Está en la página 1de 1

ESTABLECER UNA RELACION ADECUADA CON DIOS

“Construir una buena relación con Dios es una prioridad máxima para cualquiera
que crea en Él; todos deberían tratarlo como la tarea más importante y como su
principal acontecimiento vital. Todo lo que haces debería sopesarse, tomando por
referencia si tienes o no una relación normal con Dios”. En la palabra de Dios, podemos
ver que es muy importante tener una relación adecuada con Dios.
La Biblia dice: “Con toda diligencia guarda tu corazón, porque de él brotan los manantiales
de la vida” (Proverbios 4:23). Debido a que el corazón del hombre es el templo de Dios, la
regla de práctica más significativa es aquietar nuestro corazón ante Dios para establecer una
relación adecuada con Él.
Hoy vivimos en un tiempo ocupado y lleno de gente. La vida con su ritmo rápido nos
permite estar ocupados por una variedad de personas y cosas, por lo que rara vez tenemos
tiempo para calmar nuestro corazón ante Dios y acercarnos a Dios y contemplarlo. Debido
a que nuestro corazón está siempre alejado de Dios, en la vida real vivimos en un estado
apresurado, y nos agotamos lidiando con diferentes personas y cosas cada día, cansadas
física y mentalmente. Sin embargo, debemos haber experimentado esto una vez: cuando
nos aquietamos ante Dios, con Su guía, podemos ver a través de muchas cosas, y
obtendremos el doble del resultado con la mitad del esfuerzo. Con esto, podemos ver que la
clave para establecer una relación apropiada con Dios es darle nuestro corazón a Él. Para
lograr tal efecto, debemos orarle activamente y a menudo contemplar Su amor y gracia
sobre nosotros. Entonces, seremos conmovidos por Su Espíritu inconscientemente y
podremos vivir delante de Dios constantemente.
El Señor Jesús dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino
por mí” (Juan 14:6). La palabra de Dios es la verdad, que puede guiarnos en nuestro
camino. Si podemos entender la verdad y ponerla en práctica, entonces Su palabra será
nuestra vida. Para alcanzar tal resultado, primero necesitamos leer la palabra de Dios a
menudo.
Pero la mayoría de las veces, ignoramos la lectura de la palabra de Dios debido a nuestras
ocupaciones, y nuestra vida en espíritu se marchita con el tiempo. Sin la guía y el consejo
de la palabra de Dios, no podemos ver claramente las cosas que nos suceden, como la
búsqueda ciega en la oscuridad; sin embargo, las cosas serán diferentes si leemos la palabra
de Dios a menudo y vivimos bajo Su guía. La palabra de Dios es la luz en nuestro camino,
con Su palabra, tendremos la dirección para caminar. Así como lo que Dios dice: “En
verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino
de los cielos” (Mateo 18:3). Podemos saber por la palabra de Dios que Él quiere que
seamos honestos, ya que solo aquellos que son honestos pueden ser el verdadero hombre,
ser salvos por Dios y entrar en Su reino. Además, éstas palabras de Dios no las
comprendemos, todavía necesitamos compañerismo con aquellos que entienden la verdad,
para que podamos entender y practicar la verdad. En una palabra, podemos entender la
verdad más clara y conocer a Dios mejor y solo si leemos, reflexionamos, nos
comunicamos y practicamos la palabra de Dios a menudo. Con tal efecto, tendremos una
relación adecuada con Dios.

“ES NECESARIO ARROJAR TODOS NUESTROS PECADOS PARA TENER UNA RELACION CON
DIOS”