Está en la página 1de 3

1

UNIVERSIDAD MILITAR NUEVA GRANADA

FACULTAD DE DERECHO

ENSAYO

CAPACIDAD LEGAL DE LAS PERSONAS EN ESTADO DE DISCAPACIDAD


LEY 1996 DE 2019

DANNA JULIETH ACOSTA AYA


LINA MARIA VALDIVIESO IMITOLA
JERSON ANDRES CLAVIJO RUEDA
ELIANA DEL MAR QUEVEDO ENMINICICA
JESSICA PAOLA GÓMEZ GUAUQUE

2020
2

CAPACIDAD LEGAL DE LAS PERSONAS EN ESTADO DE DISCAPACIDAD


“La discapacidad no te define; te define cómo haces frente a los desafíos que la discapacidad te presenta”
Jim Abbott

La capacidad, como institución jurídica, posee dos dimensiones. En primer lugar, se trata de un atributo de la
personalidad, ya que es la aptitud de la persona de ser sujeto de derechos y obligaciones, concebida así, como la capacidad
de goce. En segundo lugar, la capacidad también es un requisito de validez en los negocios jurídicos. El acto jurídico,
como manifestación de la voluntad reflexivamente encaminada a generar obligaciones, exige el cumplimiento de ciertos
requisitos de existencia y de validez. En términos del artículo 1502 C.Civil, define en su último inciso la capacidad legal
como la facultad de una persona de “poderse obligar por sí misma, sin el ministerio o la autorización de otra”. 1 En pocas
palabras, entendida como una autorización legal para poder celebrar válidamente actos jurídicos, se ha denominado
capacidad de ejercicio.

Por el contrario, en el artículo 1503 del C.Civil, indica que “toda persona es legalmente capaz, excepto aquéllas
que la ley declara incapaces”2 es decir, con base al artículo 1504 C.Civil: “Son absolutamente incapaces los dementes, los
impúberes y sordomudos, que no pueden darse a entender (por escrito)” exteriorizando que cualquier acto jurídico de las
personas en estas condiciones no provocarían “obligaciones naturales, y no admiten caución” 3. De modo que, la
incapacidad es toda restricción o ausencia de la capacidad de ejecutar una actividad en la forma o dentro del margen que
se considera “normal” para cualquier ser humano. Por dichas razones, se ha perpetuado una serie de barreras decisivas que
han enfrentado las personas con discapacidad a lo largo de la historia, y que, de hecho, ha contribuido a establecer un
estado estigmatizador y discriminatorio utilizando ciertas categorías como dementes, el incapaz relativo y/o absoluto, la
figura del curador, entre otras disposiciones que a la luz del nuevo modelo impiden el ejercicio pleno de la capacidad de
las personas en dicha condición.

Es por ello, que se promulgo la Ley 1996 de 2019 que implico un cambio de paradigma existente sobre la
capacidad legal de las personas en situación de discapacidad en el territorio colombiano. Debido que, dicha ley tiene el
objetivo esencial de garantizar el respeto de la dignidad humana, la autonomía individual, incluida la libertad de tomar las
propias decisiones e independencia de los individuos. Por tanto, dicha Ley precisa en su artículo 6° que “todas las
personas con discapacidad son sujetos de derecho y obligaciones, y tienen capacidad legal en igualdad de condiciones, sin
distinción alguna e independientemente de usar o no apoyos para la realización de actos jurídicos” 4. Añade, que “en
ningún caso la existencia de una discapacidad podrá ser motivo para la restricción de la capacidad de ejercicio de una
persona”. A su vez, la Ley 1996 en su artículo 53 elimina la figura de la interdicción, lo que quiere decir que a partir de su
promulgación no se podrán iniciar procesos judiciales para decretarla, y tampoco se podrá solicitar que una persona se
encuentre bajo medida de interdicción para adelantar trámites públicos o privados. 5

La Ley 1996 de 2019 establece ciertos mecanismos, atendiendo a la responsabilidad del Estado de facilitar apoyos
para el ejercicio de la capacidad jurídica, en vez de regular elementos para limitarlos. El primero de ellos son los acuerdos
de apoyo, definido como “un mecanismo formal por medio del cual una persona, mayor de edad, formaliza la designación
de la o las personas, naturales o jurídicas, que le asistirán en la toma de decisiones respecto a uno o más actos jurídicos
determinados”.6 Este mecanismo permitirá que una persona con discapacidad pueda solicitar ante Notaria o Centro de

1
Código Civil Colombiano. Articulo 1502
2
Código Civil Colombiano. Articulo 1503
3
Código civil Colombiano. Articulo 1504
4
Ley 1996 de 2016.Articulo 6. Presunción de la capacidad.
5
Elementos fundamentales de la ley sobre capacidad legal plena de ciudadanos con discapacidad. 28 de Noviembre de 2019. Legis.
Ámbito Jurídico.
6
Ley 1996 de 2019. Artículo 15.
3
Conciliación la formalización de apoyos a través de un acuerdo. En dicho proceso la persona podrá instaurar, a través de
una vía reconocida por el derecho, los asuntos en los que quiere ser apoyado por alguien de su confianza.

La formalización de estos acuerdos deberá contar con los apoyos y ajustes razonables que la persona pueda
requerir para su celebración, sin que esto implique no reconocer la capacidad de la persona para tomar decisiones. 7 Cada
proceso cuenta con unos requisitos propios para que ese acuerdo sea válido y reconocido en el mundo jurídico. De la
misma forma, una persona puede establecer, una directiva anticipada, con el objetivo de determinar con antelación la
definición de situaciones jurídicas que puedan acaecer en un futuro, también contando con una o varias personas de
apoyo. Por último, la vía judicial se mantiene como posibilidad de asignación de apoyos. En este caso, se ofrece dos
posibilidades distintas. La primera busca que, a través de un proceso de jurisdicción voluntaria, una persona pueda
solicitar la adjudicación de apoyos, teniendo en cuenta su voluntad y preferencias, con un proceso ajustado para tener en
cuenta siempre a la persona y así garantizar también el derecho al acceso a la justicia. 8 Y la segunda posibilidad se refiere
particularmente a esos casos excepcionales en los que la persona con discapacidad no puede manifestar su voluntad y
preferencias, y por ello requiere el establecimiento de apoyos adjudicados, a través de la solicitud expresa de un tercero
interesado. 9

Por otro lado, la Ley 1996 de 2019 ofrece algunos criterios para definir las salvaguardias en cada caso en
concreto. Estos son la necesidad, la correspondencia, la duración y la imparcialidad. Ahora, si bien estos son los criterios
ordinarios que se deben tener cuenta para todas las particularidades de formalización de apoyos, la Ley establece en cada
mecanismo algunas salvaguardias determinadas. Algunos ejemplos son: a) el hecho de exigir en todos los trámites,
excepto en la adjudicación judicial promovida por una persona distinta a la persona con discapacidad, la presencia y
participación de la persona; b) En la celebración de acuerdos de apoyo en Notarías, previo a la suscripción del acuerdo, el
notario deberá entrevistarse por separado con la persona titular del acto jurídico y verificar que el contenido del acuerdo
de apoyo se ajuste a su voluntad;10 c) En los acuerdos de apoyo ante conciliadores extrajudiciales, éstos deberán poner de
presente a la o las personas de apoyo las obligaciones legales que adquieren con la persona titular del acto jurídico y dejar
constancia de haberlo hecho;11 d) la duración específica de los acuerdos de apoyo designados judicialmente 12 y, e) los
criterios mínimos que debe contener una sentencia de adjudicación de apoyos. En consecuencia, la aplicación de estos
contenidos, tenemos el reconocimiento pleno al disfrute de todos los derechos que, como ciudadanos, poseen. 13

En conclusión, con la promulgación de la Ley 1996 de 2019 se les reconoce a las personas con discapacidad el
poder de ejercer todos los derechos reconocidos por la constitución, la normativa colombiana y los contenidos en los
tratados de derechos humanos ratificados por Colombia, en igualdad de condiciones; esto es, sin limitación alguna en
razón a su discapacidad. Con ello se busca dar valor a la diversidad humana para permitir la inclusión real de personas
que, por no cumplir un supuesto estándar de normalidad, han tenido que resignarse al ejercicio de sus derechos de forma
autónoma. Sin embargo, el reto más inmediato está en el acompañamiento al proceso de implementación de la nueva ley,
pero, sobre todo, sensibilizarnos pedagógicamente y transformar la cultura discriminatoria que se halla tan arraigada en
nuestro entorno. Para así, dar paso a la igualdad, la humanización, la inclusión y la equidad frente a la diversidad que
sostiene nuestro país.

7
Ley 1996 de 2019. Artículos 6 y 8
8
Ley 1996 de 2019. Artículo 37.
9
Ley 1996 de 2019. Artículo 38.
10
Ley 1996 de 2019. Artículo 16.
11
Ley 1996 de 2019. Artículo 17.
12
Ley 1996 de 2019. Artículo 18 y 38
13
Ley 1996 de 2019. Artículos 34, 37 y 38.
Piedrahita, J. B. (s.f.). Capacidad legal de las personas con discapacidad. Ministerio de Justicia, pág. 100.

También podría gustarte