Está en la página 1de 2

Análisis Situación Actual: (Responsabilidad social en la minería)

En las actualidad, el Covid-19 ha provocado una crisis sin previo aviso, que ha perjudicado
a miles de personas y a la economía a menor y gran escala.La minería en el Perú ha sufrido
la paralización ,en gran medida, de sus operaciones con el fin evitar la propagación del
virus. En ésta pandemia, el principal armamento para luchar contra el Covid-19 viene
siendo las herramientas de desinfección, es por eso que muchas empresas mineras han
implementado ciertas medidas sanitarias para apoyar a la sociedad.Aunque se dice que las
empresas mineras no deberían tomar el rol del Estado, se ve que muchas empresas donan
Kits de descarte de coronavirus, estas acciones se pueden interpretar de dos maneras, como
una buena p´ractica de responsabilidad socialdel sector minero como también un tipo de
dadivas a fin de obtener una aceptación, la confianza de la comunidad o algún tipo de
beneficio propio.Muchas empresas como Las Bambas ,Souther Perú y otras más han
realizaddo fumigaciones en diversas calles y avenidas, de las ciudades donde éstas tienen
sus operaciones.Mirando desde el lado positivo, se denota que los esfuerzos realizados por
las empresas tienen como fin el concientizar a las personas de como deberían de cuidarse
ante el virus, lo cuál representaría una política de responsabilidad social.

La Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP) tiene


comités donde, a menudo, se discuten temas relacionados a promover y mantener un
desarrollo empresarial.Dada la conyuntura actual que atraviesa la sociedad debido al virus
la CONFIEP adopta técnicas responsables que vienen implementando, enfocadas al
bienestar de las personas y comunidades.Sin embargo, se han generado malentendidos
respecto a que varias mineras no cesarán sus actividades en pleno estado de emergencia,
donde la Confiep ha aclarado el malentendido.

La empresa minera formal luego de cesar su producción ha evacuado a gran parte de sus
trabajadores, manteniendo solo al personal esencial de cada operación para así asegurar el
funcionamiento técnico mínimo. Éste permiso o excepción que hace el gobierno con las
empresas mineras para mantener un mínimo de técnicos es por el tema de que la industria
minera maneja aguas ácidas , cancha de relaves, entre otras operaciones que si no tienen
algún cuidado pueden generar daños irreparables en el entorno.
Algunas empresas que no tenían luz verde, están buscando operar bajo el pretexto de que
dicho proyecto ayudaría enormemente a la reactivación económica.Tía María es un
proyecto que no tiene la licencia social, por lo cual es inviable que inicie su contruccion en
plena pandemia.Además, El presidente del Consejo de Ministros manifestó que dicho
proyecto quedara suspendido hasta zanjar el conflicto social que tiene en la zona donde se
encuentra.Por otro lado, se debería tener un enfoque en impulsar nuevos proyectos mineros
como la mina Callanquitas de oro y plata en La Libertad, con una alta ley de mineral y
dejar de lado aquellos proyectos truncados socialmente.

Éste actual paranorama sólo se podrá superar con el liderazgo de los representantes del
Estado, sumado con el apoyo de las empresas y la ppblación.Ahora las empresas mineras
deben alinear sus interees con lo ambietal y social.Los problemas ambientales y la
conflictividad social son una de las principales causas de paralización de los
proectos,principalmente por mal informaciona las personas o comuneros.Toda empresa
debe tener un circulo armonioso entre lo social ambiental y eocnomico, en una balanza
donde ambos lados salgan benificiacados y donde el relacionamiento social es muy
importante . No creo que sería oportuno añadir un problema social a esta coyuntura por la
pandemia, si ahora no podemos controlar esta situación, mucho menos podríamos lidiar con
un conflicto social.Debemos enfocarnos en proyectos en cuales hay la oportunidad de
sacarlos adelante, no debemos tener afán en remitirnos en el pasado y de una manera
sesgada pensando solamente en la economía.