Está en la página 1de 4

Sobre el análisis y la fundamentación en Educación Matemática

Mabel Rodríguez

En este escrito queremos dejar claro a qué nos referimos cuando decimos “analizar” o “fundamentar” un
documento. Vamos a comenzar hablando de qué tipo de documento suele analizarse, qué significa
realizar un análisis didáctico y luego presentamos la noción de fundamentación explicitando diferencias
entre ambas.

Esto que estamos discutiendo aquí es general, puede utilizarse para trabajos en Educación Matemática,
sean investigaciones, intervenciones didácticas, diseño de secuencias didácticas, etc.

¿Qué tipo de “documento” se analiza?

En función de lo que se requiere, podrían analizarse actividades, secuencias de actividades, textos de


matemática, programas de materias, registros de clase, transcripciones de entrevistas, etc. Observen que
algunos de estos documentos es razonable esperar que provengan de investigaciones y otros de
secuencias didácticas, por ejemplo.

Tenemos que contar con el documento que vayamos a analizar y tenemos que contar con elementos
teóricos con los que analizaremos dicho documento. Es decir: nuestros “ingredientes” para el análisis son:
- documento a ser analizado: actividad, secuencia de actividades, planificación, programa de
materia, filmación de una clase, registro escrito de una clase, libro de texto, etc.
- nociones teóricas y artículos que hablen sobre ellas
Noten que no se puede hacer un análisis sin elementos teóricos. Es decir, no estaremos “opinando” sobre
el documento. Uno bien podría “opinar” sobre él sin tener elementos teóricos. Bien, no es la idea. Para
analizar “lo que sea” debemos utilizar elementos teóricos, si no fuera así es como si estuviéramos
reunidos en un bar manteniendo una “charla de café” y no es lo esperado.

La idea es que nosotros, al tomar el documento a analizar, intentemos vincularlo con lo que hemos
estudiado de la teoría. ¿De qué modo se dará ese vínculo? Dependerá de quien analiza, de lo que “vea”,
“no vea” o “interprete” del mismo. Esto anticipa que no hay una única forma de hacer bien un análisis, a
diferencia de lo que ocurre, a veces, en las soluciones a ejercicios de Matemática, que si no llegamos
todos a lo mismo, es seguro que alguna resolución está mal. Pues bien, no ocurre lo mismo aquí.

Centralmente lo que habrá que lograr es “identificar algún rasgo que quieran resaltar” o “describir” o
“intentar explicar algún fenómeno”, etc. Esto se manifiesta en una afirmación personal a propósito del
documento. Dicha afirmación deberá vincularse con la teoría. Es decir, la teoría nos está dando
herramientas para “mirar” el documento, entonces lo que “hayamos visto en él” que manifestamos en
nuestra afirmación, deberá poder vincularse con algún texto teórico. Eso habrá que redactarlo, teniendo
así un vínculo con la teoría. Finalmente, eso que advertimos y que vinculamos con la teoría debe
explicitarse en dónde lo hemos hallado dentro del documento. De este modo le agregaremos a la
afirmación personal y al vínculo con la teoría, evidencias extraídas del documento. Estos tres
elementos son la base de un análisis. Por supuesto que cada uno tendrá su estilo de redacción, y de
organización. La riqueza de un buen análisis se centra en la afirmación personal, eso que cada uno “ve” o
“es capaz de explicar” a partir de un documento en función de los elementos teóricos que disponga. Creo
que también es claro que cuanta más teoría se conozca, más posibilidades habrá de enriquecer un
análisis y de “ver” o explicar fenómenos a partir de un cierto documento.

Hay otras dos cuestiones que debemos tener en cuenta y que atraviesan a cualquier análisis, que son la
coherencia y la relevancia. Aclaremos a qué se refiere cada una. La coherencia debería darse entre las
tres partes del análisis: si la afirmación personal se refiere a “un cierto asunto”, la teoría debería versar
sobre “ese asunto” (y no algo cercano) y las evidencias deberían permitir sostener la afirmación.
Cualquiera de estos lazos que falle, desmoronan el análisis. La relevancia se refiere a que “miremos lo
relevante” cuando decidamos hacer la afirmación personal. Si de manera aislada observamos un detalle
mínimo y sobre él construimos el análisis, realzándolo y enfatizándolo, resultará que pusimos la mirada
en algo no relevante, el análisis no sería adecuado y aunque haya afirmación personal, vínculo con teoría
y evidencias coherentes.

Dos cuestiones importantes a tener en cuenta:


1. ¿Qué tipo de afirmación personal podría encontrar en un análisis?
Cuando uno recién comienza a analizar documentos se hace difícil “ver” y decidir “qué decir”. En ese
momento, lo que pueden considerar es que lo primero que podrían hacer es describir el documento. Es
decir estarían realizando “un análisis descriptivo” de la situación. A medida que van tomando práctica en
esto, uno va sumando enfoques, y probablemente se animen a proponer una explicación de algo
ocurrido, o a comparar distintas situaciones, por ejemplo. Esto también enriquece el análisis.

2. ¿Cómo expreso el vínculo con la teoría y las evidencias?


Hay dos modos de hacer esto:
a) utilizando citas textuales tanto sea de artículos (para la teoría) como de extractos textuales del
documento (para las evidencias).
b) parafraseando al autor (para la teoría) o lo encontrado en el documento (para las evidencias).
El hecho de hacer una cita textual correctamente no es un tema menor. Hoy en día en Educación
Matemática se utilizan las Normas APA (

Un esquema que sintetiza lo presentado podría ser:

C O H E R E N C I A

Afirmación personal Vínculo con la teoría Evidencia extraída del


sobre el documento documento
R E L E V A N C I A

BASE PARA HACER UN ANALISIS

Puede ser de tipo: A más teoría conocida, Las evidencias pueden


Descriptiva más posibilidades de ser extractos textuales
Interpretativa vínculo. extraídos del documento
Comparativa La teoría puede citarse o elaboraciones a partir
Explicativa textualmente o de él.
Etc… elaborarse.

Observen un detalle. Como necesariamente debe incluirse “evidencia” extraída del documento a analizar,
nunca podrá ocurrir que ustedes lean su análisis y éste sea tan genérico y teórico que no mencione
aspectos propios de lo que están analizando. Ocurre, cuando uno “se olvida” de poner las evidencias, que
uno toma un análisis y parecería que podría ser aplicado a otro documento. Bien, eso no deberá pasar,
pues sería indicio de que el análisis está incompleto.

Veamos un ejemplo.

El documento sobre el que les propongo el ejemplo es un extracto de un “caso”. Este caso es el relato de
algunas vivencias de clases de Matemática. Sólo incluyo un párrafo y, para este ejemplo, estaré
utilizando únicamente el texto de Ernest para mostrar un posible análisis. ¿De acuerdo?

Documento (un extracto de un caso)


Recuerdo las clases de Algebra. Después de saludarnos y nosotros temblar hasta que confirmábamos
que ese día no habría prueba, empezaba la clase. Muy prolijamente y con una letra con ciertos arabescos
que la hacían inimitable, escribía en el pizarrón hablando simultáneamente y casi sin darse vuelta para
dirigirnos la mirada. Nosotros no podíamos hacer otra cosa que copiar, ni siquiera respirar profundo….su
ojo desviado nos hacía suponer que, aunque mirara al pizarrón todo el tiempo, tenía un absoluto control
de la clase. Ponía título, definiciones y ejemplos. Nosotros copiábamos, con mucho cuidado para no
olvidarnos ninguna letra, ¡otra que números!, descubrimos que la Matemática tiene más letras que
números. Copiábamos rápido, no queríamos perdernos nada. Igual él dejaba todo escrito en el pizarrón.
Pasamos mucho tiempo viendo operaciones con expresiones algebraicas. Sumábamos, multiplicábamos,
y operábamos en general con expresiones que tenían todas las letras del abecedario. Vimos todos los
casos de factoreo, ordenadamente, caso por caso con ejemplos de cada uno. Sacábamos factores
comunes a expresiones que a duras penas nos entraban en un renglón. Yo tenía letra chica así que no
tenía problemas. Hacia el final de la explicación nos preguntaba si habíamos entendido, yo asentía, para
mí era claro. Entre mis compañeros había de todo, algunos entendían, otros no le entendían nada y otros
sólo un poco. Ninguno hacía nunca una pregunta, su imagen era tan impactante, imponente, que
mantenía distancia, nadie se atrevía. Luego de eso escribía ejercicios para que copiáramos y
empezáramos a resolver en la clase, el resto quedaba de tarea.
afirmación

Un posible párrafo de análisis (realizado por una alumna). En su


práctica de enseñanza, el profesor presenta rasgos de una
concepción de la Matemática como ciencia que, según los planteos de
Ernest (2000), podemos ubicar en la filosofía absolutista. Desde esta
perspectiva, las Matemáticas
son consideradas como un cuerpo de sabiduría objetivo, absoluto, Vínculo con teoría,
cierto e inmutable, que se apoya en las bases firmes de la lógica en este caso cita
deductiva (…) Es un conocimiento completamente aislado, que tiene textual
lugar para ser útil por su validez universal; por la misma razón no
depende de valores ni de culturas” (p.11). Vínculo con teoría, en
El profesor transmite una imagen absolutamente negativa de la este caso no es cita
matemática, en tanto conocimiento rígido, fijo, lógico, inhumano, textual, sino una
abstracto. Esto queda en evidencia cuando escribía largos ejercicios, elaboración
a modo de “platos perfectos en un restaurante refinado” (Ob. Cit. 14).
Ernest plantea que aplicar esta concepción absolutista en la escuela da
lugar a tareas matemáticas rutinarias e inconexas que sólo sirven para
aplicar procedimientos. De esto se trataban al parecer las clases del
profesor, como puede verse en el fragmento “Pasamos mucho tiempo
viendo operaciones con expresiones algebraicas. Sumábamos,
evidencias
multiplicábamos y operábamos en general” o “Escribía ejercicios para
que copiáramos y empezáramos a resolver en clase, el resto quedaba
de tarea”.

Diferencias entre analizar y fundamentar

Vamos a marcar ahora diferencias entre “un análisis” y “una fundamentación”.


La fundamentación tiene la intención de poner de manifiesto lo valioso de una producción propia. Esto
trae implícitas dos cuestiones: en primer lugar, aquello que se fundamenta (sea una actividad, una
secuencia, un programa, etc.) es una producción propia, y en segundo lugar que expresa algo favorable.

Centralmente, la fundamentación se realiza con las mismas pautas que tenemos para un análisis. Las
diferencias, como acabamos de expresar son:
- aquello que se fundamenta es una producción propia
- el tipo de afirmación personal que deberá estar presente (junto con los demás elementos del análisis)
debe expresar alguna cualidad favorable.
Una fundamentación se hace cuando uno quiere mostrarle a otro y “defender” alguna propuesta personal.

También podría gustarte