Está en la página 1de 10

BALANCE DE ENERGIA

(GENERALIDADES Y CONCEPTOS)

PROFESOR: FERNANDO MENDOZA

YESSICA ALEJANDRA DIAZ DORIA

UNIVERSIDAD DE CORDOBA

SEDE BERASTEGUI

DEPARTAMENTO DE INGENIERIA

PROGRAMA DE ING DE ALIMENTO

16 OCTUBRE 2020
BALANCE DE ENERGIA

TABLA DE CONTENID

1. INTRODUCCION

Los balances de materia Se estudia una de las leyes fundamentales de la Ingeniería


Química, la ley de conservación de la materia, base de los balances macroscópicos de esta
propiedad extensiva, que se aplican ampliamente tanto en el diseño como en la operación
de los procesos químicos. A partir de la ecuación de conservación genérica se plantean las
ecuaciones macroscópicas generales de conservación de la materia total y de cualquier
componente de un sistema. Se presentan las herramientas básicas para abordar los balances
de materia, como son el diagrama de flujo y la base de cálculo y se contemplan las formas
de operar, tanto en régimen estacionario como en régimen no estacionario.

 
BALANCE DE ENERGIA

2. BALANCE DE ENERGIA

2.1 Definición

Si queremos utilizar el balance de energía debemos expresarlo en forma de ecuación. Cada


término del balance de energía se debe representar con símbolos matemáticos para poder
simplificar debidamente la ecuación y luego realizar los cálculos necesarios. Usaremos
principalmente el joule (J) y la unidad térmica británica (Btu), pero en ocasiones citaremos
otras unidades. Algunas fuentes de datos menos recientes emplean la caloría termoquímica
(equivalente a 4.184 J). En la información sobre nutrición que se proporciona sobre los
alimentos la “caloría” es en realidad una kilocaloría; esto es, si se informa que una
hamburguesa contiene “500 calorías”, en realidad contiene 500 kcal.

La precisión es indispensable al analizar los términos de un balance de energía, por lo que


antes que nada repasaremos ciertos términos que ya se explicaron en capítulos anteriores
pero que aparecerán una y otra vez en este capítulo; resumimos estos términos a
continuación, con una breve explicación en virtud de su importancia.

Sistema. Cualquier masa de material o segmento de equipo especificados arbitrariamente y


en el cual deseamos concentrar nuestra atención. Un sistema se define circundándolo con
una frontera. La frontera del sistema no tiene que coincidir con las paredes de un recipiente.
Un sistema encerrado por una frontera a través de la cual no hay transferencia de masa se
denomina sistema cerrado o sistema sin flujo, en contraposición a uu sistema abierto o
sistema con flujo, en el que se permite el intercambio de masa. Toda masa o equipo
externos al sistema definido se designan como entorno. Siempre debemos trazar fronteras
similares al resolver los problemas, pues este paso fija claramente el sistema y su entorno.

Propiedad. Una característica de un material que se puede medir, como presión, volumen o
temperatura, o que se puede calcular, si no se mide directamente, como ciertos tipos de
energía. Las propiedades de un sistema dependen de su condición en un momento dado y
no de lo que haya sucedido al sistema en el pasado.

Una propiedad (variable, parámetro) extensiva es aquella cuyo valor es la suma de los
valores para cada uno de los subsistemas que constituyen el sistema completo. Por ejemplo,
un sistema gaseoso se puede dividir en dos subsistemas cuyos volúmenes o masas no son el
mismo que el del sistema original; por consiguiente, el volumen y la masa son propiedades
extensivas.

Una propiedad (variable, parámetro) intensiva es aquella cuyo valor no es aditivo y no varía
con la cantidad de material que contenga el subsistema. Por ejemplo, la temperatura, la
BALANCE DE ENERGIA

presión, la densidad (masa por volumen), etc,, no varían en las partes del sistema si éste se
divide a la mitad o si las mitades se vuelven a unir.

Dos propiedades son independientes una de la otra si existe por lo menos una variación de
estado del sistema en la que una propiedad varíe y la otra se mantenga fija. El número de
propiedades intensivas independientes necesario y suficiente para fijar el estado del sistema
se puede determinar a partir de la regla de las fases (véase la Sec. 4.5).

Estado. El conjunto dado de propiedades de los materiales en un momento dado. El estado


de un sistema no depende de la forma o la configuración del sistema sino sólo de sus
propiedades intensivas como la temperatura, la presión y la composición.

Ahora que hemos repasado los conceptos de sistema, propiedad y estado, podemos hablar
de los diferentes tipos de energía de los que nos ocuparemos en este capítulo. Como ya sabe
el lector, la energia existe en muchas formas distintas.

Seis tipos de energía

Los dos primeros tipos de energía que analizaremos se refieren a la transferencia de energía
entre un sistema y su entorno sin que haya una transferencia de masa.

Trabajo. El trabajo (w) es un término que usamos ampliamente en la vida cotidiana (como
en “me voy al trabajo”), pero que tiene un significado especializado en relación con los
balances de energía. El trabajo es una forma de energía que representa una transferencia
entre el sistema y el entorno. No es posible almacenar trabajo. EZ tn-d~ujo es positivo si se
hace sobre el sistema. Para que una fuerza mecánica realice un trabajo, la frontera del
sistema debe moverse.
estadi 2
W= ∫ F . ds
estado 1

donde F es una fuerza externa en la dirección s que actúa sobre el sistema (o una fuerza del
sistema que actúa sobre el entorno). La cantidad de trabajo mecánico realizada sobre un
sistema o por él puede ser difkil de calcular porque a) es posible que no sea fácil definir el
desplazamiento y b) la integración de F * ds según la ecuación no necesariamente da como
resultado la realización de una cantidad igual de trabajo por el sistema o sobre el sistema.
En este texto, el símbolo Wse referirá al trabajo total realizado durante un periodo de
tiempo, 110 a la tasa de trabajo.
Cabe señalar que si no se especifica el proceso (o trayectoria) por el cual se realiza el
trabajo, desde el estado inicial hasta el estado final del sistema, no podemos calcular el
valor del trabajo efectuado integrando la ecuación. Dicho de otro modo, el trabajo realizado
entre los estados inicial y final puede tener cualquier valor, dependiendo del camino
seguido. Se dice, por tanto, que el camino es una función de trayectoria,~ que el valor de
Wdepende del estado final, la trayectoria y el estado final del sistema.

El trabajo realizado por un sistema o sobre él se puede clasificar en otras categorías aparte
del trabajo mecánico. Por ejemplo, si se aplica un voltaje a una resistencia en un sistema y
BALANCE DE ENERGIA

esto produce un flujo de corriente que a su vez incrementa la energía interna del sistema,
podríamos clasificar la energía transferida al sistema con el potencial de voltaje como
“trabajo eléctrico”. Si el sistema hace girar el eje de un motor o de un compresor, es
común referirse al trabajo realizado como “trabajo deflecha”. Y así sucesivamente.
V (mal Figura ES.lb

Calor. Al hablar de calor entramos en un área en la que el uso que solemos dar al término
puede causar confusión, ya que usaremos el término calor en un sentido muy restringido
cuando apliquemos las leyes que rigen los cambios de energfa. El calor (Q) comúnmente se
define como la parte del flujo total de energía a través de la frontera de un sistema que se
debe a una diferencia de temperatura entre el sistema y su entorno. Los ingenieros dicen
“calor” cuando están hablando de “flujo de calor”. El calor no se almacena ni se crea.

El calor es positivo cuando se transfiere al sistema. El calor puede transferirse por conducción,
convección o radiación. El calor, al igual que el trabajo, es una función de la trayectoria.
Si queremos evaluar la transferencia de calor cuantitativamente, a menos que se dé a priori,
deberemos aplicar el balance de energía que analizaremos más adelante, o utilizar una
fórmula empírica para estimar una transferencia de calor como (para un proceso en estado
estacionario):

Q=UA ∆T

donde Q es la velocidad de transferencia de calor+4 es el área a través de la cual se


transfiere el calor, AT es la diferencia de temperatura efectiva entre el sistema y su entorno
y U es un coeficiente empírico determinado a partir de datos experimentales para el equipo
en cuestión.
En este texto usaremos el símbolo Q para denotar la cantidad total de calor transferida en
un periodo de tiempo, y no la velocidad de transferencia de calor.

Energía cinética. La energía cinética (K) es la energía que un sistema posee en virtud de su
velocidad relativa respecto al entorno que se encuentra en reposo. La energía cinética se
puede calcular a partir de la relación.
1
K= mv 2
2

1
K= v2
^
2
donde el acento circunflejo (^) se refiere a la energía por unidad de masa y no a la energía
cinética total, como en la ecuación

Energía interna. La energía interna (U) es una medida macroscópica de las energías
molecular, atómica y subatómica, todas las cuales obedecen reglas de conservación
microscópicas definidas para los sistemas dinámicos. Dado que no existen instrumentos
capaces de medir la energía interna directamente en una escala macroscópica, esta energía
debe calcularse a partir de ciertas otras variables que sí pueden medirse
macroscópicamente, como la presión, el volumen, la temperatura y la composición.
BALANCE DE ENERGIA

Para calcular la energía interna por unidad de masa (5) a partir de las variables que pueden medirse
aprovechamos una propiedad especial de la energía interna, a saber, que es un diferencial exacto
(porque se trata de una propiedad punto o de estado, y, en el caso de un componente puro,
se puede expresar en términos de sólo dos variables intensivas, de acuerdo con
la regla de las fases para una sola fase:
F=C--P+2=1-1+2=2

Se acostumbra usar la temperatura y el volumen específico como variables. Si decimos que


(oes una función de T y V,
Entalpía. Al aplicar el balance de energía el lector se encontrará con una variable a la
que se asigna el símbolo H y el nombre entulpz’u. Esta variable se define como la
combinación
de dos variables que aparecen con mucha frecuencia en el balance de energía:
H= U+pV

donde p es la presión y Ves el volumen.

A fin de calcular la entalpía por unidad de masa, aprovechamos la propiedad de que la


entalpía también es un diferencial exacto. En el caso de una sustancia pura, la entalpía de
una sola fase se puede expresar exclusivamente en términos de la temperatura y la presión
(una variable más conveniente que el volumen específico).

Una propiedad de los gases ideales que debemos destacar es


que sus entalpías y sus energías internas son funciones sólo de la temperatura, y no influyen
en ellas los cambios en la presión ni en el volumen específico, respectivamente.
Como en el caso de la energía interna, la entalpía no tiene un valor absoluto; ~610
podemos evaluar sus cambios. A menudo utilizamos un conjunto de condiciones de
referencia (tal vez de manera implícita) al calcular los cambios de entalpía. Por ejemplo, las
condiciones de referencia que se usan en las tablas de vapor de agua son agua líquida a 0°C
(32°F) y su presión de vapor. Esto no significa que la entalpía valga cero en estas
condiciones, sino simplemente que hemos asignado en forma arbitraria un valor de cero a la
entalpía en tales condiciones. Al calcular los cambios de entalpía, las condiciones de
referencia se cancelan, como puede verse a continuación:

estado inicial del sistema


entalpía = Z?r - Eî,f

estado final del sistema


entalpía = H2 - rî,,

cambio de entalpía neto = (H2 - z&f) - (Il, - &) = H2 – tiI

Funciones punto, o de estado. Las variables de entalpía específica y energía interna


específica (así como la temperatura, la presión y la densidad) se denominan funciones
punto o variables de estado para subrayar que sus valores dependen únicamente del estado
del material (temperatura, presión, fase y composición) y no del camino que siguió el
BALANCE DE ENERGIA

material para llegar a ese estado. ilustra el concepto de variable de estado. Al pasar del
estado 1 al estado 2, las condiciones de temperatura y presión reales del proceso se indican
con la línea ondulante; sin embargo, podemos calcular & por la trayectoria A o por la B, o
por cualquier otra trayectoria, y aun así obtener el mismo cambio de entalpía neto que para
la trayectoria descrita por la línea ondulante. El cambio en la entalpía depende sólo de los
estados inicial y final del sistema. Un proceso para pasar de 1 a 2 que se realiza primero a
presión constante y luego a temperatura constante dará exactamente el mismo & que uno
que se realiza primero a temperatura constante y luego a presión constante, en tanto el
punto final sea el mismo en ambos casos. El concepto de función punto es análogo al de un
pasajero en un avión que planea volar directamente de Nueva York a Chicago pero que se
desvía a Cincinnati a causa del mal tiempo. El pasajero paga lo mismo sea cual sea la
trayectoria seguida, y tarde o temprano llegará a su destino. Es posible que el consumo de
combustible del avión varíe considerablemente, y de manera análoga el calor (Q) y el
trabajo ( w), las dos funciones “de trayectoria” que manejamos, pueden variar dependiendo
del camino específico seguido, en tanto que &es el mismo sea cual sea la trayectoria. Si el
avión tuviera que

regresar debido a problemas mecánicos y aterrizara en Nueva York, el pasajero podría


encolerizarse, pero al menos se le reembolsaría el pasaje,Por tanto, AI?= 0 si el proceso es
cíclico y pasa del estado 1 al 2 y regresa al estado k, T, U, p, 6, etc., son variables de estado
y tienen esta misma característica.
Ahora que hemos analizado todos los términos del balance de energía, estamos en
condiciones de escribir en símbolos dicho balance.

El balance general de energía

En vez de usar las palabras “ley de la conservación de la energía”, en este libro usaremos
“balance de energía “para evitar confusiones por el uso coloquial de las palabras
“conservación de energía”, esto es, la reducción en el desperdicio de energía o el aumento
en la eficiencia de utilización de la energía. El balance de energía es un principio físico tan
fundamental que inventamos nuevas clases de energía para asegurar que la ecuación quede
realmente balanceada. La ecuación tal como se escribe un poco más adelante es una
generalización de los resultados de numerosos experimentos sobre casos relativamente
sencillos.
Creemos que la ecuación tiene validez universal porque no hemos podido encontrar
excepciones en la práctica, teniendo en cuenta la precisión de las mediciones.
BALANCE DE ENERGIA

Es necesario tener presentes dos puntos importantes al leer lo que sigue. En primer lugar,
sólo examinaremos sistemas homogéneos, sin cargas y sin efectos de superficie, a finde
hacer el balance de energía lo más sencillo posible. Segundo, el balance de energía se
desarrollara y aplicará desde el punto de vista macroscópico (balance global del sistema) y
no desde el microscópico (o sea, un volumen elemental dentro del sistema).
El concepto de balance de energía macroscópico es similar al del balance de materia

La ecuación se puede aplicar a un solo equipo o a una planta compleja como la que se
muestra en la figura.
Aunque la formulación con palabras del balance de energía representada por la ecuación se
entiende con facilidad y es rigurosa, el lector descubrirá en cursos posteriores que para
expresar cada uno de los términos de la ecuación en notación matemática puede ser
necesario introducir ciertas simplificaciones, cuyo análisis rebasa los objetivos del presente
libro pero cuya influencia sobre nuestro balance final es bastante reducida.
Además, los términos de generación y consumo de energía no desempeñarán un papel
importante en este libro porque se refieren a procesos como el decaimiento radiactivo o el
frenado de neutrones.
Lo primero que haremos será traducir la ecuación a símbolos matemáticos para sistemas
cerrados (por lotes), y luego la extenderemos de modo que se aplique también a los
sistemas abiertos (continuos).

Balances de energía para sistemas cerrados (sin reacción química). La figura ilustra
un proceso muy general. Por el momento, ignoraremos el flujo de masa que entra y sale del
sistema, y supondremos que el sistema es cerrado. Entonces podemos hacer un inventario
de la cantidad de energía del sistema que corresponde al término de acumulación de la
ecuación y también considerar los dos términos de transferencia de la ecuación usando los
símbolos Q y W y la notación de la figura 5.4. Examine la figura. En cuanto a la notación,
los subíndices t, y tz se refieren a los tiempos inicial y tina1 del periodo para el cual se
evaluará la acumulación, siendo t2 > t, Como suele hacerse, hemos dividido la energía total
(Z?) asociada a la masa dentro del sistema en tres categorías: energía interna (U), energía
cinética (K) y energía potencial (P).
La energía transportada a través de la frontera del sistema puede transferirse de dos modos:
BALANCE DE ENERGIA

como calor (Q) o como trabajo (IV). Se pueden desglosar otras clases de energía si son
significativas. Todos estos términos representan cantidades integradas a lo largo de un
periodo de tiempo de t, a t2, como por ejemplo

Observe que Q y W se definieron como la transferencia neta de calor y trabajo,


respectivamente, entre el sistema y su entorno. Recuerde que Q es positivo cuando se
transfiere calor al sistema, y W es positivo cuando se realiza trabajo sobre el sistema. El
símbolo A es un operador de diferencia que significa valor final menos valor inicial (en este
caso, en el tiempo).
Si usamos la notación aquí descrita, la ecuación en símbolos se convierte en

AE=E,,-E,,=AU+AP+AK=Q+W
BALANCE DE ENERGIA

5. BIBIOGRAFIA

 Himmelblau,David M. Principios básicos y cálculos en ingeniería química, sexta


edición
 Delana, Ana cristina. Balance de masa. Universidad Nacional De San juan. 2018
 Rojas González, Andrés Felipe. Fundamentos de procesos químicos / Andrés Felipe
Rojas González - Manizales: Universidad Nacional de Colombia. Facultad de
Ingeniería y Arquitectura, 2012.

También podría gustarte