Está en la página 1de 10

FORO SALUD MENTAL

Tema: La importancia de incentivar la inteligencia emocional en tiempos de


pandemia.

• Que trata a grandes rasgos la inteligencia emocional en niños y


adolescentes.

Ubicación: Plataforma digital Meet.


Fecha: 26 de octubre del 2020.
Integrantes:
• María Paula Gómez Romero
• Luna Sofia Aranda Caballero
• Diana Sofia Correa González
• Fabian David Cruz Silva
• David Alejando Obando Mogollón
• Kevin Johan Chaves Rincón
• Juan David Herrera Olaya
• Brayan Zea Zarta
• Ferney Velásquez Espinoza
• Santiago López Tique

Introducción: Se realizará un foro el día 26 de octubre del presente año, Este


viernes a las dos primeras horas en la que estaríamos con el acompañamiento del
profesor de comunicadores asertivos el cual es Wilfer Moreno Pineda se llevara a
cabo una charla sobre la importancia de la salud emocional en tiempos de pandemia
se realizara un vivo en la plataforma de YouTube donde todos estaremos presente
para la ejecución de este proyecto, para el desarrollo de este todos debimos haber
realizado una investigación a fondo sobre este tema, a portar ideas para que no se
vuelva tediosa la charla y hacerlo de una manera más didáctica, hacer preguntas
que puedan generar un impacto y aporte a este proyecto, sin olvidar la exhaustiva
investigación respecto al tema tratado. Este documento se utilizará para demostrar
el trabajo y aportes de cada uno este grupo, los aportes que cada uno pueda ofrecer.
Varios trastornos importantes de la salud mental, como la depresión, los trastornos
de ansiedad y los trastornos de la conducta alimentaria empiezan con frecuencia
durante la infancia y la adolescencia. La esquizofrenia y los trastornos de salud
mental relacionados (a veces denominados trastornos psicóticos) son mucho
menos frecuentes. Cuando se presentan, comienzan de forma característica en
algún momento entre mediados de la adolescencia y la primera edad adulta (a
mediados de la treintena). Otros trastornos, como el autismo, solo empiezan durante
la infancia.
Con algunas excepciones, los síntomas de los trastornos de la salud mental tienden
a ser similares a los sentimientos que todo niño experimenta, como tristeza, ira,
desconfianza, emoción, retraimiento y soledad. La diferencia entre un trastorno y un
sentimiento normal es el punto en que el sentimiento adquiere una fortaleza tan
intensa y abrumadora que afecta el normal desarrollo de las actividades de la vida
cotidiana del niño o le hace sufrir. Por lo tanto, los médicos deben utilizar un grado
significativo de sentido común para determinar cuándo algunos pensamientos y
emociones particulares dejan de ser un componente normal de la infancia para
convertirse en un trastorno.
Los trastornos disruptivos del comportamiento afectan principalmente a la conducta.
El comportamiento inapropiado no es intencionado, pero puede molestar a los
demás, incluyendo a profesores, compañeros y miembros de la familia, entre otros.
Estos trastornos incluyen
• Trastorno de déficit de atención/hiperactividad (el más frecuente)
• Trastorno negativista desafiante
• Con menor frecuencia, trastorno disocial
Los trastornos del neurodesarrollo afectan tanto a la salud mental como al desarrollo
general de los niños afectados. Estos trastornos incluyen
• Trastornos del espectro autista
• Síndrome de Rett
• Síndrome del cromosoma X frágil
• Síndrome de DiGeorge
• Trastornos mitocondriales
Los trastornos del espectro autista pueden conllevar una combinación de
dificultades en las relaciones sociales, un espectro de intereses restringido, un
desarrollo y uso anómalos del lenguaje y, a veces, discapacidad intelectual. El
síndrome de Rett, un trastorno genético, causa algunos síntomas similares,
incluyendo dificultades en las habilidades sociales y en la comunicación.
APORTES PARA LA REALIZACION DEL FORO
David Alejandro Obando: El cuidado del cuerpo es muy importante para tener
una buena salud emocional. Ya sabes: menos sana in corpore sano. Cuando se
mejora la salud física, se experimenta automáticamente un mayor bienestar mental
y emocional. El ejercicio no solo fortalece el corazón y los pulmones, también libera
endorfinas, sustancias químicas poderosas que nos dan energía y elevan nuestro
estado de ánimo.
Contar con una buena salud mental implica cuatro aspectos esenciales:
• Desarrollar conocimientos, habilidades y relaciones afectivas estables
tendientes a la satisfacción personal y con los demás.
• Establecer buen relacionamiento familiar, escolar, laboral, recreativas, con
nuestros semejantes.
• Armonizar ideales y valores éticos, para hacer frente a las demandas de la
vida.
• Generar proyectos de vida, disfrutando del presente, teniendo en cuenta el
futuro

Kevin Chaves Rincón: Tony Schwartz, dueño de The Energy Project y Emily
Pines, directora gerente de desarrollo de contenido de la misma consultora,
aseguran que las emociones negativas como el estrés, la fatiga, y el pánico pueden
ser tan contagiosas como el nuevo coronavirus. Ellos explican que el ser humano
cuenta con dos maneras de reaccionar: la infantil y la adulta. La parte infantil es
aquella que es más indefensa y vulnerable, (una persona abrumada, por ejemplo),
mientras que la adulta es aquella persona que mantiene la calma ante este tipo de
situaciones, para poder tranquilizar a la parte infantil. De acuerdo con Schartz y
Pines, la clave para que la parte adulta pueda calmar a la infantil se encuentra en la
inteligencia emocional. En situaciones atípicas o extremas que estamos
experimentando todos ante la pandemia del coronavirus, es necesario aprender a
saber cómo actuar ante la incertidumbre para no dejarse llevar por noticias falsas o
el pánico. Tony y Emily describen esta etapa como de “supervivencia” y puede ser
peligrosa porque no ayuda a resolver problemas complejos ya que lleva al ser
humano a ser reactivo, más que deliberador.
Una opción para evitar caer en el modo de supervivencia es nombrar nuestras
emociones, ya que tenerlas embotelladas pueden llevarnos a explotar de manera
negativa. Una vez que se expresan los sentimientos, se vuelve más sencillo
controlar las emociones e irlos normalizando. Es decir, observar las emociones y
nombrarlas dando lugar a la parte adulta, en lugar de ser manejadas por ellas. Otro
aspecto importante para sobrellevar esta crisis es tratar de mantener la calma y
enfocarse en lo que sí podemos controlar. Por ejemplo, abastecerse sin caer en
compras de pánico, ya que esto puede ayudarnos a sentirnos más tranquilos y en
control. Yasmin Anwar, escribe en Futurity que además de estar abastecido,
enfocarse en actividades que se pueden hacer en el hogar como la jardinería o
manualidades, ayudan controlar la ansiedad. La cuarentena es buen momento para
aprender algo nuevo o realizar actividades pendientes como practicar un
instrumento, terminar un libro o empezar un blog. Esto te ayudará a sentirte más en
control y aprovechar mejor el tiempo. Lo mejor es que es fácil encontrar tutoriales
en internet sobre todo tipo de cosas desde clases de piano, yoga, o aprender a tejer.
Si tienes hijos, estas actividades pueden servir además para conectar y crear
nuevas actividades familiares.

Brayan Zarta: Ante la incertidumbre que crea el nuevo coronavirus (COVID-19),


la inteligencia emocional se vuelve clave para mantener la calma. En estos tiempos
de incertidumbre, la mayoría de las personas estamos nerviosas, ansiosas, por lo
que es importante practicar la empatía. El coronavirus y el distanciamiento social es
algo que nos está afectando a todos de manera distinta, por lo que tener en cuenta
que los demás pueden tomar esta situación de manera diferente puede ayudarnos
a conectar mejor con los demás, ya sean nuestros compañeros de trabajo, amigos
o familiares. También es importante recordar que cada persona maneja el estrés de
manera distinta, tratar de entender al otro a través de la empatía, puede ayudarlos
a manejar la situación mejor. Por otro lado, contamos con un recurso valioso que es
la tecnología esta nos permite seguir conectados con el mundo exterior a pesar del
distanciamiento social. Además de que internet es una gran herramienta para
buscar tutoriales de meditación, respiración y relajación que nos ayudarán a
sentirnos menos abrumados. Lo importante es saber utilizar este recurso de manera
adecuada y que traiga consigo beneficios para nuestra salud. Ya que es necesario
buscar reducir los niveles de ansiedad y enfocarse en lo que es realmente
importante: la salud.

Ferney Velásquez Espinosa: El impacto de COVID-19 ya se está haciendo


notar los cambios no solo para las personas si no también en el ámbito escolar
alrededor de todo el mundo, teniéndonos que adaptar y actualizar cumpliendo el
reto de promover la formación en habilidades transversales.por otro lado, el
aislamiento social que han asumido los países para frenar el avance del virus ha
evidenciado nuevas realidades en el ámbito de las habilidades del siglo XXI. En lo
que respecta a las habilidades digitales.
Concluyendo con todo lo que está pasando por el tema del COVID-19, que durante
las actuales circunstancias es muy importante aplicar la inteligencia emocional,
tanto en el ámbito escolar como en el personal. Ya que esto permitirá que el tiempo
que reste de la pandemia sea más productivo y con más espacio para el crecimiento
personal e intelectual.

Juan David Herrera Olaya: La inteligencia emocional, es una habilidad que


nos permite enfrentarnos con éxito a las demandas y presiones del trabajo y de la
vida en general, manteniendo un balance positivo para poder continuar con nuestro
nivel de productividad de manera exitosa.
la inteligencia emocional comprende cinco aspectos importantes que contienen
capacidades fundamentales, como conectar y gestionar nuestras emociones,
automotivarnos. Esas cinco capacidades son: Conciencia de uno mismo,
autorregulación, motivación, empatía y habilidades sociales. Nada nos ha
sorprendido más en la vida que esta devastadora pandemia. A unos les ha tocado
sufrirla en carne propia, padeciendo la enfermedad o asistiendo a algún miembro
de la familia, a otros en sus negocios, afrontando los estragos económicos, y a
algunos más como parte de una empresa que ha tenido que hacer recortes de
personal o renegociaciones salariales.
Lo cierto es que de alguna u otra manera el Covid-19 ha tocado nuestras vidas, ha
hecho parar súbitamente a todo el mundo por igual, independientemente de la
cultura, nivel socioeconómico o latitud en que vivamos, hoy verdaderamente somos
uno solo. “Lo que si te puedo decir es que el mundo no volverá a ser el de antes”,
comenta Oralia Canepa Martínez, consultora empresarial y familiar.

Diana Sofia Correa González: A grandes rasgos podríamos decir que es la


habilidad para tomar conciencia de las propias emociones y de las demás personas
y la capacidad para regularlas.
Una forma para desarrollar la inteligencia emocional es mediante programas de
educación emocional. Estos programas deberían iniciarse en las primeras etapas
de la vida, ya que en estas edades se dan las primeras bases del aprendizaje y
relación. Por ejemplo, cuando un niño empieza a hablar, es importante decirle cosas
relacionadas con sus emociones: “ya veo que te sientes triste porque me echas en
falta”; “te sientes contento, ¿verdad? Yo también me siento como tú;! qué alegría!”.
Con ejercicios sencillos de este tipo le ayudamos a poner un nombre a sus
emociones, compartimos las nuestras y conseguimos que los niños asocien la
emoción con una situación vivida, lo que favorece el desarrollo de la conciencia
emocional y su empatía.
No solo nos centraremos en la infancia, sino en la cualquier etapa de la vida, por
ejemplo, en la etapa educativa de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) se
hace necesaria la aplicación de la inteligencia emocional. Los adolescentes
necesitan autoafirmarse, valorar sus capacidades y limitaciones, tomar sus propias
decisiones, tener responsabilidades, sentirse aceptados por los demás, etc. En
cualquier edad es primordial el desarrollo de la inteligencia emocional, ya que nos
ayuda a conocernos mejor como personas y a comprender mejor a los demás.

Santiago López Tique: La inteligencia emocional es la capacidad que tenemos


las personas para poder detectar, reconocer y gestionar las emociones propias y
ajenas. Se refiere también a una capacidad para manejar una serie de habilidades
sociales y actitudes.
En tiempos de pandemia, como la que se está viviendo por el coronavirus, la
inteligencia emocional -que se define como la capacidad de conocer, entender y
gestionar las emociones-, adquiere un papel clave para sobrellevar con mesura los
días de cuarentena en casa. Precisamente, para que esta inteligencia no sea
alterada, debido a la “nueva realidad”, la psicóloga y terapeuta cognitiva conductual,
Ginette Urbina, brinda algunas pautas. En el caso de los menores, la situación es
diferente porque ellos necesitan de una familia unida y sólida para construir un buen
cimiento para la inteligencia emocional.
Daniel Yépez Barrionuevo, psicólogo de World Visión Perú, indica que es crucial
que los adultos que vivan con niños y adolescentes tengan un buen dominio de sus
emociones para que ellos imiten este comportamiento. Por ejemplo, si el pequeño
hace enojar a los padres, lo que deben de hacer los progenitores es decirle: “estoy
muy molesto, espera que me tranquilice y hablamos”. Esto les hará entender que
pueden hacer lo mismo, y cuando se sientan tristes, decepcionados o furiosos lo
comuniquen.

Fabian David Cruz Silva: inteligencia emocional en niños y adolescentes Cada


vez se habla más de ella en los centros educativos y en eventos destinados a
promover el desarrollo profesional y personal de educadores, psicólogos o personas
interesadas en alcanzar un mayor equilibrio y felicidad en sus vidas. Por eso hoy
hablamos con nuestra compañera Claudia Xibixell, Orientadora Escolar y
Coordinadora del Wellbeing Group del British Council School, que nos aclara qué
es la inteligencia emocional, cuáles son sus beneficios para niños y jóvenes y cómo
puede favorecerse en los centros educativos y en nuestros propios hogares.
¿Qué significa ser emocionalmente inteligente?: La inteligencia emocional es la
capacidad que tenemos las personas para poder detectar, reconocer y gestionar las
emociones propias y ajenas. Se refiere también a una capacidad para manejar una
serie de habilidades sociales y actitudes. Los elementos que la componen son: a)
la conciencia de uno mismo como ser que siente, piensa y se relaciona con otros
en diferentes entornos; b) la capacidad para una apropiada autorregulación de las
emociones que sentimos; c) un adecuado control de impulsos que nos permite
pensar antes de actuar, previa valoración de las consecuencias que nuestros actos
pueden acarrearnos y d) la capacidad para regular los niveles de estrés y ansiedad.
Por lo tanto, ser emocionalmente inteligente significa contar con estas habilidades
y destrezas al servicio de una vida más equilibrada y productiva.
¿Qué beneficios genera a corto y a largo plazo para nuestros hijos?: Los beneficios
de la inteligencia emocional infantil son muchos porque ayuda a promover una
adecuada autoestima y una mayor resiliencia, que se define como aquella fortaleza
interior que desarrollamos, en mayor o menor medida, para no sucumbir frente a los
conflictos o avatares de la vida. El autocontrol y dominio de las emociones hacen
que ponderemos las circunstancias vitales que atravesamos sin llegar a
desbordarnos por las emociones y sentir pérdida de control sobre las circunstancias
que nos tocan vivir.
• A corto plazo, es beneficioso para nuestra autoestima, pues sentimos que
controlamos las circunstancias y no al contrario.
• A largo plazo, favorece el autoconocimiento y la madurez personal porque
las experiencias vividas pasan a formar parte del bagaje experiencial que
reafirma nuestra identidad y nuestra capacidad para gestionar conflictos. Un
componente destacado de la inteligencia emocional es tolerancia a la
frustración y la capacidad de espera, que nos proporcionan un equilibrio
emocional interno que fortalece nuestra personalidad haciendo que
tendamos a vivir una vida más equilibrada y productiva

Luna Sofia Aranda Caballero: La epidemiología de la psiquiatría infantil se


ha transformado en epidemiología evolutiva al incorporar ideas de la psicopatología
del desarrollo. Esta disciplina busca unificar, dentro de un marco evolutivo,
contribuciones de múltiples campos, incluyendo la biología y la ciencia del
desarrollo. Estudia los orígenes y curso de los patrones individuales de
desadaptación, cualquiera sea la edad de comienzo, las manifestaciones
conductuales y cuan complejos sean los esquemas de desarrollo. Presupone
cambios en el tiempo, destaca la importancia del momento en que se establece y
organiza la conducta. Espera que un mismo factor causal pueda llevar a diferentes
evoluciones, así como varios factores causales puedan llevar a la misma evolución.
La Organización Mundial de la Salud ha señalado que los trastornos psiquiátricos
que comienzan en la niñez deben ser motivo de preocupación para la salud pública.
En los Estados Unidos, los cinco estudios comunitarios ECA, efectuados en adultos
demostraron que en algunos trastornos psiquiátricos la edad de comienzo era más
temprana de lo que se pensaba. Más recientemente, el Estudio Nacional de
Replicación de Comorbilidad lo confirmó, entregando los siguientes datos sobre
edades promedio de comienzo:
• Trastornos de ansiedad y de control de impulsos 11 años.
• Ideación y planes suicidas llega a un máximo en la adolescencia tardía.
• Dos tercios de las fobias sociales antes de los 18 años.
• Los trastornos adictivos puros a los 21 años y patología dual a los 11 años7.
Los estudios de cohortes seguidas desde los años 60 han entregado valiosa
información. Se observa un grupo de trastornos en los cuales la mayoría de los
casos comienzan en la niñez (T de déficit atencional/hiperactividad, autismo y otros
T penetrantes del desarrollo, angustia de separación, fobias específicas) y otro
grupo comienza en la adolescencia (fobia social, T de pánico, abuso de sustancias,
depresión, anorexia nervosa, bulimia). El caso del T. de Conducta es especial, ya
que existen dos grupos: uno de comienzo en la niñez y otro en la adolescencia,
teniendo peor evolución el primero de ellos. Por otra parte, estos estudios muestran
que existe un alto grado de continuidad entre los trastornos psiquiátricos de niños,
adolescentes y adultos y que los trastornos de comienzo en infancia pueden recurrir
en adultez.
María Paula Gómez Romero Escrito/Ensayo
La inteligencia emocional es un tema muy importante hoy en día y en tiempo de
pandemia se vuelve algo clave y crucial para poder mantener la calma, todos
deberíamos estar informados al respecto ya que es un tema muy relevante y al que
se le debe poner atención e impulsarlo para que más personas puedan saber de él
que sepan que no están solas, que hay gente que esta pasando por lo mismo, que
hay mas personas en el mundo que se sienten como a veces nos sentimos nosotros,
que no estamos solos y lo que necesitamos es la información y apoyo correcto.
En estos tiempos de incertidumbre la ansiedad, los ataques de pánico, las
inseguridades y mayormente el estrés, entre otras cosas, han afectado a muchas
personas, pero los que más se han visto afectados por la situación han sido la
población juvenil; por suerte tenemos una herramienta a favor para poder
sobrellevar esta situación qué es la maravillosa tecnología en la que podemos recibir
compañía, ayuda y apoyo de los demás, a través de foros, chats públicos,
videoconferencias y demás cosas que podemos encontrar en internet. No tenemos
que olvidar que todo esto lo tenemos que manejar con mucha empatía y respeto ya
que no podemos ponernos en el lugar de esa persona porque no sabemos lo que
siente y tampoco sabemos por todas las cosas que ha tenido que pasar o a pasado,
necesitamos acompañarlos y darles todo nuestro apoyo, que estas personas
sientan que vamos a estar ahí, que pueden confiar en nosotros, que pueden dar por
seguro que hay alguien apoyándolos y que les va ayudar a levantarse si llegan a
tropezar. los jóvenes de ahora casi siempre tienen miedo o vergüenza de demostrar
sus sentimientos, se les dificulta hablar de ellos haciendo mucho más complicadas
las cosas a la hora de pedir ayuda o poder recibirla si esta es necesaria, nuestra
edad puede que sea corta pero igual tenemos responsabilidades que recaen en
nosotros o que nos sentimos responsables por estas, haciendo nos
automáticamente dueños de esto cuando ni siquiera es nuestra culpa y nos
estresamos más por algo que no debería hacer un impacto en nuestra vida.
Nuestros padres en su mayoría tampoco son una gran ayuda en estas situaciones,
no creen posible que una persona tan pequeña pueda tener preocupaciones
gigantescas, algunos empeoran los sentimientos de los jóvenes inculpándolos de la
situación por la que pasan y los sentimientos que llegan a su cabeza, ellos no
ayudan a crear y construir una buena inteligencia emocional sino que dificultan todo
este proceso de creación o en ocasiones son los culpables de llegar a derrumbar,
destruir o romper lo poco que han conseguido crear los adolescentes por sus
propios medios.
Por esto hay que normalizar las cita psicológicas todos necesitamos ayuda, Los
jóvenes somos seres influenciables en algunos ámbitos, la ayuda de alguien para
poder mejorar siempre va a ser buena, no hay que avergonzarse de esto, en
tiempos tan difíciles es mejor estar unidos y acompañados por gente que nos quiere
y a la que les importamos siempre hay que hablar con alguien, buscar la ayuda de
una persona, un amigo, un hermano, un profesor, un padre, hay que buscar a esa
persona indicada para que nos ayude a quitar la venda que tenemos en los ojos que
solo nos muestra cosas negativa, que nos tapa y nos aparte de las cosas que dé en
verdad son importantes .

Conversatorio Privado Del Grupo: En este conversatorio y simulacro


realizado el viernes 23 de octubre del 2020 todos los integrantes de este grupo
hablamos a fondo sobre opiniones populares respecto a nuestro tema y le dimos
respuesta a diferentes preguntas que nos hicimos entre nosotros. Entre esas
preguntas podemos encontrar:
• ¿Qué es la salud mental en los niños y adolescentes?
• ¿Qué es mejor para poder platicar en confianza y que nos de buenos
consejos, los Psicólogos o un amigo?
• ¿Es bueno compartir nuestros sentimientos y lo que queremos hacer a
nuestros amigos?
• ¿Debemos confiarles todo a nuestros padres?
• ¿Tomar el suicidio como una posibilidad de librarse de los problemas es
cobarde?
• ¿Por qué es importante la salud mental?
• ¿Cómo mejorara la salud mental en los adolescentes?
• ¿Cuáles son los signos de alerta en las personas que podemos lograr a notar
si está pasando por alguna enfermedad mental, entre otros?
Todas estas preguntas se desarrollaron con todo el respeto que se merece este
tema, con buena argumentación y sin faltas entre los integrantes. Tuvo una buena
organización y desarrollo, este fue guiado y moderado por la estudiante María Paula
Gómez Romero llevando con unas grandes conclusiones por parte de ella y todo el
grupo implicado.

Conclusión: los efectos de la distancia social se producen de manera diferente


según las vulnerabilidades sociales a las que están expuestos los niños y
adolescentes e implican cambios significativos en el comportamiento y la salud
mental de esta población. Todos debemos recibir ayuda y apoyo en estos momentos
tan difíciles el tener una buena salud emocional es un tema muy difícil ya que nos
sentimos muy vulnerables en tiempos tan difíciles, siempre hay que tratar de ayudar
o buscar ayuda cuando nos sintamos o conozcamos a alguien con un inicio de
enfermedad mental, recordemos que las enfermedades mentales no son u juego y
deben ser tomadas con mucha seriedad, estos temas son de extrema importancia,
no hay motivos de burla en este, las personas que pasan por estas son muy fuertes
por el simple hecho de estar padeciendo esta todos los días de su vida y seguir
adelante, el llorar y tener que demostrar que somos humanos y nos sentimos mal,
no es de personas débiles, ya que estas suelen ser las mas fuertes, nunca nos
sintamos intimidados por personas que quieren hacer burla a nuestros problemas
somos muy importantes para el mundo aunque a veces no nos sintamos así, busca
a quien sea necesario para salir de estos problemas el que alguien te ayude es una
bendición siempre cuenta con tus amigos, profesores, hermanos, familiares busca
a alguien con quien te sientas seguro y le tengas confianza, cuéntale todo para que
este te ayude a seguir adelante y pueda también llevarte con especialistas, nunca
lo olvidemos, todos somos importantes.

También podría gustarte