Está en la página 1de 3

Lectura Bíblica: Juan 4: 10

10
Respondió Jesús y le dijo: si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice:
Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.

Título: La mejor decisión de tu vida.


Tema: Un avivamiento llamado Jesús
Desarrollo del tema: Hace varios meses atrás antes de que empezara la
pandemia había llegado un circo a Piedecuesta y recordé que, cuando era
pequeño mi padre me llevó a un circo, fue la primera y única vez que entré a un
circo porque en ese entonces era permitido que los animales fueran parte del
show, ahora es sabido que esto no es permitido pues es una forma de maltrato
animal, sin embargo el Señor por medio de este recuerdo me habló…verán mis
amados hermanos en ese circo habían dos elefantes inmensos, los cuales eran
muy obedientes y hacían todo lo que una persona les decía, yo le pregunté a mi
papá como es que un hombre cualquiera podía dominar a un animal tan enorme e
imponente como lo es un elefante, a pesar de que no se veía alguna cadena
sujetando a los elefantes y aparte tenían una actitud como de derrota, como de
sumisos, a lo que él me respondió, que para ello el hombre desde que los
elefantes eran muy pequeños los amaestraba, les enseñaba quien era el
dominante y les ponían cadenas para que aprendieran a estarse en un solo lugar y
así cuando los elefantes estuvieran en el show, aunque no les pusieran cadenas
se quedarían quietos pues habían hecho de la cadena su vida cotidiana y era lo
normal…esto me generó mucha tristeza porque el elefante no era consciente de
que en los momentos del show él no tenía ninguna cadena pero, se sentía
siempre atado por una cadena.
Pues bien, les debo confesar que así me sentía yo en el mundo y sin Dios en mi
vida, atado y derrotado con el peso de una cadena que cada vez me aprisionaba
más y lo peor de esta situación es que me atrevo a pensar que, como ese elefante
todos en un momento nos habríamos acostumbrado a esto, pero sea bendito el
día en que conocimos a uno llamado Jesús de Nazaret, que un día llegó a
nuestras vidas para romper toda atadura y cadena que nos estaba quitando la
felicidad y la libertad, porque solo en el nombre de Jesús amados hermanos y
amigos hay libertad y felicidad absoluta
Esto que sentimos, cuando conocemos al Señor, lo aceptamos en nuestras vidas
y nos enamoramos de él, es el principio del avivamiento que tú y yo tenemos, es el
principio del avivamiento que comenzó hace de 2 mil años y que aún sigue
presente en esta iglesia, amada iglesia del Señor, el mayor avivamiento de todas
las épocas se llama Jesús, no solo porque sana a los enfermos, porque de vista a
los ciegos, ha levantado paralíticos, a los sordos los hizo oír, los mudos hablan por
él y a los endemoniados ha dado libertad, sino que Jesús es la manifestación más
grande de Dios, en él Dios reveló su nombre que es sobre todo nombre, vino a
perdonar pecados y darnos salvación regenerando nuestras vidas.

Ahora, es necesario entender que, este avivamiento se da en dos sentidos, en el


libro de Juan Capítulo 7 versículo 37 al 39 dice la palabra del Señor;
37 
En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la
voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
38 
El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán
ríos de agua viva.
39 
Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él;
pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había
sido aún glorificado.

Yo en Jesús; tiene que ver con la mejor decisión que podemos tomar en nuestra
vida, este libre albedrío que tiene el ser humano para acercarse a Dios, por eso la
palabra nos dice… Si alguno tiene sed, venga a mí y beba…pero aparte de ir en
busca de él nos dice que, debemos creer… El que cree en mí, como dice la
Escritura, cuando esto sucede viene la segunda parte.
Jesús en mí; es el resultado, es donde suceden los efectos extraordinarios, como
dice el texto…de su interior correrán ríos de agua viva.
Esto es, exactamente lo que sucedió con aquella mujer Samaritana, ella puso su
voluntad en Dios, al oír que Jesús le dice… si conocieras el don de Dios, y quién
es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva…, y vemos
como esta mujer inmediatamente le pide de esta agua, se dio el sentido de Jesús
en mí y vino el milagro, el que Dios haya tratado con esta mujer y además toda
una ciudad se movió a conocer a Jesús por aquella mujer que contó lo sucedido y
en ellos también se dio este avivamiento en ambos sentidos, la biblia más
adelante nos relata que…vinieron a él y le rogaron que se quedase con ellos unos
días muchos le creyeron a su palabra y luego le dijeron a la mujer, ya no creemos
solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído y sabemos que
verdaderamente éste es el salvador del mundo, el Cristo…
Conclusión: ¡Amada iglesia del Señor, este avivamiento llamado Jesús no ha
terminado, sigue intacto!, así que, lo divino empieza en el calvario y lo humano
cuando yo me arrepiento, es decir que este avivamiento de la iglesia empezó en el
calvario, pero empieza en una persona cuando esta se arrepiente, porque le
recuerdo, no hay avivamiento sin calvario, ahora te pregunto amado joven,
adolescente, amigo o amiga que me oye en este momento, ¿quién quiere ser
parte de este avivamiento? Mira no pidas avivamiento, algunos dicen es que con
este predicador se siente el avivamiento, es que con aquel no se siente mucho, no
digas eso, porque esto ya empezó en la cruz del calvario y no ha cesado, solo
debes decidir si tú quieres estar en él, porque amado joven, el rio de agua viva
sigue fluyendo y el espíritu santo es el motor del crecimiento y nos alcanzó a usted
y a mí, ¡solo atrévete a tomar la mejor decisión de tu vida, decídete por jesús y
dejemos que el Señor nos use porque somos los escogidos a ser parte de este
gran avivamiento llamado Jesús.!