Está en la página 1de 3

Capítulo 4.

-La política
La política aparece como una lucha por el poder público entre gobernantes y
gobernados. En su acepción histórica la política es la actividad que tiene por
objeto regular y coordinar la vida social, por medio de una función de orden,
defensa y justicia, que mantenga la cohesión y la superación del grupo. El poder y
el derecho son elementos esenciales para la creación de un orden o poder político
que supere las luchas sociales y permita realizar los fines de una comunidad. La
política aparece como una actividad necesaria y constructiva dirigida a mantener
el orden y la convivencia, construyendo instituciones y principios relacionados con
el gobierno de los hombres.
Se puede considerar que la política no es en sí una lucha por el poder, sino una
lucha por el poder con el fin totalmente determinado de conseguir un orden de vida
en común relativamente duradero y gobernar con él. Pero un orden duradero sólo
es posible si los subordinados se ensamblan, porque queda satisfecha una
mínima medida de su sentimiento en favor del derecho. La política es el dominio,
la esfera de los interés públicos administrados y representados por el Estado. La
política es la acción elativa a este dominio, la dirección del grupo político, la
influencia que se ejerce sobre esta dirección. Comprende así este último término
la dirección de la cosa pública así como la competencia entre los grupos que
pretenden aportar soluciones a las cuestiones solicitadas en la sociedad.
Los modos de proceder en la actividad política de los grupos humanos es lo que
elaboró las formas políticas rudimentarias y primitivas y luego la suprema
culminación política que es el Estado. El Estado es una obra artificial de la
sociedad construida para su servicio. Cualesquiera que sean sus deficiencias,
aspira, a pesar de la indolente pereza social, al perfeccionamiento de las
instituciones democráticas en las que las naciones civilizadas cifran sus mejores
esperanzas. La política es además una actividad social que tiene por objeto
investigar los medios de que se vale el Estado para alcanzar determinados fines.
La política teórica o conocimiento explicativo del estado investiga la conducta
política de los hombres, es decir, aquellas actividades o comportamientos que
influyen en el desarrollo del Estado, contrastando con la llamada política practica
que es la actividad encaminada a realizar los fines del Estado. La política se
refiere al poder y solo existe en todas las sociedades cuando hay contradicciones
sobre el poder. La política en su más elevada concepción es una actividad
necesaria en la que coinciden todos los aspectos de la vida social y por qué a
través de ella los pueblos enfrentan a sus problemas y preparan el futuro.

La política tiene dos aspectos principales, el dinámico y el estático. En su aspecto


dinámico la política es una actividad propia de los seres humanos que integra el
cuerpo electoral, la opinión pública u otras instituciones. Es una actividad
ordenadora e integradora del orden político. En su aspecto estático la política
puede ser constructiva y desembocar en creaciones jurídicas, leyes, instituciones,
órganos que estructuran la vida social, la encauzan y se proponen la realización
de elevados fines sociales.
La palabra política viene del ¨Polis”, la ciudad-estado griega, que es una pequeña
forma política de convivencia de diversas familias en que se desenvolvía la vida de
las comunidades de la Hélade, bajo un régimen de autosuficiencia y autarquía.
Par evitar contradicción es precioso distinguir entre los términos realidad social y
realidad política. El factor determinante de la vida social es el principio de la
sociabilidad humana. La vida social origina numerosos fenómenos entre ellos el
factor político. Un acto social es político cuando se le matiza con una especial
modalidad, su referencia al Estado o su participación en la lucha por el poder
político. Sociedad y Estado guardan una estrecha relación pero son conceptos que
deben diferenciarse. El Estado es una parte importante de la sociedad pero no la
comprende en su totalidad. Cuando se dice que México ha firmado un Tratado se
refiere al Estado Mexicano pero cuando se afirma que México tiene un bajo nivel
de vida no se puede más que hacer referencia a la sociedad mexicana. El Estado
presenta grandes defectos e imperfecciones pero debe subsistir, porque a pesar
de ser una creación artificial de la sociedad, fue indicado para servirla y para
atender aquellos problemas que la propia sociedad se declaró incapaz para
solucionarlos. El Estado puede y debe ser superado por que ese orden será cada
día más necesario para la vida social. Destruirlo equivaldría volver al caos y a la
vida desorganizada que se explica en los pequeños y dispersos grupos de las
sociedades primitivas.
Los actos de nuestra vida cotidiana se van matizando por la finalidad y propósito
que persiguen, luchar por el poder público, votar en una elección o asistir a una
manifestación o mitin u ocupar un puesto público son actos políticos. El acto
político es un acto que se relaciona directamente con el mantenimiento del poder,
es un acto encaminado a asegurar el orden directoral de la vida social. No todos
los actos sociales pueden ser considerados como políticos, tienen este calificativo
solo aquellos que se relacionan con el Estado o son el resultado de una lucha o
antagonismo social. La política es una actividad encaminada a la constitución,
desarrollo y funcionamiento del poder público. Ella origina la doble relación de
gobernantes y gobernados, es un proceso de mando y obediencia. Esta actividad
o acción política se traduce en la realización de actos y hechos políticos y los
actos materiales que se relacionan con los mismos. Toda esta actividad debe ser
vinculada al ejercicio del poder.
La política como arte es la habilidad para elegir entre varios inconvenientes, salvar
con decoro una situación o para transigir con inteligencia cuando las
circunstancias así lo exijan o para imponer una política transitoria de fuerza para
salvar situaciones irregulares.
Bibliografía
Serra Rojas, A. (2019). Ciencia Política . Ciudad de México : Porrúa.

También podría gustarte