Está en la página 1de 12

Paso 2 - Diseño y ejecución.

Beatriz Adriana Molina


Leiby Patricia Valencia
Mauricia Caballero
Martha Esperanza Vivas Lito
Grupo: 517002_7

Tutora:
Magyohoris Rosa Navas Amaya

Universidad nacional abierta y a distancia – unad


Belalcazar-Paez-Cauca
Etnociencias y diálogo de saberes
Octubre -2020
Introducción

Las comunidades indígenas y afrodecendientes tiene sus propios conocimientos ancestrales con

respecto a las plantas, ya que están son utilizadas como medicina tradicional para la curación de

ciertas enfermedades físicas o espirituales, debido a que están interactuando con la madre

naturaleza y de ella reciben toda la sabiduría.

En cambio en el caso de científico occidental estos conocimientos son adquiridos a través de

estudios teóricos, que son experimentados a través de la ciencia y la tecnología para llegar a

hechos reales, de ahí crear la medicina occidental para la curación de enfermedades.


Respuesta a interrogantes

-En qué se diferencian los conocimientos de los pueblos y el saber académico. Tome como

referente algún campo específico, por ejemplo medicina, botánica, astronomía, entre otros.

Compare la relación existente entre el científico occidental y la sociedad urbana y el

sabedor indígena y su comunidad.

 Los conocimientos de los pueblos son adquiridos de forma oral y trasmitidos de generación en

generación de acuerdo a los usos y costumbres de cada pueblo, a la ritualidad y ancestralidad que

caracteriza a las culturas, son conocimientos adquiridos de la propia naturaleza, para los

indígenas y afrosdescendientes que interactúan con la madre tierra, manifiestan que en la

naturaleza es sabia y provee de todo lo necesario para la vida y la armonía, incluso para la salud,

porque las plantas tienen el poder de curar, entonces las comunidades aprenden a medida que

interactúan con la naturaleza y piden permiso cuando necesitan beneficiarse de algo especial para

ellos. Mientras que el conocimiento académico son aquellos saberes que adquieren las personas

sin importar la cultura a pueblo en una academia para aprender de todas las ciencias y

comprobando su funcionalidad según los saberes.

De igual manera esta concepción de saber abre las puertas al saber innovar en el contexto actual

de la globalización. Así, esta amplia definición más humana del concepto de saber entrega un

fundamento para explorar el conocimiento que se tiene de los saberes indígenas, por una parte, y

de los saberes del patrimonio cultural occidental, por otra parte. En el plano de la interacción

entre el modelo científico y el saber tradicional indígena en la formación de profesores, el

principal obstáculo es la característica más analítica del modelo científico, en tanto, el saber

tradicional indígena se considera más comprensivo. Los saberes afrocolombianos e indígenas


sobre las plantas han sido aprovechados por la ciencia occidental para la producción

farmacéutica, al facilitar la identificación de las hierbas medicinales. Sin embargo, para producir

un medicamento, la ciencia fragmenta la hierba, la saca del entorno natural de un modo

instrumental y la somete a procedimientos para extraer su activo químico. Las ciencias

especializadas es decir, la sociología, la economía política, la historia, la geografía humana, han

aportado numerosos conceptos en la sociedad. La sociedad urbana surge de la industrialización.

Es decir la sociedad urbana no puede concebirse sino como culminación de un proceso en el que,

a través de  transformaciones  de las relaciones sociales se paralizan o desaparecen. Para el caso

del científico occidental, este adquiere sus conocimientos en la academia a base comprobaciones

y experimentaciones de la ciencia y la tecnología, basada en hipótesis y hechos reales, los cuales

para la medicina occidental implementan métodos sofisticados para crear la medicina, logrando

así darle sentido al conocimiento científico.

Por otra parte la estrecha relación salud-naturaleza se puede entender a través del ejercicio de la

medicina tradicional de los sistemas de conocimiento chamánico, que involucra el saneamiento y

la legalización territorial, su ordenamiento y aprovechamiento de los recursos. Al ser concertados

estos aspectos en un comanejo de áreas protegidas y territorios indígenas, se evidencia también

la relación salud-territorio (Zuluaga y Correa, 2002).

-De qué manera la botánica ha beneficiado a nuestra humanidad y como a lo largo de la

historia ha ayudado al desarrollo de la medicina tradicional indígena y la afrodescendiente.

La botánica beneficia a la humanidad por sus usos curativos y las propiedades de las plantas, ya

que son muy saludables para las personas, no contiene químicos y son totalmente extraídas de la

naturaleza. A medida que el hombre ha evolucionado y con ello también los pueblos, por la

necesidad de curarse los indígenas y afrodescendientes en su interactuar con la naturaleza han


descubierto innumerables plantas que son valiosas para el cuidado y la salud de las personas, se

puede decir que son científicos ancestrales puesto que conocen más a fondo la riqueza de cada

planta. A la vez la botánica pura estudia las plantas, hongos y algas en cuanto tales, en su

composición, funciones, desarrollo, ubicación, adaptación, entre otros, pero también se halla la

botánica aplicada que estudia las posibilidades de utilización de estas especies como medicina,

en productos. Las plantas han sido de vital desarrollo para productos fármacos en la actualidad.

Por el conocimiento botánico específico de los pueblos indígenas y tribales, puede que aún no se

conociera los números compuestos medicinales. La medicina practicada por comunidades

indígenas corresponde a un conocimiento lógico, coherente y concreto del que resultan unas

creencias y prácticas. Este amplio concepto cubre diversidad de tradiciones médicas, que a través

del tiempo y el encuentro cultural han sincretizado o no diversos elementos, pero que se

mantienen anclados a la historia ancestral pilar de las comunidades y  que permite denominar

este saber y practica como medicina tradicional indígena. 

De igual manera ese abanico de estudios botánicos, se dividen aún más, en cuanto a que existen

disciplinas más específicas, que abordan el estudio de los vegetales en un aspecto específico del

ciclo de vida de ellos, como por ejemplo la herencia genética, la composición celular, la

adaptación de los vegetales al ambiente, etcétera. Algunas de estas disciplinas tienen nombres

extraños como en el caso de la ciencia que estudia la composición celular vegetal, que se

llama citología. Pero otros son de conocimiento popular, como es el caso de la ecología, que es

precisamente la adaptación de los vegetales al ambiente y su interacción con el mismo, de esta

manera ha beneficiado a nuestra humanidad y su aporte medicinal a través de la medicina

tradicional de los pueblos indígenas y Afro. Es importante resaltar que la medicina tradicional

indígena es un conjunto de conocimientos, prácticas y creencias de una cultura, que le dan un


sentido holístico al concepto de salud bajo un dominio físico, espiritual y ambiental (Cardona y

Rivera, 2012).

-Desde la educación como implementaríamos esas costumbres indígenas y afrocolombianas

a los saberes y estrategias de recuperación cultural desde la pedagogía y recuperación de

esos saberes ancestrales.

Las prácticas culturales de saberes ancestrales que identifican maneras propias de conocer y

difundir el conocimiento, articuladas con la tradición oral y con la memoria colectiva, histórica y

ancestral que en esencia recogen los elementos concretos de las pedagogías propias, estas

pedagogías o prácticas de enseñanza comunitarias.

Están constituidas por prácticas y mecanismos construidos históricamente por la comunidad y

constituyen la forma predilecta de educar a los hijos e hijas. Entre estos se resalta el consejo de

los mayores, la narración de vivencias por los padres, y algunos propios del aprendizaje lúdico.

Todos estos elementos están cruzados por la tradición oral que caracteriza a las culturas de las

colectividades étnicas y culturales, la cual permite de generación en generación reproducir la

sabiduría ancestral que reposa herméticamente en la memoria colectiva y que aflora acorde con

la circunstancias que moldean su sentir, pensar y actuar. En la pedagogías propias se da en el

hacer, a partir del cual los afrodecendientes explican gran parte de modos de ser  en la

cotidianidad de la comunidad, posibilitando que se aprendan los roles, las artes, los oficios para

poder llevar a cabo las tareas que culturalmente han estado presentes en la caracterización del

grupo étnico.

De igual manera desde el quehacer pedagógico se puede implementar desde el tul o las huertas

escolares, con un sitio especial para las plantas medicinales en la que los estudiantes aprendan
sus beneficios curativos, aprendan los cuidados que se debe tener para la siembra y crecimiento

de las mismas y compartiendo conocimientos con los médicos tradicionales y los estudiantes

para aprender sobre la botánica, sus beneficios y utilidades. Desde el ámbito educativo es

importante trabajar en la recuperación de la memoria histórica de las  comunidades indígenas y

afrodecendientes, ya que dentro de ello se encuentra plasmada su cultura. Partiendo desde los

saberes ancestrales que poseen los abuelos para la enseñanza en la familia y en las instituciones

educativas en los territorios indígenas y afrodecendientes.

Así mismo la implementamos  manteniendo los usos y costumbres, logrando que cada individuo

cree identidad y se apropie de sus costumbres y saberes ancestrales. la Educación Intercultural

Bilingüe como modalidad particular de la anterior, apropiada para colectivos, de ordinario

pueblos indígenas y grupos negros o afroamericanos que se encuentran en situación

socioeconómica desventajosa, son minoritarios en el contexto de los Estados nacionales y poseen

lenguas y culturas, o elementos de ellas, particulares. La perspectiva pedagógica de los estudios

afrocolombianos propone que la enseñanza de las Ciencias Naturales no solo transmita sus

contenidos, sino que, al enseñarlos, sitúe sus conocimientos y metodologías cultural y

temporalmente.( Riveros, González & Bonilla. (2014))

Cuadro comparativo

-Elaborar un cuadro comparativo para identificar pedagógicamente a los especialistas

religiosos, sabedores, artesanos, médicos tradicionales, poseedores de un saber tradicional.


ESPECIALISTAS RELIGIOSOS Las religiones reconocen en general un
fundador, quien establece las doctrinas
religiosos, que incluyen las creencias,
religiosas y todo tipo de orientaciones
morales y vitales, incluyendo cuestiones
políticas, sociales e ideológicas. Todas
ellas son muy variada interpretación. Las
religiones comprenden no solo las
creencias religiosas, sino también la puesta
en práctica de las mismas a través de
ciertos actos especiales.

Por otro lado aparecieron por primera vez


tras la revolución neolítica, que supuso el
asentamiento de los grupos humanos, la
división del trabajo, el desarrollo de la
agricultura y, con ella, mayor tiempo de
dedicación a la observación de la
naturaleza. Su pedagogía se basa en la
enseñanza de la religión y los valores del
ser humano.

SABEDORES El sabedor es una persona que sabe,


conoce, descifra, comprende, advierte,
entiende, percibe e incluye, así mismo
como conocedor y transmite sus
conocimientos de generación en
generación. También el saber indígena es
considerado por los mismos miembros de
cada pueblo que proviene de su Creador y,
en consecuencia, no es posible
comprenderlo en profundidad si se trata en
forma aislada. Por eso cuando los
sabedores de tradición oral comparten sus
conocimientos, en primer lugar proclaman
al creador de su mundo y su pueblo, luego
mencionan a los antepasados, abuelos, tíos
y a sus padres, de quienes recibieron los
conocimientos propios de su cultura.
Los sabedores mediante la comunicación
de sus conocimientos tradicionales
desarrollan su compromiso social de
proteger la identidad asignada por su
creador. Es decir, su compromiso es formar
hombres comunitarios con identidad.
( Nómadas (Col))
ARTESANOS  
Un  artesano  es el que realiza trabajos
artesanales son simples producidos a mano,
de manera que no siguen en su proceso de
fabricación, por ese detalle cada pieza o
cada creación que se elabora tiene rasgos
particulares y diferentes. Trasmiten
conocimientos ancestrales, de generación
en generación, en temas como el manejo de
materias primas, técnicas de producción y
de adaptación respondiendo a lo que las
comunidades están necesitando. Tienen el
conocimiento de las tendencias y la
demanda del mercado, lograr un trabajo en
llave entre estos dos actores puede
potenciar los resultados socio-económicos
que los productos artesanales aportan al
país.
Dentro de los pueblos indígenas y
afrodecendientes los artesanos son las
personas encargadas en la realización de
artesanías   de su propia cultura, para uso
de la misma. Por ejemplo bolsos,
sombreros, joyas, entre otros y lo hacen
con material que le brinda la naturaleza.
 
MEDICOS TRADICIONALES Los médicos tradicionales son los que
adquieren un conocimientos aptitudes y
practicas basados en teorías, creencias y
experiencias en de su  cultura y tratan
enfermedades de la salud tanto físico como
mentales.
Debido a que constituye un componente
central de la cultura indígena, donde el arte
de curar es producto de la tradición oral, la
riqueza ancestral y la biografía del
resguardo; donde confluye el saber
acumulado de las comuneras en torno del
cuidado físico, mental y espiritual, y la
mediación de la naturaleza, sus productos,
elementos, espacios y espíritus. La
medicina tradicional es el eje articulador de
la vida física-mental-espiritual, es la
conjunción de saberes y prácticas de
relación con la madre naturaleza y sus
componentes curativos. En la medicina
tradicional existe la influencia de factores
externos al sujeto como los espíritus de las
plantas y la madre naturaleza, y factores
internos determinados por la dimensión
espiritual del paciente, esta última es de
gran relevancia para lograr la curación o la
sanación y el éxito de los diferentes ritos.

POSEEDORES DE UN SABER El poseedor es la persona que adquiere


TRADICIONAL conocimientos es ante todo una creencia y
que para contar como conocimiento se
deben cumplir con las condiciones
tradicionales.
Partimos del consenso de que los saberes
tradicionales como procesos y productos
humanos, se encuentran insertos en la
cultura de los pueblos; de ahí que
reconozcamos que las comunidades
indígenas, los campesinos y los
productores a pequeña escala sean
importantes puesto que durante años han
trasmitido oralmente sus saberes,
innovaciones y prácticas tradicionales de
producción, ruta por la que han preservado
la agricultura tradicional. Consideramos
que el habitus, término acuñado por
Bourdieu, contribuye a la reflexión sobre la
importancia de los saberes tradicionales en
la actualidad.
Por otra parte los saberes tradicionales
como procesos y productos humanos, se
encuentran insertos en la cultura de los
pueblos; de ahí que reconozcamos que las
comunidades indígenas, los campesinos y
los productores a pequeña escala sean
importantes puesto que durante años han
trasmitido oralmente sus saberes,
innovaciones y prácticas tradicionales de
producción, ruta por la que han preservado
la agricultura tradicional. (Lucio Noriero
Escalante)
Conclusiones
- Es importante la enseña de la ciencia cultural botánica en la sociedad actual ya que

facilita la realidad natural y contribuye a mejorar el medio social del ser humano.

- La ciencia cultura botánica juega un papel importante dentro de la sociedad ya que nos

ofrece los conocimientos para mejorar nuestra calidad de vida, proporcionándonos

medicamentos para la curación de las enfermedades.


Referencias Bibliograficas

WALSH, C. (2008). Interculturalidad, plurinacionalidad y decolonialidad: las insurgencias


político-epistémicas de refundar el Estado. Tabula Rasa, (9), 131-152. Disponible en
https://www.redalyc.org/pdf/396/39600909.pdf OVI Unidad 1: Conocimientos Ancestrales,
Magyohoris Rosa, N. (30, 11,2018). Conocimientos ancestrales. [Archivo de video]. Recuperado
de http://hdl.handle.net/10596/22617
Carrillo, C. (2002). Ciencia y Etnociencias. Ciencias 66. p. 106 - 117. Recuperado de
http://www.ejournal.unam.mx/cns/no66/CNS06612.pdf
Riveros, González & Bonilla. (2014). Etnociencia. Bogotá humana. p. 1-44. Secretaría de
Educación del Distrito Bogotá, diciembre de 2014. Recuperado de
https://repositoriosed.educacionbogota.edu.co/bitstream/001/57 2/1/Cuaderno
%20Etnociencia_baja.pdf
Fundación Santillana para Iberoamérica. (2010). La Expedición Botánica: Legado para la escuela
de hoy. P. 4 a 98 a la 135. Recuperado de
http://www.premiosantillana.com.co/pdf/PREMIO_2009.pdf
Hernández Barbosa, R., & Bonilla Piratova, E. (2010). La Expedición Botánica en Colombia y
los 200 años de Independencia: un pretexto para otras miradas de convivencia escolar. Revista
Colombiana de Educación, (59), 266- 280. Recuperado de
http://www.redalyc.org/pdf/4136/413635252018.pdf
Barrera, A. (1983). La Etnobotánica: tres puntos de vista y una perspectiva. Instituto de
Investigaciones sobre Recursos Bióticos. Recuperado de https://www.caja-
pdf.es/2017/09/04/2laetnobotanica-tres-puntos/2la-etnobotanica-tres-puntos.pdf

También podría gustarte