Está en la página 1de 2

Limpiar y lubricar las partes del motor

La limpieza del motor de nuestro coche es una tarea que conviene realizar
cada cierto tiempo. Tampoco hay que hacerlo a menudo, pero realizarlo una o
dos veces al año puede ser una periodicidad correcta. En un primer momento
todos pensamos en limpiar el motor del coche con agua y jabón. Sin embargo,
esto puede dañar otras partes del vehículo y tendríamos que perder mucho
tiempo en taparlas con cuidado.

Por ello, hoy os proponemos otra idea interesante, limpiar el motor del coche
en seco. Y para esta tarea, solo necesitamos un spray Multi-Uso, una brocha o
pincel y un trapo o bayeta. Es una tarea más sencilla de lo que podáis
imaginar, aunque siempre hay que realizarla con cuidado. Pero vamos a ver
cómo en solo cuatro pasos lo c PASOS 1: QUITAR EL POLVO Y LA
SUCIEDAD SUPERFICIAL

El primer paso para limpiar el motor del coche es retirar el polvo y la suciedad
más superficial. En ocasiones se nos acumulan hojas, arena o pequeñas
piedras incluso. Procedemos a retirar todo ello antes de proceder a la limpieza
del motor. Para hacerlo, podemos utilizar una brocha o pincel. Incluso si hay
muchas hojas podemos quitarlas con una sopladora, siempre revisando que no
se cuelen en otros lugares del vehículo. onseguimos.

PASOS 2: APLICAR UN SPRAY MULTI-USO

Una vez realizada la limpieza superficial, procedemos a limpiar el motor del


coche con un spray multi-uso. Nuestra recomendación es utilizar WD-40®
Producto Multi-Uso, ya que no solo eliminará toda la suciedad, incluso la más
incrustada, si no que también protegerá nuestro motor del óxido y la corrosión.
Además, lo podemos aplicar en todo tipo de superficies sin dañarlas: plástico,
metal, cromados… Por ello podemos aprovechar y limpiar más allá del motor,
todas las piezas que queramos.

PASOS 3: DEJAR ACTUAR EL PRODUCTO

A la hora de aplicar WD-40®, recomendamos hacerlo con el bote de Doble


Acción para aplicar el producto de forma más amplia con el spray, pero también
para una aplicación más precisa, gracias a la cánula. Otra opción es utilizar el
nuevo WD-40® Flexible, que también presenta un cabezal de doble acción,
pero con una cánula flexible para llegar a las zonas más escondidas. Un
producto ideal para limpiar el motor del coche. Sea cuál sea el producto que
utilicemos, el siguiente paso será dejarlo actuar durante unos minutos para que
penetre en la suciedad incrustada.

PASOS 4: RETIRAR LOS RESTOS DE PRODUCTO

Por último, retiramos con un trapo o una bayeta los restos de producto. Si nos
encontramos con grasa que todavía está incrustada volvemos a aplicar el
Producto Multi-Uso con la cánula en la zona concreta y nos ayudamos de un
cepillo o pincel y del trapo para eliminarla.
Así de fácil, en seco y con 4 sencillos pasos podemos limpiar el motor del
coche. Además lo estaremos protegiendo frente al óxido y la corrosión gracias
a la fórmula de WD-40® Producto Multi-Uso.

También podría gustarte