Está en la página 1de 12

Asignatura Fisiología

V Ciclo de Estudios Semestre Académico 2020-II

“Memoria”

Alumnos
 Ramírez Seminario Abby del Carmen 2018115079-73434596
 Ramos Calderón Leandro Manuel 2014156054-71335429
 Ruiz Vásquez Marcelo Alonzo 2018115100-73051384
 Sánchez Sandoval Scarlet Valeska 2018218121-71499547

Grupo:
11
Docente
Dr. Robinson León Zuloeta
Horario
2:45 – 4:15 p.m
Fecha
20/10/2020

Chiclayo-Perú
2020
I.INTRODUCCIÓN

La memoria se define como la facultad mental que permite al organismo codificar,


almacenar y recuperar la información del pasado para evocarla al presente.
Además, permitirnos reconocerlas como propias. La memoria resulta ser un
proceso cognitivo de vital importancia, dado que nos permite: acceder a una
identidad gracias al reconocimiento de las experiencias vividas. Adicionalmente
cumple un rol fundamental en el proceso de socialización y supervivencia, puesto
que permite reconocernos no solo a nosotros mismos sino también a aquellos que
nos rodean y aquello que es beneficioso de lo que es un peligro. Otro punto
importante es el que la memoria se encuentra muy ligada al aprendizaje. Si bien
muchos especialistas los reconocen como dos procesos independientes, la
memoria es una herramienta muy útil para poder aprender.
II.OBJETIVOS

1. Definir memoria y tipos de memoria.

2. Conocer los mecanismos moleculares de los diferentes tipos de memoria.

3. Definir los mecanismos de la consolidación de la memoria.


III.MARCO TEÓRICO
Circuitos de la memoria

La formación de la memoria implica conexiones entre diferentes estructuras del


sistema nervioso. Aquellas estructuras son: áreas corticales secundarias, el lóbulo
frontal y el sistema límbico-hipocámpico. De forma práctica, la información
adquirida se almacenará en áreas corticales secundarias como cambios en las
sinapsis de neuronas especializadas en el manejo de una determinada
información. Luego, se proyectan conexiones hacia el lóbulo frontal, y de éste al
sistema límbico-hipocámpico (también hay fibras directas). En el sistema límbico-
hipocampico (circuito de Papez), se organizará los cambios sinápticos del
recuerdo; facilitando así el recuerdo de la información. (1)

Figura n.º 1: Neuropsicología de la memoria. Fuente: Modificado de (1) Fontán L.


Semiología de la memoria. Rev Tendencias en Medicina. 2015; (46): 70-78
IV.DISCUSIONES
La memoria vamos encontrar tres tipos: corto plazo, la cual viene representada
por el recuerdo de las 7 a 10 cifras y dura de segundos a minutos, es también
conocida como la memoria de trabajo y esta se divide en dos: la primera es
palabras o números ubicada en la corteza prefrontal, área de Broca, área de
Wernicke; y la segunda es espacial ubicada en la corteza prefrontal y áreas de
asociación visuales. Respecto a la memoria a mediano plazo puede durar muchos
minutos o incluso semanas, pero a la larga desaparecen a no ser que se activen
por huellas de la memoria como para volverse más permanentes, entonces se
calificaran como memoria a largo plazo. En el caso de la memoria a largo plazo se
va a dividir en dos: La primera es declarativa o explícita que se relaciona con la
conciencia y para su retención depende de la integridad del hipocampo, lóbulos
temporales, neocorteza y corteza prefrontal; y esta se encuentra subdividida en
semántica(hechos) y episódica (eventos); la segunda es la memoria no declarativa
o implícita, esta no implica la conciencia y no incluye procesamiento en el
hipocampo. Se encuentra dividida en cuatro; en de procedimiento (habilidades,
hábitos), sensibilización y perceptiva, aprendizaje asociativo (condicionamiento
típico) y en aprendizaje no asociativo (habituación, sensibilización). (2)
RAMÍREZ SEMINARIO ABBY

Hasta el momento, se creía que cuando recordamos, nuestro cerebro recrea el


mismo circuito del hipocampo que se activó cuando el recuerdo fue formado
originalmente. Sin embargo, neurocientíficos del Instituto Tecnológico de
Massachusetts (MIT) han demostrado, por primera vez, que traer de vuelta un
recuerdo requiere un circuito de 'desvío' que se ramifica fuera del circuito original
de la memoria. "Este estudio aborda una de las preguntas más fundamentales en
la investigación del cerebro, y es cómo se forman y se recuperan los recuerdos;
además, proporciona una evidencia inesperada: existen circuitos diferentes para
la recuperación y la formación de recuerdos", según S. Tonegawa, autor principal
del estudio, este circuito de memoria nunca se ha visto antes en animales
vertebrados. El hipocampo se divide en varias regiones, cada una de ellas con
diferentes funciones relacionadas con la memoria. No obstante, una pequeña
área llamada subículo ha sido, hasta ahora, una desconocida. El laboratorio de
Tonegawa utilizó ratones genéticamente modificados para que sus neuronas
subiculares pudieran encenderse o apagarse usando luz. Los investigadores
usaron este método para controlar las células de la memoria durante un evento de
condicionamiento por miedo, es decir, emitían una descarga eléctrica leve cuando
el ratón se encontraba en una estancia en particular. El recuerdo de esta
descarga, por tanto, debía infundirles miedo cuando volviesen a la misma
estancia. Una investigación anterior demostró que la codificación de estos
recuerdos implicaba a células en una parte del hipocampo llamado CA1, que
luego transmite información a otra estructura cerebral, la corteza entorrinal, a
través del subículo. Sin embargo, se desconocía la función del subículo en este
proceso. En cada localización, pequeños subconjuntos de neuronas se activan,
formando huellas de memoria. En un grupo de ratones, se les inhibió las neuronas
del subículo, después de que se produjera el condicionamiento del miedo. Estos
ratones no mostraron la respuesta habitual de miedo, demostrando que su
capacidad para recordar se había visto afectada. El experimento es una prueba
de que el circuito de desvío en el que está implicado el subículo es necesario para
recordar, pero no para la formación de nuevos recuerdos. Además, otros
experimentos revelaron que en el circuito directo de CA1 a la corteza entorrinal
ocurre lo contrario: no es necesario para recordar, pero sí para la formación de la
memoria. (5)

RUÍZ VÁSQUEZ MARCELO

La caracterización del adenilato ciclasa como activada por las adrenalinas o


noradrenalina e inhibida por calcio por noradrenalina funciona fisiológicamente
para conformar la vía de formación de memoria emocional, y el decrecimiento de
su actividad bloquearía la formación de la misma. A la mente o a la psiquis se las
considera responsable, a través de mantener el aument6o de las hormonas
adrenalinas durante extendidos períodos de estrés, de provocar enfermedades
somáticas que no sólo afectan al cerebro, pero alternativamente otros órganos.
(6)

RAMOS CALDERÓN LEANDRO


La formación y el almacenamiento de la memoria implica muchas partes del
cerebro al mismo tiempo. Debemos tener en cuenta que la plasticidad sináptica es
la propiedad que emerge del funcionamiento de las neuronas cuando establecen
comunicación entre sí, es por eso que es esencial para el aprendizaje y la
memoria.

Entre los tipos de memoria encontramos a la memoria a largo plazo (MLP), la cual
es un mecanismo cerebral que nos permite codificar y retener una cantidad
prácticamente ilimitada de información durante un periodo largo de tiempo. Este
almacenamiento a largo plazo de la memoria implícita depende de la vía AMPc-
PKA-MAPK-CREB, y el almacenamiento de la memoria explícita depende de la
potenciación a largo plazo en el hipocampo.

Entre las alteraciones de la memoria encontramos a las amnesias, que es


trastorno que impide de forma total o parcial memorizar una información, aquí
encontramos a las enfermedades neurodegenerativas como por ejemplo el
Alzheimer, es una forma de demencia caracterizada por un deterioro gradual de la
memoria y de la personalidad, detectable por placas seniles y ovillos
neurofibrilares en el cerebro. Encontramos 4 fases :En la primera fase las
personas se olvidan de acontecimientos recientes, de nombres de personas o de
lugares, ,en la segunda fase la confusión de los enfermos es mucho más
generalizada y se advierten deficiencias en la concentración y en la memoria a
corto plazo de la persona, en la tercera fase, la pérdida de memoria es muy grave
e incapacitante ya que no son capaces de ocuparse de sus necesidades básicas
diarias y en la cuarta fase los pacientes requieren recibir atención constante ya
que no reconocen a sus seres queridos. (7)

SÁNCHEZ SANDOVAL SCARLET


V.CONCLUSIONES

1. La memoria se define como la facultad mental que permite al organismo


codificar, almacenar y recuperar la información del pasado para evocarla al
presente. Se puede clasificar según su tiempo de duración, estas son: la
memoria a corto plazo (segundos, minutos), mediano (días, semanas) y
largo plazo (años a toda la vida).

2. En la memoria a corto plazo se utiliza la serotonina, la cual activará el


AMPc, proteína G y la PKA para liberar ácido glutámico. En cambio, los
mecanismos de la memoria a largo plazo involucran cambios estructurales
en la sinapsis que favorecen una mayor duración de la huella de memoria
como la MAPK, una proteincinasa activada por mitógenos, que tiende a ser
más relevante y se convierte en un componente fundamental de la
memoria a largo plazo. En la memoria a mediano plazo se cierran los
canales de calcio (habituación); y se libera serotonina para la activación del
adenilato ciclasa, de los canales de CA y bloquear canales de K
(facilitación).

3. Para que la memoria pueda consolidarse esta requiere de la activación de


genes, producción de proteínas, nuevas sinapsis, que producirán en efecto
cambios anatómicos, físicos y químicos. La memoria a largo plazo, de
distinta manera que la memoria a corto plazo, depende de la síntesis de
ARN y aminoácidos, de modo que los fármacos que alteran la transcripción
o traducción genética de las proteínas interfieren con la memoria a largo
plazo, pero no con la memoria a corto plazo.

VI.REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Fontán L. Semiología de la memoria. Rev Tendencias en Medicina. 2015;
(46): 70-78
2. Guyton, A. Tratado de Fisiología Médica. 12da Elsevier España, S.L. 2011
3. Ganong, W. Fisiología Médica 23° Ed. Manual Moderno 2010.
4. Ortega C, César J. Neurofisiología del aprendizaje y la memoria.
Plasticidad Neuronal. Complejo Hospitalario Metropolitano. [Internet]. 2010.
[Citado el 17 de octubre de 2020],6 (1):2. Disponible en:
www.archivosdemedicina.com/medicina-de-familia/neurofisiologa-del-
aprendizaje-y-la-memoria-plasticidad-neuronal.pdf
5. Roy D, Kitamura T, Okuyama T, Ogawa S, Sun C, Obata Y, et al. Distinct
Neural Circuits for the Formation and Retrieval of Episodic Memories.
Elsevier. 2017; 170 (5): 1000-1012.
6. Bennun A. La función de la adrenalina-dependiente adenilatociclasa en la
vía de formación de memoria y desórdenes psicosomáticos. The general
sciencejournal. 2019: 1-12
7. Matas M. Alteraciones de la memoria y posibilidades de mejora.
[Internet].2018. [citado el 18 de octubre de 2020]1:1-14. Disponible en:
www.um.es/sabio/docs-msweb/aulademayores/alteraciones_memoria.pdf