Está en la página 1de 3

IGLISIA CEJES FRANCISCO JAVIER

UN ESPIRITU DIFERENTE
Somos de un espíritu diferente, no somos contaminados por el espíritu del mundo la corriente
del mundo arrastra a los hijos de desobediencia. El que tiene un espíritu diferente tiene un
lenguaje diferente habla vive en fe. Para entrar y obtener lo que Dios prometió necesitamos
tener un espíritu diferente. Nuestra obediencia genera dentro de nosotros un espíritu diferente.
David cambio de espíritu de cuando miro desde su terraza estaba haciendo lo que Dios no lo
mando
Números 14:8 Si Jehová se agrada de nosotros, él nos llevará a esa tierra y nos la entregará; es
una tierra que fluye leche y miel
Números 14:9 Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra,
porque son como pan para nosotros; su amparo se ha apartado de ellos y con nosotros está
Jehová. No los temáis.
Números 14:11 Entonces toda la multitud habló de apedrearlos. Pero la gloria de Jehová se
mostró en el tabernáculo de reunión a todos los hijos de Israel.
Números 14:11 Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo me ha de menospreciar este pueblo?
¿Hasta cuándo no me han de creer con todas las señales que he hecho en medio de ellos?

Dios promete saca a el pueblo de la esclavitud llévalos a Canaán donde fluye leche y miel, pero
el pueblo no le cree hasta llagaron a menospreciar lo que Dios dijo por su siervo Moisés le
permitieron a la duda dar paso a su corazón
Canaán es estilo de vida n la tierra en la tierra es necesaria la leche y miel en el cielo no se
necesita matar gigantes, pero necesitamos tener un corazón como el d Josué y Caleb que le
creyeron a Dios sus promesas. Este pueblo se negó a creer después que Dios había hecho tantas
señales columnas d fugo, agua de la peña, pan de cielo, les envió carne. Canaán s vivir en
victoria aquí en la tierra.
Dos cosas hicieron hiso este pueblo para que no ejecutara sus planes con ellos
 No le creyeron (la duda) se necesita tener los pantalones bien amarrados para cuestionar
ver una peña vomitar agua este pueblo estaba bien descarado ver el mar rojo abrirse sus
enemigos ahogarse y aun tu duda de lo que Dios dice en verdad ese si sería el colmo
 Murmuraron en contra de Dios contradiciendo lo que Dios le hablado a Moisés
Números 13:26 Y anduvieron y vinieron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación de los
hijos de Israel, en el desierto de Parán, en Cades, y les dieron el informe a ellos, y a toda la
congregación, y les mostraron el fruto de la tierra
Números 13:27 Y le contaron a él, y dijeron: Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos
enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; y éste es el fruto de ella.
Números 13:28 Pero el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y
fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac.
Números 13:29 (Amalec habita la tierra del sur; y el heteo, y el jebuseo y el amorreo habitan en
el monte; y el cananeo habita junto al mar y a la ribera del Jordán.
Números 13:30 Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos en
seguida, y poseámosla, porque ciertamente podremos apoderarnos de ella.
Números 13:31 Pero los hombres que subieron con él dijeron: No podremos subir contra aquel
pueblo, porque es más fuerte que nosotros.
Números 13:32 Y vituperaron entre los hijos de Israel la tierra que habían reconocido,
diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla es tierra que traga a sus moradores;
y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de gran estatura.
Números 13:33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes; y éramos
nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.

Como Caleb, no se determina en el momento de la crisis; se obtiene desde mucho antes, como
consecuencia de estar guardado l corazón en el día a día y estar almacenado en el tesoro de
la palabra de Dios

Nunca hizo desfallecer el corazón del pueblo, de su gente (Josué 14:8)


Y mis hermanos, los que habían subido conmigo, hicieron desfallecer l corazón del pueblo, pero
o cumplí siguiendo a Jehová mi dios.

Es bueno preguntarnos: ¿Por causa mía alguien ha desfallecido? Cuantas veces por causa de
nuestras palabas, miradas o falta de testimonio hemos hecho desfallecer el corazón el corazón
de alguien. Por enfocar nuestra atención n los gigantes, podemos llevar a los que amamos a que
no le crean a Dios y a su palabra, a que no vivan por fe.
Estaba seguro de la presencia de Dios (números 14:9)
Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los
comeremos como pan; su ampara se ha apartado de ellos, y con nosotros este Jehová; no los
temáis.
El argumento de Caleb era que Dios estaba con ellos. Nunca ignoro los gigantes, lo que sucedía
con Caleb era que los gigantes no determinaban su fe, pues estaba convencido que Dios estaba
con él.
Fue fuerte hasta lo ultimo
Josué 14:11 Pero aún hoy estoy tan fuerte como el día en que Moisés me envió; cual era
entonces mi fuerza, tal es ahora, para la guerra, y para salir y para entrar.
Josué 14:12 Dame, pues, ahora este monte, del cual habló Jehová aquel día; porque tú oíste en
aquel día que los anaceos están allí, y que hay grandes y fuertes ciudades. Si Jehová está
conmigo, los echaré como Jehová ha dicho.
en Josué y Caleb hubo n espíritu diferente a los otros 10 espías

Números 14:24 Pero mi siervo Caleb, por cuanto hubo en él otro espíritu y me ha seguido
fielmente, yo le llevaré a la tierra donde entró y su descendencia la recibirá en heredad.

 murmuración Comentario que se hace de una persona que no está presente, tratando de que
esta no se entere y con la finalidad de hacerle daño o de molestarla.
La murmuración es una actividad humana que consiste en hablar de alguien o algo, tan bien
como mal, aunque generalmente de forma desfavorable, sin que la persona en cuestión esté
presente. Algunos sinónimos de murmuración son habladuría, comadreo, rumor, chisme o
cotilleo, siendo este último del ámbito coloquial.
Números 14:27¿Hasta cuándo he de soportar esta depravada multitud que murmura contra mí?
He oído las querellas de los hijos de Israel que de mí se quejan.
Números 14:28 Diles: Vivo yo, dice Jehová, que según habéis hablado a mis oídos, así haré yo
con vosotros.
Números 14:29 En este desierto caerán vuestros cuerpos; todos los que fuisteis contados según
vuestra cuenta, de veinte años arriba, los cuales habéis murmurado contra mí.
Números 14:30 Vosotros a la verdad no entraréis en la tierra, por la cual alcé mi mano jurando
haceros habitar en ella, exceptuando a Caleb hijo de Jefone y a Josué hijo de Nun.

También podría gustarte