Está en la página 1de 17

Transformaciones del paisaje en los Andes Nariñenses, Historia ambiental de la

agricultura y la ganadería en los resguardos indígenas, 1800 a 1870.


Introducción
Esta investigación estudiara las relaciones ambientales de la agricultura y la ganadería en los
cambios del paisaje, en los andes del suroccidente de Colombia, desde una perspectiva de la
historia ambiental; considerando al paisaje como el producto de adaptaciones espaciales
(cambios en usos, gestión y manejos de suelos) y culturales frente a fenómenos de origen
antropogénico y a fenómenos de origen ambiental. Se toma como grupo y lugar de estudio a las
sociedades rurales, de resguardos, puesto que para la época señalada debieron afrontar: en primer
lugar fenómenos de origen natural como el cambio climático de inicio del siglo XIX (fin de la
pequeña edad de hielo) y el proceso de estabilización climática posterior , y en segundo lugar
fenómenos de origen antropogénico como: la ampliación de la frontera agrícola y ganadera; en
este sentido el paisaje producido en el siglo XIX en los andes de Nariño, es una construcción de
influencias de factores ambientales y adaptaciones frente a los cambios en la agricultura,
afectando a las comunidades y los ecosistemas que manejaban para la época.

Los principales espacios naturales alterados por los cambios antropogénicos y ambientales como:
bosques nativos de montaña, paramos, glaciares, ecosistemas riparios y sistemas hidrológicos,
indican nuevas formas de relacionarse y generar cadenas ecológicas en el paisaje, así como un
nuevo entendimiento de la fauna y flora local; descritas en la fuentes históricas como cambios en:
bosques nativos, sistemas agroecológicos, relaciones silvopastoriles y sistemas hidrológicos, esto
marca y señala que la historia ambiental como, una historia del espacio y el tiempo, capaz de
indicar cambios en escalas de tiempo relativamente grandes, ya que las representaciones en el
espacio metodológicamente precisan de esta escala para mostrar trasformaciones estructurales.

Al indicar los anteriores cambios, no solo se trata de mostrar que el paisaje andino nariñense en
los resguardos del siglo XIX, es producto de cambios ambientales y desarrollo de sistemas
agrícolas y ganaderos; también se intenta mostrar como el paisaje configura relaciones de poder
(geometrías del poder), producto de determinar cuáles son los actores que producen los cambios
y adaptaciones y quienes disponen de los recursos, esto muestra que existen actores que
trasforman el paisaje, los cuales se ven menos o más beneficiados por los cambios, en este
sentido el paisaje implica también relaciones ecológicas políticas, puesto que los cambios en
resguardos se interrelacionan con representaciones e idearios de gestión y distribución de los
recurso, lo cual conlleva a conflicto por la gestión y manejo de recursos.

Metodológicamente, esta investigación se sustenta en una historia ambiental, compuesta por tres
tipos de fuentes: datos cualitativos que describen directa e indirectamente las condiciones
agrarias, climáticas y del paisaje en el lugar y época de estudio (llamados también Proxys),datos
cuantitativos como indicadores ambientales, los cuales muestran estadísticas sobre la agricultura
y ganadería así como del cambio climático y tres datos especiales cartográficos a escalas
relativamente grandes con pocos detalles, los tres tipos de datos por si solos son incompletos, y
para el contexto de estudio será inconsistentes, por lo que una adecuada integración mediante los
pasos metodológicos análisis paisajísticos, permitirá ver los actores y trasformaciones
sustanciales en el espacio.

Metodológicamente se propone un análisis del paisaje tomando fuentes históricas, con técnicas de
recolección de datos cualitativos (documentos sobre sequias, inundaciones, creación de
edificaciones y obras) principalmente y cuantitativos (datos hidroclimatológicos), estos datos
muestran cambios en el clima desde las adaptaciones de las poblaciones a sus espacios sobre todo
en términos sociales, con ellos se pretende generar una reconstrucción del paisaje mediante
cartografía y SIGs, siendo la base de este diseño particular: la cartografía (planos, mapas y cartas
topográficas) encontrada en los archivos históricos seleccionados.

Con este estudio se pretende mostrar que el clima también afecta el paisaje de forma indirecta a
través de su influencia en adaptaciones, las cuales tienen su origen en acciones y respuestas de
los seres humanos; el anterior argumento es estudiado desde una historia y geografía del medio
ambiente.

Introducción: Esta investigación estudiara como los cambios en el clima se relacionan con las
transformaciones del paisaje desde la historia ambiental y la geografía cultural; entiendo que
dicha relación es producto del efecto directo las adaptaciones que las sociedades hacen de su
espacio, mediante cambios en prácticas: agrícolas, ganaderas, agroecológicas, forestales, etc, en
respuesta a la variación de su entorno, esto explicaría que si bien el clima transforma el medio
ambiente, las sociedades también se ven afectadas por dichos cambios y principalmente
responden a tal hecho creando modificaciones particulares, que en grandes periodos de tiempo
reflejan transformaciones de paisajes mostrando principalmente acceso, distribución y
responsabilidades sobre la naturaleza.

Se toma el caso de la zona andina del sur occidente de Colombia (Nariño), especialmente el
llamado Altiplano Tuquerres-Ipiales y el Valle de Atriz, zonas que para la época eran el centro
económico de la región entrelazada con distintas comunidades rurales, resguardos, pueblos y
algunas urbanizaciones; No se desestiman los espacios de transición entre estas dos zonas, u otros
espacios andinos de Nariño, sin embargo es necesario mencionar que un estudio del paisaje
como el que se pretende desarrollar, toma un periodo de tiempo largo puesto que los tipos de
datos suelen ser muy específicos, en el presente caso, deben ser datos espaciales y relacionarse
fuertemente con las variables del clima, por lo que si se toma un espacio muy concreto
probablemente no se encuentren datos suficientes para observar transformaciones.

Aunque se plantea un estudio de un contexto particular, este contexto sirve para ejemplificar, y
estudiar los efectos en el paisaje del fin de la Pequeña Edad de Hielo del siglo XVIII y comienzo
del calentamiento global de 1850, así como los efectos del ENOS (El Niño-Oscilación del Sur) en
Latinoamérica para inicios del siglo XIX, en regiones periféricas, lo anterior, con el fin de
contribuir a la historia ambiental de los calentamientos globales.

Se propone una metodología que constara de cuatro etapas:


1). Se seleccionara las zonas dentro del altiplano Tuquerres-Ipiales y el valle de Atriz con mayor
influencia de los cambios en el clima.
2). Se identificara las principales variaciones en el clima y adaptaciones que las sociedades
realizaban con el fin de afrontar dichos cambios en el paisaje (cambios de uso del suelo, cartas
topográficas…), en la zonas previamente seleccionadas; principalmente utilizando datos
cualitativos los cuales describan directa e indirectamente el clima y los retos de adaptación; los
datos cuantitativos e indicadores ambientales (registros del clima y presión atmosférica1)
también serán incluidos en esta etapa, como apoyo a la información cualitativa.
3). Se realizará un análisis del paisaje tanto cultural como socioambiental, utilizando para ello la
información de la etapa anterior apoyada en el uso de mapas, planos y cartas topográficas, con el
fin de generar cartografía que revele no solo cambios de uso del suelo, sino que también, se
identifique las acciones y decisiones que los actores y sociedades, toman frente a cambios en el
clima y su influencia en los distintos espacios.
4). Constará de una relación resumida de los cambios de clima y paisaje analizados
anteriormente, con las principales consecuencias a escala nacional y continental del fin de la
Pequeña Edad de Hielo del siglo XVIII y comienzo del calentamiento global de 1850, así como
los efectos del ENOS (El Niño-Oscilación del Sur); para mirar las consecuencias a escala se
utilizara bibliografía dos fenómenos mencionados; el objetivo de esta etapa determinar el grado
de impacto de los cambios climáticos de inicios y mitad del siglo XIX (1810-1850) en el contexto
de las zonas de estudio.

Problema: Actualmente el mundo se encuentra en lo que se ha denominado como la era del


antropoceno, (Moore, J 2016), una era caracterizada por los cambios a escala global y una
constante degradación de la naturaleza, por razones antropogénicas; sin embargo estos cambios
no son para nada recientes, aunque sus efectos más notorios se presenten en la actualidad. Como
lo es el caso del cambio climático actual, el cual es ya de por si un hecho científico ampliamente
estudiado y corroborado, (Intergovernmental Panel on Climate Change 2019), siendo este
cambio producto de las acciones humanas cuyo origen puede estar en los inicios del siglo XX con
la constate industrialización y el aumento de los gases de efecto invernadero.

Pero cabe preguntarse: ¿es este el único cambio climático que el ser humano llamado moderno ha
experimentado?, la respuesta es que: han existido a lo largo de los dos últimos siglos varios
fenómenos climatológicos que han afectado desde pequeñas comunidades hasta fenómenos a
escala continental y mundial; aunque estos cambios, (los ocurridos antes del siglo XX), tienen
orígenes poco relacionados con las actividades humanas, indican claramente formas de

1
Lo datos históricos hidroclimatológicos y datos cuantitativos sobre el clima en Colombia son escasos como lo
explica, José Daniel Pabón Caicedo, en su texto: El Clima de Colombia durante los siglos XVI-XIX a partir del
material histórico. Parte I: Inventario de Fuentes de Información.
adaptación tan variadas, igual que en el presente; por lo que se puede deducir si bien un cambio
como el cambio climático; ocurre a escala continental o mundial los efectos van a variar, por lo
que las adaptaciones no siempre muestran los patrones generales.

Tales adaptaciones a las fluctuaciones y cambios en el clima producen efectos, tanto e ámbitos
socio-culturales y naturales; actualmente se piensa en una acción combinada de efectos naturales
y humanos, (Ulmer, J. B 2017), (Ghosh 2016) y (White 2012), pero ¿esto fue así con cambios
climáticos del pasado?, es en este punto que entran dos enfoques integradores de lo ambiental y
lo sociocultural, (de varios existentes) que intenta dar respuesta a esta pregunta, el primero es la
historia ambiental del clima, que en síntesis es una historia que menciona en periodos de tiempo
relativamente largos, cambios en la relaciones sociales y presentaciones frente a fenómeno
hidroclimatoligicos, el segundo enfoque es el de la Geografía Humana del paisaje, (Claval 2007),
(Benedetti 2017), (Lorimer 2009), (Hinchliffe 2003), (Montello y Sutton 2012) y (Claval 2002),
relacionada con dos corrientes específicas, la geografía histórica (Godard Henri 2016) y las
herramientas metódicas de la geohistoria (Haesbaert, R 2014), (Claval 2009), (Denevan y
Mathewson 2009) (Cunill, G 2004), (Droulers, Martine 2017) y la geografía cultural,( Holzer
Werther 2005), (Claval 2007), mostrando que las grandes, estructuras del pasado no solo
influyente en las relaciones de las sociedades con la naturaleza sino que tales sociedades también
construyen y afectan paisajes.

Todo lo anterior con el fin de tener una visión más amplia de la historia del medio ambiente, en
donde el clima no solo moldea estructura geológicas del pasado remoto, sino que también moldea
practica y dichas prácticas de relación con tales condiciones, pueden cambiar los paisajes
habitados y relacionados con los humanos; Es necesario entender las estructuras del paisajes del
pasado, recordando que el paisaje históricamente constituido no es más que la síntesis de capas y
acciones que en algunos casos se han acumulado y otras han desaparecidos o transformado tanto
en contextos naturales (capas geológicas) como en aspectos sociales y culturales, como indican
los estudios de algunos académicos Nariñenses del siglo XVIII y XIX, (Pereira 1919) y
(Santander 1896), en el caso de estudio las adaptaciones, entendías estas como: mecanismo de
mitigación frente a sequias y lluvias, aprovechamiento agrícola, construcciones resultado o como
respuesta a desastres naturales los cuales tengan orígenes antropogénicos, (Guerrero 1961),
(Latorre 1857)2

Puede decirse que existe un problema al tratar de comprender el paisaje actual, sobre todo al
tratar de articular las dinámicas culturales y sociales cono agentes capaces de producir cambios
para ser cartografiados; tal como lo indica la zona de estudio; zona que además presente un reto
en su historia paisajística: este problema se sitúa en la aparente regionalización que la región
andina de Nariño, mostró en los siglos, XVIII y XIX, (Cerón y Ramos 1997)3. Por lo tanto su
paisaje estaría fuertemente marcado por características culturales y sociales, que producen
procesos de resistencia o adaptaciones que no son idénticas a las que ocurren en contextos
nacionales, de manera similar ocurre con los proyectos políticos de creación de resguardos o de
la conformación del estado nación, para el caso de Colombia (Mora 2017); se puede entonces
argumentar, que en este proceso histórico, se dan adaptaciones muy particulares al cambio
climático, estas adaptaciones describen manejos espaciales en las periferias, (Vélez‐Torres, I.,
Varela, D., Cobo‐Medina, V., & Hurtado, D 2019),demostrando que la relación con las
estrategias de adaptación y cambios de paisaje deben ser estudiados de manera multi-escalar.

Las adaptaciones pueden reflejar los grados de resiliencia y que tanto impacto tienen en las
estructuras del paisajes, (Ulloa, Astrid 2013) y (Peralta, J 2011), se supone que los cambios
climáticos cambia los paisajes geomorfológicos (físicos), pero también afectan a las sociedades y
culturas sobre todo si estas depende en gran medida de relaciones ambientales como las
sociedades rurales, poblaciones que pueden presentar cambios más bruscos e implementar
estrategias ya sea de cambio o resistencias frente las fluctuaciones. (Guzmán, Niven 2011).

La historia ambiental del clima no solo es una cronología de épocas, en la cual se identifican
sequias y lluvias, si no que indica, las relaciones del ser humano con la naturaleza y las
estrategias que las sociedades, deben afrontar, en relación a situaciones derivadas de los cambios

2
Otras fuentes básicas para entender las adaptaciones del clima y paisaje en la región de estudio según (Mora 2018)
y (Mora 2019), son: Francisco José de Caldas en el Semanario del Nuevo Reino de Granada, Agustín Codazzi,
informes de la Comisión Corográfica publicados como Geografía física y política de la Confederación Granadina.
3
La tesis doctoral de Zarama (2017), critica esta posición puesto que desde el periodo colonial el departamento de
Nariño ha tenido conexiones fuertes con el centro del país, cabe señalar que dichas conexiones son históricas
principalmente.
que el clima provoca (Whites 2012), en este sentido el paisaje responde a las estrategias de
adaptación que las sociedades requieren, )Beatriz Rivera-Barnes y Jerry Hoeg 2009).

Sin embargo como cada sociedad, desarrolla un proceso metabólico particular de apropiación de
la naturaleza, (González de Molina y Toledo V.M 2014) el cambio climático tendrá impactos
diferentes a pesar de que dicho cambio se desarrolle a una escala global, en este sentido al
analizar la Pequeña Edad de Hielo del siglo XVIII y comienzo del calentamiento global de 1850,
así como los efectos del ENOS (El Niño-Oscilación del Sur; es necesario revisar de manera local
cual es el verdadero efecto, de dicho cambio en el clima y paisaje de los andes nariñenses;
tomando tres escalas básicas, una continental, nacional y local; la primera escala, ya fue estudiada
ampliamente desde la década de 1980, por trabajos de historiadores como: (Le Roy 2017),
(Pfister 1978), (Florescano 1986) y (De Vries 1980), sin embargo en el contexto nacional los
trabajo son prácticamente nulos, (Mora 2017), (Pabón 2006) y (Mora 2019), por lo que se podría
encontrar dos tendencias en las adaptaciones climáticas de las sociedades andinas de Nariño:
primero que efectivamente hayan sufrido periodos extremos de cambio climático, segundo que el
proceso haya sido gradual en el que las condiciones extremas, no estén presentes y los cambios
en adaptaciones y paisajes sean más lentos, en ambos casos mediante las herramientas
geohistóricas, (ver metodología), es posible identificar los cambios paisajísticos esperados.

Los Andes, presentan gran variedad de microclimas, sobre todo en los Andes llamados de paramo
de la zona norte de la cordillera (Dollfus 1986), por lo que las fluctuaciones y cambios en el
paisaje son más representativos en esta zona por dos razones: la variedad de microclimas en
espacios relativamente cortos (Clerici, N, Cote-Navarro, F, Escobedo, F. J, Rubiano, K y
Villegas, J. C. 2019), y (Faye, E, Rebaudo, F, Carpio, C, Herrera, M, y Dangles, O 2017) y una
población rural concentrada en cañones andinos y zonas de alta montaña, (Instituto Geográfico
Agustín Codazzi 2014), zonas en las que condiciones como sequias y lluvias obligarían a las
comunidades tomar decisiones más fuertes entorno al manejo del paisaje.

Por lo tanto según lo descrito anteriormente, se formula la siguiente la pregunta de investigación:


¿Cómo se han dado las transformaciones del paisaje producto de las fluctuaciones climáticas a
través de las adaptaciones de las sociedades rurales en el Valle de Atriz y el Altiplano Tuquerres-
Ipiales, en los Andes Nariñenses desde 1810 hasta 1850?

Objetivos
Objetivo general
Analizar de las relaciones de las transformaciones del paisaje producto de: las fluctuaciones
climáticas, cambios agrícolas y ganaderos, a través de las adaptaciones espaciales de los
resguardos indígenas en el Valle de Atriz y el altiplano Tuquerres-Ipiales (Andes Nariñenses)
desde 1800 hasta 1870.

Objetivos específicos

Crear una cartografía histórica de las zonas de estudio afectadas por el clima, agricultura y
ganadería.

Clasificar las variaciones climáticas con los datos históricos recolectados en Valle de Atriz
y el Altiplano Tuquerres-Ipiales.

Generar una clasificación de las adaptaciones climáticas de las sociedades el Valle de Atriz
y el Altiplano Tuquerres-Ipiales.

Analizar históricamente el paisaje, utilizando la cartografía base e incorporando


información de archivos sobre las adaptaciones climáticas de las sociedades rurales, en la
zona de estudio.

Relacionar los picos de variación climática del final de la pequeña Edad de Hielo y El
ENOS del siglo XIX con los cambios mostrados en el análisis histórico del paisaje,
integrando cambios de la frontera agrícola y ganadera.

Estado del arte


El tema tratado como se ha notado es específico en varios aspectos, como: la combinación de
teorías ambientales con teorías geográficas, entender el paisaje de manea que no se divida su
visión cultural y ambiental, entender la historia desde múltiples escalas, etc. Se encontraron tres
tipos de investigaciones sobre los temas y la metodología propuesta, primero investigaciones que
trataban a los aspectos ambientales como mas relevantes para el estudio del historia del clima y el
paisaje, dos textos en los cuales se daba mayor importancia a los aspectos socio-culturales y por
ultimo enfoques integradores de lo social y natural; además como criterio de selección primario
las investigaciones debían tratar historia ambiental, preferiblemente del clima y paisajes o
relaciones espaciales desde la geografía y sus teoría, a su vez estos textos fueron divididos en
cuatro escalas: escala regional nacional, continental y mundial, para finalmente esclarecer el
estado de investigación de la historia ambiental del clima y la geografía cultural del paisaje.

La primera escala de estudio se encuentra las investigaciones locales al contexto de estudio, esta
investigaciones indirectamente trataban el tema mencionado, es decir posiblemente hacían una
historia ambiental, sin mencionar que se tratara directamente de un tema específico desde esta
teoría, en el caso de la geografía del paisaje los estudios son más amplios pero pocos desde una
perspectiva de integradora, más bien se dedicaban detallar aspectos del paisaje desde una
perspectiva natural (Velásquez Elisa 1996).

En el ámbito local investigaciones como el de Stefania Gallini,, con publicaciones sobre la


influencia del clima en los paisajes desde estudio realizados con el Instituto de Investigación de
Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, (Abello, De la Rosa y Gallini. 2015), sin
embargo, es necesario aclarar que las metodologías de estos estudio como el desarrollado por
Madroñero y Mafla (2013), sobre la variabilidad del clima toman principalmente aspectos
naturales y ecológicos puesto que son estudios desde la ingeniería, sin embargo si se desea
estudios más cercanos a las percepciones y adaptaciones de los sujetos es necesario regresar, a
estudios más antiguos sobre todo realizados por estudios descriptivos de una geografía regional
como: los diseñados por: Historia Socio Espacial de Túquerres siglo XVI-XX: de Barbacoas
hacia el horizonte nacional, del año 2003 estudio que puede considerarse uno de los fundantes de
relaciones espaciales y naturales, en el cual las acciones del ser humano son muy importantes,
esta perspectiva de investigación trata de mostrar mediante metodologías simplificadas del
espacio una evolución descriptiva, obviando interrelación y escalas en la mayoría de los casos.
Otro problema de estos estudios es que en la mayoría de casos no son arbitrados en contextos que
superen a la normas de una academia local, pero son importantes, puesto que describen las
primera fuentes o los lugares donde posiblemente se encuentre la información, otro aspectos
importante es que en algunos casos se describe elementos e indicadores naturales como
vegetaciones y tipos de planta o pequeños espacios donde se zonifican usos del suelo, (Cerón &
Ramos, 1997, Bastidas 2000, Fonseca 2009), siendo un estudio más reciente un estudio
sociológico sobre la construcción territorial, realizado por Oviedo (2014), sociedad, espacio y
territorio. Proceso de ocupación de territorio en el departamento de Nariño, siglos XVI – XX, un
estudio enfocado en la sociología y movimientos migratorios, es importante estos estudios como
guías de información, sin embargo aportan pocas luces sobre las teorías y temas propuestos en los
objetivos.

Marco teórico
Esta propuesta se basa en tres cuerpos de literatura en estudios de la Geografía Cultural del
Paisaje e Historia ambiental, la mayoría de las teorías están enmarcadas dentro del movimiento
de las ciencias sociales y la geografía denominado como posthumanismo: 1) Teoría sobre
Paisajes culturales desde la geografía cultural actual con análisis paisajísticos desde la geografía
ambiental, sustentándose en investigaciones sobre los conceptos como: SIGs aplicados en ambos
estudios, teoría de geosistemas, representación y símbolos los paisajes culturales y acceso y
espacios de exclusión desde la teoría del paisaje. 2) Historia ambiental del clima, desde la
perspectiva latinoamericana y norteamericana, permitiendo un entendimiento de los cambios y
adaptaciones de los seres humanos a inicios del siglo XIX y finales inicios del siglo XVIII,
relacionado los cambios ambientales a escala global debatiendo, tres perspectivas: la geohistoria,
la geografía histórica y la perspectiva de la historia global ambiental; y 3) Teoría del espacio
social y su producción, desde los debates del espacio social como producto de las acciones
materiales y su relación con el capitalismo desde la Geografía Critica, contrastando las teorías
posmodernas (Humanistas , ontológicas y fenomenológicas).

El primer cuerpo de literatura tiene el tratamiento metodológico más complejo por el tratamiento
de datos que se debe hacer, ya que, si bien este trabajo propone una perspectiva humana de
transformación del espacio existen datos como los climatológicos y ambientales que de una
forma indirecta entran en el tratamiento metodológico de este trabajo, sin embargo es necesario
decir que la teoría de paisaje planteada en este texto tiene un especial interés en su construcción
histórica, por lo que las estructuras del medio físico no son descartadas, (Montello y Sutton 2012)
y (Nellemann Vibeke et al. 2017), viarias son las teorías del paisaje que tratan sobre sus carácter
histórica, siendo el punto común de estas teorías el concepto de tesela o unidades de estudio y
análisis.

Si bien este concepto parte de estudios aplicados del paisaje (Nellemann Vibeke et al. 2017), es
un insumo importante al momento de un análisis riguroso de un pasado que puede llamarse,
análisis cultural del paisaje: uno de los autores más citados e importantes en esta perspectiva es
Carl Sauer, con su estudio de introducción a la geografía histórica, dando parámetros del análisis
de campo y de reconstrucción de paisajes y espacios, históricos, si bien esta priemra guía es un
tanto empírica

El contexto de estudio, de este proyecto toma como teoría central a la historia ambiental, como
una disciplina emergente de la historia contemporánea, tal como lo señalan: Worster (2014),
Collomb (2016) y Camus (2017), desde esta perspectiva la historia ambiental es el eje central de
las contribuciones teóricas, acompañada del concepto de paisaje, que en para este estudio, se
comprende desde la teoría de la geografía crítica, Parra (2019), esta perspectiva actual del
paisaje, se comprende como una estructura cultural, siendo el ser humano quien transforma y lo
modifica, en una relación estrecha con el ambiente, puesto que los dos se complementan, el ser
humano transforma el espacio y este espacio modificado le imprime algunas características a su
cultura o sociedad, por lo tanto según: Avendaño (2018), la estructura económicas pueden
modificar esos espacios que en términos de un proceso de larga duración modificarán
culturalmente a una comunidad.

Es el ser humano con diversas técnicas lo que configura el paisaje, el cual, a su vez no es
uniforme, cada espacio particular posee sus propias representaciones, creando sistemas de teselas,
claro está con puntos en común; en este sentido los movimientos de capitales así como de los
medios productivos en los espacios modifican y conforman en gran escala un paisaje, tal como lo
señalaron en estudio y debate sobre tales representaciones: Massey, Soja y el mismo David
Harvey, Hasbert (2017).

En términos de Hasbert (2017), es la técnica la que permite el estudio de dichas trasformaciones,


entiéndase la técnica como una apropiación de tecnología, el cual es un motor del metabolismo
social, entendiendo esto como un sistema en el cual la energía fluye y trasforma los procesos
productivos, esto se calcula mediante flujos de materiales y energía (Mora 2017 y Reina 2015).

Toda esta tradición histórica ambiental señala que el ser humano modifica constantemente los
espacios, Gallini (2015) y Camus (2019), por lo tanto, los cambios de la naturaleza no se pueden
entender sin las acciones políticas y económicas, que las culturas imprimen a través del tiempo,
como en el caso de estudio, con la implementación de la producción ganadera y el desarrollo de
agricultura a mayor escala, que a su vez siguiendo la lógica de la transformaciones del paisaje y
espacio, al cambiar el medio natural dichas prácticas transformaron las comunidades llamadas
así como tradicionales, por lo tanto cuando se estudia proyectos políticos, los cuales se basan en
el desarrollo local es debe procurar que en su estructura interna no desarrollen dinámicas del
mercado, cuyas características, repliquen los modelos que pretenden criticar (Koski, Pas et al.
2019) tal como lo son, transformaciones de los resguardos en el caso de los andes de Nariño
según Mamian (2017).

Los anteriores debates históricos necesitan un centro metódico sobre el paisaje y espacio, el cual
le otorga la teoría de la geohistoria Claval (2019), y Loomis (2018), esta perspectiva considera la
historia desde una larga duración, además siguiendo la tradición de Braudel, se menciona que en
este modelo de hacer geografía en relación a épocas específicas, busca entender cómo las
comunidades responden frente a fenómenos de cambio en su territorio particular, para
posteriormente concluir y relacionar, como las sociedades en distintos contextos, se comportan
en relación a fenómenos similares en épocas distintas, estos pueden afectar espacios a una gran
escala, además de considerar la estructuras sobre todo económicas y políticas; dichas
transformaciones pueden ser individuales o productos de comunidades o sociedades con gran
complejidad en términos de escalas; complementando lo anterior, la geografía histórica
metódicamente se sustenta en estructuras políticas en el espacio es por lo tanto que presenta un
gran intereses en la cartografía como indicador de las transformaciones del suelo. Baker (2010) y
Mathieu (2013).

Metodología y método

Para entender las anteriores dinámicas se analizaran: mapas, planos, cartas topográficas y
geomorfológicos, crónicas de viajeros y ambientalistas, documentos geográficos, ambientales,
documentos sobre adaptaciones de acuerdo a los indicadores establecidos y archivos cualitativos
y cuantitativos (en caso de existir) sobre el clima, la ganadería y la agricultura en la época y
contexto de estudio, esta información se clasificara en: información cualitativa o proxys sobre
el medio ambiente y el cima en relación a la ganadería en la época en los resguardos de la zona
andina de estudio, datos estadísticos que muestran variaciones en la producción agrícola así
como el estado del ambiente y por ultimo datos de corte cartográfico. sobre el uso del suelo, así
como documentos geográficos sobre el paisaje y documentos oficiales sobre: las prácticas
agrícolas y ganaderas, en los resguardos de la zona de estudio, (Altiplano Tuquerres-Ipiales y
Valle de Atriz), esto permitirá la construcción de cartografía que determine los lugares, donde el
problema tiene mayor influencia, describiendo su evolución histórica y socio-cultural,
entendiendo el cambio de las prácticas agrícolas y de conservación, (uso del paisaje), a través de
mediciones de la producción de agraria y consumo, para determinar su influencia en los
ecosistemas y espacios naturales de la época.

La metodología se sustenta en lo propuesto por: Carl Sauer (Denevan y Mathewson. 2009),


(Nellemann Vibeke. Primdahl Jørgen. Stahlschmidt Per y Simon Swaffield 2017) , (Pfister
2015), el análisis del paisaje que se realizará es una análisis geohistóricos como lo proponen:
(Godard, Henri 2016) y (Claval 2009), entendido como una herramienta en la que el análisis de
datos indican transformaciones en el espacio en escalas relativamente grandes, puesto que si se
considera el análisis de representaciones y construcción social del paisaje, este puede mostrar
variaciones a ser cartografiables únicamente a escalas que espacio y tiempo en las cuales se
pueda identificar patrones de espacialidad, además de estos el análisis del paisaje propuesto se
puede considerar regresivo (retrogressive method), este método de análisis se construye como un
compilado de cartografía histórica que se sintetiza en mapas específicos según la época de
estudios, estos mapas específicos de estudio pueden ser coremas (sobre todo en torno a las
decisiones políticas del espacio o Landscape Democracy), en los que se indica la accione de la
relaciones de poder y mapas de matrices o unidades de teselas del paisaje en cada época.
Con los siguientes paso:
1). Se seleccionara las zonas dentro del altiplano Tuquerres-Ipiales y el valle de Atriz con mayor
influencia de los cambios producidos por: el clima la ganadería y la agricultura, esta fases
mediante el uso de SIG, se pretende relacionar variables ambientales de clima con las variaciones
agrícolas en cuento a su producción, esta especialización mediante SIG permite ver relaciones
directas de causalidad.
2). Se identificara las principales variaciones en el clima y adaptaciones que las sociedades
realizaban con el fin de afrontar dichos cambios en el paisaje (cambios de uso del suelo, cartas
topográficas…), en la zonas previamente seleccionadas; principalmente utilizando datos
cualitativos los cuales describan directa e indirectamente el clima y los retos de adaptación; los
datos cuantitativos e indicadores ambientales (registros del clima y presión atmosférica ) también
serán incluidos en esta etapa, como apoyo a la información cualitativa-
3). Se realizará un análisis del paisaje tanto cultural como socioambiental, utilizando para ello la
información de la etapa anterior apoyada en el uso de mapas, planos y cartas topográficas, con el
fin de generar cartografía que revele no solo cambios de uso del suelo, sino que también, se
identifique las acciones y decisiones que los actores y sociedades, toman frente a cambios en el
clima y su influencia en los distintos espacios.
4). Constará de una relación resumida de los cambios de clima y paisaje analizados
anteriormente, con las principales consecuencias a escala nacional y continental del fin de la
Pequeña Edad de Hielo del siglo XVIII y comienzo del calentamiento global de 1850, así como
los efectos del ENOS (El Niño-Oscilación del Sur); para mirar las consecuencias a escala se
utilizara bibliografía dos fenómenos mencionados; el objetivo de esta etapa determinar el grado
de impacto de los cambios climáticos de inicios y mitad del siglo XIX (1800-1870) en el contexto
de las zonas de estudio.
5). De manera metódica los productos cartográficos serán digitalizados de manera integral
permitiendo correlaciones entre las épocas de estudio, se pretende entonces además de digitalizar
la cartografía histórica del archivo, se pretende mostrar este producto en plataformas de
visualización como los es Arcgis Web, lo que permitirá un debate de los productos esperados

En la Geografía actualmente se debate sobre la interdisciplinariedad de los conceptos centrales de


la disciplina, siendo uno de los debates más importantes el tratamiento metódico del paisaje; una
de las primeras perspectivas actuales es la de Métricas del paisaje en contraposición a la idea
tradicional de tesela, esta idea de teselas considera al paisaje como. “un conjunto de medidas
cuantitativas ligadas al análisis digital” estas métrica pueden ser analizadas, medidas y
cuantificados por medio de Sig.

Desde el método de análisis de Meng & Xing (2018), en el cual se diseña una matriz (este
análisis se realizará con el software FRAGSTATS), la matriz las componen distintas métricas, en
el que coexisten teselas con características individuales pero que se determinan por una variable
denomina corredor, los corredores son los flujos o conexiones de las teselas, este análisis permite
ampliar el espectro de estudio común del paisaje ya que permite ver cambios a través de tiempo y
podemos considerar corredores con distintos tipos de sistema de unidades o sistema de medidas.

Como medida adicional para entender el papel de las poblaciones se piensa el concepto de
hemerobia como medida de las perturbaciones humanas en la zona de estudio, sin embargo como
se busca que el análisis temporal sea más riguroso se utiliza las propuesta sobre el índice de
apropiación denominado IE o conocido como potencialidad o metodología de potencialidad de
servicios ecosistémicos, este método permite revelar relaciones directas en los ecosistemas de las
ciudades, EI (Ecologycal Integrity), cabe aclarar por ser un estudio histórico, las perturbaciones
bajo los anteriores conceptos para nada serán exactos por tres razones: no se encuentran bases de
datos históricas exactas para la época y zona de estudio, dos la mayoría de las bases biográficas,
son representaciones subjetiva sobre una área determinada y tres la mayoría de elaboraciones
cartográficas no son detalladas, teniendo una escala de toda la región, siendo que los índices de
apropiación servirán más como una conceptualización y guías tal como lo proponen, Waltz y
Stein (2014), además lo anterior puede mostrar mediante diagramas sencillos relaciones de los
cambios con niveles de consumo y producción en determinadas zonas.

Sin embargo el análisis histórico, estaría limitado si se considera importante el uso de cartografía
digitalizada y no digitalizada producida en distintas épocas; para el periodo de estudio, se
encuentra distinta cartografía que brinda aspectos importantes de la estructura del paisaje, siendo
el punto de partida del análisis, el documento recopilatorio, editado por el Banco de la República
de Colombia, sobre la cartografía del siglo XIX del suroccidente de Colombia; de esta manera
metódicamente se utilizar el método de georeferenciar mapas históricos en SIGS de código
abierto, Roset y Ramos (2011), para asignar valores a ubicaciones relacionadas con ecosistemas,
una vez hecho dicho tratamiento se podrán hacer relaciones sencillas como zonas ganaderas e
influencia en apropiación de ecosistemas, mediante mapas síntesis Cirio (2016).

Actividades a llevar acabo

 Análisis de archivo histórico de Pasto


 Análisis archivo General de la nación
 Análisis de documentos de la biblioteca de IGAC
 Análisis de documentos inéditos del museo Juan Lorenzo Lucero
 Análisis de archivo del banco de la republica
 Recolección de cartografía según la base de la documentación del Banco de la Republica
para el sur occidente de Colombia.
 Sistematización de datos de acuerdo al método planteado
 Elaboración de cartografía
 Revisión de cartografía y corrección.

Contribución

Se supone que los métodos estudios geográficos y sobre todo la implementación de SIGs,
difícilmente tienen relación con los estudios históricos, se pretende por lo tanto en términos
metódicos mostrar que las SIGs pueden contribuir a un entendimiento profundo de la evolución
de los paisajes, mostrando mayor rigurosidad en la historia ambiental; el estudio de estas
tecnologías acompañada de documentos históricos sobre el fenómeno, permitirá replantear los
estudios históricos ambientales, sobre las relaciones de la cultura con el medio ambiente,
fortaleciendo la premisa de que los cambios económicos transforman el espacio que a su vez por
ser un cambio humano trastoca las cultura, tal como lo es el caso de los resguardos.