Está en la página 1de 46

La República Árabe de Siria está ubicada en la parte oriental del mediterráneo,

tiene como vecinos a Israel y Jordania por el sur, Líbano y el mediterráneo al occidente,
Irak al oriente y Turquía al norte.
El sistema de gobierno es semipresidencial. Desde el 2000 tiene a Bashar al-Ásad en el
poder.
Contantemente Siria ha rechazado la ubicación territorial dada a los israelíes por lo
que apoya a Hezbolá que presiona militar y políticamente para la expulsión de los
israelies.
 
1973
La actitud bélica de Siria, en las últimas décadas, se remonta a 1973 cuando junto a Egipto
atacaron a Israel en la llamada guerra del 73 o guerra del Ramadán, teniendo en cuenta que
comenzó el 6 de octubre que es la fecha de la más importante fiesta religiosa judía.
 
2010
En el 2010 se dio la Primavera Árabe que tuvo como lugar de inicio a Túnez, allí un
vendedor ambulante se prendió fuego en protesta contra el gobierno del presidente Ben Ali,
en la presidencia desde 1987, días después dimitió.
Lo ocurrido en Túnez se propagó a Egipto en donde fue apartado del poder Hosni Mubara,
con 30 años en el poder.
Libia sería el país musulmán en turno, Muamar Gadafi llevaba 42 años en el poder, fue
aparatado y asesinado.
 
2011
El turno sería para Siria que tenía desde el 2000 a Bashar al-Ásad en el máximo cargo del
gobierno. Aparece el Ejército Sirio Libre conformado por milicianos y militares desertores
que se enfrenta al ejército leal a Bashar al-Ásad, en medio del conflicto aparece el grupo
Yihadista del autodenominado Estados Islámico que se enfrenta a los dos ejército sirios,
creando así una guerra civil tripartita.
A la fecha se calcula que los muertos rondan el medio millón, mientras que alrededor de 7
millones de Sirios han sido desplazados por causa del conflicto interno.
 
2017
El 4 de abril un ataque con gas, presuntamente ordenado por el régimen de Bashar al-Ásad,
causa decenas de muertos y el rechazo de los organismos internacionales y de varios países,
entre estos Estados Unidos.

(NOTICIAS YA).- El ataque militar de Estados Unidos a una base


militar en Siriaeste jueves fue resultado de varios años de debate sobre si
el país debería intervenir en la guerra civil que se libra desde 2011 en la
nación de Medio Oriente.
Cientos de miles de personas han muerto desde el inicio del conflicto,
cuyo más reciente ataque este martes dejó una cifra de entre 60 y 100
muertos, principalmente niños. La agencia Associated Press realizó una
cronología de los momentos clave de esta guerra civil.
Marzo de 2011: varias protestas a lo largo del mes son reprimidas por el
régimen de Bashar al-Assad, y se registran las primeras muertes de
manifestantes. Crece el movimiento y también la represión.
Abril de 2011: fuerzas de seguridad allanan una protesta pacífica en la
tercera ciudad más grande del país, Homs, donde se dieron cita miles
18 de agosto de 2011: el entonces presidente Barack Obama urge a
Assad a renunciar y ordena “congelar” los bienes del gobierno sirio
Verano de 2012: la lucha se extiende a Alepo, la ciudad más grande de
Siria
20 de agosto de 2012: Obama se refiere al uso de armas químicas como
una “línea roja” que cambiaría su postura respecto a intervenir en el
conflicto
Marzo de 2013: un ataque con gas mata a 26 personas en el norte de
Siria; el gobierno y la oposición se acusan mutuamente
21 de agosto de 2013: cientos de personas se asfixian en suburbios
ocupados por rebeldes en la capital siria. De acuerdo con investigadores
de la ONU, fueron lanzados misiles con gas sarín en áreas con civiles.
Autoridades, incluyendo de Estados Unidos, culpan al gobierno, quien
tiene acceso a este gas.
31 de agosto de 2013: El presidente Obama indica que recurrirá al
Congreso para autorización de medidas punitivas contra el gobierno sirio,
pero carece de apoyo
27 de septiembre de 2013: El Consejo de Seguridad de la ONU ordena a
Siria destruir su arsenal químico tras un acuerdo entre EEUU y Rusia que
evitó ataques estadounidenses y amenaza con autorizar el uso de la fuerza
en caso de no cumplir
14 de octubre de 2013: Siria firma la Convención sobre Armas Químicas,
lo que prohíbe que produzca, almacene o utilice armas químicas
23 de junio de 2014: La Organización para la Prohibición de las Armas
Químicas asegura que ha eliminado el arsenal del gobierno sirio, mientras
que la oposición afirma lo contrario
23 de septiembre de 2014: Estados Unidos lanza ataques aéreos a blancos
del Estado Islámico (ISIS) en Siria
7 de agosto de 2015: El Consejo de Seguridad de la ONU permite que
investiguen el uso de armas químicas en Siria, tras reportes de ataques con
gas cloro por parte del gobierno contra civiles
24 de agosto de 2016: investigadores determinan que el gobierno sirio
utilizó en dos ocasiones helicópteros para lanzar gas cloro en áreas civiles,
así como otro ataque; los tres entre 2014 y 2015
28 de febrero de 2017: Rusia, aliado del gobierno sirio, y China vetan una
resolución de la ONU que autoriza sanciones contra el gobierno sirio por
el uso de armas químicas
4 de abril de 2017: más de 80 personas perdieron la vida tras un ataque
químico en áreas controladas por rebeldes. Tanto el gobierno sirio como el
ruso niegan responsabilidad. Donald Trump difunde un comunicado donde
asegura que las acciones del gobierno sirio son un resultado directo de la
“debilidad” y “falta de resolución” de la administración Obama
5 de abril de 2017: Trump dice que el gobierno sirio ha “cruzado muchas
líneas” con el ataque químico
6 de abril de 2017: Estados Unidos lanza alrededor de 60 misiles a una
base militar en Siria en respuesta al ataque químico. Se trata del primer
ataque directo norteamericano al gobierno sirio y la orden militar más
fuerte desde que Trump alcanzó la presidencia.

República Árabe Siria se encuentra en Asia occidental. Comparte sus fronteras con Líbano y
el mar Mediterráneo al oeste, Turquía al norte, Iraq hacia el este, Jordán hacia el sur e Israel
al suroeste. Sus coordenadas geográficas son 32 38N, 43E 35.
 
Historia de Siria
Hay evidencia de civilizaciones que Siria tenía 10,000 a.c. los asentamientos. De hecho, la
región fue uno de los centros de la cultura neolítica, donde prueba de ganadería y agricultura
primero fueron practicados en el mundo.
 
Siria también es hogar de uno las primeras civilizaciones grabadas, que fue el Reino de Elba,
fundada en el año 3500 A.C.. Durante la segunda mitad del siglo XXIV A.C., la región se
convirtió en parte del Imperio acadio.
 
Por 539 AC, Persia llevó a la región, pero la conquista terminó en 332 A.C., tras lo cual fue
tomado por el Imperio Seléucida, haciendo de Antioquía su capital en el año 312 A.C..
 
En 64 A.C., Pompeyo el grande – un emperador romano – conquistaron la región y Siria una
provincia romana.
 
Durante el siglo i, de 634-640, los musulmanes árabes conquistaron la tierra, incluido en el
Imperio islámico. Damasco fue establecida como capital en los mediados del siglo VII.
 
Varios otros imperios gobernaron Siria durante los años, incluyendo partes de la región en
Estados cruzados en los siglos 12 y 13, así como el Imperio Mongol que capturó algunas de
las tierras en 1260.
 
Los otomanos llegaron en 1516 y gobernaron Siria hasta 1918. En octubre de ese año, las
tropas árabes, que fueron conducidas por Emir Feisal, capturaron Damasco. En marzo de
1920, Feisal fue proclamado rey pero se vio obligado a huir al extranjero en junio de ese
mismo año después de la Conferencia de San Remo donde se declaró Siria y el Líbano bajo
el mandato francés.
 
Levantamientos nacionales comenzaron a producirse en 1925, llevando eventualmente a la
independencia de Siria del francés en abril de 1946.
 
Geografía
Siria es localizada en Asia occidental o en el Medio Oriente y limita con Turquía al norte,
Jordania hacia el sur, Israel al sudoeste, Irak hacia el este y Líbano y el mar Mediterráneo al
oeste.
 
Es una tierra de altas montañas, desiertos y llanuras fértiles. El clima es caliente y seco, pero
debido a su alta elevación, temporada invernal experiencias ocasionales nevadas.
 
Las regiones noreste de Siria, que son Al Jazira y al sur Hawran, son importantes áreas
agrícolas.
 
Ciudades-estado
Siria es una República semipresidencial con su Presidente actúa como jefe de estado y el
primer ministro como jefe de gobierno. La rama legislativa del gobierno, llamado el Consejo
popular, encarga de pasar leyes, debatiendo política y aprobar créditos públicos. El poder
ejecutivo consiste en el Presidente, 2 Vicepresidentes, el primer ministro y el Consejo de
Ministros o gabinete.
 
La constitución exige que el Presidente debe ser un musulmán pero no proclamar el Islam
como la religión del estado.
 
Viajes
Como hogar de varias civilizaciones y los imperios de los últimos siglos, Siria es rica en ruinas
y monumentos históricos. Entre estos se encuentra la Palmira, que es considerada como la
ciudad más famosa de la ruina de toda Siria. Un patrimonio de la humanidad, Palmyra es una
antigua ciudad romana situada en un oasis. Entre los sitios más populares se encuentran el
teatro romano muy bien conservado, el enorme templo de Baal, el valle de las tumbas y
muchos arcos y columnas romanas.
 
Las ciudades muertas o las ciudades olvidados son un grupo de asentamientos abandonados
que datan del siglo 1 al 7. Más de 700 establecimientos o 40 aldeas pueden encontrarse, que
utiliza para formar la capital de Antioquia. Innumerables ruinas de viviendas, templos, iglesias
y casas de baños se encuentran esparcidos por todos los pueblos.
 
Salamieh, otra ciudad antigua, se estableció en 3500 AC. Hoy en día, bien conservadas ruinas
se encuentran todavía, como el templo griego de Zeus, el viejo Hammam, las murallas y los
restos de los canales romanos.
 
Educación
La educación es gratuita y obligatoria en Siria para niños de edades 11:54. La educación
primaria consta de 6 años, que es seguido por un periodo de 3 años formación general o
profesional, y otros 3 años de educación académica o profesional, con el último requerido para
la admisión de la Universidad.
 
El sistema educativo entero en Siria ha sido gobernado por el partido socialista Baaz
estrechamente desde 1967. Actualmente hay 6 universidades estatales y 15 universidades
privadas, con las universidades del estado superior 2 siendo la Universidad de Damasco y la
Universidad de Alepo.
 
Trivial

 La ciudad capital de Damasco es una de las ciudades más antiguas del mundo.
 Hombres y mujeres en lugares públicos, no se permiten hablar uno al otro a menos
que estrechamente relacionadas. Cafés y restaurantes tienen áreas separadas para
hombres y para mujeres.
 el 90% de la población Siria son musulmanes, mayoritariamente suní y 10% de
cristianos.
 Según la leyenda antigua, de la humanidad 1 asesinato en Siria, cuando Caín bíblico
mató a su hermano por celos.

De la sangrienta represión de manifestaciones prodemocráticas al último presunto


ataque químico imputado al régimen de Bashar al Asad, estas son las etapas claves
de la compleja guerra en Siria que ha dejado más de 350.000 muertos y millones de
desplazados.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la noche del viernes una
operación militar conjunta con Francia y Reino Unido contra diferentes blancos en
Siria, destinada a castigar al régimen de Bashar al Asad, al que acusa de un ataque
con armas químicas contra civiles el 7 de abril en la localidad de Duma, cerca de
Damasco.

El régimen sirio, que negó haber llevado a cabo el ataque, denunció "la agresión
norteamericano-franco-británica, que en su opinión está "destinada al fracaso".

Revuelta y represión 

El 15 de marzo de 2011, en el marco de la Primavera Árabe estalló un movimiento


de protesta en Siria, gobernada con mano de hierro durante los últimos 40 años por
la familia Al Asad. Bashar sucedió en 2000 a su padre, Hafez.

En Damasco se organizaron manifestaciones pequeñas, violentamente reprimidas.


Pero fue en Deraa (sur) donde el movimiento cobró fuerza. En julio, un coronel
refugiado en Turquía creó el Ejército Sirio Libre (ESL), compuesto por civiles y
desertores del ejército.

La aviación, gran baza del régimen

En marzo de 2012, el ejército retomó el control del bastión rebelde de Homs


(centro). Llevó también a cabo otras operaciones sangrientas, especialmente en
Hama (centro), tras masivas manifestaciones antirrégimen.

En julio, los rebeldes lanzaron la batalla de Damasco. El gobierno logró conservar el


control de la capital, pero los rebeldes conquistaron algunas zonas de la periferia. A
partir de 2013, los helicópteros y aviones del régimen comenzaron a arrojar barriles
de explosivos sobre los sectores rebeldes.

El conflicto ha provocado el desplazamiento de millones de familias sirias. | Fuente: AFP

Hezbolá e Irán

En abril de 2013, el movimiento islamista chiita libanés Hezbolá reconoció que


intervenía en Siria para ayudar a las fuerzas de Al Asad, miembro de la minoría
alauita, una rama del chiismo. Envió miles de combatientes.

Por su parte, el Irán chiita ayudó financiera y militarmente al régimen enviando


"asesores militares" y "voluntarios" iraníes, pero también afganos y paquistaníes.

Línea roja y retroceso estadounidense


El 21 de agosto de 2013, un ataque químico imputado al régimen contra dos zonas
rebeldes cerca de Damasco dejó más de 1.400 muertos.

El entonces presidente estadounidense Barack Obama, que había trazado una línea
roja, renunció en el último momento a llevar a cabo ataques de castigo y firmó un
acuerdo con Rusia para desmantelar el arsenal químico sirio.

Yihadistas 

En junio de 2014, después de haberse enfrentado al régimen y a los rebeldes, el


grupo yihadista Estado Islámico (EI) proclamó un "califato" en los territorios
conquistados en Siria, donde Raqa se convierte en su principal bastión, y en el
vecino Irak.

En septiembre, una coalición internacional dirigida por Estados Unidos lanzó los
primeros bombardeos aéreos contra el EI en Siria. Antes lo había atacado en Irak. En
octubre de 2017, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza kurdo-árabe
respaldada por la coalición, se apoderó de Raqa tras meses de lucha.

El EI perdió la gran mayoría de los territorios de los que se había apoderado. A partir
de 2013, otros yihadistas, en particular la rama siria de Al Qaida, reforzaron su
asentamiento en el norte del país. Hoy controlan la mayoría de la provincia de Idlib
(noroeste).

En abril de 2017, un ataque con gas sarín imputado al régimen dejó más de 80 civiles muertos en Jan
Sheijun, una localidad de la provincia de Idlib controlada por rebeldes y yihadistas.


Putin, en ayuda de Asad

El 30 de septiembre de 2015, Rusia emprendió una campaña de bombardeos aéreos


en apoyo a las tropas de Al Asad, en dificultades frente a los rebeldes y los
yihadistas. El apoyo decisivo de Rusia ayudó enormemente al régimen y permitió
que este recuperara totalmente Alepo (norte) a finales de diciembre de 2016.

En enero de 2017, Rusia patrocinó junto con Irán y Turquía -apoyo de los rebeldes-
conversaciones en Astaná (Kazajistán) entre representantes del régimen y grupos
rebeldes. Estas negociaciones se llevan a cabo en paralelo con las que patrocina la
ONU, pero hasta el momento no se ha encontrado ninguna solución política.

Primera operación estadounidense

En abril de 2017, un ataque con gas sarín imputado al régimen dejó más de 80
civiles muertos en Jan Sheijun, una localidad de la provincia de Idlib controlada por
rebeldes y yihadistas. En represalia, Trump ordenó ataques contra la base aérea siria
de Al Shaaayrat (centro).

Ofensiva turca 

El 20 de enero de 2018, Turquía lanzó junto a rebeldes sirios una ofensiva contra el
enclave de Afrin (noroeste) con el objetivo de expulsar a la milicia kurda Unidades
de Protección Popular (YPG), espina dorsal de las FDS. El 18 de marzo, sus fuerzas
se apoderaron de Afrin y expulsaron a las YPG. Ankara, que teme la formación de
un principio de estado kurdo en su frontera, considera "terrorista" a esta milicia.

Donald Trump denunció el 13 de abril los ataques químicos "monstruosos" del régimen de Damasco al
anunciar los bombardeos contra blancos en Siria.


Guta Oriental

El 18 de febrero, el régimen lanzó una ofensiva aérea, y después terrestre, de una


intensidad sin precedentes contra el enclave rebelde de Guta Oriental, cerca de
Damasco, que dejó más de 1.700 muertos. Con los mortíferos bombardeos y los
acuerdos de evacuación patrocinados por Rusia, el régimen logró recuperar su
posición en el último bastión de los insurgentes a las puertas de la capital.

Presunto ataque químico 

El 7 de abril, un "ataque con gases tóxicos" en Duma, en Guta Oriental, dejó más de
40 muertos, según los cascos blancos, un grupo de socorristas en las zonas
rebeldes, y la ONG médica Syrian American Medical Society (SAMS). Los socorristas
y Estados Unidos acusaron al régimen, que niega haber recurrido a las armas
químicas. El ataque provocó una ola de indignación internacional.

Donald Trump denunció el 13 de abril los ataques químicos "monstruosos" del


régimen de Damasco al anunciar los bombardeos contra blancos en Siria.

En Londres, la primera ministra británica Theresa May afirmó que "no había
alternativa al uso de la fuerza". En París, el presidente francés Emmanuel Macron
subrayó que los ataques estaban "circunscritos a las capacidades del régimen sirio
que permiten la producción y el uso de armas químicas.

EL PETROLEO
Estalla la guerra del petróleo
entre Estados Unidos y Rusia en
Siria
Un nuevo giro se ha producido esta semana en Siria, donde la aviación
aliada de Estados Unidos ha bombardeado posiciones de las milicias
progubernamentales en el distrito de Deir al Zor. Americanos y rusos se
acusan de querer apropiarse de los campos de petróleo que hay en la zona y
que hasta hace poco explotaba el Estado Islámico.

EUGENIO GARCÍA GASCÓN


La provincia siria de Deir al Zor, bañada por el río Éufrates, es el teatro más
reciente de la confrontación entre fuerzas kurdas apoyadas por Estados
Unidos y fuerzas leales al gobierno de Damasco respaldadas por Rusia. En
el fondo de esta rivalidad entre las dos potencias se encuentran los
ricos campos de petróleo y gas que hay en la zona, y que antes de la guerra
eran los más productivos del país.
En la noche del miércoles, la aviación aliada liderada por Estados Unidos
lanzó un ataque contra las milicias tribales prosirias que un poco antes
iniciaron un ataque en la localidad de Jusham, donde se encuentran los
principales pozos de petróleo. El ataque de las milicias tribales rompió
el statu quo que dice que la zona al este del Éufrates es para las Fuerzas
Sirias Democráticas, lideradas por los kurdos, aliados de Estados Unidos.
No está claro por qué las milicias tribales han dado este paso en este
momento, aunque es obvio que el ejército de Damasco quiere recuperar los
campos de petróleo que antes de la guerra producían 30.000 barriles
diarios, y que entre 2014 y 2017 fueron explotados por el Estado Islámico,
convirtiéndose en la mayor fuente de ingresos de los yihadistas.
Un portavoz militar estadounidense sostiene que los americanos están en
permanente contacto con las fuerzas rusas, y que les preguntaron a los rusos
si participaban en el ataque contra Jusham. Cuando la respuesta fue
negativa, la aviación aliada bombardeo posiciones de las milicias tribales.
Según los americanos, un centenar de combatientes murió en el ataque,
aunque esa cifra no está del todo clara.
Moscú rápidamente denunció las “ambiciones económicas” de Washington,
y dijo que Estados Unidos busca “apropiarse de la riqueza económica
siria”. La portavoz Maria Zakharova recalcó que la presencia de las tropas
estadounidenses en Siria es “ilegal” puesto que no cuenta con la licencia de
Damasco, a diferencia de lo que ocurre con las tropas rusas.
Zarakhova añadió que las tropas rusas buscan “preservar la unidad y la
integridad de Siria”, y señaló que hay fuerzas yihadistas que usan zonas del
otro lado del Éufrates para evadir al ejército sirio. Estados Unidos, según
Moscú, no ataca a los “terroristas” del Estado Islámico sino que “se
apropia de la riqueza siria”.
En Moscú subrayaron que no están buscando un enfrentamiento directo con
Estados Unidos, y argumentaron que este no es el momento más indicado
para ello puesto que en el mes de marzo tendrán lugar las elecciones
presidenciales a la que concurre el presidente Vladimir Putin. Abrir un
nuevo conflicto con Estados Unidos no entra en los planes de Moscú en
estos momentos.
En todo caso, el bombardeo del miércoles ha puesto de relieve que existe
una fina línea entre la paz y la guerra, y que esa línea se puede cruzar
simplemente con una equivocación o con una decisión no muy juiciosa, por
más que Estados Unidos y Rusia digan que no andan interesados en un
deterioro de la situación.
Un punto oscuro en todo este incidente es que el Pentágono, que dijo que
había actuado “en defensa propia”, anunció la muerte de “mercenarios
rusos” en sus bombardeos, algo que Moscú negó. La presencia de fuerzas
extranjeras se da en todos los bandos en Siria, y al parecer algunos de los
muertos el miércoles eran milicianos chiíes de Afganistán que combaten al
lado de las tropas sirias.
Los americanos dijeron que unos 500 combatientes tribales y
progubernamentales participaron en la ofensiva, apoyados por la artillería,
tanques y morteros. Las víctimas de la réplica fueron “gente local leal al
presidente Al Asad”, según informaron los sirios. “Los rusos nos dijeron
que no había rusos y entonces atacamos”, insistió el coronel
estadounidense Ryan Dillon.
La zona del bombardeo de los americanos, cerca de la población de
Jusham, es una región donde los kurdos son minoría, pero el rotundo
apoyo de Washington a la causa kurda indica claramente que los
americanos se disponen a conservar los pozos de petróleo del lado
kurdo, lo que sin duda es una nueva preocupación no solo para Damasco
sino también para el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.
Erdogan ha pedido en dos ocasiones y de manera pública a Estados Unidos
que abandone la zona del noroeste de Siria donde tiene tropas que apoyan a
los kurdos. La preocupación de Erdogan es cada vez mayor, ya que está
viendo que los americanos actúan con resolución al lado de los kurdos,
que él considera “terroristas”, tanto en el noroeste como en nordeste del
país.
El gobierno de Damasco ha calificado la intervención de Estados Unidos de
“crimen de guerra” y añade que Washington está apoyando directamente al
terrorismo. Por su parte, tanto americanos como rusos se acusan de querer
tomar el petróleo de Siria, que de momento se quedará en manos de los
kurdos, con todo lo que puede implicar de cara al futuro del Kurdistán sirio.
Siria ha promovido la construcción de gasoductos con países como Irak, Irán y Turquía
para el comercio de hidrocarburos con Europa.

Siria se ha conformado como un eje estratégico en Medio Oriente, su posición geográfica y lo


que eso significa para la economía mundial es uno de los principales motivos para que
Estados Unidos y sus aliados de Occidente intenten hacerse del control político de esa nación.

Por otra parte, el establecimiento de alianzas entre Siria y Rusia para el combate del
terrorismo en el Medio Oriente, proponen un nuevo equilibrio en el escenario político
mundial. 
El desarrollo de actividades comerciales al márgen de los intereses de países de Occidente,
principalmente a EE.UU.pone en riesgo los intereses económicos estas naciones, entre ellos,
el monopolio del mercado de hidrocarburos.

Importancia geoestratégica de Siria


 

Siria tiene una posición geográfica de gran valor, ya que comparte fronteras con Turquía,
Líbano, Israel, Irán, Irak y Jordania lo que permite conectar las importantes fuentes de
petróleo y gas de los mayores productores de Oriente Medio e Irán con Europa a través del
Mediterráneo.
El presidente Bashar Al-Assad anunció en 2009 la implementación de la estrategia de "los
cuatro mares" con la que Siria se consolidaría como un paso privilegiado para el transporte
de hidrocarburos entre el Golfo Pérsico, el Mar Negro, el Caspio y el Mediterráneo. 
Esto dejaría por fuera los canales "habituales" controlados por Estados Unidos.
Siria la piedra de tranca al intervencionismo occidental
 

Siria vive desde 2011 un conflicto en el que el Ejército gubernamental se enfrenta a grupos
armados de la oposición y organizaciones terroristas, entre ellas Daesh y el Frente al Nusra
(actualmente, Frente Fatah al Sham). La guerra propiciada por EE.UU. y sus aliados ha
dejado en siete años de conflicto armado más de 400.000 personas fallecidas y más de 11
millones de desplazados. 
El apoyo militar ruso en el combate al terrorismo, ha sido clave para Siria en la recuperación
de buena parte del territorio que había perdido durante el conflicto armado. Esta alianza ha
servido para consolidar la posición de la nación árabe en la región como entidad que no está
dispuesta a ceder su soberanía a Occidente.

Washington por su parte, apoyó inicialmente a los grupos opositores sirios y más tarde enfocó
la lucha en contra del autodenominado Estado Islámico, ha cambiado su argumento para
mantener su presencia en territorio sirio y justificar la ejecución de miles de ataques aéreos y
el entrenamiento y equipamiento de un número de grupos rebeldes.

El catedrático español José Antonio Egido asegura que entre las razones de la guerra se
encuentra la destrucción del panarabismo (movimiento que busca la integración del pueblo
árabe) y del cual Siria es cuna, añade que EE.UU. y las potencias europeas quieren un mundo
árabe dividido para liquidar todo movimiento progresista en la región: “poner fin al Gobierno de
Bashar al Assad es fulminar los gobiernos de avanzada y antiimperialistas en el Medio
Oriente”.
Estados Unidos busca además fortalecer a Israel y a las monarquías que son aliadas de las
potencias occidentales como la de Arabia Saudita, Kuwait y Bahréin para mantener su control
geopolítico en la región.

>> Razones para entender la presencia de EE.UU. en Siria

Petróleo aumenta por


tensiones sobre Siria
El WTI como el Brent llegó a tocar máximos no vistos desde el 2014.

Reuters15 de abril de 2018, 18:04



Los precios del petróleo subieron el viernes, marcando su mayor
ganancia semanal desde julio, respaldados por preocupaciones
sobre la posibilidad de una acción militar de Occidente en Siria y
reportes de una reducción de los inventarios globales de crudo.

Las perspectivas de una acción militar en Siria que pueda llevar a


una confrontación con Rusia se ciernen sobre Oriente Medio, pero
no había señales de un ataque por parte de Estados Unidos.

Lo anterior cambió el sábado, cuando Estados Unidos, Francia y


Reino Unido atacaron objetivos militares en Siria para castigar el
régimen de Damasco por ese presunto ataque químico contra
civiles, ocurrido la semana pasada.

Estados Unidos y Francia aseguran tener pruebas de que el


régimen sirio usó gas sarín y cloro en el ataque químico en Duma.
Pero Siria desmiente esas acusaciones y acusa a los rebeldes de
“invenciones”.

Los operadores buscaron mantenerse con posiciones largas sobre


el crudo antes del fin de semana, dijo John Kilduff, socio en el
fondo de cobertura Again Capital Management.

Los precios del referencial Brent se recuperaron de pérdidas


previas y cerraron con un alza de 56 centavos, o 0.78%, a 72.58
dólares el barril, con una ganancia semanal de 5.48 dólares u 8 por
ciento.
El crudo West Texas Intermediate (WTI) avanzó 32 centavos, o
0.48%, a 67.39 dólares, impulsando el contrato hacia un repunte
semanal de casi 9 por ciento.

Ambos referenciales tocaron el miércoles máximos no vistos desde


fines del 2014, después de que el presidente de Estados Unidos,
Donald Trump, advirtió que “estarán llegando” misiles en
respuesta a un supuesto ataque químico en Siria y luego que
Arabia Saudita anunció la intercepción de varios proyectiles sobre
Riad.

En México, el viernes, el crudo de exportación registró una


ganancia de 71 centavos, en comparación con la jornada previa,
para venderse en 59.40 dólares el barril, informó Petróleos
Mexicanos.

“El riesgo de escalada en Siria no puede ser descartado, pero


creemos que se merece una prima menor que hace tres días”, dijo
Petromatrix en una nota.

El superávit mundial de oferta de petróleo está cerca de


evaporarse, refirió el jueves la Organización de Países
Exportadores de Petróleo, agregando que su producción colectiva
cayó a 31.96 millones de barriles por día (bpd) en marzo, 201,000
bpd menos que en febrero.

¿Por qué Siria es importante en el mercado del petróleo?


Este país es un pequeño productor petrolero, pero la preocupación es el riesgo de que una
intervención occidental en Siria pudiera causar un conflicto regional mayor.

Los precios del petróleo subían a un máximo de seis meses el martes


pasado en medio de las preocupaciones de los operadores y analistas por
la estabilidad en Oriente Medio, cuando se conocen versiones de que las
potencias occidentales se preparan para un ataque militar contra Siria.

A continuación, datos sobre el sector energético de Siria y por qué los


eventos en ese país son importantes para los mercados mundiales de
petróleo.

PETROLEO Y GAS

Siria no ha exportado crudo desde fines del 2011, cuando entraron en


vigencias sanciones internacionales.

"Siria no es un gran productor de crudo (como era Libia), y tampoco es un


gran punto de tránsito para las exportaciones de gas y petróleo (como es
Egipto)", dijo Julian Jessop, director de investigación de materias primas en
Capital Economics.

"En cambio, la preocupación es el riesgo de que una intervención


occidental en Siria pudiera causar un conflicto regional mayor, dado el
apoyo que Irán ha dado al régimen de (presidente Bashar al-) Assad",
añadió.

Antes de las sanciones, Siria producía 370.000 barriles por día, apenas un
0,4 por ciento del abastecimiento global, y exportaba menos de 150.000
bpd, en mayor parte hacia Europa. Las grandes petroleras en el país antes
de las sanciones eran Royal Dutch Shell y Total.

La producción actual de Siria es de unos 50.000 bpd, volumen que es


refinado localmente. Escasean los productos derivados del crudo y el país
se ve obligado a importarlos. 

Las ventas de productos derivados a Siria aún está permitida, aunque la


mayoría de los operadores se han abstenido de hacer negocios con
Damasco. El Gobierno debió recurrir a la ayuda de su aliado estratégico
Irán.

IMPACTO POTENCIAL EN OTROS PAISES


Una acción contra Siria podría tener impacto en los esfuerzos de
Occidente de presionar a Teherán sobre su programa nuclear, luego de
que sanciones comerciales recortaran las exportaciones de petróleo iraní a
la mitad en los últimos dos años. Aún abastece a los mercados asiáticos y a
Turquía con aproximadamente un millón de barriles por día.

La situación de seguridad en Irak, actualmente el segundo productor de


crudo de la OPEP, se ha deteriorado significativamente debido a Siria, dijo
Helima Croft, una analista en Barclays.

"Siria ha profundizado las líneas sectarias en Irak, con el Gobierno


mayoritariamente chií del primer ministro Maliki visto como a favor de
Assad y los líderes de oposición suníes a favor de los rebeldes sirios",
explicó.

Una guerra en Siria también tiene el potencial de exacerbar aún más la


tensión en grandes países productores con una población importante de
chiíes como Arabia Saudita y Kuwait, dijo Croft.

Lo que también complica el enfrentamiento es la participación de grandes


potencias, como el apoyo de Rusia -importante productor de petróleo- al
Gobierno de Assad.

"Siria ha estado en el frente de una guerra de poder entre potencias


regionales, y ponerse de un lado u otro en Siria es ser arrastrado a esta
guerra entre Irán, Rusia, Arabia Saudita, Kuwait", dijo Amrita Sen, de la
consultora Energy Aspects.

Oliver Jakob, de la consultora del sector petrolero Petromatrix, dijo que


Siria podría significar un riesgo a los envíos de crudo desde Irak y
Azerbaiyán.

"La bahía de Iskenderun, en Turquía a unas pocas millas de la frontera con


Siria, es una importante ruta de exportación para el crudo de Irak y
Azerbaiyán", afirmó.
Estimó que el flujo de crudo a través de la bahía es de 1,2 millones de bpd
o por encima del 1 por ciento del abastecimiento global.

DATOS-¿Por qué el
pequeño productor Siria
importa en el mercado del
petróleo?
4 MIN. DE LECTURA

MOSCU (Reuters) - Los precios del petróleo subían a un


máximo de seis meses el martes en medio de las
preocupaciones de los operadores y analistas por la
estabilidad en Oriente Medio, cuando se conocen
versiones de que las potencias occidentales se preparan
para un ataque militar contra Siria.

Un hombre trabaja en una refinería artesanal en Raqqa, Siria, mayo 5 2013. REUTERS/Hamid Khatib

A continuación, datos sobre el sector energético de Siria


y por qué los eventos en ese país son importantes para
los mercados mundiales de petróleo.

PETROLEO Y GAS

* Siria no ha exportado crudo desde fines del 2011,


cuando entraron en vigencias sanciones internacionales.

* “Siria no es un gran productor de crudo (como era


Libia), y tampoco es un gran punto de tránsito para las
exportaciones de gas y petróleo (como es Egipto)”, dijo
Julian Jessop, director de investigación de materias
primas en Capital Economics.

“En cambio, la preocupación es el riesgo de que una


intervención occidental en Siria pudiera causar un
conflicto regional mayo, dado el apoyo que Irán ha dado
al régimen de (presidente Bashar al-) Assad”, añadió.

* Antes de las sanciones, Siria producía 370.000 barriles


por día, apenas un 0,4 por ciento del abastecimiento
global, y exportaba menos de 150.000 bpd, en mayor
parte hacia Europa. Las grandes petroleras en el país
antes de las sanciones eran Royal Dutch Shell y Total.

* La producción actual de Siria es de unos 50.000 bpd,


volumen que es refinado localmente.

* Escasean los productos derivados del crudo y el país se


ve obligado a importarlos. Las ventas de productos
derivados a Siria aún está permitida, aunque la mayoría
de los operadores se han abstenido de hacer negocios con
Damasco. El Gobierno debió recurrir a la ayuda de su
aliado estratégico Irán.

IMPACTO POTENCIAL EN OTROS PAISES

* Una acción contra Siria podría tener impacto en los


esfuerzos de Occidente de presionar a Teherán sobre su
programa nuclear, luego de que sanciones comerciales
recortaran las exportaciones de petróleo iraní a la mitad
en los últimos dos años. Aún abastece a los mercados
asiáticos y a Turquía con aproximadamente un millón de
barriles por día.
* La situación de seguridad en Irak, actualmente el
segundo productor de crudo de la OPEP, se ha
deteriorado significativamente debido a Siria, dijo
Helima Croft, una analista en Barclays.

“Siria ha profundizado las líneas sectarias en Irak, con el


Gobierno mayoritariamente chií del primer ministro
Maliki visto como a favor de Assad y los líderes de
oposición suníes a favor de los rebeldes sirios”, explicó.

* Una guerra en Siria también tiene el potencial de


exacerbar aún más la tensión en grandes países
productores con una población importante de chiíes
como Arabia Saudita y Kuwait, dijo Croft.

* Lo que también complica el enfrentamiento es la


participación de grandes potencias, como el apoyo de
Rusia -importante productor de petróleo- al Gobierno de
Assad.

“Siria ha estado en el frente de una guerra de poder entre


potencias regionales, y ponerse de un lado u otro en Siria
es ser arrastrado a esta guerra entre Irán, Rusia, Arabia
Saudita, Kuwait”, dijo Amrita Sen, de la consultora
Energy Aspects.

* Oliver Jakob, de la consultora del sector petrolero


Petromatrix, dijo que Siria podría significar un riesgo a
los envíos de crudo desde Irak y Azerbaiyán.

“La bahía de Iskenderun, en Turquía a unas pocas millas


de la frontera con Siria, es una importante ruta de
exportación para el crudo de Irak y Azerbaiyán”, afirmó.
Estimó que el flujo de crudo a través de la bahía es de
1,2 millones de bpd o por encima del 1 por ciento del
abastecimiento global.

7 preguntas para entender el origen de la guerra en Siria que


lleva años desangrando al país

Lo que comenzó como un levantamiento pacífico contra el presidente


Bashar al Asad en marzo de 2011 se convirtió en una brutal y sangrienta
guerra civil que ha arrastrado a potencias regionales e internacionales.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, organización que ha


proporcionado los datos más recientes, entre marzo de 2011 y el mismo mes de
2018 han muerto entre 353.593 y 498.593 personas
La cifra, sin embargo, podría ser más alta debido a los problemas para acceder
a determinadas áreas del país y a las dificultades para compatibilizar los números
que presentan las partes enfrentadas.

El Centro Sirio de Investigación en Políticas, por ejemplo, ya estima el número de


muertos en 470.000.
La guerra además ha provocado la huida de más de 5 millones de personas, según
cifras del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR),
uno de los mayores éxodos en la historia reciente.

1. ¿Cuál era la situación en Siria antes de que estallara la guerra?

Años antes de que el conflicto comenzara muchos sirios ya se quejaban de un alto


desempleo en el país, de extensa corrupción, falta de libertad política y de la
represión del gobierno del presidente Bashar al Asad, quien había sucedido a su
padre, Hafez, en 2000.
Derechos de autor de la imagenAFPImage captionLos grupos armados de oposición han cambiado
radicalmente desde que comenzó la guerra en 2011.

En marzo de 2011, un grupo de adolescentes que habían pintando consignas


revolucionarias en un muro escolar en la ciudad sureña de Deraa fueron arrestados
y torturados por las fuerzas de seguridad.

El hecho provocó protestas prodemocráticas, inspiradas por la Primavera Árabe,


las manifestaciones populares que en ese momento se extendían en los países de
la región y que clamaban más democracia y derechos para sus poblaciones.

Las más grandes se produjeron en Damasco y Alepo el día 15 de marzo, la fecha


en la que se conmemora el inicio del conflicto en Siria, y se extendieron por varios
días y por diferentes partes del país.
 Cómo antes de la guerra Alepo era "la ciudad más bella y elegante del mundo"
Las fuerzas de seguridad, sin embargo, respondieron a las mismas abriendofuego
contra los manifestantes, matando a varios, lo que provocó que muchas más
personas salieran a las calles.

Finalmente el levantamiento se extendió por todo el país, exigiendo la renuncia del


presidente Al Asad. Y la respuesta de fuerza del gobierno para sofocar la
disensión sólo reforzó la determinación de los manifestantes.

Pronto, cientos de miles estaban protestando en todo el país exigiendo la salida de


Al Asad, y para julio muchos habían decidido empuñar las armas.
 Omran, el niño rescatado de un bombardeo en Alepo que se convirtió en un símbolo del
horror en Siria
2. ¿Cómo estalló la guerra civil?

A medida que el levantamiento de oposición se extendía, la represión del gobierno


se intensificó.
Los simpatizantes de la oposición comenzaron a armarse, primero para defenderse y
después para expulsar a las fuerzas de seguridad de sus regiones.

Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionLa ciudad de Homs, llamada "la capital de la


revolución", ha sufrido una de las mayores destrucciones en la guerra.

Al Asad prometió "aplastar" lo que llamó "terrorismo apoyado por el exterior" y


restaurar el control del Estado.
La violencia se incrementó rápidamente en el país. Se formaron cientos de
brigadas rebeldes para combatir a las fuerzas del gobierno y lograr el control de
ciudades y poblados.
En 2012 los enfrentamientos llegaron hasta la capital Damasco y la segunda
ciudad del país, Alepo. Para entonces el conflicto ya se había convertido en más
que una batalla entre aquéllos que apoyaban a al Asad y los que se oponían a él.
 Después de la toma de Alepo por parte del gobierno de Siria, ¿dónde sigue la guerra?

Y adquirió pronto características sectarias enfrentando a la mayoría sunita del


país, contra los chiitas alauitas, la rama musulmana a la que pertenece el
presidente.
Esto arrastró a las potencias regionales e internacionales, lo cual añadió otra
dimensión al conflicto.

3. ¿Quién pelea contra quién?


La rebelión armada de oposición ha evolucionado significativamente desde el
comienzo de la guerra.

Lo que se conoce como "la oposición" -es decir, quienes desean la destitución del
presidente al Asad- está formada por numerosos grupos rebeldes integrados por
diversos tipos de personas.

Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionEn abril de 2017, Estados Unidos lanzó por
primera vez un ataque contra las fuerzas sirias en respuesta a "un devastador ataque químico".
Estos grupos incluyen tanto combatientes rebeldes moderados y seglares (como el
Ejército Libre Sirio, ELS), así como grupos islamistas y yihadistas.
Y entre estos últimos han figurado tanto el autodenominado Estado Islámico
(EI)como el Frente al Nusra, un grupo que en sus comienzos estaba afiliado a al
Qaeda y que a principios de 2017 se fusionó con otros cuatro grupos islamistas
para convertirse en Tahrir al Sham.
Los combatientes de EI terminaron creando "una guerra dentro de una
guerra" enfrentándose tanto ala oposición moderada como a otros grupos
islamistas así como a las fuerzas del gobierno.
Y en el conflicto también participan los grupos kurdos basados en el norte de Siria,
que están buscando el establecimiento de áreas bajo su control en esa parte del
país, además de fuerzas de otros países.
Efectivamente, de una forma u otra en la guerra en Siria también se han
involucrado Arabia Saudita, Turquía y EE.UU. junto a otros de sus aliados (por lo
general en apoyo a algunos grupos rebeldes o en contra de los islamistas), así
como Rusia e Irán, de lado de al Asad.

4. ¿Cómo se involucraron las potencias internacionales?

Aunque EE.UU. ha apoyado a algunos grupos rebeldes con armamento y equipos,


ese apoyo se ha visto limitado por el temor a que las armas terminen en manos de
los grupos yihadistas.
Y a partir de 2014, Estados Unidos, junto con Reino Unido, Francia, y otros seis
países, dirigieron incursiones aéreas contra EI en Siria, pero evitando atacar a las
fuerzas del gobierno sirio.
Derechos de autor de la imagenAFPImage captionDonald Trump comenzó su presidencia con una
postura hacia al Asad, pero luego cambió radicalmente.

Durante su presidencia, Barack Obama se limitó a insistir en la renuncia de Al


Asad.

Por su parte, el actual mandatario estadounidense Donald Trump dio a entender


durante su campaña electoral que la guerra en Siria no era una de las prioridades
de su gobierno.
Aunque el 6 de abril de 2017 la Casa Blanca sorprendió a muchos cuando, por
primera vez en el conflicto, ordenó un ataque que involucró 58 misiles de crucero
contra las fuerzas de Al Asad.

La acción militar estadounidense fue en respuesta a un devastador ataque con


armas químicas que, según se denunció, había sido llevado a cabo días antes por
el gobierno sirio.
Un año después, el 14 de abril de 2018, y con el apoyo de los gobiernos británico
y francés, Washington realizó otra operación aérea en respuesta a un nuevo ataque
con armas químicas contra la población civil de Douma.

En esta oportunidad, la acción militar atacó supuestas infraestructuras de armas


químicas de Siria, que incluyeron un centro de investigación, instalaciones de
almacenamiento y puestos de comando.
Si bien estos últimos bombardeos fueron descritos como "ataques de una
noche",Trump amenazó con tomar más medidas militares si el gobierno sirio usa
armas químicas en el futuro.
 Las impresionantes imágenes del "ataque químico" que dejó decenas de muertos en Siria
 Qué puede pasar ahora tras el bombardeo de Estados Unidos, Francia y Reino Unido
contra Siria

"Estamos preparados para mantener esta respuesta hasta que el régimen sirio
deje de usar agentes químicos prohibidos", aseveró Trump.
Por el momento, la intervención estadounidense no se compara con la que ha tenido
Rusia, a la que muchos responsabilizan de haber cambiado el curso de la guerra
en favor de al Asad.

Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionLa campaña aérea rusa para "estabilizar" el


gobierno de Al Asad, ha fortalecido las posiciones de las fuerzas sirias.

La sobrevivencia del mandatario sirio es vista por el Kremlin como crucial para
mantener los intereses de Moscú en ese país y en la región.
Y así, en 2015, Rusia lanzó una campaña aérea sostenida para "estabilizar" al
gobierno sirio tras una serie de derrotas infligidas por la oposición.
El apoyo militar ruso fue clave para que el gobierno de Al Asad pasara a la
ofensiva y recuperara buena parte del territorio que había perdido.
Por lo demás, Irán, que es chiita, es otro aliado cercano de Al Asad.
Siria es el principal punto de tránsito de armamentos que Teherán envía al
movimiento chiita Hezbolá en Líbano, el cual también ha enviado a miles de
combatientes para apoyar a las fuerzas sirias.

Y se cree que Teherán ha gastado miles de millones de dólares al año para


fortalecer a las fuerzas del gobierno sirio, ofreciendo asesores militares, armas,
crédito y petróleo.
Tras el supuesto ataque químico de abril de 2018, Trump aseguró que no sólo
Siria, sino también Rusia e Irán "pagarían un precio" por violar nuevamente las
normas internacionales.

Pero esto es otra historia.


Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionLa ciudad norteña de Raqqa es la sede del
autonombrado Estado Islámico.

Por su parte, para contrarrestar la influencia de Irán, su principal rival en la


región, Arabia Saudita, también ha enviado ayuda militar y financiera importante a
los rebeldes, incluidos los grupos con ideologías islamistas.
Los rebeldes de la oposición siria han atraído varios grados de apoyo de otras
potencias regionales, como Qatar y Jordania.
Mientras que Turquía también ha apoyado a algunos de estos grupos, aunque
alarmada por el avance de las fuerzas kurdas -a quienes acusa de simpatizar con
su enemigo, el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)- también
ha atacado algunas de sus posiciones en Siria.
Y en el sureste del país, Israel ha chocado con fuerzas apoyadas por Irán y Siria,
en una prueba más de que el conflicto se ha convertido en una "guerra
subsidiaria" entre rivales regionales.
5. ¿Por qué está durando tanto esta guerra?

Un factor clave ha sido la intervención de las potencias regionales y mundiales.

Su apoyo militar, financiero y político para el gobierno y la oposición ha contribuido


directamente a la intensificación y continuación de los enfrentamientos y
convertido a Siria en un campo de batalla de una guerra subsidiaria.
También se ha acusado a las potencias regionales de fomentar el sectarismo en lo
que era un Estado ampliamente secular.

Las divisiones entre la mayoría sunita y los chiitas alauitas han provocado que
ambas partes cometan atrocidades que no sólo han causado una enorme pérdida
de vidas sino han destruido comunidades, fortalecido posiciones y reducido las
esperanzas de lograr una solución política.

Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionLos rebeldes de la oposición moderada sólo


han recibido ayuda militar limitada de las potencias occidentales.
La escalada de los grupos yihadistas, como EI (que aprovechándose de la
situación en el país tomó el control de enormes franjas de territorio en el norte y
este de Siria) añadió otra dimensión al conflicto.

6. ¿Cuál ha sido el impacto de esta guerra?

El enviado especial de la ONU para el conflicto de Siria, Staffan de Mistura, dijo en


abril de 2016 que se estimaba que la cifra de muertos estaba en torno a los
400.000.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, un grupo de monitoreo basado en


Londres, indica que hasta marzo de 2017, la cifra de muertos es de 465.000.
Pero el Centro de Sirio para Investigación Política, un organismo de estudios
independiente, calcula que el conflicto ha causado 470.000 muertes.
Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionNo hay cifras confiables sobre el número de
personas que han muerto o sido heridas en el conflicto. Algunos cálculos colocan la cifra de
muertos en más de 470.000.

Según cifras de la ONU, hasta marzo de 2017 unos 5millones de personas habían


huido de Siria, la mayoría mujeres y niños.

Los países vecinos -Líbano, Jordania y Turquía- están enfrentando una crisis
tratando de albergar al que se considera es uno de los mayores éxodos de
refugiados de la historia reciente.
Otro 10% de refugiados ha buscado asilo en Europa, lo que ha provocado
divisiones en estos países sobre cómo compartir la responsabilidad.

Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionCasi la mitad de la población siria de 23


millones, antes de la guerra, ha sido desplazada por el conflicto.

Según la ONU se necesitan US$3.200 millones de ayuda para los 13,5 millones de
personas, incluidos seis millones de niños, que requieren asistencia humanitaria
dentro del país.

Cerca de 70% de la población no tiene acceso a agua potable, una de cada tres
personas no puede satisfacer sus necesidades alimentarias básicas, más de dos
millones de niños no van al colegio y una de cada cinco personas vive en la
pobreza.
Las partes en conflicto han complicado aún más la situación al rehusar el acceso de
las agencias humanitarias a los necesitados.
 Asia Ramazan Antar, la militante kurda muerta en combate cuya lucha contra Estado
Islámico fue minimizada por su aspecto físico
 ¿Quiénes son los "refugiados fantasma" del desierto jordano y cómo llegaron a quedar
atrapados en él?

Hoy, siete años después, gran parte del país está en ruinas y su población está
profundamente traumatizada por la guerra.
Tal como señalan los expertos, una cosa es cierta: la reconstrucción de Siria, una
vez que se logre poner fin al conflicto, será un proceso extremadamente largo y difícil.

7. ¿Qué ha hecho la comunidad internacional para poner fin al conflicto?

Debido a que ninguna de las partes es capaz de infligir una derrota decisiva contra
la otra, la comunidad internacional concluyó hace mucho que la única forma de
poner fin a la guerra es con una solución política.
Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionSteffan de Mistura, el enviado de la ONU
para Siria, describió el fracaso de las últimas conversaciones en septiembre como "doloroso y
decepcionante".

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió la implementación del Comunicado de


Ginebra de 2012 en el que se contempla un organismo de gobierno de transición
con amplios poderes ejecutivos "formado sobre la base de consentimiento mutuo".
Pero las conversaciones de paz de 2014, conocidas como Ginebra II, se
interrumpieron y la ONU responsabilizó al gobierno sirio por rehusarse a discutir las
demandas de la oposición.
En enero de 2016, Estados Unidos y Rusia persuadieron a los representantes de
las partes en guerra para que asistieran a "conversaciones de acercamiento" en
Ginebra y discutir una ruta de paz del Consejo de Seguridad, que incluía un cese
del fuego y un período de transición que llevara a elecciones.
 EE.UU. dice que Rusia es responsable del bombardeo a un convoy con ayuda humanitaria
en Siria

Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionEn diciembre de 2015 una tregua local en


Homs permitió la salida de combatientes rebeldes.

Las conversaciones se suspendieron en la "fase preparatoria" cuando las fuerzas


del gobierno sirio lanzaron una gran ofensiva en la ciudad norteña de Alepo.
Estados Unidos y Rusia negociaron en 2016 varios acuerdos de "cese de
hostilidades"que eventualmente fueron suspendidos.
 EE.UU. y Rusia alcanzan acuerdo para cese del fuego en Siria y acciones conjuntas contra
el Estado Islámico
Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionUna coalición dirigida por Estados Unidos ha
estado conduciendo incursiones aéreas contra Estado Islámico desde 2014.

En enero de 2017, Rusia, Irán y Turquía anunciaron un acuerdo para un cese el


fuego parcial, que tampoco llegó a tener éxito.

Y, más recientemente, sólo se han logrado acordar treguas parciales -no siempre
respetadas- para permitir la llegada de ayuda humanitaria a lugares como Guta
Oriental.
Así las cosas, muchos esperan ansiosos el siguiente paso de la comunidad
internacional. Pero ¿existe un plan para implementar un cese del fuego y negociar
una transición de poder en Siria?

La verdadera prueba se verá en la respuesta a esas preguntas.


*Esta nota fue publicada originalmente el 24 de septiembre de 2016 y ha sido actualizada
para reflejar los acontecimientos más recientes.
Siria: 7 años de conflicto
La población siria lleva más de 7 años de sufrimiento, desesperación y
violencia. No hay un solo niño que no esté padeciendo por esta guerra que parece
no tener fin. 
En Siria y en los países vecinos, 13,1 millones de personas necesitan ayuda
humanitaria, incluidos 5,3 millones de niñas y niños, de los que 1 millón viven
en zonas de difícil acceso dentro de Siria. Además, 2,7 millones de niños se
encuentran refugiados en Líbano, Jordania, Irak, Turquía y Egipto.
A causa del recrudecimiento de la violencia en el país, solo en los dos primeros
meses de 2018 unos 1.000 niños murieron o resultaron heridos. Otros muchos
han sido torturados, secuestrados, víctimas de violencia sexual o reclutados en
grupos armados: sólo en 2017 se reclutaron tres veces más niños que en 2015
para participar en el conflicto.
En algunas zonas de Siria se sigue denegando la distribución de ayuda
humanitaria y en otras continúa siendo extremadamente difícil debido a los
constantes ataques, la poca seguridad, la limitación de movimiento y la
imposición de restricciones. Denegar el acceso humanitario priva a los niños
de alimentos, atención médica, educación y protección.
¡Se acabó! ¡¡Hasta aquí!! No queremos seguir contando. Porque los niños no
pueden más. Un nutrido grupo de niñas, niños, mayores, estudiantes, profesores,
diseñadores, periodistas, doctoras, activistas… más de 40 personas en 13
idiomas distintos se han sumado, con motivo del séptimo aniversario del inicio
de la guerra en marzo de 2017, a nuestro grito: ¡#7yNOmás!
La crisis en Siria no tiene precedentes en su complejidad, brutalidad y duración.
Los más de 7 años de violencia, pobreza y desplazamiento están
teniendo consecuencias devastadoras para millones de niñas y niños: las
familias no tienen recursos para cubrir sus necesidades básicas de alimentación y
abrigo, las niñas y niños con discapacidad corren el riesgo de ser excluidos y
olvidados, los ataques a instalaciones médicas y educativas han diezmado los
sistemas de salud y educación del país… 7 años de conflicto, 7 años de dolor y
pérdida para millones de niñas y niños.
En UNICEF no queremos, ni podemos, dejar que las necesidades, las vidas y el
futuro del pueblo sirio desaparezcan de la conciencia del mundo. Estamos
apoyando los esfuerzos de reconstrucción y recuperación al dar prioridad a los
niños, incluyendo los que tienen discapacidad.
El conflicto de Siria necesita una solución inmediata. Hay que intentar acabar
con todas las restricciones a la entrega de ayuda humanitaria y dar asistencia a
todos los niños que se encuentran en situaciones tan delicadas.
La población resiste con una capacidad asombrosa, pero las violaciones de
derechos  siguen siendo muy altas, sobre todo para la infancia. No podemos
permitir que sigan soportando tanto horror.
Conflicto en Siria: consecuencias devastadoras

 Desplazados para huir de la guerra: hay 6,1 millones de personas


desplazadas dentro de Siria y más de 5,6 millones viven como refugiados en los
países vecinos. Muchos de ellos han huido hasta 7 veces para esquivar el horror
de la guerra y sobrevivir.
 Excluidos y olvidados: En 2017, más de 360 niños resultaron heridos y a
muchos de ellos se les causó una discapacidad. Unos 3,3 millones de niños
dentro de Sira están expuestos a artefactos explosivos. Más de 1,5 millones de
personas viven con discapacidades relacionadas con la guerra.
 El agua, como arma de guerra: las infraestructuras para el suministro de
agua son atacadas o inutilizadas. Se calcula que 14,6 millones de personas
carecen de acceso a agua potable.
 La salud en peligro: solo la mitad de los hospitales siguen operativos. La
cobertura de inmunización se ha reducido a la mitad: de un 90% antes de la
guerra a un 70% ahora, lo que pone en riesgo la salud de millones de niños.
 Educación interrumpida: unos 2,8 millones de niños no pueden ir a la
escuela en Siria y la región. Uno de cada 3 centros educativos está destruido,
dañado o se utiliza como refugio.
 Pobreza: el desempleo prolongado, los desplazamientos y el aumento de
los precios del combustible y los alimentos han provocado que el 85% de los
sirios vivan por debajo del umbral de la pobreza. Los niños y niñas tienen que
trabajar en más del 75% de los hogares. En algunos casos, su sueldo es el único
recurso para las familias.

Siria: la guerra que


comenzó con un
grafiti
 Tras siete años y medio de combates y bombardeos, Siria está en ruinas. Sufre el
conflicto más cruento de los que estallaron con las revueltas y revoluciones
incluidas en el concepto de “primaveras árabes”. Al menos 465.000 sirios han
muerto, más de un millón han resultado heridos y 12 millones han huído
forzosamente de sus casas. "Si el conflicto no termina pronto, éste podría ser el fin
de Siria tal como la conocemos", sentenció António Guterres cuando acababa su
mandato como Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), a
finales del 2015.
 FASE 1: LAS PROTESTAS
 Tras Túnez, Egipto y el inicio de la rebelión en Libia, en marzo del 2011 estallaron
las protestas contra el presidente sirio, Bashar el Asad, cabeza del régimen del
partido Baaz, en la ciudad de Deraa (sur). Se iniciaron tras el arresto y tortura de
unos adolescentes que pintaron en la pared de su escuela: “Es tu turno, Doctor”, en
referencia a Asad, que es oftalmólogo.
 Las fuerzas de seguridad sirias mataron a manifestantes en las primeras protestas y
éstas se extendieron por todo el país. En verano del 2011, cientos de miles de sirios
pedían en las calles la dimisión de Asad, reformas políticas y el fin de la brutalidad
policial.
 "Al principio del conflicto, muchos creyeron dentro y fuera de Siria que Asad
duraría pocos meses. Vieron el efecto dominó que se estaba produciendo, con
caídas de líderes fuertes en países árabes", apunta Yaron Friedman, profesor de la
Universidad de Haifa y experto en Siria.
 FASE 2: COMIENZA LA GUERRA CIVIL
 Se formaron grupos opositores armados y empezaron las deserciones de militares
sirios que se unían a los rebeldes, aglutinados en el Ejército Sirio Libre (ESL). El
país se sumió en la guerra, los bombardeos de las fuerzas sirias se multiplicaron y
en el 2012, los combates llegaron a Damasco, la capital, y a la segunda ciudad del
país, Alepo. 
 "Hasta el 2012, la mayoría pensaba que el final del régimen estaba cerca, pero
entonces Asad consiguió ayuda de sus aliados. Primero de Irán y de (el movimiento
chií libanés) Hizbulá, que mandó a su milicia a luchar con Asad y le aportó avances
que lo salvaron y le dieron mucha motivación", indica Friedman.

 "Irán movilizó a las milicias (chiís) de Paquistán, Afganistán, Irak y a la Guardia


Revolucionaria iraní, que entrenó y apoyó a las fuerzas del régimen y lo salvó casi
de hundirse en ese momento", opina Friedman. 

 Los rebeldes fueron creciendo y obteniendo armas, una parte de ellas “financiadas
por Arabia Saudí y Catar” y destinadas especialmente a los grupos islamistas. Así
lo explicaron a este diario, en junio del 2012, en la ciudad libanesa de Trípoli,
combatientes de las Brigadas Faruk, integradas mayoritariamente por hombres de
Homs y desertores y que formaban parte del ESL. Muchos de estos combatientes
eran de Baba Amro, un barrio de Homs masacrado por el Ejército sirio.
 Uno de los comandantes de la brigada hablaba de “hacer la revolución del
Islam” y de tener “un país islámico”, pero “sin Al Qaeda ni extremismos, somos
islamistas moderados”. Mientras hacía estos comentarios, sus dos esposas, cubiertas
con niqab -velo que solo muestra los ojos- y con guantes, preparaban la comida para
una decena de hombres.
 FASE 3: LOS YIHADISTAS ENTRAN EN ESCENA
 Los yihadistas aumentaron y las fuerzas seculares del ESL perdieron terreno.
Aparecieron grupos como el yihadista Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en
Siria, y el Estado Islámico (EI), que lanzó una fuerte ofensiva en Irak en junio del
2014, y luego en la zona de Siria cercana a la frontera iraquí. El EI proclamó
un califato en el área que controla en Irak y Siria cuya capital de facto es la ciudad
siria de Raqqa.
 Integrado por miles de extranjeros, el EI lucha contra todos los bandos: las fuerzas
gubernamentales, los rebeldes, el Frente al Nusra -con el que se ha aliado en algunas
ocasiones- y las fuerzas kurdas, también opuestas a Asad y contra las que arremete
Turquía.

 FASE 4: LA COALICIÓN INTERNACIONAL Y RUSIA


COMIENZAN A BOMBARDEAR
 En septiembre del 2014, una coalición internacional liderada por EEUU, con
Jordania, Baréin, Catar, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) empezó
a bombardear al EI. Francia inició los ataques en septiembre del 2015 y el Reino
Unido, en diciembre.
 Rusia comenzó en septiembre atacando a “los terroristas del EI”. Pero además, ha
bombardeado a grupos rebeldes y ha conseguido que el régimen de Asad, que hace
medio año estaba al borde del colapso, haya recuperado terreno en zonas
clave como Alepo (norte). “La intervención rusa es fundamental, puede cambiar el
curso de la guerra a favor de Asad”, asegura Phillip Smyth, investigador de la
Universidad de Maryland.
 FASE 5: ATAQUE QUÍMICO Y REACCIÓN DE EEUU

 El 4 de abril del 2017, un ataque con armas químicas causó al menos 86 muertos
-según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH)- en la localidad siria de
Jan Sheijun, en la provincia de Idleb (noroeste de Siria). La oposición siria, EEUU y
otros países acusaron al régimen de Damasco del ataque, pero las autoridades sirias
negaron haberlo perpetrado. Rusia alegó que se había bombardeado un almacén
donde los rebeldes que controlan Jan Sheijun guardaban armas químicas.
 La noche del 6 al 7 de abril, Washington bombardeó con 59 misiles Tomahawk la
base militar siria de Al Shayrat, en la provincia de Homs, en represalia por el ataque
químico de Jan Sheijun. Según el Pentágono, el bombardeo -el primero de EEUU
contra el régimen de Asad- destruyó "el 20% de la aviación siria".

 El ataque estadounidense provocó la condena de los aliados de Damasco: Rusia,


Irán y Hizbulá. Moscú, bajo una gran presión internacional que lo acusa
indirectamente del bombardeo químico y le exige que se distancie de Asad, advirtió
junto a Teherán de que responderá con fuerza a "cualquier agresión". Las grandes
potencias podrían acabar sumidas en una confrontación abierta en el tablero de
Siria.

 FASE 6: EL ESCENARIO ACTUAL


 Rusia ha logrado mantener a Asad en el poder, y su intervención, junto a la de Irán,
el grupo libanés chií Hizbulá y diversas milicias chiíes, ha sido clave para decantar
el curso de la guerra. En septiembre del 2018, siete años y medio después de que se
iniciara el conflicto, el régimen de Damasco controla al menos el 60% de Siria y
las fuerzas kurdas, apoyadas por EEUU, tienen en su poder el 25% del territorio del
país.
 Las fuerzas leales a Asad, controlan las ciudades de Damasco, Homs,
Hama, Alepo, Latakia, Tartus, Palmira y Albu Kamal. Han reconquistado casi todos
los bastiones de los rebeldes y grandes porciones de territorio en el sur de Siria en
los últimos meses. 
 La zona oriental de Guta, al este de Damasco, que estaba en manos rebeldes, fue
foco de una fuerte ofensiva de las fuerzas gubernamentales el pasado
abril. Murieron al menos mil personas, entre ellas 215 niños y 145 mujeres. El 12
de abril, el Ejército sirio y fuerzas rusas tomaron el este de Guta en su totalidad
después de que todos los grupos opositores armados aceptaran evacuar el territorio.
 Damasco y Moscú lanzaron el pasado julio una fuerte ofensiva en Deraa, al
suroeste de Siria y cuna de la revuelta contra Asad. Sus fuerzas reconquistaron la
mayor parte del este de la provincia tras unos bombardeos que según la ONU
desplazaron a más de 160.000 personas.
 Las fuerzas del Gobierno sirio tomaron también la provincia de Quneitra, en el sur,
llegando de nuevo a los límites de la zona desmilitarizada en la línea de separación
con Israel, en los Altos del Golán. Una parte de este territorio sirio está ocupada
por los israelís desde 1967.
 Las fuerzas kurdas tienen bajo su control las ciudades de Raqa, Qamishli y
Hasakah, el noreste del país y buena parte de la frontera con Irak. Los kurdos,
encabezados por los líderes del Partido de la Unión Democrática (PYD) quieren
tener una región autónoma.

 En el enclave kurdo de Afrin, en el norte de Siria, se desplegaron fuerzas rebeldes y


turcas que se enfrentan a las kurdas apoyadas por EEUU.

 El Ejército Sirio Libre (ESL), que agrupa a diversas formaciones rebeldes,


mantiene el control de zonas muy limitadas en el noroeste de Siria. La principal área
que sigue en manos rebeldes es la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria y
fronteriza con Turquía.
 Las fuerzas gubernamentales y sus aliados han bombardeado esta provincia, donde
viven cerca de tres millones de personas, y han matado a numerosos civiles. En
Idlib, que limita también con la provincia de Latakia, donde se encuentra la mayor
base aérea rusa en Siria, quedan unos 70.000 combatientes rebeldes, según el canal
de televisión catarí Al Jazeera. 
 Turquía, aliada de los rebeldes, y Rusia e Irán, principales aliados de Damasco,
están negociando aún para evitar una gran ofensiva final de las fuerzas
gubernamentales en Idlib. De momento, los intentos de lograr un alto el fuego han
fracasado y aún se teme un ataque militar de gran envergadura que, según
la ONU comportaría una catástrofe humanitaria.
 Por su parte, el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que perdió casi todo el
territorio que había conquistado, incluida Raqa, su última ciudad fortaleza, sigue
reteniendo una zona cercana a Albu Kamal, rodeada al oeste por las fuerzas de
Damasco y al este por las kurdas.
 El  presidente sirio y sus dos paladines, Moscú y Teherán, están a punto de
proclamar su victoria contra los rebeldes, los grandes perdedores de esta guerra.

También podría gustarte