Está en la página 1de 16

Unidad 2 - Fase 3 -Causas del problema

PRESENTADO POR:

Sandra Nathalia Molano Cód.: 1053616494


Mónica Bibiana Fernández Ramírez Cod: 46453618 Zaira
Patricia Parada Cod. 1052393608

Código del Grupo: 403010_161

PRESENTADO A:
Carolina Serrano
Tutor

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA – UNAD


ESCUELA DE CIENCIAS SOCIALES ARTES Y HUMANIDADES – ECSAH
PROGRAMA DE PSICOLOGÍA
Curso: Prosocialidad; Grupo: 161
Octubre 2020
Introducción

El siguiente trabajo es de tipo expositivo y argumentativo acorde a las lecturas realizadas

“la conciliación, herramienta de interdisciplinariedad para exaltar la cultura de acuerdos en la

solución de conflictos en Colombia”, “Hacia un modelo de liderazgo educativo transformacional

y prosocial en la gobernanza de las instituciones educativas”, “liderazgo prosocial: curso de

formación en prosocialidad con énfasis en comunicación de calidad, valor de la persona y

prosocialidad colectiva y compleja dirigido a estudiantes de los diversos programas de la

UNAD”. Mediante la elaboración del trabajo podemos conocer y analizar la problemática social

de contaminación ambiental, sus causas, comportamientos y conducta prosocial en los diferentes

contextos que se presentan.

Además de presentar el punto de vista de profesionales ajenos al área de estudio, quienes

presentan otra visión de la situación. Para el desarrollo del trabajo se presentan dos partes, una de

manera individual y la otra de manera colaborativas, en la parte individual es necesario presentar

un árbol de problemas mediante el cual se evidencia la apropiación de la temática, además de

realizar un listado de los conocimientos que se tienen y lo que se desconoce de la temática, con el

fin de tener una visión más amplia, lo cual servirá de base para la parte colaborativa,

conjuntamente en la actividad colaborativa se articulan los diferentes puntos de vista para realizar

una reflexión acerca de las causas del problema, la realidad social y la importancia de un

abordaje interdisciplinar.

Paso 1: Problemática psicosocial:


La problemática psicosocial identificada en la actividad anterior fue la contaminación ambiental

presente en las comunidades.

Problemática colaborativa

PROSOCIALIDAD

Fecha:04 octubre 2020 Grupo: 403010_161

IDENTIFICACIÓN DE LA PROBLEMÁTICA
Tema: Contaminación Ambiental
Problemática: Problemática Ambiental
Lugar donde se presenta Municipio de Paipa
Actores directos: Población en general, empresas mineras, Turistas
Actores indirectos: Instituciones gubernamentales
Descripción de la Debido a que Paipa es una ciudad turística en donde se reciben
problemática (Impacto): personas de diferentes ciudades, países, etc., tiende a tener más
contaminación ambiental ya que el mismo es causado por el
crecimiento de la población, el consumismo, los materiales
usados en la producción industrial y la introducción de
materiales persistentes en las actividades cotidianas de las
personas tienden a incrementar los volúmenes de residuos
sólidos la ignorancia, el desconocimiento. La contaminación
ambiental en la ciudad de Paipa generada por turistas la
utilización de automóviles con lleva al gasto de energía- impacto
ambiental, mayor población e impacto acústica (ruido de carros,
de industrias locales ocasionando salud auditiva y física y
mental de los seres vivos, el ruido
tiene un gran impacto este aumenta la agresividad inhibe el
comportamiento prosocial. La contaminación atmosférica reduce
el rendimiento de las personas, afecta negativamente a las
personas con alta estabilidad emocional.

Relación con alguna de las Toda conducta prosocial está dirigida a ofrecer ayuda, cooperar,
teorías de la Prosocialidad y la trabajar en equipo, tomar en cuenta la perspectiva de los demás,
situación social actual:
intercambiar lenguajes afectivos y brindar asistencia, lo cual
produce consecuencias sociales positivas y favorece la
reciprocidad y solidaridad en las relaciones sociales e
interpersonales (Auné y Attorresi, 2017; Martí-Vilar, 2010;
Mestre, et al., 2007; Mestre, Samper y Frías, 2002; Penner,
Dovidio, Piliavin, & Schroeder, 2005).
Modelo sincrónico: Intentan explicar las razones por las cuales
las personas llevan a cabo o no Conductas Prosociales en
diferentes situaciones.
Los problemas ambientales no sólo están en la atmósfera, y en el
uso inadecuado de recursos naturales por las grandes
productoras, sino que también a nivel de conciencia subjetiva
humana y en la forma de relacionarnos con nuestro medio
ambiente. El medio ambiente tiene fuerte impacto en nuestra
calidad de vida y somos nosotros mismos quienes a través de
nuestras conductas, valores y creencias provocamos las
condiciones geográficas actuales.
En primer lugar estas motivaciones pueden ser la consecuencia
de la aprehensión de aquellos valores hacia el medio ambiente
inmersos en la sociedad y cultura de pertenencia, en segundo
lugar, pueden ser debidas a la generación de un sentimiento
altruista a partir de valorar el impacto que el deterioro ambiental
puede tener sobre las personas que son importantes para
nosotros, y en tercer y último lugar, pueden estar basadas en el
egoísmo, dado del disfrute personal que se obtiene ante el uso y
explotación de los recursos naturales.
Relacionamos la teoría de la conducta por el comportamiento
ambiental ya que el ser humano y sus prácticas
comportamentales es el responsable del deterioro del entorno, la
ciudadanía debe tomar conciencia que existe un problema y
tomar acción para contribuir a la solución de este. Por otro lado,
está la Teoría acción aplicada: la conducta es la intención
conductual la actitud, creencias conductuales, normativas y de
control, existen factores que pueden limitar la voluntad de los
turistas al realizar una conducta determinada.
Existe la relación entre determinados rasgos de la personalidad y
la tendencia a emitir conductas prosociales como la empatía,
autoconcepto y lo valores que se inculcan desde la infancia, es
por ello que se nombra el Modelo Diacrónico, dentro del cual
encontramos la perspectiva psicoanalítica que se basa en la
formación de la personalidad, los impulsos como conductas
prosociales y el valor moral de la infancia y la adolescencia, esto
ya que cabe resaltar que durante la infancia observamos e
imitamos la conducta de quienes nos rodean, y además
adquirimos información acerca de qué conductas son deseables y
cuáles no. Los valores transmitidos durante esta etapa vital serán
determinantes, pero incluso en la edad adulta el estar expuestos a
determinados modelos puede llevarnos a adoptar hábitos más
prosociales. Un buen ejemplo lo encontramos en la mayor
conciencia medioambiental que muchas personas están
desarrollando en los últimos tiempos.

Relevancia de la problemática En la actualidad una de las más grandes preocupaciones de la


y razones por las cuales se sociedad es el cuidado y preservación del medio ambiente, con el
elige de manera colaborativa: fin remediar los daños que el hombre ha causado y evitar que
este se siga deteriorando, ya que esto directa e indirectamente
afecta la salud y el bienestar de los hombres y de los otros
organismos. La contaminación ambiental es un proceso cíclico
que involucra todos los ambientes: aire, agua y suelo, y desde
cualquier perspectiva, a los seres vivos tanto emisores como
receptores de los contaminantes.

La cantidad de contaminantes que aportamos van


comprometiendo cada día la calidad ambiental de nuestro
planeta, y la gran mayoría de ellos son de origen antropogénico.
Estos contaminantes han sido la consecuencia del desarrollo de
procesos de tipo industrial, agrícola, agropecuario, clínico, entre
otros, sin una adecuada planeación y sin tener en cuenta los
impactos ambientales. Un ejemplo de esto es el uso de los
plaguicidas en los cultivos: se ha considerado que emplear estos
compuestos es indispensable para mejorar, proteger y optimizar
dichos procesos, pero no se ha tenido en cuenta que las
consecuencias ambientales y la remediación de la contaminación
originada pueden ser más costosas. La problemática se relaciona
con las teorías de Prosocialidad ya que explica las razones por
las cuales las personas llevan conductas prosociales en
diferentes situaciones, no controlan la problemática de la
contaminación afectándose a ellos mismos y la población de
paipa, donde las emociones en las diferentes situaciones hacen
que se generen dichas conductas, sin estar concientizados del
daño que están causando al medio ambiente.

Paso 2: Realizar un árbol de problemas, sobre las causas y efectos del problema.

El estudiante se auto evalúa y evalúa el actuar del otro, y debe escribir los comportamiento
prosociales y no prosociales que pueden originar la problemática, además de las causas externas
que también lo propician
Árbol de problemas
Estudiante 1: Sandra Nathalia Molano Bolívar
Estudiante 2: Mónica Bibiana Fernández

Estudiante 3: Zaira Patricia Parada


Autoevaluación y evaluación al otro
Estudiante 1: Sandra Nathalia Molano Bolívar

Comportamientos prosociales Comportamientos no prosociales


No arrojar basura en la calle Usar detergentes que contaminan
Apagar las luces cuando no se usa Usar lavadora
Usar productos reciclables Usar desodorante en aerosol
Cerrar bien los grifos Utilizar bolsas plásticas
Desenchufar los electrodomésticos que no se usan Arrojar pilas y bombillos a la basura
Separación de basuras Botar basura en la calle
Sacar las basuras los días y las horas dispuestas. Deforestación.
Promover la educación ambiental Dejar enchufados artefactos sin uso.
Sustituir las bombillas incandescentes por led. Incorrecta disposición de residuos
Usar las bolsas ecológicas Usar productos desechables.
Utilizar Transporte Público Uso de químicos en la agricultura
Conocimiento del buen manejo de residuos Arrojar basura en las fuentes de agua
Educación en la clasificación de residuos. Uso excesivo de fumigación.
Realizar la técnico mecánica de los carros. No realizar la técnico mecánica.
Evitar el uso de desechables Arrojar basura en las fuentes hídricas
Reforestar Arrojar basura en la ciudad
Evitar la quema de basura Cazar animales
Disponibilidad para ayudar Talar arboles

Causas externas que lo propician.

1. Falta de cultura por parte de los ciudadanos.

2. Falta de formación en valores ecológicos.

3. Falta de información y capacitación en el tema.

4. Falta de responsabilidad social ecológica en las comunidades.

5. Falta de responsabilidad social ecológica en las industrias.

6. Ignorancia acerca del impacto de la contaminación ambiental.

Reflexión
Colombia es un país privilegiado por la densidad y cantidad de recursos naturales que

posee; es el tercer país más rico en agua a nivel mundial, aproximadamente el 40%de su territorio
está cubierto de bosques, sin embargo, la deforestación, incendio forestales, tala de árboles,

contaminación de los ríos, uso descontrolado de productos químicos como insecticidas,

aerosoles, la caza y la pesca descontrolada y de más están desatando una reacción en cadena, lo

cual está creando situaciones susceptibles de mejora en los medios ambientales, sociales y

económicos que también han afectado a nuestra comunidad. Esta problemática genera la

necesidad de crear un espacio para la reflexión, conservación, cuidado y preservación de nuestro

medio ambiente.

La problemática de la contaminación a lo largo de los años presenta índices de aumento

preocupantes por lo que es necesario que se tomen cartas en el asunto para conservar y cuidar el

medio ambiente, para ello se hace necesario reconocer los principales causales del problema (mal

manejo de los recursos, explotación de los recursos, acumulación de basuras, emisión de gases y

residuos industriales, tala excesiva de árboles, liberación de plásticos y objetos no

biodegradables, uso indiscriminado de materiales derivados del petróleo, escombros industriales,

desconocimiento de los procesos ambientales en las zonas, falta de conciencia y cultura

ciudadana.) y proponer objetivos que solventen de a poco la problemática, sin olvidar que la

responsabilidad no radica únicamente en el hogar, los colegios, universidades y centros de

formación, sino que parra que la problemática se pueda erradicar es necesario que todos aporten.

Las personas que se exponen ante la contaminación pueden tener tres tipos de

interacciones: la primera correspondientes a la aparición de nuevos riesgos como por ejemplo las

sustancias toxicas, la segunda una transferencia de riesgos en donde por querer eliminar el

problema se genera uno nuevo y la tercera el sinergismo (cuando la exposición a un agente

incrementa la susceptibilidad ante otro contaminante). (Smith y Ezzati (2005) citado en el

diagnóstico de salud ambiental compilado, p. 320).


Los estudios realizados por la SSPD y el DANE evidencian que “los residuos sólidos

afectan de manera directa o indirecta la calidad del recurso hídrico, litosférico y atmosférico, con

relaciones sinérgicas para el deterioro del medio ambiente y por ende la salud de las

comunidades” citado en Ministerio de ambiente y desarrollo sostenible, p.327).

El deterioro ecológico como la sobrepoblación, la escasez de recursos naturales y la

degradación de ecosistemas a nivel global que experimentamos del planeta en su conjunto es sin

duda el resultado de la relación que los seres humanos han establecido con su medio ambiente

generación tras generación, patrones subjetivos, culturales, sociales y económicos que han

marcado y construido nuestra historia.

Según Berenguer (1998) los estudios en el comportamiento proambiental se han

desarrollado teniendo en cuenta los componentes motivacionales inmersos en el ser humano.

Entre ellos tenemos la valoración hacia el Medio Ambiente en el que se mueve el individuo, el

comportamiento altruista y la preocupación por sí mismo y por los beneficios del Medio

Ambiente, en el trascurso de los años se han extendido las investigaciones que aluden a los

comportamientos ecológicos y las actitudes pro ambientales pues han incrementado las

problemáticas en cuanto a contaminación de la tierra y el agua, la adecuada explotación de los

recursos que proporciona el planeta, el desenfrenado crecimiento de la industria, entre otros

aspectos.

De acuerdo con lo anterior se ha establecido una situación social medioambiental que

puede considerarse como crisis, cual está determinada principalmente por la interacción de las

personas con la naturaleza y esta problemática se ha producido por falta de conocimiento, pero se

debe tener en cuenta que hay variables que afectan al mismo, de manera directa o indirecta tales

como: políticos, culturales, económicos y sociales. Por otro lado, es notable que el ser humano
con el pasar de los tiempos haya encontrado la manera de interactuar con los demás, mediante

emociones y racionalidad, pero este puede variar según la persona y no siempre puede ser muy

buena su interacción con la naturaleza. Una gran preocupación con relación a los temas

ambientales y su impacto en la crisis global, y es por tal motivo que se debe fortalecer el interés

en la búsqueda de estrategias y la promoción de programas que permitan la conservación

ambiental, de igual manera se logren modificar ciertas prácticas culturales, en función del

consumo sustentable, siendo este resultado de los distintos roles que los seres humanos asumen

en su interrelación con la sociedad (Cortés, 2011; Herrera–Tapias, 2014).

Conclusiones argumentadas

1. La conducta prosocial ha sido estudiado a lo largo de varios años, sin embargo,

existiendo gran cantidad de definiciones, de diversos autores como Gonzales (2000),

Benson, Scales, Hamilton & Sesma (2006) , sin embargo considero que las más

completa corresponde a la realizada por Olivar (1998) que entiende como conducta

prosocial solamente a aquel comportamiento que favorece a otra persona, grupos o

metas sociales y aumenta la probabilidad de generar una reciprocidad positiva, de

calidad y solidaria en las relaciones interpersonales o sociales consecuentes,

salvaguardando la identidad, creatividad e iniciativa de las personas o grupos

implicados. Es importante resaltar que hay una relación directa entre la cantidad de

ayuda recibida y el grado de ayuda reciproca (Wilke y Lanzetta, 1970, citado en

Blogger p.1) por lo que la prosocialidad juega un papel importante a la hora de cuidar

el preservar el medio ambiente.

2. Una conducta proambiental es toda acción orientada de manera consciente al

mantenimiento óptimo de los recursos naturales, al equilibrio de los ecosistemas y


que, a su vez, responden al solvento de las necesidades sociales e individuales de las

comunidades.

3. La comunicación de calidad vinculada a la Prosocialidad se convierte en un

“proceso de interacción entre personas que se relacionan, incluso en situación de

conflicto y en que al menos una de ellas hace el ejercicio consciente y voluntario de

estima por el otro en tanto interlocutor con la misma dignidad, Escotorin (2010).

Concepto que hace de vital importancia a la prosocialidad.


4. Las acciones prosociales son comportamientos que, sin la búsqueda de recompensas

materiales, favorecen, a personas o grupos a lograr objetivos positivos en pro de la

comunidad.

5. Los comportamientos prosociales producen un efecto multiplicador, generando

respuestas negativas o positivas donde valores como la cooperación, ayuda al

prójimo, solidaridad llevan a actuaciones para establecer y mantener relaciones

sociales, ya que facilitan la interacción positiva con los otros, además son los intentos

de satisfacer la necesidad de apoyo físico y emocional de otra persona.

6. Los diferentes tipos de conducta prosocial (directa, indirecta, solicitada, no solicitada,

de ayuda identificable o no identificable, en emergencia o no emergencia y

espontanea) presentan una base en común, que coincide parcialmente con lo

establecido por Olivar en 1998 cuando indica entender la conducta prosocial como

comportamiento que favorece a otras personas o grupos y hace más posible la

reciprocidad.
Referencias Bibliográficas

Auné, S., Blum, D, Abal Facundo, J., Lozzia, G. y Horacio, F. (2014). La Conducta
Prosocial: Estado actual de la Investigación. Perspectivas en Psicología: Revista de
Psicología y Ciencias Afines, 11(2). Recuperado de
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co/login?url=http://search.ebscohost.com/login.a
spx?direct=true&db=zbh&AN=113491305&lang=es&site=eds-live

Betancourt, D. F. (05 de julio de 2016). Cómo hacer un árbol de problemas: Ejemplo


práctico. Recuperado el 20 de octubre de 2020, de Ingenio Empresa:
www.ingenioempresa.com/arbol-de-problemas

Correa, M. (2017). Aproximaciones epistemológicas y conceptuales de la conducta


prosocial. (Spanish). Zona Próxima, (27), 1–21. Recuperado de
https://searchproquest-com.bibliotecavirtual.unad.edu.co/docview/2021780063?
accountid=48784

Pedreros, Y. (2018). Comunicación Prosocial. [Archivo de video]. Recuperado


de http://hdl.handle.net/10596/22604

Pedreros, Y. (2018). OVI Modelos Explicativos de la conducta Prosocial. [Archivo de


video]. Recuperado de http://hdl.handle.net/10596/22600

Perevochtchikova, María. (2013). La evaluación del impacto ambiental y la importancia de los


indicadores ambientales. Gestión y política pública, 22(2), 283-312. Recuperado de
http://www.scielo.org.mx/scielo.php?
script=sci_arttext&pid=S140510792013000200001&lng=es&tlng=es.

Línea verde Ceuta. (2018). ¿Qué es la contaminación ambiental? Línea verde Ceuta.
http://www.lineaverdeceutatrace.com/lv/consejos-ambientales/contaminantes/Quees-la-
contaminacion-ambiental.asp

Modelo de Ayuda por Aprendizaje. (2009, 13 septiembre). Blogger.


http://conductaprosocial.blogspot.com/2009/09/introduccion.html

República de Colombia Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. (2012).


Diagnóstico de salud ambiental.
https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/INEC/IGUB/D
iagnostico%20de%20salud%20Ambiental%20compilado.pdf

Sarmiento, A., López, A., & García, J. (2015). La conciliación, herramienta de


interdisciplinariedad para exaltar la cultura de acuerdos en la solución de conflictos
en Colombia. Justicia juris, 11(1), 89-99. Recuperado de
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co/login?url=http://search.ebscohost.com/login.a
spx?direct=true&db=lgs&AN=108954226&lang=es&site=eds-live

Tintoré, M. & Güell, C. (2016). Hacia Un Modelo De Liderazgo Educativo


Transformacional y Prosocial en La Gobernanza de las Instituciones Educativas. In:
Proceedings of the 27 th. International Business Information Management
Conference (27th IBIMA). Milan, Italy. ISBN:978-0-9860419-6-9. Páginas 1633-
1645. Full paper. Recuperado de
https://www.researchgate.net/publication/301891631_Hacia_un_modelo_de_lideraz
go_educativo_transformacional_y_prosocial_en_la_gobernanza_de_las_institucione
s_educativas

Valencia, A. (2009). Liderazgo prosocial: curso de formación en prosocialidad con


énfasis en comunicación de calidad, valor de la persona y prosocialidad colectiva y
compleja dirigido a estudiantes de los diversos programas de la UNAD. (Tesis
Especialización). Pág. 16-26. Recuperado de
http://repository.unad.edu.co/handle/10596/2414