Está en la página 1de 4

Los incendios de la Chiquitinia 2020 en Bolivia: medios de comunicación

y ambientalistas guardan silencio.

En Bolivia, el chaqueo es una costumbre antiquísima desde la colonia y


mantenido en la Republica colonialista , Los trabajadores del agro la practican
desde hace cientos de años. Las comunidades originarias no pudieron
detener esta práctica nefasta!
El chaqueo es la quema de vegetación que se desmonta para habilitar
tierras de cultivo en favor de las aspiraciones del patrón o son los
desechos de las mismas cosechas que se consumen en el fuego. Es una
costumbre colonial arraigada que Es una costumbre antiquísima, pero
dañina. Los trabajadores del agro la practican desde hace cientos de años.
Esto que dices es mentira!!
El chaqueo es la quema de vegetación que se desmonta para habilitar
tierras de cultivo o son los desechos de las mismas cosechas que se
consumen en el fuego, los concejos municipales emitan ordenanzas
prohibiendo el encendido de fogatas y la quema de pastizales, los
labradores en el altiplano, valle y sobre todo en el oriente realizaban
chaqueos en esta época del año, invierno, a fin de preparar la tierra para la
próxima temporada de siembra y cosecha pero dañina. Este párrafo sale
del aire no tiene consistencia demostrable mejor borrarlo.

En el chaqueo Aprovechaban la estación más seca del año, por lo tanto, no


era muy difícil prenderle fuego a la yesca campestre. Esa actividad
continúa, como el ayer colonial, inalterable, a pesar de todas las
prohibiciones existentes mediante disposiciones legales desde el Gobierno
Nacional y los municipios, a pesar de los daños que ocasiona que es
sancionada por la Ley 1171, no ha podido ser frenada.
Todo lo contrario, las recientes decisiones políticas del gobierno transitorio
ilegal para seguir la guerra sucia en época electoral y la incapacidad para
frenar los incendios se ha generado que más de 900 mil hectáreas se han
quemado en lo que va del 2020, aunque los incendios están por debajo de las
cifras alcanzadas el año 2019, ( Se han quemado quemaron 6,5 millones de
hectáreas) todavía se teme que el fuego se torne incontrolable arrasando los
bosques y parques y áreas protegidas en Santa Cruz.
El pasado 9 de julio 2019, el presidente Evo Morales aprobó la modificación del
Decreto Supremo 26075, sobre Tierras de Producción Forestal Permanente,
para ampliar las áreas de producción del sector ganadero y agroindustrial de
los departamentos del Beni y Santa Cruz.
La norma autoriza el desmonte para actividades agropecuarias en tierras
privadas y comunitarias que estén concebidas bajo un sistema de manejo
integral sustentable de bosques y tierras. Esta modificación también permite la
quema controlada de acuerdo a la reglamentación vigente.
El Gobierno de Evo Morales, cada vez flexibilizao más el desmonte, antes sólo
se podía deforestar cinco hectáreas, ahora subió a 20 hectáreas (Ley 741, de
septiembre de 2015); mientras que para las penalidades de la Ley 137 se
aceptó una amnistía, todo con el objetivo  de incentivar al sector agroindustrial
y agro empresarial, pero ahora se ven estos impactos con los incendios
indiscriminados por los agricultores agroempresarios que practican el llamado
chaqueo.
La Fundación Solón, hizo notar que entre el 1 de enero y el 22 de julio de 2020
se registraron 48.668 focos de calor en todo el país, según el Sistema de
Información y Monitoreo de Bosques (SIMB) del Ministerio de Medio Ambiente.
Durante el mismo período en el Gobierno de Evo Morales el 2019, se
registraron 44.902 focos de calor, lo que significa un incremento del 8,3%.
Ante la gravedad de los incendios, el presidente Morales instruyo contratar el
avión Supertanker 747-400 para transportar 75.000 litros de agua, con una
autonomía de vuelo de 13 horas y el desplazamiento de 1.000 personas para
frenar las llamas y tres helicópteros que transportaban muchos litros de agua
para sofocar el fuego.
Otro episodio de desastre ambiental se está viviendo estas últimas semanas de
Julio 2020 hasta la fecha ( Septiembre 26, 20202) con la complicidad del
Gobierno de facto de Jeanine Áñez y el silencio de muchos ambientalistas,
medios de comunicación, influencers que el año pasado se reunían en un
lujosos hoteles “para concientizar” la magnitud del catastrófico desastre
ambiental, guardando ahora silencio absoluto, a comparación del año pasado
que más allá de buscar frenar los incendios politizaron y utilizaron esta
catástrofe ambiental para fines personales y la guerra sucia para las elecciones
presidenciales del 2019.
Para nadie es un secreto que, en la ERA de las redes sociales, los que se
autodenominan como “influencers, figuras públicas y/o famosos” tienen como
principal alimento de subsistencia los “likes”, los compartidos y los corazones;
por ello cada acción que realizan tiene que ver con la finalidad de ampliar su
“fama” virtual.
El año pasado más de 40 influencers, actores, modelos, cantantes y
presentadores de televisión, en Santa Cruz (27 de Agosto, 2019), se reunieron
para hacer “escuchar su voz” a través de las redes sociales solicitando ayuda
internacional y para que el mundo sepa que los incendios también son en la
Amazonia boliviana. Pero este año ante los nuevos incendios de la Chiquitania
no se vio la presencia de estos ni en las redes sociales, ni en los medios de
comunicación, no se vio a ninguno realizar transmisión en vivo a través de sus
cuentas personales en diversas redes sociales como lo hicieron el año pasado
pidiendo a todos que ayuden a viralizar los videos para que sea una tendencia
mundial.
Y el tema de los incendios no fue la excepción, pues el haberse reunido en
grupo dentro de lujos hoteles de La Paz y Santa Cruz, no solo dejaron en claro
que sus acciones solo se ven reflejadas en sus celulares, sino que también
tenían la intención de confundir a la población y de alguna manera u otra,
sumar más seguidores que les genera réditos económicos y así beneficiar a
sus plataformas en las redes sociales camuflando esta acción para hacer
creer que son “ambientalista” y buscan “ayuda”.
Ante esta situación no se dejaron esperar las críticas de sus propios
seguidores o fans, porque varios de estos “influencers” fueron acusados de
racismo en varias oportunidades e incluso de haber tenido actitudes misóginas,
un ejemplo la página SZChanel o denominado Santa Cruz Chanel, una página
cruceña manejada por jóvenes “emprendedores” que direccionan la opinión
de sus seguidores con mensajes camuflados con contenido racista en sus
transmisiones de dicha página, o el Youtuber Simón dice acusado de
Violación a una mujer de 48 años de edad en un domicilio de Cota Cota, zona
Sur de La Paz, diciembre 2019.( se debe hacer un link que apoye con datos)
Asimismo, yo vi que circularon varios videos en las redes sociales y datos
relacionados a cómo son en la vida real, malgastando recursos naturales,
desperdiciando comida y solo lucrando con cualquier tema relacionado a su
imagen, a partir de este movimiento relacionado a los incendios, solo se espera
que su costo por promocionar cualquier producto o servicio, tenga un notorio
incremento económico personal.
Bruno Ferrante, Carlos Rocabado, Carlos Marquina, Gabriela Zegarra,
Vanessa Áñez, Andrea Herrera, Lisbeth Aranda, Nicole Gutiérrez, Madelen
Viveros, Jürgen Klaric, Fernando Eid y Sebastián Putz fueron algunas figuras
que realizaron las transmisiones en vivo “pidiendo ayuda” para los incendios
en la Chiquitania, en sept del 2019 pidiendo “likes” en sus plataformas
personales, a comparación de este año 2020 no se pronunciaron contra el
gobierno transitorio, tampoco solicitaron ayuda para que se pueda salvar uno
de los pulmones del planeta.
Aun después del golpe de Estado, perpetrado por Áñez y todo el bloque
golpista, los incendios no pararon y continuaron siendo reportados, aunque ya
no eran de gran magnitud, los comunarios tratan de controlarlos con sus
propios recursos.
Sin embargo hoy vemos que la situación estuvo lejos de ser controlada por
este gobierno de facto. No solo que hubo una continuidad en los incendios sino
que ya desde hace varias semanas el fuego se volvió a expandir en vastas
zonas del pantanal, avanzando sin control y nuevamente arrasando la
Chiquitanía y extendiéndose hasta el Parque Nacional Noel Kempff Mercado
del departamento de Santa Cruz lo que no sucedió el año pasado con el
gobierno de Evo.
ME LLAMA LA ATENCION QUE Durante el lanzamiento de convocatoria para
la licitación de buses Pumakatari, Jeanine Añez anunció a los medios de
comunicación que abrogaría el DS 3973 (Que permite la quema controlada de
acuerdo a reglamentación vigente en las áreas clasificadas por el Plan de Uso
de Suelo).Después Luego que de consumada la tragedia ambiental como
jugada electoral, sin dejar no deja de lado la guerra sucia en contra del anterior
gobierno.
Después de haber ignorado por meses estos incendios, Áñez “movilizó a
algunos de sus ministros” Esta situación de crisis en medio de la pandemia
desnuda con mucha claridad los intereses de clase Agroindustriales
depredadores, terratenientes colonizadores, del actual Gobierno. 
Un silencio criminal por parte de los medios de comunicación que sostienen a
este gobierno fascista, ambientalistas de ONGs sostenidas por la embajada
norteamericana, influencers artistas manipulados por los intereses capitalistas,
plataformas del 21F, que el año pasado se mostraban indignados y que hoy
hasta la fecha no se han pronunciado, mostrando así las verdaderas
intenciones de cada uno de estos actores que el año pasado se hacían llamar
concientizadores y ahora solo son una muestra clara del resultado de las
políticas extractivistas que impulsa el gobierno de facto, favoreciendo la
deforestación para la explotación comercial de nuestras selvas.

También podría gustarte