Está en la página 1de 45

www.altamar.

es
Unidad didáctica 6

www.altamar.es
Los juegos: la preparación y su desarrollo (I)

Decidir a qué jugamos. La elección del juego.


¿Juegos estándar, modificados o inventados?
Pautas para la elaboración de un juego nuevo.

La preparación y la puesta en práctica.


La preparación del juego.
La presentación del juego.
Demostración y puesta en práctica del juego.

La evaluación.

www.altamar.es 3
Los juegos: la preparación y su desarrollo (II)
La elección del juego
Dependerá de múltiples variables:
Las características de los participantes:
La edad.
El número: individual, por parejas, en grupos.
Especificidades de los participantes.
La intencionalidad y los objetivos que se pretenden conseguir.
Los recursos disponibles: materiales, humanos, de espacio y de tiempo.
El contexto sociocultural.
El momento de aplicación.

www.altamar.es 4
Los juegos: la preparación y su desarrollo (III)
La elección del juego. Modificar un juego
Maneras de hacerlo:
Cambiando los materiales pero manteniendo los
objetivos.
Modificando el espacio de juego.
Modificando la edad y por consiguiente cambiando
todo lo que conlleva esa variación.
Modificando los objetivos, lo cual supondrá
cambiar la actividad.
Modificando el número de participantes.
Transformando el tipo de juego.

www.altamar.es 5
Los juegos: la preparación y su desarrollo (IV)
La elección del juego. Crear un juego nuevo
Determinar los objetivos que se pretenden conseguir.
Pensar qué tipo de juego se desea proponer y ponerle nombre.
Definir la edad y el número de participantes.
Establecer el tiempo estimado para su realización.
Organizar el espacio donde se va a realizar, así como los recursos
materiales que se utilizarán.
Especificar el papel del educador, indicando el tipo de ayuda que debe
ofrecer: juego libre, nivel de dirigismo, participación en el juego, etc.
Describir y explicar el juego: presentación, desarrollo y finalización.
Sugerir posibles variaciones y adaptaciones e indicar observaciones o
advertencias de peligro.
Establecer las pautas de evaluación.

www.altamar.es 6
Los juegos: la preparación y su desarrollo (V)
La reparación del juego
Repasar mentalmente todo su desarrollo. Reconocer si existen
posibles situaciones de peligro. Anotar dudas.
Decidir el tiempo estimado para su realización. Tener presente las
consecuencias de un interrupción prematura o de una prolongación
excesiva.
Prestar atención a las posibles variaciones del juego, con la finalidad
de adaptarlo a personas con alguna discapacidad física o sensorial.

En la preparación del juego se determinará el tipo de ayuda que


puede o debe ofrecer el educador, es decir, si debe implicarse de
forma directa o si, por el contrario, después de plantear el juego
se retirará a un segundo plano

www.altamar.es 7
Los juegos: la preparación y su desarrollo (VI)
Presentación del juego
Buscar un lugar apropiado donde todos los niños y niñas puedan ver a la
educadora o educador.
Crear una atmósfera especial con elementos motivadores que inciten al
juego. Conseguir que se involucren en un espacio de fantasía e
imaginación.
Un buen recurso: la anécdota.
Explicación, clara y sencilla, del juego. Es recomendable seguir un orden
cronológico, indicando la situación inicial, el desarrollo y el final.
Explicar los objetivos y las consignas y órdenes que se deben respetar.

Las reglas, cuando los niños son pequeños, deben ser mínimas y
sencillas, pues si son demasiadas o muy complicadas
difícilmente podrán realizar el juego correctamente y
rápidamente se desmotivarán

www.altamar.es 8
Los juegos: la preparación y su desarrollo (VII)
Demostración del juego
Comprobar que los niños y niñas tengan claro lo que tienen que hacer.
Realizar una prueba del juego para confirmar que todos los participantes
han entendido y asimilado el funcionamiento y las normas.
¡A jugar!

www.altamar.es 9
Los juegos: la preparación y su desarrollo (VIII)

La evaluación
Después hay que dedicar unos minutos a reflexionar sobre cómo ha ido:
Los pequeños comentan sus vivencias personales.
El educador o educadora puede valorar si el juego ha cumplido o no las
expectativas.
Con esta información se podrán hacer los cambios oportunos a fin de
optimizarlo.

www.altamar.es 10
El fichero de juegos

Una ficha de juego es un documento que nos permite sintetizar toda la


información relevante de un juego de una manera estructurada.
Si agrupamos todas las fichas de juegos y las organizamos tendremos
un fichero de juegos.
Cada educadora o educador podrá diseñar su propio modelo de ficha,
pero en todos los casos deberá contener una serie ineludible de
apartados.

En el mercado actual podemos encontrar excelentes libros que


presentan una gran variedad de juegos en forma de fichas, y también
Internet nos ofrece una gran variedad de ellos. Sin embargo, disponer de
un fichero propio tiene muchas ventajas

www.altamar.es 11
12
Algunos tipos de juegos

La cesta de los tesoros.


El juego heurístico.
El juego psicomotor.
El juego educativo.
El juego competitivo y el no competitivo.
El juego tradicional y el multicultural.
El juego y las nuevas tecnologías.

www.altamar.es 13
La cesta de los tesoros (I)
¿En que consiste?
La cesta de los tesoros es una actividad que consiste en situar en el suelo un
cesto lleno de objetos de tal forma que los niños y niñas, sentados a su lado,
puedan acceder fácilmente a ellos y explorarlos sensorialmente.
Algunos de los objetivos que se trabajan:
Desarrollar la capacidad de coordinación ojo-mano-boca.
Estimular auditiva, visual, táctil, olfativa y gustativamente.
Favorecer el conocimiento de los objetos de su entorno.
Favorecer la curiosidad innata para descubrir las cualidades de las
cosas que encuentra a su alcance.
Ofrecer la posibilidad de aprender por sí solo. Tanto la cesta de los
Aumentar la capacidad de concentración. tesoros como el juego
heurístico fueron
Desarrollar la capacidad de exploración. diseñados por Elionor
Estructurar el pensamiento. Goldschmied.
www.altamar.es 14
La cesta de los tesoros (II)
Aspectos organizativos. Edad de los niños y niñas
Se inicia cuando los niños o niñas ya son capaces de permanecer sentados
durante un cierto tiempo, normalmente hacia los 5 o 6 meses de vida.
Se debe abandonar cuando empiezan a caminar.
Los pequeños puedan acceder al cesto en grupos de tres.

www.altamar.es 15
La cesta de los tesoros (III)
Aspectos organizativos. Selección de los objetos
Los objetos se han de seleccionar en función de una serie de cualidades:
Tienen que ser de diferentes materiales.
Deben despertar al máximo los sentidos: diferentes texturas, pesos,
volúmenes, colores, sonidos, etc.
Deben despertar el máximo interés y, por ello, han de ser objetos que
generalmente no estén a su alcance.
La cesta ha de cumplir una serie de condiciones:
Ha de ser lo suficientemente grande para que quepan todos los objetos
y lo suficientemente pequeña para que los niños y niñas puedan
acceder a ella con facilidad.
Ha de ser estable para evitar que se vuelque cuando los niños se
apoyen en ella.

www.altamar.es 16
La cesta de los tesoros (IV)
Tareas del educador
Directamente con los niños y niñas. Sentado cerca de la cesta para poder
observar a los tres niños o niñas. No debe interferir en su acción pero
debe ofrecerles seguridad con su mirada y con su presencia.
Organizando los recursos. Deberá organizar el espacio y repondrá los
materiales cuando se estropeen y lavará los que se vayan ensuciando.

Con su actitud el educador reforzará la confianza de los pequeños, contribuirá a


eliminar su ansiedad y a la vez conseguirá que se sientan libres para escoger y
disfrutar de sus descubrimientos

www.altamar.es 17
La cesta de los tesoros (V)
Evaluación
Evaluación de la actividad.
Observar las preferencias, los procesos, las actividades y las
actitudes de los niños y niñas con cada objeto.
Elaborar una pauta de observación que permita hacer un
análisis y una valoración del juego de cada niño o niña.

Evaluación del proceso.


Reflexionar sobre cómo se va desarrollando la actividad y
sobre todos los aspectos que influyen en ella.

www.altamar.es 18
El juego heurístico (I)
El juego heurístico consiste en el descubrimiento, la exploración
y la experimentación.
Algunos de los objetivos que se trabajan son:
Permanecer sentado. Localizar los objetos mediante las
Levantarse del suelo de forma autónoma. orientaciones verbales del educador.
Desarrollar la coordinación ojo-mano. Establecer relaciones entre los objetos:
Coordinar los movimientos de las dos comparar, clasificar, etc.
manos. Escoger libremente entre la oferta de
Realizar acciones como tapar y destapar, material.
llenar y vaciar, abrir y cerrar, etc. Iniciarse en el hábito de compartir.
Ordenar y organizar objetos. Acostumbrarse a trabajar en una atmósfera
Experimentar e identificar las cualidades de calma y de tranquilidad.
perceptivas de determinados objetos. Adquirir el hábito de recoger cuando se
acaba el juego.

www.altamar.es 19
El juego heurístico (II)
Aspectos organizativos. Edad y duración
Dirigida a niños y niñas de entre 12 meses (empieza
a andar) y los 24 (inicio del lenguaje).
El número de participantes por sesión será de
aproximadamente 8.
Se debe poner en práctica durante unos 8 meses,
pero se puede reducir en función de la edad y las
características del grupo.
Normalmente se realizan unas 2 sesiones por
semana, de una hora de duración cada una.

La mejor franja horaria para realizar este juego es a primera hora de


la mañana o a primera hora de la tarde, cuando los pequeños están
descansados y no tienen hambre

www.altamar.es 20
El juego heurístico (III)
Aspectos organizativos. Los materiales
Los objetos.
Se han de obtener a partir de las existencias del entorno.
Han de ser fácilmente manipulables, sólidos y susceptibles de ser
combinados entre ellos.
Se aconseja disponer de entre 20 y 30 tipos de objetos diferentes.
Los contenedores.
Son recipientes de un tamaño mayor que el material de juego y deben ser
susceptibles de contener algunos objetos cada uno.
Deben ser siempre los mismos y es conveniente que cada participante
tenga 3 o 4.
Las bolsas.
Se necesitan tantas bolsas como clases de objetos se hayan recogido.
Cada bolsa ha de ser lo suficientemente grande para contener unos 50
objetos iguales.
www.altamar.es 21
El juego heurístico (IV)
Desarrollo del juego. 1º FASE. Preparación
El educador selecciona cuatro bolsas con objetos dentro y prepara algunos
contenedores.
Distribuye el material entre cuatro o cinco puntos de la sala alejados (focos
de actividad) entre sí.
En cada foco de actividad habrá 4 o 5 contenedores y entre 20 y 25 objetos
sacados de cada una de las bolsas elegidas anteriormente.
Cada tipo de objeto de cada foco de actividad se coloca formando un
montón sin que se mezclen unos con otros.
El resto de material que no se va a utilizar se retira.

El educador se debe colocar en un lugar estratégico desde donde pueda


observar a todos los participantes y a su vez pueda ser visto por ellos. Una vez
preparado el juego, el educador debe permanecer en silencio

www.altamar.es 22
El juego heurístico (V)
Desarrollo del juego. 2º FASE. Exploración y combinación de objetos
Los niños y niñas se sienten atraídos por los objetos. Primero suelen quedarse
quietos y observar y, a continuación, decidirse por unos objetos determinados.
Cada uno va a su ritmo y efectúa las combinaciones de material que se le
ocurren.
El tiempo de esta fase es de unos 20 o 25 minutos, pero dependerá del grado
de implicación y concentración que tengan los pequeños ese día.
El educador debe pasar a la fase siguiente cuando den señales de cansancio.

El educador o educadora se limita a resolver cualquier incidencia: reordenar el


material cuando se ha agrupado o se ha dispersado en exceso, atender las
necesidades físicas de los pequeños (sonarles la nariz, cambiarlos), evitar que un
niño moleste a otro, impedir acciones destructiva, etc.

www.altamar.es 23
El juego heurístico (VI)
Desarrollo del juego. 3º FASE. La recogida
Cuando uno o dos niños o niñas dan señales de cansancio el educador ha de
comenzar a retirar algunos contenedores. En un primer momento retirará
sólo los que ya no se utilizan.
A continuación, deberá coger las bolsas y desde su silla invitar a los niños y
niñas que ya no muestran interés a que recojan.
La actividad de recogida de los primeros niños o niñas servirá de ejemplo
para el resto.
La actividad finaliza cuando ya no queda nada por recoger.
Seguidamente se cuelgan las bolsas en un lugar visible para que los pequeños
comprendan que actividades juego ha terminado.

En esta fase el papel del educador es manifiestamente


activo y pasa a dirigir la actividad

www.altamar.es 24
El juego heurístico (VII)
La evaluación
Del progreso de los niños y niñas. Algunos de los
aspectos evaluables que se pueden observar. Para evaluar el progreso
Aspectos generales del juego. de los pequeños se utiliza
la observación directa,
Aspectos relacionados con la fase de que puede sistematizarse
exploración de objetos. más fácilmente mediante
Aspectos relacionados con la fase de recogida. una tabla de observación

De la tarea educativa:
Se deben evaluar las condiciones generales de
la actividad, su proceso y el progreso a lo largo
de las sesiones.

www.altamar.es 25
El juego psicomotor (I)

El término psicomotricidad expresa inequívocamente relación entre los


procesos psíquicos y motores, ya que:
El movimiento no puede ser concebido sin un psiquismo que lo haga
posible.
El hecho psíquico no es posible sin ninguna forma de movimiento.
El juego psicomotor ayuda al pequeño a tomar conciencia de su esquema
corporal, a formar su propia imagen y a relacionarlo con el entorno.

Cuando se habla de psicomotricidad en el ámbito educativo se ha de situar


esencialmente en el período que abarca la educación infantil y el primer
ciclo de la educación primaria. Los juegos psicomotores pueden realizarse
tanto en el ámbito de la educación formal como en la no formal; sólo se
debe encontrar el momento y el lugar adecuados

www.altamar.es 26
El juego psicomotor (II)
Aspectos que se trabajan. La percepción
La percepción visual:
La agudeza visual.
El seguimiento visual.
La memoria visual.
La diferenciación de figuras y formas.
La estabilidad perceptiva.
La percepción auditiva:
La agudeza auditiva.
El seguimiento auditivo.
La memoria auditiva.
La percepción táctil: textura, temperatura
y presión.
La percepción gustativa.
La percepción olfativa.
www.altamar.es 27
El juego psicomotor (III)
Aspectos que se trabajan. El esquema corporal

La estructura corporal.
La postura.
El equilibrio.
La respiración y relajación.
La lateralidad.

www.altamar.es 28
El juego psicomotor (IV)
Aspectos que se trabajan. La coordinación

Aprender a controlar el cuerpo cuando está en


movimiento. Aspectos relacionados:
Coordinación dinámica general.
Coordinación dinámica específica.
Organización del espacio.
Organización del tiempo.

www.altamar.es 29
El juego psicomotor (V)
Aspectos que se trabajan. La expresión corporal

La expresión corporal le permitirá salir fuera de su propio ser y expresarse


creando otra realidad con sus movimientos y sus gestos.
Esto será posible por dos razones:
El pequeño descubre que puede expresar sentimientos y emociones
con el movimiento y el gesto.
La persona adulta puede enseñarle a utilizar la mirada, el gesto o la
postura y a utilizar su cuerpo como medio de comunicación.

www.altamar.es 30
El juego psicomotor (VI)
La edad y el juego psicomotor
Hacia el primer año de vida los niños y niñas juegan principalmente a
juegos psicomotores.
El juego de lanzar objetos que después les son devueltos.
Juegos de llenar y vaciar.
Juegos de construcciones y destrucciones.
Juegos de persecución.
Cuando el pequeño empieza a sentirse seguro y tiene una cierta
facilidad para interaccionar con el entorno aparece la llamada explosión
motórica, que le permitirá juegos muy estimulantes: las caídas, los giros
o las situaciones de equilibrio y desequilibrio.
Con el inicio y la evolución del juego simbólico, surgen los juegos que
necesitan de una cierta precisión.

www.altamar.es 31
El juego psicomotor (VII)
El papel de la persona adulta en el juego psicomotor
La persona adulta da seguridad a todo el proceso.
Es conveniente que esta persona se sitúe en un lugar donde pueda
conectar con el pequeño con una mirada, pues estos necesitan sentirse
queridos y observados.
El trabajo de psicomotricidad debe hacerse de forma no directiva,
procurando que los niños y niñas vayan descubriendo y experimentando
sus propias posibilidades y limitaciones.
Hay que evitar demostraciones, limitar las explicaciones y reducir las
consignas al mínimo necesario.
Se han de valorar los éxitos obtenidos para estimular la realización de
nuevas actividades y para potenciar la seguridad y confianza.

www.altamar.es 32
El juego psicomotor (VIII)
Es aconsejable tener una gran
Organización de los recursos variedad de objetos de diferentes
materiales, tamaños y formas. De
La distribución del tiempo.
todas maneras no siempre es
La organización del espacio. necesario disponer de material
Selección y uso del material: auxiliar para realizar sesiones de
psicomotricidad. El propio cuerpo
Material específico. y el espacio que nos rodea pueden
Material no específico. ser suficientes para diseñar
Otros materiales. actividades

www.altamar.es 33
El juego psicomotor (IX)
La evaluación
La evaluación debe contemplarse ya al inicio de la programación de
las actividades.
La evaluación debe servir como punto de referencia para las
siguientes propuestas motoras.
La evaluación debe dedicar un tiempo a valorar la adecuación del
espacio, del horario, los materiales, las posibilidades reales del grupo
y la actuación de la persona adulta.

Lo mejor para evaluar los juegos psicomotores es utilizar una tabla de


observación, que servirá como instrumento de evaluación formativa y de
información para otras personas que también participen en la educación
del niño o la niña

www.altamar.es 34
El juego educativo
Entendemos el juego educativo como una actividad lúdica que no surge
espontáneamente del niño o la niña sino que lo propone la persona adulta con
intención claramente educativa.
Responde a las siguientes características:
Tienen como finalidad ofrecer al pequeño objetos susceptibles de favorecer
el desarrollo de ciertas funciones mentales.
En general, se realizan de forma individual, aunque hay algunos pensados
para realizarlos en pequeño grupo y otros para gran grupo.
Las actividades propuestas se suelen realizar sentados y son eminentemente
de interior.
El material que se utiliza es sencillo, ligero y poco voluminoso, y además
suele ser atractivo visualmente.
El material acostumbra a ser fácil de conseguir y barato, de forma que se
puede reponer fácilmente cuando se estropea.

www.altamar.es 35
El juego competitivo y el juego cooperativo (I)
El juego competitivo
En el juego competitivo unos jugadores compiten contra otros para
conseguir una finalidad.
Características:
Siempre hay un ganador o un equipo ganador y un perdedor o un
equipo perdedor.
La presión que existe por conseguir la mayor puntuación suele generar
falta de libertad y angustia psicológica.
Normalmente están muy organizados y excesivamente orientados a la
victoria.

Si se da excesiva importancia al resultado del juego, es


posible que los pequeños no duden en mentir y hacer
trampas porque para ellos la finalidad última será ganar

www.altamar.es 36
El juego competitivo y el juego cooperativo (II)
El juego cooperativo
El juego cooperativo es aquel donde todo el grupo trabaja para conseguir un
objetivo común.
Se juega por el placer de jugar, no para conseguir un premio.
Los participantes se divierten sin temor de no conseguir objetivos.
Favorece la participación de todos.
Los participantes se ven como compañeros, no como enemigos.
Cada participante tienen un papel destacado dentro del juego.
La finalidad consiste en superarse a sí mismo, no a los demás.
Se vive como una actividad conjunta, no individual.
Se desarrolla en ambientes muy diversos, utilizando objetos variados, para
edades distintas y con agrupaciones de niños y niñas también diferentes.
Ayuda a aprender a convivir con las diferencias de los demás.

www.altamar.es 37
El juego competitivo y el juego cooperativo (III)
El juego cooperativo. Valores
Los juegos cooperativos nos servirán como instrumento para potenciar
una serie de valores:
La cooperación.
La empatía.
La comunicación.
La participación.
La construcción de una realidad social positiva.
El aprecio y el concepto positivo de uno mismo.
La alegría.

Los niños y niñas educados en la cooperación, la


aceptación y el éxito tienen más posibilidades de
desarrollar una personalidad sana y equilibrada

www.altamar.es 38
El juego competitivo y el juego cooperativo (IV)
El juego cooperativo. En educación infantil
El juego cooperativo se puede y se debe trabajar en la educación infantil,
aunque simplificando las normas y reduciendo las instrucciones a los
pasos indispensables, sencillos y claros.
En menores de 3 años es muy difícil trabajar los juegos cooperativos, pero
aun así se puede intervenir en esta dirección.
A partir de los 3 años es aconsejable iniciarlos en ellos. Los niños y niñas
de entre 3 y 7 años son lo suficientemente receptivos como para
extrapolar el juego cooperativo dirigido a otras actividades no dirigidas.
Los juegos cooperativos son muy adecuados para trabajar en la creación y
la consolidación de un grupo.
Además de la escuela infantil, existen otros entornos no formales donde
puede practicarse: las ludotecas, las fiestas de cumpleaños, las reuniones
de amigos u otras celebraciones.

www.altamar.es 39
El juego competitivo y el juego cooperativo (IV)
Juegos competitivos versus juegos cooperativos
En los juegos cooperativos los participantes se percatan de que la
consecución de sus objetivos es en parte consecuencia de las acciones de
los demás, mientras que en el juego competitivo esta es incompatible con la
consecución de los objetivos de los otros.
Los integrantes de grupos cooperativos valoran las acciones de sus
compañeros con mayor facilidad que los de los grupos competitivos.
Los integrantes de grupos cooperativos son más sensibles a las demandas
de los demás miembros del grupo que los integrantes de grupos
competitivos.
Los miembros de grupos cooperativos se ayudan con más frecuencia que los
de grupos competitivos.
Los grupos cooperativos tienen una mayor productividad en términos
cualitativos.
Hay una manifestación de amistad mayor en los grupos cooperativos que en
los competitivos.
www.altamar.es 40
El juego tradicional (I)
El juego tradicional es aquel característico de una zona determinada en la que
está muy arraigado y que se transmite de generación en generación.
Condiciones que debe cumplir:
Son los juegos típicos de cada zona o región, pero al mismo tiempo son
patrimonio de la humanidad.
Constituyen un elemento socializador e integrador importante dentro
de las actividades infantiles.
Los juegos tradicionales se pasan de generación en generación:
A través de las personas de más edad.
A través de la práctica natural del propio juego.
En la sociedad actual la transmisión de las tradiciones en general y del
juego en particular es difícil.

www.altamar.es 41
El juego tradicional (II)
Recursos
Los materiales son escasos y en todo caso los pueden
construir los propios jugadores con objetos de la
naturaleza o materiales pobres.
En muchos juegos tradicionales la música o textos
recitados son los elementos centrales del juego.
No suelen tener reglas fijas y, aunque se parte de una
base, acostumbra a prevalecer el consenso entre los
jugadores.
Las normas pueden modificarse en función del espacio
disponible, del número de participantes, de la diferencia
de edad de los participantes o de sus destrezas.

www.altamar.es 42
El juego tradicional (III)
Aportación educativa
Favorecen la comunicación y la adquisición del lenguaje.
Favorecen la aceptación de una cierta disciplina social.
Facilitan la integración del individuo en la sociedad.
Inician a los niños y niñas en la aceptación de las reglas comunes compartidas.
Desarrollan habilidades psicomotoras.
Permiten descubrir el entorno donde viven.
Ayudan a los niños y niñas a autoafirmarse mejorando su autoestima.
Contribuyen al desarrollo cognitivo, afectivo y social de los pequeños.
Fomentan la transmisión de usos lingüísticos.
Posibilitan el conocimiento de sí mismos y de los demás.
Permiten la relativización del ganar y el perder.
Ayudan a facilitar la integración de personas o grupos con problemas de
adaptación.
www.altamar.es 43
El juego tradicional (IV)
Los juegos multiculturales
Llamamos juegos multiculturales a la recopilación de juegos populares o
tradicionales que se juegan en otros países y/o culturas.
Algunos de los objetivos que se pueden trabajar son:
Profundizar en el desarrollo de la autonomía, creatividad, responsabilidad
y libertad, tanto individual como del grupo.
Posibilitar el descubrimiento de otras culturas a través de su patrimonio
lúdico.
Ofrecer herramientas para que se conozca mejor la propia cultura y otras
culturas diferentes.
Valorar la diversidad y el enriquecimiento cultural que supone el entrar en
contacto con otras culturas.
Contribuir a la interrelación entre niños de diferente edad, género y
condición.
Favorecer la comunicación.
www.altamar.es 44
El juego y las nuevas tecnologías

Juegos con ordenador.


Juegos en CD-ROM o DVD.
Juegos de internet en la red.
Juegos de internet en línea.
Juegos con pequeños ordenadores.
Juegos con consolas.

Los juegos asociados a las nuevas tecnologías Mediante el juego se favorece el desarrollo
pueden utilizarse en cualquier ámbito, del niño y por lo tanto no se ha de descartar
escolar, familiar u otro; por ello serán los de entrada ningún material que se ponga a
padres y los educadores quienes deberán su disposición. Sin embargo se deben tener
regular su uso para que no se convierta en muy claros los criterios de utilización, y por
abuso y educar a los niños y niñas para que supuesto no olvidar que el ordenador no
cuando crezcan sean capaces de poner sus debe ser jamás el sustituto de un compañero
propios límites. o de otro tipo de juego.

www.altamar.es 45