Está en la página 1de 8

Colette Soler "Finales de analisis"

El acting-aut en la cura

Psicoanalisis didactico y enseñanza se hacen por la virtud del analizante,


es decir el sujeto divido trabajando. El enseñante, decia Lacan, no es el
amo, es el sujeto que pone su división a la obra. ¿Cual? la de decir, y
mas precisamente la de "decirse", cuando es una cura. Pero esta tarea
tiene un limite, el de lo imposible, porque todo no puede decirse. Hay
entonces, durante el curso de la cura y a su termino, un interrogante
concerniente a lo que podriamos llamar la clinica de lo imposible de
decir. Por eso, escogí hablar de acting-out. Entre aquello que, en una
cura, cesa de no decirse y lo que permanece imposible de decir ¿Cual es
el lugar del acting-out?

Hay en la enseñanza de Lacan numerosas evocaciones del par: pasaje al


acto y acting-out. Luego de haber dado una definición del acto y del
pasaje al acto, Lacan señala: "eso deja aparte el acting-out, donde lo
que se dice no es sujeto sino verdad". Es el icc que determina al sujeto
el que debe ser sacado a la luz.

La paradoja de la tarea analizante es que se demanda al sujeto decir


aquello que es, alli donde no es, es decir alli donde es el icc, el icc que,
si sigue el hilo de la enseñanza de Freud releida por Lacan, es saber,
pero saber sin sujeto. Es saber sin nadie para saberlo, sin "yo" (moi, je),
pero que ademas es saber que se dice sin nadie para decir, porq el
sujeto, aquel que dice "yo" (je) no puede considerarse ni como el
agente de su icc, ni como agente de su sintoma, de su lapsus o de su
sueño.El icc es un saber solo confirmado por el hecho de que solo se lo
puede leer. El icc es un saber que se confirma porque su lectura tiene
efectos, especialmente efectos terapeuticos. El psicoanalisis no esta
hecho, como primera finalidad, para ser terapeutico, y en todos los
casos, no es una terapeutica como las otras.

En la escritura del discurso analitico, la flecha que toma por blanco al


sujeto dividido, a---S(barrada), nos representa, de hecho, la coerción
que es la regla de la asociación libre, la imposición hecha al sujeto de
ponerse a decir de modo tal que pueda decir lo icc.

Esta represión primaria de los pensamientos del icc, es tambien una


represión de la falta en ser. Hay entonces una resistencia natural,
espontanea al icc que hace a lo que se llamas la buena salud y en la que
"no pienso" aflora por ese trazo: no plantearse preguntas, o demasiadas
preguntas. Porque si el sujeto no piensa su icc, sucede que el icc piensa
por él bajo una forma precisa: son las formaciones del icc. A ese sujeto
que se pretenderia amo, en la certeza de su ser, le sucede que tiene
sintomas mas o menos molestos:lapsus, actos fallidos, sueños. El
sintoma es un trastorno del "no pienso". Viene a trastornar el
pensamiento y la procastinacion del obsesivo bajo la forma de
pensamientos parasitos o compulsiones a ciertos actos. viene a
trastornar el cuerpo de la histerica bajo la forma de lo que Freud llamo
somatización. Viene a trastornar el dormir bajo la forma de sueño, etc.

Y en la transferencia, esa transferencia que Lacan refiere por una parte


al sujeto supuesto al saber, la que induce al sujeto a volverse hacia su
icc. Es por eso que el psicoanalisis no puede hacerse sin transferencia.
El imperativo analitico implica que el sujeto cambie de posición, que
quiera renunciar a su "no pienso".

Una de las funciones de las entrevistas preliminares es asegurarse de


que el sujeto pueda cambiar de posición, pueda ponerse en esa
posición que es la de esclavo, pueda asumir su "no yo".
Hay dos grandes ejes del decir del icc que son delineados por Freud.
Para comenzar, lo que aíslo como la serie de las formaciones del icc. El
término "formaciones del icc" es el nombre que Lacan dio a la serie
constituida por Freud de los lapsus, sueños, sintomas, actos fallidos.
Esas formaciones que resultan del trabajo del icc son las formaciones
espontaneas del "no soy". Esta la manifestacion forzada del "no soy"
que es la asociación libre. La asociación libre implica una renuncia que
cada analizante experimenta de entrada. Renunciar a controlar sus
pensamientos, a gobernarlos.

Dirigir su pensamiento es siempre gobernarlo por un ideal, es decir


censurarlo. Es colocar un ste amo (S1) en posición de ordenar el bla-bla
interior. La asociación libre implica renunciar a ello, pero para dejar
lugar a otra. Entre esas manifestaciones espontaneas del icc que son las
formacione del icc, y esta manifestación forzada: palabra que deja lugar
al decir de la verdad que elmsujeto no sabe ¿cual es el lugar del acting-
out?.

La paradoja del acting-out es que la verdad esta alli, pero de moso tal
que desde el comienzo los analistas reconocieron en él un malogro de la
cura.

Acting-out es el termino que Strachey utilizo para el agieren freudiano


en su traduccion del texto de Freud "Recuerdo, repetición y
elaboración". La idea de siempre de Freud es que el analisis debe
colmar las lagunas de la memoria, y en este texto dice que el fin del
analisis, desde el punto de vista descriptivo es completar las lagunas de
la memoria, y desde el punto de vista dinamico es vencer las
resistencias de la represión.

Ahora bien, Freud señala que uno llega a encontrar en la cura la


siguiente posibilidad: el paciente no tiene ningun recuerdo de lo que
olvido y reprimio, y no hace sino traducirlo en actos. Strachey tradujo
acting-out. Ese out no hay que entenderlo como fuera del campo del
analisis, no hay fuera del analisis desde que el sujeto entra en la
transferencia. Tampoco quiere decir fuera del consultorio del analista,
quiere decir, para comenzar, fuera de la esfera de los recuerdos.

El agieren freudiano, cuando se lee el texto en cuestión, es un modo de


la transferencia, la transferencia-resistencia. Lo reprimido no retorna allí
en el pensamiento, retorna en la acción, en el hacer, en el actuar.

La idea de Freud es que el fin del analisis es traer a la representación, al


pensamiento, a traves de la asociación libre, las mociones pulsionales.
El se da cuenta, entonces, en ese texto, de que hay una vía que no es la
del pensamiento, y es eso a lo que llama agieren. Las mociones
pulsionales se imponen alli de cierto modo sin pasar por el verbo. Este
elemento real y actual cortocircuita el pasado y el recuerdo. Freud ve
alli una resistencia, un obstaculo al imperativo del decir.

Para Freud el camino del analisis es pensar al icc, y la eficacia del


psicoanalisis pasa por allí. El mantuvo siempre la idea de que la
rememoración era una exigencia y un signo a la vez.

El matema de la rememoración es el mismo que el de la representación


significante del sujeto: S/S(barrado).

En el analisis, produce, reencuentra y expulsa la mismo tiempo los stes


a partir de los cuales se construyo. La vida que el analizante tuvo, no se
rehace. Lo que cambia, por el contrario, es como él sitúa en ella y el
sentido que le da.

En Freud entoces, la cuestión del acting-out hay que tomarla entre 3


terminos: lo reprimido y su manifestacion, sea en el pensamiento, sea
en el actuar.

La suposicion de la transferencia es que puede venir allí donde no


estaba, pero donde estaba en icc como saber. Es el eje que
corresponderia en Freud a la rememoracion por asociación libre.

En esta puesta en acto de la realidad sexual del icc que pertenece al


registro de la pulsión y del objeto, ¿podemos reconocer al agieren
freudiano?. No cabe duda de que la dimensión de reconstitucion del
pasado depende del sujeto supuesto al saber. Reconstituir su historia es
reencontrar la sucesión de las idenitificaciones del sujeto y en cada
etapa, la verdad que alli se anuda. En cuanto al agieren, hay que decir
que en la medida en que es legible como repeticion, no deja de
participar, él tambien, del mismo registro del sujeto supuesto al saber, o
sea del descrifrado significante.

Lo que esta claramente del lado de la tranferencia (puesta en acto) no


es el acting-out, es el pasaje al acto, porque se opone al trabajo del ste.
El acto analitico en si mismo no depende del icc, en sentido estricto
esta del lado donde el sujeto no piensa. En cuanto al pasaje al acto, es
lo que "no quiere decir". Lo que rechasa decir, pasa al acto. El pasaje al
acto es la alteración profunda del imperativo analitico. El suicidio es un
pasaje al acto. Es rechazo de saber y puesta de lado del Otro.

Evidentemente hay pasaje al acto de menos consecuencias, pero en


todos los casos el acto excluye el llamado al saber y coloca fuera de
juego a aquel que, ocasionalmente, encarna la instancia.

El sujeto, en el pasaje al acto, es pasión de la ignorancia. Es tambien


rechazo de la interpretación. En todos los casos el acto deniega el saber.
Sin embargo, entre el acto analitico y el pasaje al acto, hay una
diferencia mayor: el primero, el acto analitico se amarra a un imposible
de saber probado, el segundo a un rechazo a probar el saber que no es
imposible. El acting-out es otra cosa, esta del lado del icc, de una
manifestacion icc. Lacan evoca varios en el curso de su enseñanza:la
ligazon de Dora, el manejo confesado por el paciente de Kris, alrededor
de los sesos frescos.

Habria que agregar todavia el acting-out del analista, a colocar aparte


sin embargo, porque es la verdad desconocida del acto analitico mismo
la que viene a manifestarse alli.

En todos los casos de acting-out, anomalamente la verdad entonces


habla. Es un hecho de la experiencia que la interpretacion del acting-
out, aunque posible, no es admisible para el sujeto. Situemos la
diferencia con el sintoma bajo transferencia. Ella puede describirse
clinicamente.

Por empezar, del síntoma el sujeto se queja,carga con su molestía y más


aun, con su pregunta. Por el contrario, del acting-out no se queja. Pasa
incluso desapercibido y a menudo parece relatado como por casualidad
y sin que se plantee la pregunta por su sentido. El sintoma aunque es
opacidad, es una opacidad subjetiva, por ocultar una parte de su
verdad, puesto que él se interroga con un ¿que quiere decir?dirigido a
veces al analista. Se lo supone legible. El acting-out habla, pero lo hace
tan bien en impersonal que el sujeto desconoce, habitualmente, que
eso tenga sentido. En esto, está más cerca del sintoma fuera de
transferencia.

En el "no es eso...lo que quiero o lo que quiero decir" de la denegación,


el sujeto afirma aunque sin asumirlo, sin hacerse cargo, un contenido
icc. Aqui, al acting-out ni siquierase lo supone legible. Sintomas y
acting-out, si ambos tienen, como hechos de verdad, estructura de
ficcion, difieren en cuanto al lugar del sujeto: en uno ésete es
representado; en el otro no. El sintoma, en efecto,constituye su
mensaje como metáfora. El acting-out no tiene estructura de metafora.
Sin embargo, no cabe duda de que se ubica en la dialectica de la
relación con el Otro: habitualmente le está dirigido, y tambien le
responde, especialmente cuando la interpretacion se extravía y se lo da
a interpretación se extravía y se lo da a interpretar al buen entendedor
que falta. Acting-out es cuando hay verdad dejada a cuenta; muestra,
indica a la verdad en deuda.

Hay con el acting-out en la cura una dificultad de manejo. El acting-out


es interpretable, pero no se debe interpretar porque su interpretación
no es reconocida por el analizante. Sin embargo el analista tiene que
responderle, porque mientras el analizante está en act-out, no esta en
posicion analizante. El tiene que responderle, incluso pararlo. Freud
maneja el acting-out intentando tomarlo en la tranferencia, hacer que
Dora se dé cuenta de que hay un sentido, y entonces un saber a
articular al sujeto. Es decirle que ella no está alli por nada, que tiene su
parte. Es un intento de sintomatizar el acting-out, o mejor aun, una
tentativa de rectificación subjetiva, según la expresión que Lacan
emplea en "La dirección de la cura".

El sujeto obsesivo esta lleno de pensamientos, pero no de


pensamientos del icc, pensamientos de nada que desfilan sin
consecuencia. Por el contrario, el modo fenomenologico de la histerica
es el vacio, ella experimenta su vacio. El primero está más bien del lado
del "no pienso", "no pienso el icc", del lado de su ser petrificado o
dubitativo, o los dos a la vez. El no tiene el sentimiento de su vacio, pero
tiene un fuerte sentimiento de no existir, de estar lejos, separado de la
vida, que va a la par con su posición de ser en la petrificación. El
segundo, agrega al vacio el sentimiento de su "no soy". Yo diria que, por
estructura, el obsesivo oscila, preferentemente, entre inhibición y
pasaje al acto (lo que quiere decir que uno no encuentra acting-out en
la neurosis obsesiva) mientras que la histeria está mas sujeta al acting-
out.

La posición obsesiva consiste en obturar la inconsistencia del Otro alli


donde no hay significantes en el Otro, en cubrir todo lo real con el ste.
¿que deviene entonces lo real fuera del ste, que sin embargo existe?
Pasa al acto, a menudo irruptivamente, siendo sus formas extremas ya
el suicidio, ya el acto criminal. El punto de incosistencia del Otro inspira
al sujeto obsesivo odio y terror: el intenta cubirlo con la marea de su
trabajo mental y con sus inhibiciones, pero ellas se desgarran en la
irrución del pasaje al acto.

El sujeto dividido está en el lugar del agente, en el lugar del que ordena,
para un beneficio que es de producción del saber. Pero alli hay como un
fingimiento del discurso. El sujeto histerico parace pedir el saber, pero
lo que quiere es el ser, el ser que a la vez falta.

El acting-out me parece por exelencia, en la histeria, el instrumento


clinico de ese desafio: una ficción que da a leer esa verdad que, del ser,
queda fuera de las capturas del verbo, y que es a la vez "pito catalan" y
llamado al saber. Es acting-out del ser, en busqueda de "partenaire que
tiene oportunidad de responder".