Está en la página 1de 3

Isa 8:13  A Jehová de los ejércitos, a él

santificad; sea él vuestro temor, y él sea


vuestro miedo.

Hermanos, preparen sus vidas, sus casas,


preparen sus hogares, no debemos temer al
enemigo pero sí debemos tener temor de Dios.
Santifiquen sus casas, sus familias, es la única
forma de no darle lugar y autoridad al enemigo.
Es nuestra responsabilidad es vivir una vida
santa para Dios, glorificar al Señor, debemos
de poner en orden en nuestros hogares,
honremos a Dios en nuestras vidas, en nuestra
familia, en la educación de los padres a los
hijos. Recordemos la palabra de reprensión tan
fuerte que Dios le dio a Elí. 

 1ª Sm 3:13 “Le dije a Elí que castigaría a su


familia para siempre porque Elí sabía que
sus hijos estaban diciendo y haciendo lo
malo contra Dios, y no los corrigió.”

 Hermanos a Jehová de los ejércitos a Él


santificad
El señor hoy nos dice que ante los ataques del
enemigo levantemos  altares de adoración a
Dios en nuestros hogares, en el empleo con la
familia ,el temor a Dios no es el miedo como se
muestra en el mundo la gente en el mundo
tiene miedo pánico no este temor es
reverencia, obediencia y respeto a nuestro
Dios.

¿Qué quiere decir vivir con temor de Dios?


Quiere decir que deberíamos de temblar ante la
idea de pecar contra él, ante la idea de
ofenderle, pues sólo Dios tiene la potestad de
darnos salvación.
Vivir con temor de Dios significa que cuidemos
lo que vemos en la televisión, internet, etc..
Hermanos nos falta temor de Dios  cuando
vamos a lugares que no debemos ir pues son
lugares de pecado, nos falta temor de Dios
cuando dejamos que de nuestras bocas salgan
palabras obscenas o vulgares. Nos falta temor
de Dios cuando permitimos participamos en
cosas paganas cuando hablamos mal de
nuestros pastores o nuestros hermanos en la
fe, nos falta temor de Dios cuando dejamos a
Dios en último lugar, y no le damos nuestro
tiempo y devoción.
Cuidemos nuestras vidas, cuide su matrimonio,
cuide sus hijos. A Dios a el solo adoraremos
yna el solo serviremos no al halowi que nos
lleva a la misma muerte.
El temor de Dios no es otra cosa que la
obediencia a Él. La Palabra nos dice en
SANTIAGO_4:7  Someteos pues a Dios;
resistid al diablo, y huirá de vosotros.
Sujetémonos a Dios, hagamos su voluntad y
enseñen a sus hijos a hacer la voluntad de
Dios… y el diablo huirá…  y huirá porque él no
puede estar donde Dios reina.
CONCLUSIÓN:
ES TIEMPO DE PREPARNOS ESTAMOS EN
TIEMPOS DIFICILES, VIENEN TIEMPOS
DIFÍCILES, PREPAREN SUS VIDAS Y
PREPAREN SUS HOGARES, LAS NACIONES
SERÁN AZOTADAS, PERO NO TEMAN  LO
QUE ESTÁ POR VENIR, TEMAN A DIOS.

Bendiciones a todos
Oremos

También podría gustarte