Está en la página 1de 4

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN


UNIVERSITARIA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA
UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA
PROGRAMA DE FORMACION DE GRADO ESTUDIOS JURÍDICOS
PFG: ACOMPAÑAMIENTO DE PROYECTO 2

ENSAYO DE LA VERDAD Y LAS


FORMAS JUIDICAS
POR Michel Foucault

OSCAR MARTINEZ C.I. 14.440.390

Ciudad Guayana, Noviembre 2020.


LA VERDAD Y LAS FORMAS JURÍDICAS

MICHEL FOUCAULT

“La verdad y las formas jurídicas”, reúne cinco conferencias pronunciadas por, el
psicólogo, teórico social y filósofo francés, Michel Foucault en la Universidad Católica
de Río de Janeiro en mayo de 1973. El propósito de las conferencias, es demostrar que
las condiciones políticas y económicas de existencia no son un velo o un obstáculo para
el sujeto de conocimiento, sino aquello a través de lo cual se forman los sujetos de
conocimiento y, por tanto, las relaciones de verdad. Para lo anterior, Foucault parte de
la concepción del conocimiento de Nietzsche, para componer una genealogía del poder
y las formas jurídicas.

En la primera y en la segunda conferencia, Foucault exploró la teoría del conocimiento


y manifestó que el mito de Edipo en la Grecia arcaica; se ha mantenido en la tradición
culta gracias al interés que ha suscitado no sólo entre estudiosos de las lenguas y
literaturas clásicas, sino también, y sobre todo, gracias las teorías que los
psicólogos desarrollaron sobre el complejo de Edipo. Este relato pertenece a un
tipo que tuvo bastante difusión durante la Edad Media y perduró en la tradición
oral europea por lo menos hasta más allá del primer tercio del siglo XX, aunque su
estudio, a mi parecer, no ha sido tenido en cuenta en la inmensa mayoría de los
análisis que se han hecho.

La explicación de lo irracional motivó gran parte de la investigación de los iniciadores


de la folklorista. Los elementos que no tenían sentido, ya fuera en las costumbres y
ceremonias como en los relatos, debían presentar un reto al investigador que
indefectiblemente buscaba un significado en el pasado, por lo general, el más remoto. El
mito de Edipo no podía pasar inadvertido; a partir del siglo XIX y todo a lo largo del
siglo XX, se fueron sucediendo diversas y variopintas interpretaciones a este mito, que
van desde las alegóricas de la escuela de la mitología comparada hasta las complejas
explicaciones psicológicas de los psicoanalistas, además del histórico filológicas.

En la tercera conferencia, el autor muestra la evolución de la concepción griega a la


noción feudal, además los mecanismos y efectos de la estatización del poder en el
medioevo.
La noción de poder se comporta más bien de manera mutable, complejizada, móvil e
inestable. Este conjunto de variaciones y complejizarían del poder irían, a su vez, en
correspondencia de las propias mutaciones y alteraciones de su pensamiento. De este
modo, nuestra hipótesis de trabajo puede ser expuesta así: a) En la obra de Foucault
habría tres distintas comprensiones del poder, cada una de las cuales se corresponde con
un movimiento o tiempo de su pensamiento. Existirían tres concepciones del poder en
Foucault. Al menos, dos comprensiones de poder relativamente nítidas o asentadas, y
una tercera, esbozada, no lo suficientemente prístina ni culminada. La primera, asociada
a un eventual momento arqueológico. La segunda, asociada a un tiempo sindicado como
genealógico. La tercera comprensión que parece constituir un desplazamiento
inconcluso, correspondiente al momento de la ética y estética de la subjetividad

En la cuarta conferencia, en la cual se enfocará este texto, el filósofo se enfocó en el


desarrollo de la ley penal en los siglos XVIII y XIX. Por último, expuso los rasgos del
panoptismo y la consolidación de la sociedad moderna.

Las condiciones políticas y económicas de existencia no son un velo o un obstáculo para


el sujeto de conocimiento, sino aquello a través de lo cual se forman los sujetos de
conocimiento y, por tanto, las relaciones de verdad.

A finales del siglo XVIII en Francia, Beccaria, Bentham y Brissot se encargaron de


componer junto con los legisladores de la época los principios elementales en el código
penal. A partir de estas definiciones, cambia el concepto de criminal y su trato, se
empieza a hablar de restitución del daño y de exclusión. Por lo anterior, se crean
proyectos, uno de los más simbólicos fue el de la prisión, una estructura especifica de
encierro, basado en el panoptismo, lo que es la la combinación de tres elementos: la
vigilancia, el control y la corrección. Este nuevo poder se fundó sobre mecanismos
disciplinarios de control y administración de los cuerpos, de las capacidades y de las
intenciones. Así se producen nuevas formas de saber y de cómo saber, nuevas formas de
actuar y de cómo actuar.

El panóptico en sí es una forma de estructura arquitectónica diseñada para cárceles y


prisiones. Dicha estructura suponía una disposición circular de las celdas en torno a un
punto central, sin comunicación entre ellas y pudiendo ser el recluso observado desde el
exterior. En el centro de la estructura se alzaría una torre de vigilancia donde una única
persona podía visualizar todas las celdas, siendo capaz de controlar el comportamiento
de todos los reclusos.

Éstos, sin embargo, no podían ser nunca conscientes de si eran vigilados o no, dado que
dicha torre estaba construida de forma que desde fuera era vista como opaca, no
sabiendo donde estaba o que hacia el vigilante. Así, el recluso podía estar siendo
vigilado a cada momento, habiendo de controlar su comportamiento con el fin de no ser
castigado.