Está en la página 1de 5

NOMBRE: LUIS TORRES VENTURA

MATRICULA: 17-SATT-1-067

SECCION: 0900

TEMA IV: ESTRUCTURA Y COMPONENTES DE


UN ESTUDIO DEFINITIVO DE FACTIBILIDAD
INTRODUCCIÓN

El proceso económico al que se han visto sujetas las economías capitalistas, especialmente las de
menor desarrollo, se ha caracterizado por una tendencia definitiva a la concentración de los
recursos económicos, tecnológicos, políticos y con ello, de los propios mecanismos de Poder.
Esta circunstancia le ha permitido al sistema capitalista , en su conjunto, subsistir a sus crisis ya
las profundas tensiones sociales que genera, pero al mismo tiempo le impone restricciones que
producen su expansión , ya que lo conducen necesariamente a mantener alejados de las
expresiones y normas de bienestar que él mismo produce, a las grandes mayoría de la sociedad
ya depender para su crecimiento de las minorías constituidas por Contingentes de consumidores
provenientes de las clases privilegiadas o Cercanas a ellas.

Esa dependencia presiona hacia una racionalización sui generis muy propia de una cultura
acostumbrada a las contradicciones constantes. Por un lado, se buscan y encuentran
procedimientos de producción en Serie ya gran escala, pero por el otro, se limitan los grupos del
demandan- les a través de la apropiación selectiva del ingreso y el manejo del proceso
inflacionario, cuyo saldo favorece permanentemente a los mismos beneficiarios del sistema. Lo
anterior obliga a optimizar las decisiones sobre qué y cuánto producir ya que cuenta con
mecanismos sofisticados para poner en el mercado grandes cantidades de satisfactores que solo
podrán ser adquiridos por un reducido segmento poblacional de compradores.

OBJETIVO BÁSICO DE UN ESTUDIO DEFINITIVO DE FACTIBILIDAD

Una vez elaborado un estudio definitivo de factibilidad, en relación con una futura inversión, se
podrá decidir con un alto grado de seguridad sobre la posibilidad y conveniencia de llevarla a
cabo. Los objetivos de dicho estudio se resumieron en dos:

• Analizar y presentar todas las variables que condicionan la realización de una futura inversión,
destacando aquéllas que exhiben mayores niveles de complejidad estableciendo con toda
claridad si el resultado analítico garantiza la factibilidad de su ejecución y operación.

•Demostrar la rentabilidad económica para el capital invertido y para los recursos económicos
nacionales comprometidos en el proyecto a través de su correcta comparación con otras
alternativas entra o extra sectoriales.
ESQUEMA FORMAL DE UN ESTUDIO DEFINITIVO DE FACTIBILIDAD

El esquema que enseguida será mostrado no responde a los pasos que en la realidad se siguen
cuando se elabora un estudio de factibilidad, sino a la estructura formal con que se recomienda
presentar un estudio completo de esta índole, en especial para el caso de proyectos turísticos.

Ello se debe al intenso proceso de feedback (retroalimentación) que se da en la realización


misma del estudio, el cual no tendrá caso tratar de poner teóricamente tanto por la diversidad que
alcanza según el proyecto de que se trate como por la dinámica que logra.

En cambio, si el técnico conoce cuál es la estructura de presentación a la que deberá llegar no


solo podrá ofrecer su producto en forma diáfana S ordenada, sino que, además,
independientemente del procedimiento concreto que adopte el staff profesional comprometido en
la elaboración del proyecto sabrá cada participante y, sobre todo, la coordinación del mismo,
donde ensamblar las partes al todo. dicho esquema comprende siete (7) partes básicas que
funcionan como subconjuntos de un estudio general (proyecto) y son las siguientes:

• Presentación general del estudio definitivo de factibilidad


• Resumen e introducción técnica del estudio definitivo
• Análisis o estudio de mercado
• Análisis o estudio técnico
• Análisis o estudio financiero
• Estudio complementario
• Evaluación financiera y socioeconómica

PRESENTACIÓN DEL ESTUDIO GENERAL

Todo estudio definitivo de factibilidad requiere un pequeño apartado inicial que permita
comprender a quien lo lee o analiza, cuál es el origen del mismo, qué inversión pretende
justificar, cuales son los promotores de esta última y qué trámites cursará para lograr la ejecución
y operación de la empresa que lo genero.
Todo ello se alcanza mediante una "Tachada" sintética y clara en el cual se muestra la
personalidad del proyecto en sus ámbitos legales y organizativos e incluso, en ciertos casos, los
políticos institucionales.
OBJETIVOS PARTICULARIZADOS

Los objetivos específicos que deben cubrir una buena presentación de un estudio definitivo son
tres, a saber:

PRESENTAR EL PROYECTO

Ello significa mostrar la naturaleza de la inversión o empresa por crear (industrial, agrícola,
turística, de transporte, este.) y sus finalidades fundamentales (atender el turismo internacional,
al nacional, a la recreación, captar divisas, generar empleos, apoyar al desarrollo regional,
incrementar la oferta nacional de un cierto producto, sustituir importaciones, etc.).

FACILITAR LOS TRÁMITESR'NEGOCIACIONES PARA LA


REALIZACIÓN DE LA OBRA EN ESTUDIO

Todo estudio de factibilidad es, en esencia, un instrumento de promoción y negociación con el


cual se busca, habitualmente, demostrar en los niveles ejecutivos y técnicos a los que tenga que
recurrir, la bondad de la inversión analizada y con ello lograr los apoyos del cas), ya sea en las
entidades crediticias, gubernamentales o incluso, entre los posibles socios coparticipantes.

Lo anterior no significa que un estudio definitivo de pre inversión deba llevarse a cabo
exclusivamente para justificar una inversión con independencia de los verdaderos resultados que
arroje su análisis.

PRESENTAR LAS CARACTERÍSTICAS Y CUALIDADES


ADMINISTRATIVAS; FINANCIERAS Y TÉCNICAS DE LA (S) ENTIDAD
(ES) RESPONSABLE (S) DEL PROYECTO EN SUS FASES
PREOPERATIVA Y OPERATIVA.

Toda futura inversión debe ser promovida por una cierta entidad que puede comprometerse a
operar posteriormente las empresas que aquellas generen o ceder la función operativa a otras
entidades.
En cualquier caso, será de importancia decisiva para el éxito futuro del proyecto la capacidad de
la entidad promotora del mismo en sus niveles administrativos, financieros y técnicos. Dicha
entidad puede ser una sociedad privada, una asociación, una dependencia gubernamental, una
empresa de capital mixto o cualquier otra forma jurídica, cuya responsabilidad sea aceptada y
facultad por las leyes para tales fines
En el supuesto de que sean distintas, convendrá destacar, en la presentación general del proyecto,
el historial por separado de la entidad que se encargará de llevar a cabo el proceso de ejecución
del mismo, así como de aquella que se responsabilizará del manejo corriente de los créditos
solicitados y de la (s) entidad (es) que previsiblemente estará al frente de la operación futura de
las obras por construir.

Cuando cualquiera de ellas sea de nueva creación lo pertinente es señalar los apoyos jurídicos,
económicos e institucionales con los cuales surgirá la entidad responsable, así como los
curricular que demuestren la preparación y experiencia de los técnicos y profesionales que
integrarán tal entidad.