
cara.

"¡Eso es todo!" Él gruñe.

"¡Oh por favor!" Madison dice, dándole la voz de una adorable


niña. "Ella está conmigo. ¡Ella trabaja con No-Bility! "
Levanta una ceja con incredulidad mientras me mira. "Entonces,
¿cómo es que no estás en la lista de invitados?" pregunta con
un fuerte acento ruso.

"Porque él no sabe quién soy".

Me mira con expresión severa. "¿Trabajas para él y él no te


conoce?"

Me encojo de hombros.

De repente, hay una pizca de calidez en esa expresión


pedregosa. "Mi jefe tampoco recuerda mi nombre", dice en
tono amargo. "¿Qué tiene de difícil Rozhdestvenskiy?"

Sacudo la cabeza, tratando de no reír. "Nada."

"Está bien", dice mientras quita su gran pata. "Puedes entrar."

"¡Gracias!" Madison chilla cuando me apresuro antes de que el


gigante amistoso cambie de opinión.

La música está bombeando y puedo sentirla vibrar a través de


mi pecho mientras entramos al club. Hay personas en todas
partes y estoy al nivel de los ojos con todas sus axilas desde
donde estoy parada.
"¡Creo que está allá arriba!" Madison grita en mi oído y apenas
lo escucho. "¡Ven!"

Ella agarra mi mano y me empuja a través de la multitud.

"¡Míralo!" grita una chica cuando le golpeo el codo y la hago


derramar su bebida.

"¡Lo siento!" Le grito cuando Madison me arrastra.

Ella me lleva directamente a la sección VIP y trato de mirar


alrededor del ejército de gorilas mientras Madison hace todo lo
posible para coquetear con ellos.

No está funcionando tan bien.

"No-Bility dijo no mujeres", dice el tipo grande con las trenzas.

"Mi amiga aquí trabaja para él, ¿de acuerdo?" ella dice con
una amplia sonrisa en su rostro. "Ella trabaja para MREX. ¿Has
oído hablar de eso? "

"No."

"Bueno, existe", continúa Madison, pero su confianza se está


debilitando. Hay algo abrumadoramente vergonzoso en rogar
por ser una groupie y ser negado. "Y es una compañía súper
poderosa que-"

"Vamos, Madison", le digo mientras trato de sacarla de su


miseria. Agarro su codo y esta vez la estoy alejando.

"¡Vas a lamentar el día que nos rechazaste!" ella les grita


mientras tiro con todas mis fuerzas. Es una chica alta y fuerte
que jugaba voleibol en la universidad y soy lo suficientemente
pequeña como para quedar atrapada en una trampa para
ratones, así que esto es muy difícil.

" No acabas de decir lamentar el día ", me río mientras nos


dirigimos al bar para tomar una bebida muy necesaria.

"Oh, lo lamentarán", dice ella con un asentimiento feroz. "¡Van a


lamentarlo tanto!"

Saco mi billetera de mi bolso y comienzo el largo proceso de


tratar de avisar a un camarero. "¿Qué estás bebiendo?"

Unas pocas horas, varias bebidas (consumidas principalmente


por mi amiga), mucho baile y absolutamente cero de No-Bility
después, Madison está bailando en un taburete y estoy tirando
de la parte inferior de su vestido y diciéndole que quiero ir a
casa.

"¡No!" grita borracha al principio, pero después de caerse y


sumergirse en unas botellas de Vodka de la línea de No-Bility,
acepta irse rápidamente antes de que le hagan pagar las dos
botellas que cayeron al suelo y se rompieron.

Nos apresuramos a salir de allí antes de que el camarero pueda


llamar a la seguridad y riéndonos hasta el auto.

"¿Vez?" Madison dice mientras agarra sus brazos helados


mientras corremos. "Si hubiéramos puesto nuestras chaquetas en
el abrigo a cuadros como querías, habríamos tenido que
dejarlas atrás".

"Eres un genio", le digo con una sonrisa mientras trato de correr


con mis tacones ridículamente altos. En este punto, solo estoy
tratando de no romperme un tobillo.

Llegamos al auto, nos ponemos nuestras frías chaquetas y


empiezo a llevarnos a casa. Hay una sonrisa en mi rostro, pero
por dentro siento que quiero llorar.

Me divertí, pero la razón por la que salí fue para poner mis ojos
en mi enamoramiento de celebridad.

Sí, No-Bility empleará a mi empresa como la compañía de


relaciones públicas para su nuevo sello discográfico, pero rara
vez veo clientes en la oficina y Cathy nunca me lleva a ninguna
reunión.

Esa fue mi única oportunidad de verlo y fue una bola de aire.


Puse su CD y casi de inmediato, bailamos y cantamos en el
auto, y mi ánimo se levanta.

Siempre tendré esta parte de él, — su música, — incluso si no


puedo tener el resto. Eso solo tendrá que ser suficiente.
Capítulo 2
DeMarcus
"¿Qué necesitas?", Me pregunta el dueño del club. "¿Drogas?
¿Mujeres? Avísame y te conectaré ".

Me está mirando con estos ojos muy abiertos. "Nada hombre.


Gracias."

Todo lo que quiero es que salga de mi cara para poder hablar


de negocios con Tre.

Donde quiera que vaya, eso es todo lo que escucho —


¿Cuántas azadas buscas aplastar esta noche, DeMarcus?

No estoy en eso en absoluto. No estaría donde estoy hoy, ni


siquiera cerca, si fuera como cualquier otro rapero, atornillando
todo frente a mí y golpeando a la mitad de ellos. Necesito
mantenerme enfocado. En punto.

Tengo metas masivas y nada me va a alejar de ellas.


Especialmente cualquier chica.

"Me avisas si cambias de opinión", dice el propietario. Agita a


algunas de sus chicas y yo suspiro mientras traen botella tras
botella de mi Vodka y las extienden por toda la habitación
privada. Nos lo prepararon y luego se fueron.

Estamos teniendo una pequeña fiesta ahora que estamos de


regreso en Atlanta, donde crecí. Invitamos a algunos de los
talentos locales y algunos viejos amigos. LiQuidate ya se ha
hecho cargo de la cabina de DJ y está vendiendo sus
camisetas. Algunas cosas nunca cambian.

"Toma un trago", dice Tre cuando se acerca.

"¿Esa mierda?" Miro la botella de vodka con mi nombre y mi


estómago se revuelve. "Todavía no puedo creer que hayas
impreso mi nombre en esas aguas residuales".

"Veintitrés millones en ingresos el año pasado y en crecimiento",


dice mientras se sienta en el sofá. "El alcohol es donde está el
dinero, hombre. Jay-Z hizo cinco veces más de alcohol que de
música. Drake, Puffy, Nicki, — todos tienen sus propias marcas ".

"Sí, pero ¿saben a gasolina?" Levanto la botella y huelo. Ugh "No


puedo creer que la gente beba esto".

"Joder, sí, lo beben", dice Tre mientras me quita la botella. Nos


sirve un vaso a cada uno mientras me siento a su lado y luego
arroja la botella al cubo de hielo. "Y el dinero va directo a tu
bolsillo".

Él sonríe mientras levanta su vaso. Lo aplaudo y tomo un sorbo.


"Joder", gruño mientras mi garganta arde.

Los ojos de Tre también están llorando. "Tal vez podamos


agregar algunos 7-Up". Vierte un poco en el borde.

"No quiero que mi sello discográfico sea así", le digo mientras


miro la botella. Tener un vodka de mierda es una cosa. Pero
esto... Esto es con lo que he estado soñando desde que era un
niño. ¿Mi propio sello discográfico? Dios... no puedo joder esto.

"No lo será", dice Tre sacudiendo la cabeza. "Va a ser todo lo


que hemos planeado".

Conozco a este chico desde que usamos pañales. Nuestras


mamás eran las mejores amigas y él ha estado conmigo en
cada paso del camino.

Se esfuerza mucho y tiene buenas intenciones, pero cuando ve


signos de dólar, Tre se pone demasiado ansioso y lo toma, sin
importar la calidad del producto en el que quieren poner mi
nombre. Como este horrible vodka que actualmente está
quemando mis órganos internos.

Me gusta tenerlo a mi lado, pero tengo que seguir mis instintos.


Yo soy quien nos trajo aquí.

"Por eso contratamos a MREX", agrega. "Para lanzar tu etiqueta


en la estratosfera, y cuando finalmente baje, tendrá el peso de
mil Grammys".
"Hombre, eso espero".

"Lo sé."

"¿Qué sabemos sobre esta empresa?"

Comienza a recitar nombres de celebridades para las que


trabajan mientras miro alrededor de la habitación. LiQuidate
viene pavoneándose con una chica en cada brazo. Sacudo la
cabeza mientras lo miro. Es como un gallo pavoneándose
alrededor del gallinero como si fuera un rey de mierda.

Las chicas son solo un desperdicio de energía, y necesito toda la


fuerza para llegar a donde quiero ir. No tengo tiempo para eso.

"Tenemos una reunión el martes con ellos", dice Tre, divagando.


"En tu casa."

"No", le digo, levantando mi mano. "No quiero estos trajes en mi


casa. Hagámoslo en su oficina ".

Tre saca su teléfono y comienza a disparar un correo


electrónico. "No hay problema, DeMarcus. Lo configuraré ".

Guarda su teléfono, respira hondo y se vuelve hacia mí.

Aw mierda. Conozco esa mirada... sé lo que viene...


"Sabes, si quieres llegar al nivel de Jay-Z ..."

"Detente. No quiero escucharlo ".

"Sólo digo. Jay-Z era grande cuando estaba solo, pero cuando
se casó con la Reina B... se convirtió en la realeza del Hip Hop ".

"¿Quieres que me case con Beyonce?"

Resopla frustrado. "Vamos, DeMarcus. ¿Sabes cuánta


publicidad gratuita obtienen esos dos? No pueden cambiar su
cepillo de dientes sin que esté en la portada de una revista ".

"Bien por ellos. Ese no soy yo."

"Deberías ser tú", dice con algo de fuego en su voz. "Necesitas


una chica en tu vida".

"Para publicidad..."

"No, dawg. Para ti. Te he conocido toda mi vida. Necesitas ese


equilibrio, hombre. No puede ser todo sobre el trabajo. No todo
el tiempo. ¿No quieres volver a casa por la noche a una cama
tibia? "

Me doy la vuelta y veo a LiQuidate mientras empuja su lengua


por una de las gargantas de la chica skanky. Él tiene una mano
sobre la teta de la otra chica mientras ella toma selfies de los
tres. Eso estará en todo Instagram en unos cinco minutos.

"¿Cómo eso?"

Tre se ve cada vez más frustrado mientras mira el trío hashtag.

"Sabes que eso no es lo que quiero decir".

Me pongo de pie, terminado con esta conversación, y me dirijo


a la puerta. De repente, esta habitación se siente muy
pequeña.

Cuando salgo, mis ojos se sienten atraídos por una chica alta y
blanca que baila en un taburete junto a la barra. Se ve
descuidada y borracha mientras levanta las manos en el aire y
murmura las palabras de mi canción.

"¡Mierda!" Jadeo con una sonrisa en mi rostro mientras ella se


desliza y hace un encabezado sobre la barra justo en un
montón de botellas. Se estrellan contra el suelo cuando sus
piernas vuelan en ángulos incómodos donde todos pueden ver
su ropa interior.

Me río mientras veo la conmoción en el bar desde aquí arriba. El


cantinero se apresura y comienza a gritarle mientras su amiga se
sube al taburete para agarrarla.
La risa se desvanece de mi rostro cuando entrecierro los ojos en
la chica. Ya no es gracioso.

De repente, todo se siente intensamente serio.

Los pequeños pelos en la parte posterior de mi cuello parecen


endurecerse y estoy hormigueando por todos lados mientras la
miro con los ojos muy abiertos y sin pestañear.

Nunca había visto nada que quisiera tanto. No. No la quiero. La


necesito.

Si no la tengo, no podré funcionar. No podré continuar. Me


conozco y sé esto: si ella no me pertenece, no podré dejar de
obsesionarme con ella. Mi mente estará atormentada con
pensamientos sobre ella mientras mi imperio se derrumba a mi
alrededor. Mientras lo pierdo todo. Mientras me convierto en
una concha de hombre porque ella no está allí para llenarme.

Es tan pequeña que tiene que subirse al taburete para agarrar a


su amiga.

Empiezo a ponerme caliente por todas partes. Me siento


sobrecalentado mientras mi respiración se detiene.

Ella es perfecta.

Incluso desde todo el camino hasta aquí puedo ver eso.


Su piel es un caramelo marrón liso que irradia una audaz
inocencia desde el interior. El apretado vestido blanco envuelto
alrededor de su cuerpo acentúa aún más el impresionante
color. Mis dedos comienzan a doler con la necesidad de
tocarla. Mi corazón late con fuerza en mi pecho mientras la miro
abiertamente. Se hace difícil respirar.

Nunca quise hundir más mis manos en un cabello. Ella tiene un


hermoso cabello rizado que tiene un tinte dorado en las puntas
y se vuelve más oscuro cuanto más se acerca a su cabeza.
Quiero ver cómo se ve cuando se despierta por la mañana.
Quiero saber cómo se siente en mis labios cuando la abrazo y
beso su cabeza.

Mi adrenalina aumenta cuando estoy allí hipnotizado. Quiero


que todos vean su belleza, pero al mismo tiempo, quiero
guardarlo todo para mí. Una sensación de ardor comienza a
impregnar mi cuerpo mientras la miro, dándome cuenta de que
todos en este club pueden verla.

Hay hombres en todas partes. Todos a su alrededor. Una


sensación nerviosismo nervioso comienza a dominar a medida
que la ira se acumula dentro de mí.

No hay nada que les impida mirarla, tocarla, respirar su aroma.


Necesito controlar esta situación. Necesito evitar que estos
hombres miren lo que es mío.

El sentimiento es abrumador. Es como si la habitación se


estuviera cerrando sobre mí.
Agarro la barra de metal en la barandilla y la aprieto mientras
cierro los ojos y trato de respirar profundamente. No verla solo
está empeorando las cosas, así que vuelvo a abrir los ojos y la
encuentro una vez más.

Mis músculos se flexionan, mi mandíbula se aprieta y la


adrenalina sube por mis venas cuando veo a un chico
acercarse demasiado. Mi dulce niña se inclina con su culo
redondo en el aire para que todos la vean mientras ayuda a su
amiga a levantarse.

El chico a su lado toma una foto de esas curvas dulces y algo


primario en mi se rompe. Un gruñido me arranca cuando
empiezo a moverme.

"¡Mierda!" Siseo cuando doblo la esquina. Las escaleras están al


otro lado del maldito club y me duele quitarle los ojos de
encima.

"¡Oye!" alguien grita mientras corro hacia la escalera de metal.


La música suena en mis oídos, y no escucho a la multitud, pero
los veo señalando y tomando fotos mientras corren hacia mí.

No... quiero llorar. Quiero romper algo. Esto no puede estar


pasando.

El pánico comienza a llenarme cuando un enjambre de


personas sube corriendo las escaleras y me bloquea el paso.
"¡Muévanse!" Grito mientras empujo a un chico a un lado, pero
hay tres más para tomar su lugar.

Se siente como si un peso estuviera presionando mi apretado


pecho mientras trato desesperadamente de encontrarla. Veo la
cabeza de su amiga alta y ella corre hacia la puerta. No
puedo... Probablemente esté con ella, pero es demasiado baja
para verla.

Se separan de la multitud, que se dirige hacia mí,


bloqueándome el camino hacia ella.

¿No entienden estas personas que mi mundo está destrozado


en este momento? ¿Que no podré sobrevivir si no la tengo?

Su amiga llega a la salida y veo de nuevo a mi chica. Ese


vestido blanco. Esos labios... fuuucccck. Tengo que llegar a ella.

Sin pensarlo, me aferro a la barandilla y salto. La gente grita


mientras caigo y aterrizo con un gruñido doloroso.

Empiezo a correr hacia la salida, pero me jodí el tobillo en ese


aterrizaje y de nuevo, hay personas que me rodean y bloquean
mi camino.

Una cara familiar se levanta delante de mí y empiezo a ver rojo.


Es el tipo que tomó una foto del trasero de mi chica y ahora me
está clavando el teléfono en la cara.
Lo agarro y lo rompo por la mitad mientras él retrocede con
miedo. Es un punk flaco. Soy más del doble de su tamaño, pero
no me importa. Tiene que pagar por lo que hizo con mi niña.

Lo rompo en la mandíbula lo más fuerte que puedo y él cae en


la multitud mientras sigo moviéndome.

Cojeo sobre mi tobillo roto, pero sigo adelante. Nunca dejaré de


tratar de llegar a ella. Nunca.

La mitad del club se derrama sobre la calle concurrida


conmigo. Todavía están tomando fotos, agarrándome, tratando
de llamar mi atención.

Solo estoy enfocado en tratar de encontrarla. El pánico


comienza a acumularse dentro de mí cuando miro hacia un
extremo de la calle y luego hacia el otro. No se la ve por ningún
lado.

Ella se ha ido…

Sostengo mi estómago revuelto. Siento que voy a estar enfermo.

Odio no saber dónde está ella. Que no la tengo.

Las emociones abrumadoras crecen hasta un punto de


ebullición y echo la cabeza hacia atrás y dejo escapar un
rugido primario.
No hace nada para liberar el montaje de tensión.

Nada puede hacer eso...

... excepto por ella.


Capítulo 3
Ayana
"¡Ayana!" Cathy grita mientras camino por su oficina.

Mi corazón comienza a acelerarse y me mareo por dentro. Hoy


es el día en que DeMarcus Elba viene para conocerla y
saludarla. He estado esperando, — rascando eso, rezando, —
que Cathy me invite a participar. Ni siquiera me importa
participar. Solo quiero estar en la habitación. Sentada atrás,
escondida detrás de una planta, no me importa. Incluso me
conformaría con unirme a los limpiadores de ventanas en la
camilla afuera solo para ver su hermoso rostro.

Deslizo mis dedos temblorosos a lo largo de mi falda lápiz gris


mientras me asomo a la oficina de la CEO con una sonrisa en mi
rostro. "¿Sí, señora Winters?"

Está tocando su computadora portátil y no mira hacia arriba.


"¿Te saltaste tu entrenamiento de la mañana esta mañana?"

"Mmm no…"

"¿Son esos zapatos nuevos que estás tratando de romper?"


"No", miento. Por supuesto que son nuevos. Todo este atuendo
es nuevo. Gasté más de trescientos dólares en una nueva falda
lápiz gris con la chaqueta a juego, una blusa nueva, zapatos de
Marc Fisher, e incluso estoy usando ropa interior nueva. Estoy un
poco emocionada de ver a mi artista favorito.

"¿Estás entrenando para una maratón?" ella pregunta.

"¿Señora Winters? " Pregunto, totalmente confundido ahora.

Ella suspira mientras cierra su computadora portátil, cruza las


manos sobre su escritorio y me mira con una mirada dura. "Solo
estoy tratando de entender por qué has pasado por mi oficina
unas treinta y seis veces".

"Oh", le digo con una risa nerviosa. "Creo que estoy


emocionada".

"¿Por No-Bility entrar en la oficina?"

"Si." Me muerdo el labio inferior, tratando de ocultar mi sonrisa,


pero no puedo. Se niega a irse.

"¿Eres fanática?" ella pregunta.

Yo sonrío. "Podrías decirlo."


Ella me mira y asiente con aprobación. "Estás preciosa. ¿Nuevo
atuendo?"

Asiento con la cabeza. "Si."

"Dime la verdad. ¿Lo compraste porque DeMarcus vendrá a la


oficina hoy? "

Yo trago saliva "Culpable."

Su dura mirada se desvanece y se ríe. "Si no tuviera cincuenta


años, habría hecho lo mismo. Sin embargo, probablemente
habría mostrado un poco más de escote. Entra y cierra la
puerta. "

¡Eeeeeeh! Estoy tan mareada que no puedo luchar contra las


risas que me siguen saliendo. Siempre trato de actuar
profesionalmente en la oficina, especialmente alrededor de una
mujer que respeto como la señora Winters, pero vamos... ¡este es
DeMarcus Elba! ¡Él viene aquí!

"Esto va a ser una gran cuenta", dice mientras me siento frente a


su escritorio con la espalda recta. "Enorme. Cada nuevo talento
emergente va a ser espuma en la boca para firmar en su sello
discográfico. Esto podría ser importante para nuestra empresa ".

Asiento con la cabeza, tratando de cambiar del modo de


ventilador al modo de negocios.
"Podría ser enorme para ti también".

Cada célula de mi cuerpo se congela.

Ella sonríe, tomándose su tiempo para torturarme. "Quiero que


seas mi mano derecha mujer en esta cuenta".

Se me cae la boca, pero no sale nada.

¿Trabajaré con... DeMarcus... Elba...?

Dios mío, quiero llamar a Madison tan loca ahora mismo.

"Tomaré tu asombrado silencio como un sí".

"Pero... ¿qué pasa con Granny Anne?"

Granny Anne es la cuenta en la que he estado trabajando


durante los últimos meses. Se vendieron como una pequeña
viejita que hacía productos de belleza naturales desde su
cocina y vinieron a nosotros cuando resultó que eran una
fábrica en ruinas a las afueras de Beijing. Les he estado llevando
a cabo el desastre de relaciones públicas y les he ayudado a
recuperar la confianza de sus clientes al sugerirles que renueven
su fábrica y paguen a sus empleados salarios dignos. Hasta
ahora, han escuchado.
"Voy a darle ese a Jason", dice ella. "Hiciste un gran trabajo con
ellos".

"Gracias", le digo cuando siento que mis mejillas comienzan a


calentarse.

"Ahora es el momento de pasar a las grandes ligas. Es la Serie


Mundial y tu entrenador te está llamando. ¿Vas a aceptar? "

"¡Si!" Golpeo su taza llena de bolígrafos mientras salto sobre su


escritorio con la mano extendida.

Ella se ríe mientras la sacude.

"Bien, ahora deja de caminar por mi oficina y prepárate. No-


Bility estará aquí en una hora. "

***

He estado pegada a la ventana como una ventosa durante la


última hora. Estoy mirando el rascacielos hacia la calle de
abajo, tratando de echar un vistazo a DeMarcus. Sé que pronto
estaré sentado frente a él (¡todavía no puedo creerlo!), Pero
todavía necesito verlo lo antes posible y con la mayor
frecuencia posible.
Cathy cree que me estoy preparando para la reunión, pero me
he estado preparando para esto toda mi vida. Sé todo sobre él.
Lo conozco desde que tenía menos de cien seguidores de
Instagram (¡yo era el número 67!) Y ahora tiene más de setenta
millones.

Me encanta. No solo su música, sino él.

He visto cada entrevista que ha hecho más de una docena de


veces cada una. Siento que lo conozco personalmente, y es
vergonzoso, pero siempre he sentido que estamos juntos. Las
chicas generalmente tienen ese sentimiento con sus
enamoramientos de celebridades, solo que tienden a crecer
fuera de ellas alrededor de los catorce años de edad, pero yo...
bueno, nunca he superado mi amor por él.

"Vamos, niña", me susurro. "Ser profesional."

Me enderezo y estoy a punto de alejarme cuando veo un


enorme Range Rover negro y mejorado que sé que solo tiene
que tenerlo en él. Puedo sentirlo.

Mis manos y mi frente quedan inmediatamente pegadas al


vidrio (los limpiadores de ventanas me van a odiar) y estoy
mirando hacia abajo mientras mi corazón da vueltas después
de dar vueltas.
La puerta se abre y un gemido bajo cae de mi boca cuando lo
veo salir. ¡En realidad es él! DeMarcus Elba. El amor de mi vida,
incluso si él no sabe qué existo.

Se ve deslumbrante como siempre con un impecable par de


Timberlands, jeans holgados y una camisa blanca que está tan
apretada alrededor de sus grandes y duros bíceps que no
puedo mirar hacia otro lado. Él es todo arrogante sexy mientras
camina hacia la puerta y fuera de mi vista.

"¡No!" Jadeo cuando él desaparece debajo de mis pies. Golpeo


mi palma en la ventana con frustración mientras mi corazón se
acelera. Está bien, me digo a mí misma. Estará aquí pronto.

Con una respiración profunda, me doy la vuelta y sacudo las


manos.

"¿Puedes salir de mi oficina ahora?" Walter pregunta mientras


me mira divertido.

"Sí", le digo con voz temblorosa. "Estaba haciendo...


investigación de mercado... para... una cuenta... muy
importante".

Me está mirando como si fuera de otro planeta, así que asentí


con la cabeza y salí.

Toda esta oficina puede pensar que estoy loca, pero no me


importa.
¡Porque el rey del Hip Hop está en camino!

¡A mi encuentro!
Capítulo 4
DeMarcus
"¿Qué pasa contigo?", Pregunta Tre mientras le grito por décima
vez esta mañana. Todo me está afectando. No puedo evitarlo.

"Solo..." prácticamente gruño. Respiro hondo, cierro los ojos y


trato de centrarme.

No sirve de nada.

Todo está girando fuera de control. Mi mente. Mis metas. Mi


vida. Todo está roto.

"¿Es esa chica?" Tre pregunta con cuidado mientras me mira


agarrar la mesa con tanta fuerza que mis nudillos oscuros se
vuelven blancos.

"Mi chica."

"¿Qué?"

"No esa chica. Mi chica. Ella me pertenece."


"Ni siquiera sabes su nombre".

Sus palabras son una daga en mi corazón. Duelen. Real. Dolor


físico real.

¿Cómo puedo no saber su nombre? ¿Cómo puede estar allí en


el mundo donde no puedo encontrarla?

He buscado en los perfiles de Facebook durante los últimos tres


días tratando de encontrarla, pero me quedé corto. No tengo
su nombre. No tengo nada más que arrepentimiento y dolor.

Estoy completamente obsesionado con ella y no sé cómo


manejar todos estos sentimientos posesivos que tengo.

¿Cómo manejas los sentimientos posesivos cuando lo que


necesitas poseer está fuera de tu alcance? ¿Cómo manejas los
sentimientos protectores de alguien cuando no está en tu vida
para proteger?

Voy a pasar toda una vida tratando de resolver esas preguntas.

"¿Quieres que reprograme?" Tre pregunta mientras mira


alrededor de la sala de conferencias vacía.

"No", gruño. Ya estamos aquí y no es como si estas emociones


intensas se fueran a desaparecer pronto. Probablemente me
sentiré tan nervioso en mi lecho de muerte como me siento
ahora. "Acabemos con esto".

La puerta se abre y entra una mujer blanca mayor con cabello


rubio y ojos azules afilados. "Señor Elba ", dice con la mano
extendida. "Es muy bueno conocerle."

Me levanto y le doy la mano con un movimiento de cabeza.

La puerta se está cerrando lentamente, pero luego una


pequeña mano marrón la atrapa y mi corazón se aloja en mi
garganta cuando la veo entrar.

Ella tiene una sonrisa tímida en su rostro mientras la miro,


aturdido.

Sus brillantes ojos marrones se mueven hacia los míos y luego


caen al suelo cuando sus mejillas color caramelo se oscurecen
un poco. Nunca quito mis ojos de ella mientras camina
alrededor de la gran mesa y se para al lado de su jefa.

"DeMarcus", susurra Tre mientras me empuja con el codo.


"Levanta tu maldita mandíbula de la mesa".

Me recupero y vuelvo a pensar en el presente.

Extiende su pequeña mano sobre la mesa y trago saliva


mientras la miro fijamente. "Encantada de conocerlo, Sr. Elba",
dice con una voz tan dulce que me hace temblar por la
espalda. "Mi nombre es Ayana Lockett".

"Ayana", susurro mientras tomo su mano en la mía. Mi mano es


tan grande en comparación con la de ella que prácticamente
me la trago.

Cathy comienza a hablar de nuevo, algo acerca de darnos la


bienvenida a MREX, pero no puedo escuchar las palabras.
Todos están retumbando y silenciados como si estuviera bajo el
agua.

No puedo concentrarme en nada más que su mano suave en la


mía y la forma en que sonríe tímidamente. Me duele el corazón
mirar.

El codo duro de Tre hasta mis costillas me devuelve a la


realidad.

Suavemente tira de su mano, tratando de liberarse, pero no


estoy listo para soltarla. Ahora no, nunca.

"DeMarcus", susurra Tre. "Deja ir la mano de la chica".

No me importa si esto es incómodo o inapropiado. Ella es mía y


quiero tocarla.
"Genial", dice Cathy mientras lanza una rápida mirada nerviosa
a nuestras manos. "Ahora que las formalidades están hechas,
podemos ponernos a trabajar".

Finalmente, la solté y ella se sienta en la silla frente a mí.

No puedo quitarle los ojos de encima. Pensé que estaba


cautivando en el club, pero parece una maldita diosa ahora
que está de cerca con el sol de la mañana brillando sobre ella
a través de las ventanas.

Quiero congelar el tiempo y memorizar cada detalle sobre ella.


Cada grieta suave y línea en esos exuberantes labios jugosos
que se ven tan malditamente besables. Cada hebra en cada
mechón natural de su cabello devastadoramente hermoso.
Cada tono de color marrón en esos ojos que detienen el
corazón. Cada larga pestaña. Todo.

Quiero conocerla por completo, a fondo, íntimamente.

Y, sobre todo, quiero levantarla y ponerla sobre la mesa. Quiero


abrirle las piernas y ver qué tipo de dulzura esconde debajo de
esa delgada falda.

Quiero probar su coño y ver qué tan apretado me aprieta la


polla dura.

Mierda. Mis dientes están apretados. Mi polla es dura como una


roca.
Puedo sentir que se moja en mis pantalones cuando el pre-
semen se escapa. Mis bolas están tan llenas que me duelen.
Están listas para descargar hasta la última gota en su pequeño
coño maduro. Quiero llenarla con mi esperma caliente. Quiero
cubrir su matriz con mi semilla hasta que mi hijo crezca dentro
de ella.

Oh sí. Eso es lo que quiero. Quiero llevar a esta chica madura


crudo sobre esta mesa. Quiero criarla.

Quiero ver su estómago hinchado con mi hijo.

Lo necesito.

Tre traga saliva mientras mira mis puños que se cierran y se


aflojan debajo de la mesa.

"Tenemos una visión de lo que queremos hacer con su sello


discográfico", dice Cathy mientras miro a su compañera de
trabajo.

"Tengo una visión de lo que quiero hacer con ella". Simplemente


se desliza y una vez que está fuera, no puedo retirarlo. No es
que yo quiera. Ella necesita saber exactamente lo que tengo en
mente para ella.

"¿Disculpe?" Cathy dice mientras las mejillas de Ayana


comienzan a oscurecerse.
"Oh, joder", murmura Tre mientras se cubre los ojos con la mano.

Bueno, ya está fuera. No hay vuelta atrás.

"Todos afuera", ordeno con voz grave.

Cathy mira de mí a Ayana, a Tre y luego a mí. "¿Lo siento?" ella


dice, confundida. "¿Me he perdido algo?"

Ella no se mueve, así que supongo que sí.

Esta vez hablo muy despacio y con mucho cuidado. "Todos. El.
Mundo. Malditamente. Fuera. De. Aquí."

Cathy toma sus archivos y se levanta rápidamente. Ayana


también. "No tú", le digo.

Ella se sienta de nuevo con sus hermosos ojos marrones que se


ven amplios e inseguros.

"Tú también, Tre", agrego cuando él no se mueve.

"¿Me estás echando?"

Me duele, pero aparto mis ojos de Ayana para mirarlo. "Ve a


esperar en el auto".
"¡Esto es una mierda!" grita mientras golpea la mesa con la
mano, pero se levanta y se va tras Cathy.

Somos solo nosotros dos en la sala de conferencias ahora.

Sin embargo, hay ventanas en todas partes. Gente caminando.


Mirándola. Quiero tomar sus ojos por mirar lo que es mío.

Odio estar actuando así delante de ella. Como una bestia fuera
de control. Ella me conoce desde hace unos diez segundos y ya
le he jurado a su jefa y le he gritado a mi mejor amigo delante
de ella.

"¿Está todo bien, Sr. Elba?" dice mientras miro a mi alrededor las
grandes ventanas detrás de mí. Me levanto tan rápido que la
silla gira, luego corro hacia las ventanas y cierro las persianas.

Cathy me está mirando desde el pasillo y yo descaradamente


cierro las persianas en su cara. No quiero que nadie vea lo que
estoy a punto de hacer con mi chica.

Los brillantes ojos marrones de Ayana están muy abiertos y


alertas mientras me observa caminar alrededor de la mesa y
sacar la silla a su lado.

Inhalo profundamente mientras me siento, dejando que su


perfume embriagador llene mis pulmones agitados. Me está
haciendo agua la boca. Ya soy adicto a ella. Estoy indefenso
por ella.
"Eres impresionante", le digo.

"¿Disculpa?" ella dice con una risa sorprendida.

"Hablaba en serio antes cuando dije que tenía una visión de lo


que quiero hacer contigo".

"Está bien... ¿qué es eso exactamente?"

Agarro el reposabrazos de su silla y la giro hasta que se enfrenta


a mí. Lleva una larga falda gris apretada alrededor de las
piernas. Desearía que llevara algo más suelto para poder
deslizar mis codiciosas manos dentro de él.

Ella tiene sus manos en su regazo mientras me mira con una


expresión curiosa en su hermoso rostro.

"Mi visión..." digo con la voz quebrada. "Estamos juntos. Tú y yo.


Puedo verlo todo. Vestido blanco en la playa, intercambiando
anillos, votos. Puedo seguir si quieres. "

Ella traga saliva mientras me mira con una expresión seria.


"Bueno…"

"Te quiero, Ayana. Nunca he querido a nadie como te quiero a


ti. Ni siquiera quiero. Está más allá de la necesidad. Te necesito,
niña. Tengo que tenerte. "
Sé que sueno desesperado. Puedo escucharlo en mi voz junto
con el dolor que siento de que ella no sea mía. Pero no me
importa. Ella necesita saber la verdad. Ella necesita saber dónde
estoy parado. Donde ella se para en mi vida.

Su cara seria se quiebra y comienza a reír. El sonido de su risa me


llena de amor a pesar de que se está riendo de mí. Sus tetas
redondas tiemblan y se agitan con cada risita mientras la miro
con una cara severa.

Su risa comienza a desvanecerse cuando ve que hablo en serio.


Nada de lo que siento es gracioso. No para mí.

"Todavía estoy un poco confundida", dice ella. "¿Es así como le


haces proposiciones a las chicas?"

"No es una propuesta, Ayana. Es un voto. Te quiero y voy a


tenerte. No importa qué. Te quiero en esta mesa con las piernas
abiertas frente a mi cara. Quiero esas tetas rebotando de arriba
a abajo mientras entierro mi lengua en tu pequeño coño
mojado mientras gritas mi nombre. Esa es mi visión de lo que
quiero ".

Lo arrojo entre nosotros y veo lo que hace con él.

Ella separa sus piernas ligeramente mientras sus pezones se


endurecen. Puedo verlos asomándose detrás de su blusa y me
pone duro como una roca.
Su cuerpo se pone rígido cuando me inclino hacia adelante y
agarro los reposabrazos de su silla con mis grandes manos. Me
inclino, succiono su perfume como si me estuviera ahogando y
es el oxígeno que necesito respirar.

"¿Qué deseas?" Pregunto en voz baja y gutural.

Me mira a los ojos y veo que su respiración comienza a


acelerarse. Hay piel de gallina en su sexy piel de caramelo
marrón cuando me ciervo sobre ella.

"Puedes decirme cualquier cosa", susurro sobre sus labios, lo


suficientemente cerca como para que ella pueda sentir mi
aliento caliente. "Qué quieres y te lo daré. Te daré el mundo si
me lo pides ".

"Solo te he querido", dice en un susurro suave. "Te he estado


siguiendo desde el principio. He estado enamorada de ti desde
el principio ".

Aprieto mis labios contra su suave y deliciosa boca y la beso tan


profundo y descaradamente que ella gime en mi boca. Su
pequeña mano acuna mi mejilla mientras me inclino más,
profundizando el beso mientras mi polla palpita de necesidad.

Estoy mareado y con hormigueo cuando finalmente nos


separamos. Mis piernas no funcionan demasiado bien, así que
me recuesto en la silla, preguntándome cómo esta chica me
está teniendo un efecto tan fuerte.
Siento que estoy bajo un hechizo. No entiendo cómo ejerce
tanto poder sobre mí. Me siento poseído por sus encantos, por
su belleza.

"¿Eres una bruja?" Le pregunto

"¿Una qué?" ella pregunta con una risa.

"¿Cómo me estás haciendo esto?" Estoy sacudiendo la cabeza


mientras la miro fijamente. Acabo de recibir un beso, pero
quiero otro. Quiero más. Quiero sentir cuán suave y húmedo es
su coño.

Ella tiembla con una sonrisa en su rostro cuando puse mis


palmas sobre sus muslos.

"Hazme un favor y prende fuego a esta falda".

"¿No te gusta?" ella pregunta mientras mueve su cabeza hacia


atrás con una mirada de dolor en su rostro.

"Te ves impresionante, niña. Absolutamente magnífica, pero es


demasiado apretado. Te quiero en algo suelto. Algo que tenga
un acceso más fácil ".

"¿Acceso a qué?" pregunta lentamente mientras sus mejillas


comienzan a sonrojarse.
"Tú sabes", le digo con una voz firme y profunda. "Quiero poder
tocarte el coño cuando quiera. Quiero poder alcanzar entre tus
piernas y ver si mi chica está mojada. Si ella necesita ser follada.

Ella traga saliva mientras me mira. "No la volveré a usar".

"Bien", le digo. "Ahora, ¿qué tan húmedo está ese pequeño


coño? ¿Ahora mismo?"

Traga saliva, pero sus ojos llenos de lujuria nunca dejan los míos.
"Muy mojado".

"Muéstrame."

Después de un segundo o dos de vacilación, mira a la puerta


cerrada y luego mete la mano en su falda. Mi boca se cae y mi
corazón se detiene cuando veo su mano desaparecer entre sus
piernas.

Cuando levanta la mano, sus dedos están todos húmedos y


brillantes. Se me hace agua la boca al mirar su crema.

"Mmmm", gimo mientras agarro su muñeca. Llevo su mano a mi


boca y succiono su cálida y pegajosa miel de sus dedos, un
dedo a la vez.

Sabe tan bien que casi me desmayo.


Me duele la polla en los pantalones, estoy tan duro. Siento que
mis bolas explotarán en cualquier momento. No sé cuánto
tiempo más puedo durar sin mi polla enterrada profundamente
en esta dulce niña.

Hay un fuerte golpe repentino en la puerta y giro la cabeza con


un gruñido.

"¡Vete!" Grito cuando el hombre muerto vuelve a llamar.

"DeMarcus", grita Tre desde detrás de la puerta. "Tenemos que


irnos."

"¡No me estoy yendo!" Le grito de vuelta. No hay ningún lugar


donde deba estar que sea más importante que aquí con esta
chica perfecta.

"Cathy está obteniendo seguridad", grita.

"Mierda", maldigo por lo bajo. Si piensan que pueden separarme


de lo que es mío, entonces voy a separar sus cabezas de sus
cuerpos.

"Tenemos que llegar a The Perspective", dice Tre.

Yo no voy. No me importa. Reservé un programa de entrevistas


en Atlanta llamado The Perspective, pero Tre solo tendrá que
cancelar. Soy físicamente incapaz de dejar a esta diosa.
Ella tiene un hechizo sobre mí, y me guste o no, me está
desamparando.

La puerta se abre unos segundos después y exploto fuera de mi


silla cuando tres guardias de seguridad irrumpieron con Cathy
parada detrás de ellos.

Mis músculos se tensan y mi corazón comienza a latir con fuerza


mientras miro a los tres hombres. Si se acercan a mi chica, lo voy
a perder.

"¿Qué estás mirando?" Gruño al más grande que es tan


estúpido como para mirar a Ayana.

Tre entra para calmar la tensa situación, pero va a tomar mucho


más que él para calmarme. Me siento como una bomba de
tiempo.

"No sé lo que te ha pasado", dice cuando se acerca. "Pero


tenemos que ir a tu entrevista. Se suponía que esto era un
rápido encuentro y saludo ".

"Me quedo", gruño. "Cancélalo."

"No tienes que hacer eso", dice Ayana. Su dulce voz y su


hermoso rostro solo hacen que toda la ira desaparezca. Me giro
y la miro y mi corazón comienza a disminuir.
¿Qué demonios se me ha metido? Siento que no seré yo mismo
hasta que reclame su dulce coño como mío.

Su delicioso sabor picante todavía está en mi boca y su aroma


todavía gira alrededor de mi cabeza, volviéndome loco.

"¿Qué tal si nos vemos después?" dice ella, tan ansiosa como yo
me siento. "Esta noche."

"No va a trabajar", dice Tre. Mis manos se aprietan en puños.


Quiero ponerlo a través de una pared. "Está volando a Miami
para un espectáculo esta noche".

"Cancélalo."

La boca de Tre cae. Nunca he cancelado un show antes.


Incluso cuando tuve gripe e incluso cuando me rompí la nariz y
sonaba como Kermit the Frog.

"¿Cancelarlo, DeMarcus?" dice mientras me mira en estado de


shock. "Aparecen veinticinco mil personas".

Mis ojos están fijos en Ayana. "No me importa".

Estaría dispuesto a decepcionar al mundo entero en este


momento si eso significara pasar cinco minutos más con esta
pequeña belleza sexy.
"No lo canceles", dice ella. "¿Qué tal si voy contigo?"

Sonrío mientras la miro fijamente. Yo y Ayana en Miami...


Compartiendo un jet privado... Compartiendo una habitación
de hotel...

"Te recogeré a las dos", le digo mientras me dirijo a la puerta.

"Termino a las cinco", dice ella.

Le doy una mirada a Cathy cuando la paso. "Tú jefa te dejará ir


temprano para disculparse por irrumpir aquí con seguridad. ¿De
acuerdo?"

Cathy baja los ojos pero luego asiente con la cabeza.

"Dos en punto. Y ponte algo más suelto. "

Le tiro a Ayana mi tarjeta de crédito y le digo que compre lo


que necesite y que no se preocupe por el precio.

Y luego, con mi corazón retorciéndose de dolor, la dejo.


Capítulo 5
Ayana
Un black limo brillante se detiene frente a mi edificio y tengo
que contener un chillido de emoción cuando veo mi reflejo en
el cristal oscuro y teñido. Me veo tan emocionada con una
mirada excitada en mi rostro.

Solo saber que DeMarcus me está esperando detrás de ese


cristal es suficiente para excitarme.

Todavía puedo ver el puro placer y satisfacción en sus ojos


mientras tomaba mis dedos y los lamía para limpiarlos. Me está
haciendo más húmeda que nunca.

Estoy tan emocionada que ni siquiera espero a que el


conductor abra la puerta. Lo abro yo misma y respiro hondo
cuando veo a DeMarcus sentado allí. Está solo, luciendo bien
como el infierno con un traje azul oscuro. Se quitó la chaqueta y
la cubrió sobre el asiento, y mis ojos se lanzaron de inmediato a
sus brazos musculosos. Su camisa blanca está enrollada en sus
gruesos antebrazos tatuados y me pongo un poco más húmeda
cuando veo las palomas en su manga de tinta negra. Sé cómo
es cada centímetro de él de todas las veces que amplié las
fotos de él en Internet. Lo sé todo, pero lo que se esconde
detrás de ese gran bulto.
"Eso es mejor", dice mientras exhala largamente. Sus ojos están
en mi nueva falda, pero no estoy segura de qué es lo que dice
mejor — mi atuendo o el hecho de que ahora estoy aquí con él.
Él no da más detalles y estoy demasiado conmocionada para
preguntar.

Lleva el chaleco azul oscuro a juego sin corbata. Solo un collar


abierto que muestra la línea entre sus enormes pectorales y una
sola cadena de oro.

"Te he estado esperando", dice mientras agarra mi muñeca y


me empuja a la limusina. Es hermoso y espacioso aquí, pero
parece que no puedo quitarle los ojos de encima para mirar
alrededor. Están obsesionados con su hermoso rostro.

Me alcanza para cerrar la puerta y mi cuerpo comienza a


hormiguear con nervios emocionados. Una carga llena el aire
cuando me tira a su regazo.

Me siento tan pequeña en sus grandes brazos. Me siento segura


y protegida. Me siento en casa.

Su mano grande y poderosa se desliza por mi espalda y agarra


la parte de atrás de mi cuello mientras mira con nostalgia mis
labios. "Eso fue una tortura", dice con un respingo en su voz. "No
quiero volver a estar separado tanto tiempo de nuevo".

"Yo tampoco", le susurro. Me besa largo y duro. Al principio es


apresurado y lleno de desesperación, pero a medida que
avanza y exploramos las bocas del otro, comienza a reducirse a
un suave beso romántico.

Ya estoy muy mojada. Puedo sentir el calor acumulándose en


mis bragas con cada segundo que su boca se presiona contra
la mía.

Saber que él es el tipo de hombre firme y dominante que toma


lo que quiera está preparando mi cuerpo.

Sus brazos me envuelven fuertemente en un agarre


inquebrantable. Su mano posesiva se desliza por mi cuello y
dentro de mi cabello mientras gime en mi boca.

No puedo creer que esté besando a DeMarcus Elba. ¡Estoy


sentada en el regazo de No-Bility!

Nadie me creerá. Probablemente no lo creeré cuando me


levante mañana por la mañana.

Sé que esto será solo una noche de diversión, pero estoy


preparada para ello. Me he guardado para él y le voy a dar
todo lo que quiere de mí.

Lo amo y tomaré todo lo que pueda conseguir. Incluso si es solo


una aventura de una noche. Sé que los hombres como él no se
establecen. Especialmente con chicas como yo.
"Te vi en The Perspective", le digo cuando finalmente nos
separamos. Llevamos tanto tiempo besándonos que me
preocupa que ya estemos a medio camino del aeropuerto. Lo
tengo todo para mí en este momento y es posible que no
vuelva a tener eso. Seguro que tendrá a su gente a su alrededor
en el avión y en el concierto.

"Estaba hecho un desastre", dice mientras mira mis labios.

Él lo era. Apenas podía escupir una oración completa. Parecía


sacudido y agitado, que es muy diferente a él. Él siempre es tan
tranquilo y genial. Tan suave y en control.

Al principio, pensé que era por mí, pero luego me di cuenta de


lo ridículo que sonaba y abandoné la loca idea.

"No eras tan malo", le digo con una sonrisa suave.

"No podía dejar de pensar en ti", dice mientras se aferra a mí.


"Estabas corriendo por mi cabeza en un bucle. El dulce sabor de
tu coño me rompió. "

Empiezo a sentir que mi cuello y mejillas se calientan cuando sus


ojos viajan por mi cuerpo hacia el área ardiente entre mis
piernas. Mis pezones ya están duros y tengo la piel de gallina por
todas partes.

Me desplaza hacia un lado y jadeo cuando siento su erección


dura clavándose en mi trasero.
Su mano derecha está sobre mi rodilla desnuda y comienza a
deslizar su palma por mi muslo interno.

Oh joder...

Mis piernas comienzan a temblar cuanto más se acerca.

"Esta falda es mucho mejor", gruñe mientras su mano se agacha


debajo de ella. "Esto es lo que quiero que te pongas".

"Oh, casi lo olvido", le digo mientras saco su tarjeta de crédito


de mi sujetador. Intento dársela, pero él no la acepta.

"Quédatela. Úsala para lo que necesite ".

"No puedo", digo mientras la deslizo en el bolsillo de su


chaqueta. "Compré la falda con mi propio dinero".

Su mano se detiene y casi gimo de decepción. Mi coño anhela


su mano. Quiero sentir que me toca tanto.

"Ahora soy tu hombre", dice con una voz severa que no deja
lugar a discusión. "Me perteneces y yo me encargo de lo que es
mío. Si necesitas algo, quiero pagarlo ".

Me muerdo el labio inferior mientras él me mira. Soy una


orgullosa mujer independiente que tiene su propia carrera y su
propio dinero. No quiero quitarle nada a él, pero en este
momento, todo en lo que estoy enfocada es en su mano y en
hacer todo lo que pueda para mantenerlo en movimiento, así
que asiento.

"Está bien, DeMarcus. Lo que digas."

Me besa con fuerza y mi cuerpo se derrite cuando continúa


deslizando su mano debajo de mi falda. La punta de su dedo
toca mi línea de bragas y siento una oleada de calor, sabiendo
que mi enamoramiento está tan cerca de mi área más íntima.

"¿Todavía estás mojada para mí?" gruñe mientras pasa su dedo


sobre mi montículo. Mi espalda se arquea y dejo escapar un
gemido.

"Si."

"¿Qué tan húmeda?"

"Demasiado mojada", jadeo. Mi corazón se detiene cuando él


desliza la punta de su dedo en la banda de mi braga y la
despega hacia un lado.

"Oh, mierda", hice una mueca cuando lo sentí deslizar su dedo


por mis húmedos pliegues. Cavo mi cara en el hueco de su
cuello, inhalando su intoxicante colonia mientras juega con mi
coño.
"Estás empapada", dice con un borde oscuro en su voz. "¿Has
estado pensando en mi gran polla?"

"Sí", me quejo. Nunca hablo así, pero no puedo mentirle.

La punta de su dedo alcanza mi clítoris y comienza a frotarlo en


pequeños círculos apretados mientras su brazo se aprieta
alrededor de mi espalda. Mis piernas se separaron cuando me
derrito en él. Se siente tan bien…

"Este coño es mío", dice en voz baja y posesiva. "¿Entiendes eso,


Ayana?"

Asiento mientras desliza sus dedos por mis pliegues y rodea mi


entrada virgen. Amo su posesividad. Me encanta que él quiera
que yo sea suya. Como si yo sería de cualquier otra persona...
siempre he sido suya.

"Este coño es tan apretado", dice con una mueca de dolor


mientras sumerge la punta de su dedo dentro. Su mirada está
llena de deseo extremo y necesidad intensa. Está respirando tan
fuerte, como yo. Siento que mi corazón va a salir de mi pecho.

"Dime niña. ¿Eres virgen?"

Estoy moliendo mi trasero en su polla dura, tratando de sacarlo


mientras espera mi respuesta.
"Te esperé", le digo. "Sé que suena tonto, pero en el fondo
siempre supe que pertenecíamos juntos. Siempre pensé que
esto sucedería ".

Mírame, balbuceando como una idiota. ¡Cállate, Ayana! Te


verás como una groupie pegajosa en lugar de la chica genial
que él cree que eres.

Esto es solo un juego para él. Tengo que recordar eso.

Saca sus manos de entre mis piernas y mi clítoris mientras lo veo


lamer mis jugos limpiando sus dedos. Verlo tan embelesado con
mi cuerpo, tan cautivado y fascinado con lo que he mantenido
oculto de cualquier otro hombre en mi vida, me está
asombrando. El calor se está acumulando dentro de mí tan
rápido que creo que me correría solo por tener sus sexys ojos
marrones sobre mí.

"Está sucediendo", dice mientras me mueve de su regazo y me


sienta en el asiento de cuero. "Estoy obsesionado contigo ahora,
niña. Tu gusto. Tu olor. Inclínate hacia atrás, quiero más ".

Me recuesto contra el asiento con cada nervio que termina en


mi cuerpo agitándose mientras él agarra mis bragas mojadas y
comienza a deslizarlas por mis muslos. Levanto mi trasero para
ayudarlo y todavía no puedo creer que sea él mientras las guía
de mis tobillos.
Estoy asombrada. Estoy en shock. Mi cuerpo se ha hecho cargo.
Los deseos carnales han anulado mi cerebro consciente y están
dejando que DeMarcus haga lo que quiera.

"Levanta la falda", exige. "Déjame ver ese coño extendido".

Tomo la parte inferior de mi falda nueva y la levanto,


mostrándole todo. Mis piernas están abiertas y sus ojos calientes
y hambrientos están fijos en mi coño mojado mientras se pasa la
mano por la cara y suspira.

"Joder", susurra. "Eres tan hermosa. Extiende esos labios y déjame


ver cuán rosada eres. "

Hago lo que me ordena e incluso me sorprende lo mojada que


estoy. Mi coño está empapado y mis dedos se cubren de crema
caliente mientras separo mis labios para darle una vista cercana
de mi agujero virgen.

De repente me sorprende lo rápido que nos estamos moviendo.


No quiero ser otra de sus chicas. Quiero ser mucho más.

Esto es divertido ahora, pero ¿cómo será mañana cuando se


vaya a otra ciudad y me deje atrás? ¿Cómo va a ser dentro de
unos años cuando todavía este enamorada de él, pero se ha
olvidado de mi nombre?

"Espera, DeMarcus", le digo mientras cierro las piernas.


Él gruñe y vuelve a abrirlas.

"No me hagas eso", dice con pánico en su voz. "Por favor."

"Yo solo... no hago este tipo de cosas".

Me mira a los ojos y veo la vulnerabilidad dolorosa en ellos. "Yo


tampoco."

Sí, claro.

"He estado enamorada de ti desde que tenía diecinueve", le


digo. "Pero no te conozco. Él verdadero tú."

"Tenemos toda una vida juntos para que aprendas todo", dice
con voz suave y amorosa. "Lo bueno y lo malo".

"Entonces, ¿hay algo malo? ¿Lo estás admitiendo? "

Sacude la cabeza mientras se acerca a mí hasta que nuestros


rostros están lo suficientemente cerca como para besarse.
"Puedo ser un poco celoso".

"No me importa eso", le digo con una sonrisa. Me gusta saber


que vuelvo loco a mi hombre.
"Un poco obsesivo también".

"¿Un poco?" Digo con una carcajada.

"De acuerdo, mucho. Cuando veo algo que quiero, solo tengo
que tenerlo. No soy un hombre que pueda ser detenido ".

Su larga erección se presiona contra mi vagina extendida y


toda mi humedad está haciendo un desastre en sus pantalones.
No parece importarle lo más mínimo.

"¿Y ves algo que quieres?" Pregunto mientras me mira a los ojos.

Él ahueca mi mandíbula y pasa su pulgar sobre mis labios. Hay


una mirada hambrienta en sus ojos que hace que mi cuerpo
reaccione de una manera fuerte.

"Lo hago", dice mientras se inclina. Me besa en los labios y luego


se separa mientras se hunde.

Jadeo cuando siento sus fuertes manos en mis muslos internos,


escarbando en mi carne y estirándolos. Su aliento caliente me
hace cosquillas en los pliegues, me molesta y me hace
deslizarme más cerca de su boca. Finalmente, presiona su
lengua contra mi sexo caliente y dejo escapar un gemido que
estoy segura de que el conductor puede escuchar.
Él desata su lengua voraz y sus labios codiciosos sobre mí. A
través de mis pliegues hormigueantes y hasta mi dolorido clítoris,
girando su lengua alrededor mientras me prueba por segunda
vez hoy. Lloro cuando su lengua vuelve a mi agujero y lo rastrea
antes de hundirla profundamente.

Deslizo mi mano sobre su cabeza y lo sostengo allí mientras


mece mi mundo.

Su boca está en todas partes. Abro los ojos cuando golpea el


lugar correcto y me sorprende ver gente caminando por la
limusina. Estamos cerca del aeropuerto, atrapados en el tráfico,
hay peatones caminando, completamente ajenos a que estoy
casi desnuda aquí con la lengua de DeMarcus Elba en mi coño.

No... ya casi llegamos. Casi en el punto donde tenemos que salir


y caminar por el aeropuerto. Solo quiero quedarme con
DeMarcus aquí para siempre. Solo nosotros dos. Así como así...

Su lengua comienza a moverse más rápido y empuja más


profundo mientras trata de sacarme. Los gemidos salen cada
vez más fuertes con cada movimiento de su lengua.

Siento que el calor se acumula. Siento que se acerca un


orgasmo.

Él envuelve sus labios alrededor de mi clítoris y lo provoca con su


lengua. Eso, junto con ver su gran cuerpo musculoso entre mis
piernas es suficiente para desencadenarme.
Me corro duro

Los alaridos y los gritos salen tan fuertes y son totalmente


incontrolables mientras me retuerzo en el asiento de cuero. Mis
piernas temblorosas se cierran alrededor de su cabeza mientras
mi espalda se arquea, y tiemblo con el orgasmo más intenso.

Casi me desmayo y todo se desvanece a medida que el calor


se hace cargo. Aproximadamente registro a DeMarcus sentado
de nuevo y moviéndome con sus grandes y poderosas manos.

Cuando recupero la conciencia, estoy en su regazo, respirando


pesadamente mientras mi coño brilla con cálida satisfacción.

Me pellizco el brazo, tratando de convencerme de que esto es


real. No puede ser.

Nadie tiene esta suerte.

Cuando el sueño no se desvanece, descanso la mejilla en el


pecho de DeMarcus y sonrío al oír el latido de su corazón.

El conductor de la limusina se aleja del tráfico y se dirige al área


exclusiva solo para propietarios de aviones privados.

El sueño aún no ha terminado.


Solo está comenzando...

***

Una hora después, y estamos en el jet privado de DeMarcus.

Tre y el resto de su tripulación están al frente y tienen prohibido


dar la vuelta y mirarnos. DeMarcus quería enviarlos a Miami en
un vuelo comercial, pero lo convencí de que también los dejara
venir. No quiero que toda su tripulación me odie. Quiero que me
ayuden a encerrar a este dios del hip hop.

Estamos bebiendo champán mientras el sol se pone en la


distancia. Es perfecto.

Tan divertido como es estar sola con DeMarcus, esto también es


bueno. Estamos hablando y conociéndonos. Al principio estaba
fangirl, pero ahora él me tiene tranquila y relajada. Él tiene esa
forma suave sobre él que me tranquiliza. Solo estoy siendo yo
misma.

Me cuenta todo sobre su sello discográfico y cuánto significa


para él.

"Ha sido mi sueño de toda la vida", dice. Puedo ver lo


importante que es para él cuando habla. Simplemente me
hace aún más dedicada a trabajar duro y darle el lanzamiento
perfecto.

"Haré todo lo que pueda para ayudarte", le digo.

Choca su vaso con el mío. "Ya hiciste mucho".

Sonrío mientras lo miro. ¡DeMarcus increíble Elba!

"Lo dejo en tus manos", dice mientras me mira. "Confío en ti,


Ayana".

Trago saliva mientras mis ojos caen hacia su grueso brazo


tatuado.

Realmente espero no decepcionarlo.


Capítulo 6
Ayana
Toda la arena se está volviendo loca y en el centro de todo está
No- Bility. DeMarcus ofrece un espectáculo increíble y yo estoy al
lado del escenario, mirándolo con el mejor asiento de la casa.

Mis canciones favoritas están sonando a través de los altavoces


gigantes y puedo sentir el bajo vibrando a través de mi cuerpo
mientras canto junto con otras veinticinco mil personas.

Se da vuelta y me mira cada pocos segundos, solo para


asegurarse de que todavía estoy aquí. No puedo evitar sonreír
cada vez que veo que la tensión se desvanece de su cuerpo
cada vez que hace contacto visual conmigo.

La multitud canta y baila en los pasillos. Todos la están pasando


muy bien. DeMarcus sabe cómo controlar a una multitud y los
está poniendo furiosos y locos a medida que lanzan sus manos
en el aire y bailan Tongue Slider, su último éxito.

Sonrío cuando veo a un gorila agarrando a una chica que se


apresura al escenario. Ella está gritando cuando se acerca para
tratar de tocar al hombre que me abrazó hace un momento.
Todavía no puedo creer que le guste. Me siento la chica más
especial del mundo entero.

No seas estúpida, niña...

Sigo teniendo que recordarme a mí misma que es solo un poco


de diversión que no durará. Esto no es permanente.

Estoy tan absorta en el espectáculo que no me doy cuenta de


que Tre camina a mi lado hasta que me golpea con el codo. Le
sonrío y él me devuelve una sonrisa tensa.

La canción termina y DeMarcus comienza a hablar con la


multitud, diciéndoles cuan duro festejan aquí en Miami. Se lo
están comiendo.

Tre se inclina hacia mi oído. "¿Cuáles son tus intenciones con mi


chico?" él pide.

"¿Mis intenciones?" Repito con una risa. "¿Qué quieres decir?


Esto es solo un poco de diversión. ¿No es así? "

Me estoy riendo, pero él no. Se ve totalmente serio mientras me


mira como un padre protector que asalta la cita de graduación
de su hija.
"He conocido a DeMarcus toda mi vida. Compartimos cunas,
tiendas de campaña, apartamentos. Conozco a este chico
mejor de lo que se conoce a sí mismo. Y nunca lo he visto así ".

Me dan escalofríos por todas partes. "¿Cómo qué?"

"Como… tomado con una chica. Él ya está obsesionado


contigo ".

"¿Él lo está?" Mi pecho se aprieta cuando miro a DeMarcus


mientras se pavonea por el escenario, llamando a la gente en
los asientos baratos.

"Él te quiere", continúa Tre. "Y una vez que DeMarcus quiere
algo, no hay nadie en el mundo que pueda evitar que lo
obtenga".

Sus palabras se arremolinan en mi cabeza, haciéndome sentir


aturdida y mareada.

"Entonces", dice, mirándome de cerca. "¿Cuáles son tus


intenciones con mi chico?"

Lo estoy mirando, preguntándome cuáles son mis intenciones,


cuando de repente el foco está en mí y DeMarcus me está
agarrando la muñeca.
"¿Qué? ¡No!" Digo, comenzando a entrar en pánico mientras me
tira al escenario. Es tan fuerte y ese agarre es como el cemento.
No tengo más remedio que subir al escenario donde hay
veinticinco mil pares de ojos sobre mí.

"Esta es mi chica", dice DeMarcus en el micrófono. "Ayana


Lockett, que pronto será Ayana Elba".

La multitud estalla en vítores y una sonrisa aparece en mis


mejillas sonrojadas. Me están animando. Para nosotros. Es la
sensación más increíble del mundo.

Los saludo y los vítores se hacen más fuertes. Echo un vistazo a


Tre, que me está mirando con una expresión inquieta.

No tiene nada de qué preocuparse. Mis intenciones con


DeMarcus son que también lo quiero todo con él. Matrimonio,
bebés, amor hasta que estemos grises y arrugados. Seré todo lo
que él necesita y todo lo que se merece.

Seré la chica para DeMarcus que Tre espera que sea.

"Esta se llama Queen of the Aftermath", grita al micrófono y todo


el lugar explota. También estoy gritando cuando la música
comienza y No-Bility se hace cargo.

Estoy bailando en el escenario mientras él me rodea, rapeando


y nunca quitando los ojos de mi sudoroso cuerpo giratorio. Sus
manos están sobre mí mientras la multitud se vuelve loca por
nosotros.

Esta es la mejor noche de mi vida.

Nunca pensé que sería alguien bajo los focos así, pero me gusta
un poco.

Quizás esto puede ser más que una cosa de una noche.

Tal vez pueda durar...

Lo descubriré más tarde, pero por ahora, me voy a divertir con


el hombre que amo.

***

Unas horas de baile, bebida, fiesta y recibir el tratamiento


estrella como si fuera una especie de princesa real más tarde,
DeMarcus y yo nos estamos besando cuando nos estrellamos en
su habitación de hotel. Es la suite del ático, por supuesto, y hay
una gran vista del océano oscuro, que estoy segura de que será
impresionante en la mañana.

Si todavía estoy aquí para verla...


Tal vez él eche a sus chicas después de haber terminado con
ellas para poder dormir solo.

Me presiona contra la pared mientras patea la puerta cerrada.


Sus manos están sobre mi camisa y debajo de mi sostén,
apretando mis senos mientras besa mi cuello. Ya estoy
respirando con dificultad y estoy tan mojada cuando empuja su
polla larga y dura contra mi estómago.

"Mmmm", gimo cuando siento lo duro que es para mí.

"Me encantan esos gemidos sexys", gruñe mientras pasa el


pulgar sobre mi pezón. "Espera hasta que te lleve a esa cama.
Te escucharán gemir al otro lado del océano ".

Mi cuerpo tiembla cuando lo miro. Él es masivo. Este hombre se


alza sobre mí y me hace sentir tan pequeña y vulnerable.
Vulnerable pero segura.

Nunca antes había estado con un hombre como él. El poder y


el dominio irradian de él y me envuelve en un capullo de
protección.

Algo en la forma en que me mira, en la forma en que sus manos


posesivas me agarran, me dice que siempre estaré a salvo con
él. Que él hará cualquier cosa para protegerme, cualquier cosa
para mantenerme a salvo, satisfecha y feliz.
Su mano se desliza por mi espalda y agarra mi cabello. Él tira de
mi cabeza hacia atrás y mi boca se abre con un pequeño
jadeo.

"Joder", hace una mueca mientras mira mis labios separados.


"Vas a ser la muerte para mí, niña".

Me besa fuerte y profundo, empujando su lengua en mi boca


mientras aprieta mi cabello. Me encanta poder hacer que este
hombre rudo y poderoso sea débil e indefenso por mí. Casi se
siente tan bien como su lengua.

Mi corazón está martilleando mientras me da vueltas y frota su


polla dura contra mi trasero. Me presiono contra él, gimiendo
cuando me empuja contra la pared.

Estoy tan mojada. Sentir su fuerza me hace desearlo entre mis


piernas nuevamente, especialmente cuando me agarra la falda
y me la jala. Mi coño palpita y duele de necesidad.

Mi cuerpo se está sobrecalentando y no puedo pensar con


claridad cuando su mano se desliza en mis bragas y toca mi
sexo.

Cada parte de mí se estremece cuando su dedo golpea mi


clítoris hinchado. Es como fuego y relámpagos que atraviesan
mi cuerpo y dejo escapar un gemido profundo.
"He estado pensando en este dulce coño todo el día", gruñe en
mi oído. "Durante mi show, no pensé en otra cosa. No vi a
ninguna de esas personas... todo en lo que podía pensar era en
esto ".

Me estoy cayendo a pedazos mientras me frota y desliza sus


manos por mis pliegues húmedos y hormigueantes. Me está
sosteniendo, presionándome contra la pared mientras muevo mi
trasero contra su polla dura. Me acerco y él gruñe cuando lo
toco. Es tan jodidamente duro. Es tan jodidamente grande.

Quiero sentirlo profundamente dentro de mí, estirándome,


llenándome... Desliza un dedo dentro y se detiene cuando
siente mi himen presionando contra la punta de su dedo.

"Sabía que este coño era virgen", susurra en mi oído. "Has sido
una buena chica. Hasta que me conociste. "

"Solo te quería a ti", gemí hacia atrás mientras rodaba mis


caderas sobre su mano. "No quería a nadie más, DeMarcus. Sé
que es una locura, pero es verdad ".

"No", dice mientras presiona la base de su palma contra mi


dolorido clítoris, volviéndome loca. "Significa que estábamos
destinados a ser. Lo loco es que yo también soy virgen ".

Al principio no le creo, pero ¿por qué mentiría?


"No tienes que decir eso", susurro con los ojos cerrados y la frente
presionada contra la pared. "Sé lo que es para chicos como tú.
Cualquier chica que quieras, en cualquier momento. "

Me agarra la barbilla con un agarre firme y gira la cara hasta


que lo miro a los ojos. Son muy fríos, honestos, severos, serios.
"Nunca", dice y le creo. "Nunca he tenido una niña. He visto
cómo las chicas se interponen en los objetivos y no lo tendría.
Hasta la chica correcta, la chica que ayudará en lugar de
obstaculizar. Eso me empujaría en lugar de tirarme hacia atrás ".

"¿Y yo soy esa chica para ti?" Quiero desesperadamente ser esa
chica para él.

"Quiero darte el mundo, Ayana. Quiero darte todo lo que te


mereces ".

"Solo te quiero a ti."

Me empuja contra la pared y me baja las bragas mojadas. "Y


me vas a tener. Todo de mí."

Me quito las bragas cuando me golpean los tobillos y separan


aún más mis temblorosas piernas. Levanta mi falda con sus
manos y toda mi mitad inferior está expuesta a él. Puedo sentir
el cosquilleo del aire frío en mi sexo húmedo.
De repente cae de rodillas y entierra su cara en mi coño. Sus
fuertes manos están en mis redondas mejillas, separándolas
mientras me devora.

Estoy tratando de clavar mis uñas en la pared, llorando y


gimiendo cuando siento que su lengua se profundiza.

Mi coño palpita contra su boca. He estado esperando esto toda


la noche...

No pasa mucho tiempo antes de que mis caderas comiencen a


doblarse contra su boca y siento que otro orgasmo intenso se
acerca.

Saber que es DeMarcus Elba entre mis piernas aumenta cada


emoción, cada sentimiento, cada sensación. Es tan abrumador
pero tan bueno al mismo tiempo.

Me corro con fuerza en su rostro y él solo agarra mis muslos y


sostiene mi coño contra su boca, no queriendo perder una gota
de los jugos que le estoy dando.

Casi me desmayo por el placer. Es muy intenso. Ni siquiera lo


registro de pie y tirándome a sus brazos tatuados.

Recibo destellos de su sonrisa húmeda mientras me lleva a la


cama. Me pone en las sábanas. Quita el resto de mi ropa. Me
mira con asombro.
El calor es abrumador... El orgasmo se abre camino a través de
mi cuerpo...

Finalmente, cuando se calma, veo a DeMarcus parado sobre la


cama, mirando mi cuerpo desnudo con una mirada hambrienta
que me da escalofríos.

Sus ojos nunca me dejan mientras se quita la camisa y la deja


caer al suelo. Se me hace agua la boca al mirar su enorme
torso. El cofre de DeMarcus es enorme. Puro poder masculino.

Es toda una hermosa piel dorada oscura apretada sobre el


músculo flexionado. Paso los ojos por sus abdominales
cincelados hasta la deliciosa V que sale de sus pantalones.

No sé dónde mirar primero. Sus enormes brazos tatuados me


están mareando. Sus hombros redondos... joder. Es un macho
alfa puro y está haciendo que mi pulso se salga de control.

Trago saliva mientras él alcanza su cinturón y lo desabrocha


lentamente. Su polla ya está dura como una roca. Puedo ver
eso claramente por el largo y grueso contorno en sus
pantalones.

Estoy mirando con el aliento atrapado en mi garganta mientras


él se baja los pantalones y los calzoncillos y sale de ellos.

Mierda...
Su polla es una cosa hermosa. Es gigantesco. Un eje oscuro y
grueso que se eleva hasta llegar a sus abdominales. Es tan
ancho que mi coño se oprime cuando lo pienso estrujándose
dentro de mí

La crema blanca está cubriendo su cabeza de todo el pre-


semen que exuda al mirarme y sus grandes bolas oscilantes
cuelgan hacia abajo y se ven llenas y listas para descargar.

Envolvió una mano fuerte alrededor de su grueso eje y se


adelanta.

Mis piernas reaccionan sin mí, abriéndose de par en par...


Capítulo 7
DeMarcus
Nunca había visto algo tan hermoso como Ayana acostada
desnuda en mi cama. Estoy acariciando mi gran polla de arriba
abajo mientras voy hacia ella.

Sus piernas se abren y mis rodillas se debilitan cuando veo cuán


húmeda está su coño virgen. Se extiende frente a mí en la
cama, mostrándome un vistazo de su abertura rosada entre sus
labios hinchados.

Ella es maravillosa. Absolutamente perfecta. Está ahuecando sus


tetas redondas y sus pezones oscuros están de pie, rogando por
mi atención mientras me mira con una mirada seductora y llena
de lujuria.

No puedo resistirme a esta chica. Solo saber que soy el único


hombre que la ha visto así, — desnuda, abierta y dispuesta, —
hace que todo sea mucho más intenso. Es muy excitante saber
que ella se reservó para mí.

Su virginidad va a cubrir mi polla muy pronto y no hay nada que


me impida hacer que eso suceda.
Voy a llevarla crudo y desprotegido. Quiero a esta diosa
embarazada de mi hijo. La quiero criada con mi semilla.

Voy a bombear mi gran polla dentro de ella y descargar cada


gota de mi semen caliente en su útero maduro. Quiero que esté
atada a mí de todas las formas posibles y plantar mi semilla en
su cuerpo fértil será una cuerda más que nos unirá para siempre.
Solo entonces podré respirar de nuevo.

"Abre esos labios para mí", le ordené con un gruñido. "Quiero ver
qué tan rosado es tu coño".

Sus dedos se deslizan por su estómago hasta su pliegue húmedo


y separa sus labios. Siento el fuego ardiendo dentro de mí
cuando veo su pequeño agujero arrugado que parece tan
apretado.

"Eres tan jodidamente sexy", siseo con los dientes apretados


mientras me subo a la cama. Su dulce aroma llena mi nariz y me
vuelve loco. Voy a morir si no tengo a esta chica pronto.

La necesidad de criarla me está provocando, haciéndome


obsesionado con su coño como un loco lunático por el sexo.
Necesito verla hinchada con mi hijo. Necesito llevarla ahora.

Una ráfaga de jugo claro sale de su entrada virgen y no puedo


soportarlo más. Necesito estar dentro de ella.
Ella gime y abre la boca cuando me subo entre sus piernas y
presiono mi cabeza hinchada contra su apretada abertura. Mi
pulso se acelera cuando siento cuán cálidos son sus jugos
cuando agrego un poco de presión.

Ella gime, con la espalda arqueada, la cara haciendo muecas


mientras me abro paso en su coño maduro. Está tan
jodidamente imposiblemente apretada que parece que las
paredes sedosas de su coño mojado están tratando de
empujarme de vuelta. Pero no voy a ninguna parte sino a lo más
profundo.

"Oh, DeMarcus", ella gime mientras yo empujo mi cabeza y su


coño se cierra a su alrededor. Soy el único que ha estado
dentro de este coño. Lo estoy pensando una y otra vez y me
llena de orgullo. Me llena de alegría.

"Lo estás haciendo bien, bebé", le susurró al oído mientras me


trepo sobre ella. Sus tetas se mueven hacia arriba y hacia abajo
con cada respiración pesada, presionando contra mi pecho
mientras la miro, sabiendo que ahora es toda mía.

"Eres tan grande", gime mientras me deslizo otra pulgada. Su


rostro está retorcido de dolor, pero sé que solo le va a doler
mucho esta vez. Luego, su coño se curvará hacia mi polla y
podré montarla cuando quiera con facilidad.

Siento la tensión de su himen contra mi cabeza y se congela


mientras me preparo para atravesarlo.
"Te amo, Ayana", susurro justo antes de besarla profundamente
en la boca. Ella desliza su lengua contra la mía, besándome con
una urgencia que aún no he visto de ella y sé que es hora.

Empujé mis caderas con fuerza y atravesé su cereza,


deslizándome completamente dentro de su coño húmedo y
cálido. Ella gime en mi boca y clava sus uñas en mi espalda
mientras sostengo mi gran polla palpitante dentro de ella, más
feliz que nunca.

Todo lo demás se desvanece. Mis objetivos, mis logros, todo por


lo que he trabajado... ahora están en un segundo distante.
Nada de eso puede compararse con ella.

Podría estar sin dinero en las calles, pero mientras tuviera a


Ayana a mi lado, sería el hombre más feliz que jamás haya
vivido.

Su coño está apretado a mi alrededor tan fuerte, pero es la


sensación más dulce que he experimentado.

Las piernas de mi niña me envuelven y se aferra a mí como si


nunca me fuera a dejar ir. Su respiración comienza a disminuir
de respiraciones rápidas a ásperas a medida que se
acostumbra a mi tamaño.

Beso su cuello mientras empiezo a balancear mis caderas,


probando este coño maduro.
"Estoy indefenso a tu alrededor, niña", jadeo. "No puedo
controlarme cuando se trata de ti".

"No quiero que lo hagas", ella se queja. “Fóllame fuerte,


DeMarcus. No te detengas ".

Hay un gruñido en mis labios cuando miro su cuerpo


balanceándose. Ella está rodando sus caderas contra mí,
apretando su clítoris contra mi pelvis dura cuando algo en mí se
rompe.

Si ella lo quiere duro, entonces lo va a tener difícil.

Me levanto sobre mis manos y empiezo a darle largos y duros


empujones que la hacen jadear y llorar. Sus tetas se sacuden
hacia arriba y hacia abajo con cada duro movimiento de mis
caderas.

"¡Sí!", Gime, instándome a seguir. "¡Te sientes muy bien!"

Empiezo a follarla más rápido, deslizándome dentro y fuera de


su coño virgen mientras la cabecera se estrella contra la pared
con cada poderoso empujón.

"Joder", me estremezco cuando miro hacia abajo y veo su


virginidad blanca y roja recubierta en mi grueso eje. Le sigo
dándole, más fuerte, más rápido y ella sigue gritando por más.
Su coño me aprieta más fuerte que nunca y su cuerpo
comienza a temblar. "Me estoy corriendo", gime mientras me
mira con ojos marrones vidriosos.

Se siente tan bien sentirla correrse en mi polla, pero retengo mi


propia liberación para prolongar este increíble momento un
poco más. Quiero que dure el mayor tiempo posible. Pasaría
una eternidad en este momento con mi polla enterrada dentro
de ella.

Sus paredes sedosas me están apretando, ordeñando, tratando


de obtener el semen caliente que le he preparado. Aprieto mi
cuerpo y lo contengo, mirándola mientras se deshace en mi
polla.

Su piel color caramelo está enrojecida y cubierta con un brillo


sexy de sudor mientras conduzco mis caderas de un lado a otro.
Ella está gimiendo y agarrando un puñado de sábanas mientras
me mira con hambre en los ojos. Es entonces cuando me
golpea... ella quiere más.

Salgo de ella y me acuesto en la cama mientras la levanto y la


pongo encima de mí. "Monta mi polla", le digo mientras deslizo
una pierna sobre mi cuerpo, manteniéndome de espaldas a mí
en la posición inversa de vaquera. "Como eso. Quiero ver tu
hermoso culo mientras montas mi polla. "

Ella pone sus manos sobre mis muslos musculosos y guía mi polla
nuevamente dentro de su coño mojado. "Oh, joder", gemí
cuando ella se deslizó sobre mí. No puedo superar lo
malditamente apretada que es. Es irreal…

Mis manos están en su gran culo redondo cuando ella comienza


a moverse hacia arriba y hacia abajo, montando mi eje
mientras miro su pequeño y arrugado capullo. Se me hace agua
la boca al pasar el pulgar sobre él, preguntándome si su trasero
está tan apretado como su coño.

Cada vez que se desliza hacia adelante y hacia atrás sobre mi


larga polla, sus jugos calientes se derraman y cubren mis bolas.

No pasa mucho tiempo antes de que se desencadene de


nuevo, echando la cabeza hacia atrás y gritando mientras se
corre en mi polla por segunda vez.

Mis ojos están fijos en sus mejillas abiertas y la vista es tan


hermosa con su temblorosa espalda descubierta y su sensual
piel oscura que algo en mí se rompe.

Necesito criarla ahora.

Ni siquiera espero a que termine su orgasmo antes de


levantarme y empujarla a cuatro patas. Mi polla nunca deja su
coño mientras me pongo de rodillas y empiezo a tomarla por
detrás.
Es todo empujes duros, ásperos y violentos cuando golpeo mi
polla contra ella una y otra vez. Ella grita y gime mientras yo
agarro sus nalgas con un agarre firme y la dejo tenerlo.

Su coño está cerrado a mi alrededor y no puedo contenerme


más. El calor viene rugiendo a través de mi cuerpo y luego me
desgarra en una ola de fuego. Aprieto su trasero y dejo escapar
un rugido salvaje mientras empujo todo el camino y lo libero.

Ella gime mi nombre mientras tiro mi carga caliente en su útero


maduro. Chorro tras chorro de semen deja mi polla y la llena por
completo, cubriendo sus cálidas paredes y haciéndola mía para
siempre.

Me caigo a su lado, sin aliento mientras ella se acurruca contra


mí. Finalmente puedo respirar de nuevo. Mi semilla está dentro
de ella, llegando a su matriz. Ella ya podría estar embarazada.
De cualquier manera, ella ya es mía.

Y nunca la dejaré ir...


Capítulo 8
DeMarcus
Estoy mirando a mi hermosa diosa mientras la letra me sale. Ella
es mi nueva musa. Ella es mi nueva luz.

Estamos en casa en Atlanta en el estudio de grabación en mi


sótano. Me está mirando en la cabina del estudio detrás del
cristal y está tomando todo lo que tengo para no detener esta
rima, irrumpir por esa puerta y llevar su cuerpo al costoso
equipo. Eso es lo que quiero grabar — sus dulces gemidos
mientras conduzco mi polla profundamente.

Pero estoy obteniendo algo bueno y no voy a parar. Es solo que


brota de mí. Nunca escribo mis letras abajo. Simplemente salen
cuando estoy inspirado, y ahora mismo mirando su hermoso
rostro, estoy más que inspirado.

Ayana ha estado viviendo conmigo por una semana. No la he


dejado ir, excepto para ir a trabajar, y aun así, estoy esperando
afuera de su edificio en una limusina todos los días a las cinco
en punto. Ahora es fin de semana y tenemos dos días gloriosos
completos juntos para no hacer nada más que explorar los
cuerpos de otro.
El ritmo termina y termino la canción. Ayana está de pie y
aplaude, pero no puedo escuchar nada a través del cristal
insonorizado.

"Presiona el botón verde", le digo.

Ella lo hace y el intercomunicador hace clic. "¡Eso fue increíble!"


ella dice mientras me sonríe. "Mejor que Forever Caged".

Sonrío mientras la miro. Sé cuánto ama Forever Caged.

"Todo fue por ti, mi dulce", le digo. Lleva una camiseta sin
mangas azul ajustada que me está poniendo en marcha. Sus
tetas se ven increíbles y todo lo que puedo pensar es en
liberarlas.

"¿Cómo la vas a llamar?"

"La canción de Ayana", le digo.

"Me gusta", dice ella con sus adorables mejillas sonrojadas. "Es un
poco pegadiza, pero estoy un poco parcial por razones obvias".

Incluso ahora, siento que sale otra canción. Los ritmos y las letras
me salen volando desde que he estado con ella. A este ritmo,
podré grabar un álbum cada mes.
Podría decirle que golpee el récord y lo golpee, pero ahora
tengo cosas más importantes en mente. Han pasado dos horas
desde que he estado dentro de ella y me va a matar si tengo
que esperar otro minuto.

"Realmente eres increíble", dice con su pequeña voz sexy


mientras entro en la cabina. "Tan talentoso en muchos sentidos".

"¿Qué tipo de formas?" Pregunto mientras camino hacia ella y


agarro un puñado de su cabello. Está sentada frente a mí y sus
ojos se llenan de lujuria mientras mira el bulto duro en mis
pantalones. Mi pene está duro como una roca y cada vez más
duro cuando la veo lamer sus labios.

Echo su cabeza hacia atrás y ella gime cuando su boca se


abre.

"Veamos cuán talentoso eres", gruñí cuando sus manos


comenzaron a abrir mi cinturón. Luego me desabrocha los
pantalones y los deja caer hasta mis tobillos.

"Joder", siseo mientras desliza su palma por mi eje palpitante. Ya


tengo pre-semen goteando sobre mi muslo y esos dulces labios
ni siquiera me han tocado todavía.

Sus ojos marrones se ensanchan cuando me quita los


calzoncillos ajustados, revelando una pulgada de mi polla a la
vez.
La cabeza está cubierta de crema y ella traga saliva mientras la
mira fijamente. Sus ojos están fijos en mi grueso eje y bolas
doloridas mientras desliza mis calzoncillos hasta mis tobillos.

"¿Te gusta mirar la gran polla de tu hombre?" Pregunto con una


voz profunda y gruñona.

Ella nunca quita sus ojos calientes de ella mientras asiente de


arriba abajo.

"Bien, ahora ponlo en tu boca".

Mi cuerpo se tensa cuando siento sus manos frías envolverse


alrededor de mi eje. Estoy ardiendo mientras la veo fruncir esos
deliciosos labios y luego besar mi sensible cabeza. Mi polla
palpita en su mano mientras corre la punta a lo largo de sus
jugosos labios, manchando semen por toda su boca.

Su mano cae en sus pantalones de pijama y comienza a gemir y


jugar consigo misma mientras su lengua sale y me lame de sus
labios.

"Me estás matando, niña", le digo mientras la veo con asombro.


Nunca había visto algo tan hermoso como ver a Ayana con mi
polla en sus manos.

Ella me mira con una sonrisa mientras arrastra su lengua en un


círculo alrededor de la cabeza de mi polla. Mis manos están
apretadas y mi mandíbula está apretada. Estoy chupando en
respiraciones mientras la miro.

Finalmente, después de provocarme en un frenesí, abre mucho


la boca y me abarca. Dejo caer la cabeza hacia atrás y gimo
cuando siento sus labios celestiales envolverse alrededor de mí.

Deslizo mis manos en su grueso cabello rizado cuando ella


comienza a deslizar sus labios hacia arriba y hacia abajo por mi
polla dura. Su lengua hace cosquillas en la parte inferior de mi
eje, su mano izquierda está agarrando la base gruesa, su mano
derecha está profundamente en su coño y estoy en el cielo.

"Quiero ver estas grandes tetas rebotando hacia arriba y hacia


abajo", le digo mientras agarro su camisa y la jalo hacia abajo.
Sus hermosas tetas se derraman y las agarro antes de hundir mis
manos en su cabello para guiar su cabeza de un lado a otro
como me gusta.

Ella me mira y sus ojos marrones ya no son los suyos. La lujuria se


ha hecho cargo. Están vidriosos con excitación y necesidad.
Sacudo la cabeza mientras la veo deslizarse por mi polla hasta
que se está ahogando y sus ojos están llenos de lágrimas.

Tengo una gran polla y la garganta profunda no es tarea fácil,


pero lo está intentando. Ella obtiene una A por esfuerzo. Esto se
siente increíble.
Saca su boca de mí y jadea por aire cuando su mano comienza
a acariciarme más fuerte y más rápido, usando su saliva y mi
pre-semen como lubricante. Sus muslos están apretados
alrededor de su mano y está empezando a temblar. Puedo
decir que está cerca de correrse.

"Abre bien la boca", le digo mientras me hago cargo. Ella inclina


la cabeza hacia atrás y me muestra sus amígdalas cuando
empiezo a acariciarme la polla con tanta fuerza que me quema
el antebrazo.

Una gota de pre-semen cae sobre su barbilla y ella gime


cuando sus ojos se cierran.

"Semen en mi boca", ruega mientras comienza a frotar su coño


con más fuerza. "Quiero probarte tan jodidamente mal".

Ella abre más la boca mientras me mira con ojos desesperados.


Sus grandes tetas rebotan, húmedas y brillantes por todo la
saliva y pre-semen que les ha estado goteando.

Esta chica es tan jodidamente sexy. No puedo contenerme más.

Empiezo a masturbarme lo más fuerte que puedo, gruñendo y


susurrando entre dientes con los dientes apretados mientras miro
su cuerpo maduro y fértil.

Siento que viene. Suave y hormigueante al principio, pero crece


como una fuerza imparable hasta que estoy llorando y
sosteniendo mi polla pulsante sobre su lengua. Chorros calientes
de semen se disparan uno tras otro en su boca, en sus labios, en
su garganta.

Su cuerpo se convulsiona y tiembla cuando su orgasmo la


consume, pero ella nunca cierra la boca, incluso a través de los
gritos y los gemidos.

"Oh, joder", jadea cuando me dejo caer contra el equipo de


grabación, mis musculosas piernas ya no son lo suficientemente
fuertes como para sostener mi cuerpo.

Ella respira pesadamente con los ojos cerrados mientras se pasa


las manos por el pelo. Observo la mirada feliz en su rostro
mientras se traga mi crema, disfrutando mi sabor tanto como yo
disfruté el suyo.

Mi polla todavía está dura como una roca y lista para más,
aunque acabo de vaciar mi carga. Soy insaciable cuando se
trata de esta diosa curvilínea.

"Vamos", gruño mientras agarro su brazo y la ayudo a


levantarse. "Aún no hemos terminado".

Me mira con los ojos vidriosos mientras la doblo sobre el enorme


mezclador de audio. Sus tetas desnudas y brazos temblorosos
arruinan todos los interruptores y diales que Tre ha configurado
perfectamente. Me va a matar más tarde, pero en este
momento, todo lo que me importa es hundirme en el coño
húmedo y caliente de Ayana.

"¿Quieres más?" Le pregunto mientras agarro sus pantalones de


pijama y los tiro por las piernas, revelando su trasero de
caramelo marrón. Ella no lleva bragas. Las escondí todas
cuando ella se mudó por la semana.

"Sí", gime mientras agarra el extremo de la batidora y se vuelve


con una mirada desafiante. "Pega tu polla en mí, por favor.
Quiero sentirlo en lo profundo ".

Sin otra palabra, separé sus piernas, agarré mi polla dura y la


guié hacia su pequeño y apretado agujero. Ambos gemimos
cuando empujé todo el camino con un fuerte movimiento de
mis caderas.

Su coño se aprieta a mi alrededor y lo sostengo allí durante unos


segundos, disfrutando del calor húmedo mientras la abro.

Ella ha estado aquí toda la semana y hemos follado tantas


veces, pero todavía es virgen. Cada vez que siento que me
aprieta, siento que me voy a desmayar por el intenso placer.

Esta vez no empiezo despacio. Ella ya ha tenido un orgasmo y


este coño está listo para salir. La golpeé con fuertes golpes
salvajes, tirándola de un lado a otro a través del mezclador de
audio mientras grita tan fuerte que me duelen los oídos.
Ambos nos corremos duro y luego colapsamos en el piso,
sosteniéndonos mientras tratamos de recuperar el aliento.

Ese equipo vale cientos de miles de dólares y acabamos de


tener relaciones sexuales por todas partes. Ni siquiera me
importa. Valió la pena.

Joder a Ayana no tiene precio.

Y tan pronto como mi polla se recupere de estos dos orgasmos


intensos, lo volveré a hacer...
Capítulo 9
Ayana
"Parece que estás preparada", dice Cathy asintiendo cuando
termino de practicar mi presentación. "Me gusta cuando mis
trabajadores vienen a ganar".

Respiro hondo a medida que aumenta la emoción. Sabía que a


ella le gustaría. Trabajé muy duro en este proyecto y ahora
finalmente es hora de presentarlo a DeMarcus. Estará aquí
dentro de una hora.

Estoy presentando mis ideas para el lanzamiento de su sello


discográfico. Será un gran éxito, lo sé y estoy muy feliz de poder
ser parte de él.

Hemos estado saliendo durante dos meses, pero no lo he visto


en toda la semana. Ha estado haciendo shows en Europa
mientras yo he estado trabajando día y noche para asegurarme
de que todo salga bien con el lanzamiento. Hablamos todas las
noches por FaceTime y él siempre me convence de darle un
espectáculo...

La emoción aumenta con cada segundo que espero a que


llegue. Mi pulso se acelera y la adrenalina sube por mis venas.
Realmente quiero hacer esto bien para él. Ya me ha dado
mucho y quiero aportar algo a su sueño.
Sé cuánto significa el sello discográfico para él. Entonces,
naturalmente, significa mucho para mí también.

Escucho la conmoción cuando entra y mi piel comienza a


hormiguear. Le está ladrando a uno de los chicos lindos y más
jóvenes y lo está asando si me ha estado mirando el trasero.

A veces puede ser un hombre de las cavernas posesivo, pero


estaría mintiendo si dijera que no me gusta.

"¡DeMarcus!" Grito mientras salgo al pasillo.

Sus ojos se oscurecen cuando me ve y luego viene cargando


con su pecho masivo que respira vorazmente.

Por la mirada hambrienta en sus ojos, puedo decir que me


quiere en la mesa de conferencias en este momento, pero todo
se trata de negocios. Tengo que mantenerme profesional
incluso si él se niega.

Él trata de tomarme en sus brazos, pero yo retrocedo y levanto


mi mano.

Su cara cae como si le estuviera rompiendo el corazón. No


puedo evitar reírme un poco.

"Gracias por venir, Sr. Elba", le digo mientras empujo mi mano en


la suya. "Y gracias por seguir siendo profesional mientras les
presento mis ideas sobre el lanzamiento de su próximo sello
discográfico".

Su mandíbula se tensa cuando le doy una mirada que le dice


que es mejor que esté de acuerdo. No es el único que puede
ladrar demandas. Soy mucho más sutil al respecto.

"Por favor, tome asiento", le digo mientras entro y le ofrezco una


silla.

"No te he visto en una semana", gruñe.

"Estamos aquí como compañeros de trabajo", le digo mientras


me paro frente a la sala. "Y permaneceremos como tales hasta
las cinco en punto, cuando me desnude y te joda el cerebro".

La tensión en su mandíbula se alivia un poco mientras me mira


con ojos brillantes.

"Muy bien, señorita Lockett. Veamos qué tienes para mí ".

Se sienta en la silla y cruza sus grandes brazos tatuados mientras


mira mi primera diapositiva.

"Cathy, Tre", les digo, señalándoles que se unan a nosotros. Se


están escondiendo en el pasillo, demasiado asustados para
acercarse a DeMarcus cuando él está en medio de su cosa de
hombre de las cavernas.
Se sientan a la mesa y empiezo.

Durante los siguientes cuarenta minutos, repaso toda la


estrategia de lanzamiento que se me ocurrió para el sello
discográfico, incluidos los anuncios que quiero publicar, las
campañas de marketing de gorilas que utilizan las redes sociales
que planeo lanzar, las fiestas que planeo lanzar con qué
celebridades me gustaría invitar, y los acuerdos de patrocinio
que establecí que pagarán por todo.

DeMarcus tiene su cara de negocios y está escuchando


atentamente. La mirada amorosa que normalmente me da no
se ve por ningún lado. Se reemplaza con una mirada
despiadada mientras selecciona cada idea y la analiza desde
todas las direcciones en su genio mente magnate.

Es el hombre más inteligente que he conocido y sé que no


endulzará nada en lo que respecta a su negocio, incluso para
mí. Tengo que estar en mi A-game cuando le lanzo mi empresa
MREX, y hasta ahora creo que estoy haciendo un buen trabajo.
Al menos, eso espero. Tiene una cara de póker asesina que no
se ha movido desde que empecé. No ha regalado nada.

"¿Alguna pregunta?" Pregunto cuándo he terminado.

Siento gotas de sudor goteando por mi espalda mientras trato


de parecer tranquila a pesar de que mi corazón late con fuerza.
Mi jefa está mirando y realmente quiero impresionarla para
poder comenzar a tener clientes más importantes además de
No-Bility.
Pero es DeMarcus lo que realmente me pone nerviosa. No
quiero decepcionarlo.

Se sienta en su silla y entrecierra sus ojos en mí.

Yo trago saliva

"¿Qué quieres decir con que las empresas pagarán por todo?"
pregunta en voz baja. "¿Cuáles son mis gastos de bolsillo?"

"Nada", le digo con un firme asentimiento. "Como dije, tengo


respaldos de marcas alineados para pagar las fiestas, que
también pagarán los anuncios y todo lo demás, siempre que sus
productos se presenten en la fiesta de lanzamiento. No tendrá
que pagar nada. Excepto, tal vez una bebida para tu novia
caliente. "

Su rostro severo se quiebra un poco y veo el DeMarcus del que


me he enamorado brillando en una sonrisa. Se ha ido tan rápido
como parece.

"Está bien", dice después de unos minutos de hacerme esperar


con el estómago revuelto. "Es muy bueno. Respaldos de
marca... Tre, ¿por qué no pensaste en eso? "

Tre se encoge de hombros cuando estallo en una sonrisa. "¿Te


gusta? ¿De verdad?"
"Buen trabajo", dice Cathy. Ella tiene una mirada orgullosa en su
rostro mientras me asiente. "Muy bien."

Todos los demás comienzan a aportar ideas, construyendo


sobre las mías, y la sala se llena de emoción a medida que todo
toma forma. Estoy muy orgullosa de mí misma y del trabajo que
he realizado. Ayudaré a DeMarcus con su sueño y cumpliré el
mío en el proceso.

"¿Ya elegiste un nombre?" Yo le pregunto. Es lo único con lo que


tiene problemas. Parece que no puede elegir un nombre para
la etiqueta de grabación.

Él sacude la cabeza con un gruñido. "Aún no. Estoy trabajando


en ello."

Trabajamos un poco más hasta que DeMarcus tiene una mirada


desesperada en sus ojos. Trago saliva cuando lo veo volverse
hacia Cathy y Tre y echarlos. Al menos es más amable esta vez.

"¿Pueden darnos la habitación?" Todavía lo dice como si no


fuera negociable, pero al menos lo pregunta.

Se van rápidamente y cierran la puerta detrás de ellos.

Conozco esa mirada y mi coño comienza a reaccionar de


inmediato, mojándose y listo para la gran polla de DeMarcus.
Se adelanta, pero en lugar de agarrarme con sus poderosas
manos, se arrodilla y saca una pequeña caja.

Mis manos vuelan a mi boca mientras jadeo. Estoy temblando


cuando la abre y revela un hermoso anillo de diamantes. No sé
cuántos quilates son, pero es suficiente para necesitar gafas de
sol para mirar.

"Eso es un anillo", digo en un tono sin aliento.

"Quería esperar", dice mientras me mira con tanto amor y


devoción en sus hermosos ojos que me hace llorar. "Quería
hacerlo especial. Una puesta de sol en Maui, en la cima de la
Torre Eiffel, algo, algo mejor que esto, pero no puedo esperar,
bebé. No puedo esperar más. Duele demasiado no tenerte
como mi esposa. Necesito estar casado contigo ahora.
Necesito que seas mi esposa. "

Hay tanto dolor y angustia en sus ojos mientras espera mi


respuesta. Puedo ver cuánto quiere esto y eso es más romántico
que cualquier puesta de sol o playa.

Me imagino lo difícil que debe haber sido esta semana para él


con nosotros separados. Probablemente tan duro como lo fue
para mí.

Nunca fue una noche lo que había planeado para mí. Lo veo
claramente ahora. Fue all-in desde el principio.
Y ahora, es hora de que me vaya con él.

"¿Quieres casarte conmigo, bebé? Por favor di que sí. Por favor."

"¡Si!" Digo mientras las lágrimas corren por mis mejillas. "¡Sí, me
casaré contigo!"

Él salta, me agarra y gira mientras grita de felicidad.

El anillo está en algún lugar del piso, pero no importa. Tengo


todo lo que necesito aquí mismo.

Él.

***

Tres días después, nos vamos a casar en la playa de Maui.

El sol está sobre mis hombros, la arena entre mis dedos de los
pies, y el hombre que más amo está sosteniendo mis manos
mientras intercambiamos votos.

Mis padres y mi hermana miran desde mi lado del pasillo.


Madison también. Todos están muy felices por mí, incluso si
todavía no pueden creer que me voy a casar con el chico que
está en cada póster en mi antiguo dormitorio en la casa de mis
padres.

Los padres de DeMarcus también están aquí junto con Tre y su


madre.

Es un hermoso día y un momento que atesoraré por siempre.

El ministro nos dice que estamos casados y que es hora de


besarnos.

Todos se ríen mientras DeMarcus se lanza sobre mí. Me atrapa y


me toma en sus grandes y fuertes brazos mientras me besa más
dulcemente de lo que me ha besado antes.

Cuando finalmente se aleja, estamos casados.

Y soy más feliz que nunca.


Capítulo 10
Ayana
"¡VIP, hijos de puta!", Grita Madison cuando salimos de la
limusina frente al club. Hay una larga fila a la vuelta de la
esquina, pero esta vez no la estamos esperando.

"Madison", le digo sacudiendo la cabeza. "¿Qué tal un poco de


gracia?"

Ella se burla. "He estado esperando en la cola toda mi vida y


ahora soy VIP!" ella grita la última parte mientras se pavonea en
el club con las manos en el aire.

El gorila ruso está sosteniendo la puerta abierta y asintiendo con


la cabeza mientras entramos. DeMarcus me rodea el hombro
con el brazo mientras me guía.

Todos le gritan y se vuelven locos, pero su único enfoque es en


mí. Yo amo eso de él. Cómo todo puede ser un completo caos
a nuestro alrededor y él es el centro tranquilo, solo preocupado
por mí.

Estamos en casa desde Hawai y tenemos una pequeña fiesta


para celebrar con amigos que no fueron invitados a la pequeña
boda íntima en la playa.
Dejo que DeMarcus me lleve a través de la multitud a la sección
VIP donde mis amigos de la escuela secundaria ya están
esperando con bebidas. ¡Oh Dios mío... sus caras cuando entro
y me ven con No-Bility! Desearía tener una cámara. Dejé mi
bolso y mi teléfono en la limusina. ¡La enorme mandíbula de
Dalia le toca el pecho!

Todos se apresuran y enjambran a mi nuevo esposo, se toman


selfies y se presentan. Tengo que luchar contra el gruñido
territorial que está retumbando y recordar que DeMarcus solo
tiene ojos para mí.

Una vez que obtienen sus fotos y autógrafos, lo robo por un


momento.

"¿Estás bien?" pregunta con una mirada preocupada en su


rostro.

Sonrío mientras me pongo de puntillas y levanto la barbilla. Besa


mis labios y suspiro de alivio. "Solo necesitaba eso".

"Te traeré un trago. ¿Vodka?"

Sacudo la cabeza. Logré que los productores de su vodka


cambiaran la receta, así que ahora es increíble y las ventas se
han cuadruplicado.

"¿Qué te gustaría?"
"Jugo de arándano."

Él inclina la cabeza mientras me mira divertido. "Se supone que


esto es una celebración".

"Estoy celebrando", le digo con una gran sonrisa. "Créeme, estoy


celebrando".

"Entonces, ¿por qué no estás bebiendo?"

Se le ocurre cuando ve mis manos deslizarse sobre mi estómago,


acunándolo.

"¡No!"

Sus ojos se abren tanto que no puedo evitar reír.

"¿Estas embarazada? ¿Ayana, estás embarazada? "

Asiento y él se arrodilla frente a mí. Envuelve sus grandes brazos


protectores alrededor de mi cuerpo y besa mi estómago antes
de dejar caer su frente sobre él y decir "gracias" en voz baja.

Este hombre es un sueño. No puedo esperar para tener a su hijo


y no puedo esperar para verlo como padre.
Acuné sus mejillas y guié su cabeza hacia arriba hasta que me
miró a los ojos.

"¿Estás feliz?" Yo le pregunto.

Tiene lágrimas en los ojos. Yo diría que sí.

"Tan jodidamente feliz", dice sacudiendo la cabeza. "Te quiero


mucho."

"Yo también te quiero."

Me inclino, lo beso en los labios y nos abrazamos, sabiendo que


toda nuestra vida va a cambiar...

... y emocionada por cada minuto.


Epílogo
Ayana
Ocho meses después...

"Mierda", dice Madison mientras mira abiertamente a través del


enorme salón de banquetes. "Ese es DJ Dredge. Hay como un
millón de celebridades aquí ".

Se vuelve hacia mí con la boca abierta. "¿Cuándo demonios te


pusiste genial? Esto no es justo. Pensé que seríamos idiotas para
siempre y ahora estás casada con el rapero más grande del
planeta y eres amiga de Andre Hightower. Joder, él es alto ".

Está mirando a Andre, que con seis pies y nueve pies es uno de
los mejores jugadores nuevos de la NBA. También es amigo de
DeMarcus. Y yo.

Hablando de eso... Le doy una cerveza a Madison y me dirijo a


Andre para hablar con él. Siempre estoy buscando estrellas
para traer a la familia MREX.

"Gran fiesta, Ayana", dice desde cerca del techo. "Este sello
discográfico va estar fuera del gancho".
Tengo que estirar el cuello para verlo. O eso o conseguir una
escalera. "Es todo DeMarcus", digo. "Acabo de organizar la
fiesta. Ha estado trabajando muy duro en su etiqueta y va a
explotar. Tenemos muchos artistas nuevos y emocionantes que
saldrán el próximo año. Sólo espera y mira."

Frota sus grandes manos juntas mientras asiente. "¿Haces


relaciones públicas para los atletas?"

Empiezo a sentir esa sensación de hormigueo cuando me


aclaro la garganta y asentí, tratando de actuar fríamente.
"Absolutamente. Déjame darte mi tarjeta. Podemos hablar de
eso esta semana. "

"Está bien", dice mientras se traga la tarjeta en sus manos


gigantes. "Vamos a almorzar".

A DeMarcus no le va a gustar eso, pero puede venir si tiene


algún problema. Mi hombre obsesivo sigue siendo posesivo
como siempre sobre mí a pesar de que estoy embarazada de
ocho meses. Lo es aún más ahora que tengo a su bebé
creciendo en mi útero.

"Joder, eres hermosa", sisea cuando nos ponemos al día más


tarde. "Esta barriga... Me está poniendo duro verla así".

"Guárdalo para después de tu fiesta", le digo, apartando sus


manos traviesas. "Todavía tienes que pronunciar tu discurso y
revelar el nombre, sea lo que sea".
"¿Tú quieres saber?" pregunta con una sonrisa.

"Me muero por saberlo. Me muero por saberlo durante los


últimos ocho meses ".

"Entonces quédate aquí".

Atraviesa la multitud y salta al escenario. Todos comienzan a


girar y cerrar la boca cuando toma el micrófono.

Comienza a escupir un rap de estilo libre en el que lo escuché


trabajar en la ducha esta mañana. Sonrío mientras veo que
todo el pasillo comienza a estallar mientras él lo construye hasta
un final rugiente. Todos aplauden y gritan mientras camina por
el escenario como una pantera negra.

Él es tan rudo. Él es tan jodidamente caliente.

Todavía no puedo creer que sea mío. A veces, cuando estamos


en el caos del público o cuando él está durmiendo en el sofá
junto a mí, lo miro con incredulidad porque puedo tomar su
mano o besar sus labios cuando quiera.

No sé si alguna vez me acostumbraré a eso.

Agradece a todos por venir y luego sus ojos se clavan en los


míos.
"No podría haber hecho esto sin ti, Ayana", dice mientras me
saluda. Siento que mis mejillas se sonrojan mientras camino
hacia el escenario. Cathy me choca los cinco cuando la paso.

Siempre el caballero, DeMarcus se acerca, toma mi mano y me


ayuda a subir las escaleras. No soy tan ágil como hace unos
meses con mi gran barriga.

Él habría hecho todo esto sin mí, pero me alegra haber podido
ayudarlo a llegar aquí. Voy a ayudarlo a llevar este sello
discográfico a la cima. No hay duda de eso.

"Eres mi todo, bebé", dice mientras me mira a los ojos. Todavía


me pierdo en sus ojos marrones cada vez que me mira así. La
gente, las luces, las cámaras, todos se derriten y todo en lo que
me concentro es en él. "Tira hacia abajo de esta cadena y
descubramos el nombre".

Hay un paño rojo grande que cubre el nuevo letrero y tomo la


cuerda dorada y la jalo hacia abajo. La tela se cae y sonrío
cuando veo el nombre del sello discográfico de DeMarcus,
Queen Ayana Records.

"¿Qué hiciste?" Pregunto cuando siento que mis mejillas


sonrientes comienzan a sonrojarse.

"Todo imperio necesita una reina y tú eres la mía. Y no podría


pensar en un nombre más hermoso para mi sello discográfico
que el tuyo ".
"Awwww", le digo mientras me envuelve con sus brazos y besa
mis labios. "Y no puedo pensar en un mejor hombre para mí que
tú".

"Bien", dice con una sonrisa mientras aprieta mis caderas.


"Porque estás atrapada conmigo. Siempre."
Epílogo
Ayana
Nueve años después...

"Ohhhh, sí", digo mientras lentamente, con cuidado, me siento


en mi nueva silla. Suspiro contenta mientras mi trasero redondo
golpea el cuero. Muevo mis mejillas de un lado a otro,
asimilando todo mientras miro alrededor de mi nueva oficina.

La antigua directora ejecutiva, Cathy Winters, se retiró la


semana pasada y ahora estoy aquí, el lunes por la mañana, y el
puesto es mío.

Paso mis dedos hormigueantes sobre el escritorio de roble y


luego lucho contra un chillido cuando levanto mis nuevas
tarjetas de visita con mi nombre y mi nueva posición en ellas.

Ayana Lockett Elba.

CEO de Media Relations EXperts.

Todavía no lo puedo creer. Voy allí.


Ha sido una década difícil de trabajo, criar a nuestros cuatro
hijos y apoyar a mi hombre en todo lo que pude, pero lo aplasté
y no cambiaría ni un solo día. Incluso los duros.

He tenido cuatro bebés con DeMarcus (y si se lo dejara a él,


tendríamos cuatro más), pero esto es diferente. Este es mi bebé.
Gané esto por mi cuenta.

Por supuesto, DeMarcus ayudó. Él abrió las puertas a


innumerables eventos de celebridades, pero yo fui quien cargó
a través de esa puerta y aprovechó las oportunidades
presentadas frente a mí.

La lista de clientes de MREX se ha cuadruplicado en tamaño y


prestigio debido a las relaciones que construí. Ahora somos la
principal empresa de relaciones públicas para más de
ochocientos clientes y seguimos contando.

"¿Es verdad?" Madison dice mientras irrumpe sin tocar. Le di un


trabajo hace unos años y ella ha sido tan genial que la hice mi
asistente. Ella trabaja debajo de mí pero aún se niega a tocar.

Una vez le dije que tenía que empezar, pero ella me saludó con
desdén y dijo que las chicas que han sido amigas desde que
eran niñas no necesitan llamar. Negocios o no, supongo que
ella tiene un punto allí.

"¿Qué?" Pregunto mientras me recuesto en mi silla.


Su rostro se ilumina. "¡Esta oficina te queda bien!" ella dice con
una sonrisa. "Siempre supe que ibas a ser la jefa".

"Me gusta decirle a la gente qué hacer", respondo con una


sonrisa.

Ella pone los ojos en blanco. "Y eres tan buena en eso".

"Cállate, perra", le digo con una sonrisa. "¿Qué es verdad?"

"¿Que Ethan Thorpe vendrá a la oficina hoy?"

Correcto. Olvidé que Madison está enamorada de las


celebridades por el famoso actor.

"Así es. Aparentemente, la compañía de producción con la que


está trabajando le exige que firme con una empresa de
relaciones públicas antes de que le ofrezcan la próxima gran
parte de superhéroe ".

"¿Qué superhéroe?"

Me encojo de hombros “Uno con una capa. No lo sé."

Ella junta sus manos juntas. "¡Espero que sea Superman!"


"Espero que pueda mantener su nariz limpia si sabes a lo que me
refiero".

"¿Puedo asumir su caso?"

"No, pero puedes encontrarlo en la puerta".

"¡Sí!" ella dice con un chillido. "¡Gracias jefa!"

Ella sale corriendo y justo cuando la puerta se cierra, una gran


mano la agarra y la abre de nuevo.

La colonia de DeMarcus me golpea y me debilito por dentro.


Soy la mujer más poderosa en este edificio, pero todo lo que se
necesita es una bocanada de su colonia para convertirme en
gelatina.

"Dios, eres hermosa", dice mientras me mira.

Soplo un poco mi pecho mientras mordisqueo el fondo de mi


bolígrafo, burlándose de él. Probablemente me veo genial en
esta oficina de la esquina del ático con la vista panorámica de
Atlanta detrás de mí.

"¿Viniste a desearme buena suerte en mi primer día?"


"No", dice mientras cierra la puerta y la bloquea. El clic envía un
cálido escalofrío a través de mí. "Vine a follarte en tu escritorio".

Trago saliva mientras lo veo pavonearse. Su gran polla se vuelve


más dura y más larga debajo de sus pantalones con cada paso.
Mi boca se hace agua y el calor arde entre mis piernas mientras
lo veo crecer.

Mis ojos nunca lo dejan mientras camina alrededor del escritorio


y gira mi silla para que esté frente a él. Él ya está respirando con
dificultad mientras me mira con una mirada acalorada.

"Me mata que todos estos hombres puedan ver lo que es mío",
dice con voz casi gruñona.

"Hemos tenido cuatro hijos juntos y he sido tu esposa durante


una década. ¿Cómo puedes estar celoso? "

"Me vuelves loco, niña", dice mientras pasa el dorso de su mano


por mi mejilla. "Tengo todo el dinero del mundo, pero no puedo
reemplazarte. No tengo más remedio que estar obsesionado ".

"Nunca tendrás que reemplazarme. Yo siempre seré tuya."

"Maldita sea, lo harás".

Pasa su pulgar sobre mis labios y yo agarro su muñeca,


sosteniendo su mano en su lugar. Le doy un beso suave a su
pulgar y luego lo llevo a mi boca, chupándolo como si fuera a
chuparle la polla. Sus ojos se estrechan mientras le tomo el pelo.

"¿Me vas a follar en mi nuevo escritorio o qué?" Pregunto con


una sonrisa traviesa. "Soy una CEO ocupada. No tengo todo el
día ".

"Lo sabes, bebé. Voy a llenar ese pequeño coño con mi gran
polla y descargar mi semen directamente en tu útero ".

"¿Qué tal si mantienes tu esperma caliente lejos de mi matriz por


ahora? Cuatro bebés son suficientes. "

Él gime mientras me mira fijamente. A este hombre le encanta


verme embarazada de sus hijos. No puede tener suficiente.

"Tengo un bebé más para que te quedes", dice mientras se


mete la mano en el bolsillo trasero. Saca una llave plateada y la
cuelga frente a mi cara.

"¿Otro auto?" Le pregunto con las cejas arqueadas. "Creo que


tenemos suficiente".

Nuestro garaje está lleno de ellos. He perdido la cuenta. No creo


que DeMarcus haya comprado alguna vez uno. Parece que
después de cada exitosa colaboración en la que ha trabajado,
el otro artista le da un auto. Ha tenido muchos éxitos, lo que
significa que nuestro garaje está repleto de autos de aspecto
futurista que estoy demasiado nerviosa para conducir.
"No es un auto. Este."

"¿Este qué?"

"Este lugar. Es tuyo."

Oh Dios mío…

Empiezo a temblar por dentro. "¿Estás diciendo…?"

"MREX es tuyo. Lo compré para ti."

Salto y lanzo mis brazos alrededor de su cuello y beso sus suaves


y exuberantes labios.

Los planes han cambiado. No me está follando en el escritorio.


Lo estoy follando sobre el escritorio. Realmente. Jodidamente.
Duro.

"Lo construiste", dice mientras pone la llave en mi mano y me


envuelve con los dedos. "Debería ser tuyo".

"Pero los dueños", digo con mi voz acelerada. "Pensé que no


querían vender".
"Les advertí que comenzaríamos nuestra propia compañía de
relaciones públicas y llevaríamos a todos sus clientes con
nosotros. De repente, estaban ansiosos por vender ".

"¡No puedo creer esto!" Digo mientras miro la llave en mis manos
temblorosas. "¿Cuándo entra esto en vigor?"

"Hace diez minutos", dice. "Es todo tuyo. Jefa."

Coloco mi palma sobre su pecho y empujo. DeMarcus es un tipo


enorme, y yo soy cualquier cosa menos grande, pero se deja
caer sobre su escritorio mientras me mira con ojos ansiosos.

No pierdo el tiempo quitándole el cinturón y luego le


desabrocho rápidamente los pantalones. Quiero esa gran polla
dura dentro de mí ahora. Mi coño está ardiendo por eso.

"Soy su cliente", dice mientras me quito los pantalones y la ropa


interior. Su gran polla brota con crema goteando de su gruesa
cabeza. "¿No es acoso sexual?"

"No", le digo mientras me levanto el vestido y me trepo sobre él.


Mis rodillas están cavando en el escritorio de roble mientras me
monto en su gran polla. "Pero esto es."

Agarro su palpitante eje, tiro mi ropa interior mojada a un lado y


me hundo en su gruesa, larga y gloriosa polla.
Un cálido suspiro de satisfacción me cae mientras me llena por
completo.

Si todos los días como CEO y propietaria comenzaran así, sería


una mujer muy feliz.

¿A quién estoy engañando?

Yo ya lo soy…
Epílogo
DeMarcus
Veinticinco años después…

Más de cuarenta años de mi vida están apareciendo en la


pantalla grande sobre el escenario. Fragmentos de canciones
exitosas tras canciones exitosas reproducidas en clips de videos
musicales, entrevistas, conciertos, películas, tantas cosas que he
hecho.

La pequeña mano de mi Ayana envuelve la mía y la aprieta


mientras se reproduce el video. Finalmente termina y las luces
del teatro vuelven a encenderse. Los camarógrafos vienen
corriendo y tengo que luchar contra un gruñido mientras nos
clavan la cámara en la cara. Después de todos estos años,
todavía me pongo tenso y nervioso cuando le ponen una
cámara a mi chica.

No me gustan otros hombres que miran lo que es mío, y


realmente no me gusta que pongan una lente de cámara en
Ayana, donde su hermoso cuerpo se transmitirá a millones de
hombres.

Ella pone su otra mano en mi antebrazo y un suspiro sale de mí,


aliviando la tensión que se acumula dentro. Su toque siempre
me calma. Ella siempre sabe cómo calmar a su posesiva bestia
de esposo.

La actriz en el escenario, Emma Martel, dice algunas palabras y


luego se inclina hacia el micrófono con una sonrisa. "Estoy feliz
de presentar a DeMarcus Elba con el premio de Trayectoria".

Las cámaras se acercan y me veo a mí y a Ayana en la pantalla


grande sobre el escenario. Lleva un vestido plateado brillante
que muestra demasiado escote en lo que a mí respecta. Traté
de envolverla con una manta antes de que saliéramos de la
limusina, pero ella se negó, diciendo que no había manera de
que estuviera caminando por la alfombra roja con una vieja
manta de franela alrededor de sus hombros.

Me levanto de un salto y me apresuro a subir las escaleras, solo


para que las cámaras me sigan y dejen de mostrar lo que solo
pertenece a mis ojos.

Emma me entrega el premio y trata de besarme en la mejilla.


Muevo mi rostro fuera del camino justo a tiempo y ella se aleja
torpemente. No me importa si se ve mal. No quiero ningunos
labios sobre mí que no seas los de Ayana.

"Es un gran honor", digo mientras agradezco a los sospechosos


habituales. Mi personal, agente, gerentes, colaboradores, niños,
familia y, finalmente, llego a la persona más importante de mi
vida. Mi mujer.
"Y quiero agradecer a Ayana", le digo mientras miro a la mujer
más bella del mundo. Ella está sentada en la primera fila
sonriéndome. Esa sonrisa todavía me tambalea hasta el día de
hoy.

"Eres todo para mí, bebé. No podría levantarme por la mañana,


y mucho menos lograr cualquier cosa si no fuera por ti. Todas
estas canciones. Todo este trabajo. Fue para ti. "

La señalo a ella y todos en el teatro aplauden. Comienza


pequeño pero luego estalla en una ovación de pie. Todos
conocen a mi chica y todos la aman.

Pero soy el afortunado que la tiene.

Todo lo demás no importa. El dinero, casas, autos, joyas, fama,


premios. No es nada comparado con ella.

Dejo el trofeo en el podio para poder correr y envolverla con mis


brazos porque ella es el verdadero trofeo. El verdadero premio.

Y ella es toda mía.

¡El fin!