Está en la página 1de 4

ABORTO INEVITABLE

Una amenaza de aborto se vuelve inevitable cuando el cuello


se abre, el sangramiento aumenta y las contracciones
uterinas se vuelven intensas. El embrión se puede tocar a
través del cuello abierto.

TRATAMIENTO

El útero generalmente expulsa el contenido, pero a veces,


algunos restos pudieran quedar dentro de útero y se haría
necesario el curetaje o la aspiración.

ABORTO COMPLETO

Se considera aborto completo cuando TODOS los productos de


la concepción fueron expulsados, el dolor esta ausente, el
sangramiento es escaso y el cuello uterino se ha cerrado
nuevamente

TRATAMIENTO

Usualmente no se necesita tratamiento, pero conviene


realizar un ultrasonido para verificar restos ovulares dentro
del útero. Se le debe avisar a la paciente que si aparece fiebre
o sangramiento pudiera deberse a retención de restos y debe
notificar de inmediato a su obstetra.

Recodar siempre que todas las pacientes con RH negativo no


sensibilizadas, deben ser vacunadas con Inmunoglobulina Anti
RH (Rhogam) para evitar la sensibilización RH

ABORTO INCOMPLETO
Sucede cuando el embrión es expulsado, pero parte del
producto de la concepción es retenido, casi siempre es el
tejido placentario.

El útero es de tamaño más pequeño que el esperado, el cuello


esta abierto y hay presencia de sangramiento el cual puede ir
desde muy leve hasta muy intenso, inclusive al punto de
atentar con la vida del paciente, es el llamado aborto
incompleto hemorrágico.

TRATAMIENTO

Los dos riesgos fundamentales de la retención de productos


de la concepción son:
El sangramiento y la infección, por lo tanto en ese sentido
deben dirigirse el tratamiento.

Una vez hecho el diagnóstico la paciente debe ser admitida al


hospital para vaciar el útero mediante un legrado
instrumental o curetaje endouterino y si hay sospechas de
infección comenzar con la terapia antimicrobiana adecuada.

ABORTO SÉPTICO

La cavidad uterina puede infectarse como resultado de


intentos para provocar abortos, sobre todo cuando no se usan
equipos debidamente esterilizados. También puede haber
infección en casos de abortos incompletos donde se retiene
tejido placentario, el cual se infecta posteriormente.

Clínicamente se presenta un paciente con fascies enferma,


fiebre baja, sangramiento escaso y dolor en hipogastrio.
Tradicionalmente se considera aborto séptico si aparece
cualquiera de las siguientes eventualidades:

• Antecedentes de maniobras abortivas.


• Fiebre en cualquier momento de la evolución.
• Expulsión de restos o secreciones fétidas.
• Hipotensión no acorde con la pérdida sanguínea.
• Leucocitosis por encima de 15.000 / mm3.

Los gérmenes más frecuentes son:


Estafilococo Dorado, Coliformes, Bacteroides, Clostridium
Welchii y Estreptococos.

Las infecciones más severas son por Gram Negativos y


Clostridium ya que pueden causar shock endotóxico.

La infección se puede diseminar a estructuras cercanas al


útero formando pelviperitonitis o peritonitis generalizada y
septicemia.

TRATAMIENTO

Todas las pacientes con aborto séptico deben ser


hospitalizadas. En el momento del ingreso se toman muestras
para cultivo de la secreción endocervical y hemocultivo.

Se inicia tratamiento antimicrobiano con antibióticos de


amplio espectro que cubran también gran negativos.

Después de 12 horas de impregnación del antibiótico se


realiza legrado uterino mediante succión o curetaje con cureta
roma,
teniendo especial cuidado en no perforar el útero, ya que el
útero séptico es muy friable.

En algunos casos de evolución tórpida o si se sospecha de


gangrena uterina debe realizarse histerectomía con el fin de
salvar la vida de la paciente.

Todos los casos de shock séptico deben ser manejados en una


unidad de cuidados intensivos
HUEVO MUERTO RETENIDO. ABORTO RETENIDO.

El aborto retenido ocurre cuando muere el embrión pero se


retiene el saco gestacional dentro del útero por algunas
semanas o incluso meses.

La paciente usualmente nota un flujo genital con algunas


manchas de sangre por pocos días entre la semana 8 y 12, las
mamas dejan de crecer y desaparecen los síntomas menores
de embarazo (nauseas, vómitos, acidez, etc.), la paciente no
le presta mucha atención a esto, y es el obstetra quien se da
cuenta de la falta de crecimiento del útero, las pruebas de
embarazo se tornan negativas después de 10 días de la
muerte del embrión y el diagnóstico definitivo lo hace el
ultrasonido.

TRATAMIENTO

Una vez hecho el diagnóstico el útero debe ser vaciado


mediante legrado. En aquellos casos en los cuales el
diagnóstico se hace de forma accidental en una consulta de
rutina, la paciente queda totalmente desconcertada ya que no
entiende lo que está pasando, en estos pacientes es
necesario, a veces, buscar apoyo de tipo psicológico.