Está en la página 1de 6

Colombo.

“La Psicología y su Pluralidad”


G. Cangilhem establece que “para la psicología, la pregunta por su esencia cuestiona
también la existencia misma del psicólogo. Sólo se puede, entonces, buscar en una
eficacia la justificación de su importancia como especialista.”
N. Braunstein advierte que “La psicología no es definida o se busca alguna definición
imprecisa. La psicología es ciencia, pero se elude el problema de definir los conceptos
teóricos sobre los cuales gira su discurso.”
Con esto, podemos ver el riesgo de la no explicitación de lo que los psicólogos
entienden por su ciencia. La diversidad de enfoques es expresión de la diversidad de
perspectivas epistemológicas y filosóficas a partir de las cuales se intenta construir
conocimiento científico. En este contexto, se han sostenido debates acerca del
concepto de la ciencia.
Noción de cientificidad: Actividad constructiva que define un campo disciplinar de
estudio en función del grupo de problemas que logra formular. Los objetos de estudio
que produce una ciencia en particular son construidos a partir del trabajo del
científico. En ciencia, partimos de problemas no resueltos. El sentido del problema es
lo que marca y dirige el trabajo del científico.
IDEAS PSICOLÓGICAS EN LA GRECIA ANTIGUA.
Platón:
El conocimiento es de naturaleza diferente a la que proporcionan los sentidos. En
cambio, el mundo del conocimiento de las ideas no puede provenir de lo sensible
porque el verdadero saber es algo que permanece.
Consideraba que el conocimiento se puede llegar a alcanzar, y señalaba dos
características esenciales: 1) el conocimiento debe ser certero e infalible. 2) el
conocimiento debe tener como objeto lo que es en verdad real.
Afirma un dualismo entre cuerpo y alma, preexistiendo el alma en el mundo de las
ideas, siendo estas previas a cualquier experiencia sensible, por lo que sostiene la idea
de ideas innatas. Considera al hombre como casi pura sensibilidad.
Aristóteles:
Hace hincapié en la biología. El mundo estaba compuesto por individuos (sustancias)
que se presentaban en tipos naturales fijos (especies). Cada uno cuenta con un patrón
innato especifico de desarrollo y tiende en su crecimiento hacia la autorrealización
como ejemplo de su clase. Su filosofía entiende la realidad del hombre como
comunidad e interacción alma-cuerpo.
Un aporte de Aristóteles fue la noción de causalidad. Propuso cuatro causas:
 La material (materia que está compuesta una cosa)
 La eficiente/motriz (fuente de movimiento, generación o cambio)
 La formal (es la especie, el tipo o la clase)
 La final (el objetivo o pleno desarrollo de un individuo).
IDEAS PSICOLÓGICAS EN EL MEDIOEVO.
San Agustín:
La búsqueda de la verdad se la entiende como adecuación de la cosa del mundo al
intelecto. El hombre medieval busca la verdad a través de la fe.
Según San Agustín, las ideas que se constituyen son reflejo de la actividad pensante
divina a la que solo puedo acceder de manera indirecta por adecuación y por la fe.
Escolástica:
Su principal preocupación fue integrar el conocimiento ya adquirido de forma
separada por el razonamiento griego y la revelación cristiana. Afirmaban que Dios era
la fuente de ambos tipos de conocimientos y la verdad era uno de sus principales
atributos. La revelación era la enseñanza directa de Dios. La fe era siempre el árbitro
supremo y la decisión de los teólogos prevalecía sobre los filósofos. Algunas verdades
pueden ser conocidas solo a través de la revelación y otras solo a través de la
experiencia. Pero hay algunas que mediante ambas.
IDEAS PSICOLÓGICAS EN LA MODERNIDAD.
Descartes:
Certeza: la actividad de pensar. “En nuestra búsqueda del camino directo a la verdad,
no deberíamos ocuparnos de objetos de los que no podemos lograr una certidumbre
similar a las de las demostraciones de la aritmética y geometría”.
Determina no creer en ninguna verdad hasta haber establecido las razones para
creerla. El único conocimiento seguro es “Pienso, luego existo”.
Creó dos clases de sustancias: la pensante y la extensa. Planteaba un profundo
dualismo en las posibilidades del conocimiento. El dualismo cartesiano divide las
formas de acceso al conocimiento del cuerpo y del yo pensante. Al primero se accede
por el conocimiento científico, y al segundo se impone la introspección filosófica.
Empirismo:
Bacon entendía que el conocimiento humano derivaba de la experiencia. El acceso era
garantizado por el empleo de la lógica inductiva usada por medio del método
experimental, que consistía en inferir a partir del uso de la analogía.
Locke propuso la cuestión epistemológica de los límites del conocimiento. Se interesó
por la certeza de nuestras ideas adquiridas por medio de la experiencia a través de la
reflexión, y por la verdad de nuestras ideas en la medida en que dependen del sentido
externo.
Hume intentó probar que la razón y los juicios racionales son asociaciones habituales
de diferentes sensaciones o experiencias. “La razón nunca podrá demostrarnos la
conexión entre un objeto y otro si no es ayudada por la experiencia y por la
observación de su relación con situaciones del pasado. No existe un yo previo a la
experiencia.”
Kant:
Intentó lograr un compromiso entre el empirismo y el racionalismo y coincidía con los
empiristas. Atribuía a la mente la función precisa de incorporar las sensaciones en la
estructura de la experiencia. Esta estructura puede ser conocida a priori y en este
sentido concuerda con los racionalistas.
Se pregunta “¿Qué podemos saber?”. Considera que algo sabemos y que analizando
eso que sabemos podemos ver hasta dónde llega nuestro saber. La mente humana
tiene maneras y formas de sentirse impresionada por la experiencia. La impresión más
elemental aparece casi inevitablemente como extensa. O sea que estamos hechos de
tal modo que la percibimos como dada en el espacio.
A las maneras de relacionar las impresiones las llama ‘categorías’. Las formas
espaciales y temporales y las categorías son maneras de hacer presente, para la
mente, la experiencia.
Niega la posibilidad de que la psicología pueda llegar a ser una ciencia empírica por dos
causas: 1) Porque los procesos psicológicos varían en una sola dimensión, el tiempo,
no pueden ser descritos matemáticamente. 2) Porque los procesos psicológicos son
internos y subjetivos, tampoco pueden ser medidos.
FASES HISTÓRICAS DE LA PSICOLOGÍA.
 La primera fase histórica, la concepción clásica, estuvo centrada en determinar los
principios de ordenamiento del cosmos. El hombre fue entendido como la parte
del cosmos dotada de razón, y había una preocupación por establecer las
relaciones entre alma y materia. Platón introdujo la distinción entre el espíritu y la
materia, afirmando que las ideas son reveladas por la razón. En cambio, Aristóteles
afirmó que espíritu y materia no pueden existir por separado: el cuerpo existe en
razón del alma, pero el alma solamente en y a través del cuerpo. Con respecto a
esto, señala G. Canguilhem: “La psyché es considerada como un ser natural... La
ciencia del alma es una provincia de la filosofía, en su sentido original y universal de
teoría de la naturaleza.” La concepción aristotélica se constituye así, en un
antecedente de la psicología considerada como ciencia natural.
 La concepción cristiana va a constituirse como teocéntrica. La fuente del
conocimiento se sitúa en un Dios creador. La concepción del mundo es la que
concibe a la realidad articulada jerárquicamente y la que sitúa a Dios como cima
rectora de esa realidad. La razón ya no es suficiente, debe acudirse a la fe como
instrumento del conocimiento. Como dice Ferrater Mora, “un predominio de los
intereses ontológicos sobre los intereses gnoseológicos”. El estudio del alma forma
parte de preocupaciones derivadas de la teología y la utilización de la introspección
se basa en la convicción de que en el fondo del alma se halla Dios.
 La concepción moderna: esta “nueva ciencia" se basa en el Iluminismo, que
introduce una diferenciación entre el conocimiento científico y filosófico. Las
ciencias y la filosofía estuvieron unidas durante muchos siglos. Todas las ciencias
dependían de la filosofía, ya que de ella recibían los fundamentos que las
sustentaban. Esta unidad comienza a debilitarse antes del siglo XVII, pero es en
éste, que se produce el verdadero quiebre entre la filosofía y las ciencias y queda
históricamente consolidado por la constitución de la física como ciencia autónoma.
CARACTERÍSTICAS DEL POSITIVISMO.
 El rechazo a la metafísica: el fenomenismo estaría dado por los hechos
observables, por las impresiones sensoriales.
 Unidad de las ciencias: tanto las ciencias naturales como las sociales tienen un
mismo tiempo de abordaje e inclusive un mismo método.
 El espíritu humano debe renunciar a conocer la esencia de las cosas y limitarse a la
observación de los hechos de la experiencia y sus relaciones invariables. Toda
proposición que no pueda ser reducida al simple enunciado de un hecho no puede
ofrecer ningún sentido real ni inteligible.
POSICIÓN DE COMTE. Según Comte, las relaciones lógicas entre las ciencias ofrecen al
hilo conductor para interpretar su formación sucesiva como campos de estudio
separados en el curso de la evolución del pensamiento humano.
Las ciencias que surgieron primero se ocuparon de las leyes más grandes de la
naturaleza. A partir de ahí, la ciencia penetró cada vez más hacia el interior del hombre
mismo, hasta culminar en la ciencia de la conducta humana que Comte bautizó como
“sociología”. La comprensión científica se alcanza al cabo de la vida intelectual.
El pensamiento humano en su conjunto progresa siguiendo los estadios teológico,
metafísico y positivo. En el teológico el universo se comprende determinado por la
acción de seres espirituales. La fase metafísica sustituye a esos espíritus móviles por
esencias abstractas, preparando así el camino para el advenimiento de la ciencia, o
como lo llama Comte, el estadio fijo y definitivo del pensamiento.
El hombre, entonces, alejándose del estadio teológico y del estadio metafísico,
encontrará el camino hacia el estadio positivo. Esto, Comte lo llama “la ley de los tres
estadios”.
EVOLUCIONISMO. La teoría de la evolución de Darwin contribuyó a afianzar la idea del
hombre como ser natural. Deja de ser así el ser privilegiado de la Creación, para
convertirse en un objeto más del conocimiento.
Lamarck y Darwin dan a conocer la siguiente idea: la diferencia entre el hombre y los
animales es fundamentalmente de grado, ya que “el origen de la variedad de las
especies tiene un tronco común.”
A partir de esto, se cuestiona la concepción del ser humano como un ser privilegiado
respecto del resto. Lo que rescatamos de la teoría darwiniana es la noción de la
continuidad en la cadena evolutiva que culmina con el ser humano. Su teoría es
esencialmente biológica y trata de explicar los mecanismos de la evolución, a los que
deben corresponder descripciones filogenéticas.
Insistimos sobre el carácter biológico de la teoría evolucionista debido a la frecuente
extrapolación que se hizo de ella y que dio lugar a lo que se llamó “darwinismo social”.
EL HOMBRE, PARA DARWIN. Una lectura positivista de la teoría darwiniana lleva a
considerar al ser humano como una mera prolongación del resto de los animales, sin
tener en cuenta algunas características que les son propias y que lo diferencian del
resto.
POSICIÓN DE WUNDT RESPECTO A LA CONSTITUCIÓN DE LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA.
Wundt se ocupa de tratar de establecer relaciones entre fenómenos físicos y procesos
químicos. Tuvo una fuerte influencia del positivismo y podemos encontrar en su
propuesta los siguientes rasgos:
 El rechazo a lo metafísico, por especulativo.
 El fenomenismo, ya que su objetivo fue elaborar una psicología admitiendo sólo
“hechos” observables.
 La unidad de la ciencia, ya que el abordaje de los fenómenos psíquicos los realiza a
través de lo que consideraba el método científico.
CONTEXTO DE DESCUBRIMIENTO, JUSTIFICACIÓN Y APLICACIÓN.
 Contexto de descubrimiento: Tiene que ver con la manera de cómo un investigador
llega a enunciar sus hipótesis. Hace referencia a cómo surgen en el científico las
hipótesis a explorar.
 Contexto de justificación: Es aquel que está en relación con la validación del
conocimiento; por ejemplo: si la teoría es justificable o no, si con ella se aumenta el
conocimiento, si el proceso de contrastación confirma las historias formuladas, etc.
 Contexto de aplicación: Incluye todo lo relacionado con las aplicaciones de un
conocimiento determinado y de las consecuencias para la sociedad, ya sean
positivas o negativas.
POSICIONES EPISTEMOLÓGICAS.
 Karl Popper: Representa el Método Hipotético Deductivo: “una conjunción de
hipótesis con nexos deductivos entre ellas”. Es un método logicista (se apoya en las
leyes de la lógica). Se relaciona con el contexto de justificación, ya que el método
hace la diferencia entre las buenas y las malas hipótesis a través de la distinción
con la realidad.
 Tomás Kuhn: Tiene una teoría paradigmática que puede considerarse dentro de la
corriente neopositivista (aunque sostiene divergencias importantes). Podemos
llamarla “de corte sociológico”. Se ocupa principalmente del progreso científico.
 Gastón Bachelard: Define el obstáculo epistemológico como “la relación
imaginaria que mantiene el investigador con su objeto de estudio”, es decir, que los
obstáculos fundamentales para acceder al conocimiento no están fuera del sujeto,
sino en relación con el sujeto mismo.
ETAPAS DE LA PSICOLOGÍA.
 La psicología “pre-científica” o filosófica, estrechamente ligada a la evolución de las
cosmovisiones filosóficas y entendida como una rama de la filosofía.
 La psicología fundacional del s. XIX, que surge a partir de la separación de la
filosofía, reclamando para sí el rango de la ciencia independiente.
 Los sistemas psicológicos contemporáneos, que intentan una diferenciación de los
conceptos teóricos y metodológicos que caracterizan a la psicología decimonónica.
PRINCIPALES SISTEMAS PSICOLÓGICOS.
 El psicoanálisis, que surge como respuesta a la psicología y a la psiquiatría clásicas.
 El conductismo, que rechaza a la conciencia como objeto de estudio, y en su lugar
propone a la conducta. Método: observación.
 La teoría de Gestalt, que consiste en reducir los fenómenos complejos a sus
elementos constitutivos. Modifica el concepto de individuo, en la medida en que lo
saca de la pasividad que le atribuye la psicología clásica.
 Las teorías constructivistas: la epistemología genética y la teoría socio-histórica.
Rompen con la controversia entre “innatistas” y “ambientalistas”.