Está en la página 1de 19

Régimen Feudal en el

Medioevo

Luis Stolz MA
Régimen Feudal en el Medioevo
Régimen Feudal en el Medioevo. Tierra, propiedad privada y libertad.

Introducción.

      La presente lectura no es un resumen sobre lo que históricamente ya se


conoce sobre el régimen Feudal acaecido durante la Edad Media y que duró
un poco más de mil años: que fue un contrato entre nobles y vasallos para
procurar y brindarse protección mutua ante invasores foráneos; que la tierra
ha sido otorgada en propiedad a ambos y que los contratos feudales pierden
su validez o pueden ser heredables, entre otros cuestionamientos históricos
que justi caron su práctica.

        A partir de este conocimiento, sí haremos mención, sobre las


características que a través de la historia han sido observadas con respecto
al  feudalismo, sus orígenes, consolidación y decadencia y, al mismo tiempo,
la íntima relación que existió entre él, la propiedad privada y la libertad
además del desarrollo de las ciudades y el aparecimiento de nuevas clases
sociales en ellas. Por lo tanto, es necesario hacer una vinculación entre esos
tres aspectos y voltear la vista hacia las prácticas feudales en América a
partir de nales del siglo XV.

Feudo, feudalismo y vasallaje: de niciones y anotaciones importantes.

      La temática de políticas de suelo instauradas en el Medioevo[1] giran en


primer lugar, en torno al concepto de  feudo,  concebido como un contrato
entre dos partes que podían ser por un lado, soberanos y nobles, y, por otro,
nobles y campesinos. En esa negociación se concedían tierras en usufructo
vitalicio o heredadas de tal forma que, las partes en concordancia, se
obligaban a guardar delidad de vasallo[2] al donante, prestándole el servicio
militar y acudir a las reuniones judiciales y políticas que el señor <su señor>
convocaba.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
        En segundo lugar, estamos hablando de un sistema socio-económico
alrededor de la gura de feudo como unidad de composición básica de suelo.
Este sistema es conocido como  feudalismo[3]. Como estamos hablando de
relaciones entre personas dilucidando su protección mutua, la relación de
vasallaje quedó instituida como una conducta de sumisión.[4]

        Bajo el régimen de soberanos, señores y vasallos, la mayor parte de la


tierra pertenecía al soberano y todos los demás en la cadena
de  vasallaje[5]  la utilizaba condicionalmente para las labores agrícolas y de
 ganadería. Sin embargo, con el tiempo, la propiedad de la tierra pasaba de
una manera absoluta[6] a los señores feudales que en algunos casos
llegaron a ser mucho más poderosos incluso, que los mismos soberanos. En
la mayoría de los casos y según la práctica del feudalismo, el señor no estaba
obligado a extender o cumplir los acuerdos a los que hubiera llegado con su
vasallo o los descendientes de los mismos.[7] Pero tampoco el vasallo estaba
obligado a cumplir con su parte.[8]

Caída del Imperio Romano, invasiones bárbaras y feudalismo

      La caída del Imperio Romano (producida por el despilfarro de los bienes


del estado las guerras continuadas, intrigas entre gobernantes y diferentes
poderes, desorden político generalizado y un creciente aumento de la
población y otras causas; produjeron un caos en el sistema tradicional de
jerarquía de mando centralizado y vertical: emperador, senado, provincia,
ciudad y pueblo. En lugar de esto, surgió una clase de hombres poderosos,
con riquezas, tierras, ejércitos y vasallos que dividirían su territorio en
feudos, dando con esto, origen al feudalismo a nales del siglo V.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
        Al interior del territorio, la población romana exigía cada vez más altos
niveles de protección y seguridad. El pueblo se vio en la necesidad de
organizarse bajo sus propios medios y generar un sistema en donde  la
protección ciudadana  fuese el elemento prioritario[9]. En los tiempos del
auge del Imperio Romano, la gura del    patrocinio  caracterizaba la relación
entre dos hombres libres, uno de ellos ofrecía protección y el otro exigía
cumplimiento y respeto, mediante el  acto de la
encomendación.  Posteriormente, se generaron contratos escritos para
obligar al cumplimiento de los compromisos establecidos por ambas partes.
Es lógico suponer que la encomendación terminaría dándole forma al feudo
o cesión.

     En la Edad Media[10], Europa era un conglomerado de pueblos aislados y


armados, casi independientes. Ese aislamiento fue producto de la falta de
comunicaciones y caminos intransitables y a veces, ante la posibilidad del
aparecimiento de vándalos, se convertían en feudos infranqueables aislados.

     El desorden y la debilidad militar del Imperio Romano[11] fomentaron las


invasiones desde varios puntos de Europa: para comenzar, en el sur, los
musulmanes cada vez se estaban convirtiendo en una amenaza más que
latente. Y además, también estaban las estirpes del norte, centro y oriente
como los hunos, eslavos y mongoles, respectivamente. Los germanos y
vikingos desde las tierras del norte, saqueaban todo y obtenían muchos
esclavos que comerciaban con Oriente y eran una amenaza mucho mayor y
militarmente, desequilibrantes.

Europa se había convertido en un lugar inseguro para todos los habitantes de


la época. La dimensión de las inversiones militares era altísima incluso, para
los soberanos o señores feudales (nobles)  que habían comenzado a obtener
poder con el nuevo orden político.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
 Evolución, consolidación y decadencia del feudalismo.

     Los germanos se establecieron en la península itálica sobre el siglo V. No


tenían problemas de costos adicionales debido a que combatían a pie y
luchaban cuerpo a cuerpo, cosa que los hacía prescindir casi por completo
de la caballería Esta forma de combatir mermaría a la larga la capacidad de
reacción ofensiva de los cuerpos élites de combate del ejército romano.

     Basado en lo anterior, es importante recalcar que el  feudalismo  también


se convirtió, en parte, en una clara consecuencia de las políticas militares. La
guerra en Europa fue de carácter endémico y los germanos tampoco
pudieron soportar mucho tiempo los ataques continuados de mongoles,
hunos, eslavos y musulmanes. La guerra propició la aparición del feudalismo
y éste al mismo tiempo, no fue el responsable de la caída de los Imperios
Romano o Carolingio[12], sino todo lo contrario, la caída de estos imperios
propició el aparecimiento del nuevo sistema económico-político-social-
militar.

        Bajo la dirección de soberanos y señores, los vasallos pudieron


defenderse de sus enemigos y fueron estos resultados de autodefensa los
que propiciaron que reyes y nobles utilizaran este sistema para reforzar sus
esquemas monárquicos de dirección jerarquizada.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
        El  feudalismo  tuvo su madurez durante el siglo XI y se consolidó
fuertemente durante los siglos XII y XIII en todos los feudos que estaban
ubicados en la región del río Rhin y Loira. Esas zonas geográ cas estaban
bajo el dominio del ducado de Normandía.[13] Cuando a nales del siglo XI
los soberanos conquistaron territorios en el  sur de Italia, Sicilia e Inglaterra y
se tomaron territorios durante la primera Cruzada en tierra Santa, en todos
ellos, se establecieron instituciones feudales. España también adoptó el
feudalismo en el siglo XII así como: el sur de Francia, el norte de Italia y
Alemania. Europa central y oriental adoptaron el régimen feudal durante
cierto tiempo principalmente al “feudalizarse” el imperio Bizantino tras la
cuarta Cruzada.

        El feudalismo inicia su decadencia a nales del siglo XIII y se aceleró


durante los siglos XIV y XV. Contribuyen a esta decadencia el carácter cada
vez más urbano de las ciudades. Un nuevo orden económico se plantea para
la dinámica socio-comercial de las mismas y los vasallos aprovechan las
nuevas tendencias económicas en acuñados de moneda en metálico[14].
Ellos preferían pagar en metálico, ventaja que les conducía a la adquisición
de ejércitos más numerosos, mejor armados y entrenados para salvaguardar
sus feudos.

     Por otro lado, las guerras estaban mejor estructuradas en estrategia de


infantería y arquería (guerreros de a pie) que propiciaron, obviamente, una
reducción de costos militares con el “alquiler” de tropas profesionales mejor
armadas lo que hizo que, el sistema feudal, se estremeciera ante la
posibilidad del “no cumplimiento” de los compromisos originales entre
señores y vasallos.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
     El proceso de decadencia también fue acelerado por la urbanización de la
clase agrícola, es decir, un movimiento migratorio continuo del campo a la
ciudad. Estos movimientos migratorios provocaron que, al agotarse sus
tierras para esos nes, los campesinos migraran hacia los centros urbanos
buscando mejores y más estables condiciones de vida y de trabajo, al no
contar con una solución para resolver ese problema en el campo.

        La aparición de la propiedad privada fue acelerada también  por ese


proceso de urbanización de conversión de clase agrícola en burguesía. A
mediados del siglo XIV, se presenta la peste negra en Europa, que fue la
encargada de que muriera entre la tercera y la mitad de la población de
Europa de la época. Murió una gran cantidad de población agrícola y los
señores feudales se encontraron de repente, con una pérdida de obreros
signi cativa y sin quien hiciera los trabajos de tipo agrícola.

     Existieron eventos relacionados con el despojo y reasignación de tierras


por parte de reyes, principalmente en Francia e Inglaterra que también
crearon reacciones contra el régimen feudal. El mejor ejemplo es el de
Guillermo el Conquistador, que instauró la primera gran monarquía europea
tras acceder al trono en Inglaterra en 1066. Una sexta parte de Inglaterra
quedó como activo de la corona, la mitad del país en feudos repartidos a sus
vasallos directos, los barones normandos, un cuarto a la iglesia y el resto, se
lo dividieron los anglosajones.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
Propiedad Privada y feudalismo.
        La propiedad privada como concepto, es antigua. Platón y Aristóteles
enfocaron las primeras argumentaciones losó cas al respecto de ella
enseñando que la  propiedad,  por naturaleza, debe pertenecer al hombre
como un derecho legítimo.[15] Después de la muerte de ellos, la escuela
estoica apareció e introdujo algunas reformulaciones teóricas para
desarrollar el concepto de La Ley Natural[16]. Esta reformulación fue
aceptada primero, por los juristas del Imperio Romano que introdujeron el
concepto de propiedad privada aplicada a esclavos y bienes raíces y por los
señores feudales, posteriormente.

     Existieron posiciones encontradas con respecto a la propiedad privada y


los feudos. Ya para el siglo XIV en Francia, Felipe IV giró instrucciones para
que se cobrara un impuesto territorial al clero basado en la cantidad de tierra
que poseían y todo eso, para poder nanciar su guerra contra Inglaterra. Los
teólogos franceses vieron un peligro a futuro sobre las propiedades de la
Iglesia y para evitar que fueran con scadas, introdujeron el concepto de que
la propiedad es un derecho inalienable para todos. En los siglos XV y XVI
Santo Tomás Moro pensó que la tenencia de tierra y posesiones era
totalmente cuestionable puesto que eran el origen de todos los problemas.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
     Durante el auge del feudalismo en el siglo XII, los vikingos y germanos sí
reconocían la propiedad privada tanto para hombres y para las mujeres
campesinas quienes de hecho y gradualmente, adquirieron derechos
hereditarios sobre la tierra que cultivaban. Para darle mayor fortaleza a estos
hechos, Enrique II, rey de Inglaterra creó el sco y la cancillería que
comenzarían a delinear una incipiente administración pública del Estado[17].
Este accionar del soberano, haría reaccionar a la nobleza feudal inglesa que
impuso por la fuerza al rey Juan sin Tierra y lo hizo rmar la histórica Carta
Magna en 1215. Este documento imponía limitaciones al rey quien debía
sujetarse a las leyes territoriales y otorgaba a los barones y señores feudales
la facultad de tomar decisiones a través de un Gran Concejo. Esto limitaba el
accionar real en cuanto a impuestos si éstos no tenían la aceptación y visto
bueno de los señores feudales. Cincuenta años después ese Gran Concejo
pasó a llamarse Parlamento.

                  Una visión diferente se promueve desde el análisis del desarrollo y


crecimiento urbano de las ciudades europeas que se encontraban en
decadencia desde los siglos V al VIII. Es probable que esa decadencia haya
sido provocada por factores externos diferentes al desenvolvimiento de las
ciudades y lo que originalmente se creía: que había sido provocada por las
invasiones de los bárbaros más que por la interrupción del comercio debido
a la conquista del Mediterráneo por los musulmanes durante esa misma
época. Muchos historiadores no están de acuerdo con esto y creen que
fueron factores al interior de las ciudades europeas las que causaron esa
decadencia.[18]

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
     Dos siglos después, sobre el siglo X, las ciudades tenían un nuevo orden y
se habían convertido en prósperos centros de comercio, industria y cultura.
Ese juego de pesos y contrapesos con respecto a la visión del futuro del 
régimen feudal es interesante. Primero, como ejemplo de esa prosperidad,
están Venecia y Génova que se bene ciaron del renacido intercambio
comercial con el Oriente. El comercio en las ciudades emergió con
mercaderes y vendedores ambulantes y otros integrantes de las clases bajas
que no encontraban un futuro alentador en un campo estructurado por
normas feudales y que estaba centrado estrictamente en la agricultura y la
ganadería. Segundo, las ciudades proponían algo más, diferente y bajo
regímenes de pago diferentes: No rendir pleitesía al señor feudal y podían
nanciarse nuevos modelos de protección personal pagaderos en metálico,
tal y como se revisó en párrafos anteriores. Además, las aspiraciones de 
autogobierno  que  se respiraba entre los habitantes y nuevas clases sociales
en las ciudades medievales eran tan fuertes que los condujo a negociaciones
con los soberanos y señores feudales en cuanto a este tema y salir
bene ciados[19].

     Para lograr ese autogobierno, la primera clase media de la historia, tuvo
que negociar y lograr que tanto los señores feudales como los monarcas
comprendieran las necesidades de autogobierno y crear sus propios medios
de administrar justicia y al nal de cuentas, validar por la vía real o feudal los
contratos comerciales que establecían con otras regiones. Esos derechos
obtenidos, parecieran ser los fundamentos de los derechos civiles modernos
al estilo de la  Polis  griega[20]. El punto fundamental de estas
argumentaciones es que, los ciudadanos y habitantes de estas ciudades eran
hombres libres.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
 Libertad y feudalismo

     Fue durante el siglo XI que las ciudades empezaron a rebelarse para poder
conseguir su  autogobierno  unas veces por la fuerza y otras con la ayuda de
las cortes para poder obtener grandes concesiones de los señores feudales.
Las primeras ciudades europeas en conseguir estas libertades fueron un
grupo de ciudades en el sur de Italia y un poco más tarde en Lombardía.
Todos los hombres en estas ciudades eran libres y los funcionarios de
gobierno, fungían por un tiempo limitado. Según Pipes, la noción de
ciudadanía[21] común, que fue practicada y forjada en la antigua Atenas
resurgió “en los enclaves urbanos localizados dentro de una sociedad feudal
altamente estrati cada”

        A medida que fue pasando el tiempo (siglos X al XII) los ciudadanos


lograron constituirse en una especie de “tercer Estado” junto al clero y la
nobleza. Esta posición social fue ganada debido a la acumulación de las
riquezas que servía para nanciar campañas reales de guerras o Cruzadas.
Con esto, la nueva clase media europea, logró conseguir voz y voto en las
sesiones legislativas como pasó en Inglaterra y Francia hacia el año 1300.

     De acuerdo con Pipes, fue en la ciudades medievales en donde los bienes
raíces alcanzaron su mayor precio y adquirieron las características de una
mercancía libre de cargas e imposiciones. Los propietarios de viviendas que
se utilizaban como residencias y locales comerciales, poseyeron en su
“totalidad la tierra sobre la que estaban construidas sus casas y podían
disponer de ellas según su voluntad”.

     De acuerdo con Pipes, las libertades obtenidas por los ciudadanos fueron
las siguientes:

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
1.   Libertades políticas (derecho a autogobernarse)

2.   Libertades personales (libertad para casarse sin pedir permiso, exención


de obligaciones feudales, libertad para hacer testamentos, etc.

3.      Libertades económicas (de alojamiento y exención de impuestos


externos)

4.      Libertades legales (derecho de los ciudadanos a ser juzgados con un


proceso justo y no realizar servicios obligatorios)

     Tomando en cuenta lo logrado por las ciudades dentro de una sociedad
feudal en términos de libertades, economía y desarrollo social, es difícil no
pensar que la democracia moderna se originó en esos pueblos medievales
inmersos dentro de una sociedad agraria. Los habitantes <ciudadanos>
tenían libertades sustentadas en los derechos y esas instituciones fueron
únicas en Europa. Fuera de estos escenarios, no había ciudades en el sentido
de una comunidad unitaria durante la época comprendida entre los siglos IX
al XIV.

     El panorama para las libertades adquiridas en los siglos anteriores al siglo
XV se vería ensombrecido por el  absolutismo  de los siguientes dos cientos
años que no permitía la autorregulación urbana.

¿Qué heredamos los americanos de la España feudal?

     La conformación de la propiedad privada en América fue una escisión del


proyecto feudal español de los siglos XV y XVI. La monarquía de la época en
España fue incapaz de nanciar campañas de colonización fuera del
continente europeo lo que condujo a “otorgar privilegios a “empresarios
independientes” que se aventuraban por su cuenta a incursionar en
América”[22]

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
     En América, los nuevos colonizadores se adueñaron de las mejores tierras
en localización <vivienda> y medios de producción <agrícola y extracción de
metales preciosos) Según Stolz, citando a Francis: “el seguimiento dado a las
políticas de repartimiento de tierras se realizaba siguiendo los patrones
establecidos por la autoridad papal a favor de la Monarquía Española para
los nuevos territorios conquistados”[23]-[24]

     No se estableció una condición de vasallaje tipo europeo en América. Las


condiciones de los habitantes de la tierra conquistada eran muy diferentes a
las de los europeos conquistados de los siglos anteriores en Europa. Difícil de
comparar.

Anotaciones nales. 

     Durante el Imperio Romano, el ejército era poderoso y las ciudades, así
como también las zonas agrícolas, estaban salvo guardadas. Los años de
pleitos e intrigas internas entre gobernantes y gobernados, los despilfarros y
la falta de plani cación hicieron de los romanos, blancos “fáciles” para la
conquista de sus territorios por parte de los bárbaros del norte: germanos,
vikingos, hunos y eslavos que con el tiempo, fusionaron aspectos culturales
con los conquistados.

     Esa característica de invasión sin límite de los pueblos bárbaros hizo que
los habitantes de los territorios europeos mediterráneos buscaran una
manera adecuada de brindarse seguridad mutua. Se estableció una especie
de contrato y se creó el feudalismo, con una relación de vasallaje entre una
de las partes. La base es el feudo, la unidad de tierra básica.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
     La época feudal, que corre paralela a la Edad Media a partir del siglo V y
terminando sobre el siglo XV, de nió un sistema político-social-económico-
militar que predominó con ciertos matices territoriales (de personas,
dialectos y cultivos) que implementaron la mayoría de los países europeos
con monarquías ya instituidas: Francia. Alemania. Inglaterra y España.

        En el siglo XIV, la peste negra, que acabó con una gran cantidad de
campesinos europeos entre otros factores, condujo a los campesinos buscar
nuevos derroteros en las ciudades, con nuevos o cios y mejores formas de
pago en metal y mejores posibilidades de protección ante las invasiones y los
vándalos.

     Las ciudades comenzaron su renacimiento económico a partir del siglo XV.
Se crearon las clases media europeas, que recuperaron su nivel económico
gracias a los nuevos intercambios comerciales con Oriente (telas y metales
preciosos) que les permitió pagar por mejores condiciones de seguridad que
los alejaba del contrato feudal tradicional en condiciones de vasallaje.

     El concepto de propiedad privada es muy antiguo. Se dio desde los griegos
hasta nuestros días. Los monarcas heredaban los territorios feudales a sus
vasallos y éstos a los campesinos, se establecía una condición de propiedad
que se dio por natural. En las ciudades, la tierra se convirtió en un elemento
de intercambio de nido, una nueva mercadería. El régimen feudal comenzó a
decaer.

     Las ciudades tomaron importancia. Los habitantes comenzaron a pensar


en nuevas formas de autogobernarse y consiguieron sus derechos a hacerlo
principalmente partiendo de las ideas propuestas en la Carta Magna de 1215.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
     Las condiciones de feudalismo para América fueron diferentes. No tenía la
versatilidad del feudalismo alemán de la zona del Rhin o de los ingleses. La
tierra en América fue repartida a “señores” que estaban dispuestos a
nanciar los viajes antes las empresas americanas. A pesar que las ciudades
de América Latina fueron fundadas la mayoría durante el siglo XVI, no se
volcaron en su administración en un sistema feudal ortodoxo.

Bibliografías y fuentes consultadas.

  chib, Karl & Hubschmid, Hans. (1968). Historia Universal. Editorial


S
Losada. Buenos Aires.
 Pipes, Richard. (1999). Propiedad y Libertad. Fondo de Cultura
Económica. Buenos Aires.
 Stolz España, Luis Ernesto. (2009). Tesis: Mecanismos de Recuperación
de Plusvalías para Financiamiento de Infraestructura Urbana en la
Ciudad de Guatemala”. Universidad Rafael Landívar. Imprenta Gora.
 Real Academia Española de la Lengua. Diccionario en versión electrónica.
buscon.rae.es/draeI/
 Ilustraciones del tema de la Edad Media: www.librosvivos.net
 Pirenne, Jacques. (1972). Historia Universal, volúmenes II y III, Editorial
Éxito, S.A., Barcelona.
 Notas:

[1] Período de tiempo transcurrido entre el siglo V y el siglo XV D.N.E.

[2] Del DRAE: “Vasallos: Del celta *vassallos, semejante a un servidor, der. del
galo  vassos, servidor; cf. b. lat.  vassallus  y galés  gwas, mozo, muchacho).
Recuperado electrónicamente el 9 de abril de 2010.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
[3] Sistema de políticas de suelo instituido en Europa Occidental al caer el
Imperio Romano a partir del siglo V.

[4]  Del DRAE: “Vasallaje: Vínculo de dependencia y delidad que una persona
tenía respecto de otra, contraído mediante ceremonias especiales, como
besar la mano el vasallo al que iba a ser su señor. Recuperado
electrónicamente el 9 de abril de 2010.”

[5] No existía una relación directa entre el soberano y los campesinos. La


capa intermedia, el noble señor, fue necesaria para mantener el equilibrio,
entre soberano y gobernados. Nota del autor.

[6] Pipes, Richard: “En la antigua Roma, sólo la tierra que se encontraba en la
península itálica, la llamada ager Romanus, podía tenerse como propiedad
absoluta (conocida como propiedad quiritaria) y solo la podían poseer los
ciudadanos romanos…Podemos deducir que en Roma, la propiedad,
concentrada en las manos del cabeza de familia o pater familias, antecedió al
gobierno”

[7] Pipes, Richard. (1999). Propiedad y Libertad. Dos conceptos inseparables a


lo largo de la historia. Fondo de Cultura Económica. México, D.F.

[8] Pipes, Richard: “La obligación recíproca entre sujetos privados adquirió
con el tiempo una dimensión pública y proporcionó las bases del gobierno
constitucional en Europa y en los países colonizados por los europeos…”

[9] Siglos VI al VIII.

[10] Siglos V al XV.

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
[11] El ejército romano se había reducido en número, debido a los continuos
enfrentamientos con los germanos que poco a poco estaban abarcando cada
vez una mayor cantidad de territorio. Se presentaron las hambrunas ante la
imposibilidad de los feudos de manejar los ya ausentes excedentes de la
producción agrícola. Nota del autor.

[12] El imperio Carolingio fracasó porque tenía concentrado el poder en una


sola persona y no contaba con instituciones políticas su cientemente
desarrolladas. La caída de estos dos imperios (romano en el siglo V y
carolingio siglo IX propició una visión de anarquía sobre Europa y fue el
régimen feudal, con sus relaciones entre señores y vasallos, aprovechando
sus tintes de mutua protección, lo que devolvió cierta estabilidad a las
regiones europeas durante las invasiones de tribus bárbaras. Nota del autor.

[13] Schib, Karl. (1968). Historia Universal. Editorial Losada, S.A. Argentina.

[14] Schib: “Scutagium” o “tasas por escudos”.

[15] Stolz España, Luis Ernesto. (2009). Mecanismos de Recuperación de


Plusvalías para nanciamiento de infraestructura urbana en la Ciudad de
Guatemala. Universidad Rafael Landívar. Imprenta Gora. Ciudad de
Guatemala.

[16] Con base en Stolz, Luis citando a Santo Tomás de Aquino en Suma
Teológica: “En la etapa previa a la Edad Media la iglesia cristiana primitiva
aceptó la propiedad privada como un hecho “natural” de la vida y las
pertenencias se consideraban algo maligno en el caso de ser usadas
egoístamente.”

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
[17] La cancillería se ocupaba de las leyes y de las transacciones reales y el
sco, de la distribución y administración del Erario público. No eran cargos
hereditarios sino, rotativos y asalariados lo que los hacía depender
directamente del rey. Se limitaba la corrupción y el trá co de in uencias.
Nota del autor.

[18] Henri Pirenne, medievalista belga citado por Richard Pipes en Propiedad
y Libertad. Y siguiendo con las argumentaciones de Pirenne, lo que sí es claro
es que las ciudades europeas durante 5 ó 6 siglos posteriores a la caída del
Imperio Romano, se convirtieron en verdaderas fortalezas que protegían a
los residentes de guerras y vándalos, pero cuya actividad económica para el
crecimiento de la ciudad era muy poca.

[19] Pipes: Una de las primeras ciudades medievales en adquirir el derecho al


autogobierno fue la ciudad sajona de Magdeburgo a nales del siglo X. “Sus
leyes compiladas a nales del siglo XIII, de nían la independencia como
“libertad natural del hombre a hacer lo que quiera, a menos que esté
prohibido por la fuerza o por la ley”.

[20] Según Pipes: “La Carta Magna de 1215 se considera como la piedra
angular de la libertad moderna, pero algunos investigadores
contemporáneos la ven más bien como una réplica de los primeros derechos
adquiridos por los habitantes urbanos. En realidad, la insistencia de los
barones fue la razón por la que el rey reconoció en la Carta Magna, las
libertades de Londres y de otros pueblos del reino”.

[21] Tal y como lo indica su etimología, la palabra “citizen” <ciudadano>


proviene del francés    y  originalmente solo se aplicaba a los habitantes
urbanos. Nota del autor.</ciudadano>

Régimen Feudal en el Medioevo


Régimen Feudal en el Medioevo
[22] Stolz, Luis. (2009). Tesis de Mecanismos de Recuperación de Plusvalías
para nanciamiento de infraestructura urbana en la Ciudad de Guatemala”.
Universidad Rafael Landívar.

[23] El territorio asignado a España por autoridad papal –Alejandro VI- fue
resuelto en el Tratado de Tordesillas: España al norte de la línea imaginaria
en un punto al occidente de las islas Azores y Cabo Verde, Portugal al Sur. 
Polo S., Francis (1988).

[24] Se debe tomar en cuenta que algunas de las capitales de América Latina
fueron fundadas en el siglo XVI: La Habana, Panamá y Guatemala en 1524,
Quito en 1534, Lima en 1535, Buenos Aires en 1536, Asunción en 1537,
Bogotá en 1538, Caracas en 1567. Lo que condujo a una paulatina
introducción de la concepción de feudos europeos a medida que la
urbanización avanzaba.

(25) fotografía de portada tomada de taringa.net

Régimen Feudal en el Medioevo

También podría gustarte