Está en la página 1de 2

Tema: La mordedura de la víbora

Texto: Estando ya a salvo, supimos que la isla se llamaba Malta. 2 Y los naturales nos trataron con
no poca humanidad; porque encendiendo un fuego, nos recibieron a todos, a causa de la lluvia
que caía, y del frío. 3 Entonces, habiendo recogido Pablo algunas ramas secas, las echó al fuego; y
una víbora, huyendo del calor, se le prendió en la mano. 4 Cuando los naturales vieron la víbora
colgando de su mano, se decían unos a otros: Ciertamente este hombre es homicida, a quien,
escapado del mar, la justicia no deja vivir. 5 Pero él, sacudiendo la víbora en el fuego, ningún daño
padeció. 6 Ellos estaban esperando que él se hinchase, o cayese muerto de repente; mas habiendo
esperado mucho, y viendo que ningún mal le venía, cambiaron de parecer y dijeron que era un
dios.

Nuestro tema enfatiza la mordedura de la víbora al recordar la experiencia de Pablo


referida en el texto que leímos. Ahí dice que “una víbora, huyendo del calor, se le prendió en la
mano”, pero la traducción de la Biblia al lenguaje actual dice: “una serpiente salió huyendo del
fuego y le mordió la mano a Pablo”.

Sig. de mordedura: “Acción de morder, especialmente cuando se clavan los dientes de un animal
sobre la carne de una persona u otro animal”.

Esta experiencia sufrida por Pablo nos da las siguientes lecciones, que pueden ser aplicadas a la
vida actual.

1.- La primera lección que podemos extraer es, que la experiencia de la mordedura de la serpiente
fue algo que el apóstol sufrió repentinamente.

2.- La segunda lección que podemos extraer es que la reacción que tomó el apóstol ante la
mordedura de la Víbora, Fue muy diferente la reacción de los nativos de la isla de Malta.

Estos al ver a Pablo mordido por la víbora reaccionaron de la siguiente manera: . Vr.6 “Ellos
estaban esperando que él se hinchase, o cayese muerto de repente; mas habiendo esperado
mucho…

También juzgaron al apóstol: Vr. 4 “Cuando los naturales vieron la víbora colgando de su mano, se
decían unos a otros: Ciertamente este hombre es homicida, a quien, escapado del mar, la justicia
no deja vivir”.

Sin embargo, Pablo reaccionó sacudiendo a la víbora en el fuego.

3.- La Tercera lección que podemos extraer es que aquella experiencia de la mordedura de la
víbora fue una llave para abrir puertas a la predicación y a lo sobrenatural en aquella isla.

Al ver a Pablo sano los nativos cambiaron de opinión: dijeron que era un dios.

7 En aquellos lugares había propiedades del hombre principal de la isla, llamado Publio, quien nos
recibió y hospedó solícitamente tres días. 8 Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama,
enfermo de fiebre y de disentería; y entró Pablo a verle, y después de haber orado, le impuso las
manos, y le sanó. 9 Hecho esto, también los otros que en la isla tenían enfermedades, venían, y
eran sanados; 10 los cuales también nos honraron con muchas atenciones; y cuando zarpamos,
nos cargaron de las cosas necesarias.
Podemos observar que después de la experiencia de la mordedura de la serpiente Dios inicio un
movimiento poderoso en aquella lejana isla.

Aplicaciones:

La víbora o la serpiente también tiene un uso figurado:

Al principio fue el instrumento de tentación: “Pero la serpiente era astuta, más que todos los
animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha
dicho: ¿No comáis de todo árbol del huerto?”

Pablo habla de las personas maliciosas y dice que: Veneno de áspides hay debajo de sus labios;
Rom. 3:13

Juan el Bautista llamo a algunos de su tiempo generación de víboras: Mateo 3:7 Al ver él que
muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: !!Generación de víboras!
¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?

También Jesús: ¡¡Mateo 12:34 !!Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo
malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca.

Al diablo también se le llama la serpiente antigua: Ap. 12:9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la
serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la
tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

La mordedura de estas clase de víboras puede venir repentinamente.

Cómo reaccionamos?

Hay que entender que después de un terrible ataque pueden venir tiempos de oportunidades.

También podría gustarte