Está en la página 1de 35
_retorno a la libertad y la dignidad | francis a. schaeffer Otros tifulos de Francis A, Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON 25 ESTUDIOS BIBLICOS BASICOS LOS CAMINOS DE LA JUVENTUD (La nueva superespiritualidad) De peéxima aparicion DIOS ESTA AHI LA IGLESIA AL FINAL DEL SIGLO XX MUERTE EN LA CIUDAD GENESIS EN EL ESPACIO Y EN EL TIEMPO LA VERDADERA ESPIRITUALIDAD FRANCIS A. SCHAEFFER Retorno a la libertad y la dignidad EDICIONES EVANGELICAS EUROPEAS Barcelona, 1973 ie eon to Bt rn pacers hi same © Ma por Francis A. Schecter. - ‘Traducido, ‘con “permiso de ia ‘agucido, con perm inter Varsity Press, por © Copyright de esta traduccién espaitn par Ediciones Evan- sdlicas Buropess. Barodong, Eopana, Cumplidos 10s requisites del deptsito previo a 1a difusién, zikido por el ariculo 12 de in vigente Lay de. Prensa ¢ penta, Responsable de le edicién: el traductor José Grau. - Calle Murcia, 38, Barcelona (Espafia), Depésito legal: B. 12.549 - 1973, INDICE PREAMBULO I, MONOD: EL AZAR Y LA NECESIDAD . 13 II, CRICK: LA MANIPULACION BIOLOGICA 21 Il, NINOS EN TUBOS DE ENSAYO DE LA- BORATORIO. . - a) IV. SKINNER: MAS ALLA DE LA LIBERTAD YDELADIGNIDAD. .... . PREAMBULO El universo no estaba prefiado de significado ni de vida; tampoco la bios- fera lo estaba dal hombre. Nuestro mi ‘mero sali ala manera como salen las cifras en lee juogos de Monte Carlo acaues Box” Al hombre, en tanto gue hombre, nos ‘apresuramos a decirle: “Buena suerte”.> Nacido por casualidad, muere por designio. {Bs éste el principio y el fin’ del hombre? Si hemes de creer a dos eminentes cientificos, la respuesta pare- ce ser un Si rotundo. El Dr. Francis A. Schaeffer, sin embargo, cree ‘que no es necesario ser tan pesimistas. La verdad se halla en otra parte: en el punto de vista cristiano sobre el hombre. En el presente libro, el Dr. Schaeffer amplia el argumento que presenté por primera vez en los ca- pitulos VI y VI de su obra La Iglesia al final det siglo XX, en donde enfatizé las presiones que se ejercen sobre la sociedad y que abren el camino a Yormas modemas de manipulacién del hombre. En- tonces, cuando escribié dicha obra, se anticipé a su tiempo en lo que nos decia. Ahora, demuestra cuén répidamente las técnicas de manipulacién se han Gesarrollado desde que aquel libro fue publicado. 4 los lectores que quieran ahondar més en el tema y Geseen conocer la opcién cristiana, les recomenda- mos especialmente dos de los primeros libros del Dr. Schaeffer: Dios estd ahi y Muerte en la ciudad. LOS EDITORES 10 FRANCIS A. SCHARRPER .. Seftor... ti: creaste todas las cosas, ¥ por tu voluntad existen y fueron creadas» (Apocalipsis 4:11), e¥ creé Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo ereé; varén y hembra los reds (Génesis 1:20. «Ahora, asi dice Jehové, Creador 1uyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimi; te puse nombre, mio eres ti. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los rios, no te anegarén. Cuando pases por el fuego, no te quemards, ni Ia Hama arderé en ti. Porque yo Jehové, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador» RETORNO A LA LIBERTAD Y LA DIGNIDAD n En los primeros meses de 1971 el piblico comenz6 a sentir los primeros efectos de la bomba biolégica que, recientemente, habia explotado en los cfrculos clentificos. Antes de esa fecha, solamente aquellos ccientificos ¢ intelectuales que estaban al corriente de los filtimos desarrollos en fisica molecular, bioquimi- ‘ca y genética sabian lo que estaba ocurriendo. Y s0- Tamente ellos discernfan algunas de las implicaciones para el futuro de la sociedad. Ahora, sin embargo, los periédicos y demas publicaciones populares en Europa y en América ofrecen, casi sin descanso, informaciones y relatos sobre la revolucién habida en el campo de las ciencias de 1a vida, una revolu- cién que plantea cuestiones graves a la sociedad, cuestiones que previamente eran tema tan s6lo de Jos aficionados a 1a ciencia ficcién y de los futurélo- gos profesionales. ‘La més grande dificultad estriba en saber cémo manejar la técnica diltimamente perfeccionada, capaz de controlar y manipular al hombre. Es importante ‘que los cristianos presten atencién a todo lo relacio- nado con este proceso. Vamos a ser llamados @ con- testar preguntas que jamés habiamos antes conside- rado, y tenemos que estar preparados para respon- der. En primer lugar, y desde el punto de vista cris- tiano, hemos de comprender lo que esta sucediendo. Més importante todavia: hemos de ayudar a quienes tienen capacidad para tomar importantes resolucio- 12 FRANCIS ANSCHAEFFER nes, para que se den cuenta, y reconozcan, las im- plicaciones de toda esta compleja problematica que, como raza humana, afrontamos todos. como cristia- nos debiéramos estar preparados para asumir el lide- rato en dar direccién al cambio cultural de nuestros dias. Si s6lo lo conseguimos escasamente, nuestra influencia en el mundo poscristiano seré igualmente escasa. Conscientemente, debiéramos preparar a la préxima generacién para las nuevas balallas que habrén de librarse. Con qué hemos de enfrentarnos, concretamente, en el campo del cambio tecnolégica? ;¥ qué clase de temética moral y religiosa suscita toda esta se- rie de nuevos desarrollos? Para contestar estas preguntas, me referiré a al- gunos articulos que han aparecido en la prensa ame- Tieana y cuyos ecos han repercutido también en los ‘mass-media de otros pafses, alcanzando asi al gran piblico. Empezaré con dos ejemplos, uno de los cua- les lo tomaré de la edicién del New York Times del 15 de marzo de 1971, el otro del ntimero de Newsweek. que aparecié un mes més tarde. Terminaré con una Teferencia al Time de septiembre de 1971. Un andli- sis atento de estos articulos, aparecides én el breve espacio de seis meses, nos’ dara lectura suficiente para comprobar el impacto de la bomba biologica, el control genético, y la manipulacién por medio de Ja quimica y la electrénica, 1 Monod: El azar y la necesidad imeras dos informaciones citadas centran su alengin en Jacques Monod, el bi6logo molecular francés que, juntamente con ‘otros dos cientificos galos, gan6 el premio Nobel en 1965 por haber de ubierto el mecanismo de replicacién del material genético y la manera como las células.sintentizan proteina. Su libro Le hazard et la nécessité, publica- do en Francia en 197, aleane6 gran éxito y el nem ‘bre de Jacques Monod acaparé la atencién de los periodisias, ya que —como informaba Newsweek— esta obra, inesperadamente, se convirtié en un best- Seller (libro de mayor venta) parisién, detrés sola mente de la traduccion francesa de la novela de Eric Segal Love Story. En marzo de 1971 se impri- rmieron 155,000 ejemplares. A finales del mismo afo faparecia la version inglesa Chance and Necessity. Pero, mucho antes de que el piblico de habla ingle- sa tuviera tna traduccién a su alcance, los medios e informacion ya habian ofrecido suficientes articu- fos restmiendo los puntos mas importantes del pen- samiento mas reciente de Monod. Uno de estos ar- ticulos fue escrito por John C. Hess y aparecié en el New York Times (15 de marzo de 1970, pagi- na 6: el otro en Newsweek (26 de abril de 1971), pagina 99.1 Eepata, lgunas publeacione han, reso igual mmtie Mstnenesée fas tele ptcpaes Se Monod ‘ 4 FRANCIS A. SCHAESFER El argumento de Monod en Chance and Necessity (El Azar y la Necesidad) es altamente sofisticado y se basa, en gran medida, en los datos relaciona- dos con la estructura molecular y la estructura de as células y, sobre todo, en los propios juicios que el autor hace de estos datos. Sin embargo, el caréc- ter de su Libro es mas filoséfico que cientifico. Mucho de Io que dice se basa no tanto en la investigacién cientifica como en las opiniones filoséficas de Mo- nod. A estas opiniones podriamos denominarlas pre- suposiciones. La revista Newsweek las resume asi: «Después de treinta afios de investigacio- nes en el campo de la bioguimica y la gené- tica, el atildado cientifico esté convencido de que la existencia humana es el producto de la colisién fortuita entre miniseulas par- ticulas de Acido nucleico y proteinas en la vasta “sopa prebiética". De hecho, Monod argumenta que toda vida surge de la inter- accién del puro azar —mutaciones imprevi- sibles— y la necesidad, o sea: la seleccién iniana.» Pero escuchemos lo que dice Monod mismo: (p. 180). 2Qué clase de valores, pues, escogera el hombre? 4Y'cémo podré hacer la eleccién? Una cosa esté clara: si el ser humano se contempla y se considera exactamente como Monod lo ve, entonces los valo- res pueden encontrarse en cualquier parte. Cualquier cosa puede convertirse en un valor. Todavia mAs, no existe razén que impida las modemas formas dé manipulacién con tal de conseguir ciertos fines ¢ imponer ciertos valores arbitrarios. Cuando Alfred E. Kinsey estudié la conducta sexual del hombre contemporéneo, el primer resultado que tuvo su in- forme fue el de sugerir que cualquiera que fuese la condueta promedia de las gentes de cualquier cul- tura, dicha conducta del hombre promedio era co- recta. En materia sexual ésta es la manera como Suecia opera hoy. Con los medios modernos para la acumulacién de datos, estas normas puramente sociolégicas son f4- cilmente practicables. Marshall McLuhan, por ejem- plo, enfatiza este hecho cuando afirma que ha lle- Bado el final de la democracia, que estamos viviendo en un pueblo global. Eventualmente, surgiran los grandes computadores que registrardn lo que la gen- te piensa y Io que la gente hace en un momento dado, y esto se convertiré en ley para todo el mundo. Existe solamente otra posibilidad manejable para obtener valores morales basados en una gran escala sociolégica: el desarrollo de una élite. Es en esta [RETORNO A LA LIBERTAD ¥ LA DIGNIDAD 9 Yireceién que parece ir el mismo Monod, al menos cece habla ‘del futuro del hombre. Segin Hess, ‘Monod declaré: «En mi opinién, el futuro de 1a Humani- dad va a ser decidido dentro de las dos préxi- mas generaciones y se nos plantean dos re- quisitos absolutos: Hemos de trabajar por ina sociedad con estabilidad estatal y hemos Ge ir a la destruccién de todos os arsenales rnucleares.> Monod explicé que por «sociedad con estabilidad estatal> él entendia una sociedad gobernada por