Está en la página 1de 8

Cultura y educación como proceso

Presentado por: Nathalia Fuentes

Presentado A: Alfonso Rafael Alean Moreno

Universidad Cooperativa de Colombia

sede Bogotá

Antropología y estudios culturales


INTRODUCCIÓN

La Constitución política de 1991 reconoce y protege la diversidad étnica y cultural de la

nación colombiana. Este reconocimiento supone aceptar tanto el hecho de que la

actual cultura de Colombia es el resultado de la interacción de tres vertientes poco

homogéneas en sí mismas: la de los pueblos originarios, la del español y la negra

africana; como el de que las expresiones culturales de los "otros", igualmente dignas y

respetables, se apoyan en sistemas de comprensión del mundo diferentes a los de la

cultura occidental.

La educación es un proceso metódico y ordenado a través del cual se trasmite la

cultura, la invención de la imprenta y con la creciente difusión del libro, llegaron a tener

un acelerado incremento en la ciencia.

Desde hace unas décadas la palabra cultura era la capacidad de reflexionar sobre las

capacidades que tienen en sí mismo el hombre. En ella también podemos hablar de los

seres racionales, críticos y éticamente comprometidos. Mediante eso el hombre se

puede expresar muy bien, toma conciencia hacia sí mismo y lo más importante que

puede cuestionar sus propias realizaciones que haya realizado y las puede dar a

conocer hacia las otras personas.


La vinculación entre educación y cultura, y entre educación, cultura y comunicación

como espacios sociales y de construcción de conocimiento y de significación, pueden

alentar la transformación de las sociedades para ponerlas al día ante nuevos contextos

socioculturales en los que se requiere capacidad de adaptación, de innovación y de

conexión.

La sociedad del conocimiento y la explosión de la información y los nuevos dispositivos

tecnológicos cuestionan y retan todo esfuerzo de diseño curricular, ya que enfrentan a

la escuela a la imposibilidad de establecer una sumatoria de contenidos como

estrategia abarcativa de todo lo que hay por conocer.

El concepto de educación es más amplio que el de enseñanza y aprendizaje, y tiene

fundamentalmente un sentido espiritual y moral, siendo su objeto la formación integral

del individuo. Cuando esta preparación se traduce en una alta capacitación en el plano

intelectual, en el moral y en el espiritual, se trata de una educación auténtica,

La educación actualmente solo se puede manejar hasta cierto límite y se sirve como

criterio selectivo donde hay cosas fundamentales como la creatividad artística,

científica, técnica, filosófica, religiosa entre otras y así mismo ha habido más normas y

principios que alcanzará mayor perfección en la medida que el sujeto domine,


autocontrole y autodirija sus potencialidades: deseos, tendencias, juicios, raciocinios y

voluntad.

La funcionalidad implica actividades, conocimientos y las destrezas adquiridas en las

aulas y así respectivamente encontrar una aplicación oportuna dentro de la comunidad,

en el caso de un profesional debe adaptarse a tal modo que pueda desenvolverse por

sí mismo en su medio.

La cultura colombiana no solo goza de una gran aceptación en general sino que ha

sido la visión oficial que todos los gobiernos han tenido desde que se creó el Ministerio

de Cultura en 1997. A partir de la creación de dicha cartera (quizás desde antes) el

imaginario cultural del Estado acerca de la cultura nacional responde a la necesidad de

captar en una bonita postal turística la fotografía en que Ana Marta de Pizarro abrace al

“Pibe” Valderrama mientras disfrutan de un sancocho amenizado por algún conjunto de

vallenateros famosos. Buena parte de la sociedad colombiana y sus gobiernos desde

hace décadas, conciben la cultura colombiana desde una perspectiva esencialmente

recreativa, pintoresca, exclusivamente vinculada a las actividades ociosas que tengan

que ver con el folclor regional.

La educación de un proceso abierto se podría tomar como tiempo que le sirve al

hombre para así mismo seguir con el objetivo existe un generador de impulso que
nos permite dar un salto arriesgado donde realmente eficaz y no se pierde los nexos

que se tiene con la historia, donde se puede el valor significativo que se puede obtener

a través de ello, así como anterior mente se exponía, no se pierde la realización de

ideales y proyectos que se han conformado, esta educación no solamente debería ser

abierta en dimensión de temporalidad si no también el pluralismo de opiniones y puntos

de vista de diferentes bases, hay verdades absolutas y así mismo tienen un carácter de

anacronismos en donde se encuentran verdades parciales y más o menos

acomodadas a puntos de vista

Se quiere una educación con carácter donde nuestra lengua, condiciones políticas y

sociales y religiosas, y donde estén adscritos a una misma condición social podemos

tener entusiasmo, firmeza y decisión a las ideas y concepciones sobre el mundo y la

vida que se ha podido tener, en algún momento se llega a lograr o alcanzar a la

perfección en donde cada instante somos nosotros mismo, y se vive a diario.

El diccionario define la cultura como el “Conjunto de modos de vida y costumbres,

conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo

social” en otra acepción la define como sigue: “Conjunto de las manifestaciones en que

se expresa la vida tradicional de un pueblo.” Una definición quizás más antropológica


podría ser así: “Conjunto de tradiciones puestas en práctica por una determinada

comunidad”.

Esta necesidad de actualización también sugiere la necesidad de servirse ampliamente

en todos los nuevos medios que la técnica pueda poner a disposición de enseñanza

haciéndola más rápida y eficaz, existen distintos medios audio visuales que van

convirtiendo la labor del docente en una actividad atractiva y placentera, la informática

por su parte permite procesar con celeridad y en forma automática toda tipo de

información mediante calculadoras y/o ordenadores, y así se pueden ahorrar tiempo

preciso y susceptible.

El ser humano se presenta como un ser fundamentalmente activo, la actividad para el

hombre no debe confiarse en el simple juego sino también las circunstancias que se

pueden generar, pero esta debería conducir forzosamente a la acción, al no ser una

especulación gratuita, si no como guía eficiente de la práctica.

La educación debería ser humanizadora es decir una educación que propone la

humanización integral de cada ser humano, así también regido por leyes naturales de

la biología constituye el lado externo del hombre, y a su vez su dimensión física,

material y espacial.
Esto no se comporta como almas separadas actúan aisladamente de conformidad con

sus propias leyes y también interrelacionan y corresponden a una manera

asombrosamente concordante y consiente en cada acto y operación en done de podría

definir una educación integral que sea equilibrada en distintas facetas.

CONCLUCIONES

La educación debería ser democrática es verdaderamente humanizada en donde se

ajusta al desarrollo no solamente del hombre sino también de todo a su alrededor y no

puede ser discriminatoria, lo contrario ofrece la oportunidad a mejoramiento a todos los

integrantes en cada sociedad sin distinciones racistas ni privilegios de clase.


BIBLIOGRAFIAS

 https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/oscar-sanchez/escuela-

educacion-y-cultura-en-colombia-239322

 https://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/juan-ramon-de-la-

fuente/nacion/2017/05/15/la-educacion-y-la-cultura

 http://www.unesco.org/new/es/quito/education/education-and-interculturality/

También podría gustarte